Enlaces de accesibilidad

Cuba

Los almuerzos clandestinos cubanos

Cuba comedores obreros

Yamilé Perdomo regatea el precio de una pierna de cerdo en el agromercado de 19 y B, en el Vedado, mientras que su madre efectúa la misma acción con los vendedores de tomates, coles, pepinos, boniatos, plátanos o malangas. Cada domingo invierten, casi toda la ganancia de una semana, en los suministros de su negocio clandestino: elaborar almuerzos para los trabajadores estatales o privados.

“Es un negocio esclavo, de sol a sol, que da para sobrevivir pero no para hacerse rico”, aseguró la madre de Perdomo, que alardea de sus habilidades para el regateo.

Diariamente, de lunes a sábado, suelen elaborar de quince a veinte almuerzos que los trabajadores solicitan con antelación. Según el menú, los precios de estos almuerzos oscilan entre los veinticinco y los trentaicinco pesos.

“Ofertamos pollo, aporreado bistec y chuleta. El pescado es muy caro, para este negocio no da la cuenta. El secreto es cocinar bien, aderezar la ensalada y no ser tacaño con el arroz”, comentó Perdomo en medio del ajetreo y desorden de una modesta cocina.

Sus clientes son trabajadores de cafeterías o centros de trabajos que están ubicadas en la avenida Infanta, cerca de donde residen. Por la mañana recogen los pedidos, al mediodía llevan los almuerzos y en la tarde recogen las cantinas y los cubiertos.

Felicia Cantero, maestra de primaria jubilada, afirma que el negocio de los almuerzos clandestinos surgió cuando el Estado, en medio de la crisis de los años noventa—el llamado Periodo Especial—, autorizó a los artesanos que pertenecían a la ACAA [Asociación Cubana de Artesanos Artistas] a vender sus productos en diferentes plazas de La Habana.

“Yo ayudaba a mi hermana que vendía almuerzos a los artesanos de La Catedral. Cuando me jubilé, hice mi clientela con los trabajadores por cuenta propia de La Palma”, contó Cantero, quien también coincide en que este negocio no genera mucha ganancia.

“Cada vez los cárnicos están más caros, y muchas veces tienes que ir a un agromercado de otro municipio, y bien temprano, para encontrarlos a buen precio”, añadió esta ex maestra que también reconoce que muchos de estos negocios clandestinos son la consecuencia de que el salario promedio en la Isla no sobrepasa los treinta cuc.

No pocos trabajadores de la pizzería El Milano, ubicada en La Rampa, son clientes de estos almuerzos clandestinos. El almuerzo que garantiza la empresa es de pésima elaboración y el horario establecido para almorzar es de treinta minutos.

“No tienes tiempo de salir a buscar mejores opciones y tampoco puedes todos los días traer comida de tu casa. Estos almuerzos te lo traen hasta tu puesto de trabajo, están bien elaborados y bien servidos”, comentó una de las gastronómicas que, al igual que su compañera, ha pedido el menú más caro: bistec de lomo empanado, que cuesta trentaicinco pesos. “Aquí se nos va casi toda la propina del día, pero estamos asqueadas de pollo”.

Gregorio Peñate, es custodio en una agencia del Ministerio de Cultura [MINCULT], uno de los primeros organismos de la administración central del estado que instauraría el sistema de pagar a cada trabajador sesenta centavos de cuc diarios, en sustitución de subvencionar el almuerzo obrero.

“Al principio la gente se alegró porque en total eran trece cuc mensuales, además del salario, pero en la práctica comprobamos que la cuenta no daba ni a empujones”, relató Peñate, y se pregunta qué trabajador almuerza decentemente con sesenta centavos de cuc en la red de servicios estatales de gastronomía, aunque concuerda en que tampoco alcanza para recurrir todos los días a negocios particulares. Dos veces a la semana se permite el lujo de comprar almuerzos clandestinos, siempre el menú más barato.

“El resto me las arreglo con una pizza de diez pesos o traigo un tentempié de la casa”, dijo Peñate.

Elaborar almuerzos clandestinos, aunque es un negocio discreto, no está exento del asedio de inspectores estatales quienes, a criterio generalizado entre la población, viven del soborno.

“Ellos [los inspectores] se apuestan generalmente en las ferias de artesanos o de trabajadores por cuenta propia, en horario de almuerzo. A veces te multan o te piden un almuerzo, que yo siempre llevo de más”, narró Neida Chaviano.

En su experiencia de diez años elaborando almuerzos clandestinos, afirma, no solo se necesita cuidarse de los inspectores estatales.

“Sino además de los chivatos en la cuadra. Una vez me mandaron a salud pública y la ONAT porque yo no cumplía los requisitos en mi casa para elaborar alimentos ni tampoco tenía licencia para ello”, dijo Chaviano.

Chaviano asegura que lo único que ha logrado con las ganancias de este negocio es arreglar el baño y la cocina de su vivienda.

Vea todas las noticias de hoy

“Estoy a punto de explotar”, confiesa influencer cubana en video que se ha hecho viral

La youtuber cubana Clau Tropiezos. (Captura de video/YouTube)

Se hace llamar Clau Tropiezos y el video que recientemente publicó en su canal de YouTube bajo el título “Cuba duele”, se ha hecho viral en las redes sociales.

De espaldas a la cámara, la muchacha camina por las calles de una ciudad, La Habana, de improvisados apuntalamientos, puertas y ventanas desvencijadas, paredes rotas, montones de basuras y escombros que la cámara, siguiendo a Clau, capta al azar mientras la influencer desgrana su monólogo.

“Este video no era, para nada, planificado, de hecho, no disfruto haciendo este tipo de video, pero necesito contar, necesito hablar, porque estoy a punto de explotar a riesgo de todo lo que me pueda pasar por cada una de mis palabras.

"Siento que este país ha acabado con mi juventud, con la mía y con la de montones de jóvenes”, dice, y da rienda suelta a un largo rosario de sueños no realizables para los cubanos.


Clau Tropiezos se muestra asombrada del impacto que su necesidad de sincerarse ha causado entre sus seguidores: “Creo que les llegó el sentimiento real que tenía y que tengo, y que tendré, porque, a la verdad, que la situación que está viviendo mi país es bien triste”.

La youtuber menciona en su video todas esas carencias y situaciones de crisis que los cubanos se ven imposibilitados de resolver en su propio país, por lo que muchos deciden emigrar.

“El cubano no se reúne cada año con su familia, sino que se despide de cada una de ellas, porque siempre hay alguien que se va. Siempre hay alguien que lo logró y que, aunque te duele en el alma verle partir, te pones feliz, porque sabes que estará mejor ‘allá’, donde quiera que vaya”, dice.

Añade que, además, "el cubano se alza y recibe palos; el cubano exige sus derechos y recibe apagón y miseria”.

En otro video explica que, cuando publicó "Cuba duele", “ni siquiera habían sucedido las explosiones de Matanzas”, aludiendo al siniestro que arrasó con la base de almacenamiento de combustible ubicada en la zona industrial de esa ciudad.

Clau explica que le hubiera gustado realizar otro video hablando del desastre ocurrido en la que, años, muchos años atrás, fuera bautizada como “La Atenas de Cuba”, pero no puede: “Es que no tengo fuerzas para seguir hablando de tristezas y de todo lo que está sucediendo”, alega la joven.

Para finalizar su video, Clau escoge las palabras de una amiga que ella decide hacer suyas porque, asegura, reflejan enteramente su estado de ánimo:

“Odio que por culpa de la ineptitud de los que dirigen este país, no pueda hacer planes de futuro con las personas que quiero; tenga que extrañar a otras tantas, sin saber si las volveré a ver en algún momento.

Odio que haya tantos fingiendo estar ciegos y culpando a un bloqueo imaginario.

Odio tener que escribir estas palabras con miedo a que tengan consecuencias negativas.

Odio ver la inhumana forma en la que viven tantas familias en mi país.

Odio que no tengamos ni voz, ni voto”.

(Con reporte de Salvador Blanco para Radio Televisión Martí)

Detienen a 18 balseros cubanos en Marquesas Key; más de 4 mil se han lanzado al mar para llegar a EEUU

Embarcación rústica a unas 30 millas al suroeste de Marquesas Key, Florida, el 8 de junio de 2022.

Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos detuvieron el miércoles a un grupo de 18 inmigrantes cubanos que arribaron en un bote a Marquesas Key, en la Florida.

De acuerdo a la información publicada por el jefe del Sector de Miami, Walter Slosar, a través de su cuenta de Twitter, los cubanos que llegaron a Marquesas Key hicieron la travesía marítima en una embarcación de madera, llegando hasta la isla deshabitada que se ubica al oeste de Cayo Hueso.


El mensaje agregó que la operación estuvo a cargo de integrantes de la Guardia Costera de Estados Unidos y posteriormente fueron entregados a la Patrulla Fronteriza.

El número de balseros cubanos interceptados por las autoridades estadounidenses desde el 1 de octubre pasado sobrepasó este fin de semana los 4 mil, con la detención de 187 migrantes de la isla cerca de los Cayos de la Florida.

La Guardia Costera divulgó un video mensaje en español, dirigido a Cuba, República Dominicana y Haití, donde una vez más advirtió del peligro de atravesar el Caribe para llegar a EEUU y advirtió a los posibles inmigrantes que de intentarlo, serán repatriados a sus países de origen.

El teniente comodoro Kaleb Pérez, oficial del Séptimo Distrito de la Guardia Costera, dijo que varias agencias federales mantienen patrullas aéreas y de superficie en el Caribe, incluidos el Estrecho de Florida, el Paso de Barlovento y el Paso de Mona.

Esta semana, el Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) publicó también la cifra de cubanos que entraron a Estados Unidos de forma irregular por los puntos fronterizos de EEUU desde el 1 de octubre pasado hasta el 1 de agosto: un total de 177.848 inmigrantes, la mayoría lo hizo desde México.

Empeora salud del preso político Andy García Lorenzo (VIDEO)

Andy García Lorenzo junto a su madre, cuando salió de prisión. (Foto: Facebook)

La salud del preso político, Andy García Lorenzo continúa deteriorándose, al punto de que tuvo que ser traslado al hospital, casi desmayado, denunció su hermana, Roxana García Lorenzo, en un video publicado en Facebook.

El joven estaba comiendo hace unos días y comenzó a sentirse mal. Acto seguido presentó vómitos y diarrea, más de 6 veces continuas en menos de media hora, detalló su hermana con gran preocupación.

El preso político tuvo que ser llevado en ambulancia al hospital debido a su grave situación, sin embargo, las autoridades del penal tardadaron más de 6 horas para concretar el traslado. "Lo motaron en la ambulacia los mismos reclusos. Nadie (los guardias) lo ayudó, y ahora los reclusos están en riesgo de que los manden a otro campamento", denunció la joven.


"Se le viró la boca, la lengua se le viró para atrás, estaba sin fuerzas para levantarse", contó el joven a su hermana. Le dijo, además, que por un momento "sentía que se iba a morir" de lo mal que estaba.

Roxana criticó que el régimen cubano no avisó a la familia sobre la enfermedad del reo, ni de que fue trasladado al hospital. Además, condenó que el régimen no permitió que los familiares le lleven medicamentos ni comida.

Debido a su enfermedad, el joven debe consumir unos medicamentos, a los cuales no tiene acceso, y una dieta en específico que el penal no propociona, y como consecuencia, Andy lleva dos días sin comer.

"No puede comer embutidos ni pan", dijo la hermana del preso político, y añadió que "ni sales de hidratacion tiene, se tomó la última".

A pesar de las amenazas del régimen cubano y los procesos en contra de algunos familiares de Andy, solamente por protestar y exigir la liberación del joven, García Lorenzo dijo que no iba a dejar de levantar la voz por su hermano, ni de exigir la atención necesaria que requiere su estado.

"Lo que han hecho con él (tendrá) un costo político, no nos vamos a callar", denunció.

En este momento, el manifestante del 11J se encuentra aislado en la enfermería, confirmó su hermana.

García Lorenzo, de 24 años, fue condenado a cuatro años de prisión el pasado 10 de enero, junto a otros 15 manifestantes que salieron el 11 de julio de 2021 a las calles en Santa Clara, Villa Clara, y otras partes del país. Tras una modificación de sentencia, fue enviado a finales de julio pasado al campamento de trabajo correccional El Yabú, en esa provincia.

“Tenemos tanta hambre que hasta nos comimos el miedo”, rezan carteles en Washington, DC, sobre presos del 11J

Uno de los carteles que denuncia la situación de los derechos humanos en Cuba en una calle de la capital estadounidense.

El Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos colocó varios letreros en distintos lugares de Washington, D.C. para crear conciencia sobre el hecho de que más de 700 personas han sido privadas de su libertad en Cuba por ejercer su derecho a la libertad de expresión en las protestas del 11 de julio del 2021.

Los carteles llevan una foto de las manifestaciones y rezan: “Tenemos tanta hambre que hasta nos comimos el miedo”. También incluyen las cifras de detenidos durante las manifestaciones antigubernamentales y llevan la etiqueta #PresosPorQué.

“Setecientas personas están arbitrariamente detenidas todavía. Entonces armamos esta campaña… para hacer un poco de ruido sobre la situación de estas personas privadas de su libertad por motivos politicos”, declaró a Radio Televisión Martí Christina Fetterhoff, directora de programas del Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos.


En el aniversario de las manifestaciones del 11 de julio, el Instituto colocó un mensaje similar en un camión que estacionó frente a la Embajada Cubana en Washington, y durante la Cumbre de las Américas, que se realizó en junio en Los Angeles, colocó dos vallas con la misma información en el centro de la ciudad y la carretera que va al aeropuerto de la ciudad californiana.

“Esperamos visibilizar la situación de esta problemática en Cuba, tanto con el público en general (...) como con actores claves: los miembros del Congreso estadounidense y representantes de organizaciones internacionales y regionales que tienen su sede aquí, en Washington”, dijo Fetterhoff.

Señaló, además, que colocaron “los anuncios cerca de la Embajada de Cuba, también para enviar un mensaje a la representación diplomática, para que sepa que hay actores internacionales que están velando por las vidas y el bienestar de esas personas encarceladas”.

El grupo también ha colocado anuncios virtuales sobre la situación de derechos humanos en Cuba que aparecen en YouTube y otras redes sociales.

El Instituto sobre Raza, Igualdad es una organización internacional no gubernamental de defensa y protección de los derechos humanos con sede en Washington, D.C.

Luis Manuel Otero Alcántara sigue aislado en prisión y aquejado de calambres en manos y pies

Luis Manuel Otero Alcántara, activista de los derechos humanos e impulsor del Movimiento San Isidro, en una imagen de Archivo. (Facebook).

El preso político y líder del Movimiento San Isidro (MSI), Luis Manuel Otero Alcántara, denunció vía telefónica desde la prisión de máxima seguridad de Guanajay que continúa aislado en una celda con fuertes calambres en las manos y pies.

En comunicación con Claudia Genlui, el activista contó que su salud sigue deteriorándose, agregando a los síntomas que presenta fuertes calambres en las extremidades de su cuerpo. "Más que nada, cuando se apoya o hace un gesto", explicó a Radio Televisión Martí la activista exiliada Yanelis Nuñez, integrante del MSI.

Declaraciones de la activista Yanelis Nuñez
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:29 0:00

El opositor ha realizado tres huelgas de hambre exigiendo su liberación. Otero Alcántara, recluido desde el 11 de julio de 2021, a raíz de las manifestaciones antigubernamentales que sacudieron al país ese día, reveló que continúa en una celda tapiada donde no le entra la luz del sol.

En la última visita familiar, se conoció que el activista fue víctima de una agresión por parte de un preso común, demostrando la situación en riesgo en la que se encuentra.

Otero Alcántara fue condenado a cinco años de prisión "en un juicio amañado" dijeron testigos. En varias oportunidades, el régimen cubano ha ofrecido al activista su libertad a cambio del exilio forzado, una opción que se niega a aceptar.

El artista es considerado "prisionero de conciencia" por Amnistía Internacional y la Revista Time lo nombró como "una de las personas más influyentes del mundo" en 2021.

Cargar más

XS
SM
MD
LG