Enlaces de accesibilidad

Deportes

Un Clásico sin margen de error para el Barça

El portero del FC Barcelona Ter Stegen se ejercita durante el entrenamiento de esta mañana en la Ciudad Deportiva Joan Gamper de Sant Joan Despí (Barcelona).

Lionel Messi, el máximo goleador en la historia de los clásicos (21), lleva cinco partidos consecutivos sin marcarle al Real Madrid.

Barcelona y Real Madrid intercambian los papeles de hace un año en el primer Clásico del curso, el que acoge el Camp Nou con las primeras urgencias azulgranas de la temporada, a seis puntos de distancia, conscientes de que un triunfo madridista asestaría un golpe a LaLiga Santander cuando todavía no se ha llegado a mitad de campeonato.

Los seis puntos de ventaja con los que hace un año llegaba al Barcelona al Santiago Bernabéu, han cambiado a favor de un Real Madrid que visita al Camp Nou lanzado en su moral, con el deseo de aprovechar la ocasión de alejar a su gran rival y ampliar la racha sin perder con Zinedine Zidane al mando, 32 partidos invicto.

Los de Luis Enrique Martínez no han tenido un buen mes de noviembre. El equipo ha estado espeso en muchos partidos, sin su frescura habitual para presionar tras pérdida y acechar constantemente el área rival. Ha perdido poder realizador y creatividad en un centro del campo donde ha añorado la figura de Andrés Iniesta quien, tras seis semanas de baja, podría regresar al once titular.

La de Iniesta, que el viernes recibió el alta médica, será la principal novedad de un equipo al que también podría regresar Samuel Umtiti, como pareja de Gerard Piqué en el eje de la defensa.

La buena noticia para Luis Enrique es que Jordi Alba, duda tras acabar con molestias el encuentro de Anoeta, se ha entrenado al mismo ritmo que sus compañeros y podrá estar de inicio. El preparador asturiano solo tiene, por tanto, la baja del central galo Jeremy Mathieu para recibir al equipo de Zidane.

La conquista de LaLiga Santander es el gran objetivo madridista de la temporada y desde el inicio lo han demostrado los jugadores en el césped. Sin encontrar el nivel deseado de juego, los resultados sí acompañan a un Real Madrid que enlaza 32 partidos sin perder y que en la competición doméstica solo perdió en una ocasión en los últimos once meses con Zidane al cargo.

Alineaciones probables:

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti o Mascherano, Jordi Alba, Sergio Busquets, Rakitic, Iniesta, Messi, Luis Suárez y Neymar.

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kovacic, Modric; Lucas Vázquez, Isco, Cristiano Ronaldo; y Benzema.

Árbitro: Clos Gómez (Comité aragonés)
Estadio: Camp Nou
Hora: 15.15 GMT

Posiciones: Barcelona, 2º (27 puntos); Real Madrid, 1º (33 puntos).

La clave: El regreso de Andrés Iniesta -un jugador fundamental en el esquema del conjunto azulgrana- tras seis semanas de baja por una lesión de rodilla.

El dato: Messi, el máximo goleador en la historia de los clásicos (21), lleva cinco partidos consecutivos sin marcarle al Real Madrid.

Cristiano, que ha marcado 16 goles en 25 Clásicos, firmó 10 de sus
14 ligueros en el estadio del Barcelona.

El entorno: se llenará el Camp Nou en un horario poco habitual para un Clásico. LaLiga estrena el sistema de repetición 360º, una tecnología con 38 cámaras repartidas por todo el estadio que se utilizará por primera vez en Europa. 852 profesionales de 151 medios de comunicación de 36 países distintos cubrirán el partido.


Vea todas las noticias de hoy

Cuba aprueba el boxeo femenino con miras a los Olímpicos de París 2024

La pugilista cubana Idamelys Moreno durante un entrenamiento, en La Habana, en mayo de 2019. (Yamil Lage/AFP)

Cuba le dio luz verde este lunes a la práctica del boxeo femenino con el objetivo trazado en los Juegos Olímpicos de París 2024, según informaron medios estatales de la isla.

La noticia fue confirmada por el vicepresidente del Instituto Nacional de Deportes (Inder), Ariel Sainz Rodríguez, y el titular de la Federación Cubana de Boxeo (FCB), Alberto Puig de la Barca, en conferencia de prensa.

Sainz explicó que la decisión tomó en cuenta a "organizaciones e instituciones del país, incluida la Federación de Mujeres Cubanas (FMC)", según cita el medio deportivo oficial Jit.

La estrategia para impulsar el pugilismo femenino estará dividida en dos etapas: la primera culminará en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2023 de El Salvador, en lo que será el debut internacional de las boxeadoras cubanas, y, en última instancia, los Juegos Olímpicos de París en 2024.

Puig de la Barca informó que Cuba realizará un torneo interno de selección los próximos 16 y 17 de diciembre con 48 peleadoras, de las que saldrán 12 preseleccionadas –dos por categoría– para representar a la isla en San Salvador.

Las autoridades deportivas adelantaron que en noviembre de 2023 se efectuará el primer "evento nacional femenino en las categorías olímpicas de mayores, que posibilite la conformación de la matrícula" para los Olímpicos.

El cambio anunciado este lunes forma parte de una serie de reformas que se han ido acelerando este año en el pugilismo cubano. El pasado mayo, Cuba debutó en el boxeo profesional en una función en México después de seis décadas de prohibición.

Anteriormente, en 2014, los peleadores insulares se incorporaron al circuito semiprofesional.

El pugilismo ha sido una de las disciplinas deportivas que más alegrías le ha dado a Cuba. Este 2022 se cumplen 50 años desde que, en los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, el país lograse en este deporte sus primeras medallas de oro desde el triunfo de la revolución, en 1959.

Resumen semanal de Qatar 22 por Daguito Valdez

Resumen semanal de Qatar 22 por Daguito Valdez
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:57 0:00

Un resumen de lo acontecido esta semana en el Mundial de futbol.

José "Pito" Abreu firma contrato con los Astros de Houston

José Abreu bateando un doble el 29 de septiembre de 2022. (AP Photo/Abbie Parr, archivo).

El pelotero cubano José "Pito" Abreu firmó un contrato de tres años con los Astros de Houston, actual campeón de las Ligas Mayores de Béisbol en Estados Unidos.

Abreu, de 35 años de edad, juega de primera base. En el 2014 fue el "Novato del Año" y en 2020 el "Jugador Más Valioso de la Liga Americana", donde jugó nueve temporadas con las Medias Blancas de Chicago.

Este año, “Pito” batió un promedio de .304 y anotó 15 jonrones. El jugador es tres veces All-Star y también ha ganado tres premios Silver Slugger.

Después de firmar un contrato de tres años con los campeones de la Serie Mundial, Abreu remplazará en la primera base al cubano Yuli Gurriel, campeón de bateo de la Liga Americana en 2021 quien ha jugado los últimos siete años con el equipo y quien tuvo la oportunidad de jugar contra "Pito" durante años en la liga nacional de Cuba antes de venir a suelo estadounidense.

En una rueda de prensa, el oriundo de Cienfuegos expresó su admiración por Gurriel asegurando que tiene "el mayor respeto por él" y, además, le deseó que siga jugando en las Grandes Ligas.

"Estoy muy agradecido y entiendo que esto es parte del negocio y espero que pueda permanecer en las Ligas Mayores", dijo el pelotero cubano, según reporta la agencia Associated Press.

El beisbolista cubano dijo que su equipo anterior le ofreció un contrato para quedarse, sin embargo, pensó que era mejor decisión irse con los Astros mientras intenta ganar un campeonato.

"Venimos a trabajar y dar el máximo. Vengo a poder ayudar a que sea mejor", dijo el ganador de tres "Bates de Plata", señaló la agencia de noticias Efe.

El dueño de los Astros, Jim Crane, dijo emocionado que Abreu "ha sido un jugador consistente durante varios años y...va a poner algo de fuerza en la alineación".

"Creo que desde el último out de la Serie Mundial, mi enfoque y el de mi agente fue ser parte de esta gran familia", dijo Abreu.


(Con información de EFE y AP)

Jugadores de Alemania se tapan la boca en protesta por amenazas de la FIFA por brazalete "OneLove"

Jugadores del equipo de Alemania se tapan la boca con las manos durante una foto de equipo antes de su partido contra Japón en el Grupo E de la Copa Mundial. (AP Foto/Matthias Schrader).

Los jugadores de Alemania se taparon la boca con las manos durante una foto de equipo antes de su partido contra Japón en el Grupo E de la Copa Mundial, mientras continuaba la polémica sobre la amenaza de sanciones de la FIFA por el brazalete "OneLove" ("Un solo amor").

Todos los jugadores de Alemania participaron en el gesto ante decenas de fotógrafos en el terreno de juego antes del inicio del partido, después de que la FIFA amenazara a siete equipos europeos con sanciones si llevaban el brazalete que pretendía enviar un mensaje de "tolerancia, conexión y oposición" a cualquier tipo de discriminación.

Según las amenazas de la FIFA, los equipos que decidieran llevar los brazaletes puestos recibirían tarjetas amarillas por apoyar a personas de la comunidad LGBTQ en Qatar, país en el que la homosexualidad es ilegal.

La ministra del Interior de Alemania, Nancy Faeser, sentada en las gradas junto al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, lució el brazalete mientras charlaba con el dirigente. Antes, había criticado a la FIFA, diciendo que la amenaza de sanciones era un error y un comportamiento inaceptable.

A pesar de las prohibiciones, la empresa que fabrica los brazaletes localizada en Utrecht informó que en las últimas dos semanas, un total de 10.000 han sido vendidas.

El brazalete es una bandera de arcoíris en forma de corazón que tiene tiene el
número 1 en el centro con la palabra "OneLove" a cada lado y debajo la frase"el fútbol conecta".

Qatar abre su Mundial con un mensaje de inclusión (VIDEO)

El trofeo de la Copa Mundial de Fútbol, en el estadio Al Bayt, en Al Khor, Qatar, este domingo. (AP/Natacha Pisarenko)

JOR, Qatar (AP) - El afamado actor estadounidense Morgan Freeman extendió una mano con un guante amarillo a un embajador de la Copa Mundial de fútbol que sufre de un raro trastorno de la columna vertebral, en una imagen destinada a representar la inclusión en un país que enfrenta críticas internacionales por su historial de derechos humanos.

No fue el momento más importante de la ceremonia de apertura de la Copa del Mundo de siete actos del domingo antes del partido entre el anfitrión Qatar y Ecuador. Los mayores vítores se reservaron para los líderes de Medio Oriente y África que miraban desde sus suites de lujo en el estadio Al Bayt, de un diseño inspirado en una tienda beduina.


De hecho, fue el jeque Tamim bin Hamad Al Thani quien recibió un estruendoso aplauso en un breve discurso pronunciado en árabe desde una suite. Estaba sentado entre el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y su padre, el jeque Hamad bin Khalifa Al Thani, quien aseguró la organización de la Copa del Mundo para la pequeña nación del Golfo Pérsico hace 12 años.

“Qué hermoso es que la gente deje de lado lo que los divide para celebrar su diversidad y lo que los une al mismo tiempo”, dijo el jeque Tamim. Sus palabras fueron traducidas al inglés en una pantalla de video dentro del estadio.

“Les deseo a todos los equipos participantes un magnífico desempeño futbolístico, gran deportividad y un tiempo lleno de alegría, emoción y deleite para todos ustedes”, continuó. “Y que haya días inspirados de bondad y esperanza”.

En sus únicas palabras en inglés, el jeque concluyó: “Les doy la bienvenida y buena suerte a todos”.

El Emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, saluda antes del partido entre Qatar y Ecuador, en la noche inaugural de la Copa Mundial de Fútbol. (REUTERS/Matthew Childs)
El Emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, saluda antes del partido entre Qatar y Ecuador, en la noche inaugural de la Copa Mundial de Fútbol. (REUTERS/Matthew Childs)


El jeque Hamad, considerado como el hombre que ha modernizado a Qatar durante 18 años como gobernante, deleitó el público al estampar su firma en una camiseta del Mundial que le entregó su hijo, procediendo a alzarla ante los espectadores.

Qatar, país con una población de 3 millones, en su mayoría inmigrantes, se ha gastado más de 2.000 millones de dólares para montar este Mundial. Se construyeron siete nuevos estadios, incluyendo el que recibió el partido inaugural, situado al norte de Doha.

La intención de la ceremonia inaugural fue de mostrar a Qatar ante el mundo mediante su cultura con la consigna “acortando distancias”.

Logró el cometido cuando el jeque Tamim fue acompañado en una suite por Mohamed Bin Salmán, el príncipe heredero de Arabia Saudí, y el presidente egipcio Abdel Fattah el-Sissi, dos mandatarios que habían boicoteado a Qatar durante varios. Quienes no acudieron fueron los líderes de Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos, las otras dos naciones que participaron en el boicot.

Ningún líder occidental estuvo presente, con Qatar muy cuestionado por el trato a los trabajadores inmigrantes que fueron contratados para tener toda infraestructura del Mundial, al igual que la comunidad de LGBTQ. Las relaciones entre personas del mismo sexo están prohibidas en Qatar.

Pero entre los presentes estuvieron el secretario general de la ONU António Guterres, el presidente argelino Abdelmadjid Tebboune, el presidente senegalés Macky Sall, el presidente palestino Mahmoud Abbas y el presidente ruandés Paul Kagame.

Escucharon a Jung Kook, el astro surcoreano de la banda BTS, mientras que el cantante qatarí Fahad Al Kubaisi estrenó el sencillo “Dreamers”, producido especialmente para el Mundial.


A continuación, Infantino - hablando en árabe, español y finalmente en inglés - proclamó el inicio oficial del torneo.

“Queridos amigos, bienvenidos, bienvenidos, a la Copa Mundial de la FIFA 2022”, dijo Infantino en inglés. “Bienvenidos a celebrar el fútbol porque el fútbol une al mundo. Y ahora hay que darle la bienvenida a los equipos y que comience la fiesta”.

Mientras que la canción “The Business” de Tiesto retumbaba en los parlantes, Qatar y Ecuador ingresaron a la cancha para el puntapié inicial del Mundial.

Cargar más

XS
SM
MD
LG