Enlaces de accesibilidad

Cuba

Bienestar animal en Cuba: "Somos de los países más atrasados" (VIDEO+FOTOS)

En las calles de La Habana abundan los perros abandonados, este corrió mejor suerte en el refugio creado por Noris Pérez. (YAMIL LAGE / AFP)

Si no mueren en una pelea por apuestas o son sacrificados en un rito de santería, deambulan por las calles. Miles de animales en Cuba están a punto de contar con una ley que los proteja, impulsada por una emergente clase media que genera cambios en la isla.

En la primera manifestación independiente y de carácter no político autorizada en 60 años de revolución socialista, unos 500 cubanos marcharon el 7 de abril de 2019 en La Habana para reclamar una ley de protección animal.

Bienestar animal en Cuba: "Somos de los países más atrasados" (VIDEO)
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:42 0:00

Un año y medio después, el gobierno comunista, decidido a retomar la iniciativa de un movimiento que puede servir de paradigma en la lucha por otras demandas, aprobará en noviembre su primera legislación sobre bienestar animal, aunque con excepciones.

Se trata de un paso importante para una sociedad civil que, por primera vez, verá uno de sus planteamientos traducido en ley, y el inicio de un cambio cultural en un país marcado por las contradicciones entre la tradición y la modernidad.

En Cuba, principalmente en su capital, es habitual ver perros y gatos callejeros, muchas veces en mal estado, y abandonados generalmente por razones económicas. Los más afortunados son recogidos por particulares o asociaciones que sacrifican hasta su propia comida para alimentarlos.

23 gatos, 38 perros

En San Miguel del Padrón, un barrio popular en la periferia de La Habana, la dinámica de la casa de Noris Pérez gira en torno a sus peludos moradores: 23 gatos y 38 perros magullados.

El primero de esta manada fue rescatado de la calle hace ocho años, mientras sufría una crisis epiléptica.

Noris acoge en su vivienda a 23 gatos y 38 perros. (YAMIL LAGE / AFP)
Noris acoge en su vivienda a 23 gatos y 38 perros. (YAMIL LAGE / AFP)

Sobre una azotea protegida por una malla, se ubican las casas de los perros más grandes. En la cocina, viven los más pequeños y los gatos. A la hora de la comida, en un desenfrenado concierto de maullidos y ladridos, Pérez se las arregla para que nadie quede fuera del festín.

Esta ama de casa de 49 años lamenta contar apenas con la ayuda de su esposo, su hija y a veces de algunos vecinos.

En un país donde las situaciones de desabastecimiento son recurrentes y el salario promedio ronda los 40 dólares, "bastante difícil se me ha hecho resolver el tema de la comida", relata.

En el barrio de Nuevo Vedado, Grettel Montes de Oca, de 48 años, convive con 55 gatos y cuatro perros que vagan por toda la casa, excepto por la sala.

"Tengo un amigo que dice que este es el perro más feo del mundo", bromea Montes de Oca, mientras acaricia a Yoki, un viejo perro azabache, con los dientes cariados y el cuerpo dañado por los golpes recibidos en el pasado.

Esta bailarina profesional nunca había tenido animales hasta que en 2007 salvó de la calle a una gatita negra. "Cuando empiezas a rescatar, ya no puedes parar", comenta.

Por propia iniciativa, creó Ceda (Cubanos en Defensa de los Animales), una asociación tolerada pero no reconocida legalmente.

Noris juega con los perros en un refugio privado para animales en La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)
Noris juega con los perros en un refugio privado para animales en La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

La adopción de un decreto ley sobre bienestar animal "es el sueño de todos los animalistas (...), pero sobre todo en Cuba, que estamos luchando hace 33 años por una ley", sostiene Montes de Oca, en referencia a los primeros proyectos que impulsaron en vano las asociaciones.

En este ámbito, agrega, "somos desgraciadamente de los países más atrasados dentro de América Latina", porque "los animales en Cuba son algo como que no existe".

¿Qué ha cambiado? El despertar de una sociedad civil, sobre todo a partir de la llegada a finales de 2018 de la 3G a los celulares, lo que permite que un sector de la población se movilice en las redes sociales, en particular en torno a los derechos de los homosexuales o contra la violencia machista.

Y también el surgimiento de una clase media gracias al desarrollo del sector privado desde 2010, y una mayor apertura al turismo internacional.

Este segmento de la población puede dedicar dinero a embellecer a sus mascotas. En La Habana hay unos 10 salones de peluquería canina, cuya clientela se preocupa por el bienestar animal.

Confrontado a una clase media cada vez más exigente, sobre todo en las redes sociales, el gobierno cubano ha comenzado a atender algunas de sus demandas.

"Proceso educativo"

En el Ministerio de la Agricultura, el texto legal entró en su recta final.
"El decreto ley se aprobará en noviembre (...) por el Consejo de Estado y se va a ratificar por la Asamblea Nacional" más tarde, explica Yisell Socorro, del departamento jurídico del ministerio.

El objetivo: "Garantizar la integridad física y mental de los animales", "el respeto a los animales, la necesidad de evitar malos tratos, abusos, crueldad y sobre todo, la toma de conciencia de que los animales son seres sensibles que experimentan dolor y placer", añade.

Para el gubernamental Comité Nacional de Bienestar Animal se trata sobre todo de "un proceso educativo": "No quisiéramos tener que sancionar a nadie por cometer actos crueles o denigrantes hacia los animales", confía su presidenta, la veterinaria María Gloria Vidal.

Se prevén multas y hasta penas de cárcel, pero la idea es sobre todo cambiar la mentalidad.

Todo esto representa un desafío donde los sacrificios de animales son una práctica habitual en algunos cultos de origen africano como la santería, traídos al país en tiempos de esclavitud.

"Prácticamente sería imposible prohibir en Cuba que se realizaran sacrificios de animales para los ritos de las creencias de origen africano, de origen yoruba principalmente, porque eso forma parte de los rituales de esas religiones", admite Vidal.

"Pero sí podemos trabajar en la garantía del bienestar de los animales que se crían y se utilizan en estos rituales", y asegurar que "se realicen de la forma más rápida posible, y de la forma que genere poco estrés a los animales", añade.

Sacrificios religiosos y peleas

En las calles de La Habana no resulta raro encontrar los cadáveres de gallinas o palomas decapitadas por los practicantes de la santería, el culto más popular en la isla.

"Carneros, chivos, gallos, palomas, jutías, perros" y hasta gatos, enumera Yank Benavente, de 38 años y babalawo (sacerdote del culto yoruba) desde hace tres años, refiriéndose a todos los animales que, según la deidad invocada y el objetivo del ritual, pueden ser sacrificados en estas ceremonias secretas.

Un religioso yoruba sostiene una paloma durante una ceremonia en La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)
Un religioso yoruba sostiene una paloma durante una ceremonia en La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

Dueño de una treintena de palomas y dos perros, este sacerdote asegura que por nada del mundo sacrificaría sus animales y que con esmero cuida de los que compra para sus rituales.

Pero no concibe renunciar a estos sacrificios, ligados a la herencia africana de Cuba. "Es parte de la cultura, de la religión de uno, no sé hasta que punto la ley pueda influir en eso", asegura.

Aun más polémicas son las peleas de perros y de gallos, que se organizan con frecuencia a escondidas y en las afueras de las ciudades. En estos combates a muerte se enfrentan dos animales muy bien entrenados, y las heridas que reciben son tan graves que a veces sucumbe hasta el ganador.

"Las peleas de perros quedan totalmente prohibidas", afirma Vidal. En cambio, las de gallos, que son una tradición en Cuba -incluso la propiedad familiar de Fidel Castro contaba con una valla de gallos-, serán autorizadas "sólo en casos muy puntuales de asociaciones u organizaciones que vayan a tener algún tipo de competencia o evento".

Perros entrenados para pelear. (YAMIL LAGE / AFP)
Perros entrenados para pelear. (YAMIL LAGE / AFP)

Una excepción que aplaude un aficionado a estas lides. En estos combates "existen reglas, un conteo (de protección) como (a) un boxeador", lo que hace que "no tenga nada que ver con una pelea de perros", explica bajo condición de anonimato.

Otro hombre, amante de las peleas caninas y que prefiere reservar su identidad, reconoce que "ver dos perros fajar(se) no es válido (no está bien)", pero, aun así, dice disfrutar de esos espectáculos, en los que a menudo las apuestas alcanzan miles de dólares e incluyen hasta casas.

"Esto no lo para nadie, van a seguir existiendo las peleas de perros", dice en tono desafiante.

"El progreso"

En el salón Don Silver, en el barrio habanero de Santa Fe, Docky, un cocker spaniel, bosteza mientras le liman sus garras, antes de someterse a un champú antigarrapatas. A su lado, la chihuahua Luna se asusta cada vez que el aire del secador de pelo recorre su cuerpo.

Este es uno de los primeros salones de peluquería canina abiertos en la isla en 2012 por Loretta Rivero, de 50 años.

Detrás del anuncio del decreto ley, Rivero ve el esfuerzo de "muchas personas que están haciendo presión". "Estamos luchando, como personas que queremos el progreso, queremos cambios, contra otras que están más aferradas a la tradición", a conceptos que "son un poco del tercer mundo", considera.

El decreto ley despierta las esperanzas de la sociedad civil en torno a otros viejos reclamos, como el matrimonio entre personas del mismo sexo, que debe ser sometido a referendo en 2021.

Vea todas las noticias de hoy

Las presas políticas cubanas están sujetas a condiciones horribles, denuncian en evento de Instituto Raza e Igualdad.

Emblemática prisión cubana, Combinado del Este, en La Habana.

En el evento virtual del Instituto Sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, Christine Fetterhof, directora de programas de la organización, dijo que según cifras del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, en lo que va del año 2020 ha habido al menos 1,249 detenciones arbitrarias documentadas en Cuba y de esas 367 fueron de mujeres.

Señaló además que el gobierno cubano se ha aprovechado de la pandemia de Covid-19 para aumentar la represión.

“Las organizaciones de la sociedad civil independiente con las cuales trabajamos nos han informado que el gobierno está aprovechando la emergencia sanitaria generada por la pandemia de Covid-19 para incrementar las acciones de represión en contra de personas defensoras de derechos humanos y de periodistas y activistas independientes, siendo las mujeres más vulnerables ante las acciones de persecución y censura”, declaró Fetterhof.

En el evento participaron las Damas de Blanco Berta Soler, líder del grupo, Yolanda Santana y Xiomara Cruz Miranda, quienes dieron testimonio de la situación de violencia, persecución y criminalización que enfrentan las mujeres cubanas que se organizan para denunciar violaciones de derechos humanos y exigir condiciones de vida dignas para todos.

“En el 2020, pese a que interrumpimos la campaña por la libertad de los presos políticos por la pandemia Covid-19, hasta este momento ya tenemos un total de 107 detenciones. Actualmente se encuentran dos Damas de Blanco detrás de la rejas: Marta Sánchez González y Aymará Nieto”, indicó Soler.

Las participantes hablaron de sus experiencias al ser detenidas. Se mencionaron condiciones higiénicas horribles, mala alimentación, falta de atención médica, golpes y torturas.

Por su parte, la comisionada Margarette May Macaulay, relatora sobre los derechos de las personas afrodescendientes y contra la disciminación racial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dijo que el efecto y consecuencias del encarcelamiento de mujeres es extremadamente dañino, no sólo para ellas, sino sus familias y comunidades.

Opinó además que si el gobierno cubano reconociera eso dejaría de criminalizar a las mujeres que están hacienda el trabajo que el Estado debería hacer, que es promover y proteger los derechos de todos.

Dijo que las acciones del gobierno cubano han contribuido a que nuestra región tenga, junto con Asia, las mayores poblaciones de mujeres presas en el mundo, añadiendo que “esto tiene que acabarse”.

El Instituto Sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos lanzó este año la campaña Cubanas Libres Ya con un sitio web donde recogen las historias de mujeres activistas que fueron prisioneras políticas y de defensoras de derechos humanos excarceladas o actualmente hostigadas por el gobierno a causa de su activismo político.

Escasez de medicinas y ambulancias golpea a la población de Baracoa

Sala de hospital de Baracoa (Tomado de Twitter de Emilio Almaguer)

La escasez de medicamentos, tanto en farmacias como en hospitales, y la existencia de solo dos ambulancias en Baracoa, obligan a la población a tomar decisiones extremas ante las urgencias médicas.

Emilio Almaguer, un realizador de audiovisuales, residente en la ciudad primada de Cuba, conversó con Radio Televisión Martí sobre los principales problemas que enfrentan en ese municipio con más de 79.000 habitantes y donde "solo tienen dos ambulancia para los traslados de enfermos".

La escasez que golpea a los cubanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:29 0:00

Una directiva de salud estableció que las ambulancias solo pueden recoger casos de emergencias; las personas que están operadas y necesitan ir al hospital por alguna razón deben hacerlo como puedan, explicó Almaguer.

"Para ellos no hay ningún servicio del hospital", dijo el comunicador que publicó este lunes una imagen de cómo lo han estado haciendo por varios meses los enfermos.

"Los familiares deben buscar camillas para el traslado o usar carretones tirados por caballos", pero según Almaguer esa no es la única dificultad que enfrentan en la ciudad.

"También escasean los medicamentos en las farmacias y lo único que aparece es la duralgina y la aspirina pero otros tipos de medicamentos para tratar enfermedades especificas no hay", dijo.

Agregó que en los hospitales "falta de todo, no hay agujas para inyectar, ni para coger una vena".

Explicó que la gente tiene que salir fuera de allí con personas que los tienen guardados y entonces los necesitados se ven obligados a "echarles un llora'o" a cambio ofrecerles algo y entonces te "resuelven".

Brote en academia militar de Caimito podría comprometer a prisiones de la localidad

Cadetes en curso de la Escuela Militar Antonio Maceo

Un total de 34 casos de coronavirus han sido detectados en el municipio Caimito, en la provincia de Artemisa, en los últimos días, asociados al brote detectado en la Escuela Interarmas Antonio Maceo, en Ceiba del Agua.

El brote en la Escuela de Cadetes comprometió inicialmente a jóvenes de entre 17 a 21 años, que tuvieron contacto con hasta 189 personas.

Desde el territorio, el periodista de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios Jorge Bello, informa que la situación es muy compleja, debido al alto número de civiles que trabajan en la Escuela de Cadetes.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:06 0:00


Bello dice que no se puede descartar a las antiguas Escuelas Secundarias Básicas en el Campo (ESBEC) en La Ceiba, que fueron desmanteladas y varias de ellas hoy sirven como centros penitenciarios de menor rigor, donde los reclusos son llevados a trabajar en labores agrícolas en el área de la Institución Académica Militar.

“Donde está enclavada la academia militar, eso se llama Pueblo Nuevo, que pertenece al Consejo Popular Ceiba, allí todos los alumnos conviven en barracas y albergues donde no hay las mejores condiciones para el aislamiento. También hay un Reparto Militar compuesto por varios edificios donde viven unas 4 mil personas, allí trababan una gran cantidad de personas civiles", señaló el comunicador.

“En las cercanías están las edificaciones de las antiguas escuelas formadoras de maestros Ceiba 4 y Ceiba 5, convertidas en la actualidad en cárceles de menor rigor para hombres y mujeres, donde los reos son llevados a trabajar en labores agrícolas en terrenos que pertenecen al centro estudiantil militar”, señaló Bello.

Mientras que en el municipio Los Palacios, en la vecina provincia de Pinar del Río, en la zona conocida como Paso Quemado, existe un reparto militar, compuesto por cuatro edificios, el cual se encuentra aislado, por un contacto que sostuvo una familia con su hijo, quien estudia en la escuela de cadetes de Caimito, a donde acudieron sus padres para visitarlo la pasada semana, reporta el residente de la zona Esteban Ajete Abascal.

“Están en cuarentena, no hay acceso, no se puede salir del lugar, debido a los padres que fueron a ver el hijo que está becado en la academia militar en Caimito, y luego cuando regresaron tuvieron síntomas, siendo detectados de sospechosos de estar contagiados con el virus, y entonces todos los contactos que ellos tuvieron en esa zona militar donde residen los tienen encerrados”, destacó Esteban.

83 nuevos casos en Cuba y Pinar del Río, la provincia con más contagios

Una mujer recorre las calles de La Habana usando máscara,

El Ministerio de Salud de Cuba informó que al cierre del día de ayer se confirmaron 83 casos nuevos de contagiados con COVID-19 para un acumulado de 6 mil 678 en el país.

No se reportaron fallecidos de ahí que la cifra se mantenga en 128 muertes hasta la fecha.

Los 83 casos diagnosticados son cubanos, 81 son autóctonos y con fuente de infección en el extranjero. El número de confirmados indica que 57 son hombres y el resto mujeres mientras que del total general 52 eran asintomáticos.

Residencia por provincia y municipio de los 83 casos confirmados

Pinar del Río con 54 casos, de ellos 17 son de la ciudad cabecera del mismo nombre, 17 de Sandino, 9 de Consolación del Sur, 7 de Guane, 2 de San Luis y 2 de Los Palacios.

Artemisa reportó 4 casos todos en el municipio de Caimito.

La Habana reportó 5 casos, de ellos 4 en Centro Habana y 1 en Marianao.

Sancti Spíritus con 11 casos, 5 están en la ciudad cabecera del mismo nombre, 4 en Cabaiguán 1 en Trinidad y 1 en Taguasco.

Ciego de Ávila presenta 9 casos, de ellos 7 son de la ciudad cabecera del mismo nombre y 2 en Ciro Redondo.

El reporte indica que los ingresados en instituciones de salud para vigilancia clínica epidemiológica siguen en ascenso y la cifra se ubica en 3 mil 858 pacientes. De ellos, 497 son casos activos; hay un paciente en estado crítico y 4 en estado grave.

Las autoridades informaron que los contactos de casos confirmados y sospechosos de COVID-19 están siendo aislados en sus domicilios a responsabilidad de los médicos y familiares, desde el miércoles 14 de octubre, pero esa cifra no ha sido reportada.

Netflix no “tuvo la decencia" de consultar a cubana que interpuso demanda por Wasp Network

Netflix presenta The Wasp Network como un filme basado en hechos reales.

El abogado Leon Hirzel, de la firma Law Firm Shareholder, declaró a Radio Martí que es un honor para él representar a la exiliada cubana Ana Margarita Martínez en una demanda contra Netflix por difamación.

La exiliada cubana presentó una demanda contra Netflix la semana pasada, alegando que fue retratada como una promiscua "fiestera" en una película sobre una red de espías castristas en el sur de la Florida.

Hirzel aclaró que la demanda es también contra el director Olivier Assayas y Orange Studios y agregó que “la película, Wasp Network difama a la Sra. Martínez al presentar una caracterización falsa de su historia y personalidad, que es una táctica sacada directamente del libro de jugadas de propaganda del régimen cubano”.

Hirzel dijo que es “una pena que una empresa de renombre como Netflix haya decidido producir y distribuir una película que es inexacta en los hechos y está intrínsecamente sesgada contra nuestro cliente”.

Concluye el letrado a Radio Martí que Netflix ni siquiera “tuvo la cortesía y decencia básicas para consultar a nuestra cliente con respecto a la diseminación distorsionada de su historia. Esperamos reivindicar los derechos de nuestra cliente y tener la oportunidad de rectificar la falsa narrativa promocionada por Netflix".

Ana Margarita Martínez presentó la demanda en un tribunal federal de Miami, alegando que la película edulcoraba las operaciones clandestinas del régimen comunista de Fidel Castro y minimizaba sus crímenes.

Ana Margarita Martínez demanda a Netflix por difamación. Foto tomada de su Face Book.
Ana Margarita Martínez demanda a Netflix por difamación. Foto tomada de su Face Book.

Martínez huyó de Cuba cuando era niña en la década de 1960 y participó activamente en la comunidad de exiliados anticastristas en la década de 1990. Se casó con Juan Pablo Roque, otro exiliado cubano que luego se reveló que era un espía castrista. Según la denuncia, Roque utilizó el matrimonio con Martínez para establecer su tapadera y espiar a los exiliados.

La película fue filmada con la cooperación de la dictadura cubana y se centra en las presuntas hazañas de los espías que operaban en Miami. La demanda argumenta que los cubanos exiliados en la Florida son calumniados falsamente como terroristas.

Según la denuncia, Martínez también fue retratada falsamente como alguien viviendo un "estilo de vida lujoso pagado con dinero de la droga y actividades terroristas".

Cargar más

XS
SM
MD
LG