Enlaces de accesibilidad

América Latina

Evo Morales se escapa a México

Bolivianos saludan en una calle de La Paz la noche del domingo a un vehículo de la policía que patrulla la zona (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP).

El ex presidente de Bolivia Evo Morales volaba la mañana del lunes rumbo a México en un avión de las Fuerzas Armadas Mexicanas después de acogerse a la oferta de asilo político que, “por razones humanitarias”, le hizo el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador.

En esta foto difundida por la cancillería mexicana se ve al expresidente boliviano en la nave de la Fuerza Aérea de México. (Foto: AFP/Cancillería de México)
En esta foto difundida por la cancillería mexicana se ve al expresidente boliviano en la nave de la Fuerza Aérea de México. (Foto: AFP/Cancillería de México)

“Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida”, escribió Morales en su cuenta de Twitter. “Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”.

Con él viajaban su hijo y el ex vice presidente Álvaro García Linera. El presidente paraguayo Mario Abdo Benítez dijo que la salida de Morales de Bolivia no ha sido a consecuencia de un golpe de Estado.

El gobierno mexicano sí califica lo ocurrido en Bolivia como un golpe de Estado.

El avión en que el ex presidente abandonó Bolivia, un Gulfstream G 550, hizo escala en Asunción, la capital de Paraguay, porque el gobierno peruano le negó sobrevolar su espacio aéreo, reportaron medios en Bolivia.

Sin embargo, la agencia EFE reportó que el presidente electo argentino, Alberto Fernández, le había agradecido en Buenos Aires al mandatario peruano Martín Vizcarra, "porque ha abierto el espacio aéreo peruano para que pueda llegar el avión de México para buscarlo a Evo".

Dos camiones de la compañía de transporte de dinero Prosegur fueron vistos en el aeropuerto de Asunción donde hizo escala la nave mexicana, informó en su cuenta de Twitter el periodista Benjamín Fernández Bogado.

Al mensaje de Morales siguieron en Twitter numerosas reacciones de críticos y partidarios de su gobierno.

“Quien se esconde o escapa es un delincuente confeso. NO es un perseguido político”, escribió alguien que firma Enrique Espinoza. Su texto fue “retuiteado” por numerosas cuentas.

Otros, sumados a una red que comparte la etiqueta #EvoElMundoEstaContigo, elogiaron a Morales y le desearon éxito. Sus mensajes decían desde “Golpe de estado en Bolivia” hasta “Te esperamos con todo gusto, Presidente. Regresarás, estamos seguros”.

Vecinos de La Paz han levantado barricadas para contener las turbas violentas que siembran el caos en la capital y en El Alto, y que empezaron a replegarse cuando la policía volvió a desplegar efectivos en las calles desde la tarde del domingo, de acuerdo con la emisora boliviana Radio Panamericana.

Durante sus casi 14 años de gobierno, Morales estabilizó la economía del país andino y logró reducir la pobreza, reporta la agencia Reuters. Sin embargo, sus críticos lo acusan de querer eternizarse en la presidencia al haber ignorado el resultado adverso de un referendo en 2016 que le prohibía reelegirse nuevamente.

La reelección de Morales es inconstitucional, detuvo el conteo de votos cuando los primeros resultados mostraban que iba a segunda vuelta, publicó resultados finales que le daban ventajas improbables, la OEA halló irregularidades en el proceso electoral, y se va después que los militares se negaron a cumplir sus órdenes de atacar a los manifestantes, escribió en Twitter el senador floridano Marco Rubio.

(Con información de Reuters, redes sociales y la prensa de Bolivia)

Evo Morales pide paz y estabilidad, pero llama a sus partidarios a continuar la lucha

Partidarios del ex presidente Evo Morales y opositores chocan el lunes en una calle de La Paz después que Morales anunciara su renuncia el domingo (Foto: Carlos Garcia Rawlins/Reuters).

Después de renunciar el domingo a la presidencia de Bolivia, Evo Morales dijo que los líderes de la oposición deben pacificar el país y garantizar la estabilidad política, pero al mismo tiempo llamó a sus partidarios a continuar la lucha.

Actos vandálicos sacudieron varias ciudades, sobre todo La Paz y El Alto, contigua a la capital. Turbas sembraron el terror en las calles, saquearon comercios, incendiaron viviendas y quemaron el estacionamiento de los autobuses PumaKatari, reportó el diario La Razón, de La Paz.

Un policía que actúa a las órdenes de oficiales que ya no responden al gobierno de Evo Morales arresta a un partidario del ex presidente durante una violenta protesta en La Paz (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP).
Un policía que actúa a las órdenes de oficiales que ya no responden al gobierno de Evo Morales arresta a un partidario del ex presidente durante una violenta protesta en La Paz (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP).

De acuerdo con la emisora boliviana Radio Panamericana, vecinos de la capital denunciaron que los actos vandálicos en las calles eran cometidos mayormente por simpatizantes del partido Movimiento al Socialismo (MAS), que encabeza el ex presidente Morales.

La situación para designar un sucesor de Morales se tornó aún más difícil por el hecho de que con él renunciaron los que, de acuerdo con la Constitución, deberían asumir el puesto interinamente en una situación de crisis.

La vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Añez, dijo estar dispuesta a asumir la presidencia interina para convocar elecciones (Foto: Manuel Claure/Reuters).
La vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Añez, dijo estar dispuesta a asumir la presidencia interina para convocar elecciones (Foto: Manuel Claure/Reuters).

En ausencia del presidente del Senado, segundo en la línea de sucesión después del vicepresidente, la segunda vicepresidenta de esa Cámara, Jeanine Añez, dijo estar dispuesta a ocupar la presidencia provisionalmente para convocar elecciones lo antes posible.

En conversación con los periodistas transmitida por Radio Panamericana, Añez declaró que los bolivianos aspiran a tener un nuevo presidente a más tardar el 22 de enero. La senadora declaró que está dispuesta a asumir la presidencia del Senado, lo cual sería el primer paso para una presidencia interina del país, y convocó a sesiones de la Asamblea el martes y el miércoles en busca de soluciones pacíficas a la crisis.

El ex presidente Carlos Mesa, que aspiraba nuevamente al cargo en las elecciones descartadas por la OEA, les pidió el lunes a los dirigentes del oficialista MAS facilitar la sucesión tras la renuncia de Morales.

Morales les exigió a Mesa y al líder opositor Luis Fernando Camacho “que asuman su responsabilidad de pacificar el país” y de garantizar la estabilidad política, pero al mismo tiempo les dijo a sus partidarios que “la lucha continúa”.

La mañana del lunes presentó su renuncia el jefe de la Policía boliviana, el comandante Yuri Calderón. Lo hizo a solicitud del Estado Mayor del cuerpo policial, según dijo al diario La Razón el vocero Ruddy Uría.

Las primeras órdenes de la jefatura provisional que sustituyó a Calderón fueron enviar 100 agentes en vehículos antimotines a las zonas más afectadas por los saqueos, las barricadas y los incendios en el sur de la capital y en El Alto.

La Organización de los Estados Americanos (OEA), a cuya auditoría de las elecciones se deben las denuncias de un fraude organizado por el oficialismo, reclamó que los legisladores del MAS acudan urgentemente al Parlamento y contribuyan a darle una salida constitucional a la crisis.

“Es importante que la justicia continúe investigando las responsabilidades existentes respecto a la comisión de delitos vinculados al proceso electoral […] hasta las últimas consecuencias”, dice el comunicado oficial de la OEA.

El Ejército no salió a las calles el domingo después que se conoció la renuncia de Morales, y ha preferido mantenerse al margen del debate político.

Sin embargo, los regímenes de Cuba y Venezuela han condenado lo que llaman "un golpe de Estado" contra Morales. Los críticos del ex presidente argumentan que fue él quien violó el orden constitucional al no acatar el Artículo 168, según el cual un mandatario boliviano no puede ocupar la presidencia más de dos períodos consecutivos.

Morales había cumplido ya su tercer período, y en estas elecciones aspiraba a un cuarto mandato, aunque los bolivianos habían dicho en un referendo en el 2016 que estaban en contra de otra reelección.

La OEA anunció que celebrará el martes una sesión extraordinaria para analizar la situación en Bolivia.

Con información de EFE, AP, redes sociales y la prensa boliviana

Evo Morales renuncia

Manifestantes bolivianos protestan contra Evo Morales

Evo Morales renunció este domingo a la presidencia. El anuncio lo hizo por medio de video, desde un lugar indeterminado.

Las Fuerzas Armadas de Bolivia habían pedido su renuncia para estabilizar al país. Morales dijo que hubo un golpe cívico y que no desea violencia. “No queremos enfrentamientos”.

Los ministros de Minería, César Navarro, y de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, y el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, el oficialista Víctor Borda, habían renunciado horas antes.

"Hoy más que nunca necesitamos que el país regrese al camino de la paz social y de la unidad. Pensando en el bien nacional y el respeto a la vida, hago pública mi renuncia irrevocable al cargo de Ministro de Hidrocarburos", escribió Sánchez en Twitter.

Adriana Salvatierra, presidenta del Senado, también dimitió.

En medio de crecientes protestas, Morales había hecho una convocatoria de nuevas elecciones generales. El anuncio lo hizo pocas horas después de que la Organización de los Estados Americanos, OEA, recomendó la repetición de la primera ronda de las elecciones celebradas el 20 de octubre.

En un comunicado, la OEA aseveró que la votación del día 20 debe ser anulada debido a las irregularidades registradas en la auditoría del proceso.

Bolivia sufre una grave crisis desde la proclamación de Morales como presidente para un cuarto mandato consecutivo. La oposición y movimientos cívicos denuncian que hubo un gran fraude electoral.

El gobierno de Cuba intenta decir que en Bolivia hay un golpe de Estado, aunque la participación de la OEA en el proceso ha sido por invitación del gobierno de Morales.

Entretanto, policías en diferentes ciudades protestaron contra el gobierno, declarando que jamás atacarán al pueblo. Las fuerzas militares de la nación se pronunciaron de forma similar.

Morales, al anunciar nuevas elecciones, había aceptado la derogación de todos los miembros del Tribunal Supremo Electoral, al que la oposición y comités cívicos acusan de fraude electoral.

Michael Kozak, subscretario de Estado de Estados Unidos, declaró que los ciudadanos de Bolivia merecen elecciones creíbles y transparentes en las que puedan confiar que representan su voluntad.

La Secretaría General de la OEA se encuentra siguiendo permanentemente los múltiples aspectos de la situación en Bolivia.

Así se expresó hoy en un comunicado Luis Almagro, secretario general del organismo.

Dijo que la situación en Bolivia exige a los actores gubernamentales primordialmente y políticos de las diferentes opciones, así como a todas las instituciones actuar con apego a la Constitución, responsabilidad y respeto por las vías pacíficas.

"El derecho a la protesta pacífica debe ser amparado y garantizado", aseveró Almagro.

Lula Da Silva libre tras polémico fallo de Corte Suprema de Brasil

El ex presidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva celebra con sus partidarios en las afueras de la cárcel de Curitiba tras salir de prisión la tarde del viernes por orden de un juez federal (Foto: Henry Milleo/AFP).

Por orden de un juez federal brasileño, el ex presidente Luis Inacio Lula da Silva salió el viernes de la cárcel de Curitiba, en el estado de Paraná, tras la polémica decisión el jueves de la Corte Suprema de ese país y según la cual ningún condenado debe ir a la cárcel mientras no agote todas las apelaciones posibles.

Lula estaba preso desde abril del año pasado en la penitenciaría federal convicto de corrupción y lavado de dinero. El juez federal Danilo Pereira Júnior emitió la orden la tarde del viernes y dijo que debía cumplirse "con urgencia".

Por decisión dividida de 6 a 5, la Corte Suprema brasileña derogó un fallo de 2016, que permitía encarcelar a un convicto después que su pena fuera confirmada en segunda instancia. En el caso de Lula, aún quedan dos apelaciones pendientes en instancias superiores.

En junio, la Sala Segunda del Tribunal Supremo negó dos recursos de habeas corpus presentados por la defensa del ex presidente.

Entonces los abogados de Lula alegaron que el juez Sergio Moro, actual ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil, actuó con prejuicio al declararlo culpable de corrupción y condenarlo el 12 de julio de 2017 a nueve años y seis meses tras las rejas, que empezó a cumplir el 7 de abril de 2018.

En plena operación Lava Jato (Lavado de Autos), la mayor investigación por corrupción en la historia de Brasil y en la cual estuvieron involucradas grandes compañías como Odebrecht y Petrobras, Moro halló culpable a Lula de haber sido sobornado con un apartamento triplex en Sao Paulo.

Un mes después que Lula entrara a la cárcel, el apartamento fue vendido en subasta por más de 600 mil dólares sin que se revelara la identidad del comprador.

Los abogados de Lula, Cristiano Zanin y Valeska Teixeira Zanin Martins, hablan con la prensa al salir de la prisión de Curitiba tras visitar al ex presidente (Foto: Henruy Milleo/AFP). Parana State,
Los abogados de Lula, Cristiano Zanin y Valeska Teixeira Zanin Martins, hablan con la prensa al salir de la prisión de Curitiba tras visitar al ex presidente (Foto: Henruy Milleo/AFP). Parana State,

La decisión de la Corte Suprema el jueves beneficia a unos cinco mil prisioneros que en todo Brasil esperan los resultados de sus apelaciones.

Tanto el fallo como la orden del juez de que Lula fuera puesto en libertad con la mayor urgencia fueron recibidos con júbilo por los partidarios del ex presidente, y también con convocatorias a marchas de protesta el sábado en varias ciudadades del país por parte de sus críticos.

Lula da Silva fue presidente de Brasil entre 2003 y 2010, seguido por su ferviente partidaria y ex jefa de su gabinete Dilma Rouseff, destituida en 2016.

Con información de Reuters, EFE y redes sociales

Confirman tercera muerte en protestas tras polémicos comicios en Bolivia

Protestas contra Evo morales en La Paz, Bolivia.

La muerte de un estudiante el miércoles elevó a tres el número de fallecidos en una de las jornadas más violentas en tres semanas de protestas tras las polémicas elecciones en las que el presidente Evo Morales se declaró triunfador en medio de acusaciones de un supuesto fraude.

Límbert Guzmán, de 20 años, falleció en una clínica después de los violentos choques entre seguidores y opositores de Morales en la ciudad de Cochabamba. Más de 20 personas resultaron heridas, según informes oficiales y médicos.

La semana pasada, dos opositores fallecieron por disparos de bala en choques con seguidores del mandatario en la región oriental de Santa Cruz, bastión de la oposición.

Cocaleros y campesinos afines al mandatario llegaron a Cochabamba, en el centro de Bolivia para apoyar a Morales y desbaratar las barricadas opositoras que bloquean calles y avenidas de la ciudad tras los comicios del 20 de octubre.

Guzmán resultó gravemente herido en uno de los choques con los oficialistas y falleció horas después en un hospital público, según confirmaron sus familiares.

Televisoras mostraron imágenes de la turba en batalla campal en las calles con piedras y palos. Funcionarios del Defensor del Pueblo confirmaron más de 20 heridos.

Los choques se prolongaron hasta el miércoles en la tarde. Las oficinas de una alcaldía cercana a la ciudad fueron incendiadas y la alcaldesa oficialista Patricia Arce fue agredida y retenida por opositores que la acusaron de trasladar gente para enfrentarlos.

Opositor en La Paz para entregar carta a Morales

El miércoles en la noche, la tensión se trasladó a La Paz donde arribó el líder cívico del movimiento opositor Luis Fernando Camacho con fuerte resguardo policial para entregar la carta de dimisión de Morales bajo la acusación de fraude electoral.

Grupos rivales chocaron a la salida del aeropuerto y la policía los trataba de dispersar con equipo antimotines. Manifestantes de ambos se apostaron cerca de la casa de gobierno, que estaba bajo fuerte custodia policial. La carta sería entregada el jueves.

“El mandato es entregar la carta y estoy decidido a cumplirlo”, declaró a la televisora Unitel, que acompañó en el avión al presidente del influyente Comité Cívico de Santa Cruz. Más tarde llamó a la calma. “Venimos a buscar la paz, no buscamos enfrentamientos”. dijo

Es el segundo intento de Camacho de entregar la carta. El lunes seguidores de Morales impidieron que saliera del aeropuerto. El miércoles, militantes de uno y otro bando se apostaron a la salida de la terminal aérea después de que el Ministro de Gobierno Carlos Romero garantizó la llegada del líder opositor desde Santa Cruz

En nueve de las 10 mayores ciudades del país las protestas opositoras se dejaban sentir con cortes de rutas, barricadas callejeras, marchas y reyertas.

Santa Cruz, un reducto opositor y motor agroindustrial del país, permanecía casi paralizada por la huelga convocada por el poderoso Comité Cívico.

Desde el martes los opositores realizan plantones en las puertas de las oficinas públicas y bloquean algunos pasos fronterizos.

Se espera que la próxima semana una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) concluya una auditoria de los comicios del 20 de octubre, pero la oposición la oposición la rechaza bajo la sospecha de que avale el resultado. La misión llamó a los ciudadanos a entregar pruebas del supuesto fraude. La oposición pide la renuncia de Morales y la convocatoria a nuevas elecciones con otro Tribunal Electoral. El mandatario anticipó que no dimitirá y acusó a los opositores de confabular para derrocarlo.

OEA hace llamado a la calma

La misión de la OEA emitió la noche del miércoles un comunicado en el que llamó a la calma y a la paz social.

Estas son las mayores protestas que afronta Morales en sus casi 14 años en el poder.

El mandatario llegó debilitado a los comicios por escándalos de corrupción, acusaciones de autoritarismo y su empeño en reelegirse pese a un referendo que le negó esa posibilidad, lo que encendió el rechazo ciudadano a pesar de su buena gestión económica.

Cargar más

XS
SM
MD
LG