Enlaces de accesibilidad

Cuba

El cubano que puso en manos del Congreso la política de EEUU hacia Cuba. Así lo cuenta...

Lincoln Diaz-Balart (der.) y su hermano Mario Diaz-Balart (izq.). Foto Archivo.

El legislador republicano Lincoln Diaz-Balart impulsó la codificación del embargo. Él mismo relata los pormenores del proceso en el artículo "La Codificación del embargo contra la tiranía", publicado originalmente por El Instituto La Rosa Blanca y que reproducimos a continuación...

En octubre de 1992, unas pocas semanas antes de ser electo al Congreso de Estados Unidos, el Presidente George H.W. Bush firmó la Cuban Democracy Act (o la "Ley Torricelli", como suele denominarse, por uno de sus principales autores, el entonces Congresista Robert Torricelli de New Jersey).

La Cuban Democracy Act les prohibía el comercio (y financiamiento) con el régimen cubano a las subsidiarias extranjeras de empresas de Estados Unidos. Fue un logro particularmente importante debido al creciente comercio y el financiamiento comercial entre la dictadura y las subsidiarias extranjeras de compañías americanas que se había estado produciendo desde que el Presidente Gerald Ford autorizó dicho comercio en julio de 1975. (Notablemente, Castro le “agradeció” el gesto al gobierno de Ford enviando tropas cubanas a Angola desde agosto de 1975 y organizando una masiva “Conferencia de Solidaridad con la Independencia de Puerto Rico” en La Habana en septiembre de 1975).

Tan pronto como llegué al Congreso en enero de 1993, confirmé lo que ya sospechaba: la recientemente aprobada Cuban Democracy Act no aplicaba a la abrumadora mayoría de las empresas de Estados Unidos. Dado que la nueva ley solo aplicaba a subsidiarias extranjeras, el comercio con la dictadura cubana por parte de empresas radicadas en Estados Unidos estaba prohibido únicamente por órdenes ejecutivas, algunas de las cuales se remontaban a la administración de Kennedy a principios de los años 60. Por lo tanto, la abrumadora mayoría de lo que entonces se conocía como el "embargo americano" contra el régimen cubano estaba compuesto por estas órdenes ejecutivas y las regulaciones que las implementaban. Las órdenes ejecutivas son, en efecto, decretos presidenciales que cualquier Presidente puede levantar o cambiar en cualquier momento.

Con cada mes que pasaba, me preocupaban cada vez más las intenciones del Presidente de Estados Unidos que había sido electo al mismo tiempo que yo había sido electo al Congreso, Bill Clinton. A pesar de un par de declaraciones de Clinton de que su Administración apoyaba el embargo y, posteriormente, una carta suya asegurándome que seguía apoyando la Cuban Democracy Act, me resultaba evidente que Clinton tenía la intención de levantar unilateralmente, con el tiempo, todas las sanciones de Estados Unidos contra la dictadura cubana. Clinton parecía interesado solo en la eliminación de la otra dictadura que existía en el Caribe en ese momento: la de Haití. De hecho, Clinton enviaría a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos a Haití, e instaló al violento Jean Bertrand Aristide en el poder en septiembre de 1994.

No había un solo asesor principal de Clinton que apoyaba las sanciones contra la dictadura cubana, y Clinton pronto comenzó una serie de "obsequios" unilaterales a Castro, ocultos en el lenguaje de la política de "pueblo a pueblo". En consecuencia, me enfoqué en la necesidad de quitarle el embargo al Presidente de Estados Unidos y ponerlo dentro de los parámetros de la ley de Estados Unidos a través de legislación.

Mi meta de codificar (hacer ley) el embargo de Estados Unidos contra la dictadura cubana no era una tarea fácil. Significaba, en efecto, tomar la esencia de la política exterior de Estados Unidos hacia otro país de manos del Presidente y ponerla en manos del Congreso. Nunca se había hecho anteriormente. Y durante mi primer periodo en el Congreso, como Republicano, yo formaba parte de la minoría parlamentaria. Pero creía firmemente que era necesario codificar el embargo. Era extremadamente importante condicionar la normalización de las relaciones económicas entre Estados Unidos y Cuba, a una transición democrática en la isla esclavizada.

Habiendo vivido, años antes, en España, había visto lo importante que había sido para España que la Comunidad Económica Europea (más tarde conocida como la Unión Europea o UE) condicionó la democracia, la hizo un requisito previo, para la entrada de España en la UE. Me quedé impresionado por el hecho de que no fue hasta que España había sido una democracia durante una década, que se le permitió entrar en la UE.

