Enlaces de accesibilidad

Cuba

Arzobispado de La Habana informa sobre salud del Cardenal Ortega

El Cardenal cubano Jaime Ortega Alamino,

El Arzobispo de La Habana, Monseñor Juan García de la Caridad Rodríguez, difundió hoy una nota informativa sobre el estado de salud del Cardenal cubano, Jaime Ortega Alamino.

"Se puede informar que en el momento presente la salud del Sr. Cardenal, habiéndose quebrantado sensiblemente en los últimos días, se mantiene estable y recibiendo la atención médica y espiritual adecuadas", afirmó la nota.

Monseñor García expresó que el Arzobispado de La Habana ha recibido "innumerables llamadas y mensajes manifestando un cálido interés por la salud" del Cardenal.

"Es de agradecer el afecto y las oraciones con los que los fieles y amigos están acompañando al Sr.Cardenal Jaime Ortega", concluyó la nota publicada en el sitio digital de la Arquidiócesis habanera Palabra Nueva.

México intercepta a indocumentados cubanos en auto con matrícula diplomática de Nicaragua

Vista de un pasaporte cubano.

El Instituto Nacional de Migración (INM) de México interceptó a una exdiplomática nicaragüense, que había sido nombrada consulesa en Tapachula, en el momento en que transportaba a tres cubanos por territorio mexicano.

El chequeo tuvo lugar el domingo en la mañana en la caseta de inspección de San Pedro Tapanatepec, Oaxaca, y en el participaron Agentes Federales de Migración, agentes de la Guardia Nacional y la Policía Federal, explica el INM.

El automóvil en que se trasladaba junto a los tres isleños (dos hombres y una mujer) es de color negro y con placas diplomáticas, L78BFC, expedidas en la Ciudad de México, asegura el diario La Prensa de Nicaragua.

Tras la detención los cubanos fueron presentados ante la autoridad migratoria para iniciar la deportación a su país de origen.

El Ministerio de Gobernación de Nicaragua la identifica como Namibia del Socorro Fuentes González y aclara que "no tiene estatus diplomático ya que fue separada del cargo por irregularidades en sus funciones y por lo tanto corresponde a las autoridades mexicanas aplicar las leyes pertinentes”.

Los migrantes eran transportados en un vehículo color negro: "En dicha unidad viajaban cuatro personas, tres cubanos (2 hombres y una mujer) como pasajeros y la conductora, Socorro "N", quien se identificó como cónsul de Nicaragua; sin embargo, la visa diplomática presentada tenía vigencia al 11 de marzo de 2017", asegura el comunicado del INM.

La diplomática se mantiene acreditada ante la Secretaría de Relaciones Exteriores, como funcionaria consular de Nicaragua en Tapachula, un cargo que ocupa desde 2013, pero no había renovado su visa, apunta la nota de las autoridades mexicanas.

"Al ser cuestionada sobre el origen y destino de los extranjeros, refirió que los llevaría a un albergue en Ciudad Ixtepec, Oaxaca. Se le informó que las personas de origen cubano que trasladaba estaban en condición irregular, por lo que no podrían continuar el tránsito al destino previsto. La mujer que mostró su visa vencida, que la acreditaba como cónsul de Nicaragua, se le informó también de su estancia irregular, por lo que el INM revisa su situación y además fue puesta a disposición de la Fiscalía General de la República".

[Con información del INM, Ministerio de Gobernación de Nicaragua y diario La Prensa]

En estado grave el Cardenal cubano Jaime Ortega Alamino

El Cardenal cubano Jaime Lucas Ortega Alamino. Foto Yandry Fernandez Perdomo. Vida Cristiana

Medios católicos de Cuba han estado reportando desde el sábado que el Cardenal Jaime Ortega Alamino, Obispo Emérito de La Habana, se encuentra en estado grave.

Mons.Ortega, quien padece un cáncer de páncreas desde hace ya algunos meses, comenzó el viernes a no responder al tratamiento que se le viene administrando.

El boletín informativo Vida Cristiana, de la Orden de los Jesuítas, que se distribuye semanalmente en Cuba desde 1962, confirmó el sábado la gravedad del Prelado, en una nota publicada en su página de Facebook, en la cual pide a los fieles unirse en oración por la salud del Cardenal.

“ Según informaciones actuales, el arzobispo emérito de la Arquidiócesis de La Habana se encuentra acompañado por un equipo de médicos y los obispos de la COCC, pero aún presenta un delicado estado de salud". informó Vida Cristiana.

La publicación de Vida Cristiana ha sido reproducida en varias de las redes sociales de organizaciones religiosas y laicos cubanos.

La página de Facebook Sgnis-Cuba, informó en la mañana de este domingo que el Arzobispo de La Habana, Juan García pasó la noche junto al Cardenal, acompañado de otros obispos.

Asimismo la Agencia de Noticias IPS se hizo eco desde La Habana, de la información sobre la salud del Cardenal Ortega.

El Cardenal Ortega, de 82 años recibió el pasado martes la Distinción Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, que otorga la Comisión de Cultura de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Fue su última aparición pública.

Por qué la demanda contra Meliá en España por hoteles en Cuba podría tener éxito

Hotel Sol Río de Luna y Mares en terrenos confiscados a la familia Sánchez Hill en Holguín, Cuba.

Descendientes del empresario cubano Rafael Lucas Sánchez Hill podrían tener éxito en su reclamación de al menos 10 millones de euros a la cadena Meliá Hotels International presentada ante una corte española.

Los demandantes exigen indemnización por la explotación en Cuba de los hoteles Paradisus Río de Oro y Sol Río de Luna y Mares en terrenos confiscados en Holguín a la familia en 1960 por el gobierno de Fidel Castro.

El reclamo legal, que no tiene relación con la Ley Helms-Burton, se realiza bajo el Código Civil español que penaliza el enriquecimiento ilícito y el tráfico -con conocimiento de causa- de propiedades robadas, que es el caso de Meliá, dijo a Radio Televisión Martí Nick Gutiérrez, asesor legal de los Sánchez Hill.

Para Gutiérrez esta demanda “refleja la universalidad de los principios de la Ley Helms-Burton y del Título III, pero sin utilizar esta ley que en España se considera tan polémica. Solo utiliza la propia ley española, lo cual es una importante ventaja”.

Oficializada el pasado 3 de junio ante una corte de Palma de Mallorca, donde Meliá tiene su sede, la demanda apela al reconocimiento por parte del Tribunal Supremo de ese país “de un fundamento jurídico para la reclamación de una restitución de las propiedades confiscadas o de una justa indemnización, de conformidad con el Derecho comparado y el Derecho Internacional”.

Los demandantes afirman que “el carácter ilícito de dicha confiscación es conocido por Meliá, quien durante los últimos 20 años ha hecho caso omiso a las reclamaciones de aquellas empresas y familias a costa de las que se lucra”.

El canciller español Josep Borrell ha dejado en claro que su gobierno apoyará a las compañías españolas radicadas en Cuba contra la ola de reclamaciones que podrían enfrentar tras la puesta en vigor el pasado 2 de mayo del Título III de la Ley Libertad o Helms-Burton.

Al respecto, Gutiérrez explicó que el Gobierno español “no podrá invocar las leyes de bloqueo españolas y europeas que utilizarán contra demandas bajo la Ley Helms-Burton, porque esta es una demanda bajo la ley española. Es un frente nuevo que nunca se ha utilizado, y yo creo que los tiene un poco fuera de balance. Vamos a ver cómo responden, pero creo que (la demanda contra Meliá) tiene buen chance de éxito”.

La Unión Europea activó en 1996 una normativa antiboicot para neutralizar los efectos de Ley Helms-Burton. Este estatuto de bloqueo impide a las empresas europeas someterse a lo que dicta la ley estadounidense y les permite obtener indemnizaciones por perjuicios sufridos a causa de su aplicación.

Parte de los terrenos confiscados a los Sánchez Hill incluyen 57 kilómetros de playa.
Parte de los terrenos confiscados a los Sánchez Hill incluyen 57 kilómetros de playa.

El documento, consultado por Radio Televisión Martí, aclara que aunque en un convenio con Cuba firmado en 1986 el gobierno español se comprometió a “no reclamar más, e incluso, a no apoyar las posibles reclamaciones que pudieran formular los afectados contra Cuba”, el acuerdo no limita el derecho a exigir una indemnización justa.

Los abogados de los Sánchez Hill en España, la procuradora Cristina Sampol Schenk y el abogado Rafael Gimeno-Bayón Cobos, señalan en el texto de la demanda que según el Tribunal Supremo “los derechos de los afectados por la expropiación, que pasan a tener la condición de beneficiarios de ese Convenio de 1986 no quedan dañados por el mismo, puesto que su celebración no extingue el ejercicio de ese hipotético derecho de los particulares a recuperar la propiedad confiscada o a conseguir una justa indemnización”.

En 1959, cuando los rebeldes comandados por Castro tomaron el poder, los demandantes contra Meliá, Santa Lucía Company, S.A. y Sociedad Civil Hermanos Sánchez, eran dueños del ingenio azucarero Central Santa Lucía, una vasta extensión de 120.000 acres (48,562 hectáreas) con una ubicación privilegiada.

Los terrenos ubicados en la costa y parte del interior de la provincia de Holguín abarcan “57 kilómetros de playa que van desde Gibara hasta Yuraguanal, e incluyen Bahía de Naranjo, Estero Ciego, Playa Guardalavaca, una zona muy bonita donde el gobierno de Cuba ha levantado hoteles”, comentó Gutiérrez.

El Central Santa Lucía, actualmente nombrado Rafael Freire, con los terrenos mencionados, fue confiscado bajo la Ley 890 promulgada por el gobierno revolucionario en 1960. El texto de la demanda señala que dentro de los terrenos expropiados se ubica “Playa Esmeralda”, donde fueron edificados los hoteles explotados por Meliá.

Paradisus Río de Oro, uno de los hoteles operados por Meliá en Playa Esmeralda. (Captura de imagen/Sitio Oficial de Meliá)
Paradisus Río de Oro, uno de los hoteles operados por Meliá en Playa Esmeralda. (Captura de imagen/Sitio Oficial de Meliá)

En los terrenos se levantan, además, hoteles de las compañías Iberostar y Blau, también de España, del grupo mexicano Posada y de la firma canadiense Blue Diamond, todos en empresas mixtas con la estatal Gaviota, administrada por el grupo empresarial GAESA, bajo el control de los militares cubanos.

Miembros de la familia Sánchez Hill contactados por Radio Televisión Martí declinaron comentar sobre el proceso legal contra Meliá.

Demandas por confiscación, un largo camino

Nick Gutiérrez lleva 25 años asesorando a la familia Sánchez Hill desde que sus miembros decidieron organizarse y abogar por sus derechos como legítimos propietarios del Central Santa Lucía y otros bienes confiscados en Cuba.

“Fuimos muy activos en pasar la Ley Helms-Burton y después en abogar para que se implementara”, dijo el abogado.

“Bajo la amenaza del Título IV logramos que Meliá se sentara con nosotros en cuatro ocasiones custodiados por altos funcionarios del Departamento de Estado, y negociamos, y ellos ofrecieron compensación (…). Después se echaron para atrás porque se dieron cuenta de que el gobierno americano no estaba serio en ejecutar el Título IV, y el Título III ni se soñaba en esa época”, recordó Gutiérrez.

Durante las negociaciones, que terminaron en 2002, Meliá ofreció pagar a los Sánchez Hill una compensación inicial de $5 millones de dólares, cifra que rebajó a unos $3 mil.

Años después, la familia logró ponerse en contacto con un grupo legal en Madrid al que pertenece uno de los abogados que hoy los representa en la demanda contra Meliá, Rafael Gimeno-Bayón Cobos.

“En unos días Meliá tendrá que responder, o por lo menos tendrá que pedir tiempo adicional. Tienen 20 días desde el 3 de junio, que fue cuando se presentó la demanda y se les notificó a ellos formalmente”, dijo Gutiérrez.

Radio Televisión Martí intentó obtener un comentario de Meliá sobre la demanda, pero un correo electrónico enviado a su oficina de Comunicación Corporativa aún no ha sido contestado.

El Título III, una esperanza

Gutiérrez también es el secretario de la compañía familiar Central Santa Lucía L.C., la “sociedad limitada que se formó para este propósito hace 23 años, que es la entidad que demanda en España”.

La sociedad está compuesta por unos 100 miembros de la familia Sánchez Hill y posee los derechos para demandar a quienes trafiquen en sus propiedades confiscadas en Cuba.

La mayoría de los miembros de Central Santa Lucía L.C. residen en EEUU, parte en España y algunos en Cuba, pero “la sociedad actúa a nombre de la familia completa, estén donde estén”, aclaró el asesor legal.

La nacionalidad de la compañía es estadounidense, por lo que puede realizar una demanda en tribunales de EEUU bajo el Título III de la Ley Helms-Burton, pero este proceso no se realizará de inmediato, dijo Gutiérrez.

El letrado señaló que bajo el Título III, los cubanoamericanos para poder exigir compensación triple por los daños “tenemos que notificar al traficante [sic] con una carta formal, con un texto oficial redactado por el Departamento de Justicia para ponerlos sobre aviso que los vamos a demandar en 30 días si no se ponen de acuerdo con nosotros”.

Los Sánchez Hill también estudian la posibilidad de demandar en Estados Unidos, bajo el Título III, a otras compañías, además de Meliá, que operan hoteles en los terrenos de la familia en Cuba.

“Estamos coordinando altamente los esfuerzos entre los abogados españoles, por un lado, contra Meliá, y los abogados americanos por otro lado aquí contra Iberostar, Blau y el grupo Posada”, dijo Gutiérrez.

Las coordinaciones “consisten en conferencias entre profesionales legales involucrados en litigios internacionales. No queremos hacer nada acá que entorpezca los esfuerzos en España, y viceversa”, explicó.

Gaviota y funcionarios cubanos en la mira

La familia Sánchez Hill también demandará a la entidad estatal cubana Gaviota, e incluso nombrará en su momento “a personas privadas dentro del gobierno castrista que pueden estar lucrando con estas propiedades confiscadas”, afirmó Gutiérrez.

Esta demanda, explicó el abogado, puede ser colectiva.

“Es posible que se coordinen estos esfuerzos. Por ejemplo, Meliá tiene tantos hoteles en Cuba, casi todos en propiedades robadas, que es posible certificar un class action (una demanda colectiva) contra Meliá, y estos juicios se pueden cobrar contra propiedades (…) aquí en la Florida, en Nueva York e incluso en otros países que no tienen leyes de bloqueo (contra la Helms-Burton)”, agregó.

Gutiérrez advirtió que este es un esfuerzo complejo y de largo plazo que apenas comienza, pero que podría tener un gran efecto. No en todos los casos “tenemos que llegar al final de una larga demanda con una adjudicación judicial, puede ser un acuerdo extrajudicial, y tenemos confianza en que eso podrá ocurrir”, señaló.

“El principal objetivo de todo esto, además de lograr justicia para las familias dueñas de estas propiedades, es también desalentar la inversión extranjera en Cuba y negarle al régimen los recursos de moneda dura que está adquiriendo con estas inversiones”, concluyó Gutiérrez.

Ni Cuba ni fabricante de ron en Dominicana explican uso de imagen de Martí en envases

Las imágenes de Martí, a la izquierda en el sello emblemático del peso cubano, y a la derecha en el envase del Oliver’s Presidente Martí-El Gran Ron del Caribe.

La compañía de un empresario cubano que tuvo negocios en Miami y se radicó después en República Dominicana produce un ron llamado José Martí en envases que usan abiertamente la imagen del peso cubano, pero ni él ni las autoridades de la isla responden cuando se les pregunta qué relación hay, si alguna, entre ambos.

En una información fechada el 11 de enero de 1996, el diario El Nuevo Herald reportaba que ese empresario, Pedro Ramón López Oliver, “estuvo en Cuba varios meses el pasado año, apoyado por varios de sus amigos reformistas en el gobierno, para negociar con empresas estatales la fabricación conjunta de un ron que se distribuiría en el exterior”.

La misma fuente “relacionada con López y que pidió no ser identificada” le dijo al periódico entonces: “Fue el primer cubanoamericano que, abiertamente, intentó llevar adelante esa política que algunos reformistas respaldan, de abrirse a los cubanos en el exterior”.

Sin embargo, alguien que lo conoce, el escritor Carlos Alberto Montaner, asegura que ahora el régimen no le permite a López Oliver visitar la isla.

“Está furioso porque la última vez que pidió permiso para ir se lo negaron”, dijo Montaner a radiotelevisionmarti.com.

Ron Martí a la venta en el Aeropuerto Internacional de Santo Domingo, República Dominicana.
Ron Martí a la venta en el Aeropuerto Internacional de Santo Domingo, República Dominicana.

La imagen sobre estas líneas fue tomada recientemente en la tienda libre de impuestos del Aeropuerto Internacional de Santo Domingo, en República Dominicana. Muestra las botellas de Oliver’s Presidente Martí-El Gran Ron del Caribe a la venta con el retrato del prócer independentista.

Pero no es cualquier retrato de Martí. Ostensiblemente, reproduce el emblemático sello de la unidad básica de la moneda nacional cubana.

Una simple búsqueda en Google reveló la empresa productora, Oliver & Oliver, y de paso dimos con Chatham Imports, Inc., que tiene oficinas en la 5ta Avenida de Nueva York y comercializa otra marca, “Martí Auténtico”, cuya etiqueta también usa el Martí del peso cubano.

De acuerdo con un artículo aparecido en mayo del 2005 en el diario Sun Sentinel, fue Chatham Imports la que desarrolló ese ron “trabajando con productores de República Dominicana en una receta básica”, y dice que lo envasaba en Lewiston, Maine.

Hay otro ron Martí, aparentemente producido en Panamá, que no usa la imagen del peso cubano.

Hace hoy exactamente diez días que RadioTelevisionMarti.com pudo comunicarse con la sede de Oliver & Oliver en Santo Domingo, y alguien que se identificó como Edily Cuevas tomó el mensaje con la promesa de entregárselo a Pedro López Oliver. En el sitio de contactos profesionales Linkedin aparece una persona bajo el nombre de Edily Cuevas Urbano que se registra como Secretaria General de Oliver & Oliver International Inc. desde agosto de 2014.

No había pasado una hora cuando López Oliver llamó al reportero e inició una conversación ajena al tema. Al escuchar que el periodista se disponía a tomar notas para este artículo, Lopez Oliver dijo que todo lo que estaba diciendo era off the record, o sea, no para publicar, porque la compañía ya no era suya, sino de sus hijos.

Linkedin tiene un perfil bajo el nombre de Pedro Ramón López Oliver que dice: “Presidente, Oliver & Oliver [desde] junio de 1994 [hasta el] presente, 25 años 1 mes”.

A la solicitud del reportero de que les pidiera entonces a sus hijos o al diseñador del envase del ron Oliver’s Presidente Martí comunicarse con nosotros, López Oliver dijo que lo haría.

Este martes, aún sin haber tenido noticia de ninguna de esas personas, el reportero llamó en vano a López Oliver, que tampoco respondió dos mensajes de texto.

El lunes, radiotelevisionmarti.com se había comunicado con la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI) en La Habana, y tuvo acceso al despacho de su Directora General, María de los Ángeles Sánchez Torres. Según EcuRed, el Departamento de Marcas de la OCPI se ocupa fundamentalmente de “conferir o no los derechos relacionados con las marcas, nombres comerciales, lemas comerciales, rótulos de establecimiento, emblemas empresariales y las denominaciones de origen”.

Pagina de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial en Facebook.
Pagina de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial en Facebook.

Alguien que se presentó como secretaria de Sánchez Torres, Yuleisy, sugirió que le enviáramos un mensaje de email, y así lo hicimos poco después de las 2 de la tarde del mismo lunes.

Ese mensaje incluía estas preguntas: “¿Está su oficina al tanto del uso comercial de una marca de patrimonio estatal cubano? De ser así, ¿lo han autorizado ustedes, o la compañía radicada en RD, Oliver & Oliver, lo está haciendo sin autorización? En caso de no haber sido autorizados, ¿emprenderá su oficina alguna acción legal o reclamación de algún tipo?”

Siete días después, La Habana sigue guardando silencio.

Y Nueva York también.

La semana pasada, el reportero llamó a las oficinas de Chatham Imports Inc., la firma comercializadora del “Martí Auténtico” en todas sus variantes (Mojito, Coconut, Dorado Especial, Platino Superior), cuyas etiquetas muestran también el Martí del peso cubano, aunque en menor tamaño. Hablamos con Emily, quien prometió pasar nuestra pregunta a alguien que pudiera responderla.

El miércoles nadie había devuelto la llamada y volvimos a hablar con Emily, quien de nuevo dijo que sí, que alguien nos llamaría. Pero no.

En 1996, el empresario británico Joe Grahame, que había iniciado la producción y venta de una cerveza con el nombre de “Che”, dijo haber suspendido su comercialización por quejas del gobierno cubano, dispuesto a “frenar el uso comercial del héroe revolucionario”, según reportó entonces la agencia Reuters.

Curiosamente, poco antes, Estados Unidos había prohibido la importación de “Che” porque para hacerla se usaba materia prima de Cuba. Además, cuando la firma suiza SMH puso en sus relojes Swatch una imagen de Guevara, recibió una orden de 10,000 unidades remitida por el gobierno cubano, de acuerdo con la misma fuente.

Hasta donde sabemos, López Oliver y la que entonces era su esposa, Teresa Saldise, salieron de Estados Unidos a principios de la década de los 90 del siglo pasado y nunca han regresado.

El 18 de mayo de 1992, la Corte Federal de Apelaciones del Onceno Circuito recibió el recurso presentado por la Oficina de Supervisión de Ahorros (OTS, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro, que apelaba la negativa de una corte de distrito a su petición de congelar los bienes de Pedro López, Teresa Saldise y Ramón López, padre del primero y fundador de las Óptica Lopez.

De acuerdo con el caso, dos semanas antes los tres recibieron una notificación de OTS que acusaba a Pedro López y a Saldise de comprar más acciones de las permitidas por la ley en General Bank, el banco donde él era Presidente de la Junta Ejecutiva y ella Directora. “Ilegalmente tomaron control del banco al adquirir más del 25 por ciento de sus acciones sin aprobación de los reguladores”, indica el texto legal.

Un sitio de internet que reúne datos de bancos en EEUU informa que General Bank, localizado en 3099 SW de la Calle Ocho, fue absorbido por el gobierno federal el 16 de noviembre de 1989, más de nueve años después que lo fundaran el 28 de julio de 1980.

Una decisión final de OTS fechada el 17 de mayo de 1994 ordenaba que López y Saldise restituyeran conjuntamente al banco más de nueve millones de dólares, que él pagara adicionalmente casi 140 mil dólares con intereses por cada día a partir del 1ro de abril de 1993, y que los dos abonaran una multa de $4,860,187.

Pero ya entonces López y Saldise estaban fuera de Estados Unidos con más de un caso pendiente ante la justicia. El 18 de julio de 1992, El Nuevo Herald reportaba que Saldise envió desde Madrid un certificado médico a un tribunal de Tallahassee donde debía haberse presentado la semana previa, y que reguladores federales estaban revisando los libros de su firma de seguros First Miami Insurance, confiscada por las autoridades, “para determinar si Saldise y su esposo, Pedro Ramón López, sustrajeron efectivo de la compañía antes de abandonar el país”.

Otra información del Herald, ésta fechada el 14 de julio de 1992, apunta que Saldise era la presidenta y López Oliver el director de la aseguradora, y que “cientos de choferes se han quejado de que First Miami Insurance se negaba a cubrir las reclamaciones de las pólizas”.

De acuerdo con la ficha aparecida en su blog personal, Pedro Ramón López Oliver nació en Santa Clara en 1945, y en 1961 se exilió en Estados Unidos. Dice que, luego de haber vivido en Wilmington, Miami, San Juan y París, reside actualmente entre Madrid y Santo Domingo, “donde ejerce como empresario privado y como comentarista de televisión, además escribe sobre temas políticos y pinta con fruición la figura de José Martí”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG