Enlaces de accesibilidad

Mundo

Condenan en Birmania a 7 años de cárcel a 2 periodistas de Reuters

Tribunal birmano condena a 7 años de prisión a dos periodistas de Reuters

Un tribunal de Birmania (Myanmar) condenó hoy a siete años de prisión a dos periodistas birmanos de la agencia Reuters acusados de vulnerar la Ley de Secretos Oficiales mientras investigaban una matanza de musulmanes rohinyás.

Los reporteros Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron detenidos la noche del pasado 12 de diciembre tras reunirse con dos policías que, según los acusados, les entregaron documentos supuestamente
confidenciales.

Verdicts for Reuters correspondents in Yangon
Verdicts for Reuters correspondents in Yangon

Desde entonces, ambos han estado detenidos sin fianza y han comparecido una treintena de veces ante el tribunal, que inició la instrucción el pasado 9 de enero y presentó los cargos formalmente el 9 de julio. "No tengo miedo. Creo en la justicia. No he hecho nada malo", dijo Wa Lone tras escuchar el veredicto y ante los sollozos de sus familiares.

"Es un gran paso atrás en la transición hacia la democracia de Birmania, es incompatible con el estado de derecho y la libertad de expresión", añadió el director general de Reuters, Stephen J. Adler, en un comunicado.

Los reporteros investigaban el asesinato de una decena de rohinyás descubiertos en una fosa común en la aldea Inn Din en el estado Rakáin (oeste), masacre por la que siete soldados birmanos fueron más tarde condenados a diez años de prisión."Es un mensaje claro a los periodistas de Birmania: mantened la boca cerrada", dijo a la prensa tras el fallo el abogado de la defensa, Khin Maung Zaw.

"Es muy decepcionante. Es malo para nuestro país, Birmania, para la democracia, la justicia y la libertad de expresión", añadió. "Nadie puede alegrarse de esta decisión, solo aquellas fuerzas que están en contra de la democracia y la libertad de expresión", insistió el letrado, que anunció que recurrirá el veredicto.

Verdicts for Reuters correspondents in Yangon
Verdicts for Reuters correspondents in Yangon

El suceso de Inn Din está relacionado con la campaña de castigo que inició el Ejército birmano tras el ataque del grupo insurgente Ejército Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA) contra varios puestos policiales el 25 de agosto de 2017.

Desde entonces, unos 700.000 rohinyás, una minoría
mayoritariamente musulmana, han huido a la vecina Bangladesh donde viven hacinados en extensos campos de refugiados atendidos por la ONU y organizaciones no gubernamentales.

En abril, el capitán de la Policía Moe Yan Naing testificó que un cargo superior le había ordenado a él y otros subordinados ofrecer documentos secretos a Wa Lone para tenderle una trampa, lo que ha sido negado por las autoridades.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha pedido la liberación de los dos periodistas y abogado por la libertad de prensa, llamamiento al que se han sumado la Unión Europea, Estados Unidos y varias organizaciones internacionales.

El fallo fue emitido una semana después de que expertos de la ONU publicaran un informe en el que señalaban que hay elementos de "genocidio intencional" en la actuación del Ejército birmano contra lo minoría étnica.

Tras esta primera condena, los acusados pueden apelar ante el
tribunal de la división de Rangún y, en última instancia, ante el Tribunal Supremo.

Wa Lone, de 32 años y oriundo de Mandalay (norte), empezó a
trabajar para Reuters en 2016, mientras que Kyaw Soe Oo, de 28 años y natural de Rakáin, fue contratado por la agencia de noticias con sede en Reino Unido en septiembre del año pasado.

Desde su detención en varias ciudades del mundo se han realizado marchas y mítines en apoyo a los dos periodistas arrestados. En ellos se exige la inmediata liberación de los informadores, así como una investigación internacional independiente por las atrocidades cometidas contra la minoría étnica de los rohinyás.

Reportero de Reuter condenado en Birmania / RFA
Reportero de Reuter condenado en Birmania / RFA

(Con información de EFE y Radio Free Asia)

Vea todas las noticias de hoy

El modelo de desarrollo energético de China exporta contaminación

Planta de carbón de China en Serang, Banten, Indonesia. (Roland Siagian / AFP).

La República Popular China (RPC) está construyendo nuevas centrales eléctricas a carbón en todo el mundo, exportando un modelo sucio de desarrollo energético, a pesar de las consecuencias ambientales, informó Share America, una plataforma del Departamento de Estado.

China está construyendo o planificando más de 300 plantas a carbón en todo el mundo, incluso cuando el resto del mundo está cambiando a fuentes de energía menos dañinas, según los informes de noticias.

Según Global Energy Monitor, China es el principal gobierno que apoya proyectos de centrales a carbón en todo el mundo, financiando actualmente más de 53 gigavatios de energía de carbón en el extranjero.

China también está aumentando su dependencia del carbón a nivel nacional. En la primera mitad de 2020, China había propuesto 40,8 gigavatios de nuevas centrales a carbón, casi el equivalente de todo el suministro de carbón de Sudáfrica.

El profesor de la Universidad de Harvard, Edward Cunningham, que se especializa en los mercados energéticos de China, declaró a la Radio Pública Nacional de Estados Unidos en abril de 2019, que las nuevas plantas a carbón en países como Turquía, Bangladesh y Vietnam podrían contaminar el medioambiente durante décadas.

“Cuando se pone dinero y se pone acero en el suelo para una central eléctrica a carbón”, dijo Cunningham, “se hace un compromiso para 40 ó 50 años”.

China es el principal emisor anual de gases de efecto invernadero del mundo, y las emisiones relacionadas con la energía de China aumentaron más del 80 por ciento entre 2005 y 2019.

China también es el principal emisor del mundo de contaminación atmosférica por mercurio procedente de las centrales eléctricas a carbón, tanto en el país como en el extranjero. Como principal financiador mundial de nuevas plantas a carbón, está exportando la producción de energía sucia a países en desarrollo como parte de su iniciativa “la Franja y la Ruta” (OBOR) y a través de préstamos gubernamentales.

OBOR promete nuevas inversiones a países en desarrollo, pero también implica construcciones de mala calidad, abusos laborales, deuda insostenible y daños ambientales que los países anfitriones deben enfrentar por años en el futuro.

Una mejor opción

Estados Unidos trabaja con asociados internacionales y el sector privado para apoyar el desarrollo en países de bajos y medianos ingresos de una energía asequible y limpia, mediante proyectos de infraestructura de alta calidad.

La iniciativa Asia EDGE (Mejora del Desarrollo y el Crecimiento por medio de la Energía) del gobierno de Estados Unidos ha dedicado más de 140 millones de dólares en asistencia técnica para apoyar la seguridad energética, la diversificación, el acceso y el comercio en toda la zona del Indopacífico.

Hasta noviembre de 2019, el programa ya había movilizado más de 1.500 millones de dólares en inversiones privadas y públicas para 11 proyectos de energía renovable en Indonesia, incluido el primer parque eólico del país en Célebes Meridional. La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional también trabaja con el Banco Asiático de Desarrollo para movilizar 7.000 millones de dólares para inversiones en proyectos de energía en la región.

La Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de Estados Unidos (DFC) invertirá hasta 2.000 millones de dólares para suministrar energía fiable y sostenible a los 800 millones de personas de todo el mundo que actualmente carecen de electricidad, y a 2.800 millones más que tienen un acceso poco confiable. La DFC es una institución del gobierno de Estados Unidos que apoya infraestructura del sector privado y proyectos de desarrollo en países de bajos ingresos.

Líder de la oposición bielorrusa denunciará represión ante Consejo de Seguridad de ONU

Svyatlana Tsikhanouskaya.

La líder de la oposición bielorrusa, Svyatlana Tsikhanouskaya, se dirigirá al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas esta semana por la represión en curso contra los manifestantes y los medios independientes en su país, reportó Radio Europa Libre/Radio Libertad (RFE/RL).

El equipo de prensa de Tsikhanouskaya dijo en Telegram que planteará el tema de los activistas y periodistas encarcelados en una sesión en línea del Consejo de Seguridad de la ONU, este viernes, 22 de enero.

"Svyatlana hablará sobre el caso contra el bloguero encarcelado Ihar Losik, quien ha estado en huelga de hambre durante más de un mes, los periodistas Katsyaryna Barysevich, Katsyaryna Andreyeva, Daryya Chultsova, y el gerente de medios Andrey Alyaksadrau", dijo el servicio de prensa, y agregó que Tsikhanouskaya también hablará sobre "otros presos de conciencia" en Bielorrusia, incluidos Dzmitry Furmanau, Uladzimer Kniha y Yauhen Raznichenka, quienes fueron juzgados en Bielorrusia por recolectar firmas de los partidarios de Tsikhanouskaya para nominarla como candidata presidencial el año pasado.

Tsikhanouskaya también planteará la necesidad de iniciar "una investigación internacional sobre los crímenes del régimen del presidente Alexander Lukashenko, y pedirá la celebración de una sesión formal del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la crisis en Bielorrusia", agregó el mensaje.

El discurso será el segundo de Tsikhanouskaya en la ONU desde el comienzo de una violenta represión por parte del gobierno de Lukashenko contra los manifestantes que acusan de manipular su victoria en la reelección el 9 de agosto de 2020, subrayó RFE/RL.

En su anterior discurso en línea ante la ONU, en septiembre de 2020, Tsikhanouskaya pidió sanciones contra los funcionarios bielorrusos involucrados en violaciones de derechos humanos en Bielorrusia e instó al organismo internacional a enviar una misión internacional a su país para monitorear las continuas violaciones masivas de derechos humanos.

Miles, incluidos miembros de los medios de comunicación, han sido detenidos por las fuerzas del orden durante la represión, y decenas de heridos.

La Unión Europea y Estados Unidos se han negado a reconocer la reelección de Lukashenko, y han impuesto sanciones en relación con la represión de los manifestantes.

Aumenta la represión religiosa en China

Imagen de una iglesia en China.

A un prominente pastor protestante de una "iglesia en casa" en Beijing se le ha negado su pensión estatal y los funcionarios citan como causa una condena penal relacionada con sus actividades religiosas, informó Radio Asia Libre.

Xu Yonghai, que acaba de cumplir 60 años, fue rechazado por un centro de servicio del gobierno municipal de Beijing después de que fue allí para reclamar sus primeros pagos de pensión.

Xu, ex director de la Fraternidad de la Iglesia de la Familia Protestante Sheng'ai de Beijing, debería haber recibido sus primeros pagos este mes, pero en cambio se le negó el dinero, y los funcionarios citaron su "historial criminal".

Xu fue juzgado por cargos de "filtración de secretos de Estado en el extranjero" en 2004 después de que hizo campaña en línea en nombre de los cristianos chinos encarcelados, y la policía lo ha puesto en repetidas ocasiones bajo detención por períodos más cortos en los años posteriores.

"¿Qué se supone que debo hacer ahora? No tengo dinero para vivir, ni para recibir tratamiento médico si lo necesito", dijo.

Las autoridades de la provincia suroccidental de Sichuan allanaron la semana pasada un grupo de educación en el hogar dirigido por ex miembros de la prohibida Early Rain Covenant Church en la capital provincial, Chengdu.

A principios de este mes, Wang Haifeng, de la Comisión Municipal de Asuntos Étnicos y Religiosos de Beijing, dijo en una conferencia de prensa que las autoridades de la ciudad estaban cerrando 155 lugares religiosos en la ciudad como parte de las restricciones pandémicas.

Consternación por el arresto en Rusia del opositor Alexei Navalny

Simpatizantes de Alexei Navalny en la unidad policial de Khimki, en las afueras de Moscú, el 18 de enero de 2021. (Andrey Borodulin/AFP).

El arresto del opositor Alexei Navalny en Rusia ha causado malestar en todo el mundo.

Navalny fue víctima de un atentado con veneno el año pasado y ha acusado a agentes rusos de haber intentado asesinarlo.

Tras estar en Alemania varios meses, donde médicos le salvaron la vida, Navalny regresó el domingo a Rusia y fue arrestado de inmediato.

Algunas reacciones:

- Estados Unidos aseveró que su detención es el último de una serie de intentos de silenciar a Navalny y otras figuras de la oposición y voces independientes que critican a las autoridades rusas.

- El senador cubanoamericano Marco Rubio dijo que el presidente Putin y sus esbirros hacen todo lo posible para silenciar sus críticos.

- Amnistía Internacional declaró que el opositor ruso Alexei Navalny es un prisionero de conciencia.

- Y el diario español El País dijo en un editorial que lo que está sucediendo con Navalny es un claro ejemplo de persecución política y que Occidente debe ser rotundo en su rechazo a este episodio.

Alexei Navalny arrestado en Rusia y llevado a los tribunales; la oposición protesta

Alexei Navalny en la estación policial de Khimki, el 18 de enero de 2021. (Alexander Nemenov/AFP).

Un juez ordenó el lunes que el líder opositor ruso Alexei Navalny, detenido tan pronto regresó a Rusia tras recibir atención médica en Alemania por un presunto intento de envenenarlo, permanezca detenido durante 30 días, tuiteó la vocera de un dirigente opositor, informó la agencia Prensa Asociada (AP).

La orden del juez se produjo tras una apresurada audiencia judicial, indicó la vocera del líder opositor Kira Yarmysh.

El fallo siguió a una audiencia de varias horas de duración en un precinto policial donde estaba detenido el político desde que fue arrestado el domingo en un aeropuerto de Moscú.

Simpatizantes de Alexei Navalny en la unidad policial de Khimki, en las afueras de Moscú
Simpatizantes de Alexei Navalny en la unidad policial de Khimki, en las afueras de Moscú

Navalny voló a Rusia desde Alemania, donde pasó cinco meses recuperándose de envenenamiento con un agente neorotóxico que adjudica al Kremlin. Fue detenido en el control de revisión de pasaportes en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú al llegar el domingo de Berlín.

El arresto de Navalny provocó una ola de críticas de funcionarios de Estados Unidos y la Unión Europea, y aumentó la tensión en las relaciones entre Rusia y el Occidente.

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Mass, señaló que Navalny había regresado por voluntad propia y que “es completamente incomprensible que fuera detenido por autoridades rusas inmediatamente tras su arribo”.

“Rusia está obligada por su propia constitución y por los compromisos internacionales al principio de la ley y la protección de los derechos civiles”, agregó Maas. “Estos principios deben, por supuesto, aplicarse también a Alexei Navalny. Debe ser liberado inmediatamente”.

Los aliados del político dijeron el lunes que estaba detenido en un precinto policial en las afueras de Moscú y que se le ha negado acceso a su abogado. La audiencia para determinar si Navalny debía permanecer detenido fue montada apresuradamente en el mismo precinto y los abogados de Navalny señalaron que se les notificó minutos antes de empezar.

“Es imposible lo que sucede aquí”, dijo Navalny en un video desde la corte improvisada, publicado en su página en la aplicación de mensajería Telegram. “Esto es ilegalidad en su máximo nivel”.

También pidieron su liberación inmediata la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, el secretario de Exteriores británico Dominic Raab y altos funcionarios de otras naciones de la UE.

El nominado como asesor de seguridad del gobierno entrante de Estados Unidos pidió a las autoridades rusas liberar a Navalny. “El señor Navalny debe ser liberado inmediatamente y debe hacerse responsable a los perpetradores del indignante atentado contra su vida”, tuiteó Jake Sullivan.

Cargar más

XS
SM
MD
LG