Enlaces de accesibilidad

Cuba

Piden a Starwood que se reúna con opositores cubanos

El jefe administrativo y asesor general de Starwood Hotels & Resorts Worldwide, Kenneth S. Siegel (i), el presidente del grupo hotelero cubano Gaviota, Carlos Latuff Carmenate (c), y el jefe de operaciones para Latinoamérica de Starwood Hotels & Resorts,

Una carta enviada por la Asamblea de la Resistencia Cubana al director ejecutivo de Starwood, insta al grupo empresarial que actúe en Cuba de acuerdo a su propia "Política de Derechos Humanos".

La Asamblea de la Resistencia Cubana, integrada por organizaciones del exilio en Miami, pidió hoy a la cadena hotelera Starwood que no transgreda su propia política de derechos humanos haciendo inversiones en Cuba, un país donde, a su juicio, los trabajadores están sometidos a "servidumbre".

Los trabajadores en Cuba "son como esclavos", aunque cobren salario, dijo a Efe Orlando Gutiérrez, secretario nacional del Directorio Democrático, quien, junto al sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo y otros opositores, dio hoy a conocer una carta abierta dirigida a Starwood para pedir que "se retire" de los negocios con el "régimen militar castrista".

Gutiérrez subrayó que los trabajadores en Cuba no solo no pueden negociar colectivamente ni organizarse en sindicatos independientes, sino que el Estado se queda con un elevado porcentaje de su sueldo, que puede ser tanto como el 90 o el 95 % del total, de acuerdo con Hernández Carrillo.

Pero, además, ni la estadounidense Starwood ni otras empresas extranjeras que operan en Cuba pueden elegir a sus trabajadores, pues la decisión de quién trabaja y quién no la toman las autoridades, dijeron ambos a Efe.

En la carta enviada al director ejecutivo de Starwood, Thomas B. Mangas, se pide a ese grupo empresarial, que maneja una decena de marcas como Sheraton, Westin y Aloft, "actuar correctamente" de acuerdo a su propia "Política de Derechos Humanos", que está contenida en una declaración firmada el pasado diciembre.

Además de respetar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Starwood asumió en ese texto los compromisos de "No discriminación en cuanto a empleos", "tratar a los empleados justamente en cuanto a salarios, horarios y beneficios", "Respetar la libertad de asociación" y "cero tolerancia a cualquier forma de labor forzada", dice la carta.

También se comprometió a que esos principios rijan sus políticas con socios comerciales, recuerdan los opositores cubanos. Pero en marzo de este año Starwood anunció que había llegado a un acuerdo con las autoridades cubanas para ser los "primeros" hoteleros estadounidenses llegados a Cuba tras el deshielo en las relaciones entre ese país y EE.UU., antagonistas desde 1959.

Como consecuencia de ese acuerdo, en junio pasado se inauguró el "El Four Points by Sheraton", operado por Starwood en asociación con la empresa estatal cubana Gaviota.

El próximo noviembre, según la web del grupo, se inaugurará el Hotel Inglaterra, también en La Habana, de la marca A Luxury Collection de Starwood. Además en junio pasado Starwood firmó una carta de intención para el que puede ser su tercer hotel en la capital de la isla, el "Santa Isabel", según se anunció cuando la inauguración del "Four Points".

En la carta abierta, los opositores cubanos dicen que Starwood parece "un ciego que no quiere ver los sesenta años de atrocidades bien documentadas cometidas por los Castro (Fidel y Raúl)".

"El régimen militar de los Castro es la antítesis total de lo que Starwood proclama públicamente como su política de justicia para sus trabajadores", aseveran en la carta, en la que acusan al Gobierno cubano de haber "creado una política de esclavitud".

La Asamblea de la Resistencia Cubana concluye pidiendo a Starwood que "se mantenga fiel a sus principios de respeto a los derechos humanos" y le urgen a reunirse con miembros de la oposición cubana interna y externa y a darles respuesta antes del 4 de agosto. Hernández Carrillo, ganador de varios premios por su defensa de los derechos humanos, como la Medalla de la Democracia de EE.UU., es el secretario general de la Confederación de Trabajadores Independientes de Cuba, integrada en la Coalición Sindical
Independiente, que, según dijo, cuenta con un millar de afiliados.

Además, es uno de los 75 presos de la Primavera Negra. En 2003 fue detenido y al poco tiempo juzgado y condenado a 25 años de cárcel por peligrosidad social debido a sus actividades sindicales. Estuvo encarcelado más de siete años y aun hoy sigue cumpliendo condena, aunque fuera de prisión pues se benefició de una "licencia extrapenal" que le permitía dejar Cuba, pero como otros diez de los presos de la Primavera Negra decidió no exiliarse.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:03 0:00

Desde mayo pasado goza de un permiso especial para salir de Cuba y ha estado en Europa y ahora EE.UU. dedicado a "recabar apoyo y solidaridad para los trabajadores cubanos". "Al régimen le molesta significativamente" el movimiento de trabajadores independientes en Cuba y "por eso les dedica una especial atención", lo que se traduce en más represión, indicó.

Aunque reconoce que será difícil que Starwood se desprenda de sus negocios en la isla, el líder sindical espera que la iniciativa haga reflexionar a esa empresa y a otras sobre "lo que significa invertir en Cuba".

Vea todas las noticias de hoy

Menos alimentos en Cuba en medio de más COVID-19

Habaneros hacen fila para comprar alimentos en medio del rebrote de casos de COVID-19. (Archivo/REUTERS/Alexandre Meneghini)

Se agrava la falta de alimentos y crece el desorden en las recurrentes colas en Cuba para adquirir los pocos productos disponibles en los comercios, en medio de una ola de contagios de COVID-19 que afecta a casi todo el país.

Las quejas de los cubanos por las largas horas que tienen que emplear haciendo enormes filas para adquirir comida llega ya a la sección de comentarios de la prensa estatal.

Cuba reportó este miércoles otros 4 muertos y 699 nuevos casos de coronavirus.

Según el MINSAP, permanecen hospitalizados 19,328 pacientes, 2, 824 sospechosos, 11,875 en vigilancia y 4,629 confirmados activos.

La Habana sigue siendo el epicentro de la pandemia en la isla, con 395 positivos en el día, seguida de Pinar del Río, con 60, y Santiago de Cuba, con 52.

El país acumula 46,896 contagios y 308 fallecimientos por coronavirus.

Desde Los palacios, en la provincia de Pinar del Río, el periodista independiente Maikel Norton señala que la única oferta es lo poco que llega por la canasta básica. El municipio es un tradicional productor de arroz y el poco que aparece, en el mercado informal, alcanza los 35 pesos la libra.

“Aquí no hay nada que comer", una queja recurrente en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:22 0:00

“Estamos con toque de queda hasta las seis de la mañana y las placitas (agromercados) están totalmente desabastecidas. Nos encontramos ante una situación muy difícil”, dijo el comunicador.

En Isla de la Juventud, donde se reportaron 10 nuevos casos de coronavirus el martes, hay demoras en las pruebas PCR. En Nueva Gerona operan cuatro centros de aislamiento con muchas dificultades, cuenta Martha Pérez.

“Están hacinadas las personas en estos lugares y con pésima alimentación. Los mercados en la isla no tienen nada que venderle al pueblo; la situación es bastante complicada”, subrayó.

En el municipio de Centro Habana, en la capital, hay problemas hasta con el suministro de pan. La situación alimentaria y el COVID-19 se le fue de las manos al gobierno, concluyó el sociólogo Ángel Marcelo Rodríguez Pita.

“Prácticamente las viandas no existen. También hay problema con el abastecimiento de la harina para las panaderías, lo que está limitando la venta del pan liberado”, apuntó.

Este martes, en Morón, provincia de Ciego de Ávila, la cuentapropista Dairis González Ravelo hizo una enorme cola para comprar yogurt para sus niños y no alcanzó.

“Hay personas haciendo colas durante cinco horas sin que estuviera abastecida la tienda. El pueblo está muriéndose de hambre. Es un salvajismo lo que está pasando aquí”, enfatizó.

Ricardo Fernández Izaguirre es padre de dos niños y vive en Nuevitas, Camagüey, donde se reporta un aumento del número de casos con coronavirus.

“Hay zonas que están cerradas, y entonces está funcionando teóricamente el toque de queda, pero yo mismo diariamente tengo que salir a las tres de la mañana para hacer cola para el pan, no puedo dejar a mis hijos sin comida”, dijo el activista.

Son filas de hasta tres horas, y la cantidad del producto es limitada, agregó.

Jiordan Marrero Huerta, activista de derechos humanos que atiende a reclusos y familiares, recibió este martes una llamada telefónica del preso político Alieski Calderín Acosta, desde la prisión Kilo-8, en la ciudad de Camagüey, quién ofreció información sobre casos de reos que están aislados por sospecha de COVID-19.

“En el régimen especial hay casos que han sido trasladados para centros de aislamiento con sospecha de la COVID. Todo indica que el contagio fue producido por el personal militar de la cárcel”, reportó Marrero Huerta.

Guantánamo está totalmente desabastecido de alimentos y es uno de los territorios con mayor contagio, alertó el activista Henry Couto Guzmán.

“No hay una placita que este vendiendo un plátano; no hay absolutamente nada que comer. Las personas están almorzando y comiendo con pan, porque no hay otro alimento”, afirmó.

Y en Guaro, Mayarí, en la provincia de Holguín, donde van en aumento los casos de coronavirus, la activista de la organización disidente Corriente Martiana,Teresa Miranda Céspedes, reportó sobre un caso de corrupción con el desvío de alimentos destinados para los centros de aislamiento.

“Aquí no hay nada de comer, no sé cómo la gente sobrevive porque lo poco que uno encuentra tiene que pagarlo por las nubes, y no todo el mundo tiene ese dinero. Se está poniendo mucha gente muy flaquita, personas que eran gordas, yo estoy observado eso diariamente”, comentó.

El representante de Cuba ante el Programa Mundial de Alimentos (PMA), José Carlos Rodríguez, recientemente se quejó ante este organismo internacional por no aprobar el Plan Estratégico para Cuba, informó el sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Isla.

Otero Alcántara y Alexis Valdés también invitados a hablar ante el Parlamento Europeo (VIDEO)

Luis Manuel Otero /Tomado de su página de Facebook

El activista del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara y el reconocido actor y director teatral Alexis Valdés hablarán ante el Parlamento Europeo el próximo viernes sobre la situación en Cuba, mismo evento al que había sido invitado el músico Yotuel Romero.

El evento está auspiciado por la vicepresidenta del Parlamento, la diputada checa Dita Charanzová, el diputado Leopoldo López Gil, del Grupo Renew Europe y el Grupo Popular Europeo tendrá lugar desde las 11:00 am hasta las 12:30 pm en el horario de Cuba; y será transmitido en redes sociales y YouTube.

El actor Alexis Valdés dijo que también contarán con la presencia de otros activistas de la sociedad civil cubana.

El abogado Javier Larrondo, de Prisoners Defenders, moderará las preguntas enviadas por la audiencia.

Por su parte Yotuel Romero, creador de la canción "Patria y Vida", considerado por muchos cubanos dentro y fuera de la isla como un himno de estos tiempos, declaró en entrevista con el diario español ABC que su propósito en lo adelante es movilizar a la comunidad internacional sobre la verdadera situación del pueblo cubano.

El cantante de Orishas dijo que había sido contactado para hablar con el presidente estadounidense Joe Biden.

“También me han llamado para hablar con Biden. Creo que es necesario que la gente conozca la realidad del pueblo cubano. Cada día que pasa la agonía está marchitando al pueblo cubano, y el cubano quiere vida”, indicó el artista.

Cuba: La cúpula mafiosa se equivoca de época

Vista de la sede de GAESA, el emporio militar cubano.

Después de caer el muro de Berlín y desaparecer más tarde la Unión Soviética el castrismo incrementó aceleradamente las medidas de preparación para reprimir con violencia toda manifestación contra el régimen estalinista. Fidel Castro estaba decidido a ahogar en sangre cualquier intento de derrocarlo.

La fuerza aérea, proporcionando los helicópteros, comenzó la cooperación con las tropas especiales en los ejercicios y maniobras para asegurar la eficiencia de los métodos represivos. Para la realización de estos ejercicios se construyó un pueblecito fantasma al sur Guanabo en la provincia de la Habana. Las tropas hasta nivel de batallón, con trajes antimotines, carros especiales y escudos, eran apoyadas por tropas especiales de desembarco desde helicópteros.

El coronel que estaba al frente de aquello llegó a decirle unas palabras a un amigo común que aquel no pudo olvidar jamás: El día que tenga que utilizar mis tropas para enfrentar una situación como esta, se acabó la revolución. Pero en la Cuba de 2021 todos saben que no existe revolución ni socialismo que defender.

Un grupo de militares mafiosos han monopolizado todas las empresas rentables en GAESA y no rinden cuenta a nadie de sus ganancias ni operaciones mientras el país se hunde en la miseria. El estado se ha desentendido del bienestar e incluso de la subsistencia misma de la población.

El problema que enfrentan hoy esos aparatosos preparativos para una guerra contra el pueblo es que el escenario operativo ha cambiado radicalmente en el siglo XXI.

El desarrollo tecnológico actual unido a la proliferación de las redes sociales ha minado el monopolio de la información que la dictadura totalitaria mantenía sobre la sociedad cubana. Los acontecimientos que se suceden en el país recorren el planeta en cuestión de segundos. Ya no se pueden ocultar los desmanes y abusos de los cuerpos represivos. Solo un suicida intentaría reproducir en Cuba una masacre como la de Tiannamen con miles de celulares filmando y trasmitiendo los sucesos.

Hoy el costo de ejecutar una masacre semejante de forma impune en Hong Kong o Myanmar sería incalculable. ¿Creen que podrían realizarla en Cuba? El mundo entero sería testigo en tiempo real de los sucesos. Además, en el caso de Cuba ocurrirían a 90 millas de la Florida –el estado que decide las elecciones estadunidenses y donde se concentra la mayor parte del exilio cubano. El nuevo escenario operativo es sumamente peligroso para quien ordene desatar esa represión. Quien imparta esa orden sepa que será su último error y deberá atenerse a las consecuencias.

Pero hay otro factor adicional. Los militares cubanos que no participan de las ganancias del estado mafioso de GAESA hoy sufren las mismas necesidades y privaciones que el resto del pueblo. Ya son muchos los que están resueltos a no cumplir órdenes fratricidas contra sus compatriotas. No van a asesinar mujeres, ancianos, jóvenes y niños desesperados por el hambre y la miseria. Saben que ellos no son el enemigo. Ya hay demasiados muertos. Lo que todos queremos, exigimos, es “Patria y Vida”.

En ese complejo contexto, un grupo de cubanos han tomado una decisión inédita: pese a considerarse militares, aun si están en retiro, también se consideran objetores de conciencia para alertar a sus compañeros de armas sobre los peligros que se avecinan. Como tales decidieron publicar un manifiesto que yo también he suscrito.

Los militares cubanos, en activo o retirados, tenemos el deber de brindar todo el apoyo y solidaridad a la población y colaborar con esos valientes jóvenes que protestan a diario en las calles de Cuba demostrando que ya han perdido el miedo. A la elite de poder le aseguramos que si se atreven a recurrir al uso letal de la fuerza tendrán que responder ante tribunales por la sangre inocente que se vierta en las calles y pueblos de Cuba. No es fantasía. Busquen un espiritista y pregunten a Nicolae Ceaușescu si él no se creía también intocable antes de su caída.

Febrero 23, 2021

Académico cree que otro 24 de febrero pudiera repetirse en Cuba como en 1895

Imagen del Ejército Libertador.

Hoy es el aniversario 126 del Grito de Baire, el levantamiento armado que dio origen a la llamada Guerra Necesaria, la segunda gesta independentista cubana.

El académico exiliado Eduardo Lolo dijo en entrevista con el periodista Pedro Corzo de Radio Martí que era impensable que los cubanos al levantarse en armas contra el imperio español el 24 de febrero de 1895 pudiesen alcanzar la victoria y que, sin embargo, la obtuvieron cinco años después. "Fue un acto quijotesco", dijo el historiador.

Lolo, presidente de la Academia de la Historia de Cuba en el Exilio, hace un paralelo con la realidad actual de la isla y piensa que ahora parece imposible una victoria contra la dictadura comunista y que el pueblo pueda derrotar al oprobioso castrismo que le sojuzga por 62 largos años.

Pero la historia siempre se repite, para bien o para mal, dijo Lolo. Nuevas generaciones dentro de Cuba, a sabiendas de que tienen pocos recursos para derrotar a la tiranía, recogen el legado del quijotismo del siglo XIX, y luchan por la libertad, subrayó el académico.

A principios de 1895, el ambiente en Cuba era francamente insurreccional y el fracaso del Plan de La Fernandina, al incautar las autoridades estadounidenses las armas de la expedición que organizaba José Martí para reiniciar la Guerra Necesaria, lejos de amilanar a los independentistas, levantó el espíritu revolucionario.

Los jefes comprometidos dentro de la Isla, ansiosos por retornar a la manigua, apremiaban al Apóstol para que firmara la Orden de Alzamiento con el argumento de que el Gobierno colonial español ya estaba sobre aviso y en cualquier momento podían caer detenidos.

El 29 de enero, Martí convocó a Mayía Rodríguez, en quien Máximo Gómez había delegado su “autoridad y poder expresos”, y a Enrique Collazo, que daba de la autoridad de éste para valorar las noticias e informes recibidos de Cuba.

Los reunidos coincidieron en la necesidad de impartir cuanto antes la Orden de Alzamiento, la cual redactó el Héroe Nacional de Cuba y suscribieron los tres.

En los primeros días de febrero de 1895, en su condición de Delegado del Partido Revolucionario Cubano (PRC) en Cuba, Juan Gualberto Gómez, recibió la ya mencionada Orden de Alzamiento y “otras que debía encaminar”, según su testimonio.

Martí había enviado indicaciones a Juan Gualberto Gómez para que el levantamiento fuera simultáneo y por tanto más efectivo. En la fecha acordada se alzaron el mayor general Guillermón Moncada, el coronel Quintín Banderas, el coronel Paquito Pérez, el general Bartolomé Masó y el oficial subalterno Saturnino Lora, entre otros.

Según varias fuentes, unas 35 localidades de distintas partes del país se levantaron en armas contra el colonialismo español aquel 24 de febrero pero solo en la región oriental, sobre todo en su parte sur, pudieron consolidarse los focos guerrilleros.

Para Lolo, ese espíritu quijotesco de los mambises se ve hoy en día en los jóvenes que luchan por la libertad en Cuba. Los cubanos tuvieron éxito cuando lucharon por la independencia hace tantos años, y ahora las nuevas generaciones lo tendrán de nuevo, opinó Eduardo Lolo.

Entidad de EEUU condena violaciones de la libertad religiosa a Yorubas Libres de Cuba

Yorubas en Cuba en el ritual de la Letra del Año. (Adalberto Roque / AFP).

La Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos, USCIRF, condenó "las violaciones de la libertad religiosa" que padece la Asociación de Yorubas Libres de Cuba, cuyos miembros son marginados socialmente por sus creencias y "practicar libremente la santería".

Del mismo modo que “los cristianos y las personas de fe", están bajo la atenta mirada del Partido Comunista de Cuba, añadió.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:45 0:00

En ese sentido, el santero Loreto Hernández García, vicepresidente de los Yorubas Libres, detalló a Radio Televisión Martí las transgresiones de que son objeto los integrantes de la agrupación, fundada en 2012 en Placetas, Villa Clara.

“Cuando tenemos una actividad en nuestro templo religioso nos ponen dos patrullas en la esquina. Nos asedian la casa, nos hacen arrestos arbitrarios para intimidar a la población. Les dicen a los creyentes que no pueden visitar nuestro templo. Nos amenazan que nos van a botar los atributos religiosos y los santos para la calle, y quieren obligarnos a afiliarnos a la Asociación Cultural Yoruba”.

La Asociación Cultural Yoruba (ACY) es una estructura gubernamental formada para centralizar la práctica de la Santería. Responde a la Oficina de Atención para los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, creada en 1985 y dirigida por Caridad Diego desde 1993.

“Siempre presionan para que los iyawó o iniciados no vayan vestidos de blanco a las escuelas, no se pongan los collares o pulseras”, continuó Hernández García.

“Hay que recordar que nuestra religión yoruba fue marginada por el régimen. Fueron muchos los santeros a los que les tiraron los santos para la calle. Fueron muchos los que tuvieron que rendirle culto a nuestros orishas escondidos de la policía y de la Seguridad del Estado”, recalcó el sacerdote de la Regla de Ocha.

Por su parte, la sacerdotisa Donaida Pérez Paseiro insistió: “Queremos ser libres, como un movimiento religioso independiente, no estar atados a la Asociación Cultural Yoruba”.

La Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos aseguró en su comunicado divulgado el lunes que "los grupos religiosos no registrados son particularmente vulnerables y con frecuencia son objeto de hostigamiento por parte de la Oficina y otras autoridades”.

Asimismo, critica que el régimen cubano utiliza su sistema de leyes, políticas, vigilancia y acoso para controlar a los religiosos y socavar la libertad de creencias.

"Las autoridades imponen represivamente estas restricciones para garantizar un control estricto sobre los líderes y los miembros de las comunidades religiosas", subrayó la entidad estadounidense.

"Los santeros no registrados, en particular los Yorubas Libres, son vulnerables y enfrentan amenazas constantes de sanciones penales. Estas violaciones son emblemáticas de las tácticas utilizadas por el Gobierno cubano para controlar la fe y reprimir a las comunidades religiosas independientes".

La denuncia tuvo lugar luego de un informe que presentó la Alianza por la Libertad Global (GLA) que encabeza el abogado Jason Poblete.

“Creo que ellos tienen su derecho fundamental de ejercer sus creencias como deseen, sin control del Partido Comunista ni de Caridad Diego, ni sus oficiales, ni sus red de chivatos a través de la isla”, señaló el jurista norteamericano y agregó que el acoso a este cuerpo religioso contiene además, un elemento racial.

Poblete explicó que la Alianza por la Libertad Global, asentada en Alexandria, Virginia, está documentando estos hechos de violación de los derechos fundamentales y a sus ejecutores. “Esa oficina malvada del Partido Comunista debe ser cerrada, permanentemente, y permitir que todos los ciudadanos de la isla ejerzan la religión que escojan”.

En 2020, la USCIRF recomendó al Departamento de Estado de EEUU mantener a Cuba en su Lista Especial de Vigilancia (SWL), por ser un país que participa y tolera violaciones graves de la libertad religiosa.

Cargar más

XS
SM
MD
LG