Enlaces de accesibilidad

Cuba

Camilo Cienfuegos, una muerte enigmática y prematura

Según Jaime Costa, tanto él como Almeida, escucharon las discusiones en las que se destacaban las voces de Fidel y Cienfuegos, quien se defendía firmemente de las acusaciones de que había traicionado a la Revolución.

El comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán, un hombre que al decir de muchos tenía tanto arraigo popular como Fidel Castro, desapareció sin dejar rastro en octubre de 1959 en un vuelo entre las ciudades de Camagüey y La Habana.

Cienfuegos, quien al morir era jefe del Estado Mayor del Ejército, se caracterizaba por usar un sombrero de ala ancha y era, según sus amigos, muy bromista. El comandante ejercía una gran influencia sobre las masas y había participado en la expedición del yate Granma, siendo uno de los líderes de la sobredimensionada invasión de Oriente a Occidente, junto con el también comandante Ernesto Guevara.

Sin embargo, su enigmática y prematura muerte posibilitó que se convirtiera en uno de los dioses de la mitología del totalitarismo cubano. También hizo pensar a muchos que Castro había ordenado su desaparición.

Según la versión oficial, Cienfuegos había viajado a Camagüey para arrestar al comandante Huber Matos, jefe militar de la provincia, quien había remitido a Castro una enérgica carta en la que denunciaba la penetración y control que los comunistas estaban ejerciendo en todas las esferas del gobierno revolucionario.

La carta, sin duda uno de los documentos más polémicos en la historia reciente de Cuba, hizo que Matos cumpliera 20 años de cárcel y, probablemente, que Cienfuegos nunca llegara a su destino.

El 23 de octubre de 1959, Cienfuegos compareció en el Canal 11 de la televisión de Camagüey para informar sobre el arresto de Matos. La conferencia de prensa, la última de Cienfuegos, fue conducida por el periodista y publicista Cebrián de Quesada, quien en entrevista con el autor hizo una síntesis de lo que manifestó el desaparecido comandante:

a) Que Matos había estado conspirando contra la revolución. Según Cebrián para justificar la acusación, sólo presentó unas fotos de la revista Cuba Nueva, que editaba el regimiento de Camagüey, bajo el mando de Matos, en la que aparecían unos niños desnutridos.

b) Que Matos había sido trasladado a La Habana donde iba a ser juzgado por Fidel y Raúl Castro.

c) Que entre los hombres más valiosos de la Revolución se encontraban los comunistas, restándoles importancia a las acusaciones de Matos de que el proceso estaba bajo influencia marxista.

d) Calificó de prensa amarilla y como enemigo del pueblo a los medios que estaban denunciando los fusilamientos, defendió las ejecuciones y negó que se estuviera fusilando a personas inocentes.

Por otra parte, estudiosos de la desaparición de Cienfuegos y defensores de la hipótesis de que fue asesinado afirman que los agentes de la Seguridad del Estado que dirigía Osvaldo Sánchez, tenebroso dirigente de las fuerzas de choque del Partido Socialista Popular, primer jefe G-2, y que curiosamente también pereció en un accidente aéreo, vigilaban estrechamente a Cienfuegos.

Según ellos, la Seguridad del Estado llegó al convencimiento de que Cienfuegos no creyó la trama urdida alrededor de Matos, y que por temor a que descubriera el complot los hermanos Castro ordenaron su muerte.
Otra información que corrobora la hipótesis del crimen político, es que un oficial de la Fuerza Aérea encontró una cinta grabada en la que estaban registrados los datos del despegue de la avioneta Cessna, modelo 310, en la que viajaba Cienfuegos. La cinta refería que cuatro minutos después de despegar el Cessna número 53 lo hizo un caza británico tipo Sea Fury, al mando del piloto personal de Raúl Castro con su cañón de 20mm. desenfundado.

Publicaciones de la época señalan que el comandante Camilo Cienfuegos partió del aeropuerto de Camagüey aproximadamente a las 6 p.m. del 28 de octubre de 1959 en compañía del soldado Félix Rodríguez y, como aviador, el teniente Luciano Fariñas Rodríguez, tenía más de 2,000 horas de vuelo y vasta experiencia como piloto en el modelo de avión que los transportaba. Según los archivos oficiales, Fariñas nunca informó la ruta por la que volaría y sólo en una ocasión se comunicó con la base para que Cienfuegos le impartiera instrucciones al capitán Méndez, quien quedó al frente de la provincia de Camagüey.

