Enlaces de accesibilidad

América Latina

Armando Valladares: “La conquista del cuerpo y del espíritu”

Armando Valladares, preso en cárceles castristas por más de 22 años.

"Si cuando a mi me arrestaron me hubieran puesto una película de todo lo que iba a pasar nunca hubiera creído lo que yo hubiera podido soportar. Muchos enloquecieron, se suicidaron, murieron en la cárcel, no pudieron adaptarse, pero la mayoría resistimos"

El intelectual cubano Armando Valladares, expreso político de la dictadura castrista por más de 22 años y embajador de Estados Unidos ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, lidera una misión humanitaria para constatar las condiciones carcelarias del exasambleísta ecuatoriano Galo Lara, férreo opositor del expresidente Rafael Correa.

A principios de 1961, siendo Armando Valladares funcionario del gobierno revolucionario en una oficina adscrita al Ministerio de Comunicaciones, se negó a que pusieran un eslogan en su puesto de trabajo: “Si Fidel es comunista, que me pongan en la lista, yo estoy de acuerdo con él”. Este eslogan invadía las puertas de las casas, la vía pública, los periódicos.

Valladares entendía que los especialistas en propaganda estaban preparando el terreno para cuando Fidel Castro declarara ser lo que hasta entonces había ocultado.

“La mayoría del pueblo de Cuba no sabía mucho acerca del comunismo, no tenía formaciónpolítica y se le hacía difícil creer lo que se decía del marxismo. Fui muy ingenuo, no pensé nunca que pormanifestar mis criterios contrarios al marxismo me llevarían a la cárcel”, relató Valladares.

Poco antes, siendo consecuente con la libertad de expresión que Fidel Castro había manifestado defender, había protestado ante la destitución del Ministro de Comunicación por oponerse al marxismo, y nombrado en su lugar a “un comunista que peleó con Castro en las guerrillas y que solo conocía de vacas”.

Su increíble historia en su libro “Contra toda esperanza”, se inicia cuando la policía lo fue a buscar a su casa, se lo llevaron con la promesa a su familia de que se lo traerían de regreso en unas horas, pero no volvería hasta 22 años después.

Comienza su martirio en la prisión de La Cabaña, siendo luego trasladado a la de Isla de Pinos, en donde es testimonio vivo de los tratos crueles, inimaginables vejaciones, torturas, aislamiento, violaciones a todos y cada uno de los derechos humanos.

Su libro es un recorrido por los métodos de tortura importados de la Stasi y República Checa al sistema carcelario de Fidel Castro como instrumento de control, perpetuación y defensa de la que es hoy la dictadura más larga del mundo. Cree que esta ha sobrevivido con el apoyo de la comunidad internacional sólo por encontrarse a 90 millas de Estados Unidos; por quienes han preferido no admitir los crímenes del verdugo de los cubanos a dar la razón a la potencia mundial.

El "Embajador Valladares", como es conocido en la comunidad estadounidense, preside la Comisión de Derechos Humanos del Interamerican Institute for Democracy.

Miembros del directorio del Interamerican Institute for Democracy.
Miembros del directorio del Interamerican Institute for Democracy.

Cuando fue Embajador de DDHH de Ronald Reagan ante la ONU condujo el más extenso informe documentado sobre las violaciones a los derechos humanos en Cuba, presentado en las Naciones Unidas (Cuba decía que no había desaparecidos, asesinatos políticos, juicios sin garantía, ni tortura) y ha sido partícipe en muchas liberaciones en el mundo.

Ha estudiado el caso del ex asambleísta ecuatoriano Galo Lara, quien presidiera la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional del Ecuador durante la gestión de Rafael Correa y desde la cual denunció más de 40 casos de corrupción.

Lara fue, en primera instancia, declarado inocente del triple crimen de Quinsaloma, pero tras la aceptación de falsos testimonios y rechazo de pruebas que demostraban contundentemente la inocencia de Lara y su pareja, la justicia correísta lo condenó culpable de un crimen horrendo y logró que Panamá rompiera su larga tradición al revocarle su asilo político en mayo del 2014 a cambio de la devolución del buque Doria aprehendido en aguas ecuatorianas.

¿Cuál es la percepción a nivel internacional del caso Galo Lara?

Primero, que en una democracia no debe de haber presos políticos. Para mi es inaceptable que se haya negociado la libertad de una persona para adelantar agendas personales. Lo que ocurrió con Galo Lara en Panamá no tiene precedentes. Rechazo profundamente lo que el presidente panameño hizo con Galo Lara. Voy a Ecuador en esta misión de Derechos Humanos a conocer su situación carcelaria. La falta de condiciones apropiadas son inaceptables desde cualquier punto de vista y desde cualquier acusación o tipo de delitos que pesen sobre los prisioneros.

¿Qué similitudes ve entre los métodos represivos de los regímenes del llamado socialismo Siglo XXI?

Cuba es exportadora desde 1959 de las torturas y la violación de derechos humanos detrás de todos los grupos represores de Bolivia, Nicaragua, Venezuela. Los cubanos han torturado, son los mejores del mundo y se ha demostrado en más de una ocasión que estos métodos son aprendidos desde La Habana.

Para tener presos políticos se necesita tener un sistema judicial que los condene. El sistema judicial se violenta de manera constante, una prueba de ello es lo visto en presos políticos de Argentina, que es una de las grandes monstruosidades del continente. Los presidentes heredan este tipo de situación y no todos tienen la decisión política de terminar con los simpatizantes marxistas.

El caso de Galo Lara es un caso que al Interamerican Institute for Democracy interesa mucho, pues estamos seguros de que se ha cometido con él una gran injusticia debido a sus denuncias de casos de corrupción. Es un método que en Cuba se ha usado constantemente: cuando alguien por razones políticas se convierte en obstáculo siempre tratan de incriminarlo con delitos de carácter común, presentándolo como vil delincuente. Es un fusilamiento moral de la persona, una manera de quitárselos de encima.

En Cuba, la seguridad del estado intentó que nos pusieran los uniformes de criminales comunes, disolvernos en las cárceles y decir que no hay presos políticos. De hecho en Cuba la tiranía de los Castro nunca admitió el término de presos políticos, dice que son “contrarevolucionarios”.

¿Ud. habla de la conciencia de la dignidad humana y de la fe, cómo lo ayudaron a ser un sobreviviente?

Estas situaciones sirven para que el ser humano saque a flote una serie de valores que todos tenemos, que en la vida normal no tenemos la oportunidad de poner a prueba. Cuando leen mi libro y me dicen “yo nunca hubiera podido resistir eso”, les respondo que si lo pudieron resistir miles y miles de cubanos, mujeres, que todos tenemos las mismas armas interiores. Lo más importante es que sepas que estás del lado correcto. Cuando te sabes encarcelado de manera injusta, te creces internamente, trasciendes.

Si cuando a mi me arrestaron me hubieran puesto una película de todo lo que iba a pasar nunca hubiera creído lo que yo hubiera podido soportar. Muchos enloquecieron, se suicidaron, murieron en la cárcel, no pudieron adaptarse, pero la mayoría resistimos. Pasar ocho años en un espacio tapiado en el que no ves la luz requiere de la conquista del cuerpo y del espíritu, pues lo que tiene que tener alas siempre es el espíritu.

Cuando te quitan todo, debes llenarte de luz internamente en esos espacios infinitos a los que no les pueden poner alambradas ni rejas. Esa es la situación de un preso político, saber que estás luchando contra una causa injusta. Para mí lo fundamental fueron mis creencias religiosas y el amor de mi esposa que me esperó 21 años.

(Publicado originalmente por el Interamerican Institute for Democracy)

Vea todas las noticias de hoy

Cuba anuncia que los guerrilleros del ELN ya no están en la isla

De izq. a der. Alias "Pablo Beltrán", Antonio García e Iván Danilo Rueda durante la reanudación de las conversaciones de paz en la Casa Cultural Aquiles Nazoa en Caracas, Venezuela, el martes 4 de octubre de 2022. (AP Foto/Ariana Cubillos)

Los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) salieron de Cuba el pasado domingo, informaron medios de prensa de Colombia y corroboró una nota oficial de la cancillería de Cuba.

El presidente colombiano Gustavo Petro, quien en su juventud militó en la extinta guerrilla M-19, levantó sus órdenes de captura y anuló las solicitudes para que Cuba los extraditara. Ahora acaba de anunciar que los diálogos de paz entre el Ejecutivo de Colombia y las guerrillas se reanudaron oficialmente en Venezuela.


Una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba informó el martes que los guerrilleros que permanecían en Cuba "se retiraron del territorio nacional, en cumplimiento de un acuerdo entre el Gobierno Nacional de Colombia y el ELN, y los garantes de Noruega, Venezuela y Cuba".

El Gobierno de Nicolás Maduro celebró el "cumplimiento de los protocolos acordados" entre ambas partes para la reanudación del diálogo, interrumpido desde 2019.

Según anunciaron Iván Danilo Rueda, Alto Comisionado para la Paz en representación del gobierno colombiano; Eliécer Chamorro, alias “Antonio García”, primer comandante del grupo rebelde, e Israel Ramírez Pineda, el segundo comandante, conocido por el alias de “Pablo Beltrán", la sede de los diálogos será rotativa.

Los diálogos con el ELN se iniciaron en 2017 con el entonces presidente colombiano Juan Manuel Santos (2010-2018). En Quito se hicieron las negociaciones iniciales. En mayo de 2018, Cuba se convirtió en la nueva sede del diálogo, luego de que Ecuador declinara continuar como anfitrión. Los guerrilleros fueron trasladados a La Habana al año siguiente. Poco después quedaron estancados al inicio del Gobierno de Iván Duque (2018-2022) y congelados definitivamente tras un atentado de esa guerrilla contra la escuela de la policía en Bogotá en enero de 2019, donde murieron 23 personas y cerca de un centenar resultaron heridos.

Los gobiernos de Donald Trump y Joe Biden han incluido a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo, entre otras razones por alojar a líderes del ELN a pesar de las peticiones de Colombia para su extradición; por mantener vínculos estrechos y de colaboración con países designados por Estados Unidos como patrocinadores del terrorismo, como Irán y Corea del Norte; y por albergar a fugitivos que cometieron o apoyaron actos de terrorismo en Estados Unidos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aseguró este lunes en Bogotá que de momento Cuba no será retirada de la lista negra de países instigadores del terrorismo.

"Nosotros tenemos criterios claros, leyes claras, requisitos claros y seguiremos considerándolo y viendo si Cuba seguirá mereciendo tal designación", dijo Blinken en una rueda de prensa conjunta con el presidente de Colombia, en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Por su parte, Petro argumentó que el hecho de que Cuba esté en esa lista es "una injusticia", ya que fue el Gobierno colombiano de Juan Manuel Santos el que pidió a Cuba que albergara primero las negociaciones de paz con las FARC y luego que lo hiciera con el ELN.

Blinken elogia estrategia de integración migratoria de Colombia

El secretario de Estado Antony Blinken en el Centro de Integración para Migrantes, en Bogotá el 4 de octubre de 2022. (Luisa González/Pool Photo via AP).

El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, concluyó el martes su agenda en Colombia, donde catalogó de "modelo maravilloso" la estrategia de integración migratoria para hacer frente a los flujos de migrantes.

En el cierre de su visita, antes de partir a Santiago de Chile, Blinken fue al Centro de Integración Migratoria en Bogotá para conocer las acciones que se toman para ayudar a los recién llegados.

Estos centros, creados a finales de agosto, se conocen como Intégrate. La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, acompañó Blinken en la visita.

“Esto es increíble", dijo Blinken. "Lo que hemos visto hoy es lo que puede ser un modelo para muchos otros lugares, donde en un mismo lugar las personas pueden reunirse para tener el estado de protección temporal con sus tarjetas, recibir servicios, conectarse con trabajos, con escuelas, con servicios de apoyo, servicios sociales”.

"Es un modelo maravilloso”, recalcó el secretario de Estado estadounidense, al resaltar la labor de la municipalidad de Bogotá en materia de acogida a migrantes.

Blinken comentó que las acciones que adelantan las autoridades de Colombia ocurren en un momento en que el mundo es testigo del mayor movimiento de desplazados en la historia.

Hay un éxodo de venezolanos, cubanos, guatemaltecos, hondureños, haitianos, nicaragüenses y otros que buscan nuevos rumbos para escapar de las crisis en sus países, aseveró.

“Es difícil pensar en un sitio donde ésta sea una realidad mayor que aquí en Colombia, donde creo vemos un ejemplo de extraordinaria generosidad y también de pensar a largo plazo. Colombia ha recibido a casi 2,5 millones de venezolanos y ha estado brindando un estado de protección temporal por 10 años a las personas de Venezuela”, señaló.

El funcionario de la administración Biden también destacó el apoyo de su país, que ha entregado 3.000 millones de dólares en asistencia para Colombia y otros países como, como Ecuador y Perú.

Poco antes de esta visita, la alcaldía de Bogotá había dicho que "el objetivo principal, será compartir la Estrategia de Bogotá para la integración social, económica y cultural de los Nuevos Bogotanos, a través de los Centros INTEGRATE en los SuperCADE".

El rol de los centros de integración en Colombia

Estos centros cuentan con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y tienen la meta de "descentralizar servicios como el registro biométrico y el Permiso de Protección Temporal (PPT), para hacerlos de más fácil acceso a población migrante".

Blinken recordó en Bogotá que el presidente Biden anunció 350 millones de dólares de asistencia durante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Elecciones en Brasil: habrá segunda vuelta entre Bolsonaro y Lula da Silva

Ciudadanos de Brasil celebrando tras las elecciones presidenciales del 2 de octubre de 2022. (AP Photo/Ton Molina).

Las elecciones presidenciales de Brasil se decidirán en una segunda vuelta electoral el 30 de octubre entre el presidente derechista Jair Bolsonaro y el líder izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, informó el domingo la autoridad electoral nacional.

Con el 99,18 % de las máquinas de votación contadas, Lula tenía el 48,24 % de los votos válidos, frente al 43,36 % de Bolsonaro, de acuerdo a los datos divulgados por el Tribunal Superior Electoral (TSE).

El resultado del domingo deja fuera de alcance una victoria en primera vuelta.

Brasil cuenta con más de 150 millones de posibles votantes y votar es obligatorio, pero como se esperaba, la tasa de abstención ha sido superior al 20%, de acuerdo a los resultados oficiales.

De acuerdo a las reglas electorales de Brasil, se precisa de una segunda ronda cuando ningún candidato obtiene más del 50% de los votos válidos.

Lula

Lula, de 76 años, votó en el estado de Sao Paulo, donde fue obrero metalúrgico y líder sindical. Salió de la pobreza para llegar a la presidencia y se le reconoce la creación de un gran programa de prestaciones sociales durante su mandato entre 2003 y 2010 que ayudó a llevar a decenas de millones de personas a la clase media.

Pero también se le recuerda por la implicación de su gobierno en amplios escándalos de corrupción que involucraban a políticos y ejecutivos de empresas.

Las propias condenas de Lula por corrupción y lavado de dinero le supusieron 19 meses de prisión y lo dejaron fuera de la campaña presidencial de 2018, que según los sondeos lideraba frente a Bolsonaro. La Corte Suprema anuló más tarde la condena de Lula con el argumento de que el juez no había sido imparcial y conspiró con la fiscalía.

La última encuesta de Datafolha publicada el sábado mostraba que el 50% de los consultados que pensaban votar dijeron que optarían por Lula, frente al 36% por Bolsonaro. La firma entrevistó a 12.800 personas, con un margen de error de más/menos 2 puntos porcentuales.

Bolsonaro

Bolsonaro creció en una familia humilde antes de entrar en el ejército. Más tarde entró en política después que fue expulsado del ejército por su presión explícita para que se subiera el salario de los militares. Durante sus siete legislaturas como parlamentario minoritario en la cámara baja del Congreso expresó a menudo su nostalgia por las dos décadas de dictadura militar en el país.

Sus gestos a las fuerzas armadas han causado preocupaciones de que su posible rechazo de los resultados electorales puedan contar con el apoyo de oficiales de alto rango.

Tras votar en Rio de Janeiro y portando una camiseta con los colores de la bandera brasileña, Bolsonaro dijo a periodistas que unas elecciones justas deben ser respetadas y que la primera ronda será decisiva. Cuando se le preguntó si respetaría los resultados, alzó el pulgar y se fue.