Siempre he considerado admirable el requisito democrático para entrar en la UE. Es una cuestión de ética básica, así como, también, de sentido común. Si un estado-nación desea ser parte de Europa, tiene que ser una democracia. En otras palabras, tiene que respetar a su pueblo, otorgándole a su pueblo un Estado de Derecho, libertades básicas y elecciones periódicas, libres y justas. Lo que vi en España, Portugal y Grecia en el último cuarto del siglo XX fue que el requisito democrático europeo, aunque no obliga la democracia para los países con dictaduras militares, es, sin embargo, extremadamente eficaz. Es una cuestión absolutamente básica. ¿Quieres formar parte de la UE? Entonces tienes que ser una democracia.

Vi cómo, en el momento de la muerte del dictador Francisco Franco en España, la dictadura militar, profundamente deseosa de entrar en las instituciones europeas, se dio cuenta de que no tenía otra opción que permitir la democracia para su pueblo. La dictadura no pudo continuar. La democracia tuvo que ser permitida en España.

Obviamente, múltiples otros factores entran en la ecuación para que los pueblos puedan recobrar su libertad. Los pueblos oprimidos son los actores principales en sus propios destinos. Pero la solidaridad internacional siempre ha sido clave para ayudar a liberar a pueblos oprimidos por dictaduras.

Aunque es una realidad mucho menos conocida, el hemisferio occidental también tiene un requisito democrático. En el momento en que se creó el Sistema Interamericano moderno, en 1948, la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el documento orgánico principal del derecho interamericano, estableció claramente en su Capítulo II, Artículo 3, Sección d, “La solidaridad de los Estados americanos y los altos fines que con ella se persiguen, requieren la organización política de los mismos sobre la base del ejercicio efectivo de la democracia representativa.”

La democracia es un requisito legal para las repúblicas del hemisferio occidental. Nunca he olvidado ese hecho tan básico como críticamente importante.

Mis esfuerzos para codificar el embargo contra la dictadura recibieron un gran espaldarazo cuando, en noviembre de 1994, los Republicanos capturaron la mayoría en ambas Cámaras del Congreso por primera vez en 40 años.

La nueva Mayoría Republicana hizo grandes cosas para Estados Unidos y la causa de la libertad en el mundo. Tal vez el éxito más dramático de esa Mayoría Republicana fue la Ley de Presupuesto Equilibrado de 1997 que puso fin a 30 años de déficits presupuestarios y logró superávits presupuestarios a partir de 1999. Esto se logró a pesar de la vehemente oposición del Presidente Clinton que incluyó múltiples vetos presidenciales en 1995 y 1996.

Tan pronto como se volvió a reunir el Congreso después de las elecciones de 1994, presenté varios proyectos de ley para fortalecer las sanciones contra la dictadura cubana. El 29 de noviembre de 1994, presenté un proyecto de ley para prohibirle al Presidente toda contribución de Estados Unidos a las instituciones financieras internacionales que proporcionaban "cualquier tipo de asistencia a Iraq, Irán, Libia o Cuba" (HR 5295), otro proyecto de ley para prohibir la admisión de la dictadura cubana en todas las instituciones financieras internacionales "hasta que en Cuba se celebren elecciones libres supervisadas internacionalmente" (HR 5296), otro para negarles visas a toda persona que hubiese participado o se hubiese beneficiado de la confiscación o receptación de propiedad de ciudadanos de Estados Unidos (5297), y otro para prohibir la importación a Estados Unidos de azúcar de cualquier país que, a su vez, importara azúcar de Cuba hasta que se celebraran elecciones libres supervisadas internacionalmente en Cuba (HR 5298).

Volví a presentar estos proyectos de ley en cuanto comenzó a sesionar el próximo Congreso, el 4 de enero de 1995. El 7 de febrero de 1995, presenté una Resolución (H. Con. Res. 24), cuyas clausulas claves eran las siguientes:

(1) Estados Unidos considera los actos del gobierno de Castro, incluidas sus violaciones masivas, sistemáticas y extraordinarias de los derechos humanos, una amenaza a la paz mundial;

(2) el Presidente debe abogar e instruir a los representantes de Estados Unidos ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que propongan y soliciten un embargo internacional obligatorio contra el gobierno totalitario de Cuba de conformidad con el capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas.

Así fue como comenzó lo que después sería "Helms-Burton”.

El Presidente Clinton continuó emitiendo decretos para fortalecer a la dictadura cubana. Actuaba como si le tuviese terror a Castro. Nunca pudo olvidar el violento motín por refugiados del Mariel en Arkansas que fue decisivo en su derrota para la reelección como Gobernador en 1980, su más dolorosa experiencia vital. El 2 de mayo de 1995 se anunció un acuerdo entre la Administración de Estados Unidos y el régimen cubano que le otorgaba un mínimo de 20,000 visas anuales a cubanos y Estados Unidos se comprometía a devolverle forzosamente a la dictadura los cubanos encontrados en alta mar o que entraran en la base naval de Guantánamo.

Me indignó tanto el Acuerdo Castro-Clinton del 2 de mayo de 1995 que, en protesta, llevé a cabo un acto de desobediencia civil frente a la Casa Blanca (rehusé moverme después de una petición policial) y fui arrestado. El 2 de mayo de 1995 fue un día ignominioso en la historia de la presidencia de Clinton.

En octubre de 1995, Clinton anunció un relajamiento de restricciones de viajes como parte de un regalo adicional de "pueblo a pueblo" a la dictadura cubana. El 6 de octubre de 1995, el Jefe de Despacho de la Casa Blanca, Leon Panetta, y otros altos asesores de Clinton se reunieron con un grupo de aproximadamente 50 líderes empresariales de Estados Unidos para exhortarlos a cabildear en contra del embargo. Dichos empresarios entonces fueron clasificados como "periodistas" por la Administración Clinton y enviados a reunirse con Fidel Castro en La Habana. La lista de esos líderes empresariales de Estados Unidos incluyó a los gerentes de Time Warner, Hyatt Hotels, General Motors y Zenith.

El Senador Jesse Helms y el Congresista Dan Burton presentaron proyectos de leyes en la Cámara de Representantes y el Senado, que se conocieron como Helms-Burton, en febrero de 1995. En formas importantes, Helms-Burton fue formada por proyectos de ley que yo había presentado desde el mes de noviembre anterior. Mi solicitud de que Estados Unidos liderara una campaña para lograr un embargo internacional contra Castro se convirtió en la Sección 101 (1) y (2). Mi proyecto de ley pidiendo la oposición de Estados Unidos a la membresía cubana en organizaciones financieras internacionales hasta que fuera restaurada la democracia en Cuba se convirtió en la Sección 104 (a)(1). Mi proyecto de ley que pedía la negación de visas de Estados Unidos a personas involucradas en la confiscación de bienes de Estados Unidos o que posteriormente se beneficiaran de tales receptaciones en Cuba, se convirtió en el Título IV. Una disposición que permitía a los ciudadanos de Estados Unidos el derecho de demandar a compañías extranjeras que traficaran en propiedades americanas robadas en Cuba (que yo no había presentado) se convirtió en el Título III.

Mi prioridad principal, la codificación del embargo, nunca se había presentado como un proyecto de ley. Por lo tanto, no estaba en la versión ni de la Cámara ni la del Senado deHelms-Burton. Aunque mi Jefe de Despacho (y gran amigo) Steve Vermillion siempre me dio esperanza de que la codificación era posible, cada vez que trataba el tema con alguien más me enfrentaba a la realidad de que la codificación presentaba obstáculos extraordinarios.

Pero yo sabía que era necesaria. Recibía confirmaciones continuas de mis temores sobre las intenciones de Clinton. Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores británico (el “Foreign Office”), por ejemplo, me dijo que la Administración de Estados Unidos le había asegurado que Clinton levantaría el embargo después de su reelección en 1996.

La Administración Clinton se opuso públicamente a Helms-Burton. En una entrevista en CNN en abril de 1995, el propio Clinton dijo que la legislación era "innecesaria".

No obstante, aprobamos Helms-Burton en la Cámara de Representantes el 21 de septiembre de 1995 por un voto de 294 a 130, y el proyecto de ley pasó al Senado. En el Senado, sin embargo, los 60 votos necesarios para "cloture" (cerrar el debate) no se obtuvieron a pesar de dos intentos por parte del Senador Dole para hacerlo a mediados de octubre de 1995. Incapaz de lograr la aprobación del proyecto en la forma que fue presentado, el Senador Dole eliminó el Título III y el Título IV del proyecto de ley, antes de que fuera aprobado por el Senado el 19 de octubre de 1995.

Fidel Castro claramente se sintió envalentonado por nuestro fracaso en el Senado y por las constantes señales de apaciguamiento de Clinton. Y llegó la tragedia del 24 de febrero de 1996.

A pesar de la existencia de una "orden permanente" (standing order) para que cazas americanos interceptasen inmediatamente a todo Mig cubano volando hacia Estados Unidos desde Cuba, se emitió una contraorden impidiendo que los cazas americanos interceptaran a Migs cubanos volando hacia Estados Unidos el 24 de febrero de 1996. Ese trágico día, dos avionetas civiles de Hermanos al Rescate fueron destruidas en los cielos cerca de la costa de la Florida, resultando en los salvajes asesinatos de cuatro ejemplares humanitarios (tres ciudadanos de Estados Unidos y un residente legal de Estados Unidos), Armando Alejandre, Jr., Mario de la Peña, Carlos Costa y Pablo Morales.

Recuerdo haberme sentido profundamente triste y francamente indignado al conocer los trágicos detalles de lo que sucedió el 24 de febrero de 1996 cuando recibí un detallado informe de Jeffrey Houlihan, un especialista en sistemas de detección del Servicio de Aduanas de Estados Unidos que supervisó radares de Estados Unidos el 24 de febrero.

Para evitar el tener que tomar medidas más enérgicas contra Castro, el 26 de febrero Clinton anunció públicamente que tenía la intención de llegar a un acuerdo con el Congreso sobre Helms-Burton.

Es importante recordar que ni Fidel Castro ni Bill Clinton sabían en ese momento que la codificación iba a ser parte de Helms-Burton. Ese hecho es importante porque algunos "cubanologos" han dicho que Fidel Castro derribó los aviones de Hermanos al Rescateporque quería mantener el embargo de Estados Unidos. Fidel Castro seguramente pensó que sus asesinatos del 24 de febrero podrían costarle la aprobación de una ley Helms-Burton, pero casi seguramente una Helms-Burton "suspendible", que sería promulgada y "ejecutada" por un Presidente de Estados Unidos que tenía la intención de continuar apaciguándolo. El embargo podría luego continuar siendo levantado poco a poco. Castro nunca pensó que el embargo sería codificado.

En la tarde del 27 de febrero, al regresar a Washington, DC, Ileana Ros-Lehtinen, Bob Menéndez, Dan Burton, Peter Deutsch, Patrick Kennedy, Bob Torricelli y yo nos reunimos en un salón de conferencias del Longworth House Office Building para planear nuestros próximos pasos.

Todos acordamos intentar incluir los Títulos III y IV en Helms-Burton nuevamente. Y entonces les pedí a todos que me apoyaran para la inclusión de una nueva medida en el proyecto de ley: la codificación del embargo. Todos los presentes estuvieron de acuerdo en apoyarme.

En la mañana siguiente, el 28 de febrero, a las 8:00 a.m., en la oficina de Bob Menéndez en el Longworth House Office Building, Bob Menéndez y yo nos reunimos con una delegación de la Casa Blanca para comenzar las negociaciones sobre un proyecto Helms-Burton que se convertiría en ley. El equipo negociador de la Casa Blanca con el que nos reunimos esa mañana estaba dirigido por Richard Nuccio, el coordinador de asuntos cubanos de Clinton en esos momentos (que previamente había sido asesor de Robert Torricelli).

El equipo de Clinton comenzó aclarando que buscaban el derecho de “suspensión” presidencial para el Título III. Bob y yo le dijimos que negociaríamos sobre ese tema a medida que avanzara el día. Entonces yo dije que había un asunto en el que insistiríamos, pero que no debería ser un problema, ya que el Presidente Clinton había dejado claro en su declaración dos días antes que apoyaba el embargo: la codificación.

El equipo de Clinton se sorprendió. "Eso es nuevo, no está en el proyecto de ley de la Cámara ni el del Senado", dijeron.

"¿El Presidente piensa levantar el embargo?", les pregunté.

"No", respondieron.

"Bien, entonces no tenemos ningún problema. Próximo tema", dije.

Hablamos durante un par de horas en la oficina de Bob y luego acordamos que Bob iría a la oficina del Vice-Presidente Gore en el Capitolio, y el resto de nuestro equipo ese día (Burton, Torricelli, Ileana Ros-Lehtinen y yo) se reuniría en la Oficina del Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de Senado (Helms) por la tarde para continuar nuestras negociaciones por teléfono.

Las conversaciones continuaron de esa manera durante toda la tarde de ese día. Burton, Ileana, Torricelli y yo en la oficina privada de Helms en el lado del Senado del Capitolio, al teléfono con Bob Menéndez, que estaba en la oficina del Vice-Presidente, también en el lado del Senado del Capitolio. Bob transmitía nuestras posiciones a la Casa Blanca por otro teléfono en la oficina de Gore.

La codificación no se volvió a mencionar durante toda la negociación. Nos negamos a conceder una “suspensión” para el Título IV (Torricelli hizo el papel de “policía malo” para ello), y acordamos otorgar una suspensión para el Título III. Básicamente, la esencia deHelms-Burton fue: nosotros obtuvimos la codificación, a cambio de una “suspensión” para el Título III. Teníamos un acuerdo.

Más tarde, el equipo de asesores de Clinton se reunió para revisar el acuerdo. Cuando los Secretarios de Estado y Defensa y la Fiscal General se enteraron de la codificación, se opusieron. Pero los asesores políticos de Clinton, George Stephanopoulos y Leon Panetta, se sobrepusieron a ellos. Sabían que Dole podía ser derrotado en 1996. Pero ciudadanos de Estados Unidos habían sido asesinados, y no era una buena idea que Clinton le diera un tema de campaña a Dole. Entonces los asesores de Clinton se enfocaron en su "victoria" del Título III, que usarían para explicar su cambio de opinión al aceptar a Helms-Burton. Y Clinton declaró que firmaría la ley.

Aprobamos la ley por una votación de 74 a 22 en el Senado el 5 de marzo, y de 336 a 86 en la Cámara el 6 de marzo. Clinton la firmó en el Old Executive Office Building de la Casa Blanca el 12 de marzo de 1996. El embargo ahora era la ley de Estados Unidos. No podría ser levantado - por Clinton, ni más tarde por Obama - hasta que se cumplan condiciones muy importantes. Esas condiciones incluyen la liberación de todos los presos políticos en Cuba; la legalización de toda actividad política, incluidos los partidos políticos independientes; la legalización de sindicatos obreros libres y de la prensa; y la convocatoria de elecciones con supervisión internacional. La Sección 102 (h) establece: La Codificación del Embargo Económico. - El embargo económico de Cuba, en vigencia el 1 de marzo de 1996, incluyendo todas las restricciones bajo la parte 515 del título 31, Código de Regulaciones Federales, entrará en vigor con la promulgación de esta Ley, y permanecerá vigente, sujeto a la sección 204 de esta Ley.

La codificación en Helms-Burton transfirió la esencia de la política de Estados Unidos hacia Cuba del Presidente al Congreso. Bill Clinton y Barack Obama no pudieron levantar el embargo.

Es importante tener en cuenta que, si perdiésemos una mayoría del Congreso sobre el tema de Cuba, pero el Presidente está con nosotros, una amenaza de veto presidencial será suficiente para mantener el embargo. Vimos lo que las amenazas de vetos presidenciales pueden significar durante los primeros años de la Presidencia de George W. Bush, cuando habíamos perdido provisionalmente una mayoría del Congreso sobre los temas del financiamiento del comercio agrícola y el turismo masivo de Estados Unidos a Cuba, pero no fuimos derrotados.

[Este artículo de Lincoln Diaz-Balart fue publicado por El Instituto La Rosa Blanca el 11/17/2017]

Vea todas las noticias de hoy

EEUU agrega a Cuba a lista de Países de Especial Preocupación por violaciones a la libertad religiosa

Una religiosa en una Iglesia Católica en Jovellanos, Matanzas. Foto Archivo YAMIL LAGE / AFP.

El Departamento de Estado agregó a Cuba y Nicaragua a su Lista de Países de Especial Preocupación porque sus gobiernos se han involucrado o tolerado "graves violaciones de la libertad religiosa".

En un comunicado el Secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, anunció las designaciones de Cuba y Nicaragua, además de otras 10 naciones consideradas “como países de especial preocupación en virtud de la Ley de Libertad Religiosa Internacional de 1998 por haber cometido o tolerado violaciones especialmente graves de la libertad religiosa”.

En el 2021, Cuba estuvo en la Lista Especial de Vigilancia y la inclusión en la lista de Especial Preocupación significa un empeoramiento en el ámbito de la libertad de culto.

“En todo el mundo, gobiernos y actores no estatales acosan, amenazan, encarcelan e incluso matan a personas por sus creencias. En algunos casos, sofocan la libertad de religión o de creencias de las personas para aprovechar las oportunidades con fines políticos. Estas acciones siembran división, socavan la seguridad económica y amenazan la estabilidad política y la paz”, expresó Blinken.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos aseguró que su país "continuará monitoreando cuidadosamente el estado de la libertad de religión o creencias en todos los países del mundo y abogando por aquellos que enfrentan persecución religiosa o discriminación".

La Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos, USCIRF, una agencia gubernamental independiente que hace recomendaciones al presidente, el Congreso y el Departamento de Estado, respaldó el reconocimiento del Departamento de Estado del deterioro de las situaciones tanto en Cuba como en Nicaragua este año.

En un comunicado USCIRF recordó que en su Informe Anual de abril del 2022, recomendó que se pusiera a Cuba y Nicaragua en Lista Especial de Vigilancia, en base a las condiciones en esos países en el 2021, pero que la situación en ambas naciones se deterioró en 2022.

Luego, en un correo electrónico enviado a Radio Televisión Martí, USCIRF explicó que la inclusión de Cuba en la lista es apropiada "dada la naturaleza cada vez más atroz de las violaciones de la libertad religiosa por parte del gobierno".

Por ejemplo, destacó que durante las protestas del 11J "el gobierno cubano cometió numerosos actos de violencia contra los actores religiosos que participaron en ellas y, posteriormente, mantuvo a varios líderes religiosos en prisión preventiva antes de encarcelarlos con sentencias que oscilan entre 7 y 10 años".

Además, "el gobierno sigue controlando de cerca la actividad religiosa en el país y reprime severamente a las comunidades religiosas que no se registran en la Oficina de Asuntos Religiosos ni se adhieren a la doctrina del régimen".

USCIRF también recordó el caso del imán Abu Duyanah, líder de la Asociación Cubana para la Difusión del Islam, que no está registrada, a quien el gobierno ha hostigado repetidamente durante varios años y le ha prohibido viajar a La Meca.

"A través de violaciones de la libertad religiosa como la vigilancia, la detención y el encarcelamiento prolongados, los actos de violencia, los intentos de renuncia forzosa a la fe y más, el gobierno cubano ignora de manera flagrante sus obligaciones en virtud del derecho internacional de los derechos humanos”, subrayó la entidad en su comunicación con Radio Televisión Martí.

El gobierno de Cuba, por su parte, rechazó estas acciones. "La designación de nuestro país en listado arbitrario demuestra que, nuevamente, el gobierno de EEUU necesita recurrir a acusaciones deshonestas para mantener insostenible política de abuso contra el pueblo cubano", escribió el canciller Bruno Rodríguez en Twitter.

"Es sabido que en Cuba sí hay libertad religiosa", argumentó.

En la Lista de Países de Especial Preocupación están Birmania, China, Eritrea, Irán, Corea del Norte, Pakistán, Rusia, Arabia Saudita, Tayikistán y Turkmenistán.

Argelia, la República Centroafricana, las Comoras y Vietnam están en la Lista Especial de Vigilancia por cometer o tolerar graves violaciones de la libertad religiosa.

Finalmente, se designó a los grupos Al-Shabab, Boko Haram, Hayat Tahrir al-Sham, los Houthis, ISIS-Gran Sáhara, ISIS-África Occidental, Jama'at Nusrat al-Islam wal-Muslimin, los Talibanes y el Grupo Wagner, basado en sus acciones en la República Centroafricana, como Entidades de Especial Preocupación.

Celebran cumpleaños de Otero Alcántara y Luis Robles frente al consulado de Cuba en Madrid (VIDEO)

Protesta frente a la embajada de Cuba en Madrid, por el cumpleaños 35 de Luis Manuel Otero Alcántara en prisión. Foto: Cortesía Luz Escobar

Un grupo de activistas cubanos exiliados en España se reunieron hoy frente al consulado cubano en Madrid para, a modo de protesta por su injusto encarcelamiento, celebrar con “Pitos, globos y risas” el cumpleaños número 35 del líder del Movimiento San Isidro.

Al respecto, la galardonada periodista Luz Escobar, redactora del diario digital independiente 14ymedio, dijo a Radio Televisión Martí que la protesta responde a la convocatoria realizada por Amnistía Internacional en apoyo al activista encarcelado.

“Hemos querido recordar el 35 cumpleaños de Luis Manuel participando en una protesta frente al consulado de Cuba aquí, en Madrid. Nos hemos reunido un grupo de amigos y también, por supuesto, simpatizantes del Movimiento San Isidro, de todo lo que ha significado Luis Manuel en la lucha por la democracia en Cuba. Es una convocatoria que hizo Amnistía Internacional (AI)”, significó Escobar.

La periodista independiente explicó además que esta campaña se lleva a cabo en todo el mundo, promovida por la organización internacional defensora de los derechos humanos y políticos, para exigir la liberación del artista encarcelado por intentar participar en las manifestaciones del 11 de julio de 2021 en toda la isla.

Celebran cumpleaños de Luis Manuel Otero y Luis Robles frente a consulado cubano en Madrid
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:38 0:00

Escobar apuntó que dicha campaña, que tiene como centro a Otero Alcántara, también se propone llamar la atención sobre la situación de los prisioneros políticos y pretende que “nunca más un activista, un artista, pase tiempo tras las rejas por lo que piensa, por su libre expresión […] ya sea por motivos políticos, por motivos de su arte, de su periodismo".

"Es una campaña que lo que quiere es visibilizar estos casos y ahí estuvimos apoyando. La idea era que AI entregara un cake y unas postales a la Embajada, pero no fue posible, no atendieron la puerta”, explicó.

De acuerdo con lo expresado por Escobar, cuando la representación de AI en España quiso pulsar el timbre de la embajada, saltaron las alarmas, impidiendo acceder al timbre.

“Recordamos a Luis Robles, que también está cumpliendo años en la cárcel, ya que no pudimos entrar a entregar el cake, cantamos felicidades para ambos con unas velitas y globos y pitos y flautas y cantos. Ellos merecen todo el respeto, toda la alegría y todo nuestro amor”, concluyó Escobar.


Luis Manuel Otero Alcántara se encuentra en estos momentos cumpliendo una condena de cinco años de prisión en la cárcel de Guanajay, provincia de Artemisa.

Luis Robles Elizástigui, de 28 años, fue arrestado en diciembre de 2020 y condenado a cinco años de prisión por caminar pacíficamente por el boulevard de San Rafael, en La Habana, portando un cartel donde pedía libertad para Cuba y para el rapero contestatario Denis Solís, algo que exigían por esos días los integrantes del Movimiento San Isidro.

(Con reporte de Ariane González para Radio Martí)

Régimen cubano impide a activista musulmán peregrinar a La Meca por estar regulado

El activista cubano Abu Duyanah.

El régimen cubano impidió al activista musulmán, Abu Duyanah (Niovel Alexander Tamayo Formén), hacer la peregrinación a La Meca, en Arabia Saudita, debido a que se encuentra "regulado", término que usa el gobierno cuando prohíbe la salida de un ciudadano.

Duyanah denunció a Radio Televisión Martí en el programa "Cuba al día" que en su opinión el gobierno tomó la decisión en represalia por su activismo. "Mi actividad como miembro de la sociedad civil es perseguida por el régimen", explicó el miembro de la Asociación Cubana para la Divulgación del Islam.

Cuba al Día
please wait

No media source currently available

0:00 0:54:29 0:00

El activista relató que se encontraba organizando el viaje a La Meca para que un grupo de musulmanes cubanos pudiesen asistir a la perenigración, después de que la Embajada de Arabia Saudita en La Habana suspendiera desde 2018 un programa que permitía a 5 cubanos religiosos viajar para ese momento de tanta importancia para los practicantes de la religión islámica.

"Parece que esto (el viaje) se filtra y el régimen decide castigarme por lo que ha sucedido en los últimos años en lo que yo he estado involucrado, todos los trabajos en los que hemos hecho las denuncias y el avance que ha tenido la sociedad civil", lamentó Duyanah, quien en el 2014 pudo viajar a La Meca.

El Instituto Patmos condenó lo que considera "una flagrante violación a las libertades religiosas" en contra el activista.

"La regulación al líder islámico impedirá que pueda realizar dicha peregrinación a La Meca y por ende, dicha arbitraria medida merece el repudio no solo del mundo islámico, sino de todas las organizaciones que monitorean y defienden las libertades religiosas", señaló Patmos.

En sus declaraciones, Duyanah dijo que los cubanos mulsumanes residentes de la isla no cuentan con los recursos económicos para realizar la peregrinación y debido a la suspensión del programa de la Embajada de Arabia Saudita, tienen que recurrir a ayudas por parte de ONGs, personalidades y organizaciones de otros países como Pakistán y Turquía, entre otros.

"El régimen interfiere las relaciones de esta comunidad con embajadas como las de Pakistán, Malasia, Arabia Saudita y Egipto. También, como sucede con otros grupos religiosos o de oposición política, son víctimas de falsos rumores con el objetivo de generar prejuicios sociales y xenófobos en su contra", sugirió Patmos.

A pesar de la prohibición de salida del país, el activista dijo que continuará efectuando las gestiones para que otros cubanos musulmanes puedan hacer el viaje.

Guardia Costera: emigrar en embarcaciones precarias puede provocar la pérdida de vidas

Una interdicción 15 millas al suroeste de Marquesas Key el 28 de noviembre de 2022. (USCG).

