Enlaces de accesibilidad

Entretenimiento

Protesta en La Habana por la Riverside de Miami

Dicen en La Habana que la existencia de la Riverside en EE. UU. sería una “agresión mediática”, un "acto vandálico" y un "crimen de lesa humanidad".

Una iniciativa para refundar la orquesta Riverside en Miami con viejos integrantes y amigos que fueron miembros de la agrupación --una idea de Mario (Mayito) del Monte Jr.-- motivó la protesta de las autoridades cubanas.

A mediados de noviembre, el anuncio de la creación del grupo, que se llama Orquesta Riverside Miami, se efectuó en el programa de Fernando Hidalgo de la cadena Mega TV, en Miami.

La banda la integrarán el cantante Onelio Pérez, Alfredo Salvador (saxo barítono), Lenny Timor (trompeta), Bernardo Díaz (bajo y arreglos musicales) y la nueva generación con Mauricio de Monte (trompeta), Glenda del Monte y Junior (piano), Guillermito (trombón), Alejandro (saxos), y Sardiñas y Pedro Franco en las tumbadoras.

Este viernes, en La Habana, funcionarios del Instituto Cubano de la Música afirmaron en conferencia de prensa que nombrar como Riverside a esa nueva banda es un hecho "repudiable", que intenta "confundir" a la opinión pública y "adulterar" el patrimonio histórico y cultural del país.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:16 0:00

Para los funcionarios cubanos, la existencia del proyecto miamense para refundar una orquesta con el nombre de la banda cubana Riverside, fundada en 1938 y activa en la actualidad, les obligaría a emprender acciones legales en caso de que la iniciativa prospere.

El director de la Riverside Miami, Leonardo "Lenny" Timor, anticipó en entrevista con Adriel Reyes, de Radio Martí, que la orquesta será legalmente inscrita en EE. UU. en los próximos días, como una empresa de la Corporación Habana Productions.

El presidente del Instituto Cubano de la Música (ICM), Orlando Vistel durante la conferencia de prensa sobre la orquesta "Riverside".
El presidente del Instituto Cubano de la Música (ICM), Orlando Vistel durante la conferencia de prensa sobre la orquesta "Riverside".
El presidente del Instituto Cubano de la Música, Orlando Vistel, dijo que se trata de una “agresión mediática”, un "acto vandálico" y un "crimen de lesa humanidad".

Sin embargo, el director de la Riverside en Cuba, Raúl Nacianceno, precisó que varios de los integrantes del proyecto en Miami son "buenos músicos cubanos" que alcanzaron a trabajar con esa orquesta en la isla, y coincidió en que no habría que llegar a un proceso legal.

La lista de músicos que han integrado históricamente la orquesta incluye a figuras como Orlando "Cachaíto" López, Adolfo Guzmán, Manuel "el Guajiro" Mirabal, el cantante Tito Gómez y Rodolfo "Peruchín" Argudín.

Vea todas las noticias de hoy

Cuarentena y el arte cubano: Neri Torres

Neri Torres, durante una de sus presentaciones. (Cortesía Neri Torres)

Se puede decir que Neri Torres nació con la música corriendo por su sangre. Esta oriunda de La Habana se crió en un ambiente que celebra la cultura afrocubana: su mamá y su papá siempre cantaban y bailaban y, durante su niñez, por su casa desfilaban académicos, pintores, músicos y poetas.

Al llegar a Miami a principios de los años 1990, se dio a la tarea de reproducir el entorno cultural, que, de hecho, sentía que le faltaba fuera de Cuba. Como resultado, fundó su propia compañía de baile, IFE-ILE, con el objetivo de promover la danza afrocubana. Para Torres, si Cuba es su madre, Miami se ha convertido en su madrina.

Te has comprometido a destacar la cultura afro-cubana mediante el baile. ¿Por qué es tan importante mantenerla vigente, y cómo se transmite su valor a través del baile?

Creo que es importante mantener la cultura afrocubana porque recoge el conocimiento popular que heredamos de las diferentes culturas que dieron lugar a la identidad cubana, entre ellas las de países del África Subsahariana como Nigeria y el Congo, entre otras, y también la de España como en la rumba, durante el proceso de colonización. Los rasgos y manifestaciones rituales distintivas que definen lo afrocubano abarcan la música, las artes visuales, los mitos y la danza, y han influido en gran medida en todas las esferas de lo que se conoce como cubano y en la llamada cultura instruida o educada.

En cuanto a cómo se trasmite el valor de nuestra cultura a través del baile, creo que el aspecto más importante es trasmitir, como educadores, el significado cultural que encierra cada movimiento. Sin mostrar esa conexión, el baile se limitaría solamente a lo físico, a un puro ejercicio.

Neri Torres: "Lo que me atrae de los bailes afrocubanos es su libertad expresiva y la riqueza en el movimiento".
Neri Torres: "Lo que me atrae de los bailes afrocubanos es su libertad expresiva y la riqueza en el movimiento".

¿Cómo te has mantenido activa durante la cuarentena? ¿Qué estás haciendo con tus estudiantes?

Durante esta cuarentena, todos los días salgo de mi apartamento a subir y bajar escaleras por media hora para mantener mi forma física. Se lo recomiendo a todo el mundo. Es un excelente trabajo aeróbico y fortalece las piernas.

En cuanto a mis estudiantes, he tenido que recurrir a la plataforma virtual como todo el mundo. Creo que la internet no es el medio ideal para recrear el calor humano y todo el aspecto de socialización tan positivo que caracteriza a la danza. Pero entiendo que es necesario adaptarse para poder mantener esta forma de arte que por lo general no siempre cuenta con el apoyo debido. Incluso, considero que es posible que la internet haya venido para quedarse en lo que respecta a todas las artes escénicas.

Por el momento, mis estudiantes continúan aprendiendo sobre la danza y la cultura afrocubanas a través de la aplicación Zoom, donde nos conectamos, revisamos algunas combinaciones de movimientos y discutimos lo relacionado con la historia.

Háblame de las clases que ofreces. ¿Cuál es tu estilo? ¿Quiénes participan de ellas: anglos, hispanos, jóvenes, personas mayores?

Dependiendo de la demanda y del lugar donde me encuentre (un college, un estudio o en el festival que produce mi compañía, por ejemplo), ofrezco clases de folklore afrocubano (bailes para los orishas, rumba...), bailes populares cubanos (mambo, son, chachachá...) y danza contemporánea. También imparto la parte teórica de la danza, que abarca la historia además de tópicos relacionados con la cultura en general.

He dado clases a todo tipo de personas interesadas en nuestra cultura, desde asiáticos, anglos (europeos y americanos), caribeños y latinos en general. Las edades fluctúan entre los 18 a los 50 años, aunque también he impartido clases a niños y ancianos como parte de programas especiales.

¿Qué haces para hacerles llegar el sentido de esta música, para conmoverlos? ¿Los estudiantes practican con vestuarios africanos? ¿Es parte de la atmósfera en tus clases?

Bueno, creo que esto se logra a través de una combinación de factores que forman parte de la metodología de la enseñanza, que van desde la modulación de la voz, a tener una idea clara de cómo trasmitir el movimiento en tiempo y espacio. Aparejado a esto, durante la demostración del baile trato de igualar mi propia energía con la de la música, que ya es contagiosa de por sí.

Por lo general, para los bailes afrocubanos los estudiantes usan ropa de hacer ejercicios pero las mujeres requieren sayas amplias. En esto podemos notar que el vestuario en Cuba es diferente al africano, pues a pesar de que estas formas rituales derivan de África (Nigeria y varios países de África central como Angola y el Congo) evolucionaron de manera diferente durante el choque de culturas que fue la colonización. O sea, se “criollizaron” o transculturaron, para usar la clasificación que creara Fernando Ortiz, adaptándose al nuevo contexto.

Eres profesora de danza. Háblame de tus estudios de danza en Cuba y aquí. Tengo entendido que estudiaste una maestría en Denver. ¿Cómo fue esa experiencia de estar tan lejos de Miami y de tu comunidad cubana? ¿Qué aprendiste?

En Cuba cursé estudios de danza en la Escuela Nacional de Instructores de Arte y en el Instituto Superior de Artes, en La Habana. Agradezco a maestros de la talla de Nieves Quintero, Marta Bercy Domingo Pau, Reinaldo Muñiz, Laura Alonso, Zoraida Rodríguez, Víctor Cuellar, Arnaldo Patterson, Eduardo Rivero y muchos otros que inspiraron mi formación profesional, la que considero bastante ecléctica.

Me gradué de un Master en Fine Arts (equivalente a una licenciatura) en la especialidad de danza en la Universidad de Colorado, en Boulder. Paralelamente a la danza, también cursé estudios de cine porque me interesa la relación entre la danza y la imagen fílmica.

Pues allí estuve por casi tres años ininterrumpidos. A pesar de la belleza de las montañas y del sol que brilla a diario en medio de temperaturas gélidas. Me daba nostalgia no poder ver el mar, como buena caribeña y miamense que soy. Chica, para serte franca, extrañaba los pastelitos, la gente hablando alto y el olor a café cubano que sale de cada cafetería. En suma: el "cubaneo".

Lo más cómico es que mis compañeras de clase, (norteamericanas todas) se reían de mi porque con una temperatura en los 50 y pico de grados, ellas andaban olímpicamente con un suetercito cobarde (como diría mi mama) y yo con un abrigo gordísimo de esos que tienen capucha.

Para mi Miami es mi segunda patria. He tenido la oportunidad de viajar por todo el mundo pero siempre regreso a esta ciudad que me abrió las puertas como emigrante, y donde he realizado la mayor parte de mi carrera y de mis sueños.

Cuarentena y el arte cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:56 0:00

¿Cómo describirías lo que es el baile afrocubano? ¿Qué es lo que te atrae a él? ¿Estuviste expuesta a él durante tu niñez, lo bailabas? Tu hermano también es músico y creador de instrumentos. ¿Cómo es trabajar con él?

Bueno, el baile afrocubano en general tiene la característica de ser contagioso por la viveza de sus ritmos y cantos, además de la energía que el bailador debe desplegar. Se ha llamado la atención sobre cómo el sentimiento "celebratorio" de estos bailes atrae a personas de otras culturas, o sea, que tienen la habilidad de crear comunidad, por lo que en estos momentos se pueden contar en miles sus practicantes por todo el mundo.

En lo personal, lo que me atrae de estos bailes es su libertad expresiva y la riqueza en el movimiento. Además, creo que tienen un impacto menos invasivo en el cuerpo como ocurre con el entrenamiento formal (ballet, por ejemplo), por lo que se pueden bailar a cualquier edad.

Sí, estuve expuesta a estas tradiciones desde muy joven. Cuando llegué a la escuela de artes, el estudio de estas formas de bailes se hizo más sistemático, pero me encontré más atraída a la danza moderna en aquel tiempo. Sin embargo, ya de emigrante revaloré la importancia de la contribución de estos estilos de bailar en la manera de moverse del cubano y en mi propia identidad. Por tanto, me di a la tarea de reproducir el entorno cultural que de hecho sentía que me faltaba fuera de Cuba. Como resultado, fundé mi propia compañía de baile IFE-ILE, en la que he orientado mi trabajo sobre la promoción de la danza afrocubana y, a la vez, hago coreografías fusionando lo contemporáneo.

Sí, mi hermano Ezequiel toca tambores batá desde su adolescencia y era un jugador de baloncesto fuera de liga (no lo digo porque sea mi hermano). Recuerdo que varias veces los vecinos llamaban a la policía porque hubo una época en que para el ideal socialista del gobierno era incompatible todo lo relacionado con cualquier clase de mitos o religiones. Y como sabemos, la cultura afrocubana aunque es conocida por su expresión popular tiene sus antecedentes en rituales africanos. Hace pocos años atrás, mi hermano recibió el premio National Heritage Fellowship, que otorga el National Endowment for the Arts, por su trabajo artesanal.

Él es mayor que yo, así que si tienes hermanos mayores ya debes imaginarte. Eso sí, conoce muy bien su arte y ha estudiado mucho, por lo que siempre está lleno de ideas, y las aporta a cualquier proyecto en el que participe. Una amiga me dijo hace poco que él era como una enciclopedia ambulante de cultura afrocubana.

En realidad, mi familia es multifacética. Mis padres siempre cantaban y bailaban. A mi casa iban muchos músicos importantes como José Antonio Méndez que era muy amigo de mi familia. También mi mamá me decía que el grupo Loquibambia ensayaba en la casa antes de yo nacer. Más tarde mi hermana Naty (quien por cierto trabajó en Radio Televisión Martí) y que también cantaba (ganó un concurso de aficionados en la universidad), devino la intelectual de la familia. Así que, durante mi niñez vi desfilar a pintores, músicos, poetas y académicos pertenecientes al círculo de sus notables amigos. La música siempre fue una parte importante de nuestro hogar.

Has encabezado muchos proyectos: festivales, lecturas, espectáculos para destacar tu arte. Mencióname algunos de ellos. ¿Cómo han sido? ¿Quiénes son tus admiradores? Háblame de ser nombrada Mujer del año por la revista Glamour en español

¡Ay, dios! Ahora tengo que buscar mi currículo para responderte. He dado conferencias, clases y demostraciones para la Universidad de Oklahoma, la Universidad of Miami, el Miami Dade College, el Congreso de Danza Cubana de Munich, en Alemania, el Día de la Emancipación en Trinidad-Tobago, y para la compañía de Cleo Parker Robinson en Denver, Colorado, entre los que recuerdo. Como coreógrafa entre los trabajos más importantes está el que realicé para Gloria Estefan, en la película The Lost City, dirigida por el talentoso actor Andy García, y la producción para el casino Cristal en Aruba. Todas han sido experiencias extraordinarias en mi carrera de las que estoy muy orgullosa.

Pero uno de los proyectos que me tocó muy de cerca emocionalmente fue trabajar con jóvenes madres adolescentes, algo que reafirmó mi pasión por la danza como medio para mejorar la calidad de vida dentro de nuestras comunidades. Y claro, también está nuestro festival anual de danza afrocubana, que se celebra cada verano desde 1998, y que reúne a participantes de todo el mundo. Pero por lo que puedo apreciar, para la edición del 2020 vamos a tener una pausa a consecuencia del coronavirus.

Bueno, no los llamo precisamente admiradores sino seguidores de IFE-ILE. La gran mayoría son cubanos, pero también personas de todo EEUU e incluso de Europa que siguen nuestros eventos a través de las redes sociales.

¡Imagínate! Ser nombrada Mujer del año por la revista Glamour fue un tremendo honor que compartí con otras 10 mujeres maravillosas. De ahí salió un documental dirigido por la carismática y talentosa directora Amy Serrano, en el que discutimos nuestra trayectoria profesional y nuestra historia. Fueron momentos inolvidables para mí.

Has colaborado con grandes estrellas como Andy García y Gloria Estefan. ¿Cómo fueron esas experiencias? ¿Qué aprendiste de ellas?

Trabajar con estos artistas fue una gran experiencia profesional única que me proporcionó visibilidad a mí y a mi compañía, por lo que siempre estaré agradecida de estas oportunidades. Aprendí mucho en ese tiempo sobre la producción de grandes espectáculos.

Ambos artistas son personas dedicadas y tenaces que han trabajado mucho para lograr su posición, por lo que son un ejemplo a seguir. Lo que más admiro de ellos es su humildad y que siempre están dispuestos a ayudar a la comunidad en momentos cruciales. Pero lo que más admiro sobre todo es que no olvidan su origen cubano.

¿Piensas que tu arte es popular aquí en Miami debido a la gran población cubana, o también tiene raíces en otros rincones del mundo? ¿Qué papel juega la ciudad de Miami en tu éxito?

Sí, la presencia cubana ha sido un factor muy importante para el éxito de mi trabajo, pero creo que también lo ha sido el resultado de la perseverancia y la disciplina que me inculcaron mis padres. Lleva mucho esfuerzo y sacrificio ya no sólo establecer un nombre en cualquier rama del arte sino mantenerlo. En otras partes del mundo he podido encontrarme con algunos bailarines de mi generación. Mientras algunos no han podido lograr visibilidad, otros como yo han llegado a crear su espacio de expresión.

Como te decía anteriormente, si Cuba es mi madre, Miami ha sido mi madrina. A esta ciudad le debo mucho porque desde que me recibió por medio del apoyo de la Fundación Nacional Cubano Americana, que dirigía Jorge Mas Canosa, campeón de los cubanos en exilio, pude construir lo que siempre pensé que eran sueños irrealizables cuando me encontraba en Cuba. Logré abrir mi propia compañía de danza, no he parado de viajar, he trabajado en todo tipo de escenarios con artistas de renombre y he podido llevarle mi arte a todo tipo de público. Como ves, Miami es ya parte integral de mis memorias.

¿Te sientes realizada?

¡Pues claro que sí! Cuando miro para atrás siempre me digo: que me quiten lo bailado. Aunque soy muy exigente conmigo misma y a veces me cuestiono lo que pude haber hecho mejor. Pero en general, creo que no está mal para una emigrante. Recientemente acabo de editar un libro sobre danza, pero estoy enfrascada en terminar lo que sería mi disertación para alcanzar el doctorado. Creo que cuando termine ese proyecto, entonces estaré realmente en estado de inmensa realización.

Y si es que tienes, ¿qué haces en tu tiempo libre?

Bueno, tú lo has dicho, generalmente mi agenda está apretada. Siempre estoy llena de actividades. Mi propia mamá me decía en tono de burla que mi nombre era: Neri-me-tengo-que-ir. ¡Ya tú sabes! Pero saco tiempo para ir a ver películas o verlas en casa como ahora en esta situación incierta. Crecí viendo buen cine (desde el cine mudo a Kurosawa, Fellini, Saura, Bergman…) y ya sabes que también estudié esa disciplina. También me gusta leer ficción, jugar deportes virtuales con mis numerosos sobrinos en el Nintendo Wii (nos gusta la competencia), ir a la playa y, cuando salgo de viaje, disfrutar de algún espectáculo de Broadway. Ah, y no tengo que decirte: ¡bailar!

Viuda de William Morgan espera que Hollywood haga justicia

Morgan, segundo de derecha a izquierda.

La viuda del comandante del Ejército Rebelde William Morgan, quien murió fusilado en La Cabaña en 1961, espera que Hollywood cuente la historia de su marido que ha sido sepultada en los archivos de la historia.

Tras anunciar el rodaje para 2021 del filme The Yankee Comandante, que será protagonizado por el afamado actor Adam Driver, la cubana Olga Morgan Goodwin dijo en entrevista con BuzzFeedNews que espera que la película revele al gran público la verdadera figura de Morgan.

El comandante William Morgan con los brazos cruzados interroga a uno de sus prisioneros, Sidifredo Rodríguez Díaz, centro derecha, en La Habana, Cuba, el 14 de agosto de 1959. Rodeados por otros oficiales de Castro. (Foto AP)
El comandante William Morgan con los brazos cruzados interroga a uno de sus prisioneros, Sidifredo Rodríguez Díaz, centro derecha, en La Habana, Cuba, el 14 de agosto de 1959. Rodeados por otros oficiales de Castro. (Foto AP)

"Esto es historia", dijo la señora con quien Morgan tuvo dos hijas.

"Quería la libertad de mi país. Dio su vida por mi país", recordó la viuda que fue juzgada en ausencia, condenada y declarada fugitiva de la justicia.

The Yankee Comandante estará dirigido por Jeff Nichols y es una adaptación del artículo homónimo de David Grann publicado en la revista The New Yorker en 2012.​

El ex paracaidista nacido en Cleveland tenía 32 años cuando murió junto a su ayudante el comandante Jesús Carreras en un foso de La Cabaña a manos de un escuadrón de fusilamiento de Fidel Castro. El día antes habían sido condenados por conspiración en las montañas del Escambray, acusado de encabezar a los “alzados”.

En el juicio negó haber traicionado la revolución de Castro, a quien se unió en 1958, y dijo al tribunal: "Si me declaran culpable, caminaré hacia el muro de ejecución sin escolta, con fortaleza moral y con la conciencia tranquila".

Morgan y Carreras fueron las víctimas 598 y 599 de los pelotones de fusilamiento de Castro,según un recuento no oficial publicado por la AP el 12 de marzo de 1961.

"El comandante yanqui" que llegó a tener su propia columna rebelde en el Segundo Frente Nacional del Escambray, cooperó en diciembre de 1958 con la columna invasora del Che Guevara y el Directorio Revolucionario 13 de marzo en la toma de Santa Clara. Junto a sus hombres ocupó Cienfuegos, en la costa sur de la provincia de Las Villas, en los primeros dos días de enero del 59.

​Meses después demostró su lealtad a Castro al fingir, con el otro comandante del Segundo Frente, Eloy Gutiérrez Menoyo, que aceptaban participar en un intento de golpe de Estado financiado por el dictador dominicano Rafael Trujillo, mientras informaban a Castro del plan y le entregaban el dinero.

Más tarde, desencantado por la inclinación de Castro hacia el comunismo, Morgan se volvió contra éste, quien le hizo arrestar en 1960.

Artistas de "Circus de Cuba" sobreviven en un pueblito costero de Inglaterra

Artistas cubanos del circo quedaron estancados en su gira por el coronavirus. PETER POWELL / AFP

El payaso Papeluxo se pinta una nariz roja y una sonrisa y sale a la pista... sin público. Bloqueado en Inglaterra debido al coronavirus, el circo cubano Big Kid sobrevive llevando al ciberespacio aquel dicho de "el espectáculo debe continuar".

Pese a ser chileno, Papeluxo, cuyo verdadero nombre es Italo Magno Franco Sepúlveda, es uno de los 25 artistas que el circo Big Kid trajo en febrero desde Cuba, reclutados en La Habana, Guantánamo o Villa Clara.

Bajo el título "Circus de Cuba" esta "es la primera vez que traemos un espectáculo totalmente cubano", explica orgullosa a la AFP la manager británica Julia Kirilova.

A su llegada "tuvieron dos semanas de ensayos y solo actuaron diez veces", antes de que Londres ordenara cancelar todos los espectáculos en marzo, lamenta.

Cuba cerró sus fronteras para protegerse del coronavirus y, en plena gira por el noroeste de Inglaterra, se quedaron bloqueados en la pequeña localidad costera de Morecambe.

"Esta situación nos sorprendió a todos, no volvimos a Cuba porque no pensábamos que iba a durar tanto" y "bueno allí nosotros no tenemos trabajo ahora mismo y aquí sí lo teníamos", reconoce Luis Villalón, uno de los acróbatas.

- La playa, "una salvación" -

El espectáculo, un viaje con sabor criollo por la vida de la isla, está compuesto de acróbatas, equilibristas y trapecistas. No hay animales, sí mucha música y baile.

Y esa alegría no se ha perdido pese a que ahora están confinados en sus caravanas, instaladas junto a la gran carpa roja en un parque de Morecambe cerca del mar.

"La moral va bien, siempre tenemos algo que hacer, uno siempre está inventando", dice Luis, que se siente afortunado de poder ir a caminar por una playa que le recuerda a Cuba. "Es una salvación" a pesar del frío, bromea.

Las parejas viven en pequeñas caravanas. Los demás comparten cuarto, de a dos o a tres, en grandes tráilers.

Un juego de béisbol improvisado, una comida compartida, lo importante es "no caer en la monotonía", afirma Villalón. "Todo el mundo aquí es una gran familia".

Los tres hijos de Olimpia, la "ringmaster", son los únicos niños del circos: salen poco y "se les cuida mucho", dice.

- "Nos sentimos con suerte" -

Para mantenerse activos, los artistas siguen ensayando. Aunque con precaución, porque un accidente ahora puede ser muy problemático.

"Los acróbatas cuidamos mucho las lesiones, las caídas, porque sabemos que si pasa algo de eso, que Dios no lo quiera, tenemos que ir al hospital y la situación en los hospitales aquí ahora es más complicada", reconoce Luis, que a sus 28 años lleva seis como profesional.

Pese a las 18.000 libras (22.000 dólares) que costaron sus visas de trabajo, "como no son ciudadanos europeos, ni residentes británicos, no puede beneficiarse de la ayuda" que el gobierno de Boris Johnson ofrece a los empleados desocupados debido al confinamiento, explica Kirilova.

Artistas cubanos de circo sobreviven gracias a donaciones del pueblo Morecambe. PETER POWELL / AFP
Artistas cubanos de circo sobreviven gracias a donaciones del pueblo Morecambe. PETER POWELL / AFP

Así que sobreviven haciendo lo que hacen mejor.

Se visten con sus trajes brillantes, se maquillan y van a la carpa vacía a dar saltos mortales o colgarse boca abajo: graban sus espectáculos en vídeo, tres diferentes hasta ahora, y los venden en internet.

Sin embargo, su web, creada hace unas semanas, es aún poco conocida y para salir adelante dependen de la solidaridad local.

Con sus ajustados pantalones de trabajo y el torso al aire, tres de los acróbatas, que apenas hablan unas palabras de inglés, recogen las cajas de plástico repletas de comida que les ha donado un banco de alimentos.

"El pueblo de Morecambe nos ha ayudado mucho", dice Villalón, "estamos muy agradecidos con esta gente, aquí todos los días viene gente y nos deja comida, nos deja ropa, lo que pueden". "Nos sentimos con suerte de tener tanto apoyo".

Debían actuar en el Reino Unido hasta octubre y después viajar con su espectáculo a Malasia.

Pero "ahora que la situación ha cambiado, no estamos seguros", dice Kirilova.

Brooklynn Prince habla de su personaje en "Home Before Dark"

Brooklynn Prince habla de su personaje en "Home Before Dark"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:54 0:00

Cuarentena y el arte cubano: Victor Patrick Álvarez

Victor Patrick Alvarez, cineasta cubanoamericano

Victor Patrick Álvarez ha viajado 2,342 millas desde California para encontrarse con su pasado...en Miami. Este desplazamiento ha servido para volver a conectarse con sus seres queridos, y con la ciudad que lo vio crecer.

“Estar en cuarentena ha sido un placer. He estado con mis padres, incluso estoy reconectando con ellos y con mi niñez", explicó. "Mi mamá y yo estamos colaborando en nuestro primer video sobre su jardín”. Estoy enamorado de sus expresiones. ¡Nunca nunca nunca había podido disfrutar de las expresiones de mi mamá en cámara”!

Cuando no está creando viñetas con su madre, este joven cineasta, productor, editor, actor, y quizás con numerosas otras profesiones aun por conquistar, pasa sus días contemplando futuros proyectos que incluyen documentales.

”Me considero un director de cine humanista que trata de capturar la experiencia humana y, al mismo tiempo, descubriendo y ateniéndome siempre a la verdad. Soy una persona que me enamoré del poder que tiene contar historias y, desde muy pequeño, me descubrí a mi mismo viendo películas”. Añadió “También soy una persona que entiende el poder y la responsabilidad que se tiene en la narración de las películas. Mi objetivo, o intención en todo lo que hago, es construir puentes entre mundos y al mismo tiempo crear una unión entre las personas”.

Después de graduarse de la escuela de cine en Brooklyn, Nueva York, tuvo la oportunidad de trabajar como editor de la película, Cubamerican, de José Enrique Pardo. Y así comenzó su carrera de documentalista.

“Supe entonces que este era el principio de mi jornada. Fue una oportunidad increíble, no sólo para contar la historia de mis padres, sino también para aprender la historia de los cubanoamericanos a través de innumerables horas de investigaciones de material de archivos y entrevistas. Cubamerican fue un momento crucial en mi carrera”, enfatizó.

El filme, que se estrenó en 2013, cuenta la conmovedora historia de cómo la revolución castrista destrozó a la familia cubana. Según sus creadores, “la película evoca esta tragedia y sus temas universales de pérdida, libertad, asimilación, lucha y triunfo a través de las historias de los exiliados”.

Desde ese entonces, Victor Patrick ha tenido la dicha de trabajar en varios proyectos, incluyendo su participación en el filme 13,000,000 Voices o 13,000,000 de voces. El premiado documental cuenta la historia del histórico concierto, Peace without Borders, en La Habana. Destaca la actuación de su protagonista que, según sus productores, busca darle una voz a la generación olvidada de los jóvenes en Cuba.

Después de este proyecto, Álvarez viajó a la isla natal de sus padres. ”Me pidieron que fuese a Cuba para documentar el primer Broadway Musical en Cuba llamado Rent que fue dirigido por Andy Señor, Jr., que acabó siendo una película llamada Revolution Rent. En este momento”, exclamó, “no puedo hablar mucho sobre ella, pero sí puedo decir que nunca me imaginé el poder tener la oportunidad de conocer a tantos artistas increíbles que llegué a considerar familia”.

Su extensa trayectoria también incluye la realización de viñetas como Helping the Homeless, sobre la comunidad desamparada en Los Ángeles, y Welcome to My Garden starring Patricia Suárez Álvarez, cuyos protagonistas son su madre y su jardín.

Además de este cortometraje, entre los mayores logros de su carrera, afirma, fue la grabación que hizo junto a su abuelita, Angela Álvarez, una gran inspiración en su vida. Poder cumplir con el sueño de su nana de grabar un album ha sido todo un éxito para Victor Patrick y su hermano, Carlos, que trabajó como productor y arreglista.

“Producír, entrevistar, documentar el álbum, y hacer un video musical fue probablemente el proyecto más apasionado en el que he trabajado”, observó Victor Patrick. “Crees que conoces a alguien toda tu vida hasta que lo entrevistas y trabajas duro para cumplir su sueño. Es una persona increíblemente positiva con mucho amor y talento. Escuchar esas mismas canciones que nos tocaba y cantaba cuando éramos niños fue increíblemente gratificante”.

Los reconocidos músicos que participaron en el disco – entre ellos ganadores de Premios Grammy como Alberto Salas, Jorge “Sawa” Pérez, Justo Almario y Luis Conte, entre otros – resultaron estar inspirados y conmovidos por las melodías, la letra, la historia y la pasión de Angela Álvarez.

Y aunque hayan pasado más de siete décadas desde que su padre le prohibió ser cantante, hoy nana espera ansiosamente la presentación de su colección musical, que incluye temas que compuso mayormente sobre aquella isla que la vio nacer.

Ahora les tocará a sus nietos, que lograron convertir el sueño de su abuelita en realidad, compartir esta joya histórica con el mundo entero, y también con aquellas nuevas generaciones que, quizás no tengan una nana para inspirarles.

Cuarentena y el arte cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:58 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG