Enlaces de accesibilidad

Cuba

Médico: opositora fue expuesta en prisión a químicos que causaron daño pulmonar

La presa política Xiomara Cruz Miranda, en fotos enviadas desde la cárcel. (Twitter).

El próximo día 21 la Dama de Blanco Xiomara Cruz Miranda cumple 4 meses en Estados Unidos y no precisamente de vacaciones, ni como refugiada política.

El 21 de enero último junto a su hija Clara, Xiomara llegó a Miami con visado humanitario y los expertos indican que de no haber viajado, no hubiera sobrevivido.

Su estado hoy es severo, cuando llegó de La Habana era extremadamente grave, con 80 libras menos y una falta de aire tal, que casi no podía hablar.

Hoy en el hospital docente Jackson Memorial experimenta una ligera mejoría.

Dama de Blanco Xiomara en videollamada con su hija Clara.
Dama de Blanco Xiomara en videollamada con su hija Clara.


“Ha aumentado algo de peso, se mantiene con oxígeno y alimentación vía sonda gástrica”, dijo a Radio Televisión Martí, el médico de cabecera, Alfredo Melgar, especialista en Medicina Interna.

Pero en estos momentos lo que más le duele a Xiomara es que no puede estar junto a Titi, su hija e inseparable compañera.

“Se siente ansiosa, porque no puede recibir visitas en estos tiempos de pandemia y dice que me extraña mucho”, comentó su hija, Clara Iznaga, que gracias a la tecnología, se comunica con ella por video llamada todos los días.

“Ella es una mujer fuerte, lucha por su vida y sueña todos los días con regresar a Cuba”, comentó su médico.

La Dama de Blanco fue condenada en 2018 a un año y cuatro meses de cárcel por el delito de “amenaza" y encarcelada primero en El Guatao, provincia de Artemisa, y posteriormente en una cárcel en Ciego de Ávila.

En este último penal, fue diagnosticada con tuberculosis, una conclusión desechada por los médicos en EE.UU.

En agosto de 2019, fue excarcelada bajo la figura de licencia extrapenal y en los meses posteriores, estuvo internada varias veces en terapia intensiva.

En una gestión conjunta de congresistas, organizaciones del exilio y cubanos radicados en Miami, Xiomara y su hija recibieron la visa correspondiente en la embajada de EE.UU. en La Habana.

Xiomara, familiares y compañeros de lucha coinciden en que durante el tiempo que estuvo recluida, los médicos cubanos le inocularon bacterias o un virus letal.

“Ha sido tratada con todos los antibióticos disponibles, medicamentos de última generación, y la infección que aparentemente contrajo en Cuba, ha sido erradicada”, dijo el doctor Melgar.

Hace cuatro meses, los médicos revisaron su historial clínico y de momento opinaron que su pulmón izquierdo había colapsado.

Después de pruebas y exámenes radiográficos, tomografías, y scanners, se ha podido comprobar que el referido pulmón no ha respondido al tratamiento, incluso a la respiración artificial.

“El pulmón está prácticamente necrosado y no colapsado", dijo el doctor Melgar.

El galeno agregó que profesionales consultados sospechan que se trata de un padecimiento común en personas que han sido expuestas a sustancias químicas, como sílica o fibras de asbestos, “se ve mucho en los trabajadores de las minas de carbón”.

“Xiomara me ha contado que durante el internamiento en la prisión de Ciego de Ávila, estuvo expuesta a un olor muy fuerte, como a éter que le provocaba desmayos. Es decir, que además de haber sido víctima de infecciones provocadas, también estuvo expuesta a productos químicos que le han ocasionado un daño pulmonar posiblemente irreversible”, indicó el médico.

Por el momento, Melgar y otros especialistas que la atienden mantienen un pronóstico reservado y no consideran el alta del hospital en el futuro inmediato.

“Ella está muy bien cuidada y quiero que el mundo sepa que mi mamá, Dama de Blanco, no tirará la toalla e igual que hizo en las calles de Cuba desafiando a la dictadura , aquí sigue luchando por su vida”, sentenció su hija Clara.

Vea todas las noticias de hoy

Cuba: Extinguen prolongado incendio y hallan restos óseos

Un rescatista de la Cruz Roja Cubana cerca del incendio

LA HABANA (AP) — Las autoridades informaron el viernes que el incendio de grandes proporciones en una base de almacenamiento de combustible que durante una semana mantuvo a Cuba en vilo fue finalmente extinguido y que al ingresar en el predio siniestrado se encontraron restos óseos pertenecientes a cuatro personas.

El siniestro cobró hasta ahora la vida de seis bomberos y causó heridas a otras 132 personas, según el gobierno.

Una publicación en la cuenta de Twitter de la Presidencia de la República indicó que durante una reunión encabezada por el mandatario Miguel Díaz-Canel el viernes, los expertos señalaron que se había producido la "liquidación" del fuego, aunque señaló que se mantiene vigilancia sobre el lugar debido a la presencia de altas temperaturas e hidrocarburos derramados.

El ministro de Salud, José Ángel Portal, indicó por su parte que a partir de que las condiciones de seguridad mejoraron en la base de almacenamiento siniestrada entre el jueves y viernes, siete equipos de medicina legal pudieron ingresar, encontrándose los restos óseos.

El anuncio elevó a seis el número de decesos. El sábado se había encontrado el cuerpo de un bombero y la víspera falleció otro severamente afectado y bajo cuidados en un hospital. Las autoridades informaron a inicios de semana que habían 14 bomberos desaparecidos.

Las autoridades dijeron que un rayo que cayó sobre un tanque de combustible en la noche del 5 de agosto causó el gran incendio, que se propagó a otros tres contenedores en la Base de Supertanqueros de Matanzas, a unos 100 kilómetros al este de La Habana, la capital.

Bomberos mexicanos y venezolanos viajaron de emergencia a la isla para apoyar a sus pares cubanos. Varios helicópteros, aviones y camiones se utilizaron para luchar contra las llamas lanzando agua y espumas especiales para sofocarlas.

El complejo con ocho tanques --separados en dos baterías de a cuatro--, es una de las infraestructuras más importantes del sector pues de allí sale el crudo para surtir varias de las termoeléctricas que dan energía al país y recibe parte del combustible que se importa.

Durante días seguidos se pudo apreciar una densa nube negra de humo que incluso llegó arrastrada por el viento a La Habana. A medida que fue controlándose se develó el desolador paisaje: contenedores completamente arrasados, hierros retorcidos por las altas temperaturas, hollín y una capa de material negro y viscoso por todos lados.

Las autoridades no han cuantificado las pérdidas dejadas por el siniestro, que golpeó a la isla en momentos en que atraviesa una dura crisis económica con un notable impacto energético --los apagones duran horas y se suceden cada día--, ocasionada por la paralización de la pandemia y las sanciones de Estados Unidos, según las autoridades.

"Está loca por ver a los niños", presa política sufrió parálisis ante amenazas a su libertad condicional

La presa política, Angélica Garrido.

La presa política Angélica Garrido se recupera de una parálisis facial que sufrió el miércoles, en la prisión del Guatao, en La Habana, según ha informado su esposo Luis Rodríguez, quien la visitó el viernes.

Rodríguez dijo a Radio Martí que Angélica está siendo sometida a un constante acoso por parte de las autoridades del penal, que intentan impedir su libertad condicional en septiembre, lo cual le ha provocado mucho estrés.

"Le están levantando reportes, o sea, llevándola a la corte que es un juicio interno por cosas inexplicables. Mentiras que fabrican y se la llevan a la corte", denunció Rodríguez.

Las presiones y amenazas de la Seguridad del Estado que amenazan con no concederle la libertad condicional y los deseos de esta madre de salir de la cárcel para poder reunirse con sus dos hijos y el resto de su familia han debilitado su salud.

"Es un ser humano. Está loca por ver a los niños, ver a su padre, sabe que la libertad condicional ya le llegará en septiembre por la nueva ley", condenó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:27 0:00

Entre las acciones represivas de las autoridades del penal se encuentran levantamiento de sanciones, avales de mala conducta y violencia psicológica diciéndole que "su libertad depende de su actitud y comportamiento".

