Enlaces de accesibilidad

En opinión de José "Pepe" Lacayo

Los Mellizos de Minnesota: una grata sorpresa

Jugadores de los Mellizos de Minnesota, José Berrios y Willians Astudillo.

Una de las cosas agradables que tiene el béisbol de las grandes ligas es que cada año hay un equipo que da la grata sorpresa y deleita a todos aquellos que anhelan con el “SI SE PUEDE.”

La temporada pasada fueron los Atléticos de Oakland que clasificaron a la postemporada pese a ser uno de los clubes menos ricos del MLB, por decirlo así, y éste año, hasta ahora que se escribe éste artículo, son los Mellizos de Minnesota que esperan duplicar la hazaña de los Atléticos del año pasado.

Hace 3 meses ni el más optimista aficionado de los Mellizos se pudo haber imaginado que su equipo iba a estar en el primer lugar de la liga americana centro con 50 victorias, solo 27 derrotas fácilmente el mejor registro de toda la liga americana y segundo mejor de todo MLB y con una cómoda ventaja de 8 juegos sobre su seguidor más cercano en la división central. También tienen el segundo mejor diferencial o promedio de carreras de toda la pelota profesional +110 carreras.

Basta mencionar el nombre de su manager: Rocco Baldelli, ya nos damos cuenta que los Mellizos de Minnesota no son los muchachos mejor conocidos de nuestro pasatiempo nacional. Es más, muy poca gente fuera de Minnesota conoce a la gerencia, los managers, el piloto y a la mayoría de los jugadores del club. Pero eso está cambiando rápidamente. Más rápido inclusive de lo que la organización de los Mellizos se haya podido imaginar a finales de marzo cuando arranco el campeonato nacional y nadie esperaba tanto de ellos.

Tengo que confesar que el equipo de Minnesota es un enigma. Hasta nosotros los muchachos de AL DURO Y SIN GUANTES que nos ganamos la vida cubriendo diariamente el béisbol de las grandes ligas tenemos que invertir mucho más tiempo en el internet y hacer más búsquedas cada vez que explicamos cómo es que éste desconocido equipo está triunfando tanto en las mayores.

Wes Johnson es el coach de pitcheo de los Mellizos. ¿Quién? Ni siquiera Orlando "el Guajiro" Peña que ha estado involucrado en la pelota profesional desde la década los años 60 sabe quién es Wes Johnson. “A ese no lo conocen ni es su casa,” fue su respuesta cuando le pregunte por él. Y eso que el Guajiro Peña conoce, sabe quiénes son, o por lo menos ha oído hablar, de casi todos los coaches de pitcheo del MLB.

James Rowson es el coach de bateo del Minnesota. ¿Quién? En su página oficial podemos conocer a todos los integrantes del equipo, managers, coaches, entrenadores, peloteros y hasta los masajistas.

El coach de bateo James Rowson es un caballero que nunca ha tenido ni siquiera un turno al bate a nivel de grandes ligas y nunca fue nada del otro mundo en los pocos partidos que jugo en las ligas menores. Sin embargo, es el coach de bateo de un equipo que está entre los mejores de la liga en varias categorías ofensivas.

Para más información, favor de fijarse en la página oficial digital del equipo:https://www.mlb.com/twins

Y los peloteros del Minnesota quienes son: la alineación de los Mellizos NO está repleta de súper-estrellas multimillonarias como la de los Yanquis, Dodgers, Medias Rojas, Filadelfia o Cachorros de Chicago. Hay algunos peloteros veteranos que si conocemos como por ejemplo Nelson Cruz, Marwin Gonzalez, Jake Odorizzi y Michael Pineda. Pero si nos fijamos en el roster de los 40, cuesta mucho reconocer a la mayoría de ellos.

En esta campaña del 2019 el equipo completo de Minnesota cobra $113 millones de dólares mientras que el de los actuales campeones mundiales Medias Rojas cobran $236 millones, o sea, más del doble.

A ver, rápido, rápido, ¿quien tiene más victorias éste año, el club que cobra $113 o el que cobra $236? Jejejeje, al publicarse éste artículo el Minnesota tiene más victorias que los Yanquis y 10 derrotas menos que el Boston. Pues sí, para que ustedes vean como es la vida. Pero esa es una de las cosas interesantes que tiene el béisbol de las mayores.

No se pierda todo lo que hagan los Mellizos de Minnesota, así como lo mejor del béisbol de las grandes ligasen su resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES, de 7pm a 9pm lunes a viernes por Radio Martí y también por nuestra página digital: https://www.radiotelevisionmarti.com

La FIFA y su mundial femenino

Mundial femenino partido EEUU contra Chile.

El 12 de junio se jugó el Vallencians, Francia, uno de los partidos más esperados e interesantes de la copa mundial del fútbol femenino FIFA Francia’19.

Alemania vs España: cuando vi el sorteo inmediatamente comenté que ese era uno de los partidos, sino el partido, más atractivo de toda la primera ronda, o fase de grupos, pues involucraba a 2 selecciones nacionales repletas de futbolistas profesionales y 2 países con gran tradición futbolística que siempre nos brindan tremendos e inolvidables partidazos, por lo menos, así siempre ha sido en la versión masculina.

Mi primera decepción llegó cuando me di cuenta que el partido NO se iba a jugar en Paris, donde están los 2 estadios más grande toda Francia y en donde cualquier día del año hay cien-mil alemanes y cien-mil españoles caminando las calles parisinas.

Mi segunda decepción: El partido tampoco fue jugado en Lyon, donde hay estadio con capacidad para 60 mil aficionados y en donde cualquier día de verano hay 25-mil alemanes y españoles caminando las calles.

Tercera decepción: Luego me di cuenta que el mundial femenino se iba a jugar primordialmente en estadios pequeños pues la FIFA sabía perfectamente bien que no podían llenar los parques más grandes del país galo, ni siquiera cuando juega la selección femenina francesa.

Cuarta decepción: Alemania-España Uno de las partidos más interesantes de la primera ronda del mundial femenino de la FIFA se jugó en el segundo estadio más pequeño de la Francia mundialista en el pueblo de Valenciennes, que no es ciudad, pues solo tiene población de 42-mil habitantes, en el estadio caben 25-mil personas y es una aldea en la frontera con Bélgica.

Me gustaría saber quién es el jefe de marketing de la FIFA que no le dijo a sus superiores que el estadio Stade du Hainaut de Valenciennes tiene capacidad para 25-mil fanáticos y que hay 20 estadios mucho más grandes en Francia.

Quinta decepción: Llegó el día del partido. Justamente cuando se pateó el primer balón comenzó a caer un aguacero torrencial de proporciones bíblicas, como si Dios castigando a la FIFA por tomar pobres decisiones. El estadio con capacidad para 25-mil fanáticos estaba prácticamente vacío, solamente los familiares y amistades de las futbolistas estaban presente, eso porque cada jugadora recibe 4 entradas gratis para sus familiares y amigos. A mediados de la segunda mitad dejo de llover. Había más público. Gol de Alemania! Y el único del partido.

Técnicamente el encuentro estuvo bien jugado. Me atrevería a decir que mejor que algunos partidos en mundiales masculinos.

En la segunda mitad salió el sol. El estadio estaba medio lleno, pero aún se veían secciones vacías. A mediados de la segunda mitad el estadio estaba 66%lleno, o sea, tres cuartas partes. La FIFA anunció que se vendieron más 20-mil entradas para el partido España-Alemania, eso puede ser, pero muchos aseguran que no había más de 15-mil fanáticos en un estadio con capacidad para 25-mil.

Aquí me di cuenta que al mundial femenino le falta muchísimo para alcanzar, si es que algún día puede, al masculino. Y cuando me di cuenta que éste mundial no le interesa a mucha gente: Valenciennes, Francia está a menos de 3 horas de Alemania vía una súper carretera de 6 carriles. Me parece increíble que ni siquiera 15-mil de los 83 millones de alemanes no hayan podido/querido hacer ese corto y pintoresco viaje para ver a su país jugar contra España.

Si hubiera sido la selección masculina alemana jugando otra vez contra España en un mundial el partido y sus 70-mil boletos su hubieran vendido en 90 minutos, y otros cien mil alemanes se hubieran quedado con las ganas de ir.

Pregunta: hubiera ido más gente al estadio si el partido del 12 de junio entre Alemania y España se hubiera jugado en París o en Lyon? Es muy probable. Pero nunca lo sabremos porque París estaba muy ocupada siendo sede, un día después, el 13 de junio, del partido China vs. África del Sur.

No se pierda lo mejor del mundial femenino FIFA Francia 2019, así como todo el fútbol internacional en su resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES, de 7pm a 9pm lunes a viernes por Radio Martí y también por nuestra página digital: https://www.radiotelevisionmarti.com/

MLB y su poco popular juego de estrellas

El juego de las estrellas de 2018. (Brad Mills-USA TODAY Sports)

El martes, 9 de julio, a las 8:00 pm, se jugará en Cleveland el clásico Juego de las Estrellas del béisbol de las grandes ligas. Los amigos oyentes en Cuba podrán escuchar por Radio Martí el partido completo, jugada por jugada, con lujo de detalle.

Esa es la buena noticia, ahora viene la mala.

Nos atreveríamos a decir que el juego de las estrellas de MLB podría ser más popular entre los aficionados de la pelota en Cuba que en los Estados Unidos.

Lo que era hace 40 años uno de los eventos deportivos más importantes de éste país, se ha convertido en uno que ahora es prácticamente ignorado por los televidentes norteamericanos y eso es lo último que necesitaba MLB después de las bajas audiencias en las ultimas postemporadas y la baja asistencia a los estadios durante varios años consecutivos.

Los números no engañan. Los “ratings” o audiencia no engañan. Según el almanaque del béisbol, en el año 1976 más de 36 millones de televidentes vieron el juego de estrellas, eso significa que el más del 27% de los televisores del país sintonizaron el juego de las estrellas. La población de EE.UU. era de 218 millones de habitantes ese año.

Poco a poco, esas cifras han ido disminuyendo y en el año 2016 solo 8.7 millones de personas se molestaron por ver el juego de estrellas por la tele eso significa que solo poco más del 5% de los televisores en el país sintonizaron el juego, cuando la población de EE.UU. era de más de 318 millones de habitantes.

Yo sé que es difícil de creer esto, especialmente los amantes de la pelota, pero los numeritos no engañan.

Favor de ver aquí esas cifras oficiales del almanaque de béisbol.

Vamos a analizar esto en detalle. Con 100 millones más de personas en éste país, el juego de estrellas es visto por la cuarta parte de televidentes que tenía hace 40 años. Debería de ser lo contrario.

Con 100 millones de habitantes adicionales, ajustado al índice de población, el juego de estrellas debería de ser visto por 50 millones de personas, no 8.7
Sí, yo sé, ahora hay 600 canales de TV mientras que en 1976 solo había 4 o 5. Pero recuerden esto: los fanáticos legítimos siempre serán fiel al deporte, haya un canal o 600.

Pero no solo son las fanáticos los que no ven el juego por la tale. Son sabidos, y famosos, los casos de peloteros de alto calibre que NO han querido participar en el juego de estrellas. Algunos peloteros han inventado o fingido lesiones para no participar mientras que otros abiertamente y simplemente han dicho “no quiero” y no fueron, no jugaron y ya está.

Poniéndole una curita a la herida, hace años MLB experimentó con darle la ventaja de local a la liga que ganara el juego de las estrellas. O sea que un juego de exhibición decidía donde comenzaba y terminaba la serie mundial.

Como algunas otras cosas que se le ha ocurrido al béisbol de las grandes ligas, esto se implementó unos cuantos años y fue descartado a favor del actual formato que es lo justo y lo correcto: que el club con el mejor registro durante la temporada regular es el que tiene ventaja de local en la serie mundial.

De cualquier manera la desesperación de MLB en hacer relevante un partido que a muy pocos le interesa deja muy claro que nuestro pasatiempo nacional debería de hacer algo para atraer a más aficionados y a más televidentes y si hay que eliminar el juego de estrellas pues hay que eliminarlo y quizás usar esos 4 días para darle más tiempo libre a los peloteros o, aún mejor, usar esos 4 días para añadírselos a la postemporada para jugar más partidos de play-off.

Pero no cuenten con eso por ahora, MLB aún no se ha rendido y piensa que el juego de estrellas algún día volverá a ser uno de los eventos deportivos más importantes de éste país, tal y como lo era hace 40 años.

No se pierdan el juego de las estrellas del béisbol de las grandes ligas el martes 9 de julio a las 8pm. Jugada por jugada con lujo de detalle por su emisora favorita Radio Televisión Martí.

FC Cincinnati se aleja de las tácticas mediocres

FC Cincinnati. (Captura de imagen/Facebook)

A principios de Mayo del 2018 el club de fútbol de la MLS, fútbol de las grandes ligas de EE.UU. despidió a su director técnico, Alan Koch, tras solo 11 partidos de temporada regular porque el club tenía promedio de 2 ganados, 2 empates y 7 derrotas.

Está bien, no es nada nuevo.

Yo, como cronista deportivo, veo todas las semanas como clubes de fútbol, béisbol, baloncesto, hockey, rugby y varios deportes botan a sus directores, coaches, managers por bajo rendimiento en la cancha.

Eso no es nada nuevo.

Lo que si llamó la atención es que el FC Cincinnati es un equipo de expansión en la MLS, o sea, está en su primera temporada en la máxima liga del fútbol profesional de EE.UU. y nadie espera que una franquicia de expansión clasifique a la postemporada ni mucho menos que gane el campeonato.

Es más, tras 11 semanas el promedio de 2-2-7 que tenía Cincinnati no está mal visto y más de uno diría que hasta es aceptable. Pero esa no es la opinión de los dueños del FC Cincinnati que botaron al director técnico después de solo 11 partidos porque el equipo no estaba jugando como debería de jugar y por no motivar a sus jugadores.

Personalmente, aplaudo esta rarísima manera de pensar del FC Cincinnati que es totalmente inusual y casi nunca vista en el deporte profesional hoy en día.

Hay decenas de clubes profesionales en éste país que están contentos con ser mediocre y mantienen a su fanaticada tranquila alegando que el club está siendo “reestructurado” para ganar en el futuro. Lo peor de todo es que millones de aficionados se tragan ese cuento chino pues la mayoría de esos clubes nunca terminan ganando.

Uno de los mejores ejemplos que les puedo dar son los Marlins de Miami. Les doy este ejemplo solo porque vivo en el sur de la Florida y conozco bien la idiosincrasia local.

Derek Jeter, el gerente General de los Marlins, ha dicho en conferencia de prensa que el equipo está preparándose para competir seriamente en un futuro cercano. Cuando la prensa le pregunta que es un “futuro cercano”, Jeter ha dicho “unos cuantos años”.

O sea, que ya desde ahora los aficionados del club miamense tienen que irse mentalizando a que los Marlins no estarán compitiendo, “en serio,” por lo menos en los próximos 3,4 o 5 años. A propósito, los Marlins tampoco llevan compitiendo “en serio” desde hace muchos años.

El piloto del club, Don Mattingly, que durante su carrera profesional en la MLB fue conocido por ser un feroz competidor, ahora resulta que es un manager con promedio negativo y básicamente se ha resignado a que ha dirigido, está dirigiendo y va a seguir dirigiendo un equipo mediocre, cuanto mucho, por no decir malo.

Don Mattinly ha manejado el club desde el año 2016. Nunca he tenido una temporada con promedio positivo aquí en Miami y, según lo que ha dicho Derek Jeter, es poco probable que tenga una buena temporada en “unos cuantos años más”, y a olvidarse de una postemporada, y mucho menos de un título.

Los Marlins no son los únicos que le hacen esto a su fanaticada. Hay muchos ejemplos en todos los deportes norteamericanos. ¿Y por qué ocurre más que nada en éste país? Pues porque NO hay descenso a las ligas menores o a la segunda división como ocurre en casi todo el planeta. O sea, si los Marlins fueran un equipo en Europa, por ejemplo, NO estarían jugando en la máxima competencia o en las grandes ligas, estarían en las menores, donde merecen estar por no ganar.

Pero eso, el tema de poder darse el lujo de NO competir sabiendo que no te va a pasar nada, lo voy a explicar con más detalle en otro artículo.

En AL DURO Y SIN GUANTES hemos tocado varias veces el tema: que sería del MLB si los peores dos o tres clubes de cada liga descendieran anualmente a las ligas menores. No tendrían más remedio que luchar, verdad?

Comparen la manera -poco ganadora, por no decir perdedora- de pensar de los Marlins –MLB- con la manera de pensar del FC Cincinnati que un su primera temporada en la MLS tras jugar solamente 11 partidos dijeron vamos a botar a nuestro manager, a nuestra versión de Don Mattingly, porque ha perdido 7 de 11 juegos.

A propósito en la MLS, así como en la NBA, MLB, NFL, NHL, tampoco hay descenso, así que el FC Cincinnati no despidió a su manager por miedo a terminar en la segunda división, lo hizo porque tiene orgullo. Sabe que puede jugar mejor, quiere jugar mejor y si el manager no motiva a sus jugadores pues hay que buscarse otro.

Pregunta: ¿Creen ustedes que Don Mattingly y Derek Jeter estén motivando a sus jugadores?

No se pierda lo mejor de la MLS, la liga profesional del balompié de Norteamérica, así como el fútbol internacional en su resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES, de 7pm a 9pm lunes a viernes por Radio Martí y también por nuestra página digital, RadioTelevisiónMartí.com.

Los Bravos de Atlanta y su competencia local

Jugadores de los Atlanta Braves.

Saben ustedes el significado del dicho: “consecuencias no deseadas” eso es justamente lo que le está ocurriendo en éste momento a los Bravos de Atlanta que desde hace 2 años tienen competencia directa, queriendo o sin querer, del equipo de fútbol de la misma ciudad, los actuales campeones nacionales de la MLS Atlanta United, una franquicia a la cual los mismos Bravos le dieron la bienvenida a la ciudad hace 2 años. Inclusive pusieron su estadio “a la orden” por si acaso.

Los oyentes de nuestro resumen deportivo AL DURO Y SIAN GUANTES, nos vienen diciendo desde hace años que en Cuba el balompié le ha “robado” cancha al béisbol y que la nueva generación en la isla saben quién es Leo Messi y Cristiano Ronaldo pero no saben quién es Clayton Kershaw ni Bryce Harper.

Aunque le cueste mucho admitirlo a nuestro colega y gran amigo, Orlando "el Guajiro" Peña, el fútbol, poco a poco, le ha ido robando cancha al béisbol en Cuba, EE.UU, Japón y Venezuela.

En la temporada 2018 del béisbol de las grandes ligas, los Bravos de Atlanta –MLB- ganaron fácilmente al banderín la Liga Nacional Este y fueron eliminados en la serie divisional 3 juegos 1 por los Dodgers de Los Ángeles.

En su brillante campaña del año pasado la novena de Atlanta terminó con registro de 90 victorias y 72 derrotas conquistando su división con una asombrosa ventaja de 8 juegos sobre su seguidor más cercano, Los Nacionales de Washington. Sin embargo cuando se trató de jugar en casa los Bravos a duras penas superaron el mediocre promedio de los .500, con 43 triunfos y 38 derrotas mientras que fuera de casa jugaron mucho mejor (47-34)

Poco a poco la liga profesional de balompié norteamericano –MLS- ha ajustado el comienzo y final de su temporada y ahora resulta que le está haciendo competencia directa al béisbol de las grandes ligas –MLB- y no solamente le está haciendo competencia directa por todo el país, sino que en Atlanta el fútbol ha comenzado a destronar al béisbol como el “deporte del verano.”

En los 23 partidos competitivos que se jugaron en Atlanta la temporada pasada el United –MLS- vendió el 96% de las entradas disponibles que tiene el Mercedes-Benz Stadium, mientras que en sus 83 juegos locales, los Bravos a duras penas vendieron el 50%.

La pesadilla es aún peor para los Bravos –MLB- cuando ambas franquicias coinciden en la misma ciudad el mismo día. No hay competencia: ocurrió 2 veces en el 2018 que el United vendió más 71-mil entradas mientras que los Bravos solo 24-mil.

Con un área metropolitana de 5,8 millones de habitantes y un gran poder adquisitivo, uno pensaría que hay suficiente aficionados, y dinero, para los 2 deportes: el béisbol y el fútbol, sin embargo el año pasado los fanáticos en Atlanta dejaron saber muy claro a quien respaldan primero. O sea dicho en cubano “no hay cama pa tanta gente”

Es cierto que Atlanta United ganó la copa MLS en apenas su segunda temporada de existencia, mientras que los Bravos solo han ganado una serie mundial -1995- desde que llegaron a Atlanta en 1969.

Atlanta no es la única ciudad que tiene franquicias en ambos deportes, es más esto ocurre con la mayoría de los clubes del béisbol de las grandes ligas. Pero en ningún otro lado la fanaticada se ha volcado tan claramente a favor de un deporte, prácticamente olvidando el otro. La pesadilla para los Bravos aumentara éste año pues la liga de fútbol –MLS- acaba de ajustar su horario de temporada y por primera vez en la historia le hará competencia directa a la pelota –MLB- los 8 meses, o sea desde marzo hasta octubre. A propósito hasta hace poco y en sus 120 años de existencia la pelota nunca había tenido éste tipo de competencia directa lo largo de toda su temporada regular y los Bravos ya no son los “niños lindos” de Atlanta durante el verano como lo fueron durante 50 años. Y si alguna vez hemos visto un ejemplo de “consecuencias no deseadas” los Bravos –MLB- que con tanta alegría recibieron al United ahora se pudieran estar lamentando de tenerlos en la misma ciudad y jugando durante los mismos meses.

No se pierda lo mejor del béisbol de las grandes ligas y también la liga profesional de fútbol de EE.UU. en su resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES, de 7pm a 9pm lunes a viernes por Radio Martí y también por nuestra página digital: https://www.radiotelevisionmarti.com/

Cargar más

XS
SM
MD
LG