Enlaces de accesibilidad

Cuba

A 30 años del fusilamiento de Ochoa: "Fue un asesinato judicial para silenciarlos"

El general Arnaldo Ochoa (derecha) y el coronel Antonio de la Guardia.

Al cumplirse este sábado 30 años exactos del fusilamiento en La Habana del general Arnaldo Ochoa, el coronel Antonio de la Guardia, el mayor Amado Padrón y el capitán Jorge Martínez, un jurista cubano exiliado reduce a una ecuación simple la llamada Causa Número 1 de 1989, que además llevó a la cárcel a una docena de oficiales del Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas.

“Fue un asesinato judicial, y un asesinato judicial solamente se justifica para silenciar a alguien”, dice el jurista Miguel Fernández-Díaz. “A los que creían que estaban trabajando para el Comandante en Jefe les perdonaron la vida. Pero a los que sabían a ciencia cierta que estaban trabajando para el Comandante en Jefe, a esos había que silenciarlos”.

Martínez, ayudante personal de Ochoa, había viajado a Colombia con pasaporte falso para reunirse con el líder del Cartel de Medellín, Pablo Escobar. Entre los altos oficiales que fueron a la cárcel está el general Patricio de la Guardia, hermano gemelo de Antonio y cuya sentencia de 30 años expiró hace un mes. Pero no hay confirmación de que ya esté libre.

Ileana de la Guardia y su padre, el coronel Tony de la Guardia, fusilado por la "sentencia" de un Tribunal Militar que ratificó en pleno el Consejo de Estado de Cuba en julio de 1989.
Ileana de la Guardia y su padre, el coronel Tony de la Guardia, fusilado por la "sentencia" de un Tribunal Militar que ratificó en pleno el Consejo de Estado de Cuba en julio de 1989.

“Es muy triste… fue un proceso arbitrario, y eso lo confirmó una comisión investigadora de Naciones Unidas”, dice desde su exilio en París Ileana de la Guardia, hija del coronel Antonio de la Guardia.

A su padre y a Ochoa los condenaron, afirma ella, por pensar y por decir que en Cuba se debía aplicar la misma apertura que estaban haciendo los soviéticos, y recuerda que Ochoa ni siquiera estaba en el país mientras se cometían los delitos de narcotráfico que les imputaron. A su tío Patricio lo sentenciaron, asegura, por no delatar a su hermano.

“Cuando el Tribunal de Honor les quitó sus grados militares y sus uniformes, ya eran civiles”, añade, en referencia al primero de los dos procesos a que fueron sometidos. “Y el Código Penal cubano no contempla la pena de muerte para civiles por delito de narcotráfico”.

De izq. a der. el General Arnaldo Ochoa, el General Senén Casas, Fidel Castro, General Rafael del Pino, el General Chileno Anaya Castro y Victor Drake el jefe de la Dirección Política del MINFAR.
De izq. a der. el General Arnaldo Ochoa, el General Senén Casas, Fidel Castro, General Rafael del Pino, el General Chileno Anaya Castro y Victor Drake el jefe de la Dirección Política del MINFAR.

Ni siquiera como militares podían haberlos condenado a la pena capital, asegura Fernández-Díaz, e indica que la decisión del Tribunal de Honor era más administrativa que legal.

“Nunca debieron aplicarles la pena de muerte porque ninguno de los delitos por los que podían acusarlos, desde tráfico de drogas hasta malversación, contemplaba la pena de muerte”, explica Fernández-Díaz. “Tuvieron que irse por el lado de que habían cometido actos hostiles contra otros países, y darle una vuelta a la ley para justificar la sentencia”.

Entonces, recuerda el jurista, estaba vigente el Código Penal de 1987, cuyo Artículo 110 decía textualmente: “El que, sin autorización del gobierno, efectúe alistamientos u otros actos hostiles a un Estado extranjero, que den motivo al peligro de una guerra o a medidas de represalias contra Cuba, o exponga a los cubanos a vejaciones o represalias en su persona o bienes o a la alteración de las relaciones amistosas de Cuba con otro Estado, incurre en privación de libertad de cuatro a diez años”.

El tribunal de honor militar que juzgó a Arnaldo Ochoa.
El tribunal de honor militar que juzgó a Arnaldo Ochoa.

Un segundo inciso del mismo artículo subrayaba que si los actos hostiles desataban la guerra o represalias contra Cuba, la sanción sería “privación de libertad de diez a veinte años, o muerte”.

Supuestamente, las acciones de apoyo al narcotráfico de los “encartados”, como los llamaba el fiscal Juan Escalona Reguera –usando términos que parecían citas del conocido programa humorístico La Tremenda Corte--, pusieron a Cuba en peligro de guerra con Estados Unidos, Colombia, México y Panamá.

Pero no hubo guerra ni represalias. Lo que sí hubo fueron evidencias de que era necesario justificar a toda costa la aplicación de ese inciso capital. Por ejemplo, cuando Escalona dijo que por culpa de los encartados sobre el país estaba cayendo una “lluvia de injurias, de infamias, de mentiras [vertidas] por las agencias de prensa imperialistas", observa el jurista.

Si Martínez hubiese sido capturado y presentado a la opinión pública internacional después de reunirse con Pablo Escobar, “sobre la revolución habría caído una infamante lluvia de calumnias muy difíciles de desmentir", aseguró el fiscal en otro momento.

El general Arnaldo Ochoa mientras era juzgado
El general Arnaldo Ochoa mientras era juzgado

​“La traición que sí estaba contemplada en el Código era por rebelión y sedición, pero como no podían acusarlos de eso tuvieron que torcer la ley con lo de los actos hostiles a otros estados”, indica Fernández-Díaz. “Los propios juristas dentro de Cuba estaban furiosos con el proceso; era un procedimiento elemental, porque la conducta de los acusados no se ajustaba a lo que en Derecho se conoce como el tipo penal”.

Por si fuera poco, la máxima jerarquía y las plataformas de propaganda del régimen no escatimaron sus propias “crónicas de una muerte anunciada”. Por ejemplo, el general Raúl Castro contó cómo, en vísperas del proceso, había llorado de tristeza pensando en Ochoa y, sobre todo, en sus hijos.

¿Por qué los hijos?

Semanas antes del juicio, el 22 de junio de 1989, el periódico Granma blandía la espada del honor con una frase: “Sabremos lavar de forma ejemplar ultrajes como éste”. Y ya se sabía cuál era el castigo ejemplar preferido por los Castro.

Tampoco faltaron declaraciones de cierta arrogancia dictatorial. Una de las más comentadas fue “el desliz” del fiscal Escalona cuando presumió de que Cuba “mandaba a morir voluntariamente a los cubanos a Angola”.

Y en medio de la unanimidad del Consejo de Estado para respaldar la sentencia del Tribunal Militar hubo una voz que, lejos de interesarse por la vida de un general de mil batallas condecorado como Héroe y las de altos oficiales que durante décadas se encargaron del trabajo sucio del régimen, se preocupaba por la salud del Comandante en Jefe, herida “quién sabe si para siempre” por la imprudencia de los descarriados. Era otro general, Ulises Rosales del Toro, cuyo voto a favor del fusilamiento fue doblemente bochornoso por su condición de militar de carrera.

“Fue el típico asesinato judicial”, subraya Fernández-Díaz, “por una interpretación escandalosamente arbitraria de la ley”.

Vea todas las noticias de hoy

En medio del COVID19 Cuba reporta 2.571 accidentes de tráfico en 8 meses

Accidente de tránsito en Camagüey / Foto de Facebook de Adelante Cuba

Cuba acumula 2.571 accidentes de tráfico entre enero y agosto de 2020 en los que intervinieron mayormente bicicletas, motocicletas y ciclomotores, informó este viernes la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

Un total 96 personas perdieron la vida y otras 1.866 resultaron lesionadas a causa de esos accidentes, que en una tercera parte ocurrieron por no prestar la debida atención al control del vehículo.

El exceso de velocidad, los desperfectos técnicos, los adelantamientos indebidos, conductores que habían bajo los efectos de bebidas alcohólicas y el exceso de pasajeros también se consideran entre las otras causas de mayor incidencia.

No obstante, la Comisión de Seguridad Vial indicó que los tres indicadores principales de la accidentalidad -accidentes, muertos y lesionados- disminuyeron en todas las provincias, excepto en la central Sancti Spíritus, de acuerdo con un reporte de la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Los accidentes de tráfico representan desde hace varios años la quinta causa de muerte en Cuba, donde se reporta uno cada 55 minutos, fallece una persona cada 15 horas y hay un lesionado cada hora y 15 minutos, de acuerdo a estadísticas de la Dirección de Tránsito de la isla.

El año pasado fueron notificados más de 7.800 accidentes de tráfico en Cuba, que dejaron 5.735 lesionados y 490 fallecidos, según datos oficiales.
Otro factor que incide en el alto índice de accidentes viales es el mal estado de las carreteras y la avanzada edad de muchos de los vehículos en circulación -con más de 20 años y muchos más de 60- y su precario mantenimiento.

(Con información de la agencia EFE)

COVID-19 en Cuba: 51 casos nuevos y 2 fallecidos

CORONAVIRUS-CUBA

El Ministerio de Salud (MINSAP) de Cuba, que ofrece las cifras del día anterior, confirmó este sábado 51 casos nuevos de coronavirus y dos nuevas muertes, en medio de una segunda ola de la enfermedad que continúa elevando los contagios en La Habana, donde pronto se cumplirán tres semanas de fuertes restricciones para controlar el virus.

De los 51 casos de este sábado, 48 son cubanos y tres extranjeros residentes (un jamaicano, una venezolana y un indio). En seis no se precisa la fuente de infección y 48 son contactos de otros positivos.

Con los nuevos contagios, la cifra de infectados en la Isla asciende a 5.055.

El Ministerio de Salud informó hoy la cifra de fallecidos en 113, al producirse 2 nuevos decesos en la jornada previa. Ambos eran ciudadanos cubanos; un varon de 80 años de edad residente de Ciego de Avila y otro varón de 49 años de edad residente de Antilla en la provincia de Holguín.

La provincia central de Ciego de Ávila, que es en la actualidad la región cubana de mayor incidencia del virus por habitante, no detectó nuevos positivos, de acuerdo al parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la isla.

Otros datos en el reporte son los siguientes:

* 656 casos positivos activos
* 2.001 pacientes ingresados en hospitales para vigilancia médica epidemiológica.
* 13 pacientes en estado grave y 5 en estado crítico

Los casos vigilados en atención primaria de salud no han sido reportados desde el lunes 10 de agosto, cuando el número sobrepasaba los 11 mil.

Entre los nuevos fallecidos (dos cubanos de 80 y 49 años), uno residía en ese territorio y el otro en la oriental Holguín, que reportó tres casos recientemente después de meses sin contagios. En total, Cuba acumula 113 muertes por el virus. Se encuentran activos 656 pacientes - el 13 % del total de positivos-, de ellos cinco críticos, trece graves y el resto sin complicaciones.

Estas cifras son las informadas por el régimen de Cuba y no han podido ser constatadas por instituciones internacionales independientes.

Cuba trató de manipular al Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Mauricio Claver-Carone

Las cosas no van bien para el Socialismo del Siglo XXI. Esa es otra mala noticia para Cuba. La estrategia contra Mauricio Claver-Carone, el electo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue formulada por los experimentados operadores del Ministerio del Interior cubano, el tristemente famoso MININT. Querían castigarlo a cualquier costo.

Alberto Fernández, presidente de Argentina, y Andrés Manuel López Obrador –AMLO para sus amigos y enemigos-, el mandamás de México, se prestaron para ello. Quisieron dilatar la elección del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para que no nombraran al cubanoamericano Mauricio Claver-Carone.

El MININT le disparó todo su arsenal a Claver-Carone. ...


No pudieron. Como ambos tienen buena información, suministrada por sus embajadas y por el MININT cubano, pensaban que Joe Biden tenía unas magníficas posibilidades de ganar las elecciones del 3 de noviembre. “Muerto el perro (Trump), terminará la rabia washingtoniana pro Claver Carone”, solían decir los agentes sotto voce.

¿En qué se equivocaron? Sencillo: el circuito La Habana-Caracas-Managua carece de recursos (se los han robado todos) y Lula da Silva, Evo Morales y Rafael Correa, los apóstoles del “Socialismo del Siglo XXI”, han sido condenados por peculado y fraude. En el caso del boliviano, además, pende sobre Evo la fea acusación de pedofilia y estupro.

Es una corriente de pensamiento afortunadamente liquidada o muy débil. Gustavo Béliz, el economista argentino que Alberto Fernández se había sacado de la manga tras pedírselo La Habana por medio de Cristina F. Kirchner, ni siquiera tuvo el apoyo de los países del Mercosur. Brasil, Uruguay y Paraguay votaron a favor del cubanoamericano, no sólo porque era un buen abogado con experiencia en la banca internacional, sino porque les parecía ridículo el argumento de que “no era un latinoamericano”.

Era como oponerse a Luis Alberto Moreno, el anterior presidente del BID, porque había nacido y estudiado en Estados Unidos. O a Enrique Iglesias, un gran funcionario, porque nació en España (es asturiano) –también expresidente del BID- y ostentaba la doble nacionalidad (uruguaya y española). Circunstancia que le fue muy útil para ocuparse de las “Cumbres Iberoamericanas” cuando abandonó la presidencia del BID y se radicó en Madrid.

Lo asombroso es que cayeran en la trampa urdida por el MININT dos políticos experimentados como Patrick Leahy, senador de Vermont (un viejo conocido de los handlers cubanos, aunque él no lo sepa), y Josep Borrell, una especie de Ministro de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, miembro prominente del PSOE, anticomunista y antinacionalista de la cuerda de Felipe González.

El MININT le disparó todo su arsenal a Claver-Carone. Primero, el senador Leahy, vicepresidente del “Comité de Asignaciones del Senado”, amenazó veladamente en oponerse a entregar los fondos de capitalización que presta Estados Unidos por medio del BID. No surtió efecto.

Después los operadores del siniestro organismo consiguieron que seis expresidentes iberoamericanos firmaran una carta feroz contra Claver-Carone, en la que se hablaba de la “dignidad” latinoamericana, supuestamente herida por ese nombramiento, y se pedía el aplazamiento hasta marzo de la selección del nuevo presidente del BID. Tampoco les hicieron caso.

Por último, lograron que Borrell que, por lo demás es un hombre sensato, involucrara a la Unión Europea -lo que no cayó nada bien en la Institución- en la estrategia para impedir que el cubanoamericano fuera elegido como presidente de la entidad clave en el desarrollo latinoamericano.

¿Por qué ese empeño del MININT en destruir a Claver-Carone? Porque no le perdonan que utilizara sus destrezas de abogado bancario para ayudar a localizar a los ladrones venezolanos de fondos públicos. O que siguiera la pista de las desvergüenzas de Odebrecht en media América, incluido el Puerto de Mariel, donde se robaron y repartieron 201 millones de dólares, más del 20% de la inversión brasileña desembolsada. Y, obviamente, porque lo señalan de ser el dedo acusador detrás de la cascada de sanciones que les han caído a numerosos pillos latinoamericanos.

Afortunadamente, si las elecciones las ganan los demócratas de Biden, como provisionalmente apuntan las encuestas, van a continuar las sanciones. Es, como se supone que sea la política exterior: una estrategia bipartidista. No debe olvidarse que el 9 de marzo de 2015, el presidente Barack Obama comenzó la era de las sanciones cuando les revocó la visa a siete funcionarios venezolanos cercanos a Maduro.

En esa oportunidad Obama declaró que Venezuela era una “amenaza inusual”, sin advertir la incongruencia de, simultáneamente, restablecer relaciones con Cuba, que era el poder detrás del trono. Venezuela sigue siendo una amenaza inusual no sólo para Estados Unidos sino para sus vecinos latinoamericanos, como no se cansan de denunciar los congresistas demócratas y republicanos del sur de la Florida. Continuará, pues, el acoso.

Veteranos de Bahía Cochinos respaldan a Trump para frenar el socialismo

Emblema de la Brigada 2506

Los exiliados cubanos que participaron en 1961 en una invasión contra la dictadura comunista de Cuba para sacar del poder a Fidel Castro anunciaron este viernes su respaldo oficial al presidente Donald Trump en las próximas elecciones como garantía de que frenará los intentos de transformar a EEUU en un "estado socialista".

En un acto celebrado en el Museo de la Asociación de la Brigada 2506 en La Pequeña Habana de Miami, Mercedes Schlapp, asesora para Comunicaciones Estratégicas de la campaña de Trump, recibió la carta en la que los excombatientes de Bahía de Cochinos le comunican al presidente su decisión de renovar el apoyo que le dieron en 2016.

Medio centenar de personas asistieron al acto celebrado en el museo plagado de recuerdos de la operación militar que tuvo el apoyo de la CIA.

En este mismo lugar estuvo Trump en octubre de 2016, en la recta final de la campaña que lo llevó a la Presidencia tras vencer a landemócrata Hillary Clinton.

Fue la primera vez que los excombatientes de Bahía Cochinos (en Cuba conocida como Playa Girón) tomaron partido en unas elecciones presidenciales de EEUU en 55 años.

"Nos sentimos honrados de respaldar la candidatura del presidente Donald Trump para un segundo mandato", dijo Johnny López de la Cruz, actual presidente de la Brigada 2506.

Asistentes al acto en el Museo de la Brigada 2506
Asistentes al acto en el Museo de la Brigada 2506


Mercedes Schlapp agradeció el respaldo de la Brigada 2506 y subrayó: "Vivimos un momento crítico en que cada voto cuenta".Trump y el candidato demócrata Joe Biden están virtualmentenempatados en Florida, según las últimas encuestas de intención denvoto.

En la carta entregada hoy a Schlapp, López de la Cruz expone que le dan su respaldo al presidente republicano por haber cumplido sus promesas de la campaña de las elecciones de 2016 y porque sunplataforma política y económica "está en línea con las creencias" densu organización.

Arrestan a coordinador de UNPACU en Alto Songo tras allanamiento de su casa

Allanan la casa del activista Yordanys Labrada Tellez Foto cortesía de Arianna Avila

Oficiales de la Seguridad del Estado y de la Policía en el municipio de Alto Songo, en Santiago de Cuba, allanaron la vivienda del matrimonio opositor Yordanys Labrada Téllez, coordinador de esa organización en la localidad y su esposa Arianna Ávila, ambos promotores de Cuba Decide.

Las autoridades presentaron una orden de registro y dijeron que estaban buscando documentos que se utilizan para "propagandas contrarrevolucionarias" dijo Ávila a Radio Televisión Martí.

Allanan la vivienda de matrimonio opositor en Alto Songo
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:16 0:00

En presencia de los hijos del matrimonio lo registraron todo, ocuparon un disco duro, algunos documentos que teníamos de Cuba Decide y dos teléfonos y luego se lo llevaron "sin decir para dónde ni nada", relató.

La activista considera que en los últimos días su familia han sido sometida a acoso permanente y agregó que en su caso esta semana fue detenida al salir de una tienda en La Maya y la mantuvieron por siete horas bajo amenazas y le ocuparon su teléfono.

"Me decían que me tenían allí por sospechas pero nunca dijeron que tipo de sospechas", agregó.

Cargar más

XS
SM
MD
LG