Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

40 días y 40 noches: la cuarentena de un artista cubano en New York (FOTOS+VIDEO)

Geandy Pavón es un reconocido artista cubano radicado en Estados Unidos y educado en la Escuela Nacional de Arte (ENA) en La Habana. Ha trabajado en la zona metropolitana de la ciudad de Nueva York desde 1996.

Es famoso por sus pinturas y series fotográficas como Los cubanoamericanos, Empirio y Némesis. Esta última incluye la proyección de fotos de disidentes y presos politicos chinos y cubanos, entre ellos Oswaldo Payá y Harold Cepero, en embajadas cubanas en España y en la Misión permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, en Nueva York. También ha documentado la migración masiva de cubanos en Costa Rica.

Su más reciente colección de retratos se titula Cuarentena: 40 días y 40 noches. Geandy se encuentra encerrado en la ciudad norteña de Búfalo, en Nueva York, mientras la propagación del coronavirus avanza en todas partes del mundo.

Fotógrafo Geandy Pavón nos habla de su nueva serie de retratos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:44 0:00

¿De dónde viene la idea de crear la serie, Cuarentena?

Comenzaré por decirte que salí de New Jersey donde vivo, en la zona que bordea el río Hudson mirando la isla de Manhattan, hace hoy justamente 15 días. Vine por carretera hasta Búfalo NY, donde vive mi novia Imara López. La idea era estar solo unos días por acá, pero la situación con el contagio del COVID-19 se fue agravando y decidí permanecer aquí junto a ella.

La idea de crear esta serie surge primero que nada de mi instinto y necesidad como creador. La gran mayoría de las ocupaciones tienen una justificación para detenerse durante una crisis como esta, no así la profesión del artista, justamente porque el arte antes que nada es una necesidad vital.

Hacer arte en reclusión es un reto, por una parte tienes todo el tiempo para perfeccionar una idea, y por otra todas las limitaciones materiales para ejecutarla. He tratado de hacer lo mejor con ese ingrediente que es el tiempo para pensar sin prisas y las pocas cosas que tengo a mi alcance para crear unas imágenes que puedan ser elocuentes, sobre todo si se considera los tiempos en que vivimos.

En resumen y para contestarte más directamente: estos días tendrán una impronta tremenda para el resto de nuestras vidas, ¿cómo no tratar entonces de hacer algo bello de esta experiencia?

¿Las fotos son muy íntimas/sensuales y muy personales...¿me puedes describir el sentimiento que buscas emitir con ellas?

La reclusión es una limitación a la vida, mi serie es una liberación a la posibilidad de otras vidas. He decidido no hacer un recuento fiel o una documentación exacta de esta experiencia, sino más bien utilizar este tiempo en el que algo atenta contra nuestra vida misma, para imaginarme en otras circunstancias, en otros universos, viviendo otras vidas.

Cada fotografía imagina la posibilidad de una existencia diferente, aunque no necesariamente más reconfortante; por tanto, cada imagen articula ideas y sentimientos diferentes. Son como fotogramas de películas diferentes, de géneros diferentes. De ahí que cada imagen responde a estímulos heterogéneos: lo sensual o sexual, lo espiritual, lo político, lo trágico y lo cómico etcétera.

¿Las fotos son planificadas, o más espontáneas?

Todas estas fotografías son el producto de una planeada puesta en escena, de manera que nada es espontáneo. Cada una de estas imágenes está pensada y ejecutada de la misma manera en la que un director prepara la escena antes de que se escuche la voz de “Acción”. Una vez que se escucha esta orden, cada cosa y cada cual está en su lugar y responde a un papel. Yo realmente creo que en el fondo todos los artistas plásticos lo que queremos es hacer una película.

¿Tu novia contribuye a ideas para las fotos?

Muchísimo. Yo le planteo lo que quiero y ella de inmediato sabe cómo adaptar eso a la realidad. No solo es protagonista de las fotografías, también es su productora. Tiene un sentido tremendo de cómo deben lucir las cosas, la época que se está evocando, el vestuario etcétera. Además me parece una excelente modelo-actriz.

¿Cuáles son las limitaciones con las que has tenido que lidiar? ¿Cómo ha sido esta experiencia para ti, dado, por ejemplo, los pocos equipos con que estás trabajando?

Las limitaciones han sido muchas. Me vine a Bufalo solo con mi cámara una Sony aR7 lll y un flash. Aquí he tratado de auxiliarme con lo que está a mi alcance, todas las tiendas de fotografía están cerradas. De manera que mi equipo básico para estas fotografías ha sido una cámara, un flash y dos linternas. En un CVS logré encontrar pegamento y cartulina para poder crear sombras y unos tubos para adaptarlos a las linternas y poder hacer una fuente de luz tipo Spotlight, eso es todo.

Pero a pesar de todas estas limitaciones ha sido una experiencia muy estimulante, digamos que hay que crear no solo la imagen, sino también los medios para poderlo hacer. Este es uno de esos momentos en la vida en el que uno se alegra de ser cubano, y por tanto de tener un ADN diferente a la hora de tenérselas que arreglar con lo que hay, aunque en realidad esto no es una característica única de nosotros, sino de todo aquel que viene de un entorno donde lo normal es la precariedad. “La necesidad es la madre de nuestra invención”, dicen por ahí.

Mi obra fotográfica anterior nada tiene que ver con esto, son circunstancias muy distintas. Mi fotografía ha sido documental y de estudio, principalmente retratos. En ambas situaciones siempre he tenido todo a mi alcance. En el caso de la fotografía documental no he estado circunscrito al espacio del estudio, pero he contado con lo necesario para ejecutar mi trabajo.

Mi formación es de pintor, no de fotógrafo. Una de las cosas que siempre valoré de la fotografía en contraste con el trabajo en un estudio de pintura, es la posibilidad de poder estar en el mundo y no enajenado de él, de poder estar en la vida y entre la gente mientras se crea, y no procesando ideas en soledad para entregarlas luego al colectivo.

Esta serie de alguna manera me ha obligado a conjugar ambas cosas, a conocerme mejor en un tiempo abundante y un espacio limitado. Es una ironía, una fructífera ironía.

¿Te preparas con anticipación, o las ideas te vienen al momento? ¿Tomas las fotos todos los días, o acumulas unas cuantas a la vez, y luego las publicas esparcidamente?

El proceso de concebir cada foto viene después de haber terminado la anterior, tengo todo el día para pensar y concebir una imagen, entonces en la tarde-noche la tomamos la fotografía. De esta forma cada foto es literalmente la foto del día y es publicada consecutivamente a manera de diario, un diario de vidas posibles, de vidas creadas, escenas, posibilidades etcétera.

¿Cuéntame de Imara? ¿Quién es? ¿Qué papel tiene en las fotos? ¿Qué papel tienes tú? ¿Acostumbras a posar en tus fotos? ¿Qué dimensión le aporta esto a las fotos?

Imara es mi cómplice y yo el de ella, alguien que comparte mi pasión por el arte y por la vida, una persona en la que se combinan la sensibilidad y el carácter. Cosas que yo admiro profundamente. En gran medida estas fotografías están concebidas pensando en ella, en su presencia, su forma de estar y de ser. Yo no acostumbro a incluirme en mis fotos, excepto en momentos como estos en los que no me sobran los modelos y estoy obligado a mirarme, a reflexionarme. Es solo una manera de decir, la cámara que yo uso, a diferencia de todas las que tienen los celulares hoy, no tiene espejo

¿Tienes una favorita?

Si, la Pietà. Creé esa obra instantes antes de recibir la noticia de que mis padres están contaminados con el coronavirus. Una fotografía no es solo una imagen, es también el añejamiento que le da a un tiempo y una circunstancia, es una exposición física de una carga metafísica. Esta imagen que es mía y a la vez de todos, tiene eso.

Vea todas las noticias de hoy

Artista Camila Lobón y su “hasta pronto” a Cuba

Camila Lobón. (Foto tomada de su prefil de Facebook)

La artista visual y activista Camila Lobón, miembro del movimiento 27N, ha hecho pública en su cuenta de Facebook su salida de Cuba, que considera temporal, y la explica en un emotivo post al que adjunta el poema de Reinaldo Arenas “Introducción al símbolo de la fe”.

“Vine a recuperar un poco de la libertad vital que sobre mi cuerpo y mi espíritu, más en los últimos dos años, ha requerido una energía excesiva mantener”, explica Lobón, agregando que con su estancia en el Sur de la Florida busca “reconectar con mi trabajo en una residencia de Arte”.

En su nota-despedida de los amigos virtuales, la joven creadora cubana se dirige a la “Seguridad del Estado, que tuvo la ‘gentileza’ de decirme que no me estaba exiliando”, ironiza la artista y añade que “su declaración sobraba, así como su ‘chacalismo cheo’ al desearme buen viaje”.

Según advierte la artista a la policía política del régimen, que la acosara y encerrara en su hogar como cárcel sin previo juicio, su salida “es sólo un viaje".

"Nunca he pensado o actuado desde las lógicas despóticas, maniqueas y pseudopatrióticas que imponen su demarcación del territorio nacional y así será siempre”, aclara.

Lobón subraya que, en lo personal, le repele e insiste en suprimir "el sino dramático derrotista que rodea los conceptos de exilio o destierro, quizá porque su revocabilidad me parece tan inminente, como la de la dictadura”.

La artista finaliza su nota pidiendo la libertad de los que llama héroes políticos, porque "existencial y éticamente, condenados y presos sólo están sus carceleros”.

En su despedida temporal, Lobón hace referencia a Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Castillo Pérez "El Osorbo”, Félix Navarro y José Daniel Ferrer, detenidos todos el pasado 11J durante el levantamiento popular en Cuba, y se remite al poema de Arenas, el cual pide leer “sin melancolía, porque no cabe en estos tiempos preciosamente convulsos”, y del cuál citamos este fragmento:

“Pero te seguimos buscando, patria,
en las amenazas del nuevo impostor
y en las palmas que revientan buldoceadas.

Sé que no existe la visión
del que siempre perece entre las llamas
que no existe la tierra presentida.

Pero, te seguimos buscando, tierra..."

No participes, no asistas y no apoyes la 14ª Bienal de La Habana, piden artistas y curadores cubanos

Una obra de la artista Rachel Valdés en la 12ma Bienal de La Habana, celebrada en Mayo de 2015. REUTERS/Alexandre Meneghini

Un grupo de intelectuales cubanos ha publicado un documento exhortando a la comunidad artística y al público en general a no participar, no asistir y no apoyar esta la 14ª Bienal de La Habana, a celebrarse del 12 de noviembre de 2021 al 30 de abril de 2022.

Los organizadores de este evento, entre los que figuran el Ministerio de Cultura, el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam y el Centro Desarrollo de las Artes Visuales (CDAV), expresaron en una convocatoria que en esta ocasión quieren "privilegiar la presencia de artistas nacionales".

Sin embargo, los artistas, curadores, escritores y periodistas que hacen el llamado a boicotear el evento enumeran importantes razones:

- por las injusticias que está cometiendo el gobierno cubano contra los artistas y ciudadanos cubanos, que buscan ejercer sus derechos constitucionales.

- porque artistas cubanos han estado, y otros aún permanecen, en prisión; porque docenas de profesionales del arte están bajo reclusión domiciliaria; porque más de mil de nuestros conciudadanos fueron arrestados durante las protestas masivas que tuvieron lugar el 11 de julio. De los detenidos en las protestas, más de quinientos cubanos siguen en la cárcel, algunos menores de edad.

- porque hemos agotado otros medios para continuar nuestros esfuerzos para liberar a nuestros compañeros.

Los firmantes de este documento, entre los que destacan los artistas Tania Bruguera, Sandra Ceballos Obaya, Coco Fusco, Henry Eric Hernández, Marcos Castillo, Julio Llópiz-Casal, Hamlet Lavastida y Tomás Sánchez, aseguran que han enviado cartas, emitido peticiones, expresado nuestra indignación en la prensa y en Internet.

"Hemos hecho arte y música como protesta. Hemos ayunado en público. Hemos rezado en las iglesias. Nuestros amigos en el extranjero se han manifestado y han presionado a sus políticos. El Parlamento Europeo y las Naciones Unidas han condenado la detención y el acoso de los cubanos que han tratado de expresar su creatividad y voluntad política pacíficamente. Y, sin embargo, nuestros colegas y conciudadanos aún siguen detenidos. Aún continúan acosados, privados de acceso a las telecomunicaciones, bajo vigilancia, y con sus familias amenazadas", indica el texto.

"Son las mismas instituciones y los mismos funcionarios que organizan la XIV Bienal de La Habana, los que se niegan a escucharnos, quienes han consentido y participado en la violencia ejercida contra artistas y trabajadores de la cultura, por intentar una mayor autonomía para nuestra cultura y los derechos civiles de la ciudadanía", agrega el documento.

"Esto no es más un caso aislado de censura sino un esfuerzo sistémico del gobierno por callar a aquellos que piensan diferente, es la vida de los trabajadores de la cultura lo que está en riesgo", concluyen.

Emilio Ichikawa Morín, ensayista y profesor cubano, falleció en Miami víctima del COVID-19

Emilio Ichikawa Morín, profesor y ensayista cubano. (Foto: Facebook)

Emilio Ichikawa Morín, el “Chino Ichikawa” para sus amigos, a pesar de su ascendencia japonesa por la rama paterna, dejó de existir el pasado lunes, 11 de octubre, víctima del COVID-19.

