Enlaces de accesibilidad

Mundo

Cuba, Venezuela y Bolivia se oponen a debatir en ONU represión a la minoría uigur en China

"Guardar silencio ante una atrocidad es un crimen", advierte un cartel de un activista uigur en Turquía, el 10 de febrero de 2021. (AP Photo/Mehmet Guzel)

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con sede en Ginebra, rechazó este jueves celebrar un debate el próximo año sobre los abusos contra los derechos de los musulmanes uigures y de otras minorías étnicas en la región china de Xinjiang.

Cuba, Venezuela y Bolivia fueron los países de América Latina que votaron en contra, mientras que Argentina, Brasil y México se abstuvieron. Sólo Honduras y Paraguay aprobaron efectuar el debate.

El proyecto fue rechazado con 19 votos en contra, 17 a favor y 11 abstenciones, aunque Michelle Bachelet, momentos antes de concluir su mandato como Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, presentó un informe el 31 de agosto que ofrece evidencias de la política china de reprimir sistemáticamente a la población y cultura uigur.

La delegación de Estados Unidos en Ginebra criticó duramente el resultado de la votación. "La inacción después de ser divulgado el informe de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU lamentablemente sugiere que algunos países están libres del escrutinio y podrán seguir atropellando los derechos humanos con impunidad".

Estados Unidos presentó el mes pasado el primer proyecto de resolución en busca de un "debate" sobre Xinjiang después de las acusaciones de crímenes de lesa humanidad contra los uigures y otras minorías musulmanas en dicha región del oeste chino.

En septiembre, Amnistía Internacional declaró que el Consejo de Derechos Humanos debería tomar medidas para garantizar la rendición de cuentas "por las continuas atrocidades cometidas en Xinjiang, China”.

El Consejo “debe poner fin a sus años de inacción y establecer un mecanismo internacional independiente encargado de investigar los crímenes de derecho internacional cometidos en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang”, aseveró la entidad civilista con sede en Londres.

El informe presentado en agosto por Bachelet, indicó Amnistía, “corrobora los abundantes indicios de graves violaciones de derechos humanos contra la población uigur y otras comunidades de minorías étnicas predominantemente musulmanas documentadas por Amnistía Internacional y otras organizaciones dignas de crédito”.

REGÍMENES ABUSADORES EN EL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS

Entretanto, Human Rights Watch ha dicho que los países miembros de las Naciones Unidas que voten durante la próxima elección para miembros del Consejo de Derechos Humanos deberían negarle un asiento a Venezuela debido "a su terrible récord en derechos humanos y los posibles crímenes de lesa humanidad que se están cometiendo en el país".

China, Eritrea y Cuba ya están en el Consejo y tener a Venezuela sería como incorporar a otro régimen abusador, comentó la organización pro derechos humanos.

Vea todas las noticias de hoy

Holodomor y el sufrimiento infligido por Stalin y Vladimir Putin contra el pueblo de Ucrania

Imágenes del Holodomor. (Imagen de cortesía).

El 28 de noviembre se conmemora el Holodomor, la política del dictador comunista de la URSS, Joseph Stalin, que mató de hambre a millones de ucranianos en los años 30.

Días antes de la fecha, hubo gestos y declaraciones de legisladores en Irlanda y Rumanía, y del papa Francisco, quien comparó la política de Stalin con la de Vladimir Putin, el hombre fuerte de Rusia que inició una guerra no provocada en Ucrania.

La Cámara Alta del Parlamento irlandés aprobó el jueves el reconocimiento del Holodomor como el exterminio y genocidio ucraniano de millones de personas.

Momentos después, la Cancillería de Ucrania dijo en un comunicado que agradece al Senado irlandés por reconocer el Holodomor de 1932-1933 como un genocidio del pueblo ucraniano.

La Cancillería ucraniana comentó que "habiendo sobrevivido a la Gran Hambruna en el pasado, Irlanda conoce el horror del hambre y comparte este dolor". La Embajada ucraniana en el país, por su parte, ha tildado la medida de "histórica".

El miércoles, el Parlamento de Rumanía reconoció como "un crimen contra el pueblo ucraniano y contra la humanidad" el Holodomor.

"Nueve meses después de que la Federación Rusa desatara su agresión militar contra Ucrania, la adopción de esta declaración representa un gesto contundente de apoyo y solidaridad con el pueblo ucraniano", ha declarado el diputado que representa a la minoría ucraniana en Rumanía, Nicolae-Miroslav Petretchi.

En el texto se recuerda que Holodomor, como se conoce en ucraniano este crimen en masa, fue "planificado de manera cínica y cruel por el régimen stalinista, con el objetivo de imponer por la fuerza las políticas de la Unión Soviética de colectivización agrícola contra la voluntad de la población rural de Ucrania".

Por su parte, el papa Francisco comparó el sufrimiento de los ucranianos hoy con el “genocidio provocado artificialmente por Stalin”.

Vincular las penurias de los civiles ucranianos hoy con los que murieron de hambre hace 90 años, calificar el hecho de “genocidio” y echarle la culpa directamente a Stalin, marca una fuerte escalada de la retórica papal contra Rusia, reportó la agencia Prensa Asociada. Unos 18 países reconocen oficialmente el Holodomor, según el Museo del Holodomor en Kiev.

En declaraciones al finalizar su audiencia general semanal de los miércoles, Francisco renovó su pedido de orar por el “sufrimiento terrible del querido y martirizado pueblo ucraniano”.

Recordó en ese sentido que el sábado se cumple el 90 aniversario de la hambruna, que Ucrania conmemora el cuarto sábado de noviembre como Día de la Memoria.

“El sábado comienza el aniversario del genocidio terrible del Holodomor, el exterminio mediante la hambruna provocado artificialmente por Stalin entre 1932 y 1933”, dijo Francisco. “Oremos por las víctimas del genocidio y oremos por tantos ucranianos -niños, mujeres, ancianos, bebés- que padecen hoy el martirio de la agresión”.

En su Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia de 2004, el Vaticano incluye a los ucranianos, armenios y judíos como víctimas de genocidios en el siglo XX y dice que “los conatos de eliminar enteros grupos nacionales, étnicos, religiosos o lingüísticos son delitos contra Dios y contra la misma humanidad, y los autores de estos crímenes deben responder ante la justicia".

La ONU apoya investigar la represión de las protestas en Irán; Cuba y Venezuela rechazan la moción

Imagen de mujeres protestando en Irán tras la muerte en custodia de la joven Mahsa Amini, quien fue arrestada el 16 de septiembre de 2022 por usar mal el velo. (Hawar News Agency via AP).

El máximo órgano de derechos humanos de las Naciones Unidas decidió el jueves, por amplio margen, establecer una misión de investigación de la represión de las protestas masivas en Irán que han conmocionado al país desde el 16 de septiembre, cuando una joven mujer murió tras ser arrestada en Teherán por usar mal el velo islámico.

La moción se aprobó con 25 votos a favor, seis en contra y 16 abstenciones en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra. Cuba fue uno de los pocos que votó en contra. Venezuela, China, Eritrea, Pakistán y Armenia también rechazaron la medida.

La delegación cubana argumentó que se opone a la intromisión en los asuntos internos de otras naciones, y que la situación de los derechos humanos en otros países se debe abordar durante los Exámenes Periódicos Universales, los cuales se llevan a cabo en el marco del Consejo de Derechos Humanos. Los países Occidentales y sus aliados tienen motivos políticos para criticar al gobierno iraní, agregó la parte cubana.

A inicios de noviembre, alrededor de 30 mujeres cubanas, o de origen cubano, solicitaron en una carta al presidente Joe Biden que exija el retiro del régimen iraní de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas.

“Nosotras las mujeres, especialmente las que también sufrimos el autoritarismo, debemos ser solidarias. Que sea Irán quien ocupe la presidencia de la Comisión Jurídica y Social de la Mujer en Naciones Unidas es, más que preocupante, inaceptable”, recalcó, en conversación con Radio Televisión Martí, la historiadora de arte y defensora de los derechos humanos, Carolina Barrero.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:07 0:00

María Elena Mir Marrero, integrante en La Habana de la Red Femenina de Cuba, lamentó la postura de Cuba, pero comentó que no le sorprendía.

"Cuba nisiquiera tiene una ley de protección de género, una ley que proteja a las mujeres", y por eso "no me sorprende para nada" su votación en la ONU, declaró Mir Marrero a Radio Televisión Martí.

La semana pasada, la organización Human Rights Watch había exhortado a la comunidad internacional a investigar la represión desatada en Irán contra las manifestaciones.

"Están usando fuerza bruta", denunció la ONG, la cual investiga la muerte de 434 personas, entre ellas 60 menores de edad, desde el 16 de septiembre al presente.

Entretanto, la delegación de Estados Unidos en Ginebra celebró la moción de este jueves: "Todos observamos con horror cómo se desarrollan los acontecimientos en Irán. Y, sin embargo, lo que vemos es muy limitado debido al bloqueo de comunicaciones impuesto por las autoridades. El pueblo de Irán exige algo muy simple, algo que la mayoría de nosotros aquí damos por sentado: la oportunidad de hablar y ser escuchados".

"Aplaudimos su coraje, especialmente el de las mujeres, las niñas y los jóvenes que valientemente exigen el respeto de sus derechos humanos y la rendición de cuentas por los abusos", añadió. "Defienden los mismos principios sobre los que se fundaron las Naciones Unidas. El movimiento histórico fue provocado por la muerte imperdonable e injustificable bajo custodia de Mahsa Amini (el 16 de septiembre), y las fuerzas de seguridad las han enfrentado con brutales asesinatos de cientos de iraníes".

Los ataques de Rusia a la prensa: "De todos modos te vamos a arrestar"

Alexei Navalni, prisionero de conciencia en Rusia, en un enlace por video con un tribunal en Moscú. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko).

Amnistía Internacional lamentó que, con la llegada de Vladimir Putin a la Presidencia de Rusia en el año 2000, el país euroasiático puso en marcha un estricto sistema de silenciamiento y represión de las protestas y manifestaciones contrariaras al Gobierno y que ahora, con la guerra de Ucrania, parece haber alcanzado nuevas cotas.

La organización ha publicado este jueves un informe titulado 'De todos modos, te vamos a arrestar' en el que incide en que las autoridades rusas han desarrollado a lo largo de los últimos años un "sofisticado sistema de restricciones y duras represalias" para cercenar las protestas públicas que pasa incluso por la detención de profesionales de la comunicación.

Tras años de hostigamiento a los sectores críticos y persecución a aquellos periodistas que daban voz a las protestas, con el estallido de la guerra en Ucrania, Rusia se ha tenido que enfrentar a nuevas convocatorias de manifestaciones que se han saldado con detenciones arbitrarias, uso desmedido de la fuerza y elevadas sanciones económicas.

"Las autoridades rusas están decididas no sólo a evitar a toda costa y sancionar duramente cualquier protesta, aunque sea pacífica, sino también a minimizar cualquier conciencia ciudadana sobre ellas", ha denunciado la investigadora de Amnistía Internacional sobre Rusia, Natalia Prilutskaya, quien ha puesto el foco sobre la situación en el país desde febrero de 2022.

Poco después de que Putin anunciase el inicio de la invasión de su vecina Ucrania, decenas de miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades de Rusia, desafiando las posibles multas y encarcelamientos, para mostrar su descontento contra una decisión que sumía a su país en un conflicto en el que tendría a la comunidad internacional en contra.

Sin embargo, pese a la valentía de parte de la ciudadanía rusa, las autoridades no dudaron en aplicar "las más duras sanciones" contra los que participaban en las manifestaciones, mientras que la Policía "hizo un uso abusivo de la fuerza" contra los periodistas y observadores independientes que trataban de difundir los que ocurría.

Al mismo tiempo, mientras desde Moscú se han incrementado las exigencias a los medios de comunicación para poder cubrir en directo los acontecimientos que se suceden en el país, la Policía, de forma independiente, ha llegado incluso a exigir a los periodistas "cartas de acreditación de su empresa" o sus documentos de identidad.

"Junto a las duras restricciones legales a la libertad de prensa ya impuestas por el Estado, la Policía está actuando cada vez más arbitrariamente para evitar que periodistas y otro personal de los medios de comunicación informen a la opinión pública sobre las protestas", ha denunciado Prilutskaya.

Además, durante el pasado mes de marzo se han acrecentado los casos de periodistas a los que se les ha acusado de "difundir información falsa sobre las Fuerzas Armadas", así como por las labores del Ejército en territorio extranjero, este segundo un nuevo artículo incluido recientemente en el Código Penal ruso.

Por tanto, la persecución de periodistas ya no se produce tan solo cuando cubren manifestaciones a pie de calle, sino que también en las propias redacciones los profesionales de la comunicación se enfrentan a posibles detenciones por difundir informaciones que desde el Kremlin consideren como "falsas".

PERIODISTAS SEÑALADOS

En virtud de esta legislación, las autoridades rusas han señalado directamente a periodistas, como el caso de la publicación independiente Vechernie Vedomisti y su directora, Guzel Aitukova, a quienes se le han impuesto sanciones económicas que ascienden a los 450.000 rublos --más de 7.120 euros-- por difundir fotografías de pegatinas en contra de la guerra.

Otro caso destacado es el del medio de comunicación Dovod, cuyo redactor jefe, Kirill Ishutin, vio como la Policía registró su domicilio por, supuestamente, ser testigo de una investigación penal sobre vandalismo en relación con la aparición de pinturas urbanas en contra de la guerra en un puente de la ciudad de Vladimir.

En la misma fecha, las autoridades irrumpieron también en las oficinas del diario 'Pskovskaya Guberniya' para confiscar ordenadores, teléfonos móviles y otros materiales como parte de una causa sobre el delito de "desacreditar" de las Fuerzas Armadas rusas en el extranjero. Tras este episodio, el diario anunció el cese temporal de su actividad.

Esta persecución ha provocado que una suerte de éxodo de cientos de periodistas de Rusia. Asimismo, reconocidos medios de comunicación como TV Rain o el periódico 'Novaya Gazeta' se han visto obligados a suspender su actividad. La emisora de radio Ekho Moskvy, conocida por dar voz a críticas a Putin, fue también cerrada por las autoridades.

EL CASO NAVALNI, OTRO EXPONENTE

Las precarias condiciones democráticas y de información en Rusia se han puesto de manifiesto a nivel internacional con el estallido de la guerra, aunque bien es cierto que años atrás, con el encarcelamiento del líder opositor Alexei Navalni, este asunto también cobró notoriedad.

En enero de 2021, la población rusa también salió a las calles para denunciar el encarcelamiento de un Navalni, condenado a prisión por violar los términos de la libertad condicional que se le impuso por un caso anterior de fraude. Navalni, crítico con el Gobierno de Putin, fue envenenado supuestamente por Moscú con el agente nervioso Novichok.

Según Prilutskaya, las autoridades rusas ya pusieron en marcha en aquel momento su sistema de represión para negar a la población toda la información de la que precisan sobre le asunto en un intento por "erradicar cualquier expresión pública de descontento". Aquellas protestas culminaron con la detención de al menos 16 periodistas, según el Sindicato de Periodistas y Trabajadores de Medios de Comunicación, suspendido en septiembre de 2022.

Asimismo, al menos siete miembros de la ONG Comité contra la Tortura fueron detenidos arbitrariamente mientras llevaban a cabo labores de observación de las protestas. En muchos de éstos casos los detenidos fueron juzgados por "participar en una reunión pública no autorizada" y condenadas a al menos diez días de detención administrativa.

"ESCRUTINIO MINUCIOSO" DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

En este contexto, Amnistía ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que lleve a cabo un "escrutinio minucioso y eficaz" de la situación y para garantizar el cumplimiento de la libertad de expresión e información en Rusia.

"En épocas sombrías como esta, es fundamental tender una mano amiga a la atribulada sociedad civil y los medios de comunicación independientes de Rusia para ayudar a quienes realizan labores de observación e información en el país y que el mundo sepa de su existencia", ha remarcado Prilutskaya.

Para la investigadora de AI sobre Rusia, no será posible ponerle fin a los "abusos terribles y generalizados", ni tampoco a la "agresión a Ucrania", mientras en el interior del país euroasiático se sigan estrangulando algunos de los principales derechos y libertades de los que debería gozar la población.

(Europa Press y Amnistía Internacional)

Más protestas y menos internet en Irán

La comunidad iraní en Londres protesta contra los atropellos a los derechos de la mujer perpetrados por el régimen iraní, el 19 de noviembre de 2022. (REUTERS/Yann Tessier).


El Gobierno de Irán impuso este lunes fuertes restricciones a internet, con la red móvil sin funcionar en varios puntos del país y las conexiones fijas muy ralentizadas, en un aparente intento por controlar las protestas.

“Los datos del tráfico de la red muestra una grave interrupción del servicio de internet en Irán, con el internet móvil cortado para muchos usuarios”, indicó NetBlocks, plataforma que supervisa la conectividad de los usuarios y la censura en la red.

A ello se suma una fuerte ralentización del internet fijo, que funciona con una lentitud extrema.

Los cortes de internet no son nuevos ya que comenzaron a aplicarse desde el principio de las protestas, pero en las últimas semanas la conexión había mejorado, aunque las aplicaciones de Whatsapp, Instagram y Twitter seguían bloqueadas.

Irán vive protestas desde la muerte el 16 de septiembre de Masha Amini tras ser detenida tres días antes por la Policía de la moral por llevar mal puesto el velo islámico, que están siendo duramente reprimidas por la fuerzas de seguridad.

Los manifestantes, sobre todo jóvenes y mujeres, pedían al principio más libertades, pero ya hay muchas voces que exigen el fin de la República Islámica.

Las protestas se intensificaron la semana pasada, tras un llamamiento de activistas a conmemorar las movilizaciones de 2019, en las que murieron 300 personas, según Amnistía Internacional.

Al menos 15 personas han muerto en los choques de la semana pasada, según datos de Irán.

Al menos 342 personas han muerto en las manifestaciones según la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo, mientras que seis personas han sido condenadas a muerte por su participación en las movilizaciones.

Terremoto sacude a la isla de Java y deja destrucción y muerte a su paso (FOTOS)

Un damnificado señala una casa destruida por el terremoto, en Cianjur, en la isla de Java. (Antara Foto/Yulius Satria Wijaya/ via REUTERS)

La localidad de Cianjur, en la mítica Java, principal isla de Indonesia fue sacudida este lunes por un terremoto de 5, 6 en la escala Richter, según el Servicio Geológico des Estados Unidos dejando, al menos hasta el momento, un saldo de 162 personas fallecidas y centenares de heridos.

El epicentro del sismo, de apenas 10 kilómetros de profundidad, se localizó en la zona del hospital de Sayang, en Cianjur, donde se registró el mayor número de víctimas fatales y, según la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica, en menos de dos horas fueron registradas 25 réplicas.

Yakarta, capital de Indonesia, a 75 kilómetros de Cianjur, también se sintieron los efectos del terremoto, con oscilaciones en los edificios y fueron realizadas evacuaciones.

De acuerdo con un reporte de la BBC en Cianjur “unas 2, 200 viviendas” sufrieron grandes daños, y al menos “13, 000 personas han sido desplazadas de las zonas de Cianjur, además, aseguró EFE, “un internado islámico”, y además, “cuatro edificios gubernamentales, tres escuelas, una iglesia y varios comercios locales”, según el último reporte oficial.

Entre los heridos, afirma la Agencia AP, “había muchos niños” y a algunos han tenido que aplicarles reanimación cardiopulmonar”, por otra parte, los hospitales, colapsados, atienden a las víctimas “en terrazas y estacionamientos”.

Trabajadores de emergencias atendían a los heridos en camillas ante los principales hospitales, en terrazas y estacionamientos. (AP Photo/Kholid)
Trabajadores de emergencias atendían a los heridos en camillas ante los principales hospitales, en terrazas y estacionamientos. (AP Photo/Kholid)

El actual gobernador de Java se mostró prudente a la hora de hablar de la cantidad de víctimas fatales señalando que las cifras de heridos y de fallecidos pueden aumentar, pues todavía “hay mucha gente” bajo los escombros.

“Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría de ellos moderados.

Una de las catástrofes más mortíferas en el país tuvo lugar en 2004, cuando un fuerte terremoto en el norte de la isla indonesia Sumatra generó un tsunami que causó más de 226.000 muertos en una docena de naciones bañadas por el Océano Índico”, apuntó EFE.

Cargar más

XS
SM
MD
LG