Enlaces de accesibilidad

Venezuela

Los negocios que nacieron con la crisis en Venezuela

Un hombre sostiene un mazo de bolívares en una calle de Caracas.

Cuidar viviendas de venezolanos que salieron del país huyendo de la crisis o acompañar a ancianos cuyos familiares emigraron en busca de una vida mejor son actualmente tareas que muchas personas convirtieron en su medio de vida, en negocios en auge que surgieron del caos económico de Venezuela.

La emprendedora Silvia Fuenmayor afirmó que en medio de una severa crisis económica y social como la del país caribeño, que impulsó el éxodo masivo de venezolanos, "nacen muchas ideas para ayudar sobre todo a las personas que están viviendo afuera".

Fuenmayor, de profesión psicopedagoga, y su socia Amelí Mata, maestra de educación inicial, decidieron, tras más de 20 años empleadas en centros educativos, dejar sus respectivos trabajos, cuyos salarios mermaban cada vez más a consecuencia de la hiperinflación, y empezar con su negocio.

Empezaron con la entrega a domicilio de regalos encargados y pagados por la diáspora, para que llegaran puntualmente a sus familiares que viven en Venezuela en fechas como Navidad o cumpleaños, pero a raíz de esta idea, los clientes emigrados empezaron a demandar más servicios.

Ahora se encargan del pago de impuestos de viviendas deshabitadas, coordinan el arreglo de filtraciones de agua o venden, por encargo, los enseres que se quedaron en los hogares de los que se vieron obligados a salir de país, para luego poner a la venta esos inmuebles.

También se aseguran de visitar regularmente las casas y encender las luces o poner música alta para que parezca que están habitadas y, de este modo, alejar y disuadir a posibles ladrones o asaltantes de viviendas.

Fuenmayor sostiene que el servicio que ofrecen tiene un lado "emotivo", pues al ingresar a un inmueble se encuentran con "las cosas más íntimas y privadas de las personas" y evocan "los recuerdos de la gente".

En el caso de los apartamentos y casas bajo su cuidado, dependiendo de la frecuencia contratada, Fuenmayor y Mata hacen la limpieza, abren los grifos del agua o verifican el estado de las tomas eléctricas. La idea es que "todo permanezca funcionando", dijo.

El cuidado y administración de inmuebles, así como la atención de los adultos mayores, es un negocio incipiente aunque en crecimiento, puesto que, explican ambas, implica establecer lazos de confianza con el emigrado que les contrata, por lo cual, por ahora, el boca a boca o las redes sociales funcionan como canales para publicitarse.

Explica Fuenmayor que el mantenimiento sencillo de un inmueble pequeño cuesta 35 dólares mensuales y el precio se va ajustando hacia arriba según las exigencias y dimensiones de la vivienda.

En el caso de Emiliana Romero, fundadora de Casa Viva, ella sabe lo que implica emigrar y cuando decidió regresar a Venezuela quiso trabajar por su cuenta, por lo que en vista del gran número de personas que abandonan el país, se planteó "mantenerles sus propiedades" para que "el día que quieran volver, tengan sus casas perfectas".

Para Romero, "en épocas de crisis siempre hay ideas buenas que no tienen que ver con robar (...), siempre hay oportunidades en ayudar", porque "hay gente que te necesita a ti y tú necesitas trabajar".

En su caso, el costo mínimo del servicio es de 50 dólares al mes.

Explica que para una casa individual, recomienda una visita de mantenimiento cada 15 días, mientras que para un apartamento pequeño "con una vez al mes es más que suficiente".

La otra cara del éxodo venezolano la representan los ancianos que se han quedado en el país mientras sus familiares emigraron buscando mejorar su calidad de vida; en ese panorama, personas como la pediatra venezolana Evir Sifontes ofrecen servicios para acompañar a los abuelos, un oficio que empezó como "una labor social".

Sifontes es médico pediatra y trabajó durante años en los hospitales públicos del país, donde los médicos ganan menos de 10 dólares al mes, por lo que en 2019 se fue tres meses a Costa Rica pero prefirió regresar a Caracas para continuar con su pequeña empresa, que atiende a abuelos cuyas familias han emigrado por la crisis.

Si un abuelo requiere adquirir un medicamento, el familiar contacta a Sifontes y a su socio, quienes trasladan al adulto mayor a la farmacia para hacer la compra, previa investigación para saber la disponibilidad de la medicina, debido a la escasez crónica de productos farmacéuticos en Venezuela.

También acompañan a sus clientes a citas médicas, situación en la que la formación de Sifontes facilita que el especialista se "conecte" con ella "de forma más clara" y que luego el paciente "cumpla con las indicaciones" bajo la vigilancia de la sanitaria.

A pesar del control de cambios impuesto en 2003, servicios como el cuidado de viviendas y de personas, como muchos otros en Venezuela, se cobran en dólares.

Al ser consultada sobre las tarifas, Sifontes explica que trata "de ser solidaria" porque "es una necesidad". Es así que, por ejemplo, por acompañar al banco a retirar la pensión cobran cuatro dólares y para ir a una cita médica hasta diez dólares.

En medio de la severa crisis económica y social que padece Venezuela, además de generar ingresos para los emprendedores, estos negocios representan una fuente generadora de empleo regular para otros oficios como plomeros, electricistas, personal de limpieza o transporte.

Vecchio: la presencia de agentes cubanos complica la crisis en Venezuela

Carlos Vecchio es el representante en Estados Unidos del presidente interino de Venezuela Juan Guaidó (Foto: Archivo).

El representante del presidente interino de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, dijo el martes en Washington que la crisis de su país se ha vuelto más compleja por la presencia de agentes del régimen cubano.

“Lo primero que hay que hacer es tomar las riendas del Ejército y los servicios de inteligencia para sacar a los cubanos” destacados en Venezuela, declaró Vecchio en el Club de Prensa de la capital federal respondiendo una pregunta de la reportera de Radio Martí Michelle Sagué.

Una mujer en Caracas sostiene un cartel donde critica a Maduro por enviar petróleo a Cuba.
Una mujer en Caracas sostiene un cartel donde critica a Maduro por enviar petróleo a Cuba.

El régimen cubano es una dictadura que ha exportado la represión a Venezuela, y por eso hay que sacar a sus agentes de allí, manifestó Vecchio. Además, añadió, es necesario detener el envío de petróleo venezolano a la isla.

“El petróleo que va a Cuba beneficia al régimen y no a los cubanos”, dijo el representante del presidente encargado Juan Guaidó en Washington. “Eso es inaceptable cuando Venezuela sufre una crisis humanitaria. Hay que preservar los recursos para el pueblo venezolano en vez de financiar a una dictadura en Cuba”.

El objetivo del gobierno interino de Guaidó es poner fin a la dictadura de Maduro, cuya salida del poder forma parte de las conversaciones que se llevan a cabo entre representantes del régimen y la oposición, subrayó Vecchio.

Las negociaciones entre representantes de Guaidó y Maduro continúan esta semana (Foto: Archivo).
Las negociaciones entre representantes de Guaidó y Maduro continúan esta semana (Foto: Archivo).

Dijo que la quinta ronda de negociaciones auspiciadas por Noruega será esta semana, pero se negó a dar detalles de la fecha y el lugar, y que alberga esperanzas de que el diálogo resuelva la crisis antes de fin de año.

Con informacion de la agencia Associated Press

TPS para venezolanos se estanca en Senado

Audiencia en el Senado sobre propuesta de otorgar TPS a venezolanos en EEUU.

Un proyecto de ley que busca proteger de la deportación a miles de venezolanos que actualmente viven en Estados Unidos se estancó el martes en el Senado, después de que la minoría demócrata instó a que la iniciativa fuera aprobada por unanimidad.

El senador republicano Mike Lee de Utah presentó una objeción de procedimiento a solicitud del demócrata por Illinois Dick Durbin, argumentando que se necesitaba más tiempo para revisar y ofrecer enmiendas al proyecto de ley, que fue presentado en febrero.

La iniciativa, que busca otorgar "estatus de protección temporal" (TPS por sus iniciales en inglés), fue aprobada la semana pasada en la Cámara de Representantes en una votación bipartidista, a pesar de que 158 republicanos se opusieron a ella.

El Departamento de Seguridad Nacional suele otorgar el TPS a las personas de países que están devastados por desastres naturales o por guerras y les permite permanecer en Estados Unidos hasta que la situación mejore en su país de origen. Venezuela vive una crisis económica y política, mientras Estados Unidos reconoce como su presidente legítimo al líder opositor Juan Guaidó, aunque Nicolás Maduro controla el gobierno.

"¿Cómo podemos, con la conciencia tranquila, decirles a estos venezolanos en Estados Unidos 'tienen que regresar?'", preguntó Durbin después de describir la crisis humanitaria que ha forzado a unos cuatro millones de venezolanos a abandonar el país sudamericano.

El demócrata por Nueva Jersey, Bob Menendez, se mostró esperanzado en que el Senado retome la propuesta de ley en septiembre tras el receso veraniego, que comienza al fin de esta semana.

El senador por Florida, Marco Rubio, el único republicano entre los 10 promotores del proyecto de ley, no estaba presente en el pleno del Senado. Durante el debate, Rubio tuiteó que se estaba reuniendo con funcionarios del gobierno del presidente Donald Trump "esperando lograr una resolución administrativa para esto".

Rubio dijo la semana pasada que ha estado trabajando con el gobierno para proporcionar a los venezolanos una "salida forzosa diferida" (deferred enforced departure) en lugar del TPS. Dicha salida puede ser autorizada con un decreto presidencial y se le conoce como DED por sus siglas en inglés. Los liberianos son los únicos ciudadanos que cuentan actualmente con ese estatus.

El gobierno de Trump fue uno de los primeros en reconocer a Guaidó, quien también es líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, como el presidente legítimo del país sudamericano, una medida que más de otros 50 países han imitado. Esos países afirman que la reelección de Maduro en 2018 fue fraudulenta.

Sin embargo, el director interino del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), Ken Cuccinelli, dijo a principios de mes que la decisión de otorgar el TPS a los venezolanos es "más complicada" por los fallos recientes de los tribunales, que evitan que el gobierno ponga fin a la designación para otros países.

La Oficina de Presupuesto del Congreso calcula que unos 200.000 venezolanos que viven actualmente en Estados Unidos podrían recibir el TPS. Bajo el proyecto de ley, los venezolanos podrían ser elegibles para permanecer temporalmente en el país y recibir permisos de trabajo válidos durante 18 meses si han estado presentes de forma continua en Estados Unidos desde la promulgación de la propuesta de ley.

Diaz-Balart: TPS es importante victoria para los que han escapado de la dictadura de Maduro

Venezolanos en el exilio durante una protesta en Doral, Miami. Foto OCB/ Roberto Koltun.

El Senado federal debe decidir ahora si aprueba un proyecto de ley que les concede estatus de protección temporal (TPS) a los venezolanos en Estados Unidos, después que la Cámara de Representantes le dio luz verde el jueves a su propia versión del proyecto con una votación de 252-158.

“El histórico voto de ayer es una importante victoria para lograr que los ciudadanos venezolanos que han escapado de la dictadura de Maduro reciban protección temporal en Estados Unidos”, escribió el viernes en su cuenta de Twitter el congresista republicano de la Florida Mario Díaz-Balart, quien auspició el proyecto de ley en enero junto al demócrata Darren Soto, de Kissimmee, en el centro de la Florida.

Hoy viernes es el último día de sesiones del Congreso antes de que los legisladores salgan a sus vacaciones de verano. En el Senado, un proyecto presentado por los cubanoamericanos Marco Rubio, de la Florida, y Bob Menéndez, de Nueva Jersey, debe conseguir también una mayoría simple para que llegue a la mesa del Presidente y se convierta en ley.

Presentado por Díaz-Balart y Soto, el proyecto HR 549 establece un periodo de 18 meses durante los cuales los venezolanos que hayan llegado a Estados Unidos puedan vivir, trabajar y viajar legalmente más allá del plazo concedido en sus visas.

“La ahora ilegítima presidencia de Nicolás Maduro solo ha llevado sufrimiento y desesperación al pueblo de Venezuela”, escribió el congresista Soto en enero al presentar el proyecto con Díaz-Balart. “Durante su tiranía, la economía venezolana se ha deteriorado a niveles alarmantes, causando escasez de alimentos básicos y medicinas. El mundo entero ha sido testigo de […] encarcelamiento se opositores y el uso de fuerza letal contra manifestantes pacíficos. Por eso, Venezuela debe incluirse como país designado para TPS para que podamos proteger a nuestras hermanas y hermanos que escapan del terror de Maduro”.

Desde 2014, alrededor de un cuarto de millón de venezolanos han venido a Estados Unidos, y cerca de 170 mil de ellos radican en la Florida.

Aun si el Senado aprueba la versión presentada por Rubio y Menéndez, faltaría ver si el Presidente Donald Trump lo firma, pues antes ha dejado claro que no le gusta conceder estatus de protección temporal, como cuando ordenó poner fin al TPS para haitianos y centroamericanos.

En caso de que el Senado apruebe su versión y el Presidente la convierta en ley, previo acuerdo para conciliar ambas versiones, los venezolanos que quieran beneficiarse deben haber permanecido ininterrumpidamente en Estados Unidos desde el día en que fue proclamada.

EEUU sanciona a implicados en corrupción con el programa de alimentos en Venezuela

Venezolanos esperan en una cola por los alimentos distribuidos por el programa CLAP. AFP/ Matias Delacroix

Estados Unidos sancionó este jueves a tres hijastros de Nicolás Maduro: Walter, Yosser y Yoswal Flores, conocidos como "Los Chamos" y al empresario colombiano Alex Saab entre otras personas implicadas en corrupción con el programa de alimentos.

"Saab se ha beneficiado personalmente de los contratos sobrevalorados, incluido el programa de subsidios alimentarios del gobierno titulado Comités Locales de Suministro y Producción, o Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). A través de una sofisticada red de compañías fantasmas, socios comerciales y familiares, Saab lavó cientos de millones de dólares en ganancias de corrupción en todo el mundo. También están dirigidos a los tres hijastros de Maduro, Walter, Yosser y Yoswal, a quienes Saab canalizó dinero a cambio de acceder a contratos con el Gobierno de Venezuela, incluido su programa de subsidios alimentarios", apunta un comunicado del Departamento del Tesoro.

La entidad asegura que Saab dirigió una red de corrupción a gran escala que explotó a la población hambrienta de Venezuela.

Los sancionados son: Alex Nain Saab Moran (Saab), Emmanuel Enrique Rubio González (Rubio), Walter Jacob Gavidia Flores, Yosser Daniel Gavidia Flores, Yoswal Alexander Gavidia Flores, Shadi Nain Saab Certain (Shadi), Isham Ali Saab Certain y Mariana Andrea Staudinger Lemoine.

Cargar más

XS
SM
MD
LG