Es importante destacar que las altas esferas del gobierno se percataron de la desaparición de Cienfuegos 24 horas después de su partida de Camagüey. Es difícil comprender cómo una dirigencia política que se ha caracterizado por la paranoia, que percibía conspiraciones por doquier, ignorara por tanto tiempo la situación de uno de los hombres más importantes de la Revolución que, por otra parte, venía de sofocar un supuesto complot militar.

El Gobierno Revolucionario, en un comunicado oficial, señaló que la desaparición de la avioneta fue consecuencia del mal tiempo existente entre las provincias de Camagüey y Matanzas. Sin embargo, investigaciones meteorológicas sobre ese día, indican que las condiciones climáticas eran razonablemente buenas. No obstante, es junto referir, que varios reportes indican que por lo menos la tripulación de dos aviones comerciales reportaron fuertes turbonadas.

La desaparición de Cienfuegos generó una gran cantidad de rumores. Se comentó que en Aguada de Pasajeros, Las Villas, se había producido un accidente aéreo; que sobre el central Adelaida había volado una avioneta haciendo señales de luces hasta que desapareció rumbo norte en dirección al mar.

Un periodista de apellido Vázquez afirmó que durante la noche del miércoles había presenciado un encarnizado duelo aéreo. Estas versiones fueron investigadas y, según la versión oficial, fueron descartadas. También un pescador hizo declaraciones similares.

Un avión C-46 en el que viajaba el comandante Ernesto Guevara avistó en Cayo Anguila, frente a las costas de Caibarién, los restos semidestruidos de dos aparatos, uno de los cuales parecían tener la línea del Cessna, pero más tarde se comprobó que era un error.

Juan Orta, un ex secretario de Castro, le manifestó al poeta Iván Portela, cuando ambos estaban exiliados en la embajada de México: "Yo estoy plenamente convencido de que el avión de Camilo fue derribado por órdenes de Fidel Castro''. Orta, que estuvo tres años asilado en la embajada de México, continuó diciéndole a Portela: "Yo estaba reunido con Fidel cuando Raúl Castro y Ernesto Guevara le plantearon: 'Camilo se opone a cambios estructurales en el ejército rebelde'. A lo que Fidel respondió: 'El plan será llevado a cabo cueste lo que cueste; ni cien Camilos podrán oponérsele' ''.
En las conversaciones que sostuvo con Portela y en artículos que escribió en el exilio, Orta afirmaba que las personas que en alguna medida estuvieron relacionadas con la misteriosa desaparición de Cienfuegos sufrieron una suerte similar.

En síntesis, Orta afirmó que el piloto del Sea Fury que supuestamente despegó poco después que lo hiciera la avioneta de Cienfuegos, desapareció; que el mecánico de aviación que reportó que el caza británico traía una ametralladora completamente descargada murió ese mismo día atropellado por un automóvil; que el pescador que declaró que había visto un avión caza atacando a una avioneta, fue conducido a La Habana para ampliar las investigaciones y no se supo más de él.

Otro hecho relevante asociado a la muerte de Cienfuegos fue la muerte del también comandante Cristino Naranjo, su amigo personal. Naranjo, que había iniciado su propia investigación sobre la muerte de Cienfuegos, fue baleado por el capitán Manuel Beatón a la entrada del Campamento Libertad (antigua Columbia) supuestamente por no haberse identificado.

Varios meses después, Beatón se alzó en armas contra el gobierno, siendo capturado y ejecutado sumariamente. Orta refiere que un miembro del tribunal, el teniente Agustín Onidio Rumbaut, logró entrevistarse con el detenido y que éste le confesó que Fidel Castro, Raúl Castro, Ernesto Guevara, el también comandante Félix Torres y el capitán Jorge Enrique Mendoza, habían sido los responsables de la muerte de Cienfuegos. Agregó Orta que unos días después del proceso y después de haber preparado un informe confidencial, el teniente Agustín Onidio Rumbaut murió en un "accidente de cacería''.

Por su parte, el comandante Huber Matos indicó que Cienfuegos también estaba descontento con la penetración comunista, pero que a su vez se confesaba un hombre totalmente fiel al líder de la Revolución. Apunta Matos que en una ocasión le entregó a Cienfuegos un escrito pro marxista que había sido incluido en la publicación Verde Olivo y que el jefe del ejército se molestó y responsabilizó a Ernesto Guevara y a Raúl Castro de la publicación.

