Enlaces de accesibilidad

Cuba

Crisis del transporte se agudiza en medio de protesta de conductores privados

Un camión de uso privado transporta pasajeros en Santiago de Cuba. Archivo (REUTERS).

El malestar de los conductores privados luego del tope de precios impuesto por el gobierno está provocando una agudización de la crisis del transporte en Santiago de Cuba y Sancti Spíritus.

En el territorio oriental, ante la promesa de que la Asamblea Provincial del Poder Popular revisaría el tema de los precios a cobrar, los cuentapropistas esperan por una respuesta oficial para regresar a trabajar, dijo a Radio Televisión Martí el periodista Yosmani Mayeta.

"Todavía continúan los transportistas paralizados. La Asamblea Provincial de Santiago de Cuba se reunió pero no ha salido en el periódico Sierra Maestra la nueva regulación de precios", explicó Mayeta.

Según el comunicador, el Partido y el Gobierno de la provincia "habían acatado que los transportistas cobraran un poco más para poder reincorporarse a la transportación". Mientras, las "paradas permanecen completamente llenas y la poca transportación estatal no suple la demanda que hoy presenta Santiago de Cuba", agregó Mayeta.

Crisis del transporte en Cuba tras protesta de privados
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:40 0:00

Desde Sancti Spíritus, el también comunicador Adriano Castañeda reporta que tras la regulación del precio que pueden cobrar los privados, hay muy pocos boteros trabajando, por lo que los problemas del transporte en la provincia que ya había sufrido la disminución del servicio público por falta de combustible, se han agudizado.

El reportero señaló que las piqueras se mantienen "con pocos boteros", y que algunos transportistas le han asegurado que se mantendrán dando la menor frecuencia posible de viajes " debido a que continúan los precios topados" y "el hostigamiento" contra ellos.

Actualmente el transporte urbano en la provincia está en crisis, una guagua por ruta cada seis, siete horas, aseguró el comunicador.

Cubanos cruzan el Río Bravo en un colchón inflable (VIDEO)

Imagen tomada de un video publicado en YouTube por el diario "El Mañana de Reynosa".

Las autoridades mexicanas aumentaron el jueves la vigilancia en su margen del río Bravo (Grande) para evitar que los migrantes intenten cruzar a nado a
Estados Unidos, informaron fuentes del Instituto Nacional de Migración (INM).

El aumento de la vigilancia se puso en marcha después de que un grupo de 17 migrantes, la mayoría de nacionalidad cubana, cruzase en la víspera para llegar a EE.UU., declaró el delegado del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, Enrique Maciel Cervantes.

De estos migrantes, 15 se echaron a nadar y dos mujeres utilizaron un colchón inflable para cruzar el mismo río que hace dos semanas se cobró la vida de un migrante salvadoreño y de su pequeña hija de casi dos años de edad.

De acuerdo con Maciel Cervantes, estas 17 personas "estaban desesperadas" porque llevaban ya entre 3 y 4 meses en la lista de espera para obtener una cita con las autoridades de migración de Estados Unidos para tramitar su petición de asilo.

Ante esta situación, Maciel Cervantes dijo que el Gobierno mexicano decidió poner en marcha un operativo de vigilancia con elementos de la Guardia Nacional.

Esta acción de las autoridades llevó a que un grupo de unos 20 regresasen a la plaza de descanso donde comienza el puente internacional que comunica Matamoros (México) con Brownsville (Texas).

Los migrantes señalaron a la prensa que se encuentran cansados y fastidiados por tanto esperar, ya que su situación económica es cada día más delicada, por lo que algunos han comenzado a solicitar empleo temporal en México, especialmente en el ramo de la construcción.

En Matamoros hay alrededor de 1.700 migrantes en la lista de espera para entrevistarse con las autoridades de Estados Unidos, que le están dando prioridad a familias completas o bien a personas con enfermedades que necesitan ser atendidas inmediatamente.

OPS pide que juicio por médicos cubanos no sea en Miami

Sin decisión aún sobre donde se realizará el juicio de médicos cubanos contra organización de la salud
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:03 0:00

Ocho meses después de que cuatro médicos cubanos presentaran en Miami una demanda contra la Organización Panamericana de la Salud (OPS), acusándola de complicidad con el régimen de La Habana, un juez federal pidió el jueves más tiempo para decidir si el juicio debe hacerse en Miami o en Washington, D.C.

Los abogados de los demandantes exigen que se haga en Miami, porque aquí es donde viven muchos de los médicos afectados por lo que califican de “esclavitud” en la “red de contrabando humano” del programa Mais Medicos, que los hacía trabajar en Brasil para beneficio del régimen.

Ramona Matos forma parte del grupo de cuatro médicos que presentaron la demanda en noviembre.
Ramona Matos forma parte del grupo de cuatro médicos que presentaron la demanda en noviembre.

Los representantes legales de la OPS quieren que el caso se ventile en la capital federal porque allí es donde radican las oficinas centrales de la organización.

“La Ley RICO tiene una disposición especial según la cual dondequiera que se encuentren las partes afectadas, ahí debe ser” el juicio, le dijo el jueves el abogado Sam Dubbin al reportero de Radio Televisión Martí, Ricardo Quintana.

RICO son las iniciales de Racketeer Influenced and Corrupt Organizations, o Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas, que los médicos invocan al acusar a la Organización Panamericana de la Salud.

Médicos cubanos trabajando en el programa Mais Médicos de Brasil.
Médicos cubanos trabajando en el programa Mais Médicos de Brasil.

"Estos doctores forman parte de varios miles de médicos cubanos que fueron traficados por la Organización Panamericana de la Salud entre Cuba y Brasil entre 2013 y 2017", declaró Dubbin en un comunicado. "El plan violó las leyes de lucha contra el tráfico y la extorsión en Estados Unidos y generó más de $75 millones para la OPS".

En lugar de asumir su responsabilidad, la OPS está tratando de trasladar el juicio de Miami a Washington, D.C., negándose a discutir los méritos del caso, añade el abogado.

"Además, argumentar que [la OPS] debería ser inmune a responsabilidad legal por acciones que violan el derecho penal es absurdo", escribe Dubbin.

Documentos legales indican que el gobierno cubano tuvo ingresos en el orden de los mil 300 millones de dólares a través de cuentas bancarias en Estados Unidos, y que la OPS recibió más de 75 millones por su mediación, mientras que los médicos cubanos cobraban menos del 10 por ciento de lo que Brasil pagaba por sus servicios.

“El juez [Darrin P. Gayles] ha tomado esto como un recurso de apelación”, declaró el abogado en la entrevista con Radio Televisión Martí, “porque ya un magistrado anterior falló a favor de [hacer el juicio en] Miami, argumentando que mil 500 médicos que fueron víctimas de tráfico humano residen en Miami y deben comparecer aquí para denunciar lo ocurrido”.

La doctora cubana Tatiana Carballo que cumplió misiones médicas en diferentes países en conferencia de prensa en Miami el 30 de noviembre del 2018.
La doctora cubana Tatiana Carballo que cumplió misiones médicas en diferentes países en conferencia de prensa en Miami el 30 de noviembre del 2018.

Tatiana Carballo, que forma parte del grupo de los cuatro demandantes originales –junto con Russela Rivero, Ramona Matos y Fidel Cruz—contaba en noviembre que, cuando llegaron al aeropuerto en Brasil, mucha gente les gritaba “¡esclavos!” y ella no entendía por qué, “hasta que me di cuenta de la realidad”.

“Es frustrante para los doctores que la OPS lleve a discusión la sede del juicio, cuando de lo que se trata realmente es de la inmunidad de esa organización ante una demanda por conspirar para traficar con los médicos entre Cuba y Brasil, violando la ley de delincuencia organizada”, dijo ahora el abogado de los demandantes.

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Pensilvania citada por Efe, el gobierno cubano recibió 11 mil millones de dólares en 2015 por “exportar” el trabajo de 37,000 médicos cubanos a 77 países, la mayor parte en Centroamérica, Brasil y Venezuela.

El vocero de la Organización Panamericana de Salud, Luis Felipe Sardenberg, no había respondido de inmediato un mensaje de email enviado por Radio Televisión Martí.

Pompeo denuncia "naturaleza intolerante" del régimen cubano

Mike Pompeo en la Conferencia Ministerial en la ciudad de Washington, DC. REUTERS/Mary F. Calvert.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, denunció este jueves en su discurso ante la Conferencia Ministerial sobre Libertad Religiosa que el gobierno cubano impidió que pastores evangélicos viajaran a Washington para asistir al evento.

Cientos de líderes religiosos, gobiernos, sobrevivientes de la persecución religiosa y organizaciones de la sociedad civil se dieron cita en Washington del 16 al 18 de julio para la segunda reunión de este tipo que celebra el Departamento de Estado.

A la cita no pudieron asistir los religiosos Moisés Praga y Alida León Báez, de las Asambleas de Dios y la Liga Evangélica de Cuba; Dariel Yáñez, de la Iglesia Bautista Occidental; Josué Legrá, de la Iglesia Bautista Oriental, y el pastor Alaín Toledano.

El jefe de la diplomacia en EEUU calificó al régimen de La Habana de intolerante y comparó la situación de Cuba con la de Irán.

“Tal vez han escuchado las noticias recientes de los líderes evangélicos cubanos que se registraron para este mismo evento... pero no se les permitió venir. El fin de semana pasado, el gobierno cubano les impidió abordar sus vuelos para viajar a Washington, DC, para expresar su libertad religiosa. Tal es la naturaleza intolerante del régimen en La Habana”, dijo Pompeo.

​"Los cubanos no son los únicos que reprimen, por supuesto. En mayo, el gobierno iraní prohibió que las minorías religiosas trabajen en guarderías donde hay niños musulmanes. Y como sabemos demasiado bien, las palizas y los encarcelamientos son comunes. Los iraníes que se atreven a defender su libertad religiosa, a sus vecinos, se enfrentan a abusos”, concluyó Pompeo.

Solicitantes de asilo cruzan a EEUU intentando evitar medidas de Trump

Cubanos abrazan a coterráneo en Ciudad Juárez, México, minutos antes de su entrevista de asilo para entrar a EEUU.

Si bien una nueva política dirigida a impedir que casi todos los migrantes en la frontera sur de Estados Unidos puedan optar al asilo propagó el miedo esta semana, quienes hacían fila en las ciudades fronterizas mexicanas encontraron todavía abiertas las puertas, aunque con más retos.

Cuando la política entró en vigor el martes, migrantes en Ciudad Juárez y otros pueblos fronterizos mexicanos se mostraron cautelosamente optimistas: los funcionarios estadounidenses todavía estaban llamando a los migrantes a cruzar el puente hacia Estados Unidos y presentar su solicitud de asilo.

La regla establece que los solicitantes de asilo que viajan a través de un tercer país en su ruta a Estados Unidos primero deben buscar refugio ahí, ignorando reclamos de miles de personas que viajan desde países centroamericanos a través de México en su camino a la frontera estadounidense.

Sin embargo, la última campaña del presidente Donald Trump contra la inmigración antes de su candidatura a la reelección en 2020 no cambia la forma en que los solicitantes de asilo son procesados inicialmente en la frontera, confirmó el miércoles el Departamento de Seguridad Nacional (DSN).

Un oficial de Aduanas y Protección de Fronteras inspecciona los documentos de un migrante hondureño en busca de asilo en EEUU.
Un oficial de Aduanas y Protección de Fronteras inspecciona los documentos de un migrante hondureño en busca de asilo en EEUU.

"Los extranjeros sujetos a la prohibición de asilo en tránsito de terceros países serán procesados a través de los procedimientos existentes", dijo a Reuters una portavoz del DSN que pidió no ser identificada.

A los migrantes se les podrían conceder entrevistas con oficiales de asilo de Estados Unidos o tener audiencias frente a un juez de inmigración, pero el filtro será mucho más estricto para que sus reclamos prosperen.

Grupos de derechos humanos como la Unión Americana de Libertades Civiles han interpuesto demandas para bloquear la medida, señalando que viola las obligaciones de asilo de Estados Unidos y obliga a la gente a permanecer en países peligrosos.

Funcionarios mexicanos llamaron el martes en Ciudad Juárez, fronteriza con Texas, a migrantes en la lista de varios miles de personas que esperan para solicitar asilo. Diez personas cruzaron a Estados Unidos el martes por la mañana y otras 10 lo hicieron por la tarde, dijo el director de derechos humanos de Ciudad Juárez, Rogelio Pinal.

A unos 1,200 kilómetros de ahí, en Tijuana, migrantes en la lista fueron llamados para ser entrevistados en San Diego, California, el martes, según un testigo de Reuters.

"¿Qué me aconsejarías?"

Karina Reyes, una cubana de 34 años, caminaba ansiosa frente a una oficina de inmigración en Ciudad Juárez el martes por la mañana, esperando a ver si finalmente tendría la oportunidad de solicitar asilo.

Su viaje comenzó en octubre, cuando voló de Cuba a Guyana, que ha relajado los requisitos de visado para las personas procedentes de la isla comunista, y poco a poco se dirigió hacia el norte. Cuando llegó a Ciudad Juárez en abril, tuvo que esperar tres meses para solicitar protección en Estados Unidos.

"Después de esperar tanto tiempo, queremos que valga la pena", dijo Reyes entre los tragos que tomaba de Coca-Cola Light, diciendo que había estado demasiado nerviosa para poder dormir la noche anterior.

Minutos después, fue una de las primeras en ser convocada desde Ciudad Juárez a las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza al otro lado del puente desde que la regla entró en vigor.

Un hombre y su hijo pequeño, procedentes de El Salvador, esperan su turno para presentar su aplicación de asilo.
Un hombre y su hijo pequeño, procedentes de El Salvador, esperan su turno para presentar su aplicación de asilo.

Alrededor de 10,000 personas esperan en ciudades fronterizas mexicanas para solicitar asilo, resultado de una práctica estadounidense denominada "medición" que limita el número de solicitudes de asilo por día en los cruces.

Muchos otros solicitantes cruzan ilegalmente entre los puertos de entrada y se entregan a los funcionarios fronterizos. Las noticias de la nueva política desataron el pánico entre los migrantes. En teoría, se espera que más personas sean deportadas más rápidamente a sus países de origen como resultado de la nueva norma.

El lunes por la noche, en las últimas horas antes de que la nueva política entrara en vigor, algunos migrantes consideraron hacer un intento desesperado de llegar a Estados Unidos.

Un flujo constante de migrantes llegó al puente a Estados Unidos a lo largo de la noche, pensando si debían cruzar como grupo y pedir asilo, dijo Pinal, quien se encontraba en el lugar. Una joven de Cuba le hizo una pregunta que, según él, lo detuvo en seco.

"Si usted fuera mi papá ¿que consejo me daría?", dijo la mujer con lágrimas en los ojos, relató Pinal.

La mujer estaba en una posición difícil. Su esposo había llegado a Estados Unidos antes que ella y no tenía a nadie en México que la ayudara. Pinal dijo que le aconsejó a la mujer que probara suerte en el puente, en lo que podría ser su última oportunidad de presentar una solicitud de asilo.

La mujer siguió su consejo, pero regresó pronto, diciendo que los funcionarios estadounidenses le dijeron que la larga lista de migrantes que esperaban en Ciudad Juárez aún tendría oportunidad de hacer su petición, dijo Pinal.

La mayoría de los 40 a 50 migrantes que Pinal y otros funcionarios asesoraron en el puente tomaron la misma decisión, optando por esperar en México. Como resultado, es probable que enfrenten obstáculos más difíciles.

Aunque Pinal no sabe cómo se desarrollará el proceso, se aseguró de que los funcionarios estadounidenses siguieron la lista el martes. "Eso me da un respiro", dijo.

Cargar más

XS
SM
MD
LG