Enlaces de accesibilidad

Cuba

A 30 años del fusilamiento de Ochoa: "Fue un asesinato judicial para silenciarlos"

El general Arnaldo Ochoa (derecha) y el coronel Antonio de la Guardia.

Al cumplirse este sábado 30 años exactos del fusilamiento en La Habana del general Arnaldo Ochoa, el coronel Antonio de la Guardia, el mayor Amado Padrón y el capitán Jorge Martínez, un jurista cubano exiliado reduce a una ecuación simple la llamada Causa Número 1 de 1989, que además llevó a la cárcel a una docena de oficiales del Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas.

“Fue un asesinato judicial, y un asesinato judicial solamente se justifica para silenciar a alguien”, dice el jurista Miguel Fernández-Díaz. “A los que creían que estaban trabajando para el Comandante en Jefe les perdonaron la vida. Pero a los que sabían a ciencia cierta que estaban trabajando para el Comandante en Jefe, a esos había que silenciarlos”.

Martínez, ayudante personal de Ochoa, había viajado a Colombia con pasaporte falso para reunirse con el líder del Cartel de Medellín, Pablo Escobar. Entre los altos oficiales que fueron a la cárcel está el general Patricio de la Guardia, hermano gemelo de Antonio y cuya sentencia de 30 años expiró hace un mes. Pero no hay confirmación de que ya esté libre.

Ileana de la Guardia y su padre, el coronel Tony de la Guardia, fusilado por la "sentencia" de un Tribunal Militar que ratificó en pleno el Consejo de Estado de Cuba en julio de 1989.
Ileana de la Guardia y su padre, el coronel Tony de la Guardia, fusilado por la "sentencia" de un Tribunal Militar que ratificó en pleno el Consejo de Estado de Cuba en julio de 1989.

“Es muy triste… fue un proceso arbitrario, y eso lo confirmó una comisión investigadora de Naciones Unidas”, dice desde su exilio en París Ileana de la Guardia, hija del coronel Antonio de la Guardia.

A su padre y a Ochoa los condenaron, afirma ella, por pensar y por decir que en Cuba se debía aplicar la misma apertura que estaban haciendo los soviéticos, y recuerda que Ochoa ni siquiera estaba en el país mientras se cometían los delitos de narcotráfico que les imputaron. A su tío Patricio lo sentenciaron, asegura, por no delatar a su hermano.

“Cuando el Tribunal de Honor les quitó sus grados militares y sus uniformes, ya eran civiles”, añade, en referencia al primero de los dos procesos a que fueron sometidos. “Y el Código Penal cubano no contempla la pena de muerte para civiles por delito de narcotráfico”.

De izq. a der. el General Arnaldo Ochoa, el General Senén Casas, Fidel Castro, General Rafael del Pino, el General Chileno Anaya Castro y Victor Drake el jefe de la Dirección Política del MINFAR.
De izq. a der. el General Arnaldo Ochoa, el General Senén Casas, Fidel Castro, General Rafael del Pino, el General Chileno Anaya Castro y Victor Drake el jefe de la Dirección Política del MINFAR.

Ni siquiera como militares podían haberlos condenado a la pena capital, asegura Fernández-Díaz, e indica que la decisión del Tribunal de Honor era más administrativa que legal.

“Nunca debieron aplicarles la pena de muerte porque ninguno de los delitos por los que podían acusarlos, desde tráfico de drogas hasta malversación, contemplaba la pena de muerte”, explica Fernández-Díaz. “Tuvieron que irse por el lado de que habían cometido actos hostiles contra otros países, y darle una vuelta a la ley para justificar la sentencia”.

Entonces, recuerda el jurista, estaba vigente el Código Penal de 1987, cuyo Artículo 110 decía textualmente: “El que, sin autorización del gobierno, efectúe alistamientos u otros actos hostiles a un Estado extranjero, que den motivo al peligro de una guerra o a medidas de represalias contra Cuba, o exponga a los cubanos a vejaciones o represalias en su persona o bienes o a la alteración de las relaciones amistosas de Cuba con otro Estado, incurre en privación de libertad de cuatro a diez años”.

El tribunal de honor militar que juzgó a Arnaldo Ochoa.
El tribunal de honor militar que juzgó a Arnaldo Ochoa.

Un segundo inciso del mismo artículo subrayaba que si los actos hostiles desataban la guerra o represalias contra Cuba, la sanción sería “privación de libertad de diez a veinte años, o muerte”.

Supuestamente, las acciones de apoyo al narcotráfico de los “encartados”, como los llamaba el fiscal Juan Escalona Reguera –usando términos que parecían citas del conocido programa humorístico La Tremenda Corte--, pusieron a Cuba en peligro de guerra con Estados Unidos, Colombia, México y Panamá.

Pero no hubo guerra ni represalias. Lo que sí hubo fueron evidencias de que era necesario justificar a toda costa la aplicación de ese inciso capital. Por ejemplo, cuando Escalona dijo que por culpa de los encartados sobre el país estaba cayendo una “lluvia de injurias, de infamias, de mentiras [vertidas] por las agencias de prensa imperialistas", observa el jurista.

Si Martínez hubiese sido capturado y presentado a la opinión pública internacional después de reunirse con Pablo Escobar, “sobre la revolución habría caído una infamante lluvia de calumnias muy difíciles de desmentir", aseguró el fiscal en otro momento.

El general Arnaldo Ochoa mientras era juzgado
El general Arnaldo Ochoa mientras era juzgado

​“La traición que sí estaba contemplada en el Código era por rebelión y sedición, pero como no podían acusarlos de eso tuvieron que torcer la ley con lo de los actos hostiles a otros estados”, indica Fernández-Díaz. “Los propios juristas dentro de Cuba estaban furiosos con el proceso; era un procedimiento elemental, porque la conducta de los acusados no se ajustaba a lo que en Derecho se conoce como el tipo penal”.

Por si fuera poco, la máxima jerarquía y las plataformas de propaganda del régimen no escatimaron sus propias “crónicas de una muerte anunciada”. Por ejemplo, el general Raúl Castro contó cómo, en vísperas del proceso, había llorado de tristeza pensando en Ochoa y, sobre todo, en sus hijos.

¿Por qué los hijos?

Semanas antes del juicio, el 22 de junio de 1989, el periódico Granma blandía la espada del honor con una frase: “Sabremos lavar de forma ejemplar ultrajes como éste”. Y ya se sabía cuál era el castigo ejemplar preferido por los Castro.

Tampoco faltaron declaraciones de cierta arrogancia dictatorial. Una de las más comentadas fue “el desliz” del fiscal Escalona cuando presumió de que Cuba “mandaba a morir voluntariamente a los cubanos a Angola”.

Y en medio de la unanimidad del Consejo de Estado para respaldar la sentencia del Tribunal Militar hubo una voz que, lejos de interesarse por la vida de un general de mil batallas condecorado como Héroe y las de altos oficiales que durante décadas se encargaron del trabajo sucio del régimen, se preocupaba por la salud del Comandante en Jefe, herida “quién sabe si para siempre” por la imprudencia de los descarriados. Era otro general, Ulises Rosales del Toro, cuyo voto a favor del fusilamiento fue doblemente bochornoso por su condición de militar de carrera.

“Fue el típico asesinato judicial”, subraya Fernández-Díaz, “por una interpretación escandalosamente arbitraria de la ley”.

Vea todas las noticias de hoy

Liberado preso político cubano Elías Pérez Bocourt tras 27 años en la cárcel

Un militar cubano custodia un pasillo de la prisión Combinado del Este, en La Habana. (Archivo)

El preso político cubano Elías Pérez Bocourt fue puesto en libertad el martes tras 27 años en la cárcel en cumplimiento de una condena por intento de abandono del país en una embarcación al este de La Habana en 1992.

Pérez Bocourt fue acusado de los delitos de cómplice de asesinato y piratería, y sentenciado a 30 años en un caso en el que fueron condenados a muerte y ejecutados Luis Miguel Almeida Pérez, de 24 años, y René Salmerón, de 22, acusados de dar muerte a 4 policías.

Durante su encarcelamiento, Pérez Bocourt sufrió numerosas golpizas y vejaciones. Llevó a cabo varias protestas, entre ellas una huelga de hambre con el objetivo de que lo reconocieran como preso político, informó a Diario de Cuba el sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo.

"Lo mantuvieron ocho años en una celda solo y los guardias ordenaban a presos comunes que le lanzaran excrementos por las rejas", dijo el opositor al medio digital.

Según Diario de Cuba otros cubanos que intentaban salir del país en la embarcación también fueron condenados en este caso: Pedro de la Rosa, sentenciado a 15 años; Esperanza Atienzo y Miderglis Ponce, sancionadas a diez y cuatro años, respectivamente, y María Mendoza, a diez años.

Deplora EEUU las restricciones a la libertad de culto en Cuba

"La libertad religiosa es un valor estadounidense fundamental", dijo el Secretario de Estado Mike Pompeo en la Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa el 16 de julio de 2019 en Washington DC. (TWITTER).

La subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, criticó al régimen cubano por no permitir a líderes religiosos participar en un foro sobre religión que se realiza en Washington.

"¿Por qué el gobierno de Cuba evita que líderes religiosos viajen a Washington para asistir a la reunión ministerial de Libertad Religiosa?", fue la pregunta que planteó Breier en Twitter mientras se llevaba a cabo la segunda Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa.

También preguntó "¿Por qué el periodista Ricardo Fernández Izaguirre fue detenido por autoridades cubanas y permanece en la cárcel desde el 12 de julio?"

"El pueblo de Cuba nunca logrará llegar a todo su potencial bajo un gobierno que no respeta las libertades fundamentales y detiene y restringe el movimiento de líderes religiosos y otros valientes defensores de los Derechos Humanos", subrayó la subscretaria de Estado.

El encuentro contó con la presencia de más de mil participantes de diferentes religiones y países.

La meta del encuentro es fortalecer la lucha contra la discriminación religiosa y fomentar la libertad de religión en todo el mundo, explicó Pompeo en su discurso de apertura.

"A pesar de las diferencias entre los participantes, todos cinciden en la necesidad de un pluralismo religioso", indicó Pompeo.

Pompeo dijo que la libertad de culto es un pilar de la sociedad estadoundense, desde su fundación hasta el presente, y que es un derecho universal e inalienable que cuenta con el fuerte apoyo de la administración Trump.

Durante la reunión ministerial, en la cual participaron el secretario de Estado Mike Pompeo y el vicepresidente Mike Pence, se destacó que la supresión de la libertad de culto en Cuba quedó en evidencia este fin de semana, cuando el régimen prohibió la salida de varios pastores.

Los que no pudieron salir de Cuba son Moisés Praga y Alida León Báez, de las Asambleas de Dios y la Liga Evangélica de Cuba; Dariel Yáñez, de la Iglesia Bautista Occidental; Josué Legrá, de la Iglesia Bautista Oriental, y el pastor Alaín Toledano.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:22 0:00

Por su parte Solidaridad Cristiana Mundial se ha unido a la critíca internacional al gobierno de La Habana por no permitir a estos líderes religiosos participar en el evento en Washington, D.C.

La vocera de esta organización con sede en Londres, Kiri Kankhwende, en declaraciones obtenidas por Radio Televisión Martí reconoció que esta acción demuestra que en Cuba nada ha cambiado en la política de control e intimidación de La Habana con los religiosos.

Solidaridad Cristiana Mundial intercede por religiosos cubanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:34 0:00

[Con reportes de Michelle Sagué y Carmen María Rodríguez para Radio Televisión Martí]

La SIP intercede ante Ministro del Interior por periodista detenido en Cuba

Ricardo Fernández Izaguirre, periodista independiente del que activistas informan como 'detenido-desaparecido' por la policía en La Habana. (FACEBOOK).

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) envió este martes una carta al Ministro del Interior de Cuba, Vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo, exigiéndole la liberación del periodista independiente Ricardo Fernández Izaguirre.

María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP y Roberto Rock, presidente de la comisión de Libertad de Prensa e Información del organismo piden en la misiva: “Sr. Ministro del Interior, pedimos la inmediata liberación del periodista Fernández Izaguirre y que se informe sobre la causa de su detención. Mantener a una persona detenida sin debido proceso, sin orden judicial y mantener desinformada y en estado de zozobra a la familia y colegas sobre su paradero constituye una severa violación a los derechos civiles, los derechos humanos y, en este caso, a la libertad de prensa y el libre ejercicio de la profesión”.

Fernández Izaguirre es un comunicador que colabora regularmente con La Hora de Cuba, 14ymedio y el sitio digital de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW, por sus siglas en inglés).

El periodista fue detenido el pasado jueves 12 de julio al salir de la sede de las Damas de Blanco en La Habana, según denunció a Radio Televisión Martí la vocera del grupo de mujeres, Berta Soler Fernández.

En entrevista con este medio, el también periodista independiente Guillermo del Sol dijo que le ha sido imposible comunicarse vía telefónica con Fernández Izaguirre, lo que les hizo saltar todas las alarmas.

En entrevista con Radio Televisión Martí, el periodista Henry Constantín, director de La Hora de Cuba, aseguró que el caso de Fernández Izaguirre “está superando todo lo que se ha visto en los dos últimos años en materia de duración de un arresto, y además desaparición, porque en ningún momento se ha notificado a sus familiares de en qué lugar realmente se encuentra”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:13 0:00

“La SIP ha venido advirtiendo sobre el incremento este año de la represión contra periodistas independientes y la atmósfera de total indefensión jurídica en la que deben trabajar”, concluyó el comunicado.

“A este contrarrevolucionario que le quiten la ropa, a las buenas o a las malas”

Opositor José Díaz Silva, del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR). (FACEBOOK).

El opositor José Díaz Silva denunció que el pasado jueves recibió una fuerte golpiza por parte agentes policiales en el municipio Boyeros, La Habana.

En entrevista con Radio Televisión Martí, Silva dijo que cuando lo pusieron contra la patrulla policial para un registro corporal, un agente vestido de civil le cayó a puñetazos.

“Me cae a puñetazos por las costillas; ya estando esposado, después de la golpiza, porque caí al suelo, perdí el aire… ya dentro de la patrulla ofendía a Raúl castro y a (Miguel) Díaz-Canel, me echan spray. Imagínese, una patrulla cerrada, en esas condiciones y con el spray ese”, describió.

Díaz Silva es presidente del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), ha cumplido varias condenas por motivos políticos y frecuentemente es arrestado por sus actividades públicas en el reparto Porvenir o en Santiago de las Vegas.

Precisamente fue a la unidad policial de Santiago de Las vegas a donde lo llevaron, pero, relató, debieron conducirlo a un policlínico a donde le expidieron un certificado médico por las lesiones que le causaron los agentes.

El sábado, explicó Silva, fue conducido a la unidad de depósito de detenidos conocida popularmente como El Vivac, en Calabazar, en donde lo dejaron hasta el lunes, cuando unos altos oficiales pretendieron – a la fuerza- vestirlo con uniforme de preso.

Los militares, según expresó Díaz Silva, son una mujer y un hombre con grados de mayor del Ministerio del Interior y le habrían dicho: “A este contrarrevolucionario que le quiten la ropa, a las buenas o a las malas”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:03 0:00

Luego de ser liberado el lunes, las autoridades le comunicaron que está acusado de atentado, uno de los delitos que más comúnmente les aplican a opositores para encarcelarlos, junto a los de resistencia, desacato, peligrosidad social o el impago de multas arbitrarias.

[Con entrevista de audio de Ivette Pacheco para Radio Televisión Martí]

Salud de Dama de Blanco continúa deteriorándose en sala de penados

Fotos enviadas desde prisión muestran la afección en la piel de la presa política Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda.

Continúa deteriorándose la salud de la presa política Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda, quien fue trasladada la pasada semana a la sala de penados del antiguo hospital Covadonga, en La Habana.

Cruz Miranda permaneció en un hospital de Ciego de Ávila más de dos meses, sin que mejorara una afección contraída en la prisión de mujeres, donde cumplía su sanción.

Su hija, Clara de las Mercedes Iznaga, quien la visitó este lunes en el hospital, dijo a Radio Televisión Martí que "todavía le sigue la fiebre", presenta vómitos y "la hemoglobina le bajó" a 6.6. Su estado general es débil.

Hija de Dama de Blanco encarcelada teme por deterioro de salud de su madre
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:40 0:00

La visita en el hospital "es como si fuera en la prisión", solo puede visitarla por unas pocas horas cada 10 días, dijo la hija de la Dama de Blanco.

"La vi mal, mal", dijo preocupada.

Cruz Miranda fue sancionada en 2018 a un año y cuatro meses de cárcel bajo el supuesto delito de "amenaza". Comenzó a cumplir la sanción en la prisión de mujeres del Guatao, en La Habana, hasta que fue trasladada a una prisión, en la provincia Ciego de Avila.

Cargar más

XS
SM
MD
LG