Enlaces de accesibilidad

Mundo

Corea del Norte podría intentar asesinar a desertores

En la pantalla, el número dos de la embajada de Corea del Norte en Gran Bretaña, Thae Yong-Ho.

La deserción del número dos de la embajada de Corea del Norte en Gran Bretaña, Thae Yong-Ho, coloca al régimen comunista en "una situación muy difícil", y podría traer represalias, según un alto funcionario de Corea del Sur.

Corea del Sur advirtió este domingo que Corea del Norte podría intentar asesinar a desertores en respuesta a las recientes deserciones de responsables de alto nivel, como la del número dos de la embajada en Londres.

Estas advertencias se producen en víspera de las maniobras conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur, que generan cada año un aumento de tensión en la península coreana.

"Es altamente probable que Corea del Norte lleve a cabo varias acciones para prevenir futuras deserciones o cualquier agitación en la población", dijo un responsable del ministerio surcoreano de Unificación, citando posibles asesinatos de activistas de derechos humanos o de desertores que se encuentran en el Sur.

El responsable del ministerio, que requirió el anonimato, dijo a los periodistas que la deserción, anunciada la semana pasada, del número dos de la embajada de Corea del Norte en Gran Bretaña, Thae Yong-Ho, coloca al régimen comunista --que calificó de "criminal" al desertor-- en "una situación muy difícil".

"Dado el carácter (del dirigente norcoreano ) Kim Jong Un, la situación es muy peligrosa" afirmó. Entre las posibles acciones que atribuye a Corea del Norte, el responsable citó el riesgo de intentos de asesinato o de atentados contra desertores que viven en Corea del Sur, así como secuestros de surcoreanos.

Recordó los intentos por asesinar a Hwang Jang-Yop, antiguo tutor de Kim Jong-Il, que desertó hacia el Sur en 1997.

Varios especialistas consideran que Corea atraviesa uno de sus períodos más tensos desde el final dela Guerra en la península (1950-1953), y ello debido al ensayo nuclear norcoreano de enero pasado.

La situación puede crisparse aún más con el inicio el lunes de las maniobras conjuntas "Ulchi Freedom Guardian" entre Seúl y Washington, que movilizarán a decenas de miles de soldados durante dos semanas.

"Replicaremos sin piedad a las amenazas de invasión y a las provocaciones de los enemigos con nuestra disuasión nuclear", declaró un portavoz oficial norcoreano, según la agencia oficial KCNA.

El domingo, Pyongyang reaccionó por primera vez oficialmente al anuncio por las autoridades surcoreanas que una decena de norcoreanos, en su mayoría mujeres, que habían desertado en abril podían instalarse libremente en Corea del Sur.

El gobierno norcoreano sostiene que esos empleados fueron secuestrados, mientras que Corea del Sur afirma que decidieron libremente no regresar a su país.

"Los empleados norcoreanos fueron liberados por los servicios de inteligencia surcoreanos la semana pasada", dijo a la AFP un responsable del ministerio surcoreano de Unificación.

Ellos no "desean que se sepa el lugar donde se encuentran", agregó la fuente.

Este domingo, Corea del Norte denunció "un complot" vicioso para "ocultar la verdad sobre el secuestro del grupo". "Ocultarlos invocando 'razones de seguridad" muestra que el anuncio del gobierno fantoche es un invento", dijo un portavoz de un comité norcoreano creado para ayudar a los empleados, indicó KCNA.

"Seguiremos luchando para salvar y recuperar a nuestros ciudadanos", agregó ese portavoz.

El grupo, integrado por 12 camareras y su director, protagonizó la huida más numerosa de los últimos años.

La mayoría de los norcoreanos que llegan a Corea del Sur son interrogados durante varios meses por los servicios secretos surcoreanos (NIS) a fin de detectar eventuales espías.

Luego, antes de comenzar una nueva vida en Corea del Sur, pasan tres meses en un centro de reinserción. En este caso, el NIS informó que los trece empleados permanecerían detenidos por razones de seguridad en vez de ser enviados al centro de reinserción.

El martes, el ministerio de Unificación, responsable de los asuntos intercoreanos, anunció que los interrogatorios habían finalizado y que los empleados habían comenzado una nueva vida.

Vea todas las noticias de hoy

Amnistía Internacional exige a China liberación del librero Gui Minhai

Carteles con imágenes de los libreros Lee Bo (izq.) y Gui Minhai (der.)

Amnistía Internacional ha dirigido un mensaje contundente a las autoridades de China, exigiendo la liberación inmediata del librero Gui Minhai, condenado a 10 años de cárcel por, supuestamente, “proporcionar ilegalmente información de inteligencia a entidades extranjeras”.

Patrick Poon, investigador sobre China de Amnistía Internacional, afirmó en un comunicado que "el deplorable veredicto y la dura sentencia contra Gui Minhai, basados en acusaciones completamente sin fundamento, demuestran que las autoridades chinas no está dejando que la crisis por el coronavirus las distraigan de su represión contra los disidentes".

La organización rechazó las acusaciones contra Gui, quien "fue juzgado y condenado en secreto, por lo que no tuvo ninguna posibilidad de ser sometido a un juicio justo”, indicó el texto.

Gui es uno de los cinco libreros que desaparecieron en Hong Kong en el año 2015, después de haber publicado libros críticos sobre el régimen chino.

En 2016, reapareció, esta vez ante los medios de comunicación gubernamentales, aparentemente bajo presión, inculpándose de haber perpetrado un atentado años antes.

La noticia de la condena de Gui fue dada el 25 de febrero a través el sitio web del Tribunal Popular Intermedio de Ningbo, donde se dio a conocer que el librero había sido condenado a 10 años de privación de libertad, más cinco años de suspensión de sus derechos políticos.

“A menos que China pueda proporcionar pruebas concretas, verosímiles y admisibles -subrayó Poon- de los delitos presuntamente cometidos por Gui, debe ponerlo en libertad de inmediato y sin condiciones”.

Coronavirus: OMS no habla de "pandemia" pero indica que virus sigue siendo una emergencia

Bruce Aylward de la OMS en una conferencia en China. REUTERS/Thomas Peter

La Organización Mundial de la Salud ya no usa el término “pandemia” pero el brote de coronavirus COVID-19 sigue siendo una emergencia internacional que probablemente se propague más, dijo el lunes un portavoz.

“No hay una categoría oficial (para una pandemia)”, dijo el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.

“En pos de la clarificación, la OMS no usa el viejo sistema de 6 fases: que va de fase 1 (sin reportes de influenza animal causando infecciones humanas) a fase 6 (una pandemia), que le puede resultar conocido a algunas personas por el H1N1 in 2009”, indicó Jasarevic.

Coloquialmente, pandemia se usa para denotar el brote de un nuevo patógeno que se propaga fácilmente de persona a persona por todo el globo, indicó el portavoz.

“Lo que estamos viendo por ahora son brotes y cúmulos de casos en varios países. Desde entonces, algunas naciones han detenido la transmisión. Deben permanecer alertas por la responsabilidad de reintroducción. Es probable que haya más casos en nuevos sitios”, agregó.

“Dejando de lado definiciones y terminología, nuestro consejo sigue siendo el mismo y seguimos trabajando con los países para limitar la propagación del virus preparándonos al mismo tiempo para la posibilidad de un contagio mayor”, indicó el funcionario.

Los temores a una pandemia crecieron luego de las bruscas alzas de casos nuevos reportados en Irán, Italia y Corea del Sur, aunque China disminuyó las restricciones al desplazamiento en varios lugares, incluyendo Pekín, ante la reducción las tasas de nuevas infecciones.

El brote de gripe porcina H1N1 de 2009 fue declarado pandemia por la OMS. Terminó siendo menos agresivo de lo que se pensaba, con críticas sobre la prisa que tuvieron las farmacéuticas en desarrollar vacunas y medicamentos.

El 30 de enero, la OMS declaró el nuevo coronavirus que se identificó en diciembre en Wuhan, China, una “emergencia de salud pública de importancia internacional” (ESPII).

La designación, que se mantiene, busca ayudar a los países con sistemas de salud más precarios elevar sus defensas, especialmente en África.

Desde que se propagó el virus, se registran más de 77.000 infecciones con 2.445 decesos en China, y 1.769 casos con 17 muertes en 28 otros países, según las últimas cifras de la OMS. Corea del Sur, Japón e Italia están viviendo brotes masivos.

Manuel Zalba, abogado español y miembro de la Comisión JusticiaCuba

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:33 0:00

Abogado afirma que España "gira peligrosamente hacia la izquierda"

Edificio de la Embajada de España en La Habana. (REUTERS/Claudia Daut/Archivo)

El abogado español Manuel Zalba, quien es miembro de la Comisión Justicia Cuba, afirmó en conversación con Radio Televisión Martí que el nuevo gobierno de España dará un vuelco significativo en su política exterior porque "por primera vez nos gobierna el Partido Socialista en coalición con el Partido Comunista".

El abogado Manuel Zalba, integrante de la Comisión Justicia Cuba.
El abogado Manuel Zalba, integrante de la Comisión Justicia Cuba.

El abogado basó su presunción en que Pablo Iglesias y varios de sus miembros de gabinete -afirmó- han sido entrenados y financiados por el chavismo y el castrismo. Amplió que España hará "oídos sordos" a todo lo que ocurra en la comunidad internacional y no condenará lo que ocurre con las tiranías iberoamericanas.

En entrevistas de prensa, Iglesias ha negado esas acusaciones y en una conversación con el diario El Mundo en diciembre del 2018 afirmó que "la situación política y económica (de Venezuela) es nefasta".

Zalba estimó que, por el contrario, se les dará muchas facilidades toda vez que "el gobierno español cuenta ahora con comisarios políticos del castrismo y el chavismo".

En la entrevista con Radio TV Martí, Zalba recordó dos casos recientes, que catalogó de "escándalos", que relacionan a España con tiranías latinoamericanas; funcionarios españoles intentando ingresar a la embajada de México en Bolivia y la reunión clandestina de un ministro de Estado español en el aeropuerto de Madrid con Delcys Rodríguez vicepresidenta del régimen chavista, quien ha sido sancionada por la Unión Europea.

Zalba comentó que se presume que Rodríguez habría llevado a España un buen número de maletas, supuestamente con oro venezolano para ser fundido.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:33 0:00

El abogado expresó su preocupación de que "una democracia consolidada como la de España, que debe ser ejemplo, esté apoyando a las tiranías de Cuba, Venezuela y Nicaragua".

Zalba es coordinador de la Red Iberoamérica Líder y miembro fundador de la comisión Justicia Cuba, una agrupación internacional de juristas dedicados al monitoreo y fiscalización de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen castrista.

"En ninguna parte nos sentimos seguros": Uigures sobre la campaña de intimidación de China en el extranjero

Amnistía Internacional.

Según nuevos testimonios recopilados por Amnistía Internacional, China acosa de forma sistemática a la comunidad uigur y a otros grupos étnicos musulmanes incluso después de que hayan abandonado el país.

Los estudios de casos, publicados este viernes, revelan cómo China acosa a miembros de la diáspora uigur, y de otras comunidades en todo el mundo a través de sus embajadas en el extranjero, mediante aplicaciones de mensajería y con llamadas telefónicas amenazadoras.

"Estos relatos escalofriantes de uigures que viven en el extranjero ilustran cómo la sombra de represión de largo alcance contra los musulmanes de China se extiende mucho más allá de sus fronteras", dijo Patrick Poon, investigador de China de Amnistía Internacional.

“Los miembros de la comunidad uigur y de otras minorías no están a salvo ni siquiera después de huir de la persecución en Sinkiang. El gobierno chino sabe cómo localizarlos e intimidarlos y, finalmente, intenta llevarlos de nuevo a China, donde les espera un destino terrible. Para conseguir su devolución el gobierno chino llega incluso a presionar a otros gobiernos”, agregó Poon.

A lo largo de un año, entre septiembre de 2018 y septiembre de 2019, Amnistía Internacional ha recopilado información de unas 400 personas uigures, kazajas, uzbekas y de otros grupos étnicos predominantemente musulmanes que viven en 22 países diferentes en los cinco continentes. Sus historias revelan el acoso y el miedo diario que sufren estas comunidades.

Varias personas uigures entrevistadas por Amnistía Internacional explicaron que las autoridades locales en Sinkiang amenazan a sus familiares en China para reprimir las actividades de la diáspora uigur. Otras dijeron que las autoridades chinas utilizan aplicaciones de mensajería en las redes sociales para seguirlas, contactarlas e intimidarlas.

Los testimonios demuestran el alcance global de la campaña china contra personas de etnia uigur, kazaja y otros grupos originarios de Sinkiang, y cómo las embajadas y consulados chinos tienen que recopilar información sobre estos grupos étnicos establecidos en otros países.

Desde 2017, China ha llevado a cabo una campaña sin precedentes de detenciones masivas de personas uigures, kazajas, uzbekas y de otros grupos étnicos predominantemente musulmanes en Sinkiang.

Se calcula que un millón o más de personas han sido internadas en centros de “transformación mediante la educación” o de “formación profesional”, donde han soportado toda una serie de violaciones de derechos humanos.

Esta misma semana se filtró a varios medios de comunicación extranjeros un documento del gobierno chino de 137 páginas que incluía los datos personales de residentes de Sinkiang, entre ellos sus hábitos religiosos y relaciones personales, como medio para determinar si debían ser internados en campos de “reeducación”. Los datos filtrados confirman los indicios de abusos documentados previamente por Amnistía Internacional.

“A pesar de que China continúa negando la existencia de campos de internamiento, cada vez hay más indicios de que las personas devueltas a Sinkiang corren un peligro real de ser enviadas a dichos campos y, por consiguiente, de sufrir graves violaciones de derechos humanos”, afirmó Poon.

“Es fundamental que todos los países que acogen a la diáspora de Sinkiang en todo el mundo adopten medidas para protegerla de la intimidación de las embajadas y agentes chinos y que paren las devoluciones a China”, agregó.

Según el Congreso Mundial Uigur, entre 1 y 1,6 millones de personas de esta etnia viven fuera de China. En Kazajistán, Kirguistán y Uzbekistán hay importantes comunidades uigures. En otros países como Afganistán, Alemania, Arabia Saudí, Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Noruega, Países Bajos, Rusia, Suecia y Turquía viven comunidades más pequeñas.

Cargar más

XS
SM
MD
LG