Enlaces de accesibilidad

Mundo

Recuerdan en Taiwán el aniversario de represión en Tiananmen

Tanques en la plaza de Tianamen Pekin. Archivo

El Gobierno chino sigue sin publicar la cifra total de muertos, mientras los supervivientes o los familiares de las víctimas siguen estando perseguidos en el país.

Este viernes se celebraron actos en Taiwán y otros lugares del mundo por el 27 aniversario de la sangrienta represión china de las protestas prodemocracia que tuvieron su corazón en la plaza Tiananmen de Beijing en 1989.

Mientras, el gobierno en China, donde el incidente sigue siendo un tema tabú, dijo que hace mucho que pasó página sobre la "agitación política".

El ex líder estudiantil Wu'er Kaixi y varios legisladores del parlamento de la isla recordaron la operación militar del 4 de junio de 1989, que dejó cientos y posiblemente miles de muertos.

La democracia y la sociedad abierta de Taiwán han servido desde hace años como contrapunto del sistema autoritario de un sólo partido en China, que no permite el debate sobre los sucesos de 1989 ni actos en memoria de las víctimas.

Wu'er afirmó a la agencia de prensa AP que el gobierno chino le impide regresar al país y prohíbe que sus ancianos padres viajen para reunirse con él fuera de China. "Esto es lo que me ha hecho esa llamada gran nación", dijo Wu'er a los participantes de la reunión ante el Parlamento taiwanés. "Enfrentamos una china ruin y brutal".

Wu're huyó de China tras la represión, en la que fue identificado como el segundo más buscado de los líderes estudiantiles. Incapaz de regresar a casa, se casó con una mujer taiwanesa y se instaló en la isla en 1996. Este año se presentó sin éxito a las elecciones por un escaño parlamentario, recuerda la nota informativa.

Pro-democracy activists march for the vindication of the June 4 massacre in Hong Kong
Pro-democracy activists march for the vindication of the June 4 massacre in Hong Kong

Ante la llegada del aniversario, China reforzó la seguridad y los familiares de las víctimas se han visto sujetos a restricciones adicionales. Al menos media docena de personas fueron detenidas por intentar celebrar actos de recuerdo a las víctimas de la represión, según medios, aunque un pequeño grupo de personas con camisetas que condenaban el suceso se reunieron en la plaza el domingo. Entre ellos estaba el ex pintor de casas Qi Zhiyong, que perdió las dos piernas tras ser baleado por tropas desplegadas bajo la ley marcial el 4 de junio de 1989.

En Pekín, cuando se le preguntó por el aniversario, la portavoz del Ministerio chino de Exteriores Hua Chunying dijo que China "alcanzó hace tiempo una conclusión clara sobre la agitación política al final de la década de 1980 y otros asuntos relacionados".

El explosivo crecimiento económico chino en los años posteriores "demuestra que la senda del socialismo con signos chinos que decidimos seguir... está en línea con el interés fundamental del pueblo chino, y representa un deseo compartido por todos", dijo Hua a periodistas en una rueda de prensa diaria.

Otro antiguo líder estudiantil, Wang Dan, dijo en un acto conmemorativo en Tokio que el desarrollo de China tras el suceso demuestra que no es cierto que el crecimiento económico termine llevando a la democracia. Wang, que ahora es profesor en Taiwán, dijo que celebrar estos actos de recuerdo va más allá de rememorar los sucesos de 1989. "Es un gesto para mostrar la posición política de uno", dijo. "Es un gesto para combatir la visión del Partido Comunista".

Testimonio del escritor Ma Bo.

El escritor Ma Bo no fue el primero en llegar, pero sí de los últimos en irse y de los pocos que se atreve a hablar de ello sin tapujos, a sabiendas de que puede suponer su arresto. El intelectual explicó a la agencia de prensa EFE los últimos momentos de las históricas protestas de Tiananmen, cuyo sangriento final marcó a toda una generación. "La matanza me abrió los ojos sobre la crueldad del Partido Comunista chino (PCCh). A mí y a muchos". Este intelectual de 68 años se muestra contundente y la precisión de sus recuerdos asombra cuando este sábado se cumplen 27 años de la noche más oscura de China.

Entre cientos y miles de personas, según diversas fuentes, perecieron en las calles de Pekín del día 3 al 4 de junio de 1989 después de casi siete semanas de protestas a favor de las libertades y contra la corrupción en el gobernante partido único, el PCCh. Eran estudiantes, periodistas o trabajadores de fábricas; también algunos militares. El Gobierno chino sigue sin publicar la cifra total de muertos, mientras los supervivientes o los familiares de las víctimas siguen estando perseguidos en el país.

TIANANMEN ABRIÓ LOS OJOS SOBRE CRUELDAD DE PCCH, DICE ESCRITOR DE LA PROTESTA
TIANANMEN ABRIÓ LOS OJOS SOBRE CRUELDAD DE PCCH, DICE ESCRITOR DE LA PROTESTA

"Para mantener su poder se atrevieron a matar. Incluso hubo muertos de tan sólo 9 años", afirma en su vivienda de Pekín Ma, autor entre otras obras de "Blood Red Sunset", que trata el caos y la violencia de la Revolución Cultural y que causó sensación en este país en 1988. Ma se lanzó a la calle con la multitud poco después de que comenzara el movimiento y, como otros periodistas, acabó convirtiéndose en un manifestante más.

El día 3 estuvo toda la mañana en la plaza que daría nombre a la tragedia. "Volví a casa a descansar pero me marché corriendo al escuchar un anuncio del Gobierno por la radio", explica. El PCCh había recomendado a la población no salir a la calle y a él le pareció un mensaje claro: iban a desalojarles. Ma relata cómo "millones de personas" obviaron la recomendación oficial y fueron a apoyar a los manifestantes. "Creíamos que si éramos muchos no dispararían", dice con pesar.

La violencia comenzó de noche, justo cuando en la plaza se celebraba la inauguración de "la Universidad de la Democracia de Tiananmen". "Recuerdo que me nombraron profesor honorífico y entonces escuchamos los disparos de lejos".

En aquel momento, Cuba, Corea del Norte, Checoslovaquia y la RDA apoyaron la represión de las autoridades chinas.

Vea todas las noticias de hoy

Al menos 38 muertes en jornada "más sangrienta" de protestas en Birmania

Un manifestante quema la foto del jefe de las Fuerzas Armadas de Birmania, General Min Aung Hlaing. (REUTERS/Danish Siddiqui)

Al menos 38 personas murieron este miércoles en Birmania en la jornada más sangrienta por las protestas contra la junta militar, violentamente reprimidas por las fuerzas de seguridad, según la enviada especial de la ONU, Christine Schraner Burgener.

“Hoy fue el día más sangriento desde que ocurrió el golpe”, dijo Schraner Burgener en una conferencia de prensa para repasar la situación en el país asiático desde que los militares tomaron el poder el mes pasado.

Las manifestaciones en rechazo del golpe militar continuaron este miércoles a lo largo del país, a pesar de la brutal represión policial, que solo el domingo se había cobrado la vida de 20 manifestantes, la mayoría a causa de disparos de la Policía.

Schraner Burgener apuntó que los muertos superan ya el medio centenar desde el golpe y que hay multitud de heridos y se hizo eco de numerosos videos que aparentemente muestran a fuerzas de la Policía atacando a equipos médicos o a los agentes usando ametralladoras contra manifestantes.

Además, dijo que hay unos 1.200 detenidos, de los que en muchos casos los familiares no tienen noticias.

Según la diplomática, que atendió a los medios por videoconferencia desde Suiza, en los últimos días no ha dejado de recibir mensajes de “gente muy desesperada a la espera de acciones de la comunidad internacional”.

“¿Cómo podemos mirar esto por más tiempo?”, se preguntó la enviada de Naciones Unidas, que pidió medidas contundentes contra el Ejército birmano.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto abordar este viernes, en una videoconferencia a puerta cerrada, la situación en el país, según hizo oficial este miércoles la presidencia de turno del órgano, que ocupa Estados Unidos.

“Corresponde a los Estados decidir qué medidas quieren tomar”, señaló Schraner Burgener, quien aseguró que ha advertido en sus contactos con las autoridades militares birmanas de que es posible que el Consejo de Seguridad les imponga sanciones.

Según apuntó, la respuesta de sus interlocutores fue que están acostumbrados a este tipo de medidas y a contar con pocos apoyos internacionales.

El mes pasado, el Consejo de Seguridad ya abordó de emergencia la crisis, pero no llegó a condenar el golpe por la oposición de Rusia y China, que tienen poder de veto, por lo que por ahora parece poco probable que el órgano vaya a tomar medidas contra los militares.

A pesar de los llamamientos de la comunidad internacional y de las sanciones de países como Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, los militares birmanos, encabezados por el general golpista Min Aung Hlaing, continúan con la represión de las protestas y las detenciones.

Los manifestantes exigen al Ejército, que gobernó el país con puño de hierro de manera ininterrumpida entre 1962 y 2011, que permita la vuelta a la democracia y reconozca los resultados de las elecciones del pasado noviembre, en las que arrasó la Liga Nacional para la Democracia (LND) de la nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, detenida por los militares junto a otros líderes electos.

Represión en Hong Kong provoca protestas internacionales

Mural en Hong Kong donde exigen la libertad de 12 activistas de derechos humanos detenidos, el 29 de septiembre de 2020. (AP Photo / Kin Cheung).

La acusación contra 47 activistas pro democracia en Hong Kong, bajo la draconiana Ley de Seguridad Nacional de la República Popular China e impuesta por la fuerza sobre Hong Kong, dio origen el lunes a una gran protesta internacional, con serias demandas para la inmediata liberación de los acusados, informó Radio Asia Libre.

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, declaró que la decisión de acusar de subversión a los 47 ciudadanos es profundamente preocupante y peligrosa desde el punto de vista político.

Raab agregó que contrariamente a lo declarado por el Gobierno de China, en lugar de usar la Ley de Seguridad Nacional para restaurar el orden en Hong Kong, dicha ley fue creada y es usada para eliminar a los críticos del régimen dictatorial comunista.

También Washington se apresuró a condenar la medida adoptada por las autoridades en Hong Kong, que dejara tras las rejas a casi todas las figuras prominentes del movimiento pro democracia del territorio.

El secretario de Estado Antony Blinken declaró que el Gobierno de Estados Unidos condenaba la detención y las acusaciones en contra de los partidarios de la democracia en Hong Kong y exhortó a la inmediata liberación de todos los encarcelados, agregando que la participación política y la libertad de expresión no deberían ser considerados como crímenes.

Lo mismo fue expresado por la ministro de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, así como por el gobierno de Alemania, quienes exhortaron a las autoridades de Hong Kong a que pusieran en libertad a los manifestantes y que programaran las elecciones que fueran postergadas del Consejo Legislativo, para que fueran realizadas en forma justa y democrática.

Estados Unidos rinde homenaje al asesinado líder opositor ruso, Boris Nemtsov

Un hombre deposita flores en honor a Boris Nemtsov, el 27 de febrero de 2021. (Dimitar Dilkoff / AFP).

El gobierno de Estados Unidos recordó este sábado a líder opositor ruso Boris Nemtsov, en el sexto aniversario de su asesinato a poca distancia del Kremlin, en la ciudad de Moscú.

"Como servidor público, Nemtsov dedicó su vida a la construcción de una Rusia libre y democrática", dijo Antony Blinken, secretario de Estado.

"Mientras recordamos a Nemtsov, reafirmamos nuestro compromiso de defender los derechos humanos y las libertades fundamentales", dijo Blinken en un comunicado de prensa.

Acerca de la situación actual en Rusia, Blinken manifestó su profunda preocupación. "La intolerancia está creciendo, y todas las formas de expresión independiente son amenazadas", dijo.

"El pueblo de Rusia merece algo mejor", dijo el secretario de Estado de Estados Unidos.

Boris Nemtsov era un fuerte crítico del presidente ruso Vladimir Putin. Fue ultimado por disparos mientras caminaba por un puente muy cerca del Kremlin.

Liberan a escritor satírico en Teherán

Protestas en Londres contra el gobierno de Irán. (Justin Tallis / AFP).

En un raro momento de buenas noticias procedentes de Irán, la ONG ARTÍCULO 19 anunció la liberación del escritor satírico Kioomars Marzban.

Fue liberado de la prisión de Evin en Teherán, el 24 de febrero, después de servir dos años, seis meses y tres días de una condena por acusaciones amañadas.

El abogado de Marzban emitió el siguiente comunicado:

“Kioomars Marzban fue arrestado por sus escritos, recibió cinco acusaciones y fue sentenciado a 23 años y 11 meses de prisión, condena de la que estaba obligado a cumplir 11 años. La sentencia fue totalmente desproporcionada. Recibió un perdón de seis años de su sentencia. Su libertad bajo palabra por buena conducta fue rechazada pero los esfuerzos en su favor, hicieron posible que el resto de su sentencia fuera suspendida".

El abogado declaró a ARTÍCULO 19 que si Marzban disputara cualquier aspecto de la ley, le sería requerido cumplir el resto de la sentencia suspendida. Marzban recibió autorización para abandonar el país.

Agregó que, si bien la liberación de Kioomars Marzban es digna de celebración, él nunca debió ser acusado y encarcelado por su trabajo y por el pacífico ejercicio del derecho a la libertad de expresión.

Su caso es un emblemático ejemplo de la “cero tolerancia” de las autoridades de Irán por la libertad de expresión y de la falta de independencia de la rama judicial del país.

Las autoridades deben eliminar sin condiciones, el remanente de la sentencia de Marzban y también deben poner en libertad a todos los individuos encarcelados arbitrariamente, concluyó ARTICLE 19.

Preocupación en Canadá por la represión a los uigures en China

Mujeres uigures, minoría musulmana en la región de Xinjiang, China.

La Cámara de los Comunes de Canadá presentó el lunes una moción de designación de abuso a los derechos humanos en la zona uigur de China, en la Región Autónoma de Xinjiang, como genocidio, siendo así la segunda nación después de los EE.UU en adoptar dicha posición, informó Radio Asia Libre.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, declaró que “la etiqueta” de genocidio es algo de lo que la comunidad internacional tiene que responsabilizarse al usar, asegurándose de que sea adecuadamente justificada y exhortó a las Naciones Unidas a que investigue la situación existente en China, que diera lugar a la acusación.

Los legisladores también votaron 229 a 29, en adoptar una enmienda en la que Canadá inste al Comité Olímpico Internacional a mover de Beijing los Juegos Olímpicos de 2022, si el Gobierno de China continuara violando los derechos de la etnia uigur, aunque no llamó a la imposición de un boicot.

Hay denuncias de que el Gobierno de China ha mantenido cerca de dos millones de uigures y miembros de otras minorías musulmanas, en vastas cadenas de campos de concentración donde les obligan a la realización de trabajos forzados desde el año 2017.

Trudeau dijo que "el gigantesco paso dado por el Parlamento de Canadá" debería alentar a los Parlamentos de otros países democráticos, al igual que a las Naciones Unidas, a reconocer formalmente el genocidio que el Gobierno de China lleva a cabo contra la etnia de los uigures.

Cargar más

XS
SM
MD
LG