Enlaces de accesibilidad

Cuba

Baracoenses se pelean por la comida, claman por más ayuda

Como en el resto de Cuba, en Baracoa el huracán Matthew no mató a nadie. Pero la situación en la ciudad es catastrófica y los suministros de emergencia no son suficientes. Los baracoenses se preguntan por qué Raúl Castro no los ha visitado.

El huracán Matthew redujo gran parte de la población cubana de Baracoa a escombros, levantando olas gigantescas que demolían los edificios de mampostería, y vientos que arrancaban los techos. Pero una cosa no hizo Matthew: cobrar vidas.

En gran medida gracias a un riguroso sistema de evacuación, Cuba logró librarse del destino de la vecina Haití, donde se han reportado cerca de 900 muertes hasta el momento en la estela de la tormenta más fuerte en golpear el Caribe en casi un decenio.

"Si nos hubiéramos quedado aquí, nos habría matado", dice Arístides Hernández, de 76 años, quien abandonó su apartamento con vista al mar en un primer piso para irse a casa de un amigo en el interior.

"El mar entró por el frente y salió por la parte de atrás, y se llevó todo con él", señala.

Al regresar a su casa, encontró que las olas habían arrancado el balcón de mampostería y arrasado con lo que había. También se llevaron las puertas, ventanas y la escalera de madera del edificio.

Hernández dice que los voluntarios de la defensa civil en la ciudad, situada en el al extremo oriental de Cuba, iban de puerta en puerta, urgiendo a los residentes a evacuarse.

La televisión estatal cubana transmitió numerosos avisos sobre la tormenta y funcionarios hacían advertencias desde vehículos con altavoces.

"La defensa civil no descansó ... Gracias a eso, nadie murió", dice Hernández.

Los lugareños tratan de rescatar las pocas pertenencias que han podido encontrar, y las ponen a secar en la calle. El paseo del Malecón ha estado tapizado de prendas de ropa sujetadas con piedras para que no se vuelen, y también de colchones, sillas y mesas.

"Lo hemos perdido todo", dice Osvaldo Neira, de 57 años, hurgando por los alrededores en busca de materiales para construirles un corral a los tres pollos que le quedaron de 32 que tenía. En su casa de dos pisos sólo queda en pie una habitación.

"Hasta tuve que pedir prestada esta camiseta", dice. "Nos las vamos arreglando, pero con dolor en el corazón”.

Otros arrastran escombros desde sus casas hasta la calle para que los camiones se los lleven. Las ratas corren a través de la ciudad, que aún carece de servicios de agua corriente y teléfono.

La ayuda no alcanza

Muchos en el sureste de Cuba han elogiado los planes de evacuación y los refugios del gobierno, donde tantos aún permanecen. Las autoridades pasan en caravanas, evaluando los daños.

Pero en Baracoa, donde el huracán fue aún más devastador de lo que se esperaba, algunos se quejan de que el gobierno no está haciendo lo suficiente. Los alimentos y el agua son escasos en los refugios, que continúan atendiendo a gran parte de la población.

"Tenemos que pelearnos por la comida”, dice Sara Maceo, de 57 años, cuya casa quedó destruida. La mitad de un televisor, ventiladores desvencijados y pedazos de los muebles estaban esparcidos entre lo que quedaba de las paredes de mampostería.

"Estamos esperando que llegue la ayuda", dice.

Algunos en la ciudad más antigua de Cuba se sienten defraudados porque el gobernante Raúl Castro aún no los ha visitado.

"Todos queremos saber dónde está el presidente y por qué no nos visita", dice Henri Valles, de 25 años, mientras una caravana de jeeps que los locales especularon transportaba a Castro aceleraba, sin detenerse junto a sus casas destruidas.

Aunque muchos tenían la esperanza de que el gobierno entregaría pronto la ayuda necesaria, ahora que se ha despejado la carretera a Baracoa, otros se muestran escépticos acerca de si el gobierno tendrá dinero para eso.

La economía de Cuba está sufriendo el impacto de la crisis de su principal aliado, Venezuela, así como los bajos precios de las materias primas a nivel mundial. Estados Unidos ha hecho a los países asolados por Matthew, incluida Cuba, una oferta de ayuda que comprendería carpas, frazadas, alimentos, productos de higiene, agua embotellada, medicinas y equipos de purificación de agua.

"Vamos a necesitar ayuda del exterior porque este país ya tiene problemas”, dice, deambulando entre los escombros, Tamara Llorentes, de 50 años. "Esto no parecía un huracán, parecía un monstruo que vino a devorarnos”.

Vea todas las noticias de hoy

En huelga de hambre joven detenido en protesta de Palma Soriano

En huelga de hambre joven detenido en protesta de Palma Soriano
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

Diversas organizaciones piden a Biden aliviar las regulaciones sobre el envío de ayuda humanitaria a Cuba

Emilio Fleitas Alonso, director de la empresa estatal cubana de suministros médicos, muestra un ejemplo de jeringas donadas por la organización "Amigos de Cuba desde Estados Unidos", en La Habana el 23 de julio de 2021. (Foto AP/Ismael Francisco).

"Una coalición sin precedentes de académicos, fundaciones y grupos cívicos con un amplio historial de acercamiento con Cuba" le escribió al presidente Joe Biden, instándole a darle prioridad a la situación humanitaria en Cuba "mediante la suspensión de las regulaciones que inhiben el flujo de ayuda a la isla", informó en un comunicado la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, WOLA.

“Todos nosotros tenemos amigos y colegas en Cuba que están enfermando e incluso muriendo como resultado del COVID-19 y de la actual escasez”, dijo Wendy Luers, de la Fundación para una Sociedad Civil, que ha trabajado en Cuba desde los años ochenta. “Esto es personal. Mientras el presidente Biden revisa su política hacia Cuba, le escribimos hoy con un simple mensaje: Salvemos primero las vidas de los cubanos”.

La coalición pide al presidente "que permita las remesas, que elimine el requisito de licencias específicas para la exportación de ayuda humanitaria y varias otras regulaciones que impiden a las ONG estadounidenses e internacionales enviar medicamentos y alimentos a Cuba".

“Las normas actuales de EE.UU. crean una telaraña de regulaciones que hacen que sea costoso, complicado y lento enviar ayuda a Cuba, y eso cuando incluso es posible”, dijo el abogado Robert Muse.

“Todas estas barreras impiden en última instancia que la ayuda llegue a Cuba, y cuestan vidas —y todas ellas podrían ser eliminadas por el presidente [Biden] de un plumazo—”, añadió Muse.

“Cualquiera que haya solicitado alguna vez una licencia de exportación al Departamento de Comercio de EE.UU. para enviar ayuda a Cuba sabe cuánto tiempo y recursos lleva el proceso”, dijo Bob Schwartz, de Global Health Partners, cuya organización ha liderado la Campaña Salvando Vidas, que ha recaudado más de US$500.000 de donaciones individuales para enviar más de seis millones de jeringas a Cuba, para utilizarlas en su campaña de vacunación.

“El simple hecho es que estas regulaciones son un impedimento para las donaciones humanitarias, y podríamos hacer mucho más para ayudar al pueblo cubano si el presidente Biden las suspendiera”, añadió Schwartz.

Las normas estadounidenses relacionadas a las transacciones financieras con Cuba impiden incluso el envío de ayuda a nivel internacional, precisó WOLA.

“El número de veces que los bancos europeos se han negado a procesar nuestras transacciones para los suministros médicos vitales que intentamos enviar a Cuba es chocante y desmesurado”, dijo Franco Cavalli, presidente de mediCuba, una organización con sede en Suiza que ha enviado más de €30 millones en suministros médicos a Cuba desde los años noventa.

Varios activistas y grupos cubano-americanos también firmaron la carta.

“Las familias en la isla que se enfrentan a colas por comida que duran horas, a la ausencia de medicinas básicas y de equipos médicos necesarios, son nuestros abuelos, tíos, primos y amigos”, dijo Daniel Jiménez, de la Fundación CubaOne, un grupo que organiza viajes para jóvenes cubano-americanos a la isla.

“Como nos enseñó el héroe de la independencia de Cuba, José Martí: ‘encendemos el horno para que todo el mundo cueza en el pan. Yo, si vivo, me pasaré la vida a la puerta del horno, impidiendo que le nieguen pan a nadie, y menos, por la lección de la caridad’”, añadió Jiménez.

“El camino hacia un verdadero cambio político y económico en Cuba pasa por la paz y el acceso a las oportunidades, no por la muerte y el sufrimiento”, dijo el empresario cubano-americano Carlos Fernández-Aballi.

“Así que la actual crisis humanitaria en la isla no puede ser aceptada y debe ser abordada ahora antes que nada. Es simplemente lo que hay que hacer”, dijo Fernández-Aballi.

Varios de los grupos que firmaron la carta llevan tiempo argumentando que una política humanitaria hacia Cuba ayudaría a alcanzar los objetivos de Estados Unidos mucho más eficientemente que las políticas y regulaciones actuales, dijo WOLA en su comunicado.

“En el largo arco de la política estadounidense hacia Cuba, se ha logrado muy poco con las crueles regulaciones que aún se aplican”, dijo Geoff Thale, presidente de WOLA.

“El estallido social sin precedentes que ha vivido Cuba en las últimas semanas está relacionado con la actual crisis humanitaria. Las sanciones del gobierno de Estados Unidos no lo explican todo, pero han desempeñado un papel importante. El simple hecho es que las implicaciones políticas van a tardar algún tiempo en resolverse, pero las cuestiones humanitarias actuales pueden, y deben, abordarse ahora”, añadió Thale.

“El presidente Biden tiene la oportunidad de responder de forma constructiva a los acontecimientos que están ocurriendo en Cuba y mostrar verdadera solidaridad con el pueblo cubano eliminando las regulaciones que impiden que la ayuda llegue a Cuba. Debería aprovecharla”, dijo Thale al concluir el comunicado.

La subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung, ha dicho que el envío de ayuda humanitaria al pueblo cubano es una parte clave de la política estadounidense hacia Cuba.

Dijo en ese sentido que Estados Unidos autoriza millones de dólares cada año en ayuda humanitaria a Cuba, y también en la exportación de alimentos a la isla.

A mediados de julio, el gobierno cubano anunció que alimentos, aseos y medicamentos podrán entrar a Cuba por medio de viajeros sin restricciones durante el resto del año.

Estas importaciones serán "por la vía del pasajero, es decir del equipaje acompañante en el viaje", aclaró el primer ministro Manuel Marrero, y no incluye "ni la ropa ni el calzado".

Continúan enfermos sin medicinas mientras régimen se ocupa de reprimir a la población

Hospital Faustino Pérez, de Matanzas. (Archivo/Captura de imagen/TV Yumurí)

Mientras el régimen se ocupa de perseguir, casa por casa, a los participantes de las protestas del 11 de julio, la cifra de infectados de COVID-19 continúa ascendiendo y las necesidades de alimentos y medicinas de la población siguen sin resolverse.

Miles de enfermos mentales están a la deriva viviendo episodios psicóticos porque el sistema de Salud Pública carece de la mayoría de los fármacos para tratar esas dolencias.

“Realmente hay serias dificultades con los medicamentos. En mi especialidad que es la psiquiatría, apenas se encuentran y es muy difícil sustituirlos, no es como un antibiótico que si el germen es sensible lo puede sustituir por otro al cual ese germen sea sensible", dijo a Radio Televisión Martí, el doctor bayamés Sergio Pérez, especialista en Suicidología.

"Pero en el caso de los medicamentos en psiquiatría, tú no puedes sustituir un antidepresivo por un neuroléptico o un ansiolítico porque el efecto es nulo. Es decir si la persona necesita un antidepresivo, requiere un antidepresivo, cualquiera sea el que haya. En la mayoría de las ocasiones no se encuentra”, indicó Pérez.

Continúan enfermos sin medicinas mientras régimen se ocupa de reprimir a la población
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

“La gente está sustituyéndolos por la medicina tradicional, medicina verde, lo cual en psiquiatría no surte efecto, desde luego. Entonces el sufrimiento se prolonga y la evolución de la enfermedad es mucho peor”, explicó.

Las instituciones mentales se ven obligadas a rechazar a pacientes porque ya no pueden tratarlos. Los que todavía reciben atención médica están recluidos en centros donde apenas pueden alimentarlos.

“Por ejemplo", dijo el galeno, "yo envié antes de jubilarme a dos personas para ingresar por su elevado riesgo de suicidio y como no había cama, los enviaron para la casa y los dos se suicidaron”.

En Cuba, muchos pacientes mentales viven con sus familiares o deambulan sin hogar por las calles.

Los familiares de los enfermos velan por ellos y sus vidas transcurren en la búsqueda desesperada de las medicinas que cada vez son más escasas, mientras se encomiendan a Dios para que no se hagan daño ni perjudiquen a otros.

“Hay un inconveniente enorme con relación a las depresiones, que no son suicidas, pero que si no son tratadas adecuadamente pueden convertirse en depresiones suicidas. Y además las personas con enfermedades mentales graves y que padecen notables alteraciones del comportamiento cuando no tienen tratamiento esos comportamientos se hacen muy frecuentes con todo lo trágico que pudiera ser una persona agresiva, sin contención química, decir sin medicamentos sin posibilidades de ser ingresado”, apuntó el experto.

La activista Midaisy Marrero Gil, residente en Aguada de Pasajeros, Cienfuegos, quien perdió a un hermano que era esquizofrénico, dijo recientemente a nuestra redacción:

“No teníamos con qué controlar sus crisis. Cada vez que lo llevábamos al médico le ponían una inyección diferente. Hasta que cayó en una enfermedad llamada ‘síndrome neuroléptico maligno’ debido a la variedad de antipsicóticos. Lo saqué caminando de mi casa y lo traje muerto 8 días después, en una caja porque tampoco había, en el hospital, antibióticos para atenderlo en una sala de cuidados intensivos”.

El “síndrome neuroléptico maligno” es un síndrome neuropsiquiátrico asociado al consumo de drogas psicotrópicas, caracterizado por hipertermia, rigidez muscular, disfunción autonómica y alteración de la conciencia.

El gobierno cubano atribuye la falta de medicamentos al embargo de Estados Unidos y rechaza los ofrecimientos de ayuda sanitaria internacional.

“En Cuba es muy difícil ser paciente, pero más difícil aún se hace ser un médico responsable”, recalcó el doctor Pérez.

Hace pocas semanas, en el reparto Víbora Park de Arroyo Naranjo, un hombre se suicidó lanzándose desde un edificio tras apuñalar a varios vecinos y prender fuego a su apartamento.

Algunos testigos aseguraron en las redes que tenía problemas mentales, aunque hasta el momento las autoridades no han revelado información sobre los motivos de la agresión-suicidio.

Según cifras oficiales, 170 mil cubanos padecen demencia en la actualidad. Se calcula que para el 2030 la cifra de personas con esa enfermedad podría alcanzar los 260 mil, informó el portal estatal Infomed.

Amnistía Internacional critica "cinismo" de las donaciones de Nicaragua a Cuba

De izq a der. Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro, Raúl Castro, Daniel Ortega y Esteban Lazo. Jorge Luis Banos/Pool Photo via AP

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas, criticó el envío de donativos de alimentos por parte de Nicaragua a Cuba.

El gobierno de Daniel Ortega dijo que el propósito de la ayuda es “desafiar el embargo y ayudar combatir la pandemia” del coronavirus. "Sería un chiste, si no fuera una tragedia", aseveró Guevara-Rosas.

La representante de Amnistía criticó la donación por parte del gobierno nicaragüense, calificado por la jurista como “autoritario”, haciendo referencia a la grave crisis de derechos humanos que vive el país centroamericano con cientos de opositores, activistas, líderes estudiantiles y periodistas detenidos arbitrariamente y desaparecidos forzosamente.

“Estos gobiernos autoritarios siempre sorprenden con sus niveles de cinismo”, dijo la jurista mexicana.

Daniel Ortega, en carta divulgada por el portal 19Digital dijo: "Estamos preparando el barco Augusto César Sandino, que llevará a La Habana nuestra solidaridad con alimentos nicaragüenses, para contribuir en estos momentos de pandemia que, incluye a la peste yanqui que combatimos", citó Prensa Latina.

Trasladan al hospital contagiado con COVID-19 a opositor golpeado y detenido el 11J en San Antonio de los Baños

Miguel Díaz-Canel visita San Antonio de los Baños, en medio de protestas contra su gestión. (Yamil LAGE / AFP)

El opositor Carlos Manuel Pupo Rodríguez, detenido durante el levantamiento popular del 11 de julio en San Antonio de los Baños, ha dado positivo al COVID-19, por lo que fue trasladado de la cárcel Combinado del Este al hospital Salvador Allende, antigua Quinta Covadonga, en La Habana.

Así lo informó a Radio Martí el opositor José Díaz Silva, líder del Movimiento Opositores por una Nueva República.

“Carlos Manuel Pupo Rodríguez es de aquí de San Antonio de los Baños, en Artemisa. Él es el líder del Proyecto Emilia”, refirió Díaz Silva, “el día 11 de julio, en las protestas que se iniciaron aquí en San Antonio de los Baños, bueno, allí fue Miguel Díaz Canel y mandó a que le dieran golpe al pueblo […] y a la una de la tarde, lo detuvieron con tres patriotas más”.

El opositor Carlos Manuel Pupo se contagia de Covid-19 y es traslado a La Covadonga
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

Díaz Silva informó que a Pupo Rodríguez lo habían enviado a la prisión Combinado del Este días después de estar detenido “pero, qué pasa?, que estando en el combinado del Este, lo mandaron para La Covadonga, un hospital que está aquí en El Cerro”.

“Allí, en el Combinado, se contagió con la Covid […] y se encuentra en estos momentos en la La Covadonga”, reiteró Díaz Silva. “Cuando a él lo detienen, el 11 de julio, no se sentía bien. Él es una persona que creo que tiene 67 años, una persona ya mayor de edad y, bueno, cuando lo cogieron allí le dieron golpes”, añadió.

Según Díaz Silva, a Pupo lo mantienen incomunicado.

“Tenemos que tener presente que él (Pupo) no solamente está en un hospital ingresado, también está preso. Quiere decir que, información no le dan ninguna a la familia”, aseguró el opositor.

Cargar más

XS
SM
MD
LG