Enlaces de accesibilidad

Cuba

Amir Valle. Palabras de un desterrado

Amir Valle, escritor cubano radicado en Berlín.

Esta semana contamos en “Dile que pienso en Ella…” con la participación del escritor cubano Amir Valle quien, desde Berlín, con "Las palabras de un desterrado", nos hace partícipes de sus experiencias como creador y como ser humano obligado a continuar existiendo y escribiendo en un nuevo contexto.

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

No me marché de Cuba; como diríamos en cubano “me fueron”. Soy, literalmente, un desterrado. Si quisiera resumir para el hipotético lector de esta entrevista lo que fue para mí y mi familia un momento terriblemente traumático diría que las autoridades cubanas aprovecharon uno de mis viajes a Europa en 2005, en esa ocasión para una gira de presentación en España de mi novela Santuario de sombras, y me impidieron entrar a mi país cuando llegó el momento de regresar al final de esa gira. Como dato curioso agregaría que cierto comisario cultural, cuya única originalidad en el mundo de la alta política cultural cubana ha sido su negra melena, dijo en una reunión: “Amir es una papa podrida y ya sabemos lo que debe hacerse con esas papas para evitar que contamine al resto de las papas”. Curiosa anécdota, repito, no sólo por la jugarreta que contra mí se tramó de modo oficial sino porque ha sido una de las ocasiones en que este funesto y rastrero personaje mostró más claramente el verdadero “respeto” que siente por sus colegas del “gremio” de la cultura.

Ese lector hipotético se preguntaría: ¿y por qué esa jugada sucia, en vez de lanzarlo tras las rejas como han hecho con otros escritores, artistas e intelectuales críticos? Y llegado este punto me toca ser pedante y hablar de cosas que creo son necesarias para entender esta situación: llegué a gozar de un protagonismo en el universo cultural cubano y europeo que me daba una visibilidad nacional e internacional que, en cierto modo, me blindaba, así que reprimirme tan burdamente sería un error. También, ya algunas prácticas gubernamentales comenzaban a relajarse y la represión, después de la repulsa internacional que recibió la dictadura por los encarcelamientos durante la Primavera Negra de 2003, les hizo replantearse algunas estrategias de control de la intelectualidad que distaban mucho de la torpeza y la prepotencia de los horrores que, en los noventas, por ejemplo, te hicieron a ti, o a Manuel Vázquez Portal, o a Raúl Rivero, como le habían hecho a tantos otros, años antes. Pese a que en esos años los comisarios decían públicamente que las únicas “papas podridas” que seguían moviéndose en los escenarios oficiales de la cultura eran Antonio José Ponte, José Prats Sariol, Rafael Almanza y yo, realmente nosotros la tuvimos más fácil, pues alguien en las alturas había logrado convencer al Líder Supremo de que había que apelar a la sutileza para reprimir, ya que se corría el riesgo de seguir perdiendo el apoyo de la intelectualidad internacional de izquierda, que llegó a horrorizarse con los ensañamientos oficiales contra ustedes en la “Carta de los Diez” primero y, después, con la razzia contra la prensa independiente en 2003. Yo no era en lo absoluto un opositor, pero sí lo eran mis ideas, y siempre dejé claro que no pertenecía a ningún partido ni grupo opositor y eso les impedía encasillarme como “mercenario del imperio”, “miembro de grupúsculos” y esas etiquetas que siempre utilizan.

Tanto fue así, que cuando el antes mencionado melenudo Comisario Cultural dio una reunión nacional donde prohibía oficialmente mi nombre (y el de otros colegas) en el escenario de la cultura (no podía publicársenos, invitársenos a eventos, mencionársenos en estudios y publicaciones, etc.) la excusa que dio fue: “Amir trabaja para esa señora (hacía referencia a Patricia Gutiérrez Menoyo y el proyecto Colección Cultura Cubana) y de esa señora no sabemos sus intenciones”. Por otro lado, gran parte de mi generación, básicamente los narradores, me consideraban una especie de líder generacional; gracias a los talleres de escritura que gratis y fuera de las instituciones impartí durante años en La Habana y en otras partes de la isla, la mayoría de los escritores de las nuevas generaciones eran mis alumnos y me profesaban un respeto incluso reverencial; otros muchos escritores jóvenes estaban agradecidos a mi labor promocional, pues los había publicado por primera vez en revistas extranjeras con las que yo colaboraba o en antologías que preparé; el impacto social que tuvo la circulación clandestina de mi libro sobre la prostitución en Cuba, Habana Babilonia, me había convertido en un nombre muy conocido más allá del escenario cultural y, aunque sólo logré publicar en Cuba una novela porque ganó un premio de literatura erótica y no publicarlo sería una evidencia muy abierta de censura, mi serie de novelas negras sobre casos criminales en La Habana me había abierto las puertas de Europa y varias de ellas habían ganado premios importantes, además del favor de la crítica española y alemana. Era menos torpe lanzarme al destierro que reprimirme, pues también curiosamente muchos de mis promotores en Europa y América Latina eran importantes intelectuales de izquierda, amigos de la Revolución Cubana, que conocían mis ideas pero siempre me respetaron y defendieron porque me consideraban una voz independiente que podía ser muy crítica hacia la realidad nacional de mi país, pero que no se había vinculado a lo que ellos llamaban “el gran enemigo de Cuba: Estados Unidos”.

Portada del libro que le costara el destierro al escritor Amir Valle
Portada del libro que le costara el destierro al escritor Amir Valle

Una vez que impidieron mi regreso a Cuba, mi editor alemán me consiguió una beca de seis meses en la Fundación Heinrich Böll y esa estancia en el sur de Alemania fue como un bálsamo simbólico: estuve viviendo seis meses en la que fue la casa de campo de ese premio Nobel alemán, a quien había leído casi completamente en Cuba, y allí dormí en la misma dacha donde vivió y escribió Alexander Solzhenitzin, otro premio Nobel a quien también, pero en este caso a escondidas, había logrado leer en la isla. Todo ese tiempo, y durante casi un año, estuve reclamando regresar a mi país, y la prensa internacional dio una gran cobertura a mi caso, pero jamás las autoridades cubanas dieron respuestas. Después, al ver que la dictadura me había desterrado lanzándome a la ilegalidad en Europa, el PEN Club Internacional, en su capítulo alemán, me acogió en una beca por tres años en el programa “Writers in Exile”. Hasta hoy sigo en una lista negra de cubanos que no pueden entrar a Cuba.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Aunque, como he dicho, mi salida fue forzada, siempre tuve el sueño de ser un ciudadano del mundo. Es raro, pero jamás me llamó la atención vivir en Estados Unidos y cuando visité el país ratifiqué que no quería vivir allí. Mi sueño, quizás por mi amor a la cultura antigua, era vivir en algún país árabe. Sentía afinidad por Palestina que, como se sabe, no es vivir en el paraíso, así que conmigo no iba eso de querer emigrar para vivir mejor. Soñaba, desde que descubrí tempranamente el periodismo, con viajar por el mundo como corresponsal de guerra. En fin, que el mundo para mí antes de verme lanzado al destierro no era ese espacio donde hay más posibilidades, sino un ámbito de aventuras en busca de culturas que siempre soñé conocer.

Llegar a Alemania, lo confieso, sólo fue algo traumático en el sentido de la expulsión y la lejanía de mi familia. Pero recuerdo que cuando mi editor me dijo que ya tenía la beca para mí, me dije que aquello era una línea escrita en el libro de Dios sobre mi vida. ¿Por qué? Porque yo sentí desde muy joven pasión por la literatura y la filosofía alemanas, porque me sabía al dedillo todo lo referente a la Segunda Mundial incluso a nivel de las estrategias militares empleadas por Zhukov y Voroshilov en la grandes batallas contra las tropas hitlerianas. Y por eso la cultura alemana no me era en lo absoluto desconocida. Pero ciertamente siempre me había preguntado cómo era posible que un país con tanto pensamiento humanista hubiera engendrado dos de los más grandes horrores del siglo XX: el nazismo y el comunismo de la RDA. Por ello esperaba encontrar gente culta, sí; gente bien formada, sí, pero gente fría, rara, con un espíritu de inferioridad que los haría sentirse superiores, como había pasado en los tiempos que desembocaron en el holocausto nazi.

Amir Valle. Las palabras y los muertos
Amir Valle. Las palabras y los muertos

¿Qué encontraste?

Pues eso: gente aparentemente fría, rara; gente organizadísima (“cuadrada” diríamos nosotros), orgullosa de su inteligencia y de lo que conquistaron después que el país fue arrasado por la Segunda Guerra Mundial. Pero una nación consciente, como pocas, de la necesidad de evitar ese espíritu de inferioridad que los hizo sentirse superiores en los tiempos del nacionalsocialismo primero, y del comunismo, después. Una nación de gente solidaria, a quienes les cuesta abrirse y son muy estructurados en sus relaciones, pero que son capaces de una fidelidad asombrosa. Aunque para el lector nada signifiquen, cuando pienso en Alemania no pienso en un espacio geográfico; pienso en caras, en seres humanos que hicieron por mí sacrificios impensables que desmienten ese esquema mental de “gente fría, rara, encartonada” con el que muchos en el mundo etiquetan “lo alemán”. Intelectualmente, al caer en un país con una cultura tan poderosa, el destierro ha sido un verdadero aprendizaje, un proceso de crecimiento en todos los ámbitos.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

Que existen sitios donde eres lo que te esfuerces en ser, sin que las ideologías condicionen o frenen tu éxito personal o profesional. Que adversario y enemigo son dos cosas muy distintas, así que tu adversario político no tiene que ser tu enemigo. Y, aunque suene feo, que los cubanos debemos aprender a zafarnos de las inyecciones letales que nos inoculó la dictadura, pues sólo así el cubano dejará de ser el lobo del cubano, como hoy sucede en todas partes donde vive nuestra diáspora. Y que, pese a todos los muros que se han levantado contra nosotros, la diáspora cultural cubana es una de las más grandes proezas de resistencia cultural que ha existido en la historia de la humanidad, pues ha producido una obra poderosísima, cubana y universal a la vez, logrando vencer ese atolladero que es “dejar de ser cubano” tanto para quienes desde la isla deciden qué es y que no es cultura cubana, como para quienes fuera de Cuba consideran que hemos perdido todas nuestras raíces y por eso nuestro aporte no es relevante.

¿Qué es para ti La libertad?

Ver a mis hijos cumplir sus sueños sin tener que afiliarse a una ideología para lograrlo. Poder hacer, a mi cuenta y riesgo, mis proyectos. Y poder decir, sin cortarme, mis opiniones sobre cualquier tema, por conflictivo y delicado que sea. Actuar, en definitiva, con esa libertad con la que mis personajes se me rebelan para cumplir sus sueños, sin que me pase por la cabeza que deba castigarlos por su rebeldía.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

Obviamente. No se equivocó quien dijo que la patria está allí donde eres feliz. Y descubrir eso luego de haber crecido y vivido 40 años en un país donde te hacen creer en un concepto encorsetado por conveniencias políticas, es un fabuloso acto de iluminación y liberación personal.

No es que piense en la patria; es que trabajo con la patria. Soy periodista en la más grande agencia de prensa alemana, la Deutsche Welle, en su división para América Latina, y el tema Cuba obviamente está siempre sobre el tapete. Pero analizar la patria desde lejos, desde otras perspectivas que no son únicamente “las cubanas”, me ha hecho desintoxicarme de esos venenos de rabia, odio, molestias diversas del espíritu que provocan en uno ver cómo todo se ha ido perdiendo, especialmente y más allá de la depauperación económica y social, esos valores que alguna vez nos caracterizaron como nación. Pero, aunque sea duro, la patria que dejé cuando me desterraron en 2005 sólo existe ya en mis recuerdos, o en el recuerdo de casi toda mi generación literaria que hoy habita el exilio; allá, en ese espacio geográfico que llamamos Cuba, hay una patria que cada vez me suena más extraña, más lejana, más arisca ante los también cada vez más escasos sentimientos que su existencia me provoca. Y sinceramente prefiero esa Cuba que va conmigo a todas partes; esa Cuba donde aún ética, decencia y humanismo son modos de vida más que palabras; esa Cuba amasada por ciertos momentos imborrables en mi vida, por las caras de ciertos amigos, por el dulce reverberar de la pasión de ciertos amores, por rincones idílicos que en la realidad cubana ya no existen…, esa Cuba única, íntima, con la que cada uno de nosotros carga allí donde vaya. En esa patria pienso a menudo, sí, mientras observo, con lástima y desesperanza, esa otra patria que en la isla, entre coletazos agónicos, se hunde día a día más en las aguas pútridas de su forzado y asumido abismo.

Vea todas las noticias de hoy

Rosa María Payá pide intervención de Noruega a favor de líder de UNPACU

Cubanos exiliados reproducen la celda del preso político José Daniel Ferrer y exigen su liberación.

La coordinadora del proyecto Cuba Decide, Rosa María Payá, entregó este miércoles un resumen del caso sobre el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, a la primera ministra de Noruega, Erna Solberg.

La activista acompañó el informe sobre Ferrer con una petición a la titular noruega de que intervenga ante las autoridades cubanas a favor de la libertad del opositor.

La entrega de la petición coincidió con la publicación en el periódico oficial Granma de un artículo donde se desacredita al líder opositor encarcelado.

Ferrer fue detenido el 1 de octubre en un aparatoso operativo formado por decenas de efectivos policiales, autos de patrulla, motocicletas y camiones, dirigido por la Seguridad del Estado.

Payá se encuentra en la ciudad de Sagres, Croacia, donde tiene lugar el congreso del Partido Popular Europeo, en el que participan varios jefes de estado y de gobierno.

Cuba Decide pide reformas a política de UE hacia Cuba

La activista también se encontró en Sagres con el próximo canciller de Austria, Sebastian Kurz, y la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarović, a quienes entregó una propuesta de la plataforma Cuba Decide de modificaciones que la Unión Europea debe hacer a su política respecto al régimen de La Habana y al pueblo de Cuba.

Entre las reformas que pide Cuba Decide a la política europea hacia Cuba están la implementación de condiciones en el acuerdo de Diálogo y Cooperación de la Unión Europea con Cuba que pasen por la detención de la represión, el impulso de cambios democráticos en la isla, el apoyo al derecho de los cubanos a decidir en las urnas y determinar un cambio de sistema.

Payá pide a líderes europeos por Ferrer y un cambio en su política hacia Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

"Esperamos que estos jefes de estado tengan en cuenta cuánto puede hacer Europa no solo a favor del pueblo cubano, sino también a favor de la estabilidad democrática de las Américas", indicó Rosa María Payá.

La opositora cubana también agradeció al presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Parlamento Lituano "por su apoyo a la NO-ratificación del acuerdo Unión Europea-Cuba sin condiciones de respeto a los derechos humanos y al derecho a decidir del pueblo cubano".

Rubio sobre caso Ferrer: el régimen está desesperado fabricando evidencias

Encuentro de Marco Rubio (d) con Luis Enrique Ferrer (i).

El senador republicano por la Florida, Marco Rubio, recibió en su oficina del Congreso a Luis Enrique Ferrer, quien estuvo este miércoles en Washington abogando por la libertad de su hermano José Daniel Ferrer.

Rubio reafirmo su compromiso para continuar respaldando los pedidos por la liberación del líder de la organización opositora UNPACU y también por la libertad de todos los presos políticos cubanos.

Luis Enrique Ferrer ha estado en la capital estadounidenses en las últimas jornadas reuniéndose con funcionarios del Departamento de Estado y con representantes del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), quienes le han expresado total apoyo en las gestiones para lograr la liberación de José Daniel Ferrer.

Destacó el Senador, mediante su cuenta de Twitter que el régimen está desesperado fabricando evidencias contra el también Prisionero de la Primavera Negra del 2003 e implicar a la embajada de Estados Unidos en La Habana. Y afirma que "todos quienes defendemos los DDHH. debemos seguir alzando nuestra voz en repudio de este atropello".

Y también denuncia el legislador la campaña de difamación del oficialista Granma contra Ferrer.

EEUU y OEA reafirman apoyo a José Daniel Ferrer

Manifestantes piden la liberación de Ferrer frente al Consulado Español en Coral Gables. (Archivo)

El Departamento de Estado "está junto a José Daniel Ferrer y los cubanos defensores de los derechos humanos que de manera valiente se enfrentan al régimen de Castro", afirmó este miércoles en una declaración de Robert A. Destro, asistente del Secretario de Estado de los Estados Unidos.

Destro se reunió en Washington con Luis Enrique Ferrer, hermano del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), detenido desde el pasado 1 de octubre junto a otros miembros de esa organización opositora.

La declaración de Destro, asistente del Secretario de Estado del Buró de Democracia, Derechos Humanos y Laborales en cancillería estadounidense, fue publicada en su cuenta de Twitter.

Enrique Ferrer se encuentra en la capital estadounidense donde recaba apoyo para la libertad del opositor cubano que ya lleva 50 días tras las rejas.

En horas de la mañana, Luis Enrique Ferrer se reunió con la subsecretaria de Estado Adjunta de Estados Unidos, Juliete Chung, y conversaron sobre la delicada salud del líder de UNPACU.

"Nadie cree las mentiras de la dictadura"

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, informó en su cuenta de Twitter que miembros de su equipo de trabajo en el organismo internacional se reunieron con Luis Enrique Ferrer.

Almagro dijo en Twitter que "nadie cree las mentiras de la dictadura contra José Daniel. Él es un preso político detenido arbitrariamente de nuevo y torturado por pensar distinto".

Añadió que el encarcelamiento y la tortura al opositor cubano por parte de la dictadura es para aterrorizar a las personas hartas de la fracasada ideología del régimen, pues temen que encuentren su voz para pedir libertad.

Senador Rubio: el régimen está desesperado

El senador republicano por la Florida, Marco Rubio, también recibió en su oficina del Congreso a Luis Enrique Ferrer.

Rubio reafirmó su compromiso para continuar respaldando los pedidos por la liberación del líder de la organización opositora UNPACU y también por la libertad de todos los presos políticos cubanos.

Destacó el Senador, mediante su cuenta de Twitter que el régimen esta desesperado fabricando evidencias contra el también Prisionero de la Primavera Negra del 2003 y para implicar a la embajada de Estados Unidos en La Habana. Y afirma que "todos quienes defendemos los DDHH. debemos seguir alzando nuestra voz en repudio de este atropello".

El legislador también denunció la campaña de difamación del oficialista diario Granma contra Ferrer.

La excongresista Ileana Ros-Lehtinen recordó en Twitter que hace unos años "Ferrer "estuvo en el Congreso de los EEUU trabajando en favor de los derechos humanos".

"Ahora, desde octubre, ha estado desaparecido, encarcelado, torturado, sin fecha de juicio en Cuba", concluyó.

Piden a padre de niño judío en Cuba que se retracte de denuncias de acoso escolar

La secundaria básica América Latina, en Nuevitas, donde Leosdán Martínez cursa el séptimo grado.

Funcionarios de Educación en Nuevitas, Camagüey, presionaron al padre de un estudiante judío víctima de acoso escolar para que se retracte de la denuncia que hizo del caso.

Olaine Tejada y Yeliney Lescaille Prebal, padres de Leosdán Martínez, de 12 años de edad, que cursa el séptimo grado en la secundaria básica América Latina, fueron citados en dos ocasiones este martes a la escuela del menor.

Olaine Tejada, junto a su familia, son judíos Bnei Anusim sefardíes.
Olaine Tejada, junto a su familia, son judíos Bnei Anusim sefardíes.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:49 0:00

En la primera reunión, a la 10 de mañana, la profesora guía María Teresa Hernández y la directora del centro les mostraron a los padres la publicación de la denuncia realizada por Tejada a Radio Martí el lunes, y lo amenazaron con que podría ser llevado a prisión por haber hablado con una publicación “contrarrevolucionaria”.

A la una de la tarde fueron citados nuevamente a una reunión a la que se sumó una funcionaria que atiende asuntos religiosos en el Partido Municipal. En este encuentro Tejada reafirmó que fue él quien habló con Radio Martí, y dijo que lo continuará haciendo hasta que no se detengan las injusticias que está sufriendo su hijo en la escuela.

Leosdán Martínez, de 12 años de edad.
Leosdán Martínez, de 12 años de edad.

Durante el encuentro, los funcionarios informaron al padre del menor que la dirección municipal de Educación esperaba que se retractara de la denuncia realizada.

La directora de la secundaria básica dijo a los padres del estudiante que conducirán una investigación sobre la situación del menor en el plantel educacional, pero Tejada no tiene esperanza de que estas instituciones sean imparciales.

El religioso subrayó que no dará marcha atrás con sus denuncias hasta que a los Bnei Anusim se les respete en Cuba como dice la ley.

El pasado viernes, 15 de noviembre, fueron citados los padres del estudiante por supuestas indisciplinas y violencia en el centro educacional. En la reunión, la profesora guía pedía la expulsión del menor del centro escolar, acción que fue impedida por cinco maestros que defendieron al alumno.

José Daniel Ferrer es obra de EEUU, dice Granma, y UNPACU responde

Carlos Amel Oliva, de la dirección nacional de UNPACU, y Nelva Ismaray Ortega Tamayo, esposa de José Daniel Ferrer y activista de la organización, muestran el documento de la Fiscalía.

Una vez más, el periódico Granma elogió el miércoles “la capacidad de resistencia” de los cubanos. Lo hizo al acusar a Estados Unidos de querer rendirlos con una nueva campaña de calumnias.

“Utiliza como pretexto”, escribe el órgano oficial, “la detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer, agente asalariado al servicio de Estados Unidos, con una larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y contra la legalidad”.

En un video con declaraciones de Carlos Amel Oliva, integrante de su dirección nacional, UNPACU rechazó las afirmaciones de Granma "por considerarlas una completa manipulación sobre el proceso judicial contra José Daniel Ferrer".

La nota del periódico Granma contra el líder la Unión Patriótica de Cuba.
La nota del periódico Granma contra el líder la Unión Patriótica de Cuba.

Ni en la Constitución de la República de Cuba ni en el Código Penal vigente aparecen las palabras “contrarrevolucionario” ni “contrarrevolución”. En el Código Penal, la palabra “revolucionaria” se usa solamente como parte de los nombres de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, pero nunca para describir ningún delito o contravención.

Lo que sí contempla la Constitución en su página 7 es la garantía de que una persona privada de libertad debe “disponer de asistencia letrada desde el inicio del proceso” y que pueda “comunicarse con sus familiares o personas allegadas, con inmediatez”.

Pasó más de un mes antes de que a los familiares y allegados de José Daniel Ferrer les notificaran dónde estaba detenido y pudieran comunicarse con él.

En otro video recién difundido en internet, Amel Oliva y Nelva Ismaray Ortega Tamayo, esposa de Ferrer y también activista de la organización, muestran el “Auto de Imposición de Medida Cautelar” emitido por la Fiscalía para justificar la detención del opositor antes de que sea llevado a juicio.

Está firmado por la “Fiscal Yuleinis Roja Tejeda”.

Primera página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar” emitido por la Fiscalía contra Ferrer.
Primera página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar” emitido por la Fiscalía contra Ferrer.

Según el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, Ferrer no denuncia la represión política en su país porque la viva en carne propia, sino porque alguien desde Estados Unidos le dice que lo haga.

“Ferrer fue detenido por la policía el pasado 1 de octubre en respuesta a la denuncia presentada por un ciudadano cubano, quien acusa a Ferrer y a otros tres individuos de haberlo secuestrado durante toda una noche y propinado una severa golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario”, escribe el periódico.

Segunda página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar”.
Segunda página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar”.

El ciudadano en cuestión es Sergio García González. Poco después de que el 21 de septiembre abandonara la sede de UNPACU en Santiago de Cuba rumbo a Mayarí, donde vive, y en el trayecto sufriera un accidente en una moto, su esposa, Maribel Cabreja Leyva, llamó a la organización y reveló que agentes de la policía política estaban presionándolo para que les achacara las lesiones a Ferrer y a los otros tres activistas detenidos.

Así lo testimonian Oliva y Ortega Tamayo en el video con las denuncias.

Sandy Ramírez, uno de los tres liberados poco después del arresto el 1 de octubre, “nos comunicó que fue presionado para que firmase una declaración llena de mentiras contra José Daniel Ferrer, y que él firmó […] bajo presión”, cuenta Oliva antes de incluir nuevamente el testimonio grabado en video del propio Ramírez.

Tercera y última página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar”.
Tercera y última página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar”.

La Seguridad del Estado citó a varios vecinos de la comunidad y los presionó para que declararan “haber visto” cómo José Daniel Ferrer agredía a García González, explicó Oliva, pero los vecinos se negaron por obvias razones.

“Como suele ser la práctica, la mentira en la boca de los funcionarios del Gobierno estadounidense es ingrediente fundamental de la campaña”, dice Granma en su nota del miércoles.

En la conversación con Oliva, que UNPACU publicó por primera vez en internet el 4 de octubre, la pareja de Sergio García González relata cómo fue que ocurrió todo.

“Él me dijo que había tenido un accidente en un motor, llegó aquí, pero como al otro día se fue con dolor, dolor y dolor, no pudo ya aguantar más, y tuve que llevarlo para el hospital”, declara la esposa del presunto acusador. “Lo metieron en terapia hasta que se tuvo que ir de terapia como a los cuatro días por la infección que había ahí”.

Oliva le pregunta a Cabreja Leyva si los agentes fueron a ver a Sergio en el hospital el mismo día en que ingresó, y ella responde que sí. “Esa gente no salía de allí, todo el tiempo ahí y ahí y ahí”. A pesar de la insistencia, el hombre se negó a culpar a José Daniel Ferrer de las lesiones que había sufrido, responde la esposa.

El integrante de la dirección nacional de UNPACU relata también que la policía política desplegó una campaña contra la organización valiéndose de “traidores” que formaron parte del grupo opositor para darle “alguna mínima credibilidad a este delito que le están fabricando a José Daniel”.

Difundieron testimonios falsos, explica Oliva, “y comenzaron a enviar videos diciendo cualquier cantidad de mentiras contra José Daniel y contra la UNPACU, incluso […] uno de estos traidores dice que en UNPACU existe un cuarto de torturas”.

A solicitud de Radio Televisión Martí, el hermano de Ferrer y representante internacional de UNPACU, Luis Enrique Ferrer, reaccionó a la nota oficial del régimen.

“Después de tenerlo más de un mes desaparecido, torturado y golpeado, ahora se ven obligados a tratar de justificarlo y por eso sacan [la nota] en el periódico Granma", declara Luis Enrique. “Pero también es una especie de preludio de lo que va a venir detrás contra la oposición pacífica cubana”.

Luis Enrique Ferrer responde al editorial del periódico oficialista cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00

Las autoridades negaron un recurso de Habeas Corpus en los casos de Ferrer y los otros tres activistas detenidos con él (Roilán Zárraga Ferrer, Fernando González Vaillant y José Pupo Chaveco), después de haber violado el artículo 241 de la Ley de Procedimiento Penal, al detener a los opositores y allanar su residencia sin orden de registro ni orden de detención.

Mientras tanto, el senador cubanoamericano Marco Rubio denunció en su cuenta de Twitter el arbitrario encarcelamiento de Ferrer, y dijo que es importante que los cubanos en el exterior alcen sus voces en contra de la represión del régimen de la isla.

“El régimen de Cuba sigue tratando de silenciar la voz de José Daniel Ferrer y de otros miembros de la UNPACU”, escribe el senador. “El montar una trampa para que José Daniel siga arbitrariamente detenido solo evidencia la cobardía del régimen y en especial del títere de la dictadura Castro/Díaz-Canel”.

Cargar más

José Daniel Ferrer

XS
SM
MD
LG