Matos refirió que, tras su arresto, Cienfuegos no dejó nunca de tratarle con respeto y consideración, actitud que le era informada a Castro por Mendoza. Matos opina que estas informaciones precipitaron las acciones punitivas contra el carismático comandante. Después de la muerte de Cienfuegos y la prisión de Matos, la influencia y el poder de Mendoza se incrementó considerablemente.

Refiere Matos que Raúl Castro sentía una gran aversión hacia Cienfuegos por la popularidad que éste disfrutaba, y que Fidel Castro temía que Cienfuegos pudiera provocar una crisis de grandes proporciones, no sólo dentro de la estructura del poder revolucionario sino también en la población. Cuenta Matos que Cienfuegos criticó la manera en que Castro dirigió su caso, lo que tal vez puso en alerta al gobernante sobre posibles problemas con un individuo que le había sido hasta ese momento incondicional.

Agregó Matos que Castro envió a Cienfuegos para que lo arrestase en su despacho en el regimiento Ignacio Agramonte con la intención de que se originase un tiroteo en el que éste muriera y así salir de los dos de una vez por todas. Pero que Cienfuegos tuvo la precaución de ordenarles a sus oficiales que las tropas no dispararan cuando le fueron a detener, lo cual frustró el supuesto plan.

Sobre la avioneta Cessna 310, desaparecida con tres hombres a bordo, dice Matos que no tiene la más mínima duda de que fue abatida por orden de Fidel Castro. Apunta que Fariñas, el piloto, era un hombre muy disciplinado, que no se habría desviado de la ruta sin haber pedido autorización. Este aspecto es también comentado por Orta, quien afirma ''que desde la torre de control aéreo de Camagüey le indicaron a Cienfuegos que el comandante Félix Torres estaba perdido sobre el mar al sur de la ciudad de Trinidad, Las Villas, y que era necesario se sumara a su búsqueda''. Según el declarante esto propició que un avión Sea Fury derribase el Cessna de Cienfuegos.

También dijo Matos que estando en la prisión del Castillo del Morro, La Habana, recibió dos mensajes de Camilo en el que este le advertía que tendría que declarar en su contra ya que su situación personal --la de Cienfuegos-- era muy difícil. Le decía que de ir a juicio sería fusilado y que estaba dispuesto a ayudarle para que se fugara de la prisión, a lo que el prisionero se negó aduciendo que quería un proceso judicial para denunciar públicamente lo que estaba pasando en el país.

Agustín Alles Soberón, el primer periodista cubano en subir a la Sierra Maestra y entrevistar a los insurgentes del Movimiento 26 de Julio, fue amigo de Cienfuegos. Alles Soberón recuerda que en los días del caso Matos, Cienfuegos, en ruta hacia Camagüey, hizo escala en la ciudad de Santa Clara. Dice que conversó varios asuntos con Cienfuegos, entre ellos la situación de Matos, y que Cienfuegos le dijo que Matos debía ser ejecutado si había traicionado a la Revolución. Opina Alles Soberón que Cienfuegos era un incondicional de Fidel Castro y que habría hecho lo que éste determinara sin importar dónde estaba el bien o el mal, pero que no había dudas de que Cienfuegos tenía serias diferencias con Raúl Castro y Guevara.

Sin embargo, el ya fallecido comandante del Segundo Frente Nacional del Escambray, Lázaro Asencio, afirma en un artículo y en entrevista que concedió al autor, que Cienfuegos era comunista y que sus diferencias con Raúl Castro no fueron consecuencias de su defensa de Matos, sino porque Castro protegía a oficiales como el general Dermidio Escalona.

Continúa Asencio su relato planteando que un matrimonio que vivía en la Punta de la Bahía de Masio, cerca de Casilda, Trinidad, escuchó en horas de la tarde del 28 de octubre de 1959 una fuerte explosión y que vio que del cielo caía una bola de fuego a la vez que se oía el ruido de un avión. Apunta que cuando se conoció la declaración, el entonces capitán Osmany Cienfuegos viajó personalmente a Casilda para conducir a La Habana al matrimonio, del que no se volvió a saber. Afirma Asencio que conoció esta historia porque la pareja antes de ser trasladada, se lo comunicó a un funcionario de la Cruz Roja, quien a su vez se lo hizo conocer a él.

Asencio también comparte la idea de que el avión de Cienfuegos fue derribado por un Sea Fury y que la orden la impartió el comandante Félix Torres, quien la había recibido de los hermanos Castro. Agrega que el oficial José Paz, que conoció del informe de que un Sea Fury había descargado sus ametralladoras, murió en un accidente en la Vía Blanca, cuatro días después de desaparecer Camilo Cienfuegos.

Concluyó Asencio su relato recordando que, dos días después, se encontraba en la lancha de un pescador de nombre Juan, en la zona de Casilda, cuando avistaron una mancha de aceite y una almohada que presumiblemente pertenecían a la avioneta que buscaban. La información fue trasmitida de inmediato por radio. Una hora después se dijo que Cienfuegos había sido hallado vivo, lo cual determinó la suspensión de la búsqueda en toda la isla por varias horas, decisión que, en su opinión, "permitió borrar las pruebas de la caída en el Masio de la avioneta de Camilo Cienfuegos''.

Igualmente, Jaime Costa, comandante del Ejército Rebelde, atacante del cuartel Moncada y expedicionario del Granma, afirma que Camilo Cienfuegos fue asesinado en un lugar de la Ciénaga de Zapata por decisión de Fidel Castro y por instigación de Guevara, Raúl Castro y el presidente Osvaldo Dorticós Torrado. Costa se encontraba en un avión que buscaba a Cienfuegos en compañía del comandante Juan Almeida, a la sazón jefe de la Fuerza Aérea de Cuba, cuando por orden de Fidel Castro se les ordenó aterrizar en Varadero, de donde fueron conducidos en automóvil hasta un punto de la Ciénaga de Zapata donde les esperaba Fidel Castro en compañía de otros altos dirigentes del gobierno.

Cuenta Costa que vio sobre la pista una avioneta igual a la que estaban buscando y era que Cienfuegos había aterrizado en ese lugar porque a su regreso a La Habana le informaron vía radio que Fidel Castro le esperaba en ese sitio. Según Costa, tanto él como Almeida, escucharon las discusiones en las que se destacaban las voces de Fidel y Cienfuegos, quien se defendía firmemente de las acusaciones de que había traicionado a la Revolución.

La discusión duró toda la noche, pero ya avanzada la madrugada escuchó disparos y vio cómo arrastraban los cuerpos de varias personas hacia la avioneta que millares de personas estaban buscando todavía.

Costa concluyó su relato reconociendo que aunque fue amigo personal de Cienfuegos, no pudo actuar en su defensa, decisión que aún hoy le afecta a pesar de los años transcurridos.

Vea todas las noticias de hoy

“Hemos comido de la basura”, dice cubana varada en Grecia

Idelys De La Caridad Chao Sade emigró junto a su esposo y sus tres hijos a Grecia. Una imagen de la travesía.

La historia de la cubana Idelys De La Caridad Chao Sade y sus tres hijos, ha dejado de ser odisea para tornarse tragedia desde que en 2021 se vio obligada a viajar desde la isla a Moscú, Rusia.

Hoy en Atenas, Grecia, la vida no acaba de sonreír a esta mujer que fuera activista de la Unión Patriótica de Cuba, en el municipio Boyeros.

“Hemos comido de la basura de los barcos, los extranjeros votan comida, ropa y zapato y la hemos recogido ”, dijo esta inmigrante a Radio Televisión Martí desde la capital griega.

Luego de nueve meses en Moscú, la familia decidió probar suerte en otras fronteras. Gracias a la Agencia de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), obtuvieron una visa de tránsito a Turquía para seguir camino a Serbia, país de libre visado para los cubanos.

“Ahí empezó la caminata, de Serbia a Macedonia, hasta llegar a Grecia. 78 kilómetros a campo traviesa y unos 32 por ciudad”, comentó la mujer.

Idelys De La Caridad Chao Sade emigró junto a su esposo y sus tres hijos a Grecia. Una imagen de la travesía.
Idelys De La Caridad Chao Sade emigró junto a su esposo y sus tres hijos a Grecia. Una imagen de la travesía.

Grecia es miembro de la Unión Europea, no así Serbia y Macedonia. Esa fue la razón por la que decidió avanzar hacia la nación helénica.

“En Serbia teníamos miedo a que nos deportaran porque como cubanos solo nos dan un permiso de estancia de 90 días”, dijo la madre de Yansuani, de 5 años; Josuan, de 14; y Yaniurka, de 24.

Al ingresar a Grecia, fue detenida y enviada junto a su esposo al Centro de Detención Temporal para extranjeros sin papeles de Amigdaleza, al norte de Atenas.

“Cuando estábamos presos intentaron secuestrar a mis hijos. Este país no es seguro, tenemos miedo. Hay personas pinchándose drogas en las esquinas, hay racismo y discriminación. Temo por mi familia y no siento que este país nos pueda dar protección internacional, no tiene seguridad para nosotros, menos manteniendo relaciones de negocios con la dictadura”, dijo.

Idelys De La Caridad Chao Sade.
Idelys De La Caridad Chao Sade.

Con la ayuda de la organización sin fines de lucro Solidarity Now, la que fuera también activista de Cuba Independiente y Democrática, obtuvo el pasado 7 de noviembre un permiso de residencia, que no se hace efectivo hasta dentro de seis meses por lo que aún no tiene autorización para trabajar.

“Mis hijos no pueden ir a la escuela por su condición de inmigrantes irregulares, tampoco tenemos derecho a la atención médica”, precisó.

A todo esto, aseguró que tiene que priorizar el techo y para ello garantizar 550 euros mensuales. Ha sido hasta el verano que ha podido trabajar en el puerto, a ocultas, como migrante sin documentos.

“He trabajado descargando contenedores por 24 euros al día y limpiando barcos, pero solo en el verano, ahora mismo estamos sin ingreso y ya debemos el arriendo al casero. La ayuda del gobierno es solo para los residentes permanentes”, lamentó, no sin antes reconocer que ha sobrevivido también gracias a dineros enviados por miembros del exilio cubano.

Entre otras gestiones, la familia ha ido en cinco ocasiones a la embajada de Estados Unidos en Atenas y la respuesta ha sido la misma.

“Tengo una hija joven y dos hijos menores de edad en peligro y todas las puertas que toco, todas las organizaciones y personas que escribo o voy personalmente me dicen que no nos pueden ayudar, no ven el peligro que corremos”, afirmó.

La señora desea llamar la atención de entidades internacionales para que ayuden a que sus hijos puedan estudiar, ir al médico, crecer en libertad. Solo por ellos ha visto truncadas sus esperanzas de rehacer la vida fuera de Cuba.

MININT contradice a sobrevivientes del hundimiento y niega acciones invasivas o agresivas

Humberto López y el segundo jefe del Órgano Especializado de la Dirección General de Investigación Criminal del Ministerio del Interior, Víctor Álvarez Valle, ofrecieron su versión del hundimiento de Bahía Honda.

En un relato contrario al testimonio inicial de los sobrevivientes y familiares de las víctimas, el régimen de La Habana aseguró el martes que “no hubo acciones invasivas ni agresivas" por parte de las Tropas Guardafronteras contra la lancha que transportaba a inmigrantes cubanos el pasado 28 de octubre de 2022, en un trágico hundimiento en Bahía Honda, Artemisa, que dejó siete muertos y varios lesionados.

El 31 de octubre, Diana Meizoso, una de las sobrevivientes y madre de la pequeña Elizabeth Meizoso, de 2 años de edad, una de las víctimas fatales de la tragedia, dijo a Radio Martí que la embarcación fue impactada por los guardafronteras en una acción premeditada.

“Nos montamos en la lancha y, cuando salimos, él (lanchero) disminuyó la velocidad porque se vio cerrado por todos lados, porque venía otra lancha. Cuando les pasamos por al lado, él (oficial de guardafronteras) dijo: “Ahora los voy a partir al medio”, y después nos embistió y la partió al medio”, detalló Meizoso a Radio Martí.

Las víctimas fatales del hundimiento han sido identificadas como Elizabeth Meizoso, Aimara Meizoso León, Indira Serrano Cala, Nathali Acosta Lemus, Omar Reyes Valdés, Yerandy García Meizoso e Israel Gómez.

En la versión de las autoridades, que llega un mes después de los sucesos, el alto oficial de Investigación Criminal del Ministerio del Interior de Cuba (MININT), Víctor Álvarez Valle, dijo que las 26 personas abordaron la embarcación, originalmente diseñada para transportar seis pasajeros, pasadas las 8 de la noche del día 28.

El 2do jefe de la Dirección General de Investigación Criminal del MININT, Víctor Álvarez, ofreció su versión del hundimiento de Bahía Honda.
El 2do jefe de la Dirección General de Investigación Criminal del MININT, Víctor Álvarez, ofreció su versión del hundimiento de Bahía Honda.

“A unos 150 metros de las costas de Bahía Honda, en una noche oscura de luna nueva y con marejadas de 0.5 a 1.5 metros de altura se produce el encuentro de los guardafronteras con la lancha. El lanchero, al verlos, prende los motores y de manera violenta gira delante de la embarcación (...) El lanchero le grita a todos los que vienen a bordo: ‘Viene la Griffin’, da un giro brusco para evadir al guardafrontera y se produce un golpe que los testigos refieren como un golpe de motor. Luego de esto, los guardafronteras se colocan en la línea izquierda de navegación como está establecido. Más adelante se conocería que ese impacto había sido contra el fondo marino”, aseguró Álvarez Valle.

De acuerdo a su interpretación de los hechos, a unas 1.8 millas de la costa, la lancha con inmigrantes "realizó un giro brusco a la izquierda hacia la dirección donde venían los guardafronteras (...) El giro, junto al peso de las personas, los tanques de combustibles y el movimiento de contrapeso provocan que la lancha se escora a la izquierda”.

Sin embargo, el relato de la madre ofrecido a Radio Martí dijo que la lancha de los guardafronteras los embistió con todo propósito: “Recto para nosotros. Recto. A toda velocidad. Ella (la lancha del MININT) viró, y cuando fue, fue recto. A nosotros nos dio por el lado izquierdo… La partió, si yo vi los pedazos de lancha, y yo perdí el conocimiento del golpe que me dio en la cabeza, y ahí fue cuando perdí a mi niña en los brazos, y la ola me tiraba para encima de un pedazo de la lancha. Y ahí fue cuando reaccioné y empecé a gritarle a mi hermano, que mi niña dónde estaba”, dijo la joven.

Fallecidos en hundimiento de lancha con migrantes cubanos a bordo, en Bahía Honda, Artemisa. (Fotos tomadas de redes sociales)
Fallecidos en hundimiento de lancha con migrantes cubanos a bordo, en Bahía Honda, Artemisa. (Fotos tomadas de redes sociales)

En el programa del martes, Juan Manuel Jiménez Hernández, jefe del Departamento de Seguridad para la Navegación de la Administración Marítima de Cuba, aseguró que “el momento en que se produce el abordaje es porque la lancha infractora establece un rumbo de corte, de intersección con la lancha patrullera” y añadió que el comandante de la embarcación de guardafronteras disminuyó la velocidad prácticamente a cero.

La hermana de Yerandy Meizoso, otro de los fallecidos en el hundimiento, denunció a Radio Martí que fue amenazada por las autoridades cubanas tras publicar videos, en que los sobrevivientes contaron lo sucedido.


Dianelis Portales Meizoso dijo que oficiales de la Seguridad del Estado hicieron que sus familiares cambiaran, bajo presión, sus declaraciones iniciales sobre lo ocurrido, y la señalaran por filmar y difundir los audiovisuales.

Uno de los que cambió su testimonio fue Héctor Eduardo Meizoso Chiong, quien aseguró ante las cámaras de sus interrogadores: “Dije cosas que no fueron verdad, no estábamos claros de lo que había ocurrido, dijimos que fue un asesinato y no fue así”.

La Comisión Internacional Justicia Cuba, creada con el fin de llevar a la justicia internacional a los responsables de violaciones de los derechos humanos en Cuba, se hizo eco de las denuncias de sobrevivientes y familiares de los fallecidos y sugirió que pudiera tratarse de un "crimen de lesa humanidad".

Las Tropas Guardafronteras de Cuba han sido señaladas como causantes de tragedias similares como el hundimiento del Remolcador 13 de marzo, ocurrido el 13 de julio de 1994, cuando cuatro embarcaciones equipadas con mangueras embistieron la nave que huía de la isla con 72 personas a bordo y la masacre de Río Canímar, el 6 de julio de 1980, que dejó 56 víctimas fatales.

Fiscalía Militar no responde a queja sobre acoso de Seguridad del Estado a preso político del 11J

César Adrián Delgado Correa y Roxana García Pedraza.

La Fiscalía Militar no ha contestado una queja que Roxana García Pedraza, esposa del preso político César Adrián Delgado Correa, remitió a esa instancia el 22 de noviembre.

“Yo hice dos denuncias a la Fiscalía, en las que dejé plasmado las inquietudes que tenía sobre la prisión de alto rigor Agüica, donde, actualmente, se encuentra mi esposo César Adrián Delgado Correa, manifestante pacífico del 11 de julio”, dijo García Peraza a nuestra redacción.

En un documento al que Radio Televisión Martí tuvo acceso, García Pedraza refiere “el acoso sistemático” de funcionarios del penal y agentes de la Seguridad del Estado contra su esposo.

Además, solicitó en la misiva que le permitieran retirar del centro de reclusión unas pertenencias del preso político que a él no le eran útiles allí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:09 0:00

En su carta a la Fiscalía, García Pedraza cuestionó la calificación de preso común que le otorgan las autoridades a su esposo y otros participantes de las protestas y, sin embargo, son continuamente hostigados e interrogados por la policía política.

“...hay que preguntarse por qué tanta persecución o interés por un preso común, aunque ustedes lo catalogan como un preso dignidad? En el juicio no aceptaron considerarlo como preso político y se juzga como un preso común”, pregunta en su misiva.

Más adelante critica un artículo publicado en el periódico Granma en el que su autor afirma que no hay presos políticos en Cuba:

“Sí, existen presos políticos en Cuba, mi esposo es uno de esos ellos y por desgracia, él no es el único”, expresó en el texto.

Delgado Correa está encerrado junto a presos comunes. Por su cubículo han pasado sancionados por violación e incluso asesinato.

En sus comentarios a nuestra emisora, García Pedraza relató que el 18 de noviembre, por vía telefónica, recibió una citación para presentarse el 22 en la Fiscalía Provincial.

“Me iban a dar respuesta a mis denuncias: me dieron respuesta de una de ellas, el permiso para sacar las pertenencias de mi esposo de la prisión”.

“Sobre el acoso sistemático no me han dado respuesta, me la elevaron para Fiscalía Militar. Las fiscales de la provincia me comentaron que ellos no atienden ese tipo de denuncia. Así que todavía estoy esperando”.

Roxana sabe que tiene que revestirse de paciencia porque conoce cómo son tratados los presos políticos y, en especial, los que participaron en las protestas del 11 de julio.

“No es secreto para nadie que a todos los presos como mi esposo le están negando todos los beneficios y recursos de la ley: el Tribunal Supremo rechazó la Revisión de Causa, en agosto de 2022 le negaron el cambio a un régimen de menor severidad, por ende, el campamento o centro de trabajo correccional que ya le correspondía por el Reglamento de Cárceles y Prisiones. Se lo aplazaron para otro año más”.

El Tribunal Supremo Popular (TSP) comunicó a la abogada del manifestante que su proceso no será revisado porque considera "atinado el juicio jurídico sobre los 'actos ilícitos' perpetrados por Delgado Correa”.

El auto No.643 de la más alta institución jurídica de Cuba, firmado el 18 de noviembre pasado, indica que Delgado Correa llegó a "proferir frases ofensivas contra los funcionarios o dirigentes del Partido Comunista de Cuba y el Gobierno revolucionario". El documento no fue acuñado.

Por otro lado, los reclusos de la cárcel de Agüica están forzados a la incomunicación con su familia debido a una maniobra de los mandos penitenciarios de suspender las llamadas telefónicas cuando falta el fluido eléctrico.

Luego de más de diez días sin comunicación, Delgado Correa llamó este lunes:

"Le dieron cinco minutos. Dice que le están quitando la corriente de 8:00 AM a 5:00 PM porque al parecer no quieren que ellos denuncien lo que está sucediendo allá adentro".

César Adrián Delgado Correa, licenciado en Cultura Física, fue condenado a 5 años de privación de libertad. El tribunal lo encontró culpable de los delitos de Desórdenes Públicos y Desacato.

“He creado una estrategia a través del amor. Hace un mes denuncié que yo solamente estoy persiguiendo la libertad de mi esposo que, aunque inocente está preso por pensar diferente y querer un cambio que al final beneficia a todo el mundo”, resaltó García Pedraza.

Por mar y tierra continúan llegando cubanos a Estados Unidos

Migrantes de varios países de América del Sur, Centroamérica y Cuba fueron detenidos cuando intentaban cruzar la frontera de EEUU.

El número de cubanos que llega al Estados Unidos sigue en ascenso ya sea por la frontera sur o a través del mar, de manera ilegal, por medio de balsas caseras improvisadas. La realidad es que casi todos los días se reporta el arribo de cubanos a suelo estadounidense.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos informó de la detención de 209 migrantes, entre ellos cubanos, en el condado de Starr, en Texas.


La información fue aportada por la jefa de sector del Valle del Río Grande de la Patrulla Fronteriza, Gloria Chávez, vía Twitter. Precisó que el grupo estaba compuesto por 30 familiares, 40 niños no acompañados y 139 adultos. También se encontraban migrantes de América Central y del Sur.

Además, la Guardia Costera de Estados Unidos detalló que este lunes en horas de la mañana impidió que una embarcación de balseros cubanos tocara tierra en Cayos Marquesas.

"No se lance al mar", imploró la Guardia Costera en su comunicado.

Un total de 110 cubanos arribaron este lunes al sur de la Florida en tres grupos, informó el oficial de la Agencia de Aduanas y Protección de Fronteras, Walter N. Slosar.

En varias ocasiones la Patrulla Fronteriza y la Guardia Costera han informado que están trabajando en conjunto y con otras agencias patrullando el estrecho de la Florida para impedir la migración marítima ilegal.

"El clima es impredecible" y "no te lances al mar" han sido las advertencias de Estados Unidos para intentar concientizar a los migrantes cubanos para que eviten estos viajes, usualmente en embarcaciones precarias e improvisadas, que terminan en ocasiones en víctimas fatales.

Además, las autoridades de EEUU han insistido en que los migrantes detenidos en tierra o mar serán repatriados a sus países de origen.

Un total de 29.872 cubanos entraron a Estados Unidos de forma irregular por las fronteras terrestres en el mes de octubre, mientras 2.243 migrantes cubanos han sido interceptados en el mar desde el 1 de octubre.

Régimen cubano no está dispuesto a perder control político quitando trabas a iniciativa privada, opina economista

Un hombre vende cakes en una calle de La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

Hacer la compra es cada vez más caro en Cuba y es, además, motivo de especial esfuerzo por parte de la mayoría de la población. Los pronósticos, aseguró a Radio Televisión Martí la periodista Miriam Leyva, son cada vez menos alentadores.

“Es una vicisitud en la que viven todos los cubanos, por muchas causas y, sobre todo, por esta situación digamos que terrible, cuando el salario no alcanza para nada, Porque, supuestamente, lo subieron un poco (los salarios) con la tarea de ordenamiento, y lo que han creado es una gran inflación”, declaró la comunicadora desde La Habana.

El aumento de los precios afecta con aún más fuerza a un mayor número de productos básicos, sostuvo Leyva; el pollo, los huevos, el aceite, frijoles, arroz, las verduras, la carne de cerdo, casi todo, puntualizó.

Comer, una necesidad cada vez más difícil de resolver en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:00 0:00


“Lo estamos viendo porque ni siquiera el arroz cubano está pudiendo abastecer la cuota de la canasta básica de las personas al mes. Es una situación realmente muy crítica que hay en todo lo que son los abastecimientos y, por supuesto, eso se refleja en la comida, que no hay”, apuntó Leyva.

Por su parte, el economista Orlando Freire Santana dijo a Radio Televisión Martí que, en medio de un desabastecimiento generalizado, uno de los problemas principales es la ineficiencia de la economía estatal, a pesar de algunas reformas.


“Se diría que, si estuvieran interesados en mejorar un poquito la situación, podían empezar a quitarle un poquito de trabas a los distintos actores económicos que hay. Fundamentalmente, las nuevas formas de gestión que, sucede, es uno de los grandes problemas que hay en la economía cubana", explicó.

"Muchas de las situaciones y de las medidas que ellos pueden tomar para quitarle trabas a este sector repercute en una pérdida de su control político. Ellos no van a sacrificar su control político por quitar trabas”, concluyó el economista cubano.

Cargar más

XS
SM
MD
LG