Garrido fue atendida en el Hospital Calixto García, pero ha sido conducida nuevamente a la llamada Prisión de Mujeres de Occidente, la mayor cárcel de mujeres de Cuba.

Sobre la parálisis, su esposo aseguró que Garrido se encuentra recuperada en mayor parte y solo le queda una molestia en el lado derecho y el labio. Además, dijo que la manifestante estaba muy cansada.

Garrido, de 39 años, cumple una condena de tres años de cárcel por manifestarse en las protestas del 11 de julio de 2021, en la localidad de Quivicán, Mayabeque. Su hermana, María Cristina también se encuentra presa por lo mismo y fue condenada a 7 años de cárcel.

Numerosos grupos de derechos humanos y gobiernos como el de Estados Unidos han exigido al régimen castrista la libertad de ambas.

Las Noticias Como Son | viernes, 12 de agosto del 2022

Las Noticias Como Son | viernes, 12 de agosto del 2022
please wait

No media source currently available

0:00 0:25:10 0:00

Una discusión a fondo de las principales noticias del acontecer diario de Cuba y el mundo, con la conducción de los periodistas Amado Gil y José Luis Ramos. Hoy, en la Tertulia de Las Noticias Como Son: Tras el desastre de la Base de Supertanqueros de Matanzas, se avizoran tiempos aún más difíciles para los cubanos; intentan frenar el dengue con una campaña de fumigación sin medios adecuados; convocan un concurso para averiguar qué saben de Gaesa los cubanos. Invitada: Desde La Habana, a Miriam Leiva [@leivamiriam], periodista independiente.

Libro testimonial busca que el hambre de los 90 en Cuba no sea una caricatura

Fotomontaje de portada del libro "Nuestra hambre en La Habana" y de su autor, Enrique del Risco.

El escritor e historiador cubano Enrique del Risco afirma que "Nuestra hambre en La Habana", un libro de testimonio sobre la mayor crisis económica en Cuba, fue escrito para que "esta historia no se quedara en la caricatura" del llamado Período Especial de los años 90, cuando, según mitos urbanos, "la gente comía gatos y frazadas de piso".

"Para muchos, el 'periodo especial' fue la experiencia que definió nuestras vidas. Quise escribir cómo se asume aquella debacle, cómo logramos sobrevivir y cómo no nos rebelamos, porque, excepto 'el maleconazo', en Cuba se aguantó aquella crisis", dice a Efe Del Risco, quien presenta este viernes en Miami su volumen.

Memorias de una posguerra sin guerra

Según Plataforma Editorial, de Barcelona (España), "Nuestra hambre en La Habana", publicado este año y actualmente en gira de presentaciones con el autor, es "un libro de memorias personales de esa posguerra sin guerra que en la Cuba de la década de 1990 recibió el curioso eufemismo de 'Período Especial'.

"En tono tragicómico, el autor describe y explica la debacle que llevó a los gatos y las pieles de plátanos a la condición de manjares, a los cerdos a la de mascotas urbanas criadas en bañeras y a la práctica desaparición del transporte público, la gastronomía y las bebidas alcohólicas", añade la editorial.

Para Del Risco, profesor de español, literatura y escritura creativa en New York University (NYU), se trata de "una historia contada desde abajo, desde los que lo sufrimos, no desde los que la organizaron".

Sobre el denominado Período Especial, que a su juicio duró toda una década a partir de la caída del bloque socialista en Europa oriental, este nombre responde a "un eufemismo para ocultar la crisis violenta que hubo, no solo económica, sino política y social".

"Fue una de las crisis más completas de la historia de Cuba", donde la gente "se bestializó y ejerció la violencia física sobre el prójimo", afirma en una entrevista en el Koubek Center, de la universidad Miami Dade College (MDC), donde presenta hoy su obra como parte del programa de la Feria del Libro de Miami.

Ganador en 2018 en España del Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones con "Turcos en la niebla", Del Risco dice que en aquellos años en que, además de mal alimentada, la gente se movía en bicicleta, "la única opción que presentó Fidel Castro fue pasar hambre hasta que aparezca otro suministrador". En este caso,
Venezuela.

"Para mí duró desde 1990 hasta octubre de 1995 en que me fui, pero duró mucho más; yo creo que el periodo especial por lo menos en su etapa básica llegó hasta el ascenso de Chávez al poder (1998), que empezó a mandar suministros, petróleo y digamos que alivió un poco la situación económica en Cuba", comenta el autor.

"Desde Weyler no se veía algo así"

"Hambre era la que pasaba yo todos los días. A nivel social hubo una hambruna como creo no había ocurrido en Cuba desde el tiempo de Weyler", dice Del Risco.

El cubano se refiere a la "reconcentración" en campos cercados del general español Valeriano Weyler, llevada a cabo para aniquilar militarmente el levantamiento independentista cubano de 1895 y que costó muchas vidas por hambruna.

Los síntomas de hambruna en este largo período fueron muy claros, tanto en el descenso del peso corporal de los cubanos como en todas las enfermedades asociadas a estas circunstancias que aparecieron, como "el escorbuto, el beriberi, la polineuritis", afirma Del Risco.

Aunque escribió una parte amplia de "Nuestra hambre en La Habana" en clave de humor, "para recordar el pasado", ahora el libro "se ha convertido en una especie de 'déjà vu'".

"Sobre todo después del 11 de julio (de 2021), que fue mucho más masivo que 'el maleconazo' del 5 de agosto de 1994. El 11 de julio le ha permitido al régimen mostrarse en toda su brutalidad, algo que trató de disimularlo en el 94", subraya.

El escritor no oculta que el título juega con el de la famosa película británica-estadounidense "Nuestro hombre en La Habana" (1958), que aborda la vida de un espía británico en la isla caribeña, y acota que, aun así, su libro trata de una realidad nacional.

En el capítulo "Breve curso para entender el hambre", aborda, según explicó, cómo el cuerpo responde a las pequeñas cantidades de comida que se ingieren.

"Uno se daba cuenta de que, por ejemplo, el maíz mitigaba muy poco el hambre, que el arroz lo aguantaba un poquito más, que la papa era más o menos como el arroz y que la carne, en las pocas veces que llegó, te daba un nivel de energía diferente. Es una experiencia común a todos los que hemos pasado mucha hambre", detalla.

En su opinión, "el gran problema del desastre cubano ha sido la indolencia del mundo, para decir lo menos".

"También está la complicidad ideológica y política con el régimen cubano, que en aquel momento lo vieron como el último reducto de la utopía", denuncia el escritor.

Por ello, enfatiza, "es injusto y falso achacarle al embargo (estadounidense) las penurias cubanas".

"Existen estudios médicos que dicen que los cubanos se volvieron más saludables durante el periodo especial porque redujeron el consumo de grasas, sin pensar en toda la gente que murió", lamentó el autor.

“Actuamos de acuerdo con las leyes cubanas”, España responde sobre preso político con doble nacionalidad

Mario Josué Prieto Ricardo, preso político del 11J.

España está dando seguimiento al caso del preso político Mario Josué Prieto Ricardo, con doble nacionalidad cubana y española, detenido durante las protestas de julio de 2021 y condenado a 12 años de cárcel.

“El embajador de España en Cuba, y otro miembro de la embajada, han atendido el caso y se han preocupado por sus condiciones de salud. Actuamos en este caso de acuerdo con lo que estipulan las leyes cubanas”, dijo este viernes una fuente diplomática a Radio Televisión Martí.

Esta semana, los padres de Prieto Ricardo pidieron a las autoridades españolas un gesto para salvar la vida de su hijo.

 España responde a padres de preso del 11J con doble nacionalidad
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:55 0:00

“Tememos por su vida. Estamos seguros de que el gobierno España puede actuar, nos puede ayudar, porque no puede abandonar a un ciudadano español que se encuentra en una situación de grave necesidad y víctima de un proceso de represión política”, dijeron en un video Mario Prieto López y Niurka Ricardo Hidalgo.


Mario Josué Prieto Ricardo está encarcelado desde hace un año, en condiciones de salud calificadas de “peligrosas”, ya que es “paciente psiquiátrico y ha padecido dos intentos suicidas”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG