Enlaces de accesibilidad

América Latina

EEUU impone sanciones contra magnate de Globovisión

Sala de transmisiones de la cadena Globovisión.

BOGOTÁ - Estados Unidos impuso sanciones el martes a un magnate de medios venezolanos cercano al presidente Nicolás Maduro, acusándolo de tramar un fraude financiero que le robó 2.400 millones de dólares a las arcas públicas.

Según la medida dictada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el empresario Raúl Gorrín tiene un año para deshacerse de sus acciones en Globovisión, el principal canal privado de televisión en Venezuela.

Globovisión está entre 24 propiedades vinculadas a Gorrín que están ahora sujetas a sanciones estadounidenses según la nueva medida.

"Los miembros del régimen venezolano han saqueado miles de millones de dólares mientras el pueblo venezolano sufre”, declaró el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin.

"Las acciones que hemos tomado en contra de esta corrupta manipulación de la tasa de cambio destapa otra deplorable práctica que usan los miembros del régimen venezolano para enriquecerse a costa del pueblo venezolano”, añadió.

Mnuchin advirtió que “Estados Unidos seguirá comprometido a hacer que rindan cuentas los responsables del trágico declive de Venezuela y continuará usando sus recursos económicos y diplomáticos para apoyar los esfuerzos del pueblo venezolano por restaurar su democracia”.

La fiscalía de Miami acusó a Gorrín el año pasado de sobornar a funcionarios de la Tesorería venezolana a cambio de poder comprar dólares a la distorsionada tasa de cambio oficial. Gorrín, según el prontuario, vendía entonces los dólares en el mercado negro asegurándose ganancias cuantiosas.

El gobierno estadounidense determinó que Gorrín usó la fortuna para comprar yates, caballos, avionetas y propiedades lujosas en Miami y Manhattan. Además invirtió dinero para otros jerarcas venezolanos, incluso el juez de la Corte Suprema Maikel Moreno, y para comprar obsequios para la primera dama Cilia Flores.

Ni Gorrín ni Globovisión contestaron correos electrónicos en los que se les pidieron comentarios.

Las medidas contra Gorrín ocurren en momentos en que aumenta la presión internacional sobre Maduro, quien deberá prestar juramento el jueves por un segundo período presidencial de seis años, tras unas elecciones consideradas ilegítimas por muchos gobiernos debido a que no se permitió la participación de los principales partidos de oposición.

Maduro acusa a Estados Unidos y a otros gobiernos latinoamericanos de complotar en busca de su derrocamiento mediante presiones sobre la economía venezolana, al borde del colapsa debido a escasez de alimentos y medicinas y una inflación que supera el millón por ciento anual.

Globovisión era un canal privado abiertamente opuesto al gobierno venezolano, pero eso cambió una vez que Gorrín consiguió la presidencia de ese medio en 2013.

Como ejemplo, Globovisión transmitió el sábado un programa de recetas de cocina mientras el titular de la Asamblea Legislativa ofrecía un discurso fuertemente crítico hacia Maduro y que otros medios transmitieron en vivo por internet.

Entre las entidades bloqueadas están 18 en Estados Unidos, entre ellas una avioneta Dassault Falcon y la compañía aseguradora de Gorrín, La Vitalicia.

Debido a una exención otorgada a Globovisión y su filial en Miami, el canal podrá continuar realizando ciertas transmisiones por hasta un año.

Iglesia: nuevo mandato de Maduro es ilegítimo y moralmente inaceptable

Nicolás Maduro en la Base militar Fuerte Tiuna el 6 de enero de 2019.

Obispos venezolanos alertan que "todas las dudas" enmarcan jura de Maduro

CARACAS - Los obispos venezolanos alertaron el lunes que
"todas las dudas" enmarcan la jura que hará Nicolás Maduro este
venidero 10 de enero, un nuevo mandato presidencial que la oposición
y parte de la comunidad internacional han señalado que no
reconocerán.

"¿Legítima?, ¿ilegítima? La historia, cuando sea el momento a través de los actores que propiciaron unas elecciones tan dudosas en un marco de ventajismo, dará su veredicto", dijo el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Monseñor José Luis Azuaje, al leer un comunicado ante periodistas.

Sostuvo, además, que el Gobierno de Maduro ha causado "un deterioro humano y social en la población y en las riquezas de la nación".

Así, un nuevo mandato de Maduro "se ha hecho ilegítimo y moralmente inaceptable", añadió Azuaje al continuar la lectura del escrito, y en el marco de la Asamblea Ordinaria de la iglesia venezolana.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo, atraviesa una grave crisis económica expresada en hiperinflación, fallos en los servicios públicos y escasez de alimentos y medicinas.

"Con este racimo de deterioro, podemos imaginarnos los sufrimientos que tendrá que pasar el pueblo en un nuevo período de Gobierno, si no se ponen las correcciones necesarias que pasa por un cambio integral de política y de actores políticos", reiteró Azuaje.

Igualmente puntualizó que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), cuya nueva directiva se instaló el sábado, es "el único órgano democrático vigente", al tiempo que exhortó a este cuerpo a trabajar "para que se recomponga el orden democrático desde el ámbito constitucional".

Pese a que insistió en dejar claro que el rol de la iglesia no es el de un actor político, Azuaje fue enfático en pedirles a los opositores venezolanos "consolidar una unidad política, dejar los intereses partidistas, los intereses personales para entrar en un interés social, del pueblo".

La Iglesia católica venezolana ha mantenido tensas relaciones con el Gobierno chavista casi desde su instalación, en 1999, y ha sido considerada por la Administración de Nicolás Maduro como un agente político que apuesta a la desestabilización de Venezuela.

Pompeo y Almagro dan su apoyo al nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela

Palacio Legislativo en Caracas (Venezuela).

El gobierno de Estados Unidos y la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) han dado su respaldo a la nueva directiva de la Asamblea Nacional de Venezuela, a pocos días del inicio de un nuevo mandato de Nicolás Maduro.

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, dijo en un comunicado de su vocero Roberto Palladino que la Asamblea Nacional es la única institución electa democráticamente que representa de forma genuina la voluntad del pueblo venezolano.

Pompeo aplaudió la juramentación del nuevo consejo ejecutivo de la Asamblea, el cual es dirigido por Juan Guaidó. El Chargé d’Affaires estadounidense James Story estuvo presente en la ceremonia de investidura, la cual se llevó a cabo el sábado.

También dijo que Estados Unidos apoya la Asamblea Nacional y los actores democráticos en Venezuela en su esfuerzo por defender la democracia, los derechos humanos y la Constitución de 1999.

Cada país debe tomar acciones fuertes para ayudar al pueblo venezolano, dijo Pompeo.

El titular de la OEA, Luis Almagro, se expresó de forma similar. "Apoyaremos los esfuerzos que realice el presidente Guaidó al frente de la Asamblea Nacional en esta coyuntura decisiva en que asuma la dirección del país, y en la que es esencial restablecer el orden constitucional y democrático a efectos de restituir derechos humanos básicos al pueblo venezolano".

Almagro enfatizó que la Asamblea Nacional asume una "importante responsabilidad constitucional para iniciar la urgente transición de Venezuela hacia la democracia".

Añadió que Juan Guaidó tiene su respeto "ganado" como político venezolano, debido a que pertenece a una generación de jóvenes que ha mantenido la coherencia en el rescate de las libertades en el país.

Grupo de Lima, sin México, pide a Maduro transferir el gobierno

Grupo de Lima, sin México, pide a Maduro transferir el gobierno
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:45 0:00

Congreso intentará impedir que Maduro asuma mandato el 10 de enero

Nicolás Maduro sostiene un pequeño ejemplar de la Constitución.

Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, arranca el sábado una nueva etapa de confrontación con el gobierno al declarar la ilegitimidad del presidente Nicolás Maduro a pocos días del inicio de su segundo mandato, mientras se intensifican las presiones internacionales para que se convoque nuevamente a elecciones en el país suramericano.

Luego de tres años de forcejear sin éxito con Maduro, la oposición aprovechará el inicio de sesiones del Congreso y la instalación de una nueva directiva para intensificar la confrontación contra el mandatario, que inicia el 10 de enero su segundo mandato de seis años en medio de crecientes presiones internas y externas, y una profunda crisis económica y social.

Los alrededores del Palacio Legislativo, ubicado en el centro de la capital, amanecieron tomados por decenas de guardias nacionales que restringieron el paso de vehículos y personas al lugar.

A pocas horas del inicio de la sesión, Roberto Campos, integrante del equipo de la subsecretaria de la Asamblea Nacional, informó en su cuenta de Twitter que miembros de la policía política habrían detectado una supuesta granada fragmentaria en el palacio, pero hasta el momento las autoridades no se han pronunciado sobre el caso.

Campos difundió en su cuenta una fotografía del momento en el que miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y congresistas realizaban una inspección en el Congreso para garantizar la seguridad del edificio.

La nueva directiva de la Asamblea Nacional ratificará este sábado el desconocimiento a la reelección de Maduro y declarará su ilegitimidad para el segundo mandato, adelantó el diputado opositor Edgar Zambrano, quien asumirá como primer vicepresidente del Congreso.

Sobre el papel que cumplirá el Congreso en esta nueva etapa Zambrano no adelantó detalles y solo dijo a The Associated Press que el Parlamento actuará con base a lo establecido en la constitución.

Tras los comicios presidenciales del 20 de mayo, la oposición anunció que no reconocería la reelección de Maduro alegando que el proceso no se realizó bajo condiciones transparentes y apegadas a las leyes, pero hasta el momento no ha establecido las acciones que seguirá tras declarar su ilegitimidad.

La nueva directiva estará encabeza por el diputado Juan Guaidó, de 35 años, miembro del partido Voluntad Popular que dirige el líder Leopoldo López, quien se encuentra bajo arresto domiciliario desde el año pasado tras ser condenado a casi 14 años de cárcel por promover unas protestas en el 2014.

Grupo de Lima, sin México, pide a Maduro transferir el gobierno
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:45 0:00

La instalación de la nueva directiva se da un día después del duro pronunciamiento que realizó el Grupo de Lima, que integran 14 países de la región, que pidió a Maduro que no asuma el 10 de enero el segundo mandato, y que transfiera el poder a la Asamblea Nacional hasta que se convoquen nuevas elecciones.

Trece de los representantes de las cancillerías, con excepción de México, aprobaron un documento en el que reiteran que la elección presidencial del 20 de mayo "carece de legitimidad por no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos, ni con la presencia de observadores internacionales independientes, ni con las garantías y estándares internacionales", y plantean el no reconocimiento de la legitimidad del nuevo período de Maduro.

Asimismo, el grupo llamó a endurecer las sanciones contra el gobierno de Maduro y sus funcionarios, y expresó su apoyo a los esfuerzos para iniciar procedimientos contra el mandatario venezolano en la Corte Penal Internacional.

Al rechazar el pronunciamiento, el canciller Jorge Arreaza acusó al Grupo de Lima de "alentar un golpe de estado" al intentar desconocer al gobierno y las instituciones, y dijo que Venezuela responderá bajo el principio de reciprocidad a las acciones que individualmente decida tomar cada gobierno.

Arreaza ratificó la legitimidad del gobierno de Maduro e indicó que tomará posesión el 10 de enero como lo establece la Constitución por lo que "no requiere de la venia de ningún gobierno extranjero".

Mientras las tensiones internas y externas se intensifican la crisis económica y social continúa profundizándose en Venezuela ante el vertiginoso avance de la hiperinflación que alcanzó los siete dígitos y la paralización del aparato productivo.

[Agencia AP]

Cargar más

XS
SM
MD
LG