Enlaces de accesibilidad

América Latina

Creciente éxodo venezolano aviva temor a auge de xenofobia

Un cartel de migrantes venezolanos en Perú. AP Photo/Martin Mejia

Freddy Brito acababa de cantar en un autobús en la capital de Perú y estaba cruzando la calle con su pierna buena cuando el conductor de un taxi azul aceleró y se desvió hacia él.

"¡Veneco!", gritó el hombre utilizando una palabra despectiva hacia los venezolanos. "¡Váyanse de aquí!".

Brito pudo esquivar por poco el auto, que rozó su cuerpo y tiró al suelo su preciado reproductor de casetes azul con las canciones que en otra vida estuvieron a punto de hacerlo famoso en Venezuela.

"Si los ángeles no me cuidan, me hubiese atropellado", dijo.

Mientras el éxodo masivo de Venezuela sigue su curso, la cálida bienvenida inicial que recibieron muchos migrantes ha comenzado a enfriarse.

En las últimas semanas, varios videos publicados en redes sociales en Perú mostraron a migrantes agredidos, amenazados o acosados, generando preocupación por el aumento de los ataques xenófobos contra los recién llegados.

Exiliados venezolanos en Perú, Freddy Brito y su esposa Ruth Guillén, en una iglesia en Lima. AP Photo/Martin Mejia.
Exiliados venezolanos en Perú, Freddy Brito y su esposa Ruth Guillén, en una iglesia en Lima. AP Photo/Martin Mejia.

Los datos de Naciones Unidas apuntan a un aumento en el número de migrantes y refugiados venezolanos que reportan haber sufrido discriminación en Sudamérica, la región en la que se ha asentado la mayoría. Aunque es difícil de cuantificar, Perú se ha convertido en un punto especialmente conflictivo. Una línea telefónica recién establecida documentó 500 incidentes en un periodo de solo dos semanas.

"Ha ido creciendo en los últimos meses", manifestó Federico Agusti, representante de ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, en el país. "La causa, en principio, podría estar vinculada tanto al temor hacia el otro como a ciertos prejuicios o estigmas que se han ido dando (...) y eso genera discriminación y rechazo”.

Los incidentes van desde desalojos de viviendas y robo de salarios a amenazas violentas y agresiones.

En un video, una joven venezolana es azotada en una calle oscura por varios asaltantes, que le dejaron marcas moradas en sus muslos. En otro, hombres vestidos con uniformes militares anuncian a través de un altavoz que no dejarán que "otro venezolano miserable" entre a Perú. En un tercero, un joven suplica a la docena de policías que lo rodean que no se lleven la pequeña caja de bombones que está tratando de vender para ganarse la vida.

"¿Con que voy a comer yo?", dice al borde de las lágrimas.

Estos y otros incidentes causaron impresión en toda la región. Trabajadores de derechos humanos advierten de la existencia de una serie de condiciones asociadas habitualmente con el auge de la xenofobia. Varias naciones que acogen a un importante número de migrantes venezolanos están experimentando inestabilidad política y una desaceleración económica al tiempo que anuncian nuevas políticas para restringir su entrada.

Cuando el presidente de Perú, Martin Vizcarra, disolvió el Congreso recientemente, una enojada legisladora de la oposición tomó el micrófono para arremeter contra los venezolanos. "¡Malos o buenos, tienen que salir del Perú!", gritó Esther Saavedra.

"No es sorprendente que el aumento de la llegada de personas a países con economías que no están preparadas para absorber esa fuerza laboral derive en esta situación”, apuntó Tamara Taraciuk Broner, subdirectora interina de Human Rights Watch para las Américas. "Es una de las mayores preocupaciones que tenemos”.

Brito y su esposa huyeron de Venezuela hace un año porque alimentar a sus seis hijos era cada vez más difícil. El hombre, que en su día formó parte de una popular banda de merengue, señaló que la devastadora crisis económica de su país hizo le imposible avanzar en su carrera musical. La familia también estaba preocupada por su seguridad en una nación donde los robos y los secuestros son frecuentes.

Tras perder una pierna luego de recibir un disparo en una fiesta cuando tenía 20 años, Brito contó que unos ladrones llegaron a intentar sacarle la prótesis cuando estaba sentado en un banco cerca de su casa.

"¿Qué tal esa pierna? Que eso vale unas lucas", recuerda que comentaban mientras intentaban sacársela sin éxito tras pedirle el reloj y el anillo de bodas.

La prótesis se ajusta a su rodilla derecha y necesita un revestimiento que debería cambiarse cada seis meses, pero que ahora tiene tres años. Se le clava en su piel y le causa tanto dolor que prefiere no usarla y recorrer Lima saltando sobre un pie.

"Siento que estoy en el aire con este pie caminando", comentó riendo.

Ruth Guillén, su esposa, encontró trabajo en una peluquería cuando llegaron. Según cuenta, algunos clientes se negaban a dejar que les tocase el pelo porque es venezolana. Su familia fue expulsada de dos departamentos solo por su nacionalidad, explicó. Ahora viven en un albergue de una iglesia.

"Tu vienes con sueños. Y resulta que cuando llegas, te encuentras con otro panorama”, añadió.

Unos 4,5 millones de venezolanos se habrían marchado del país por la crisis económica y humanitaria de los últimos años, de acuerdo con las estimaciones de la ONU. Alrededor de la mitad residen ahora en otros dos países: Colombia y Perú.

Las entrevistas de ACNUR con migrantes venezolanos en toda Latinoamérica muestran que el 46,9% se han sentidos discriminados, frente al 36,9% de inicio de año. En Colombia, el 51,7% reportaron discriminación, mientras que en Perú, alrededor del 65% dijeron que se habían sentido rechazados por su nacionalidad.

Aunque el tamaño de las muestras es relativamente pequeñas, las cifras ofrecen un vistazo a un fenómeno complejo.

La retórica antinmigración ha ganado peso en todo el mundo. La llegada de extranjeros avivó las tensiones en Europa y en varias naciones, incluyendo Estados Unidos, llegaron al poder políticos que describen a los refugiados como delincuentes.

"Lo que vemos de forma más generalizada son políticas gubernamentales cada vez más restrictivas y a grupos cada vez más envalentonados que de otra forma habrían estado menos dispuestos a llevar a cabo actos de esta naturaleza”, explicó Sarah Deardorff Miller, investigadora de Refugees International.

El gobierno de Perú está trabajando con el embajador nombrado por la oposición venezolana para documentar e investigar los casos, pero funcionarios de alto nivel rechazaron la idea de que restringir su entrada al país conduzca a un comportamiento xenófobo.

"No hay una sola evidencia que pueda poner en manifiesto (que el) gobierno haya estado impulsando alguna actitud o acción de xenofobia”, señaló recientemente el primer ministro del país, Vicente Zeballos.

Carlos Scull, el enviado venezolano, apunta que es urgente que las autoridades regularicen el estatus de las decenas de miles de migrantes de su país que no tienen permiso de trabajo como un primer paso que podría ayudar a mejorar la relación con los peruanos.

"No creemos que el Perú sea un país xenófobo, pero obviamente si hay pequeños focos de discriminación", dijo.

Agusti, el representante de la ONU, apuntó que hay gente trabajando para combatir una cobertura mediática engañosa que creó la percepción generalizada de que los venezolanos son responsables del aumento de la delincuencia. Las estadísticas de la agencia penitenciaria peruana indican que apenas cinco de cada 10.000 venezolanos que viven en el país fueron encarcelados y acusados de un delito, agregó.

"La gran, gran, gran mayoría no están vinculados al delito", dijo.

Brito, por su parte, intenta que no le afecten los comentarios despectivos que escucha a veces.

En el día que estuvo a punto de ser atropellado, regresó caminando a casa, se limpió y volvió a salir a cantar. Era el cumpleaños de su hijo pequeño y estaba intentando lograr el dinero suficiente para comprarle una bicicleta.

Poco después, escribió una canción de homenaje a Perú.

"Pienso que Perú es un paraíso", comienza la canción. "si vuelvo a nacer otra vez, aquí aterrizo".

Vea todas las noticias de hoy

EEUU critica la pesca ilegal de China en aguas de Ecuador

Habitantes de Galápagos protestan contra China en agosto del 2017 (Juan Cevallos / AFP).

“China subsidia la flota pesquera comercial más grande del mundo, que viola rutinariamente los derechos soberanos y la jurisdicción de los estados costeros”, advirtió el secretario de Estado Mike Pompeo.

Los barcos chinos pescan sin permiso y violan los acuerdos internacionales, dijo Pompeo en un comunicado de prensa.

Dado este desafortunado historial de pesca ilegal, “es más importante que nunca que la comunidad internacional defienda el estado de derecho e insista en una mejor gestión ambiental de Beijing”, subrayó el jefe de la diplomacia de Estados Unidos.

El gobierno ecuatoriano ha advertido sobre los cientos de buques con bandera de China que pescan cerca de la importante reserva marina de Galápagos en Ecuador y cosechan tiburones en peligro de extinción para sus aletas, junto con muchas otras especies protegidas.

“Apoyamos firmemente los esfuerzos de Ecuador” para garantizar que las embarcaciones con bandera de China no se involucren en la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada y apoyen a los Estados cuyas economías y recursos naturales están amenazados por estas actividades", dijo Pompeo.

Coronavirus ha ocasionado la mayor crisis económica y social para América Latina

Pasajeros usando mascarillas como precaución contra el contagio del nuevo coronavirus usan sus teléfonos en el Aeropuerto Internacional de Sao Paulo, Brasil.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) proyecta una caída del 9,1% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región en 2020 por efectos de la pandemia del coronavirus, según un informe presentado el jueves por el organismo que destacó los problemas en el modelo de desarrollo de la región.

Por la crisis económica que sufrirá la región, la CEPAL estima un aumento de la pobreza y el desempleo.

"Estamos ante la peor crisis de un siglo", dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL durante la presentación del informe "Salud y economía: una convergencia necesaria para enfrentar el COVID-19 y retomar la senda hacia el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe".

"El COVID ha resultado en la mayor crisis económica y social, que ha revelado problemas estructurales del modelo de desarrollo de la región", agregó.

La CEPAL estima que la tasa de pobreza en Latinoamérica subirá 7,0 puntos porcentuales en 2020 hasta el 37,3%, y el total de pobres será de 231 millones de personas.

La pobreza extrema se elevará en 4,5 puntos porcentuales hasta el 15,5%. En total habrá "96 millones (de personas) en extrema pobreza donde muchos no podrán cubrir la canasta alimentaria", dijo Bárcena, quien agregó que ante las mayores necesidades "hay que fortalecer y ampliar la protección social".

La secretaria ejecutiva de la CEPAL agregó que en la región hay muchas áreas afectadas, como el Caribe, y sostuvo que Haití y Venezuela son los países "más vulnerables". En naciones como Argentina, Ecuador y Perú se incrementará la desigualdad, dijo.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, quien estuvo junto a Bárcena en la presentación del informe, dijo por su parte que "esta pandemia pone de manifiesto dónde están los más vulnerables (...) Nos enfrentamos a un desafío, (tener) sistemas de salud sólidos".

"Hay hogares en la región que cubren más de un tercio de los costos de atención de salud con sus propios ingresos. Se deben pagar al momento y para millones de personas esto lleva al empobrecimiento", agregó Etienne.

La mayor pobreza se vincula al incremento de la tasa de desocupación. La CEPAL calcula que el desempleo en la región subirá del 8,1% en 2019 al 13,5% por el deterioro económico a causa de la pandemia. El número de personas sin trabajo se elevará a 44 millones.

"No hay apertura económica posible si la curva de contagio no se controla", dijo Bárcena, quien señaló que las pequeñas y medianas empresas son las más golpeadas por la crisis.

"Sin controlar la pandemia, la reactivación económica es inconcebible", agregó por su parte la directora de la OPS.

EEUU sanciona por corrupción a exfuncionarios de Maduro

Luis Alfredo Motta (derecha) en una imagen de archivo. (AP/Ariana Cubillos)

Estados Unidos anunció sanciones este martes contra el exministro de Energía Eléctrica de Venezuela y presidente de Corpoelec, Luis Alfredo Motta Domínguez, y el exviceministro de Finanzas, Inversión y Alianzas Estratégicas de Venezuela para el Ministerio de Energía Eléctrica y director de Adquisiciones de Corpoelec, Eustiquio José Lugo Gómez, por "corrupción significativa".

Ambos exfuncionarios del régimen de Nicolás Maduro "han sido designados por aceptar beneficios monetarios, incluidos sobornos y comisiones ilegales, a cambio de adjudicar contratos de equipos de suministro lucrativos para la compañía eléctrica estatal de Venezuela (Corpoelec), y por malversar fondos públicos para su propio enriquecimiento", dijo el secretario de Estado Mike Pompeo en un comunicado.

La designación pública implica la inelegibilidad indefinida de los sancionados y sus familiares inmediatos para ingresar a Estados Unidos.

El Departamento de Estado extendió las sanciones a los siguientes miembros de la familia de la familia inmediata de Lugo Gómez: Karina Isabel Carpio Bejarano, Luis Alfredo Motto Carpio y Nakary Marialy Motto Carpio.

En el caso de Motta Domínguez, fueron designados los siguientes miembros de su familia inmediata: Yomaira Isabela Lugo de Lugo, Virginia Del Valle Lugo Lugo, Víctor Jesús Lugo Lugo y José Lugo Lugo.

En junio de 2019, el Departamento del Tesoro estadounidense, en coordinación con el Departamento de Estado, sancionó a Motta Domínguez y Lugo Gómez "por socavar la democracia en Venezuela", agrega el texto.

Las sanciones, reafirmó Pompeo, confirman el compromiso de EEUU de combatir la corrupción en Venezuela.

"Estados Unidos continúa apoyando al presidente interino Juan Guaidó, la Asamblea Nacional elegida democráticamente y al pueblo de Venezuela, en su lucha contra la corrupción y por la restauración pacífica de la democracia y la estabilidad económica", concluye el comunicado.

Guerrilla del ELN controla las aldeas de un municipio venezolano

ELN.

La guerrilla comunista colombiana del ELN controla las aldeas de un municipio venezolano, según reporta el portal digital Infobae.

El municipio de Seboruco está en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, y era antes reconocido por la agricultura y la música, pero ahora la guerrilla marxista lo controla, patrulla las calles con vehículos armados y realiza reuniones con los aldeanos, que están resignados.

Las autoridades civiles y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana prefieren no darse por enterados, aun cuando el tema es vox populi en todo el municipio Seboruco. “Yo fui a una reunión que convocó la guerrilla en mi comunidad el sábado 18 de julio”, dice a Infobae un habitante de la aldea Las Flores, sector La Paujilera. “Nos reunieron dentro de la escuela municipal. Leyeron la cartilla, dijeron cuáles eran sus condiciones y nosotros no pudimos decir nada, porque el Gobierno está detrás de ellos. ¿Qué va a poder uno protestar algo? Ellos ahora son la autoridad”, cita Infobae.

a quienes vean sin tapabocas en los camellones los van a sancionar ...


“Dijeron que a quienes vean sin tapabocas en los camellones los van a sancionar, por ejemplo, llevándoselo, cortándole el cabello y los ponen a limpiar las vías. Obligatoriamente el dueño de finca debe limpiar su camellón, por lo que con esa amenaza todos limpiaron los frentes de las fincas. Advirtieron que no quieren ver a homosexuales ni a prostitutas por ahí. Y que a las mujeres que les sean infieles a sus maridos, se las van a llevar y las van a desaparecer”, destaca la publicación.

“Mi compadre, que vive en la Aldea Palmarito, en la parroquia Monseñor Miguel Antonio Salas, también tuvo que asistir a una reunión con los guerrilleros. Y a mi hermano en la aldea Agualinda, a unos ocho kilómetros del pueblo, le tocó su ración de patria, como dicen ahora, y asistir a una reunión con esos tipos”.

no quieren ver a homosexuales ni a prostitutas por ahí ...


A Seboruco, capital del municipio Seboruco del Táchira, se le conoce como la Ciudad Marqués de Los Andes, está en el corazón del estado, a poco más de 80 kilómetros de San Cristóbal que es la capital del Táchira. Su población está estimada en no más de 15 mil habitantes y siempre se caracterizó por dos cosas: la agricultura y las artes, especialmente la música. Hoy está infectada de guerrilleros. No es inocente el video de alias Edward, del ELN, jurándole lealtad a Nicolás Maduro.

Los terroristas se rotan por las aldeas, los municipios y el estado. Llegan en pequeños grupos, acompañados de varios combatientes y presos de diversas cárceles del país, a quienes tienen haciendo trabajo comunitario. Llevan los cilindros con el gas doméstico para cocinar y también gran cantidad de alimentos. Se instalan en un sitio determinado del municipio, desde donde van desplazándose para las reuniones con productores, incluso con gente muy humilde que a veces solo tiene fe en el rumoroso misterio de los ensalmos.

a las mujeres que les sean infieles a sus maridos, se las van a llevar...


En total habría poco más de 170 guerrilleros regados por el pueblo, en motos. Los jefes van en camionetas, por ejemplo, el comandante principal eleno, que hizo la reunión en la aldea Las Flores, usa una lujosa camioneta Kava toyota a gasoil, combustible que obtiene fácilmente a través de los militares o se los quitan a los finqueros. Es abundante el armamento de guerra que usan, incluyendo fusiles y pistolas. Además, cargan sofisticados aparatos electrónicos, computadoras, teléfonos satelitales.

El Gobierno y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), impone a los integrantes de los llamados Consejos Comunales, reconociendo a aquellos que son dirigidos por chavistas.

Alcalde de Medellín pide médicos cubanos y le llueven las críticas

Médicos cubanos.

Un pedido de contratación de médicos cubanos para asistir a enfermos contagiados con el COVID-19 en al menos 600 Unidades de Cuidados Intensivos en Medellín ha recibido un fuerte rechazo en Colombia.

La senadora María Fernanda Cabal dijo que el alcalde de Medellín está ofreciendo trabajo y seguridad a médicos cubanos, desechando los médicos locales, un hecho que consideró "inaudito y un gasto de dinero".

La legisladora considera además que la preparación de los galenos colombianos es superior a la de los cubanos.

El domingo fue divulgada una carta, con fecha del 15 de julio, en la que la Alcaldía de Medellín le solicita al embajador de Cuba, José Luis Ponce, ​los servicios de médicos cubanos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

"A pesar de contar con los equipos tecnológicos, la ciudad solo cuenta con 118 especialistas en cuidados intensivos, número insuficiente para garantizar la atención a los pacientes más graves", indica la misiva del alcalde Daniel Quintero Calle.

Quintero Calle se compromete a pagar los gastos de traslado y estancia en la ciudad, lo mismo que "todas las garantías de seguridad que se requieran".

Para el doctor Nicolás Tamayo, la propuesta es una ofensa: "Señor Daniel Quintero como médico recién graduado en Colombia el cual se ganó la amnistía del rural y conmigo son más de 2100 médicos que también tienen amnistía, me parece un insulto que prefieran traer médicos extranjeros de cualquier país antes que contratarnos a nosotros".

Cargar más

XS
SM
MD
LG