Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Comisión Interamericana emite su primera denuncia integral del régimen cubano en 37 años

Un policía custodia la plaza cívica José Martí, en La Habana. (AP/Ramón Espinosa)

En su primer informe dedicado íntegramente a Cuba en 37 años, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció en un examen de la situación del país entre 2017 y 2019 que en la isla no existen los elementos fundamentales ni las instituciones propias de una democracia representativa.

No hay independencia judicial, se restringen los derechos políticos y la libertad de expresión, y se violan los derechos enunciados en la Declaración Americana sobre Derechos y Deberes del Hombre, declara el documento. ​

Destaca también que la existencia de un régimen de partido único restringe la participación de las personas con convicciones políticas diferentes para participar en los asuntos públicos y aspirar a cargos representativos.

La CIDH denuncia la situación de especial riesgo que enfrentan los defensores de derechos humanos, quienes son víctimas de detenciones arbitrarias, procesos de criminalización y persecución judicial, así como de constantes restricciones de viajes internacionales y represalias cuando regresan al país.

La CIDH también expresó que le preocupan las graves afectaciones a la libertad de opinión, expresión y difusión. Emite este informe “ante la falta de anuencia del Estado cubano para [que la Comisión] pueda realizar una visita de observación”, indica el documento.

“El informe reitera que Cuba sigue siendo el único país del hemisferio en el cual no existe ningún tipo de garantía para el ejercicio del derecho a la libertad de expresión”, dijo el relator para Cuba de la CIDH, Stuardo Ralón, en un encuentro virtual para presentar el informe.

“Se mantienen en el país un modelo de monopolio estatal sobre los medios de comunicación y la prohibición de fundar medios privados, todo lo cual es incompatible con los estándares internacionales sobre libertad de expresión”, dijo Ralón.

La Comisión también analiza el proceso de reforma constitucional y, si bien saluda la inclusión de varios derechos humanos y garantías en la nueva Constitución, como el derecho a la vida y la prohibición de la discriminación de minorías y personas en situación de vulnerabilidad, subraya el lado frustrante del asunto.

“El reconocimiento constitucional de todos estos derechos sin duda es un avance que debe ser anotado. Sin embargo, la Comisión resalta la importancia de su efectiva implementación”, dice. “Por otra parte, […] observa con preocupación la jerarquía que se le otorga a la Constitución por encima de los tratados internacionales”, dijo la vicepresidenta de la CIDH, Antonia Urrejola.

De acuerdo con la funcionaria, la CIDH ha reiterado que el embargo estadounidense a Cuba debe terminar por el impacto de las sanciones económicas en los derechos de la población cubana, resaltando que el embargo no exime al régimen de Cuba de cumplir sus obligaciones internacionales.

Para la elaboración del informe, la CIDH se valió de 55 entrevistas con cubanos, fuentes públicas, materiales de prensa, tanto de la independiente como de la oficialista, e informes de organismos internacionales, entre otras fuentes.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Inter-American Commission on Human Rights) es un organismo autónomo fundado en 1959 por la Organización de Estados Americanos (OEA) para monitorear el respeto a esos derechos y promoverlos en el hemisferio.

Vea todas las noticias de hoy

Cuba entre los 50 países donde más se persigue a los cristianos en el mundo

El pastor Yoel Demetrio, líder de la Iglesia Misionera de Cuba, ora junto a miembros de su congregación. (Facebook)

Cuba ocupa el lugar 37 en la Lista mundial de vigilancia 2022 de Open Doors (Puertas Abiertas), el informe que la organización internacional dedica cada año al asedio contra los cristianos en el mundo, y que enumera a los 50 países donde la situación es más peligrosa.

“Desde el año 2012, Cuba no entraba a la lista implementada por Open Doors, con décadas de trabajo monitoreando la violencia contra creyentes de fe cristiana, desde católicos hasta protestantes en sus más diversas expresiones”, explicó el escritor y periodista Yoe Suárez, especializado en libertad religiosa en Cuba.

“Se han evaluado varios parámetros, como es el acceso de los creyentes a medios de comunicación, lo cual está vedado en Cuba, no sólo para los creyentes”, apuntó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

“Además, se han tenido en cuenta los arrestos, la demolición de templos y otros ataques contra Iglesias y este año, igual que en anteriores, se ha visto la imposibilidad de los creyentes de construir nuevos lugares de culto, incluso de reparar a aquellos que ya tenían”, puntualizó el comunicador de filiación evangelista.

La investigación subraya el incremento de la violencia en la Isla contra los cristianos y califica de “muy alta” la persecución a los feligreses y sus líderes, a los que considera como sus antagonistas.

“El régimen considera como opositores, a las iglesias, ve en ella una de las principales amenazas, incluso más letal que la de los propios grupos de oposición tradicionales”, acotó el pastor cubano residente en EEUU Mario Félix Lleonart, director del Instituto Patmos, que observa y documenta el comportamiento religioso en la Isla.

“El sistema no se fía ni de las iglesias que no tienen reconocimiento legal, ni de las que lo tienen. Porque sabe por experiencia que, en Polonia, la Iglesia Católica o, en Rumanía, las confesiones protestantes y ortodoxas, desempeñaron un importante papel en la caída final de esos regímenes totalitarios y comunistas de Europa del Este”, expuso Lleonart.

“La mayoría de las asociaciones religiosas que actualmente están registradas, lo están porque ya existían antes de 1959 y, a cuentagotas, se ha permitido legalizarse otras, pero velando que sean afines al régimen, o que no representen una especie de competencia en el plano ideológico para el Partido Comunista de Cuba y demás organizaciones asociadas”, indicó, por su parte, Suárez.

“Y a las organizaciones religiosas que no están inscritas en el Registro de Asociaciones les pasa lo peor: hay detenciones de pastores: un pastor preso de la Iglesia Monte de Sión, en la provincia de Santiago de Cuba; el pastor Lorenzo Rosales, que salió a acompañar al pueblo de Palma Soriano, el 11 de julio, durante las protestas contra el socialismo en esa localidad oriental”, dijo.

Entre los principales motores de acoso, la entidad con sede en California indica la paranoia dictatorial, la opresión comunista y la intolerancia secular que ejercen su coacción por medio de los funcionarios estatales y del partido y grupos de presión, incluidas las turbas.

La recopilación enfatiza en el incremento del control por parte del gobierno autoritario, señalando que ha utilizado las restricciones impuestas por la pandemia para debilitar a los colectivos cristianos en varias provincias.

“La pandemia le dio a la dictadura la excusa total para reprimir a las iglesias. La dictadura aprovechó por todas las vías para intentarse limitar a la Iglesia y, en muchos aspectos una iglesia pujante, con un enorme crecimiento pero que se frenó, drásticamente, por la llegada de la pandemia esgrimida para reprimir. Y, juntándose a esto, el proceso llamado ordenamiento o reordenamiento, que vino también a unirse a esa fórmula letal para intentar también asfixiar, desde el punto de vista económico, a las iglesias”, agregó el reverendo, asentado en Washington, DC.

La exposición de Open Doors denuncia que, durante la crisis de COVID-19, “muchos líderes de la iglesia organizaron la distribución de suministros básicos y ayuda de emergencia” a los barrios más pobres. Los que no pertenecen al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) fueron, muchas veces, “estorbados por las autoridades y amenazados de arresto por tales actividades”.

“Hubo varios pastores detenidos durante el año por el 11 J. Pero también por otras cuestiones, por ejemplo, el pastor Alain Toledano, por oficiar cultos cuando ya había cierta permisibilidad por parte del régimen para determinadas actividades que le eran vitales a la economía o afines ideológicamente”, coincidió Suárez.

La ONG fundamenta el sitio ocupado por Cuba en su ranking mundial con ejemplos de violaciones de derechos a religiosos en el período de 2021, como es la agresión a pedradas contra la casa pastoral de la Iglesia Misionera, encabezada por Yoel Demetrio, que pertenece al Movimiento Apostólico, una red de iglesias evangélicas que el Estado se niega a legalizar.

Asimismo, el documento, basado en el período comprendido entre noviembre de 2020 a septiembre de 2021, resalta que, ante el creciente descontento de la población y las violaciones de los derechos humanos contra los críticos del gobierno, cada vez menos representantes de la Iglesia católica y evangélica guardan silencio y que la crisis ha llevado a una mayor unidad entre las diferentes comunidades cristianas.

Los principios fundamentales de la fe cristiana contradicen los métodos totalitarios y represivos utilizados por el régimen para mantenerse en el poder. Por lo tanto, la libertad religiosa es limitada, especialmente, cuando los cristianos desafían al partido gobernante hablando y cuestionando la ideología del sistema, afirma el informe.

“La verdad es que es muy triste que Cuba esté en una lista de este tipo. Sin embargo, es reconfortante saber que el trabajo de visibilización sobre la represión que hay contra la libertad religiosa ha sido escuchado por instituciones tan prestigiosas como Open Doors. De hecho, hay un montón de información ofrecida por grupos de la sociedad civil y por la prensa independiente”, afirmó el joven autor.

Radio Martí intentó contactar en varias ocasiones a Open Doors sin obtener respuesta.

"En el Combinado del Este te arrancan los dientes”, así amenazaron a activistas que exigieron libertad de presos políticos en Cuba

De izq. a der., Arián Cruz, Daniel Triana y Carolina Barrero. (Foto tomada de Facebook)

El actor y activista Daniel Triana, detenido en la mañana del lunes frente al Tribunal Supremo Popular en La Habana, junto a los también activistas Carolina Barrero y Arián Cruz, dijo a Radio Martí que el objetivo de su protesta frente a esa entidad era dar visibilidad a los juicios en contra de los manifestantes del 11 de julio.

“Nosotros estábamos por los juicios que están sucediendo; lo que a nosotros nos sucedió fue poco comparado con lo que les pasa en las cárceles a los presos políticos. De hecho, uno de los instructores penales lo reconoció y me dijo: ‘En el Combinado del Este, allí te arrancan los dientes”.

Al ser detenidos, los activistas gritaron desde la patrulla policial consignas como “Justicia para el pueblo”, “Libertad para los presos políticos” y “Abajo el imperio del miedo”. Primeramente, fueron llevados a la Unidad de Cuba y Chacón, después, fueron trasladados a la Unidad policial de San Miguel del Padrón.

Por el camino, precisó Triana, “continuamos gritando desde el patrullero. Les gritamos “¡Libertad¡”, los policías, para agredirnos, aceleraban mucho el carro y después daban frenazos para que nos diéramos en la cabeza contra la pared esa de PBC que tienen las patrullas”.

Al llegar a la Unidad policial de San Miguel del Padrón, “nos obligaron a desnudarnos, nos cogieron todas las pertenencias, después, llegaron los agentes de la policía política, conocidos como “Jordan” y “Darío”, con una larga data de represión en La Habana", indicó el activista del 27N y miembro de Archipiélago.

“Puedo decir en mi caso, con total responsabilidad, que el agente “Jordan” aplicó técnicas de tortura psicológica conmigo. Me empezaba a susurrar amenazas al oído, a humillar, a decirme cosas sobre mi apariencia física y a chantajearme emocionalmente con mi mamá; a decirme todas las torturas que me podían hacer cuando me metieran preso en el Combinado de Este. Empezaba a gritarme, a dar golpes en la pared para que yo me asustara, para quebrarme de los nervios. Jordan me dijo, literalmente, que él ‘a mí me cogía y me partía como un lápiz”.

En opinión de Triana, la visibilidad fue un factor importante para que todo terminara y fueran liberados los tres tras casi siete horas de arresto.

Conocido en las redes sociales como “Danielito Tri Tri”, Triana resumió así lo sucedido: “Fuimos arrestados y fuimos amenazados y fuimos ofendidos, fuimos vejados y nuestros teléfonos celulares fueron rotos, todo eso, por ejercer un derecho”.

Pospuesto juicio a Brandon Becerra, menor acusado de “sedición” por manifestarse el 11J

Brandon David Becerra Curbelo, junto a su madre, Yanaisy Curbelo. (Foto: Twitter Yanaisi Curbelo)

El juicio a Brandon David Becerra Curbelo, quien se encuentra encarcelado por manifestarse el 11 de julio, en La Habana, fue pospuesto para el 27 y 28 de enero, según informó a Radio Martí su madre, Yanaisy Curbelo.

Becerra Curbelo, quien ingresó en prisión poco antes de cumplir 18 años, tenía fecha de juicio prevista para este lunes, de enero, bajo los cargos de sedición, desorden público, propagación de epidemia y atentado.

El menor pudo hablar con su madre desde la cárcel por vía telefónica 15 minutos antes de que ésta conversara con Radio Martí.

“Verdaderamente está mal”, afirmó la madre del prisionero político. “Está mal porque ya él lo que quiere es que le celebren juicio: ‘Mamá, yo lo que quiero es que me celebren juicio; yo no puedo seguir así, a ver cuánto voy a cumplir…”, le dijo.

El joven manifestante del 11J Brandon Becerra será juzgado los días 27 y 28 de enero
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:22 0:00

Becerra Curbelo explicó a su madre que habló con el abogado “y él le dijo que estaba haciendo todo lo posible por quitarle la sedición esa”.

Pero, escéptica, Yanaisy Curbelo argumentó: “Es que no hay mucha diferencia, aunque quiten sedición; si quitan sedición, lo están acusando de desorden público, propagación de epidemia y atentado, ¡es más o menos lo mismo!”.

Curbelo dijo, además, que ya “de aquí no dudaba nada”, refiriéndose a la posibilidad de que, en cualquier momento, su hijo fuera juzgado sin avisar antes a su abogado y sus familiares.

“Ese niño, nunca en la vida, ni aquí, en la calle, se ‘fajó’ (peleó con los puños)”, dijo la mujer. Añadió que el Mayor Fonseca, oficial de la prisión, la llamó “para felicitarme por la conducta de mi hijo”, a lo cual le respondió: “Mire, no me llame para felicitarme y acábenlo de soltar. Ellos están conscientes de que él no ha hecho nada”.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Ponen fecha a juicio contra Félix Navarro, su hija Sayli y otros 7 detenidos del 11J en Perico, Matanzas

Sayli Navarro (der.), junto a sus padres Sonia y Félix. (Foto: Archivo)

El juicio en contra del líder opositor Félix Navarro Rodríguez, su hija Saily Navarro y manifestantes del 11 de julio en Perico, Matanzas, ha sido programado para el 24 y 25 de enero, en el Tribunal Municipal Popular de Jovellanos.

Desde esa localidad, la activista Ania Zamora dijo a Radio Martí que Navarro acaba de ser sacado de la enfermería de la prisión de máxima seguridad de Agüica.

“Ya entregaron la fecha de los juicios de los nueve manifestantes en el municipio de Perico, entre ellos se encuentra nuestro líder, Félix Navarro Rodríguez, y su hija, la Dama de Blanco Sayli Navarro Rodríguez. Ese juicio será el 24 y 25 de enero en el Tribunal del Municipio de Jovellanos”, en la provincia de Matanzas, precisó la opositora.

24 y 25 de enero serán juzgados Félix Navarro, su hija Salily y otro 7 detenidos del 11J
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:59 0:00

Las llamadas telefónicas de Navarro a su familia están programadas para los viernes, explicó Zamora, quien también indicó que el líder opositor “estuvo todos estos días atrás en la enfermería”, aquejado de diarreas, un brote de sarna, un forúnculo (o ‘nacido’) grande “en el pecho”, producido por la misma infección de la sarna.

En la llamada telefónica correspondiente al pasado viernes, Félix Navarro dijo sentirse afiebrado producto, al parecer, de una fuerte gripe, y que “todavía tenía ese ‘nacido", pero que ya no estaba en la enfermería.

El prisionero político y de conciencia, de 68 años, también encarcelado durante la Primavera Negra de Cuba, en 2003, y su hija, la Dama de Blanco y activista política Sayli Navarro, fueron detenidos días después de las protestas del 11 de julio, en la localidad de Perico, Matanzas, cuando acompañaban al familiar de uno de los detenidos a la unidad policial de la localidad.

Sayli Navarro fue liberada horas después, pero el líder opositor fue llevado hacia la prisión Combinado del Sur en esa provincia, donde enfermó de Covid-19 y llevó a cabo una huelga de hambre en protesta por su encarcelamiento.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Amnistía Internacional denuncia juicios sumarios sin garantías a los manifestantes del 11J en Cuba

Protestas del 11 de julio en La Habana, Cuba. (REUTERS/Alexandre Meneghini/File Photo).

“Los detenidos (del 11 de julio en Cuba) han enfrentado procedimientos sumarios sin garantías de debido proceso o un juicio justo”, declaró al diario británico The Guardian, Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Interacional para las Américas.

"Los fiscales han presionado por sentencias desproporcionadamente largas contra las personas que fueron arrestadas en las protestas”, dijo la jurista mexicana.

“Además, muchas personas están acusadas de delitos imprecisos que son inconsistentes con los estándares internacionales, como el 'desacato', que se ha utilizado sistemáticamente en Cuba para castigar a quienes critican al gobierno”, advirtió la representante de Amnistía.

También en declaraciones a The Guardian, el profesor de American University en Washington, DC, William LeoGrande, resumió el objetivo del régimen cubano:

"El estado está tratando de enviar el mensaje de que rebelarse contra el gobierno tiene terribles consecuencias".

"El hecho de que el gobierno se sienta y esté bajo una amenaza sin precedentes, no solo por el aumento de las sanciones estadounidenses, sino también por la pandemia y la situación económica mundial, hace que esté menos dispuesto a tolerar cualquier tipo de disidencia", opinó el académico.

El rotativo The Guardian destacó que el delito de sedición ha sido utilizado en muchos casos para encerrar a los manifestantes del 11J, y que un zona golpeada duramente por las fuertes condenas es La Güinera, en La Habana.

Cargar más

XS
SM
MD
LG