Enlaces de accesibilidad

América Latina

Colombia denuncia a ONU "detención arbitraria" de 59 ciudadanos en Venezuela

Colombianos presos en la La Yaguara, Venezuela. (Captura de video/DeJusticia)

Colombia presentó una denuncia a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la "situación dramática" y la "detención arbitraria" de 59 de sus ciudadanos que están presos en Venezuela hace más de dos años y quienes fueron imputados por varios delitos, entre ellos terrorismo.

La Cancillería colombiana informó en un comunicado que enviaron una nota verbal a Bachelet en la que expuso "una vez más" la dramática situación que viven los 59 colombianos presos en la cárcel de La Yaguara de Caracas desde el 1 de septiembre de 2016.

En la misma, el Ministerio de Relaciones Exteriores explica "las condiciones deplorables en las que permanecen" los 59 colombianos y recalca "que a los mismos no se les ha respetado el debido proceso, teniendo en cuenta que un juez ordenó su libertad plena desde noviembre de 2017".

En este sentido, explican que los 59 colombianos están en esa situación "a pesar de las intensas gestiones consulares y diplomáticas", por lo que transmitieron el mensaje a Bachelet para que pongan en marcha "las acciones que estime pertinentes para que el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria se pronuncie sobre la situación en mención".

"De igual manera, insta a que la señora Bachelet realice las demás acciones que considere necesarias para asegurar la libertad de los colombianos", finaliza el comunicado.

Amnistía Internacional (AI) emitió también este martes una acción urgente por la libertad de los 59 colombianos detenidos desde septiembre de 2016 en una cárcel de Venezuela y para quienes pide también atención médica, así como que se garantice su "debido proceso".

"La revocatoria de la orden de libertad, pone a estas 59 personas en grave riesgo de que se sigan violando sus garantías procesales y derecho a un juicio justo, y que se postergue indefinidamente el tiempo que continuarán privadas de libertad.

Durante su reclusión han estado en graves condiciones de insalubridad que atentan contra su dignidad, tales como celdas improvisadas, sin acceso a agua potable, o durmiendo a la intemperie. Sus familiares afirman a Amnistía Internacional que han contraído enfermedades y no han recibido atención médica a pesar de sus pedidos", señaló la organización.

(Con información de EFE y Amnistía Internacional)

Policía de Nicaragua saca del aire a radioemisora crítica del Gobierno

Las instalaciones de Radio Darío fueron destruidas por un incendio en abril de este año durante las protestas contra Daniel Ortega.

La emisora Radio Darío, crítica del Gobierno de Nicaragua, fue sacada del aire por la Policía Nacional y sus trabajadores han tenido que esconderse en casas de refugio tras ser amenazados por los agentes, informó este martes el dueño de dicho medio, Aníbal Toruño.

"Radio Darío ha vuelto a ser víctima de un ataque por parte del régimen de Daniel Ortega, (...) se encuentra fuera del aire y todo el personal en casas de refugios o escondidos", indicó Toruño a periodistas.

El hecho se da en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos y de ciudadanos capturados, tras participar en protestas contra el presidente Ortega.

La acción policial ocurrió anoche en la ciudad de León, en el noroeste de Nicaragua, cuando "miembros de la Policía, encabezados por el (jefe policial) Fidel Domínguez, quienes terminaron entrando a las instalaciones luego de amenazar con derribar las puertas si no se les permitía el acceso", según la denuncia.

Toruño afirmó que durante el cierre de la radio, al menos 4 trabajadores fueron esposados y subidos a vehículos policiales, así como "amenazados con que los trasladarían a las celdas de El Chipote", una cárcel que según los organismos defensores de los derechos humanos es utilizada como centro de torturas de la Policía de Nicaragua.

"Es un acto brutal de represión y de violación a la libertad de expresión", resaltó Toruño.

El cierre ocurrió tres días después de que otra radioemisora independiente de la ciudad de León, Radio Mi Voz, anunció el cese temporal de sus operaciones debido al "asedio" de la Policía nicaragüense.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha advertido que el ataque a los periodistas y medios de comunicación es la más reciente fase de "represión" del Gobierno de Nicaragua desde el estallido social de abril.

Dicha "represión" ha dejado al menos 610 "presos políticos" y de 325 a 545 muertos, según los organismos humanitarios, aunque el Gobierno establece los muertos en 199 y los reos en 273, a los que denomina "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

La CIDH y la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Ortega ha negado cada señalamiento e insiste en que enfrentó y superó un intento de "golpe de Estado".

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas de la seguridad social el 18 de abril pasado, y se convirtieron en una exigencia de renuncia tras las muertes registradas durante las manifestaciones.

(EFE)

Canciller Ampuero habla sobre Cuba, Rosa María Payá y la defensa de los derechos humanos

Roberto Ampuero, Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, durante su visita a la ciudad de Miami, habló sobre el lanzamiento de ProChile Innovation Summit Miami 2018.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, dijo este martes en Miami que su gobierno está inspirado en el derecho internacional, el respeto a los derechos humanos y los tratados internacionales que en ese sentido ha firmado como nación.

Centro de izq. a der., Patricio Sepúlveda, Presidente de la Cámara de Comercio Chilena Americana de la Florida, Jorge O’Ryan, director de Profile y Roberto Ampuero, canciller de Chile, en el lanzamiento de ProChile Innovation Summit Miami 2018.
Centro de izq. a der., Patricio Sepúlveda, Presidente de la Cámara de Comercio Chilena Americana de la Florida, Jorge O’Ryan, director de Profile y Roberto Ampuero, canciller de Chile, en el lanzamiento de ProChile Innovation Summit Miami 2018.


El canciller inauguró en la ciudad floridana un encuentro de empresarios y emprendedores, auspiciado por la Cámara de Comercio de Miami y de Chile.

Ampuero evitó exponer directamente su opinión sobre la sucesión de poder en Cuba cuando fue preguntado sobre el traspaso de mando de Raúl Castro a Miguel Díaz-Canel.

El canciller prefirió responder elogiando las prácticas de su país y en específico de su gobierno, que "cree en la democracia participativa liberal, en elecciones libres, donde hay diversidad de candidatos y de programas, y el voto es secreto".

Asimismo, puntualizó que el diálogo en un país siempre es muy importante para que los acuerdos tengan validez.

“Esa es la posición de Chile con temas que tienen que ver con el ejercicio de la democracia”, sentenció el escritor, quien encabezó el Consejo de la Cultura y las Artes durante el primer Gobierno del presidente Sebastián Piñera (2010-2014) y quien asumió la jefatura de la diplomacia del país suramericano el pasado mes de marzo.

El ministro chileno ha manifestado su respaldo público al movimiento Cuba Decide, coordinado por Rosa María Payá, pues considera que defiende los valores democráticos en la isla, una tarea que debe ser "liderada por los propios cubanos", según indicó tras su último encuentro con la joven activista en Santiago de Chile, en abril último.

Este martes, en sus declaraciones a Radio-Televisión Martí, reiteró su buena relación con Payá a la que considera “un gran referente de una opinión crítica, democrática y pacífica en Cuba”.

Ampuero estuvo casado con Margarita Flores, hija del ya fallecido fiscal cubano, Fernando Flores, apodado “Charco de sangre”, por pedir el fusilamiento de varios centenares de cubanos ante los Tribunales Revolucionarios en los primeros años de la década de 1960.

En 1974 la pareja se radicó en La Habana y no fue hasta 1980 que el hoy canciller, logró salir de Cuba, separado de su amada y desencantado del socialismo, rumbo a la entonces Alemania Democrática.

En 1999, escribió “Nuestros años verde olivo”, novela que narra sus vivencias en Cuba, su decepción política. Desde entonces tiene prohibida la entrada al país caribeño.

“Hasta ahora no tengo contemplado ningún viaje a Cuba. Si llega el momento, eso se verá”, comentó Ampuero que dijo preferir no responder preguntas que obligan a entrar en el terreno de la especulación.

A la pregunta de un colega sobre si considera a Cuba, Venezuela y Nicaragua como "una troica de la tiranía en el continente", como ha calificado la Casa Blanca, el titular se limitó a contestar que los tres gobiernos de hecho "mantienen una estrecha relación".

Sobre Venezuela, dijo que su país sostiene que no hay democracia y por tanto no reconoce las últimas elecciones.

“No cumplieron con los requisitos mínimos de una elección democrática, no fueron transparentes, sin presencia de observadores internacionales y muchos candidatos fueron impedidos de participar”, dijo el ministro de Exteriores y recordó que “fue un proceso que Chile no reconoce al igual que gran parte de la comunidad internacional”.

Médicos venezolanos en EEUU se unen a labor humanitaria de buque hospital Comfort

Hospitales públicos de Venezuela, escenarios de protestas, robos y violencia

Un cartel en una pared del Hospital Universitario, en Caracas, reza: Maduro, no es la guerra económica, es tu guerra contra la salud".

La "Encuesta Nacional de Hospitales" que fue presentada este jueves por la organización Red Médicos por la Salud de Venezuela reveló que los 40 hospitales más importantes del país son escenarios de protestas, robos, disparos y violencia de familiares de pacientes contra el personal de salud.

Este sondeo, que se realiza desde 2014, es nutrido por médicos de cada uno de estos hospitales que reportan semanalmente -y de forma anónima para evitar represalias- lo ocurrido en el centro asistencial en el que trabajan y los datos expuestos nacionalmente corresponden a la semana del 10 al 16 de noviembre.

"Reportaron nuestras personas en esa semana que en 45% de los hospitales hubo robos", dijo en una rueda de prensa en Caracas el portavoz de la red, el infectólogo Julio Castro.

Indicó que en 45% de los centros asistenciales se reportaron "disparos dentro del ambiente hospitalario" y que en 62% "hubo violencia de los familiares contra el personal de salud, reportado bien sea por médicos, enfermeras o técnicos".

Castro comentó que los miembros de esta red de médicos creen que esta violencia de familiares hacia el personal de salud "está relacionada con las fallas de insumos" como materiales, equipos diagnósticos o medicamentos, pues Venezuela atraviesa por una escasez de fármacos y de todo lo que se requiere en un centro asistencial.

"Cuando llega un padre con un niño con asma y le dice el médico que no hay medicamentos para el asma intuimos que la primera reacción de un familiar puede ser violenta contra el médico que está de guardia o contra la enfermera que lo recibe", dice.

Un paciente espera en una sala del Hospital Universitario, en Caracas.
Un paciente espera en una sala del Hospital Universitario, en Caracas.

La encuesta también reportó que solo en esa semana se produjeron 19 protestas de enfermeras y 15 de médicos en varios de los hospitales de esta lista de 40.

"Vemos que de alguna manera coinciden las protestas con los estados en los que hay mayor déficit de cosas, el personal de salud no solamente está protestando por temas relacionados con su sueldo o con sus beneficios laborales sino porque la situación de esos mismos centros es mala en términos de los elementos que hay para trabajar", apuntó.

Además de fallas en medicamentos, los hospitales registran apagones constantes, falta de agua -hasta por 24 horas continuas-, falta de alimentos para los pacientes, laboratorios cerrados por no contar con reactivos y equipos de rayos X dañados en casi la totalidad de los centros.

Castro recordó que paradójicamente el Gobierno de Nicolás Maduro impuso hace más de dos años la medida de que los hospitales públicos sean custodiados por milicianos, un cuerpo de civiles que sirven de "complemento" a las Fuerzas Armadas y que pese a ello, la violencia ha aumentado.

Señaló que pese a todas las fallas que tienen los hospitales públicos de Venezuela, son estos los que tienen cada vez más demanda pues los seguros de hospitalización "ya no funcionan" debido a la hiperinflación por la que atraviesa el país se traduce en que una póliza cubre, con suerte, un solo medicamento.

Con las clínicas privadas cada vez más inaccesibles y los hospitales cada vez más ruinosos, la violencia en general se acrecienta.

Muchos de los médicos que denuncian lo que sucede en los hospitales "tienen miedo" y Castro dice: "Hay gente que no quiere trabajar en este proyecto (de Red de Médicos) porque se siente amenazada por la dirección del hospital".


(EFE)

Cargar más

XS
SM
MD
LG