Enlaces de accesibilidad

Cuba

Abogado alerta al Papa que "soberbia del régimen" podría causar baño de sangre en Cuba

El Papa Francisco junto a Raúl Castro, en La Habana el 12 febrero de 2016.

El abogado y periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces pide a Francisco que interceda por periodistas independientes y opositores pacíficos cubanos, en una Carta Abierta.

El periodista independiente Roberto Quiñones Haces pidió al Papa Francisco que intervenga con las autoridades cubanas para que cesen las detenciones arbitrarias e ilegales a los disidentes.

En una carta abierta, Quiñones insta al Sumo Pontífice a pedir al régimen que respete el derecho de los cubanos a expresarse, que paren la violaciónes a la privacidad de los activistas, los registros a sus viviendas y el despojo ilegal de sus bienes.

El también abogado pide al Santo Padre que interceda por todos los opositores pacíficos y periodistas independientes cubanos que son aprehendidos sin orden de detención y sin haber cometido ningún delito y sin que ese acto ilegal tenga consecuencia alguna.

El jurista alerta sobre la promulgación de una nueva Constitución, de la que se ha dicho que el papel del partido comunista se mantendrá incólume, sin consultar el parecer del pueblo.

..........................................................

CARTA ABIERTA AL SANTO PADRE

Guantánamo, 15 de julio del 2018

A Su Santidad el papa Francisco:

Santidad, le escribe un laico de la diócesis Guantánamo-Baracoa, comprometido con la Iglesia que Ud. encabeza. Aunque escribo a título personal, lo que narro en esta carta es también la experiencia cotidiana de muchos otros cubanos que defienden el derecho a que sus ideas y proyecto de país sean tenidos en cuenta.

No soy el mejor de los cristianos, sino alguien que también cae y sufre por eso; alguien que después de cada caída —y a pesar de sus imperfecciones— siempre ha tratado de levantarse para vivir con dignidad ante los ojos de Cristo.

Vivo convencido de que si Dios nos creó a su imagen y semejanza para gozar la vida en plenitud y con entera libertad —una libertad que pasa por la nobilísima circunstancia de que ÉL no nos impone absolutamente nada— entonces ningún hombre, ningún partido, ningún gobierno, tienen derecho para coartarla como ocurre hoy en Cuba.

Le escribo para rogarle que como máximo representante de nuestra Iglesia pida a quienes dirigen este país que dejen de detener arbitraria e ilegalmente a los cubanos que disienten pacíficamente de la dictadura que nos han impuesto, que respeten nuestro derecho a expresarnos, que dejen de hostigarnos, de violar nuestra privacidad, de allanar nuestras viviendas y despojarnos ilegalmente de nuestros bienes , que nos permitan incorporarnos a la sociedad e interactuar con ella con las mismas posibilidades que han ofrecido a quienes los apoyan.

Santo Padre, la política del descarte —de la que tanto Ud. habla— no existe únicamente en los países capitalistas, sino también en aquellos que, autoproclamados “socialistas”, han derivado en feroces dictaduras que someten a sus pueblos a fuerza de una sostenida y cruel represión. Cuba es un notorio ejemplo de ello.

Es cierto que Cuba ha obtenido éxitos en la educación, la salud pública, el deporte y la seguridad ciudadana. Es cierto que esos éxitos se han logrado a pesar de lo que esta dictadura llama “bloqueo económico norteamericano”, pero nuestro pueblo no sólo sufre ese “bloqueo”, sino también otro más atroz y doloroso porque ha sido impuesto por esos cubanos que ostentan el poder y atenta contra nuestra libertad. Ese grupo que hoy bloquea el ejercicio de numerosos y elementales derechos humanos se estableció en el poder luego de haber prometido el restablecimiento de la democracia y de la Constitución de 1940, una promesa que traicionaron a pesar de que fue consignada en el Programa del Moncada, el Pacto de México y el Pacto de la Sierra. Quienes se levantaron en armas contra ellos por incumplir sus promesas, recibieron como respuesta el paredón de fusilamiento, la cárcel prolongada, el exilio y el ostracismo.

El artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Esa Declaración afirma también en su artículo 20 que todo individuo tiene derecho a la libertad de reunión y asociación pacífica, y que toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos y, en condiciones de igualdad, acceder a las funciones públicas de su país. Y en su artículo 21 dispone que la voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público y que esa voluntad debe expresarse mediante elecciones auténticas, periódicas, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto. Pero quienes luchamos pacíficamente para hacer realidad estos derechos universalmente reconocidos, que la dictadura cubana ha refrendado pero incumple cotidianamente, somos reprimidos.

No le he escrito sobre mi experiencia personal porque lo que he sufrido junto con mi familia debido a esa represión es del conocimiento de mi anterior Obispo, del actual y del Nuncio Apostólico de la Santa Sede en Cuba. No lo he hecho tampoco para pedir por mí porque mi realidad es la misma de las heroicas mujeres cubanas agrupadas en el Movimiento de las Damas de Blanco y la de miles de periodistas independientes y opositores pacíficos. Le escribo para pedirle que interceda por todos los opositores pacíficos y periodistas independientes cubanos.

La represión que la Seguridad del Estado practica ocurre en un ambiente de total impunidad. A pesar de que la Constitución de la República de Cuba establece en su artículo 58 que la libertad e inviolabilidad de la persona están garantizadas a todos los que residen en el territorio nacional, y que nadie puede ser detenido sino en los casos, en la forma y con las garantías que prescriben las leyes, nosotros somos detenidos sin orden de detención y, sin haber cometido ningún delito, trasladados a celdas inmundas por horas y días, hasta que somos liberados sin que ese acto ilegal tenga consecuencia alguna. Esa misma Constitución establece en su artículo 60 que la confiscación de bienes se aplica sólo como sanción por las autoridades —léase los tribunales cubanos— en los casos y procedimientos que determina la ley; sin embargo, cada vez que nuestras viviendas son asaltadas por la Seguridad del Estado somos despojados de “objetos peligrosos para el orden interno del país”, tales como libros, agendas de notas, documentos personales, computadoras, cámaras fotográficas y de video, dinero fruto de nuestro trabajo, nuestra música y fotos familiares. Esta sostenida represión que se ejerce diariamente y con total impunidad contra quienes nos atrevemos a expresar nuestras ideas y defenderlas, ocurre ante el silencio de la Iglesia, numerosas instituciones internacionales y gobiernos.

Quienes reclamamos a la Fiscalía General de la República —órgano del Estado cubano que según la Constitución es el responsable de velar por el cumplimiento de la legalidad y debe responder las quejas de los ciudadanos— recibimos la callada por respuesta. ¡Y luego sus representantes acuden a Ginebra a decir que Cuba es un Estado de derecho!

Desde 1959 hasta hoy jamás ha habido en Cuba elecciones libres y democráticas. Varios de los ciudadanos que quisieron presentarse en las pasadas asambleas de vecinos como candidatos a delegados del Poder Popular fueron detenidos previamente por la Seguridad del Estado o sitiados en sus domicilios para impedírselo. El pueblo cubano no elige a los diputados, ni a los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular, solo puede votar por algunos de los seleccionados por las comisiones de candidatura bajo el control del partido comunista y por los Delegados de su circunscripción, que en la práctica se han convertido en recaderos del pueblo ante los poderosos. El pueblo cubano no elige al Presidente del Consejo de Estado, quien ha llegado a ocupar ese cargo contando únicamente con el respaldo de los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, que representan el 0.007 % de los cubanos con derecho al voto.

Ahora la dictadura cubana prepara el escenario de otra farsa: la promulgación de una nueva Constitución. Se trata de crear una nueva Constitución sin Asamblea Constituyente, una Constitución donde el General de Ejército Raúl Castro ha dicho que el papel del partido comunista se mantendrá incólume, sin preguntar el parecer del pueblo. Una Constitución que luego será votada en un referendo cuyos resultados reales serán solo del conocimiento de unos pocos, porque no habrá ningún organismo internacional confiable como observador. Una Constitución que luego no garantizará los derechos de todos los cubanos, sino sólo los de quienes pertenecen al redil del castrismo.

Como cristiano no quiero ver a mi país envuelto en otro baño de sangre como el provocado por Fulgencio Batista y luego amplificado por la nueva dictadura que sufrimos desde el 1 de enero de 1959, pero no hay que ser profeta para avizorar que la soberbia de este régimen, que ha llevado al país a una penuria y una degradación moral insoportable, puede causar esa desgracia.

Santidad, como Ud. siempre pide, yo también rezo por Ud. Ud. ha dicho que reza por Cuba y yo le he escrito porque quienes vivimos en estas circunstancias necesitamos, además de las oraciones clamando para que nuestro país cambie radicalmente, una solidaridad palpable y comprometida, un verdadero espíritu misionero de acompañamiento donde la denuncia de las injusticias y la defensa de los derechos de todos los cubanos, estén primero y sean más importantes que los beneficios que la Iglesia pueda obtener del castrismo a cambio de su silencio.

Sé que me dirijo un Jefe de Estado muy importante y sumamente ocupado, pero tengo la esperanza de que esta carta no va a recibir el mismo silencio que las que he presentado ante la Fiscalía y los tribunales de aquí, porque los cubanos discriminados, perseguidos y encarcelados por sus ideas políticas, necesitamos de la Iglesia y de Ud., y porque Ud. es un hombre bueno.

Le ruego que me disculpe si esta carta lo ha molestado. Pero desde hace mucho tiempo estoy convencido, como nos enseñó Jesús, que la verdad nos hará libres.

Lo abraza en Cristo Jesús Nuestro Señor,

Roberto de Jesús Quiñones Haces

Vea todas las noticias de hoy

Polizón cubano ya tiene sentencia firme de asilo político

Yunier García, polizón cubano

Ya es firme la sentencia de asilo político dictada por un magistrado de inmigración a favor de Yunier García Duarte, en el joven cubano que en agosto último llegó al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), en la barriga de un avión procedente de La Habana.

El Ministerio Fiscal decidió no recurrir el dictamen, de ahí que el joven en menos de un año es elegible para solicitar la residencia permanente en EE.UU.

“Me siento realmente muy feliz desde el momento que recibí la noticia de que había vencido el plazo, que el fiscal no iba a apelar y que me quedaría en EE.UU.”, dijo García Duarte de 26 años, desde Atlanta, en el estado de Georgia, donde reside con familiares.

Su abogado Willy Allen, que lo representó desde el primer momento sin cobrar honorarios, recordó que el fallo es irreversible.

“Lo que quiere decir que, en 10 meses, mi cliente puede solicitar la residencia permanente en el país y yo diría que en 18 meses será residente legalizado en EE.UU.”, comentó el letrado.

García llegó a Miami escondido en la bodega de un avión procedente de La Habana, el pasado 16 de agosto. Fue enviado al Centro de Detención de Krome, en el suroeste de Miami, donde el Servicio de Inmigración retiene a los migrantes sin papeles. Ahí permaneció unas 5 semanas.

El 24 de septiembre, un juez le otorgó el asilo, tras reconocer que tenía evidentes razones para temer represalias políticas si era devuelto a su país, pero los representantes del Ministerio Fiscal dijeron que era prudente recurrir el veredicto porque el joven había cometido un delito penal.

El plazo venció, los fiscales no apelaron. Yunier es hoy asilado político y planea rehacer su vida en Atlanta, Georgia.

“Me encanta esta ciudad, muy bonita y tranquila, las personas son muy educadas y eso realmente me ha impactado mucho, comentó el joven que dice no perder tiempo y que pronto comenzará un curso de técnico en refrigeración mientras estudia inglés. “Ya he aprendido algunas cosas”.

Como asilado político tiene derecho a ciertos beneficios como ayuda económica, asistencia médica temporal gratuita, cursos de capacitación, así como la reclamación inmediata de familiares, entre otros.

“Él no ha solicitado ninguno de esos beneficios. No le ha hecho falta. Puede reclamar a su hija menor de edad, no así a la madre de la menor, porque no estaba casado legalmente. Lo más importante es que será un orgullo para nuestra comunidad porque estoy seguro de que sabrá comportarse y progresar en EE. UU”, afirmó orgulloso Allen.

Preguntado si estaría dispuesto a realizar la hazaña otra vez, Yunier no vaciló en contestar:

“Yo creo que sí, porque realmente en este periodo que he estado acá, he visto muchas cosas que me gustan, sobre todo, que uno se siente libre y eso me encanta”.

Sin alimentos, transporte ni papel higiénico, ¿qué Navidad espera a los cubanos?

Niños juegan en una calle de La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

De cara a las festividades navideñas se incrementan los problemas sociales y el desabastecimiento de productos básicos para los cubanos en la isla.

En la UBPC cañera Los Cristales, en Jatibonico, Sancti Spíritus, hace dos meses que 60 trabajadores agrícolas no cobran su salario por impagos de la empresa estatal, dijo a Radio Martí uno de los empleados, Vladimir Ríos Cruz.

"Allí he visto a mujeres jóvenes a las cinco de la mañana montarse en una carreta a trabajar en la caña por 14 pesos (al día), y tienen que trabajar como un hombre, ¿y que cuando vayan a cobrar no puedan cobrar?", se cuestionó.

Agobiados por las carencias, ¿qué Navidad espera a los cubanos?
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

En Guaro, Holguín, un paciente de cáncer lleva dos días sin poder recibir el tratamiento en la capital provincial porque no hay transporte, comentó su prima Teresa Miranda Céspedes. "Ayer y hoy no pudo hacerse las radiaciones porque no hay transporte", afirmó.

Cubanos se trasladan largas distancias en bicicleta a falta de transporte público. (YAMIL LAGE / AFP)
Cubanos se trasladan largas distancias en bicicleta a falta de transporte público. (YAMIL LAGE / AFP)

Varadero enfrenta un problema similar. Empresas estatales han suspendido el transporte de los trabajadores hacia los municipios por falta de combustible, dijo la Dama de Blanco Leticia Ramos Herrería.

En un hotel del balneario matancero "han habilitado locales" para que los empleados "se mantengan más de 24 horas trabajando", indicó.

Mientras, en Camagüey, al centro de la isla, no aparece el papel higiénico en las tiendas locales, tampoco el jabón, reportó la residente Leydis Tabares.

La irregularidad en el suministro de medicamentos se mantiene en Puerto Padre, Las Tunas, según Vladimir Martín Castellanos, activista de la Unión Patriótica de Cuba. Entre los más afectados, mencionó a personas con hipertensión arterial y enfermedades cardíacas.

Habaneros hacen fila en una tienda que solo da el vuelto en pesos cubanos. (REUTERS/Alexandre Meneghini)
Habaneros hacen fila en una tienda que solo da el vuelto en pesos cubanos. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

El periodista independiente Adriano Castañeda dijo que en Sancti Spíritus el suministro de leche para niños y dietas arriba en la noche a las bodegas. "No hay pollo, y la leche llega sobre las 8:00 o 9:00 de la noche", afirmó.

En Santa Clara repartieron este jueves salsa de tomate, señaló el activista Guillermo del Sol, pero "hay unos cuantos productos que están escaseando", dijo.

En la localidad de Carlos Rojas, Jovellanos, Matanzas, los carretoneros dejaron de recoger la basura por impago de comunales, comentó el activista Armando Abascal. "Hace más de siete meses que no les pagan", aseveró.

Sobre la distribución de alimentos, dijo que "hace más de 15 días" los niños no reciben "ni leche, ni yogurt".

Numerosos casos de cubanos en crítico informe sobre protocolo "Permanencia en México"

Un grupo de cubanos esperan ante agentes de seguridad de frontera en Ciudad Juárez.

Los inmigrantes originarios de Cuba, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Venezuela continúan siendo "secuestrados, torturados, violados y violentamente atacados" mientras esperan en México a que se resuelvan sus casos de solicitud de asilo en Estados Unidos, denunció la organización Human Rights First (HRF).

El grupo asegura que su informe "Fiasco de derechos humanos: continúan los peligrosos retornos de asilo de la Administración Trump", publicado este viernes detalla "la horrible violencia que enfrentan los solicitantes de asilo después de ser devueltos a México bajo los crueles e ilegales Protocolos de Protección de Migrantes (Migrant Protection Protocols, MPP) más conocidos como programa de “Permanencia en México”.

El protocolo implementado en enero por la Administración del presidente Donald Trump busca frenar la migración irregular hacia EEUU y aliviar el hacinamiento en los Centros de Detención de Migrantes en la zona fronteriza.

Este acuerdo bilateral firmado entre EEUU y México dispone que tanto quienes se presentan en los puertos de entrada de la frontera como quienes sean capturados cruzando de manera ilegal sean devueltos a México en espera de una citación para presentar su caso ante una corte de inmigración.

El reporte de Human Rights First contiene numerosos registros de casos en que los cubanos han sido víctimas de asalto, extorsión y secuestros en varios sitios de la frontera, principalmente en Nuevo Laredo y Ciudad Juárez.

"Los funcionarios de la Administración de (Donald) Trump continúan enviando a personas que han pedido el estatus de refugiados a sabiendas de que van a ser secuestrados, explotados, pegados, violados y asesinados en México", dijo el portavoz de HRF, Kennji Kizuka, en un comunicado.

Cuatro cubanos entre los 100 latinos que inspiran un futuro mejor

Carlos Manuel Álvarez | Foto © Carlos Manuel Álvarez/ Facebook

Cuatro cubanos han sido incluidos en la lista de los "100 latinos que crean e inspiran un mejor futuro" elaborada por la Revista Avianca.

La publicación considera que Carlos Manuel Álvarez, Mónica Baró Sánchez, José Luis Aparicio Ferrera y Alexander López son de los 100 grandes exponentes latinoamericanos que "han volado por el mundo y tienen alas para volar aún más lejos".​

Se trata de Carlos Manuel Álvarez, Mónica Baró Sánchez, José Luis Aparicio Ferrera y Alexander López.

Carlos Manuel Álvarez, el escritor y periodista de 30 años, que publica en prestigiosos medios como The New York Times, BBC, Gatopardo, El Malpensante o Internazionale, ocupa el lugar 86 en la lista.

"No solo en su obra literaria refleja la vida cotidiana de Cuba, como en Los caídos. También en El estornudo, la revista digital independiente de la que es editor", apunta la publicación acerca de este autor, graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana y considerado entre los 39 mejores escritores menores de 40 años en América Latina.

El cineasta de 25 años José Luis Aparicio Ferrera, en el lugar 24 de la lista, es el realizador del corto El Secadero, ganador del premio a la Mejor Ficción en el Festival de Cine de Derechos Humanos de Panamá. La publicación destaca que su meta es "hacer cine cubano independiente de carácter universal".

Alexander López Savran, a sus 32 años ya ha inventado un sistema de suministro que lleva el biogás a cinco kilómetros de distancia sin consumo de energía, lo que ha impactado a 700 personas en comunidades. “Innovar, crear y creer que todo se puede hacer mejor” son las claves de su éxito.

El joven de Cabaiguán, Graduado de la Facultad de Energía Eléctrica de la Universidad Central "Marta Abreu de Las Villas" (UCLV), fue elegido entre los 35 jóvenes latinoamericanos que están a punto de cambiar el mundo, en un listado elaborado por el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En el lugar 93 de la lista está Mónica Baró Sánchez, la periodista ganadora del premio Gabriel García Márquez en la categoría de Mejor texto, por su reportaje "La sangre nunca fue amarilla" donde denuncia la irresponsabilidad de las autoridades cubanas en un caso de contaminación por plomo en un barrio del municipio San Miguel del Padrón, en La Habana.

“En mi país es ilegal lo que hago, pero yo siento que es lo correcto”, declaró a Revista Avianca.

Homenaje en el parlamento de Costa Rica a Sosa Fortuny

Diputado Dragos Donalescu

El diputado costarricense Dragos Dolanescu, del Partido Republicano Social Cristiano, honró al recientemente fallecido prisionero político cubano Armando Sosa Fortuny, mencionando su trayectoria y circunstancia de su muerte durante un discurso en la Asamblea Nacional de Costa Rica.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:41 0:00


Durante su intervención el legislador declaró que “el 28 de octubre del 2019 es un día para recordar de como la dictadura cubana dejó morir al preso político Armando Sosa Fortuny, un luchador por la libertad y la democracia”.

Dolanescu recordó que Sosa Fortuny estuvo más de 40 años en prisión si suman las dos sanciones que le fueron impuestas, y agregó que “por todas las prisiones que estuvo hasta su fallecimiento el régimen comunista cubano le violó todos sus derechos humanos, recibió tratos crueles e inhumanos, incluyendo la negación a tratamiento médico en tantos años de enfermedad, en prisión”.

En relación al tributo de respeto en el parlamento tico, el legislador destacó que “desde la Asamblea Legislativa de Costa Rica, como Diputado rindo homenaje a un luchador por la libertad. ¡Armando Sosa Fortuny presente!”.

Armando Sosa Fortuny falleció a los 77 años de edad el 28 de octubre del 2019 en el hospital Amalia Simoni de Camagüey.

Sosa Fortuny cumplió 25 años de una condena de 30 por acusaciones de "entrada ilegal a Cuba y otros actos contra la Seguridad del Estado".

El militante anticastrista se infiltró en Cuba como parte de un grupo armado del exilio el 15 de octubre de 1994, pero no hizo uso de las armas.

Esta era su segunda sentencia, pues había cumplido parte de otra entre 1960 y 1978, tras la cual marchó al exilio. Entre ambas condenas, pasó 43 años en cárceles castristas.

Durante sus largos años en prisión, se le negaron las visitas reglamentarias, los medicamentos enviados desde el exterior y el acceso a llamadas telefónicas en reiteradas ocasiones.

Cargar más

José Daniel Ferrer

XS
SM
MD
LG