Enlaces de accesibilidad

América Latina

Creciente éxodo venezolano aviva temor a auge de xenofobia

Un cartel de migrantes venezolanos en Perú. AP Photo/Martin Mejia

Freddy Brito acababa de cantar en un autobús en la capital de Perú y estaba cruzando la calle con su pierna buena cuando el conductor de un taxi azul aceleró y se desvió hacia él.

"¡Veneco!", gritó el hombre utilizando una palabra despectiva hacia los venezolanos. "¡Váyanse de aquí!".

Brito pudo esquivar por poco el auto, que rozó su cuerpo y tiró al suelo su preciado reproductor de casetes azul con las canciones que en otra vida estuvieron a punto de hacerlo famoso en Venezuela.

"Si los ángeles no me cuidan, me hubiese atropellado", dijo.

Mientras el éxodo masivo de Venezuela sigue su curso, la cálida bienvenida inicial que recibieron muchos migrantes ha comenzado a enfriarse.

En las últimas semanas, varios videos publicados en redes sociales en Perú mostraron a migrantes agredidos, amenazados o acosados, generando preocupación por el aumento de los ataques xenófobos contra los recién llegados.

Exiliados venezolanos en Perú, Freddy Brito y su esposa Ruth Guillén, en una iglesia en Lima. AP Photo/Martin Mejia.
Exiliados venezolanos en Perú, Freddy Brito y su esposa Ruth Guillén, en una iglesia en Lima. AP Photo/Martin Mejia.

Los datos de Naciones Unidas apuntan a un aumento en el número de migrantes y refugiados venezolanos que reportan haber sufrido discriminación en Sudamérica, la región en la que se ha asentado la mayoría. Aunque es difícil de cuantificar, Perú se ha convertido en un punto especialmente conflictivo. Una línea telefónica recién establecida documentó 500 incidentes en un periodo de solo dos semanas.

"Ha ido creciendo en los últimos meses", manifestó Federico Agusti, representante de ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, en el país. "La causa, en principio, podría estar vinculada tanto al temor hacia el otro como a ciertos prejuicios o estigmas que se han ido dando (...) y eso genera discriminación y rechazo”.

Los incidentes van desde desalojos de viviendas y robo de salarios a amenazas violentas y agresiones.

En un video, una joven venezolana es azotada en una calle oscura por varios asaltantes, que le dejaron marcas moradas en sus muslos. En otro, hombres vestidos con uniformes militares anuncian a través de un altavoz que no dejarán que "otro venezolano miserable" entre a Perú. En un tercero, un joven suplica a la docena de policías que lo rodean que no se lleven la pequeña caja de bombones que está tratando de vender para ganarse la vida.

"¿Con que voy a comer yo?", dice al borde de las lágrimas.

Estos y otros incidentes causaron impresión en toda la región. Trabajadores de derechos humanos advierten de la existencia de una serie de condiciones asociadas habitualmente con el auge de la xenofobia. Varias naciones que acogen a un importante número de migrantes venezolanos están experimentando inestabilidad política y una desaceleración económica al tiempo que anuncian nuevas políticas para restringir su entrada.

Cuando el presidente de Perú, Martin Vizcarra, disolvió el Congreso recientemente, una enojada legisladora de la oposición tomó el micrófono para arremeter contra los venezolanos. "¡Malos o buenos, tienen que salir del Perú!", gritó Esther Saavedra.

"No es sorprendente que el aumento de la llegada de personas a países con economías que no están preparadas para absorber esa fuerza laboral derive en esta situación”, apuntó Tamara Taraciuk Broner, subdirectora interina de Human Rights Watch para las Américas. "Es una de las mayores preocupaciones que tenemos”.

Brito y su esposa huyeron de Venezuela hace un año porque alimentar a sus seis hijos era cada vez más difícil. El hombre, que en su día formó parte de una popular banda de merengue, señaló que la devastadora crisis económica de su país hizo le imposible avanzar en su carrera musical. La familia también estaba preocupada por su seguridad en una nación donde los robos y los secuestros son frecuentes.

Tras perder una pierna luego de recibir un disparo en una fiesta cuando tenía 20 años, Brito contó que unos ladrones llegaron a intentar sacarle la prótesis cuando estaba sentado en un banco cerca de su casa.

"¿Qué tal esa pierna? Que eso vale unas lucas", recuerda que comentaban mientras intentaban sacársela sin éxito tras pedirle el reloj y el anillo de bodas.

La prótesis se ajusta a su rodilla derecha y necesita un revestimiento que debería cambiarse cada seis meses, pero que ahora tiene tres años. Se le clava en su piel y le causa tanto dolor que prefiere no usarla y recorrer Lima saltando sobre un pie.

"Siento que estoy en el aire con este pie caminando", comentó riendo.

Ruth Guillén, su esposa, encontró trabajo en una peluquería cuando llegaron. Según cuenta, algunos clientes se negaban a dejar que les tocase el pelo porque es venezolana. Su familia fue expulsada de dos departamentos solo por su nacionalidad, explicó. Ahora viven en un albergue de una iglesia.

"Tu vienes con sueños. Y resulta que cuando llegas, te encuentras con otro panorama”, añadió.

Unos 4,5 millones de venezolanos se habrían marchado del país por la crisis económica y humanitaria de los últimos años, de acuerdo con las estimaciones de la ONU. Alrededor de la mitad residen ahora en otros dos países: Colombia y Perú.

Las entrevistas de ACNUR con migrantes venezolanos en toda Latinoamérica muestran que el 46,9% se han sentidos discriminados, frente al 36,9% de inicio de año. En Colombia, el 51,7% reportaron discriminación, mientras que en Perú, alrededor del 65% dijeron que se habían sentido rechazados por su nacionalidad.

Aunque el tamaño de las muestras es relativamente pequeñas, las cifras ofrecen un vistazo a un fenómeno complejo.

La retórica antinmigración ha ganado peso en todo el mundo. La llegada de extranjeros avivó las tensiones en Europa y en varias naciones, incluyendo Estados Unidos, llegaron al poder políticos que describen a los refugiados como delincuentes.

"Lo que vemos de forma más generalizada son políticas gubernamentales cada vez más restrictivas y a grupos cada vez más envalentonados que de otra forma habrían estado menos dispuestos a llevar a cabo actos de esta naturaleza”, explicó Sarah Deardorff Miller, investigadora de Refugees International.

El gobierno de Perú está trabajando con el embajador nombrado por la oposición venezolana para documentar e investigar los casos, pero funcionarios de alto nivel rechazaron la idea de que restringir su entrada al país conduzca a un comportamiento xenófobo.

"No hay una sola evidencia que pueda poner en manifiesto (que el) gobierno haya estado impulsando alguna actitud o acción de xenofobia”, señaló recientemente el primer ministro del país, Vicente Zeballos.

Carlos Scull, el enviado venezolano, apunta que es urgente que las autoridades regularicen el estatus de las decenas de miles de migrantes de su país que no tienen permiso de trabajo como un primer paso que podría ayudar a mejorar la relación con los peruanos.

"No creemos que el Perú sea un país xenófobo, pero obviamente si hay pequeños focos de discriminación", dijo.

Agusti, el representante de la ONU, apuntó que hay gente trabajando para combatir una cobertura mediática engañosa que creó la percepción generalizada de que los venezolanos son responsables del aumento de la delincuencia. Las estadísticas de la agencia penitenciaria peruana indican que apenas cinco de cada 10.000 venezolanos que viven en el país fueron encarcelados y acusados de un delito, agregó.

"La gran, gran, gran mayoría no están vinculados al delito", dijo.

Brito, por su parte, intenta que no le afecten los comentarios despectivos que escucha a veces.

En el día que estuvo a punto de ser atropellado, regresó caminando a casa, se limpió y volvió a salir a cantar. Era el cumpleaños de su hijo pequeño y estaba intentando lograr el dinero suficiente para comprarle una bicicleta.

Poco después, escribió una canción de homenaje a Perú.

"Pienso que Perú es un paraíso", comienza la canción. "si vuelvo a nacer otra vez, aquí aterrizo".

Vea todas las noticias de hoy

Vargas Llosa: En América Latina no quedan dictaduras militares, sólo algunas de carácter ideológico: Cuba,Venezuela y Nicaragua

Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, durante una conferencia

El escritor y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa alertó este miércoles de que la confrontación entre la cultura del pensamiento y la audiovisual, en la que la primera va cediendo peso a la segunda, "a la larga puede ser peligrosa para la democracia".

Así aseguró en rueda de prensa el autor peruano, quien ha protagonizado este miércoles en la Universidad de Zaragoza (centro) la última sesión del ciclo "Trayectorias", que lleva tres años reuniendo a intelectuales para entablar un dialogo sobre la cultura y que ha cerrado Vargas Llosa junto al periodista y escritor Juan Cruz.

En palabras del Premio Nobel, la cultura de las ideas, que está en los "buenos libros", es imprescindible para la democracia en tanto en cuanto forma ciudadanos con espíritu crítico, frente a lo audiovisual, que crea a su juicio individuos pasivos y resignados y de ahí el peligro para el sistema democrático.

A ello sumó que la solución a los problemas es mucho más fácil cuando existe una sociedad educada y, aunque reconoció que hoy día se lee mucho más que décadas atrás, "lo que representan los libros es menos importante" en la época actual que lo que eran antes.

No cree, no obstante, que este fenómeno sea algo planeado, ni que España sea un país diferente a este respecto, y lo relacionó con el extraordinario desarrollo de la cultura audiovisual, un fenómeno de carácter universal extensible tanto al primer como al tercer mundo.

Rechazó también que defienda ningún tipo de restricción del desarrollo audiovisual, pero insistió en que las ideas son siempre creativas, mientras las que se transmiten a través de la pantalla "no suelen serlo".

Lo cual no le resta interés ni atracción, "ni muchísimo menos", continuó, y puso como ejemplo el éxito de las series de televisión, que son "muy entretenidas" pero no son transmisoras de ideas, son "estereotipadas" y recurren a formas "absolutamente manidas" en la construcción de personajes.

Por tanto, no forman esos ciudadanos activos, con espíritu crítico y que no acepten sumisamente las cosas que ocurren, que son los que necesita la democracia, sino individuos más bien pasivos.

Vargas Llosa valoró también la situación actual en América Latina, sobre la que se mostró optimista "contrariamente a lo que parecería", más que nada en comparación con la América Latina de su juventud, dominada por las dictaduras militares.

Ahora, remachó, ya no quedan dictaduras militares, solamente algunas de carácter ideológico -entre las que ha citado a Cuba, Venezuela y Nicaragua- y unas democracias "muy imperfectas", algunas de ellas "corroídas por la corrupción".

Después de 50 años "terribles", en los que la democracia parecía que no tenía sustento y la juventud soñaba con el comunismo, que ha fracasado de manera "evidente, flagrante e inequívoca", esto mismo ha dado fuerza a las democracias latinoamericanas, según el escritor peruano.

Un Vargas Llosa que, a sus 83 años, no ha perdido su vocación literaria ni va a dejar de escribir, como ocurre en otros casos.

"Desde luego no va a ser mi caso", afirmó rotundamente, a la vez que ha recalcado que los premios -que ha ganado casi todos- incentivan la vocación, pero nunca la agotan.

OEA pide elecciones urgentes en Bolivia

Protestas en Bolivia.

La Organización de Estados Americanos exhortó el miércoles a las autoridades interinas bolivianas a convocar “urgentemente” a elecciones y pidió a los actores políticos abstenerse de incurrir en actos violentos.

En una votación nominal solicitada por Nicaragua, 26 países votaron a favor, tres en contra y cuatro se abstuvieron sobre una resolución de cinco puntos presentada por Brasil y Colombia, dijo la OEA en su cuenta oficial de Twitter.

“Es un avance hacia la reconciliación nacional y para que se respete la voluntad popular con elecciones a la brevedad”, dijo el embajador colombiano Alejandro Ordóñez al presentar el proyecto de resolución.

El texto también respalda que el secretario general Luis Almagro envíe una delegación a la nación andina para que coordine la celebración expedita de elecciones que cumplan con estándares internacionales, reportó AP.

El pleno, a su vez, rechazó una enmienda de Uruguay para calificar la llegada de Jeanine Añez al poder como un “quiebre institucional”, una conclusión en la que coinciden también México y Nicaragua.

Esta es la primera resolución adoptada por la OEA desde que su misión observadora corroborara irregularidades en el conteo de votos de las elecciones del 20 de octubre y aconsejara repetir los comicios.

Mientras, la presidenta interina de Bolivia dijo que negocia con las fuerzas políticas del Congreso para convocar de forma urgente a elecciones, posiblemente este mismo miércoles.

En declaraciones a la prensa, Añez dijo que uno de los partidos con el que mantiene conversaciones es el Movimiento al Socialismo (MAS), de Evo Morales. Indicó, además, que "primero vamos a estar con lo más apegado a la Constitución, hemos elaborado un proyecto base".

La convocatoria de elecciones en Bolivia pasa porque la Asamblea Legislativa, en la que tiene mayoría de dos tercios el MAS, nombre un nuevo órgano electoral, que tiene que llamar a una nueva cita con las urnas, informó EFE.

“Si Dios lo permite hoy lanzaremos la convocatoria a elecciones como todo el país demanda”, dijo. “Lo haremos en acuerdo con aquellos que quieran enriquecer el proyecto”.

Morales renunció a la presidencia de Bolivia hace más de una semana en medio de crecientes presiones de la oposición, que aseguró hubo un fraude en los comicios presidenciales del 20 de octubre. La policía y el ejército se sumaron a las críticas contra el líder, quien finalmente dijo que dejaba su cargo para contribuir a la paz y viajó a México, que le otorgó asilo político.

Bolivia se encuentra estancada en una crisis que parece no tener salida tras un mes de protestas que han dejado al menos 28 muertos y más de 700 heridos.

(Con información de AP, EFE y OEA)

Informe de la OEA sobre Nicaragüa puede causar su separación del organismo

Imagen de la violenta represión que durante meses sufre el pueblo de Nicaragüa

Un informe de una comisión diplomática de la Organización de Estados Americanos (OEA), publicado en la tarde de este martes, ha concluido que existe una "alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático en Nicaragüa", lo que acerca el país centroamericano a su expulsión.

En el documento, la comisión reconoce que sus gestiones con el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, han sido "infructuosas" y, por ello, pide la convocatoria "inmediata" de una Asamblea General de la OEA, el foro supremo del organismo que reúne a los cancilleres del continente.

En esa reunión de carácter extraordinario, los titulares de Exteriores pueden optar por proponer la suspensión de Nicaragüa, la manera más dura que tiene la OEA de amonestar a un país.

En sus 70 años de historia, el bloque hemisférico solo ha suspendido a dos naciones: Honduras, en 2009, después del golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya como presidente; y Cuba, en 1959 tras el triunfo de la Revolución de Fidel Castro y en medio de la Guerra Fría.

En concreto, la comisión pide al Consejo Permanente de la OEA, que reúne a los embajadores de los países, que declare oficialmente que "hay una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático en Nicaragüa" y que "convoque inmediatamente un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para examinar esta cuestión".

La convocatoria de esa sesión extraordinaria de la Asamblea General no es automática: es necesario el voto a favor de 24 de los países del Consejo Permanente, es decir, dos tercios de los 35 miembros de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa en él desde 1962).

Para justificar que existe una ruptura del orden constitucional, la comisión asegura que el Gobierno de Ortega ha usado "mecanismos de control y subordinación" para controlar los demás poderes del Estado, incluidos el Legislativo, Judicial y el Consejo Supremo Electoral.

Esas medidas adoptadas por Ortega "hacen inviable el funcionamiento democrático del país, transformándolo en un Estado cooptado e incompatible con el Estado de derecho", concluye el informe.

En agosto, la OEA aprobó la creación de una comisión que tenía un plazo de 75 días para dialogar con Ortega e intentar buscar una salida a la crisis que comenzó el 18 de abril de 2018 y que ha dejado cientos de muertos, presos y desaparecidos, además de miles de nicaragüenses en el exilio.

Ese plazo de 75 días se cumplía esta semana, lo que supone el fin del trabajo de la comisión.

Ese órgano ha estado integrado por el embajador de EE.UU. ante la OEA, Carlos Trujillo; el subsecretario de Asuntos de América del Ministerio de Exteriores de Argentina, Leopoldo Francisco Sahores; la representante de Panamá en la OEA, Elisa Ruiz Díaz; así como Sébastien Sigouin, responsable de Centroamérica en el Ministerio de Exteriores de Canadá; y la embajadora ante la OEA de Jamaica, Audrey Marks.

El Gobierno de Ortega se ha negado en repetidas ocasiones a reconocer la legitimidad de la comisión creada por la OEA, a la que considera un intento de "injerencia" de Washington, y llegó incluso a prohibir el ingreso de los diplomáticos de dicha comisión cuando trataron de viajar al país a mediados de septiembre.

Ortega afirma que las protestas que estallaron en 2018 para pedir su renuncia son un "golpe de Estado" y reconoce sólo 200 víctimas mortales.

Algunos organismos locales cuentan hasta 651, mientras que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contabilizó 328.

(EFE)

Vinculan a cubanos y venezolanos en presunto atentado a presidenta de Bolivia

La presidenta interina de Bolivia Jeanine Añez en una ceremonia en La Paz,

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, canceló este lunes un viaje al interior del país por temor a un atentado de “un grupo criminal” integrado por venezolanos, cubanos y colombianos, informó este lunes el ministro de Gobierno boliviano, Arturo Murillo.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:14 0:00

“Hemos identificado un grupo criminal que quiere atentar contra la presidenta, por eso hoy hemos tenido que parar su viaje a su tierra natal”, dijo Murillo en conferencia de prensa en la capital boliviana.

Ministro de Gobernación de Bolivia, Arturo Murillo.
Ministro de Gobernación de Bolivia, Arturo Murillo.

"Hay gente, por supuesto, venezolana, cubana, colombiana metida en esto, está el narcotráfico por detrás", aseguró el ministro.

De acuerdo con Murillo, una "organización criminal con nexos con el narcotráfico" tiene como objetivo "hacer una Venezuela en Bolivia”.

No se ofrecieron muchos detalles en la conferencia, pero Murillo prometió que efectivos militares y policiales estarán "tras este grupo criminal", cuya actividad, sostuvo, forma parte de un "proceso de insurrección" que tiene "nexos con el narcotráfico".

El Departamento de Beni, de donde es oriunda la mandataria interina, cumplió 177 años de creado este lunes, 18 de noviembre, y los residentes esperaban que Añez estuviera en las festividades. Se habían planificado dos actos cívicos: la fundación de la región en 1841 y el aniversario del himno nacional que se cantó el mismo día en 1845.

El ministro dijo a la prensa que tuvo que insistir para que la presidenta no viajara, y poner su cargo a disposición de esta si ella insistía en el viaje.

(Con información de AFP y redes sociales)

Venezolanos retoman las calles para exigir democracia

Venezolanos van al punto de reunión para iniciar la marcha, 16 de noviembre, 2019.

El día de hoy los venezolanos salieron a la calle para pedir democracia y exigir el cese de la usurpación del poder por parte del régimen de Nicolás Maduro.

"Venezuela Despierta" es el nombre que los venezolanos dieron a las protestas del 16 de noviembre
"Venezuela Despierta" es el nombre que los venezolanos dieron a las protestas del 16 de noviembre

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, comunicó a los venezolanos en la concentración en Caracas cerca de la plaza José Martí que los próximos pasos a seguir son mantener la presencia en la calle.

Guaidó aseguró que el lunes habrá una movilización desde las 9 de la mañana acompañando al gremio de las enfermeras. El martes se convocará a una movilización en apoyo a los profesores venezolanos y el jueves 21 de noviembre a los estudiantes.

Discurso del presidente encargado Juan Guaidó durante la concentración del 16 de noviembre
please wait

No media source currently available

0:00 0:18:38 0:00


El presidente encargado aseguró que la calle permanente continuará hasta lograr el cese de la usurpación, elecciones libres y el proceso de transición hacia una Venezuela democrática. "Bolivia estuvo 18 días, nosotros hemos estado años (…) es el momento de insistir, es el momento de seguir, entonces hoy a toda Venezuela le pido mantenernos, seguir", dijo Guaidó.

Después, Guaidó invitó a los venezolanos que se encontraban en la plaza José Martí en Chacaíto a movilizarse junto a él a la embajada de Bolivia en apoyo a los últimos acontecimientos que vive el pueblo de esa nación sudamericana.

Nuestra corresponsal Aymara Lorenzo entrevistó a varias personas que se encontraban en la manifestación, donde se pudo apreciar el ingenio y creatividad de los venezolanos a la hora de protestar en contra del régimen. Se hizo notar las diferentes pancartas y mensajes alusivos al descontento popular.

Venezolanos usan la imaginación para protestar contra el régimen de Maduro
Venezolanos usan la imaginación para protestar contra el régimen de Maduro

Cargar más

XS
SM
MD
LG