Enlaces de accesibilidad

Cuba

Senador Marco Rubio aboga por la libertad de Ferrer

Marco Rubio aboga por la libertad de Ferrer. Foto tomado de Twitter @MarcoRubioCuba.

El senador republicano por la Florida Marco Rubio participa en la campaña de Cuba Decide que exige la libertad de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, y la de todos los presos políticos y de conciencia en la isla.

En su página de Twitter @MarcoRubioCuba, el senador posa con un cartel que reza #FreeFerrer, quien cumplió recientemente 100 días encarcelado.

Cuba Decide impulsa la campaña "100 días/100 voces" que da la posibilidad a todos los cubanos de abogar en las redes sociales por la libertad de todos los prisioneros por causas políticas en la isla.

También en su cuenta de Twitter el senador hizo referencia a la táctica del régimen de Cuba de encarcelar a sus opositores políticos incluyendo a periodistas independientes." ¡Es inconcebible e inhumano que 38,000 personas (encarceladas) “carecen de antecedentes penales” y que sea el país con más presos del mundo! #SomosCautiverio", escribió.

La pasada semana varias personalidades de la política posaron con carteles para exigir la libertad del opositor cubano, retenido en la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, el congresista Mario Díaz-Balart y su hermano, el ex congresista Lincoln Díaz-Balart, ambos republicanos de origen cubano, expresaron en las redes su respaldo.

De igual manera los eurodiputados españoles Hermann Tertsch y Leopoldo López Gil, y la senadora colombiana Paola Holguín respaldaron la iniciativa.

La campaña pide publicar en todas las redes sociales o enviar a los promotores de Cuba Decide un cartel que diga #FreeFerrer (puede ser una hoja escrita a mano).

"Desaparecen" productos básicos de tiendas del interior de Cuba

Tienda en Santiago de Cuba. (Foto: Google Maps/Ronito Xavier)

Varios productos básicos han "desaparecido" de las tiendas de Camagüey y otras localidades del oriente cubano en los últimos tres meses, advirtieron residentes consultados por Radio Martí.

Los productos en falta son considerados "de primera necesidad", dijo la camagüeyana Leidis Tabares, que mencionó entre los "perdidos" el frijol, un alimento "básico" en la mesa del cubano.

Reportan escasez de productos básicos en tiendas del interior de Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00

También es notable la ausencia de artículos de aseo personal, como el papel sanitario y la pasta de dientes, entre otros,. Cuando los venden, las aglomeraciones de personas para comprar semejan "manifestaciones", aseguró Tabares.

TRD en la ciudad de Camagüey. (Foto: Google Maps/Julio César Rodríguez)
TRD en la ciudad de Camagüey. (Foto: Google Maps/Julio César Rodríguez)

En mayo del pasado año, el Ministerio de Comencio Interior de Cuba anunció la regulación y control de la venta de algunas mercancías ante la escasez, pero estas regulaciones no pusieron fin al problema.

Las tiendas de venta por CUC en Mayarí, provincia de Holguín, "están vacías", dijo el activista Confesor Verdecia, que también nota la ausencia del jabón, la pasta de dientes y el champú, entre otros productos.

Con cerca de medio millón de habitantes, la ciudad de Santiago de Cuba enfrenta, además de la escasez de alimentos y productos de aseo, el de la ausencia de combustible para cocinar, agregó Doraiza Correozo.

El azúcar desde noviembre "está perdida, y desde julio no llega la luz brillante [queroseno], y las personas están cocinando con leña", precisó la mujer.

Apenas comienza enero y residentes en diferentes partes de la isla publican en las redes sociales fotos que ilustran la escasez. Desde Santa Clara, el activista Yoel Bravo hizo referencia en su perfil de Facebook a las largas colas para comprar gasolina.

"Continúan las kilométricas colas por falta de combustible en Villa Clara, mientras los dirigentes del régimen Castro Comunista no padecen las necesidades que golpean al sufrido pueblo de Cuba", escribió.

(Incluye reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cubanos reprimidos frente a embajada en Montevideo creen que hay un espía en su grupo

Altercado frente a la Embajada de Cuba en Uruguay.

El grupo de cubanos que intentó manifestarse frente a la embajada de Cuba en Montevideo sospecha que hay un espía en el grupo, según declaró uno de los activistas al diario uruguayo El País.

El pequeño grupo que exigió con carteles un cambio democrático en la isla fue agredido por una turba de simpatizantes del régimen cubano.

Los agredidos han dicho a la publicación que están preparando una denuncia formal para presentarla al Instituto de Derechos Humanos (INDDHH) "con todos los datos".

La protesta fue organizada discretamente desde mensajes en WhatsApp por lo que sospechan que hay alguien infiltrado en el grupo que movilizó a quienes los repudiaron.

"Es un topo que tenemos en el grupo (...) La Embajada siempre tiene gente infiltrada en los grupos de activismo", dijo Lidier Hernández Sotolongo, uno de los organizadores de la manifestación.

"Habíamos planificado esto en un grupo de WhatsApp donde solo somos 21 miembros. Somos los que hemos participado al menos una vez en las manifestaciones que hemos hechos por acá. Ya llevamos un año haciendo activismo. Coordinamos eso, con la idea de que nos dejaran llegar... Se enteraron y nuestro error fue que una vez estando cerca deberíamos haber avisado a la policía", comentó Hernández Sotolongo quien confirmó posteriormente esta información en entrevista concedida a Radio Televisión Martí.

Sospechan que espía se infiltró en grupo de exiliados cubanos en Uruguay
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00


Médicos cubanos exigen fin de ley que les impide ver a sus familias en la isla

No Somos Desertores. Tomado de https://nosomosdesertores.com/

La plataforma No somos desertores, que agrupa a profesionales cubanos exiliados, en su mayoría médicos, convocó a un "tuitazo" el miércoles para denunciar lo que ellos consideran el doble discurso del régimen de la isla sobre el tema de la reunificación familiar.

Según los galenos, La Habana se burla de los profesionales que han abandonado sus misiones en el exterior cuando acusa a la administración Trump de "impedir la reunificación familiar" tras poner fin a los vuelos chárter al interior del país.

En realidad, aseguran, es el régimen cubano el que impide el reencuentro de la familia cuando niega la entrada a la isla durante ocho años a los profesionales que decidieron escoger el camino de la libertad y abandonar las misiones en las que trabajaban en el exterior.

La doctora Yesey Poll Zamora, quien abandonó la misión médica del régimen en Venezuela en el 2012, afirmó que el "señor (canciller cubano) Bruno Parrilla está muy afectado por las medidas que tomó la administración Trump con respecto a los vuelos chárter para Cuba", pero que era hora de recordarle que eran los médicos cubanos quienes han sido víctimas de la ley absurda impuesta por el gobierno cubano de negarles la entrada al país durante ocho años, como castigo por haber abandonado sus misiones en el extranjero y ser ahora considerados "desertores".

Zamora añadió que "el señor Bruno se tomó una tacita bastante larga de pesimismo, porque ellos saben perfectamente todo lo que sufrimos nosotros los médicos cubanos que no podemos regresar. (Hay) nietos que no conocen a sus abuelos, no conocen a sus familias en Cuba, precisamente por esa ley absurda que ellos pusieron como medida de escarmiento. Pero es que realmente ese escarmiento no vale porque cada año cada vez más médicos desertaban, decidían ser médicos libres".

La doctora recalcó que "nosotros lo sufrimos diariamente. Si ellos realmente quisieran sentarse a una mesa de diálogo con el exilio, lo primero que tienen que hacer es eliminar, no rebajar, sino quitar la ley (que nos impide regresar al país durante ocho años). Cuando ellos quiten la ley, entonces yo voy a creer que hay un cambio verdadero, que hay un cambio sincero pero, mientras tanto, por favor, que no se rían de nosotros".

Abogados refutan a exjuez: la intromisión oficial en tribunales de Cuba es un hecho

Tribunal Provincial de Granma, en Bayamo. (REUTERS/Desmond Boylan-Archivo)

La intromisión de la Seguridad del Estado, el Partido Comunista y el gobierno en las decisiones de los jueces cubanos es un hecho, y “no es serio” afirmar que sus veredictos a favor del régimen se deban solamente al temor a las represalias, declaró el martes desde La Habana un jurista entrevistado por Radio Martí.

El abogado independiente Julio Alfredo Ferrer Tamayo. Foto Tomada de Cubalex.
El abogado independiente Julio Alfredo Ferrer Tamayo. Foto Tomada de Cubalex.

“Yo fui juez en el Tribunal Popular Municipal de Guanabacoa, luego en la Sala Quinta de lo penal del Tribunal Provincial de La Habana, y luego fui presidente de la Sala Sexta de lo penal de ese Tribunal”, le dijo Julio Ferrer Tamayo al presentador y periodista Tomás Cardoso al poner un ejemplo concreto de esa intromisión.

Lo experimentó personalmente en los primeros años de la década de los 90. Comenzaba el periodo especial, y las personas que querían irse a Estados Unidos eran procesadas por el delito de salida ilegal del país.

“Los expedientes los instruían en Villa Marista, la sede de la Seguridad del Estado”, declara Ferrer Tamayo. “Los funcionarios de Villa Marista iban al tribunal; yo tuve problemas, tuve serias serias confrontaciones porque amedrentaban a los jueces”.

El miedo que sienten los jueces no es absurdo, subraya el jurista independiente a raíz de que el ex presidente del Tribunal Provincial de Villa Clara, Edel González Jiménez, dijera el lunes en Madrid que la autocensura es el único obstáculo para una justicia imparcial en la isla.

“Nunca recibí, en 17 años, ningún tipo de interferencia, ni del Partido ni del gobierno”, declaró González Jiménez. “¿Qué pasa cuando un asunto tiene naturaleza política? Pues entonces hay miedo. Ese temor que tenemos nosotros [los jueces], puede incidir negativamente en que se consiga la justicia”.

El miedo al que él se está refiriendo es el miedo al aparato represivo del régimen, indica Ferrer Tamayo.

“Sobre todo a la Seguridad del Estado, que es la que tiene el control de casi toda la sociedad, de todas las instituciones aquí en el sistema social cubano”, explica.

Ocurre lo mismo con los bufetes colectivos, asegura.

“Bufete colectivo es una dependencia estatal; está creado por el Decreto Ley 81”, dice. “O sea: el Estado creando una entidad <<independiente>>, eso es irracional, no se lo cree nadie. El bufete colectivo depende y lo rige el Ministerio de Justicia”.

En la conferencia de prensa organizada en Madrid por el grupo Prisoners Defenders, se supo que el ex presidente del Tribunal Provincial de Villa Clara, Edel González Jiménez, reside en Perú, y que allí imparte clases en una universidad privada.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:50 0:00

En la entrevista, Ferrer Tamayo le dijo al periodista de Radio Martí que está a disposición de González Jiménez para, si quiere comunicarse con él, darle los argumentos que demuestran por qué el sistema judicial cubano no es independiente y por qué su afirmación no es seria.

Alberto Méndez Castelló
Alberto Méndez Castelló

Para el abogado independiente Alberto Méndez Castelló, las declaraciones del ex presidente del Tribunal Provincial de Villa Clara pudieran deberse a la mala memoria.

“En los años 1979 y 1980, algo así, hubo en Cuba un crecimiento fortísimo de la actividad delictiva, robos con violencia, robos con fuerza –hoy día también están ocurriendo muchos, y dicho sea de paso, la respuesta policial es baja”, declara Méndez Castelló en la conversación con Cardoso.

Fidel Castro dijo entonces en un discurso que el sistema judicial debía prestar más oídos y darle más credibilidad a lo que dijeran las fuerzas policiales.

“Ahora mismo tenemos allá en Santiago de Cuba el caso de José Daniel Ferrer y otras personas”, observa el jurista independiente. “Sencillamente no tienen abogados defensores, porque se les ha negado a los abogados el acceso al expediente en la fase preparatoria”.

Es público y notorio que, en los delitos contra la Seguridad del Estado, es muy difícil para un abogado sacar a alguien en libertad; defender al acusado como es debido, subraya Méndez Castelló. Eso tiene una explicación, añade, y es que desde pequeños los cubanos se educan en el principio de obediencia absoluta al Partido Comunista, como reza la Constitución.

“En ningún caso, diría yo, [los jueces] operan de manera independiente cuando hay un partido único al que usted le debe acatamiento”, dice. “Invito a cualquiera a que vaya a una vista judicial y verá cómo los jueces les preguntan a los acusados si están <<integrados>>, algo que se refleja en la sentencia; si usted no pertenece a los CDR y lo que ellos tienen como organizaciones sociales, usted en Cuba es una no persona, es un apestado”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG