Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

20 de Mayo: el sabor de la palabra "República"

Eugenio Florit, Lydia Cabrera y Enrique Labrador Ruiz.

Fragmentos de una carta de Gastón Baquero a Lydia Cabrera donde la felicita por su cumpleaños y evoca a Cuba

Florencio García Cisneros, historiador y crítico de arte, decidió celebrar el cumpleaños de Lydia Cabrera en mayo de 1982 dedicándole un número de la gaceta Noticias de Arte, publicación neoyorquina que dirigía y donde reunió textos y dibujos de diversos autores dedicados a la escritora durante más de medio siglo.

Lydia Cabrera.
Lydia Cabrera.


Entre los escogidos para figurar en aquella edición extraordinaria estuvieron desde Wifredo Lam, Eugenio Florit, José Lezama Lima, Gastón Baquero, Enrique Labrador Ruiz y Reinaldo Arenas hasta Federico García Lorca, Gabriela Mistral y María Zambrano. Lydia, que vivía en Miami desde 1960 y moriría en 1991, había nacido en La Habana el 20 de mayo de 1899.

Los lugares comunes relacionados con la conmemoración de cada aniversario de la independencia de Cuba pueden resultar agobiantes. Lejos están los días en que la mejor prensa del país se esmeraba en difundir ensayos, artículos, fotografías y documentos curiosos que compensaban por la reiteración anual.

Gastón Baquero.
Gastón Baquero.


Hoy, con la nación moral y materialmente en ruinas, nada mejor para escapar del cliché que unos párrafos de la extensa carta pública dirigida por Gastón Baquero a Lidia --como él prefería escribir el nombre de su amiga-- con motivo de aquel agasajo; una carta donde el lenguaje, el tono, las reflexiones, el sentido del humor y la pasión por la patria de ambos recuerdan una forma de ser cubano tan hermosa como abocada a la extinción. Que esto no suceda depende de sus compatriotas, no importa donde residamos.

***

Querida, querida Lidia:

(...) hiciste muy bien en nacer un 20 de mayo. Eres lista prenatal. Naciste en el día del nacimiento de la República, y tú y yo sabemos a cuánta maravilla sabe la palabra República, la República. Lo que eso quiere decir para los cubanos con un poquitico de raíces criollas intactas, es difícil contarlo a los extraños. Ahora andan sueltos por ahí y por aquí, y por todas partes, algunos cubanitos comemierdas que dicen no sentir la patria, ni importarles nada su destrucción y su pena. Yo creo que adoptan esa pose, no por la cursilería de hacerse los europeos o los norteamericanos, sino porque les falta el valor de amar a Cuba, de querer a la patria, y estar lejos de ella. Para no sufrir, fingen no amar, no sentir nostalgia, ni echar de menos las raíces. Han hecho de la expatriación una despatriación, para que no les duela la diáspora, porque su egoísmo, su frivolidad y su hedonismo de quincallería les exige quitarse del corazón todo lo que pueda llevarlos al santo insomnio de Cuba (...)

El veinte de mayo nació una nueva manera —diseñada por Martí sobre la materia prima que venía borboteando entre las venas de la isla a lo largo de tres siglos— de ser entendida y cumplida la convivencia ideal de los cubanos. Las dificultades, las desobediencias a lo dictado por los Fundadores resumidos en el Fundador de la República, los incumplimientos y deslealtades con la patria, no dañan para nada al ser auténtico de la patria. Una de las características del bien es la resignación y la paciencia con que se espera que pasen los días del mal. La República, la Idea de la República del 20 de mayo, no ha muerto, ni puede morir.

Quienes, ciegos ante la historia y ante la verdad de esa República, han creído posible borrar las fechas, anular la manera martiana y pura de la convivencia, destruir todo el edificio de la República (dicen ellos que por tener grietas aquí y allá, goteras y defectos en la cumbrera exterior del tejado), no han podido hacer otra cosa que encadenar y retrotraer a Cuba a otra manera de colonia, cien veces más atroz que la anterior. No celebran el 20 de mayo, ni el 10 de octubre, ni el 24 de febrero, ni el 7 de diciembre, porque se han quedado sin raíces y sin libertad —¡el bien de los bienes, hasta para las bestias!— y pretenden que su patria está en Moscú, y que su Céspedes es Lenin, su Martí Fidel, y su Maceo el Ché. Decían “patria o muerte”, y la gente aplaudía; aplaudía hasta que descubrió que lo que querían decir estos cabritos era “patria muerta”.

Decían traer la libertad, la paz y el bienestar para todos, y lo que trajeron fue la M del marxismo-leninismo, que en el vientre trae únicamente, y siembra en cuanto se apodera de un país, las cuatro emes terribles: muerte, miseria, maltratos y mierda. Y si al horror del marxismo-leninismo le agregas a Castrico y su morralla, ¡quiquiribú mandinga!

Frente a los que intentan borrar de la conciencia de los cubanos, hállense dentro o fuera de Cuba, y sea cual sea la edad de cada uno, la noción verdadera de patria, de la cubanía, de la criolledad (noción excluyente de la esclavitud y de la crueldad, los dos pilares del comunismo), frente a esos desdichados, ¿no tenemos que sentir multiplicada por mil la gratitud ante los que como tú aman a Cuba, y traen cada día un recuerdo, una lucecita más para que no se esfume la imagen, para que no se haga en nosotros la oscuridad de oscuridades que es no amar a una patria, no sentir unas raíces, no recordar la enorme dicha de haber nacido en Cuba, la gloria de ser cubano?

Lidia, te dejo. No quiero darte la lata en vez de tocar la diana del 20 de mayo, el tararí de la alegría porque te tenemos, la diana por tu nacimiento, que era todo lo que quería decirte. Nosotros los tauros estamos orgullosos de que pertenezcas a la Casa Zodiacal que fue la cuna de Shakespeare, de Mahoma, de Ortega y Gasset, del Papa Woitila, y donde se nos coló Carlos Marx, que era el menos malo de los marxistas, y quien se espantaría de ver lo que han hecho con él, como se espantarían Cristo y Martí, de lo que han hecho con el cristianismo y el martianismo muchos de sus presuntos seguidores (...)

Sé, Lidia, que no hace mucho bailaron un danzón Eugenio Florit y tú. Esa estampa criolla no me la perdí, porque yo vivo en el recuerdo, respiro por la memoria. Vi y reviví esa danza de ustedes, y me sentí muy feliz. Ya vendrán otros tiempos. Quizás no estaremos corpóreamente en ellos, ni tú, ni yo, ni ninguno de cuantos hoy estamos al lado tuyo duplicando el amor al 20 de mayo. Pero de algún modo sí estaremos allí, estaremos en los tiempos del otro renacimiento de Cuba, porque nunca hemos dejado de sentirnos extranjeros dondequiera que hayamos vivido y vivamos fuera de Cuba. Somos extranjeros, a mucha honra, pero a mí en particular me duele que criollas como tú no puedan celebrar en Cuba el veinte de mayo de cada año y de todos los años, sea sobre o debajo de la tierra cubana, que es lo mismo (...)

Te quiere, y pide bendiciones para ti a la luna, a la albahaca, a las nubes, a los montes, al mar, tu amigo, guajiro de Bijarú, de Remanganagua y de los Remates, de Bayatiquirí y de Baní, de Camagüey y de Camajuaní, del Cobre y de Jatibonico,

Gastón

Vea todas las noticias de hoy

Congreso mundial de escritores aborda la situación de artistas cubanos (VIDEO)

Vista del 88 Congreso del Pen Internacional de Escritores, celebrado en la Universidad de Uppsala, Suecia,.

Por estos días se celebra el 88º Congreso del PEN International en Uppsala, Suecia, donde se está abordando la situación de los escritores, artistas y periodistas en Cuba.

El escritor cubano Luis de la Paz, presidente del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio, dijo a Radio Televisión Martí que acudió al evento, que se celebra del 27 de septiembre al 1 octubre de 2022, junto al también escritor cubano residente en Filadelfia, Rolando Morelli.

El tema del congreso es "El poder de las palabras - Desafíos futuros para la libertad de expresión" y la reunión de intelectuales abordará entre otros asuntos las amenazas a libertad de expresión; el desafío de nacionalistas y extremistas a los sistemas políticos; el acoso, persecución y asesinato de escritores y periodistas; y el control y la vigilancia de los medios digitales por parte de los gobiernos.

De la Paz informó que durante la inauguración que tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad de Uppsala, una institución fundada en el siglo XV, el actual presidente del PEN Internacional, el novelista Burhan Sonmez, mencionó en dos ocasiones el tema cubano.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

“La situación que está atravesando Cuba formó parte de su presentación”, explicó De la Paz, quien dijo haber formado parte del Comité de Escritores por la Paz.

Por parte del Comité de Escritores en Prisión “hubo una presentación muy interesante y con mucho debate sobre la situación […] de Ucrania.


Al respecto De la Paz apuntó que existe “un gran consenso dentro del PEN y ovaciones cada vez que interviene algún representante de los escritores ucranianos que enfocan la masacre que está ocurriendo en ese país producto de la invasión de los imperialistas rusos”.

“Se habló también de la situación de Cuba, en ese momento tuve la oportunidad de enfocar la violación sistemática de los derechos humanos, el recrudecimiento de las leyes que está teniendo lugar en Cuba para socavar la libertad de expresión”, alegó De la Paz, refiriéndose a la oleada de encarcelamientos a los artistas.

Por su parte, el también escritor Rolando Morelli, explicó a Radio Televisión Martí que tuvo la oportunidad de hablar de la situación en Cuba, ante el Comité de Escritores en Prisión

"El tema de Ucrania fue el dominante pero también se enfocó sobre los escritores, periodistas y artistas que sufren prisión en muchísimas partes del mundo y entre ellos estuvo destacadamente la mención de Cuba”, dijo Morelli.

“Personalmente, hice relación con mucha gente procedente del ex mundo comunista, que también tienen casos muy relevantes, de Bielorrusia, de Ucrania, de Armenia, etc.”, apuntó.

(Con reporte de Ariane González para Radio Martí)

Antonio Orlando Rodríguez recibe el Premio SM de Literatura Infantil

El escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez, director con el también cubano Sergio Andricaín, de la Fundación Cuatrogatos.

El escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez ha ganado, por unanimidad del jurado, el XVIII Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil, dotado con 30.000 dólares, que recogerá en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) el 29 de noviembre, reporta la agencia de prensa Efe.

El autor “es capaz de convocar el pasado y el presente desde una singularidad que seguirá abriendo nuevas maneras de sentir, pensar y habitar el mundo”, en opinión del jurado, según informó la editorial española SM este viernes en Madrid.

También valora que su escritura, "de indiscutible fuerza y calidad", despierta la imaginación de los lectores en formas que "renuevan el asombro", y añade que su "obra integra de una manera poética diversas tradiciones y registros que navegan desde su Caribe natal hacia otras latitudes, trascendiendo los límites geográficos, lingüísticos y generacionales”.

Antonio Orlando Rodríguez (nacido en 1956) comenzó su carrera en la literatura infantil y juvenil con "Abuelita Milagro" (1975), obra a la que siguieron más de medio centenar de libros de ficción para este público con editoriales de varios países.

Tras vivir en Costa Rica y Colombia, reside desde 1999 en Estados Unidos, donde creó y dirige, junto con el también cubano Sergio Andricaín, la Fundación Cuatrogatos, dedicada a la promoción de la lectura y al estudio de los libros infantiles y juveniles en español.

Para esta edición del premio se recibieron 23 candidaturas de Argentina, Brasil, Cuba, España, Guatemala, México, Paraguay, Portugal y Uruguay, de las que trece fueron finalistas.

El Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil ha reconocido, entre otros, a los españoles Juan Farias, Montserrat del Amo y Gili o Jordi Sierra i Fabra; a las argentinas María Teresa Andruetto, Laura Devetach y Graciela Montes; a la colombiana Gloria Cecilia Díaz, a la mexicana María Baranda y a la chilena María José Ferrada.

Creado por la Fundación SM en 2005, el galardón cuenta con la colaboración de la Unesco en México, el International Board on Books for Young People (IBBY), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC).

Yotuel dice que la situación de Cuba "no aguanta un año más" (VIDEO)

El cantante Yotuel Romero durante la entrevista con Voz de América en el barrio de Chelsea, en Manhattan, Nueva York. [Foto: Antoni Belchi / VOA]

El cantante cubano Yotuel Romero, creador de la canción "Patria y Vida", dijo en entrevista con la Voz de América que su compromiso con el pueblo de Cuba continuará hasta el final de sus días y que seguirá promoviendo la libertad en la isla a través de su música.

“Siento que hay que aportar mi arte en la libertad de Cuba. Es un deber para mí, aportar todas las bendiciones que me ha dado la vida para poder ser la voz de Cuba y denunciar los abusos que ahí se cometen”, afirmó prometiendo que lo va a “seguir haciendo hasta que Cuba sea libre” y que “con el pueblo, lo vamos a conseguir”.

Sobre el éxito de la canción, que se convirtió un himno de las históricas protestas del 11 de julio, el cantante de Orishas habló del impacto que ha tenido fuera de la isla: “Yo creo que ‘Patria y Vida’ unió a un exilio entero por primera vez en la historia”.

El cantante, que ahora vive en Miami, Florida, ha estado estos días en la Gran Manzana presentando una línea de ropa de Cubavera en la tienda por departamentos Macy’s.

Su presencia ha coincidido con la celebración de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Para él, en el caso de Cuba, este evento sólo “cobrará sentido cuando realmente un presidente electo por el pueblo cubano en elecciones libres y pluripartidistas pueda hablar en nombre de Cuba”.

El ganador de dos premios Latin Grammy por su tema contestatario "Patria Y Vida" destacó la importancia del acceso a Internet para los cubanos.

“La dictadura tiene 63 años, de los cuales 60 años se ha estado sin internet. Cuando hablemos de Cuba, tendremos que hablar de la Cuba antes de internet y la Cuba de después de internet. En la Cuba de antes de internet era difícil que la población se enterara de las cosas, pero con solo tres años de acceso a las redes, mira todo el cambio que se ha producido”, afirmó.

Además, añadió que la situación y la realidad que viven los cubanos "no aguanta un año más".

"Vicenta B.", la mirada de Carlos Lechuga a los cubanos que se quedan en la isla (VIDEO)

El director cubano Carlos Lechuga posa en el 70º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde presenta la película "Vicenta B".

¿Qué pasa con un amplio espectro de la población en una Cuba en crisis económica y que se vacía de jóvenes que emigran? Es la pregunta en el centro de "Vicenta B.", película del cubano Carlos Lechuga, presentada en el Festival de San Sebastián.

"¿Qué pasa en Cuba con la generación que no es joven ni todavía vieja? Esta gente está en el medio y ve cómo la generación de arriba entregó su vida por un sueño y fue engañada" por la revolución castrista, dijo Lechuga en entrevista con AFP en San Sebastián, norte de España.

"Y la generación de sus hijos se está yendo. Se quedan en un limbo, sin una guía. Entonces, ¿qué hacen?", se pregunta el realizador cubano, recientemente radicado en Barcelona, noreste de España.

La migración, un fenómeno que ha registrado un reciente repunte en Cuba, uno de los países más envejecidos de la región por la salida de jóvenes, está en el centro del tercer largometraje de Lechuga.


La cartomántica

En la película, Vicenta, interpretada por Linnett Hernández Valdés, tiene un don para leer las cartas. Un día, el hijo que vive con ella decide irse de la isla, y su don se evapora. Inmersa en una crisis de fe, Vicenta ve cómo su mundo se desmorona.

"A mí lo que más me interesaba era el retrato de esta mujer", que integra un gran grupo de cubanos que viven "sin saber qué van a hacer", indica.

"Primero, no tienen cómo sobrevivir, porque con el salario de un cubano no te puedes comprar dos cafés", afirma.

El director cubano Carlos Lechuga posa en el 70º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde presenta la película "Vicenta B".
El director cubano Carlos Lechuga posa en el 70º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde presenta la película "Vicenta B".


"Y, segundo, (les falta) el alimento del alma. ¿Cómo te levantas al otro día en Cuba, a qué te agarras, si los dirigentes se están burlando de ti en la cara y hay hambre, una necesidad mezclada con una represión terrible?", abunda el director.

Lechuga basó el personaje en su abuela, quien era cartomántica, una historia que le pareció que podía burlar la censura que sufrió en la isla con su segundo largometraje, "Santa y Andrés", que también compitió en San Sebastián, en 2016.

Pantalla Indiscreta - Santa y Andrés
please wait

No media source currently available

0:00 0:24:29 0:00

"Yo empecé escribiendo el guion en 2016, en un momento en que el Ministerio de Cultura me había mandado a la policía secreta. Entonces, entre interrogatorios, yo me dije: 'Esta gente a mí no me va a joder. No me voy a convertir en una persona rencorosa, cínica", relató.

Por eso echó mano de la historia de su abuela y de sus raíces, aunque sin poder abandonar del todo los temas de actualidad en la isla, que impregnan toda su obra.

"Lo que nos dio la gana"

"Vicenta B." fue rodada en plena pandemia de covid-19, lo que a juicio de Lechuga le benefició al filme.

"Pudimos filmar mucho, porque era en el medio de la pandemia, nadie estaba fijándose en nosotros, e hicimos un poco lo que nos dio la gana", aseveró.

El realizador de 39 años dijo que tomó la decisión de radicarse en España cuando se dio cuenta de que "no tenía más opción de un futuro en Cuba".

"El único cine cubano que se puede hacer ahora, es el que se hace con los celulares", en un país que vive su peor crisis económica en tres décadas, con escasez de alimentos, medicinas, combustibles y apagones cotidianos.

"Yo no puedo crear una historia hoy, cuando la semana que viene todo va a ir a peor en mucho", agregó Lechuga.

En el festival de la ciudad vasca, "Vicenta B." compite por el premio a mejor película latinoamericana con otros once filmes, de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador y México.

Info Martí | Premios Latin Grammy

Info Martí | Premios Latin Grammy
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:55 0:00

La música cubana no se queda fuera de la lista de nominados de la Academia de los Latin Grammy, 2022.

Cargar más

XS
SM
MD
LG