Brillante y polémico, Ichikawa, nacido en Bauta, se graduó de Filosofía en La Universidad de La Habana en el año 1985 y trabajó como profesor en esa misma institución, en la Facultad de Filosofía e Historia.

Durante un viaje a los Estados Unidos, invitado a dar conferencias por varias universidades norteamericanas, Ichikawa decidió pedir asilo político en Miami porque sentía ya, en aquel momento, que sus ideas "estaban tocando un límite bastante riesgoso”, y varias veces le habían advertido sobre lo que ello podía significar, según declaraciones de entonces que recuerda este martes el portal CiberCuba.

Junto a Rafael Rojas, Emilio Ichikawa Morín integró el dúo de “pensadores en Cuba” más atractivo de la primera década del segundo milenio. Fue columnista del diario miamense El Nuevo Herald y durante años llevó un blog considerado por muchos punto de referencia en los asuntos cubanos.

También fue un panelista habitual en programas de Radio y Televisión Martí.

Entre su obra sobresalen los volúmenes El pensamiento agónico (1986) y La escritura y el límite (1998), publicados en Cuba, y producidas en el exilio, La heroicidad revolucionaria (2001) y La demasiada humanidad del Padre Varela (2020), entre otros.

Al morir, Emilio el “Chino Ichikawa” contaba 59 años de edad. Descanse en Paz.

Régimen cubano busca "limpiar" su imagen con la Bienal de La Habana, alerta curadora Yanelis Núñez

Yanelis Núñez, curadora de arte, La Habana, Cuba.

La activista e historiadora de arte cubana Yanelis Núñez, residente en Madrid, explicó a Radio Martí que se opone a la celebración de la Duodécima Bienal de La Habana, por considerar que con este importante evento de las Artes Plásticas el régimen intenta limpiar su imagen.

De acuerdo con Núñez, fundadora del Movimiento San Isidro (MSI), una de las razones por las cuales rechaza la celebración de la Bienal es “principalmente, porque hay artistas presos”.

La historiadora del Arte, que se define a sí misma como “parte del colectivo y de la comunidad artística cubana ‘transnacional”, alega que “en otras ocasiones ha habido artistas presos pero, esta vez, el contexto es completamente distinto”.

Bienal de La Habana, un telón del régimen sobre el 11J
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:58 0:00

Para Núñez, el levantamiento popular que tuvo lugar en toda Cuba el pasado 11 de julio, unido a los eventos del 27 de noviembre y el 27 de enero, más el “acuartelamiento en San Isidro”, la sede del Movimiento San Isidro, liderado por el también artista plástico Luis Manuel Otero Alcántara, actualmente en prisión a la espera de juicio, significan que “hay una importante discusión en el espacio público que el gobierno no quiere resolver”.

Seguir “imponiendo la lectura sobre el país que a ellos les conviene” es, según la activista cubana residente en España, el propósito de la convocatoria a la Duodécima Bienal de La Habana, que se mantuvo suspendida durante varios años y que fuera convocada apenas unos días después de las manifestaciones pidiendo “Libertad”.

“La Bienal”, afirmó Yanelis Núñez, “va a ser eso: la limpieza de los últimos acontecimientos; la limpieza de su imagen frente a la comunidad artística internacional y frente a los distintos gobiernos que aún siguen apoyándolos”, aseguró la activista.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Escritor detenido en La Habana por promover la marcha del 15N

Pedro Acosta Peña, ejecutivo nacional de Observadores de Derechos Electorales.

El escritor y activista Pedro Acosta, miembro del Consejo para la Transición Democrática en Cuba, fue liberado en la tarde del lunes tras pasar varias horas detenido en La Habana.

Así lo informó a Radio Martí el intelectual opositor Manuel Cuesta Morúa, quien denunció, además, que su vivienda estuvo sitiada durante el fin de semana por agentes policiales.

"A Pedro lo liberaron ayer mismo, por la tarde, fue una detención de unas cuatro o cinco horas, más o menos, y la motivación que hay detrás es que Pedro es miembro del Consejo, y uno de los firmantes de la solicitud inicial, la solicitud original en La Habana, para lo de la marcha, primero el 20 y luego se adelantó para el 15 (de noviembre)”, señaló cuesta Morúa.

Continúan detenciones y amenazas a promotores de Marcha Contra la Violencia en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:15 0:00

Amenazar, de acuerdo con lo dicho por el opositor habanero, era el propósito de la policía política en la detención de Acosta “como han venido haciendo con todos los que han detenido o citado; amenazarle por su intento de participación y advertirle de cuáles podrían ser las consecuencias de participar en esta marcha”, señaló Cuesta Morúa.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG