Enlaces de accesibilidad

Cuba

Gobierno cubano le sirve la mesa al capital extranjero

Fotografía del exterior del hotel "Four Points by Sheraton" en La Habana.

Reunidos en un decreto y tres resoluciones publicadas este jueves en la Gaceta Oficial, los cambios incluyen la eliminación del estudio de factibilidad como requisito obligatorio para presentar una propuesta de negocios ante el Mincex.

Cuba modificó este jueves sus leyes y simplificó el proceso de aceptación de los proyectos de inversión extranjera en el país, con el fin de agilizar la captación de capital foráneo y dar un necesario impulso a la economía de la isla, que atraviesa problemas de liquidez.

Reunidos en un decreto y tres resoluciones publicadas este jueves en la Gaceta Oficial, los cambios incluyen la eliminación del estudio de factibilidad como requisito obligatorio para presentar una propuesta de negocios ante el Ministerio cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex).

A pesar de la urgencia por concretar la entrada de capital extranjero, cuya necesidad ha reconocido en reiteradas ocasiones el Gobierno cubano, el proceso de aceptación e implementación de los proyectos era muy lento, complicado y trufado de lastres burocráticos, lo que desalentaba a los potenciales inversores.

Por ello, ahora se acortarán los plazos de la evaluación y aprobación de los negocios y se definirá desde el principio el cronograma de desembolso de capital para garantizar la agilidad del proceso inversionista.

Estas modificaciones "sin duda harán más expeditos los trámites, lo cual resultará beneficioso para todos aquellos inversionistas que deseen negociar con Cuba", explicó al diario estatal Granma la directora general de Inversión Extranjera del Mincex, Déborah Rivas.

Las nuevas disposiciones, que complementan la Ley de Inversión Extranjera de 2014, eliminan además la presentación de estudios de
impacto ambiental y de compatibilidad
"con los intereses de la defensa" en la propuesta inicial de negocios e inscriben estos requisitos en fases posteriores de la tramitación.

Cuba se abrió al capital extranjero hace cuatro años como una vía para reflotar y diversificar una economía lastrada aún por la intensa crisis económica de la década de 1990 y superar la dependencia de sus aliados en la región.

Las autoridades de la isla han reconocido que necesitan 2.500 millones de dólares al año en inversión extranjera directa para garantizar el sostenimiento económico nacional.

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel insistió recientemente en la necesidad de "agilizar" el análisis de las propuestas de negocios y el anteproyecto de nueva Constitución, que irá a consulta popular en dos semanas, admite la inversión extranjera como "una necesidad y un elemento importante del desarrollo" del país.

También el exgobernante y líder del Partido Comunista de Cuba (PCC, único), Raúl Castro, ha urgido en numerosas ocasiones a perder el miedo y los prejuicios contra el capital externo.

"Las demoras, si bien no el único factor, han lastrado la voluntad de convertir la inversión foránea en elemento activo y fundamental para el desarrollo de determinados sectores de la economía", indicó este jueves Granma.

El órgano portavoz del PCC señala que en paralelo se necesita también "corregir contratiempos organizativos, sortear las limitaciones de la dualidad monetaria y el 'bloqueo' (embargo) estadounidense y, sobre todo, aguzar la proactividad en la captación de capital extranjero".

En 2016 Cuba sufrió su primera recesión económica en más de dos décadas (-0,9 %), pero repuntó en 2017 con un 1,6 % de crecimiento,
según los datos divulgados por el Gobierno.

Díaz-Canel anunció el mes pasado que la isla alcanzó en el primer semestre del año un "discreto" 1,1 % debido a "factores adversos" y
pidió al sector estatal ahorrar "por aquí y por allá, donde quiera que se pueda, suprimiendo cualquier despilfarro".

Para este año la isla prevé crecer un 2%, mientras que las proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estiman para Cuba un crecimiento del 1% en 2018.

(EFE)

Vea todas las noticias de hoy

Aumenta el número de cubanos en la frontera Costa Rica-Nicaragua (VIDEO)

Esta imagen de un video publicado en Facebook muestra, según reporta el periodista de Univisión Mario Vallejo, a algunos de los cubanos reunidos en la frontera de Costa Rica y Nicaragua.

En los últimos días viene aumentando el número de cubanos radicados temporalmente en Costa Rica que llegan al puesto de Peñas Blancas, en la frontera con Nicaragua, para pedir que les permitan la entrada a este país y así poder continuar rumbo a México, desde donde quieren cruzar a Estados Unidos.

“De hecho voy a la frontera [solo] con el pasaje del bus”, le dijo el martes la cubana Yuna Faure al periodista de Radio Televisión Martí José Luis Ramos. “Yo voy sola prácticamente, pero no queda de otra, [por] la necesidad que estoy pasando para poder pagar renta, para poder alimentarme”.

Faure dice haberse cansado de esperar una solución después de pasar 11 meses en San José, la capital de Costa Rica.

De acuerdo con el sitio de noticias Cubanet, en el sitio fronterizo de Peñas Blancas se han reunido más de 200 cubanos que piden autorización para continuar camino a la frontera México-Estados Unidos. Entre los firmantes de una solicitud abierta en el sitio de internet change.org para que el gobierno nicaragüense permita el cruce de los cubanos aparece un mensaje a nombre de Jorge Lázaro Delgado.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:32 0:00

“Soy cubano y firmo esta carta en nombre de todos los cubanos que estamos en frontera con Nicaragua y Costa Rica, para que nos den la oportunidad de seguir nuestro camino”, reza el texto.

Un video publicado en Facebook por el periodista de la cadena Univisión Mario Vallejo bajo el título de “Esto es lo que dicen hoy decenas de cubanos en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua” muestra a un grupo de personas que gritan “Libertad”.

Una mujer que forma parte del grupo pide que el presidente Donald Trump, el senador de la Florida Marco Rubio y la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, los ayuden a cumplir “sus sueños de libertad” porque, dice, “no queremos más a la dictadura cubana”, y uno de los manifestantes condena la represión y las agresiones contra la comunidad LGBTI en la isla.

Adamyelis Quirós asegura haber pasado seis meses con su familia en la capital de Costa Rica. Según dijo a Radio Televisión Martí, solicitó el estatus de refugiada ante la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), pero la entrevista correspondiente está programada para el 2021.

“Las autoridades están haciendo supuestamente negociaciones --es lo que nos han dicho-- para que nos dejen pasar, o para mandarnos directo, si pudiera ser el caso de un puente aéreo”, le explico Quirós al reportero de Radio Televisión Martí.

Cándida Cruz, de la Fundación Arias Para la Paz y el Progreso Humano, le dijo a Ramos que hasta el momento no están ofreciendo ayuda a estos cubanos.

“Porque como les ayudaron a muchos nicaragüenses que estaban allí varados, entonces están viendo cómo hacen para ayudarles a estos otros”, declaró Cruz. “Pero apenas están en eso, si es que les van a ayudar”.

Opositor reclama con huelga de hambre devolución de pertenencias ocupadas por la Seguridad del Estado

Miguel Angel López Herrera / en huelga de hambre Foto de Bartolo Cantillo

El activista Miguel Ángel López Herrera lleva hoy 19 días en huelga de hambre en Guantánamo para exigir que le devuelvan la ropa, los zapatos, 30 CUC, una memoria USD, su carnet de identidad y la llave de la casa que le quitaron oficiales de la Seguridad del Estado y policías uniformados el pasado 23 de julio.

Exige con una huelga de hambre que le devuelvan pertenencias confiscadas
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:09 0:00

Sobre lo ocurrido habló con Radio Televisión Martí Bartolo Cantillo, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que no pudo trasladarse hasta la casa de López Herrera, también integrante de ese grupo opositor, para llevarle el teléfono por temor a que lo arresten y le confisquen el equipo.

Explicó que López Herrera fue detenido el 23 de julio pasado, lo montaron en un carro de chapa particular y lo condujeron a más de 10 km en las afueras de la ciudad de Guantánamo.

“Oficiales de la Seguridad del Estado en ropa civil y policías uniformados, lo despojaron de la camisa, el pantalón, los zapatos, 30 CUC, una memoria USD, su carnet de identidad, la llave de su vivienda y lo abandonaron en el lugar solo con la ropa interior”, detalló.

Tuvo que regresar de esa forma humillante hasta la unidad policial del Parque 24 ubicada en el centro de la ciudad. Con la protesta exige la devolución de todo lo que le pertenece, recalcó.

Otros integrantes de la UNPACU en Guantánamo también han sido acosados en los últimos días y la sede de la organización en la casa de Cantillo permanece vigilada, agregó.

El pasado 23 de julio también Enrique Monteleir, Yosvany Salazar, Alexei Brizo La Era, Henry Couto Guzmán, todos de la UNPACU fueron sometidos a atropellos por parte de las autoridades y en el caso de Rolando Mesa Benítez "también le quitaron la ropa y lo dejaron desnudo en las afueras de la ciudad", agregó.

A juicio del activista la situación de Mesa Benítez se puede complicar porque "está en libertad condicional y ya lo citaron para que se presente el próximo día 13 de agosto en ante el juez de ejecución".

"Temen que la chispa de una cola termine en revuelta"

Una cola en Cuba durante la pandemia de COVID-19. Foto Palabra Nueva

Las formas que el gobierno cubano utiliza para controlar las colas y evitar negocios ilícitos alrededor de las mismas es desproporcionada y persigue otros objetivos que van más allá de poner orden en las interminables filas, dijeron a Radio Televisión Martí activistas y periodistas en la isla.

Critican desproporcionado uso de la fuerza para controlar coleros
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:06 0:00

Para controlar las colas, los coleros y los revendedores, el gobierno cubano ha lanzado a la calle a miles de efectivos de la policía, funcionarios gubernamentales, miembros de las Fuerzas Armadas y elementos de las llamadas organizaciones de masas.

Desde Camagüey, el periodista Henry Constantín considera que se trata de una fuerza gubernamental totalmente desproporcionada.

“El hecho de usar las Brigadas de Respuesta Rápida para actuar contra los coleros, para “persuadirlos” - ya sabemos la manera en que persuaden las autoridades cubanas- no es más que el ejercicio del único lado del cerebro que ellos saben usar, que es el lado represivo”, dijo el creador de La Hora de Cuba.

Pero esta desproporción tiene un objetivo claro para el gobierno, advierte el activista Hildebrando Chaviano: “Ellos temen que esto se les pueda convertir en una especie de revuelta. Temen que una chispa en una cola pueda terminar en una revuelta más grande”.

El gobierno también le echó mano a la tecnología con el fin de controlar las colas y ha implementado la aplicación digital Porter@, capaz de saber cuántas colas una persona hace.

Yoani Sánchez, directora del diario 14ymedio, dijo que esta aplicación fue creada en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) y que se usa desde hace algunos meses.

Los creadores dicen que la app permite escanear con un smartphone el código QR del carné de identidad, conocer todos los detalles de esa persona y almacenar la información en una base de datos donde puede determinarse cuántas veces compró un cliente.

El control sobre las coleros y revendedores llega incluso a las tiendas Cimex a las que también le han impuesto restricciones.

El conglomerado de establecimientos del consorcio militar Grupo de Administración Empresarial S.A (GAESA) activó "acciones de supervisión y control" y una lista de prohibiciones a sus empleados como reservar a clientes productos y mercancías, vender mercancías fuera del horario establecido, vender productos con garantías o propiedades en blanco y sin presentación del carné de identidad, que los trabajadores compren productos en las tiendas donde laboran y que divulguen información sobre productos en existencia en los almacenes.

¿Qué se sabe de la vacuna rusa contra el COVID-19 que podría producirse en noviembre en Cuba?

Una empleada muestra la vacuna contra el COVID-19 desarrollada en el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Nikolai Gamaleya, en Moscú.

Una vacuna contra el coronavirus patentada por Rusia podría producirse en los laboratorios farmacéuticos cubanos a partir de noviembre, según declaraciones de un funcionario de ese país publicadas este martes por la estatal Prensa Latina.

Kirill Dmitriev, jefe del Fondo de Inversiones Directas de Rusia, dijo que “Cuba tiene una gran capacidad de producción de medicamentos y, en específico, de vacunas, con un personal altamente calificado” lo que favorece el proyecto.

La población cubana sufre desde hace más de un año por la falta de medicamentos. Funcionarios de las industrias biotecnológicas y farmacéuticas de la isla han admitido su incapacidad para estabilizar el suministro a la red de farmacias estatales, una situación que han corroborado en varias ocasiones cubanos entrevistados por Radio Martí.

Pero ¿qué garantías ofrece a los cubanos y al resto del mundo la vacuna rusa?

El anuncio del registro de la vacuna, nombrada Sputnik V, y desarrollada por el Instituto Gamaleya, de Moscú, hecho en la mañana de este martes por el presidente Vladimir Putin en la televisión estatal, fue recibido con escepticismo por parte de la Organización Mundial de la Salud y la comunidad científica internacional, incluidos grupos dentro de Rusia.

El mandatario dijo que la vacuna fue probada en una de sus hijas, que solo experimentó una fiebre ligera. Una declaración similar hizo Dmitriev a Prensa Latina, al señalar que su padre de 74 años y su madre recibieron la inyección, pero en julio pasado descartó el escrutinio internacional de los esfuerzos de Rusia por lograr la vacuna contra el COVID-19 por considerarlo político.

La OMS no ha recibido suficiente información sobre la vacuna rusa para evaluarla, dijo el martes el subdirector de su rama regional, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, reportó la agencia Reuters.

En declaraciones a los reporteros en una conferencia de prensa en línea desde Ginebra, el portavoz de esa organización, Tarik Jasarevic, señaló que "la precalificación de cualquier vacuna incluye la revisión y evaluación rigurosa de todos los datos de seguridad y eficacia requeridos", algo que no ha podido se completado en este caso.

Según Dmitriev, Rusia ya ha recibido solicitudes de más de 1.000 millones de dosis de la vacuna por parte de unas 20 naciones, y está lista para fabricar “más de 500 millones de dosis de la vacuna por año” en cinco países, pero Barbosa advierte que no debería ser producida por ningún país hasta que se completen las fases 2 y 3 de los ensayos para garantizar su seguridad y eficacia.

La vacuna rusa no ha sido probada en ensayos clínicos extensivos correspondientes a la fase 3, advierten expertos.
La vacuna rusa no ha sido probada en ensayos clínicos extensivos correspondientes a la fase 3, advierten expertos.

"Cualquier productor de vacunas tiene que seguir este procedimiento, que garantiza que es seguro y tiene la recomendación de la OMS", afirmó el funcionario.

Mientras en otros países se sigue un protocolo riguroso de ensayos clínicos y los científicos trabajan en grupos de colaboración con expertos de diferentes naciones, Rusia puede estar aprovechando la vacuna -que aún no ha completado los ensayos extensivos en gran número de personas para determinar su eficacia- para engrasar su maquinaria propagandística, advierten expertos.

Hasta ahora, según Putin, la vacuna se ha probado en varias docenas de personas, incluido militares y los propios investigadores. Estaría disponible para la población en general a partir del 1 de enero, añadió.

El lunes, la Asociación de Organizaciones de Ensayos Clínicos (OTCA), con sede en Moscú, pidió al Ministerio de Salud que retrasara el registro de la vacuna hasta que se completaran los ensayos de fase 3, ya que podría exponer a los consumidores finales a peligros innecesarios, reportó la radio pública nacional estadounidense, NPR.

"Esta es una caja de Pandora y no sabemos qué pasará con las personas inyectadas con una vacuna no probada", dijo la directora ejecutiva de la OTCA, Svetlana Zavidova, en una carta al ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko, cita NPR.

Sputnik V fue el primer satélite orbital lanzado por la entonces Unión Soviética en 1957. El nombre revela “cómo el gobierno de Putin ha visto la carrera de las vacunas como un punto de orgullo nacional y competencia a escala mundial” con laboratorios en otros países que se persiguen el mismo objetivo, señaló el diario estadounidense The Washington Post.

“Esa es una gran preocupación, porque es mucho menos probable que los efectos adversos de la vacuna se informen de manera transparente si se administra fuera de un ensayo riguroso”, dijo al Post J. Stephen Morrison, vicepresidente del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. También existe la posibilidad, agregó, de que la población rusa sea obligada “a tomar una vacuna no probada y potencialmente peligrosa” bajo coerción, para “mantener sus trabajos”.

El mes pasado, funcionarios de seguridad de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá acusaron a piratas informáticos vinculados a un servicio de inteligencia ruso de intentar robar información de investigadores que trabajan para producir vacunas contra el coronavirus en esos países.

La vacunación de la población rusa “sería voluntaria” e iniciaría en los próximos días “para médicos y profesores”, aseguró Dmitriev a Prensa Latina, pero salvo las referencias al éxito del producto, Rusia no ha compartido información de rigor sobre los ensayos clínicos de la Sputnik V.

Putin dijo que estaría disponible para el público en general el 1 de enero. Según el gobernante ruso, “lo que cuenta” es que Rusia pueda “garantizar la seguridad incondicional del uso de esta vacuna y su eficacia en el futuro”, algo que espera sus científicos logren.

Así fueron los últimos días del opositor cubano que murió en huelga de hambre

Yosvany Arostegui Almenteros A la derecha) Foto tomada de Facebook

Yosvany Aróstegui Armenteros, murió el pasado día 7 de agosto en el hospital Amalia Simoni de Camagüey, a donde había sido trasladado días antes desde la cárcel Kilo 8 donde realizaba una huelga de hambre en protesta por la sanción que le habían impuesto.

"Diez días antes de morir, llaman a mi hermano Yaudel Aróstegui Armenteros para que se presentara al hospital. Cuando llegó al Amalia Simoni le dijeron que mi hermano está muy mal. Mi hermano no lo pudo ver", declaró Raidel Aróstegui Armentero, hermano de activista fallecido en huelga de hambre en un audio divulgado por Free Cuba.

Relató que a su hermano lo detuvieron hace más de un año y lo acusaron "de violación y robo, delitos de los que desde el primer momento se consideró inocente".

La petición fiscal fue de 28 años de cárcel y mientras esperaba la realización del juicio lo mantuvieron en prisión preventiva "pero él siempre decía que lo iban a soltar porque no había cometido ningún delito", recordó.

La familia contrató un abogado, sin embargo, días antes del juicio murió en un accidente y otro que no conocía del caso estuvo a cargo del proceso.

"Apenas tuvo tiempo de investigar y solo vio a Yosvany una vez", precisó.

Finalmente lo sancionaron a 15 años de privación de libertad y en protesta comenzó a realizar varias huelgas de forma intermitente, primero en la cárcel Cerámica Roja y luego en la de Kilo 8, ambas en Camagüey.

Como resultado de las huelgas en las que "se pasaba, varios días sin comer y otros solo tomando líquidos, su salud se deterioró y según mi otro hermano que iba a la prisión, lo vio en silla de ruedas muy flaco y muy deteriorado".

De la última huelga de hambre la familia lo supo cuando llevaba más de 40 días pero no lo pudieron ver, aseguró.

En una llamada telefónica "una doctora le comunicó a mi hermano que la última llamada que le hicieran no sería buena", agregó.

La familia recibió el pasado viernes a las 8.00 pm la noticia del fallecimiento en el hospital. "Lo llevaron a velar unas tres horas, solo permitieron a los familiares y a las 2.00 am lo cremaron", concluyó.

"Mi hermano era activista de los derechos humanos. Siempre estaba enfrentándose con la policía política. En Camagüey él era una piedra en el zapato de la policía política por sus acciones. Él siempre me dijo que el día que le sucediera algo que él se iba a plantar (…) y que el segundo (Orlando) Zapata en Camagüey iba a ser él. Y así sucedió", agregó en la entrevista de Free Cuba.​

Jhon Suárez, director del Centro Para una Cuba Libre enfatizó en que Aróstegui acudió a la huelga de hambre como último recurso para reclamar sus derechos.

"En Cuba una larga lista de cubanos ha muerto en ese tipo de protesta para defender su dignidad, señaló.

Activista cubano fallece en circunstancias similares a Orlando Zapata Tamayo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

“El hambre ha sido una herramienta de guerra que se usa contra el gobierno y a la que tuvo que apelar para destacar su inocencia ante una condena de 15 años de prisión, recordó Suárez.

El activista Virgilio Mantilla que lo conocía desde hace años, cuando participaron juntos en acciones de la organización "Unidad Camagüeyana por los Derechos Humanos", asegura que ​tuvo un activismo muy fuerte y comprometido, muy activo, y le dio dolores de cabeza a las autoridades.

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba resaltó el comprometido activismo del opositor y la persecución de que fue víctima.

Cargar más

XS
SM
MD
LG