(Artículo de la Voz de América, VOA)

En Nicaragua, el destierro de opositores al estilo cubano

El aeropuerto de Managua, Nicaragua. (Foto de Houston Castillo, VOA)

Salir de Nicaragua para una reunión que sostuvo con la CEPAL en Chile significó el destierro para la activista y feminista María Teresa Blandón, quien al abordar un avión para regresar a su país de destino, le fue denegado el ingreso.

La línea aérea Avianca le informó que el Gobierno de Nicaragua le prohibía su entrada al país, sin dar mayores detalles, dijo Blandón a la Voz de América.

El gobierno nicaragüense busca así "castigar a quienes hemos denunciado la violación sistemática de derechos humanos y exigimos la salida del régimen Ortega-Murillo, y un cambio de rumbo para el país”, señaló la activista, quien dice sentirse desterrada y a quien meses atrás el gobierno le canceló la ONG La Corriente, que dirigía y apoyaba a mujeres sobre derechos sexuales y reproductivos.

A inicios de junio, la periodista nicaragüense Tifani Roberts, de la cadena Univisión, dijo que se le negó el ingreso al país cuando intentaba retornar para ver a su familia. La aerolínea Avianca le indicó que el gobierno de Nicaragua la había rechazado.

El 27 de septiembre, las autoridades migratorias prohibieron el ingreso al país del religioso Guillermo Blandón, párroco de una iglesia en Boaco, quien regresaba de un viaje por Israel, y al vicerrector de la Universidad Centroamericana, UCA, Jorge Huete. Blandón no está relacionado con la activista María Teresa Blandón.

Periodistas, activistas de derechos humanos, sacerdotes y opositores al presidente Daniel Ortega han denunciado que les han impuesto la misma prohibición de regresar a su propio país, una práctica que recuerda la que utiliza el gobierno de Cuba, aliado de Ortega, como arma política, dijeron analistas consultados por la VOA.

Carlos Quesada, director de Raza e Igualdad y Derechos Humanos, dijo que el gobierno cubano le impide la entrada a los disidentes, y mencionó el ejemplo de Anamely Ramos, líder del movimiento San Isidro de Cuba, a quien las autoridades de la isla no le permitieron retornar tras visitar Estados Unidos en febrero pasado.

Algo similar vivió la periodista Karla Pérez, cuyo caso hizo titulares cuando en marzo de 2021 el gobierno de La Habana le impidió entrar a la isla por sus vínculos con opositores. Actualmente Pérez vive en Costa Rica, donde obtuvo refugio.

El gobierno cubano también le impidió el regreso a la isla a la opositora Omara Isabel Ruiz Urquiola, quien estaba en tratamiento médico en Estados Unidos, denunció el Centro para una Cuba Libre (CFC) en junio. De acuerdo con el CFC, la opositora llegó al aeropuerto con sus documentos en regla para regresar a su país y una representante de la aerolínea le dijo que no podía abordar el vuelo por instrucciones de Cuba.

De acuerdo con el exdiplomático e historiador cubano Guillermo Belt, en la isla desde hace años el Partido Comunista ha impuesto la práctica de no dejar entrar a ciudadanos críticos del gobierno. Esta práctica viola un derecho humano, que es el derecho a la nacionalidad y a retornar a su propio país, dijo.

Regresar a su propio país "es un derecho que tenemos todos, y que no está sujeto a una autorización del gobierno", dijo Belt. “Yo diría que esto que está poniendo en práctica ahora la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua se parece muchísimo al sistema que impera en Cuba”, señaló.

Prohibiciones para salir del país

En Cuba antes de una reforma migratoria de 2012, se debía realizar una solicitud para viajar al exterior, que era otorgada a discreción de las autoridades. Ahora el gobierno de la isla aplica las llamadas “regulaciones” a determinados ciudadanos, como personal militar y funcionarios con acceso a información sensible, así como a personal de salud y otros profesionales. Los “regulados” tienen que pedir permisos especiales para salir del país que no siempre son autorizados.

En Nicaragua las autoridades han impuesto una medida similar, denunciaron activistas.

