Enlaces de accesibilidad

El Mundo

Havel y el peligroso lenguaje de los comunistas

El descubrimiento de Havel, respecto a la esencia enmascarada del lenguaje de los marxistas en el poder, cobra inusitada luz ante el hecho de que la manipulación linguística por parte de los camaradas ha llegado al punto de que al presente se le buscan sustitutos a la palabra comunismo, para no nombrarla

Ha muerto Václav Havel, el intelectual, ex disidente y ex presidente checo, el hombre lúcido, comprometido no ya con las letras sino con la libertad quien, acertadamente, dijera en referencia al especial lenguaje de los comunistas que es uno de los instrumentos más diabólicos del avasallamiento de los unos y del embelesamiento de los otros.

Más allá de que el disidente y dramaturgo, encarcelado por los comunistas y muerto a los 75 años de edad, encabezará la pacífica Revolución de Terciopelo, en 1989, para convertirse en presidente de la ahora ex Checoslovaquia, es importante reconocer que su aporte posterior y esencial estuvo en descubrir que lo verdaderamente peligroso del comunismo no era tanto la fuerza bruta como el lenguaje con que se le disfrazaba, por tanto, un lenguaje peligroso no tanto porque se haya impuesto, y se imponga en lugares como Cuba y Corea del Norte, a punta de pistola a millones de seres bajo el llamado comunismo real; sino que haya extrapolado su contexto e invadido al Occidente todo, envilecido a los hacedores de opinión y a las multitudes que los sufren debido al desarrollo desmesurado de los medios audiovisuales en la era globalizada.

Es quizá en ese sentido donde en el futuro se valorará y ahondará en el pensamiento del autor de El Poder de los Sin Poder, al punto que ahora mismo el ministro de Relaciones Exteriores de Suecia, Carl Bildt, ha dicho al saber del deceso del intelectual checo: "Vaclav Havel fue uno de los grandes europeos de nuestra era. Su voz de libertad allanó el camino para una Europa libre y unida".

El descubrimiento de Havel, respecto a la esencia enmascarada del lenguaje de los marxistas en el poder, cobra inusitada luz ante el hecho de que la manipulación linguística por parte de los camaradas ha llegado al punto de que al presente se le buscan sustitutos a la palabra comunismo, para no nombrarla. Se habla de los crímenes del stalinismo, del maoismo y, últimamente, hasta de los crímenes del castrismo; pero casi nunca de los crímenes del comunismo como sistema. No hay nada inocente en el asunto. Es un intento deliberado de sembrar en el inconsciente de las gentes que el comunismo en sí no es malo, que malos son ciertos personajes que se desvían de las doctrinas originales. Los hombres mueren, pero el Partido es inmortal.

Los hombres fallan, pero el marxismo es infalible. Cuando la realidad es todo lo contrario, los dirigentes comunistas serán dictadores ineptos y sanguinarios, no por casualidad, no porque erraron el camino y se corrompieron, sino porque precisamente lo esencialmente malo aquí no son los individuos, sino el sistema que está diseñado de manera que sean las peores personas las que puedan subir y sostenerse en el poder. Los jefes de la mafia no son delincuentes por azar, llegan a jefes de la mafia por ser los más delincuentes.

El doctor Ricardo Bofill Pagés, pionero del movimiento de Derechos Humanos en Cuba, y quien conociera personalmente al ex presidente checo, dijo en exclusiva para martinoticias.com que Havel le causó “una impresión extraordinaria, calmado, pero muy duro en sus opiniones contra el comunismo, lo que es lógico desde luego”, para agregar después que “su advertencia de lo peligroso del lenguaje de los comunistas no era tanto para los checos, un pueblo apasionadamente anticomunista, como para el resto del mundo occidental, por la doblez y la capacidad de manipulación que dicho lenguaje posee”.

Pero Havel no sólo poseía el encanto del intelectual mundano, del activista y del político ponderado, sino que encarnó el arquetipo crístico expresado en el apotegma de que los últimos serán los primeros, expresado también en los cuentos de hadas, esos donde el mendigo termina transmutado en príncipe, pues, apenas un año después de completar su última sentencia en prisión, Havel encabezó una revuelta pacífica que terminó con el régimen apoyado por la Unión Soviética en Praga y que lo llevó directamente a la presidencia del país. Esa encarnación cabal del arquetipo transmutativo, de lo más bajo en lo más alto, hará que Havel perviva, más allá de su activismo y de su pensamiento, en el inconsciente colectivo de los pueblos dispuestos a pasar de la abyecta condición de los esclavos a la sublime condición de los hombres libres.

El rostro del demonio oculto en un fresco por ocho siglos

La imagen forma parte de una obra de Giotto de 1290 que recrea una de las estampas de la vida de San Francisco de Asís, patrón de Italia.

El descubrimiento reciente del rostro de un demonio oculto entre las nubes en uno de los frescos de Giotto (1266-1337) remite al Leonardo del “Tratado de la Pintura”, donde el genio renacentista comentaba los paisajes y rostros que descubría observando con detenimiento las manchas de moho en una sucia y roída pared. Después de todo –la frase es suya- la pintura es cosa mentale.

Parece no caber duda que en el fresco en el que se ha descubierto este demonio no hay que entornar la vista para reconocerlo, está ahí, de manera inequívoca. Ni siquiera puede apreciarse en la imagen la simultaneidad de visiones que se observan en ciertas figuras de Dalí, algo que éste lograba mediante un desarreglo interior que él mismo definía como muy cercano a la esquizofrenia.

<!--IMAGE-->

Lo insólito en esta obra de Giotto (que data de 1290 y recrea una de las estampas de la vida de San Francisco de Asís, patrón de Italia, encargada al pintor florentino por la orden franciscana para ilustrar la basílica superior de la Orden, sepulcro de su fundador) es que el camuflado demonio haya sido observado ahora por primera vez, tras ocho siglos de existencia.

Fue la medievalista y experta en la orden franciscana Chiara Frugoni quien se percató de su existencia mientras estudiaba todos los frescos de la basílica.

"Hasta ahora, se pensaba que el primer pintor que alteraba las nubes era Andrea Mantegna, que en su "San Sebastián" de 1640 (conservado hoy en Viena) había mostrado en el fondo del cielo a un caballero que surge de una nube. Ahora, esta primacía de Mantegna ya no es tal", ha escrito la historiadora en un artículo citado por la página web del convento, en el que señala que “el significado del descubrimiento está aún por profundizar".

Habrá que esperar ahora por las interpretaciones para intentar desentrañar lo que tiene todos los visos de otro misterio medieval más que, de saberlo Eco, lo hubiera incluido en El Nombre de la Rosa, por no mencionar al muy evidente Don Brown y su Código Da Vinci.

En un intento por justificar la miopía de los espectadores, algunas consideraciones apuntan a que la figura es difícil de ver desde el suelo porque está en lo alto del fresco.

Sergio Fusetti, restaurador jefe de la basílica, sostiene que Giotto probablemente no quería que la imagen del diablo fuese una parte fundamental del fresco porque pudiera haber robado atención al motivo principal de la historia, que reproduce una de las tantas escenas de la vida y la muerte de San Francisco.

También el mismo Fusetti argumenta que el maestro podría haberla pintado aludiendo a alguien que conocía y quería burlarse de él. O por el contrario, simplemente la introdujo en su esquema pictórico por pura diversión, un acto desprovisto de intencionalidad.

Pero esto último es difícil de creer en pintura. Ni siquiera los gestos de los trazos del pincel son gratuitos.

No siempre se entendió que en Las Bodas de Caná de El Veronés, el insólito perro que asoma su cabeza desde un balcón para contemplar el espectáculo que tiene lugar debajo de sus ojos, no es sino la burla del animal hacia todo el género humano. ¿Y qué decir de las Meninas de Velásquez, donde las criadas aparecen en primer plano y los reyes muy al fondo abriendo una puerta? ¿Acaso Goya, precisamente en homenaje a Velásquez, no se burló de la monarquía borbónica caricaturizando a todos los personajes retratados en La Familia de Carlos IV, comenzando por el propio rey?

Como quiera que sea, cuesta creer que el rostro del diablo de Giotto haya permanecido casi un milenio confundido entre las nubes, sin ser descubierto por la curiosidad de los incontables espectadores que han recorrido con su mirada (¿inquisidora?) durante tanto tiempo cada centímetro del fresco.

Eso queda por descubrirse.

Trabajo para los especialistas, y también – ¿por qué no?- para la especulación.

Linchar no es justicia

La muerte de Muanmar Gadafi a manos de sus propios captores y los evidentes abusos de que fue objeto, se aprecian en los videos mostrados, merece el repudio de todos los que están a favor de respetar la dignidad humana.

Las demandas de varios organismos internacionales y gobiernos, de que el asesinato y las torturas a que fue sometido Muanmar Gadafi sean investigadas, son validas y pertinentes y ha motivado al Consejo Nacional de Transicion de Libia, iniciar una pesquisa y procesar a los responsables del crimen.

La muerte de Muanmar Gadafi en mano de sus propios captores y los evidentes abusos de que fue objeto, se aprecian en los videos mostrados. El dictador fue objeto de abusos incalificables, que situan a sus torturadores en igual escala moral que el torturado.

Las razias, persecuciones y asesinatos en masa son acciones propias de dictadores y no de quienes se les oponen. No se deben repetir los crímenes de los déspotas y sus esbirros, ni justificar los excesos, esgrimiendo los abusos en los que ellos incurrieron.

No debe haber licencia para el crimen, pero tampoco es apropiado responsabilizar del asesinato del dictador al Consejo Nacional de Transición Libio y en consecuencia, evaluar esa entidad como incapaz de conducir al país al establecimiento de un estado de derecho

Las severas críticas al Consejo Nacional de Transición no son objetivas porque mas allá de las condiciones morales que caractericen a sus dirigentes, sería mucho más que un milagro que ellos hubieran logrado imponer en plena guerra, cuando fue muerto Gadafi, su autoridad sobre facciones que a través de los meses del conflicto demostraron en muchas ocasiones que el denominador común que los identificaba era el asesino asesinado.

Militares estadounidenses capturaron a Saddam Hussein y le respetaron la vida. Fue enjuiciado y ajusticiado después de un debido proceso, pero no se puede asegurar que eso mismo hubiera ocurrido si facciones iraquíes contrarias a Hussein lo hubieran capturado.

Numerosos analistas y representantes de organismos internacionales rechazan con sólidos argumentos el asesinato de Gadafi y sus partidarios, que de victimarios pasaron a víctimas, porque al parecer consideran que las injusticias padecidas les facultaba convertirse en abusadores.

Ese tipo de conducta inicia una peligrosa espiral de violencia, porque el odio solo cosecha odio y la venganza genera nuevos vengadores.

Pero la conciencia de esta espiral de abusos debería alertar a la comunidad internacional a ser más responsable en sus relaciones con regímenes que violan sistemáticamente los derechos de sus ciudadanos.

Las personas con responsabilidades políticas, influencia internacional, junta a los organismos internacionales y gobiernos, deberían darse cuenta que la mejor manera para evitar crímenes, es que no haya asesinos en masa gobernando naciones.

Si los compromisos morales tuvieran más importancias en las relaciones entre los gobiernos que los intereses económicos o las conveniencias ideológicas, déspotas como fueron Saddam Hussein, Muanmar Gadafi, o siguen siendo Mahmud Ahmadineyad, Bachar al Asad, Ali Abdullah Saleh, Hugo Chávez y los hermanos Castro, por no hacer esta lista demasiado larga, no estarían gobernando.

El asesinato de Gadafi está contra el derecho , pero cómo se sentirían los libios cuando leyeron en el informe del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas del año 2010 que decía en una de sus partes. " En el diálogo interactivo formularon declaraciones 46 delegaciones. Varias de ellas encomiaron a la Jamahiriya Árabe Libia por la preparación y presentación de su informe nacional, y destacaron el amplio proceso de consultas con los interesados en la fase de preparación. Varias delegaciones asimismo observaron con satisfacción el compromiso del país de respetar los derechos humanos sobre el terreno".

Un informe de Amnistía Internacional refiere que varios gobiernos europeos, entre ellos España, Alemania, Bélgica, Francia, Italia y Reino Unido, concedieron licencias de suministro de armas, munición y equipos al Gobierno de Gadafi a partir del año 2005. Entre ellas bombas de racimo. Otro importante suministrador de armas a Libia fue Rusia.

Occidente al parecer estuvo dispuesto a olvidar el atentado al avión de Pan Am sobre Lockerbie, los otros atentados que auspició Gadafi y por haber renunciado al desarrollo de armas biológicas, químicas y nucleares, pero los libios nunca pudieron olvidar los numerosos asesinatos que ordenó ni las personas ahorcadas en plazas públicas.

El primer paso para evitar el asesinato de un dictador, es impedir que detenten el poder. Si los gobiernos, entidades financieras y organismos internacionales como Naciones Unidas, se comprometieran a no callar, denunciar y no bendecir a cambio de favores, los abusos de los déspotas, el mundo se vería libre del horror de que un grupo de ciudadanos se tome la justicia por su mano como ocurrió en Libia.

Un cubano en las revueltas de Londres

El diario Daily Mail dice que el alto número de ladrones, vándalos y gamberros de lugares tan lejanos como Afganistán, Cuba, Etiopía y Samoa, indica que los disturbios no tuvieron nada que ver con una protesta política o disturbios civiles, sino que surgieron de la codicia y la delincuencia oportunista.

Medios británicos enfatizan hoy que el 14 por ciento de los detenidos por los disturbios que asolaron al Reino Unido el pasado agosto son extranjeros procedentes de 44 países, entre ellos Cuba, según un desglose por nacionalidades publicado por el Ministerio de Justicia.

El diario Daily Mail dice que el alto número de ladrones, vándalos y gamberros de lugares tan lejanos como Afganistán, Cuba, Etiopía y Samoa, indica que los disturbios no tuvieron nada que ver con una protesta política o disturbios civiles, sino que surgieron de la codicia y la delincuencia oportunista.

Los jamaicanos representan el mayor grupo de extranjeros recluidos en relación con los sucesos de agosto, seguidos por delincuentes somalíes y polacos. La lista también incluye a colombianos, iraquíes, congoleses, vietnamitas y zimbabwenses.

Las "guacas" de Kadafi se parecen a las de otros gobernantes del mismo estilo

La fortuna secreta de Muamar Kadafi y su familia: entre cuentas bancarias e inversiones en el extranjero, reservas en oro, bienes inmuebles y otros superan los ¡200 mil millones de dólares!.

El tema de hoy no es cubano, pero pudiera serlo por carácter transitivo. Vaya, por carambola. O como decia la inmortal Celia´; "Songo le dio a Borondongo, Borondongo le dio a Bernabé y Bernabé le pegó a Muchilanga", y después a alguien por ahí se le hincharon los pies.

Según la publicación de la CIA The World Factbook, el Producto Nacional Bruto de Libia, la nación africana con mayores reservas probadas de petróleo, ha rondado en los últimos años los 90 mil millones de dólares anuales. Pues bien, según el diario Los Angeles Times los cálculos más recientes de los países occidentales y las nuevas autoridades libias sobre la fortuna secreta de Muamar Kadafi y su familia más que duplican esa cifra: sus bienes entre cuentas bancarias e inversiones en el extranjero, reservas en oro, bienes inmuebles y otros superan los ¡200 mil millones de dólares!.

Si se confirmaran estos datos --dice el autor del reportaje, Paul Richter-- Muamar Kadafi se ubicaría entre los gobernantes más rapaces de la historia -como bien decía Hugo Chávez, un verdadero luchador- al nivel de Mobutu Sese Seko en Zaire, o Ferdinando Marcos en las Filipinas. Una razón adicional para inflamar aún más la ira de los 6, 5 millones de libios, de los cuales alrededor de un tercio viven en la pobreza.

Durante sus 42 años en el poder -señala LA Times- el coronel beduino desvió donaciones e inversiones en beneficio de su propia familia y su tribu, mientras negaba apoyo a gran parte del país, especialmente a la zona oriental que históricamente se resistió al control despótico de su clan.

Agrega el diario que funcionarios de la administración Obama se quedaron atónitos la primavera pasada cuando descubrieron 37 mil millones de dólares en cuentas e inversiones del régimen libio en los Estados Unidos (que, por supuesto, congelaron rápidamente, en virtud de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, antes de que los cuentahabientes pudieran vaciarlas).

Mientras tanto, los gobiernos de Francia, Italia, Inglaterra y Alemania tomaron control de otros 30 mil millones. Pero los investigadores calculaban que Kadafi ha ocultado una cantidad similar en otros lugares del mundo, para un balance bancario próximo a los 100 mil millones de dólares.

Sin embargo, investigaciones posteriores estadounidenses, europeas y libias determinaron que el caudillo envió en secreto decenas de miles de millones más al extranjero en los últimos años, y realizó inversiones -en algunos casos lucrativas- en casi todos los países económicamente importantes, incluyendo gran parte de Oriente Medio y el sudeste asiático.

La mayor parte del dinero -precisa el reportaje del diario californiano-- estaba a nombre de instituciones del gobierno como el Banco Central, la Autoridad de Inversión y el Banco Exterior de Libia. También, la Corporación Nacional Petrolera Libia y la Cartera de Inversiones Libias en África. Los investigadores advierten que Kadafi y su familia podían acceder a cualquiera de estos fondos.

Funcionarios del gobierno de transición esgrimen el traslado secreto de semejante riqueza como una prueba de que Kadafi, quien una vez se autotítuló "Rey de Reyes", tenía ambiciones imperiales para sí mismo, pero le importaban un pepino la mayoría de los libios.

Una persona cercana a la pesquisa del Consejo Nacional de Transición -que habló bajo anonimato debido a que la investigación sigue en curso- reveló que aun en momentos en que los libios carecían de suficiente dinero para escuelas, hospitales y todo tipo de infraestructuras, el caudillo seguía enviando grandes sumas de dinero al exterior.

En cuanto a las inversiones extranjeras, los investigadores creen que las del gobernante se aceleraron en los últimos años. Steven Cook, especialista en Medio Oriente de la entidad privada Consejo de Relaciones Exteriores, dijo a LA Times que se sabía que Kadafi había invertido fuertemente en naciones vecinas africanas. Pero otras indagaciones realizadas en la pasada primavera boreal encontraron inversiones libias incluso en prestigiosas firmas occidentales, entre ellas el club italiano de fútbol Iuventus, el banco italiano Unicredit Bank y la editorial británica Pearson, propietaria del diario Financial Times.

Al margen de sus cuantiosas inversiones en el exterior, se cree que Kadafi había amasado miles de millones de dólares en reservas de oro dentro del territorio libio, posiblemente para usarlas en caso de que su gobierno se viera amenazado.

Los funcionarios consideran también como otros activos cuentas de la familia Kadafi engrosadas con dinero sustraído de las ventas nacionales de petróleo.

Cómo decía al principio, el tema no es cubano, pero podría serlo por carambola. Por allá tenemos algunos que no son Kadafi, pero se mueven extraño como Kadafi, roban a las dos manos como Kadafi, tienen acciones y empresas de fachada y unas cuantas "guacas" afuera como Kadafi, y de vez en cuando salen en la lista de los gobernantes más ricos del mundo de la revista Forbes. Póngale usted el rabo al burro.

Cargar más

XS
SM
MD
LG