La Guardia Costera de Estados Unidos advirtió nuevamente a los potenciales migrantes cubanos que lanzarse al mar es muy peligroso.

"El estado del mar puede cambiar en cualquier momento y puede provocar la pérdida de vidas al intentar migrar ilegalmente en embarcaciones inseguras y no aptas para navegar", afirmó el jueves el teniente Paul Puddington, del Distrito Siete de la Guardia Costera.

"Busque rutas seguras y legales para venir a los Estados Unidos”, aseveró el oficial estadounidense.

La Guardia Costera también confirmó, por medio de Twitter, que repatrió el jueves a 118 cubanos luego de varias interdicciones en la costa de la Florida.

Los migrantes fueron ubicados el pasado sábado y domingo en diferentes partes del estado.

Algunos fueron hallados 20 millas al sureste de Upper Matecumbe. Otros a unas 32 millas al sur de Marathon, 7 millas al sur de Loggerhead Key, 30 millas al sur de Long Key, 70 millas al sur de Dry Tortugas y 15 millas al suroeste de Marquesas Key.

Desde el 1 de octubre de 2022, las tripulaciones de la Guardia Costera interceptaron a 2.755 cubanos en comparación con:

  • 6.182 migrantes cubanos en el año fiscal 2022
  • 838 migrantes cubanos en el año fiscal 2021
  • 49 migrantes cubanos en el año fiscal 2020
  • 313 migrantes cubanos en el año fiscal 2019
  • 259 migrantes cubanos en el año fiscal 2018
  • 1.468 migrantes cubanos en el año fiscal 2017
  • 5.396 migrantes cubanos en el año fiscal 2016

Una vez a bordo de un patrullero de la Guardia Costera, todos los migrantes reciben alimentos, agua, refugio y atención médica básica.

Confiscan correspondencia del prisionero de conciencia José Daniel Ferrer

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba y recluido en la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba. (Captura de imagen/Prisoners Defenders)

Las autoridades de la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba, confiscaron parte de la correspondencia que el preso político José Daniel Ferrer enviaba a familiares y amigos.

Las cartas fueron ocupadas a la doctora Nelva Ismaray Ortega, la esposa del coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), a la salida de la visita conyugal de este miércoles, un beneficio que le fue negado a Ferrer por más de 6 meses.

“Este miércoles día 30 de noviembre, finalmente la dictadura de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel permitió la visita conyugal a mi hermano José Daniel Ferrer García en la prisión de Mar Verde de Santiago de Cuba, tras más de seis meses de negativa a dicho derecho”, confirmó su hermana Ana Belkis Ferrer, quien reside en Estados Unidos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

“Al salir del encuentro requisaron a su esposa, Nelva Ismaray Ortega Tamayo, y le quitaron las correspondencias enviadas (por Ferrer) a los integrantes de la familia, así como denuncias escritas, luego de unos 16 meses sin poder escribir a causa de la prohibición de tener papel y lápiz. Leyeron las cartas y devolvieron algunas. Las denuncias y las cartas para Martha Beatriz, Danielito y Luis Enrique se las robaron descaradamente”, dijo Ana Belkis.

Además de los textos de denuncias, los militares confiscaron las cartas dirigidas por Ferrer a sus hijos Martha Beatriz y José Daniel Ferrer Cantillo y a su hermano Luis Enrique Ferrer García.

El 19 de noviembre, Ferrer pudo disfrutar de la visita familiar que por más de 5 meses se le negó.

Debido a su rechazo a usar el uniforme de recluso común, permanecía en aislamiento, con las llamadas telefónicas, las visitas familiares y los pabellones conyugales suspendidos desde el pasado 27 de mayo, y sólo eran permitidos cortos contactos con su esposa e hijos.

A principios de noviembre, la Seguridad del Estado aceptó algunas de las demandas del preso político y cesó los castigos a los que lo tenía sometido como prohibición de tener lápiz y papel en su celda, limitación del tiempo reglamentado para coger sol, suspensión de visitas familiares y conyugales, así como llamadas telefónicas.

El líder de la UNPACU fue detenido el 11 de julio de 2021 para impedir su participación en las multitudinarias protestas que ocurrieron en toda la Isla. Amnistía Internacional lo declaró prisionero de conciencia.

“En la carta que José Daniel me envía a mí, envía un fuerte y fraterno abrazo, así como su eterno agradecimiento a todos los hermanos de lucha e ideas, amigos y personas solidarias a quienes asegura no defraudará”, resaltó Ana Belkis Ferrer.

Cargar más

XS
SM
MD
LG