En las universidades se debe informar con un mes de anticipación sobre la salida del país de estudiantes y profesores, según una misiva del Consejo Nacional de Universidades dirigida a rectores de universidades.

De acuerdo con la misiva, los avisos de “las salidas por asuntos personales, tales como turismo, visitas a familiares, vacaciones” de los estudiantes se deben hacer con 30 días de anticipación.

La medida se ha extendido a funcionarios y trabajadores de entidades del Estado, según un empleado del Ministerio de Gobernación que habló bajo condición de anonimato.

“Nos prohíben salir, debemos informar minuciosamente a dónde vamos”, dijo.

El Gobierno de Ortega no se ha pronunciado sobre esta medida. Las autoridades de Emigración y Extranjería de Nicaragua y la oficina de la vicepresidencia no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentario de la Voz de América.

[Con la colaboración de la periodista de VOA Yeny García, desde Miami]

Diosdado Cabello se convierte en el gran censor de artistas musicales extranjeros en Venezuela

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista de Venezuela. (AP Photo/Ariana Cubillos).

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista de Venezuela, considerado el segundo líder político más influyente del chavismo, ha criticado vehementemente a cantantes latinoamericanos, como el colombiano Juanes y el puertorriqueño Luis Fonsi, por su reciente oferta de shows en el país suramericano.

Cabello, quien ejercía como vicepresidente de la República durante el golpe de Estado contra Hugo Chávez, en abril de 2001, ha proferido fuertes reproches e insultos contra al menos cuatro cantantes de talla mundial en su programa semanal "Con el Mazo Dando". Sus opiniones han derivado en la suspensión de conciertos de al menos dos de ellos.

Este año marcó el retorno a Venezuela de artistas de talla internacional, como Alejandro Fernández, Wisin y Yandel, Natti Natasha e Il Divo, luego de casi una década de inestabilidad política con una serie de protestas violentas de calle, la pandemia del COVID-19 y una crisis económica caracterizada por un prolongado ciclo inflacionario.

El primer artista al que Cabello vetó públicamente fue Juanes, el solista que más Grammy Latinos ha ganado (26) y que ha vendido más de 16 millones de discos en todo el mundo.

El vocalista tenía pautado un concierto el 4 de noviembre en Caracas, pero Cabello lo llamó “inmoral supremo” y “gusano” en su programa televisivo del 17 de agosto pasado.

“Juanes, te voy a decir algo: el presidente aquí sigue siendo Nicolás Maduro. El mismo que, según tú, no te dejaba entrar. Es una inmoralidad. Eres un gran inmoral, vienes por dinero, después de decir que no venías a Venezuela, y que cantaste en un concierto donde pedías una invasión al país”, dijo, en referencia a su participación en el Venezuela Live Aid.

“Puede venir”, pero…

Cabello, quien se exculpó por la suspensión del concierto de Juanes y dijo que solo quería recibirlo en el aeropuerto para llamarlo “inmoral” en su cara, arremetió contra Luis Fonsi y Olga Tañón un mes después de hacer lo propio contra el cantante colombiano.

También los llamó “inmorales” en su programa de mediados de septiembre y los acusó de recibir dinero por hablar mal de Maduro y del chavismo en numerosas oportunidades.

Presentó en su programa televisivo el extracto impreso de una entrevista de Fonsi con el diario El Español en abril de este año, donde afirmó que le dio “un parado” a Maduro por querer utilizar su exitosa canción Despacito para propaganda y lo calificó de “dictador”.

Cabello dijo no tener problemas con que Fonsi celebrara sus conciertos pautados en Caracas y el estado Carabobo, pero insistió en llamarlo “inmoral” y mencionó que su país natal, Puerto Rico, era “un cachorrito del imperio”, en referencia a Estados Unidos.

“Él puede venir, en Venezuela no tenemos esos rollos (inconvenientes), pero jamás ni nunca se le podrá quitar que es un inmoral. Esta gente cobraba por decir lo que decían, porque ahora con su cara muy lavada vienen a cantar a Venezuela”, manifestó.

La productora del concierto de Fonsi en Caracas anunció la semana pasada que el evento se postergaba “hasta nuevo aviso”, alegando “cambios inesperados en la logística”.

Cabello denunció en el mismo programa de televisión que Olga Tañón habría dicho que “no venía a Venezuela ni prendida en candela, pues, porque aquí había una dictadura”. La venta de entradas para su concierto del 1 de octubre en el Poliedro de Caracas sigue en marcha, con ofertas que van desde los 25 hasta los 500 dólares.

Amenazas y dineros

Carlos Baute, cantante venezolano que reside en el extranjero desde hace años, es el último artista que Cabello ha criticado públicamente por sus posturas políticas de vieja data.

Lo acusó de querer “buscar plata” a pesar de haber declarado el año pasado que fue “amenazado” por las autoridades venezolanas en su última visita al país.

Baute declaró en octubre pasado a la Cadena SER que autoridades aeroportuarias le transmitieron “una amenaza brutal” durante su última visita a Venezuela, en 2009, advirtiéndole que lo acusarían de narcotráfico al sembrarle cocaína en su equipaje.

“Yo siempre he sido un opositor, no tengo filtro ni pelos en la lengua, he dicho que Maduro es un dictador y muchas otras cosas (…) No puedo volver. Tengo familia, es un país sin ley. Es una dictadura”, confió entonces a una presentadora de la cadena española.

Cabello ironizó la semana pasada sobre ese episodio, asegurando que un trabajador del aeropuerto solo quiso exigirle a Baute el pago “completo” por movilizar sus maletas.

“Doce años después, parece que pasó la amenaza. Yo les voy a decir algo, señores opositores. Es una gente que es desechable absolutamente por sus opiniones, no tienen constancia de nada, y cuando los ponen así entre sus principios y la plata, no hay nada que comparar. Principios y plata, ¿pa’ dónde crees que agarra Carlos Baute? Pa’ la plata”, dijo.

Cabello acaba de ser mencionado en un informe de la Misión para la Determinación de Hechos sobre Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU como uno de los máximos responsables de la comisión de crímenes de lesa humanidad en ese país.

Según los investigadores de las Naciones Unidas, el militar retirado codirigió un plan diseñado para atacar a la disidencia mediante torturas, detenciones arbitrarias y tratos crueles. El gobierno venezolano calificó ese informe como un “panfleto”.

Una de las canciones más conocidas de Baute, “Yo me quedo en Venezuela”, fue icónica en las manifestaciones opositoras de calle contra los gobiernos de Chávez y Maduro. Cabello también se refirió a ello. “El ‘bicho’ se les fue y ahora viene a buscar plata. ¿A quién le hace daño, al gobierno, a la revolución? Se hace daño él y a ustedes que creyeron en él”, expresó.

Baute tiene pautados dos conciertos en Venezuela: se presentará el 26 de noviembre en el Hotel Hesperia WTC de Valencia, y al día siguiente en el Eurobuilding de Caracas.

“Después de muchos años sin ir a mi lindo país, Venezuela, llegó el día de contarles que regreso, para reencontrarme con mi gente”, escribió en sus redes sociales el artista, días antes de las críticas en su contra por parte del segundo líder del chavismo.

Nacho, sin permiso

El artista venezolano Nacho suspendió un concierto gratuito previsto para el sábado pasado en la isla de Margarita, en el oriente de Venezuela, debido a que no obtuvo los permisos correspondientes “por orden de arriba”, según denunció en sus redes sociales.

Nacho es uno de los artistas de mayor proyección de Venezuela. Durante años, fue uno de los principales críticos de Maduro entre los cantantes locales. Dio un discurso en 2016 ante la Asamblea Nacional del país suramericano donde denunció los privilegios y lujos que exhibían líderes del chavismo, según su opinión, mientras el pueblo pasaba necesidades.

De acuerdo con la versión que compartió el artista en sus redes sociales, el responsable de la suspensión de su concierto gratuito sería el máximo comandante militar de Margarita.

El cantante venezolano, de 39 años, improvisó en cambio un show la noche del sábado en un sector popular de la isla, repartió decenas de bolsas de comida a los presentes y aseguró que se trató de “uno de los mejores conciertos” que ha tenido en su carrera.

(Voz de América)

Cargar más

XS
SM
MD
LG