Enlaces de accesibilidad

Salud

EEUU autoriza refuerzo de Pfizer para niños desde 12 años

Un adolescente muestra un cartel de apoyo a la vacuna contra el COVID-19 mientras recibe su primera dosis de Pfizer. (AP /Shafkat Anowar, archivo)

Estados Unidos está ampliando el refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 en un momento en que enfrenta un aumento de casos de la variante ómicron. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha autorizado inyecciones extra de Pfizer para niños a partir de los 12 años.

Los refuerzos ya se recomendaban para la población de 16 años o más y los reguladores federales decidieron el lunes ampliar el rango para abarcar a menores de entre 12 y 15 años una vez que haya pasado el tiempo suficiente desde su última dosis.

Pero la medida, que se toma con el reinicio de las clases después del periodo vacacional, no es el último paso. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) deben decidir si recomiendan refuerzos para adolescentes de menor edad. Se espera que la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, tome la decisión esta semana.

La FDA también indicó que todas las personas de 12 años o más que son elegibles para una dosis de refuerzo pueden recibirla a partir de cinco meses después de su última dosis en lugar de seis.

Las vacunas aún ofrecen una protección sólida contra enfermedades graves de cualquier tipo debido al COVID-19. Pero las autoridades de salud exhortan a la población que es elegible a aplicarse un refuerzo.

América Latina despide 2021 con nuevos récords de casos de COVID-19, aunque no muchos de ómicron

Shamanes peruanos celebran un ritual de predicciones para 2022 en la loma de San Cristóbal de Lima el 29 de diciembre de 2021.

Un repunte de casos de COVID-19 en América Latina ha impulsado a las autoridades a emitir nuevas medidas para frenar la propagación del coronavirus durante las fiestas de fin de año, pero la presencia de la variante ómicron es baja en la región.

Varios países de América Latina están tomando medidas para fin de año debido al aumento de casos de COVID-19, aunque algunos gobiernos no han confirmado la presencia de la variante ómicron.

Otros, como Colombia, sí advirtieron la presencia de ómicron, pero no van a anunciar nuevas restricciones.

Las autoridades colombianas de salud informaron el 20 de diciembre de tres casos de ómicron en viajeros provenientes de España y Estados Unidos.

“Ómicron es de 5 a 10 veces más contagiosa (que la variante delta), sin embargo, parece haber evidencia sugerente de que tiene una menor severidad”, dijo el ministro de Salud, Fernando Ruiz, en una declaración a la prensa.

El martes se registraron 4.306 casos nuevos de COVID-19 a nivel nacional, la cifra más elevada desde agosto. El mayor aumento de contagio lo han registrado cuatro ciudades principales: Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

Argentina

Argentina anunció el miércoles un nuevo esquema de aislamiento para contagiados y contactos tras registrarse el mayor récord de casos diarios de coronavirus desde que empezó la pandemia.

El ministerio de Salud reportó 42.032 nuevos casos en las últimas 24 horas, cifra que superó los 41.080 registrados en mayo de este año.

Las autoridades de salud están exhortando a las personas que aún no han completado su vacunación a que lo hagan, especialmente los jóvenes, que son más reacios a recibir la segunda dosis.

Vacunaciones contra COVID-19 en Buenos Aires, Argentina, el 6 de agosto de 2021.
Vacunaciones contra COVID-19 en Buenos Aires, Argentina, el 6 de agosto de 2021.

Perú

Perú anunció el miércoles que no se permitirá el uso de las playas el 31 de diciembre y el 1 de enero para evitar la propagación del coronavirus.

El ministro de Salud, Hernando Cevallos, advirtió que tampoco se permitirá la asistencia a los lagos, ríos, lagunas y piscinas públicas.

Cevallos dijo que la variante delta sigue siendo la predominante en Perú, pero ya comenzaron a aumentar los casos de ómicron. Hasta ahora hay 116 casos confirmados, la mayoría en Lima, pero también en Sullana, una ciudad cercana a Ecuador.

Bolivia

En Bolivia, los alcaldes de las principales ciudades suspendieron las fiestas y eventos sociales por el Año Nuevo después de registrarse la cifra diaria de contagios de COVID-19 más alta desde que comenzó la pandemia.

Las autoridades de La Paz, Cochabamba y El Alto dejaron sin efecto una norma que permitía las celebraciones para reactivar la economía.

“La pandemia está en escalada; primero está la vida y es preferible prevenir que lamentar”, dijo el alcalde de La Paz, Iván Arias, en una rueda de prensa. Su homólogo de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, advirtió que “hay una explosión de contagios y sería irresponsable permitir fiestas”.

En Bolivia aún no se ha confirmado la presencia de la variante ómicron.

Una fila de personas espera en un centro de pruebas de COVID-19 en Santa Cruz, Bolivia, el 29 de diciembre de 2021.
Una fila de personas espera en un centro de pruebas de COVID-19 en Santa Cruz, Bolivia, el 29 de diciembre de 2021.

Prohibiciones de viajes

En noticias relacionadas, la embajada de Estados Unidos emitió el miércoles una alerta de viaje hacia El Salvador, argumentado un alto nivel de casos de COVID-19 y también el crimen violento.

En contraste, las autoridades de Salud salvadoreñas sostienen que los casos de infección y fallecidos han bajado considerablemente.

De igual manera, Israel incluyó a México en una lista roja de países que tienen prohibida la entrada, que también incluye a Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá.

En su informe más reciente, la Organización Mundial de la Salud reportó que los casos de COVID-19 aumentaron globalmente un 11% la semana pasada, pero el incremento en las Américas fue de un 39%.

¿Cómo y cuándo podría pasar el COVID-19 de pandemia a virus endémico en América Latina?

Luis Duarte, de 5 años, recibe una dosis de la vacuna Sinopharm contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) para asegurar la protección contra la variante del coronavirus ómicron, en Caracas, Venezuela, el 9 de diciembre de 2021.

Más de 100 millones de casos de COVID-19 se registraron en las Américas desde el inicio de la pandemia, de acuerdo a la OPS.

A pocos meses de que se cumplan dos años de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara el coronavirus como una pandemia -con el consecuente impacto en nuestras vidas- la región asiste a otro reto: la variante ómicron.

El logro de la esperada inmunidad de rebaño, que cerraría el paso al COVID-19 en virtud de la vacunación de gran parte de la población, pareciera estar lejos de alcanzarse por factores diversos, entre ellos, el comportamiento de las vacunas, el desigual reparto de estas y las nuevas variantes.

Por eso, todo apunta a que lo más cercano sería poner bajo control la pandemia, que como concepto para la OMS, se declara cuando una enfermedad contagiosa se propaga rápidamente en una población determinada, afectando simultáneamente a un gran número de personas y países durante un periodo de tiempo concreto. En caso de propagación descontrolada, una epidemia puede colapsar un sistema de salud.

Llegado un momento de cierto control, lo que fue pandemia pasa a ser identificado como enfermedad endémica, lo que significa que la enfermedad persiste de una forma continuada o episódica en una zona determinada, sin que ello represente un caos para el sistema de salud.

¿Dónde estamos?

La alerta de pandemia sigue en pie. De hecho la Organización Panamericana de Salud ha recomendado prudencia a la hora de festejar la Navidad y aerolíneas en Estados Unidos cancelaron decenas de viajes este viernes debido al impacto de ómicron.

Médicos infectólogos consultados por la Voz de América insisten en completar los esquemas de vacunación, incluyendo las dosis de refuerzo, para evitar nuevos cierres y olas que puedan impactar, de nuevo, la cotidianidad y evitar otro colapso de los sistemas de salud.

Los expertos insisten en que la vacunación es la única opción, tanto para salvar vidas como para evitar la aparición de nuevas variantes.

“Cuando se vacuna no sólo se protegen ellos, sino protegen a los que están alrededor, llámese sus amigos, su familia o personas que pueden estar en un momento en contacto con ellos”, dijo a la VOA Carlos Arturo Álvarez, médico infectólogo, epidemiólogo, coordinador de estudios del COVID-19 ante la Organización Mundial de la Salud en Colombia y asesor del presidente Iván Duque en esta materia.

Álvarez señala que mientras haya un grupo de personas que no esté protegida, existe "un riesgo de que personas susceptibles se infecten y cuando la persona se infecta genera la posibilidad de aparición de variantes".

Henry Mendoza Ramírez, médico internista infectólogo y secretario general de la Asociación Colombiana de Infectología, dijo en entrevista con la VOA que es necesario vacunar a adolescentes, adultos mayores con comorbilidades e, inclusive, niños "para frenar cualquier aparición de variantes”.

Para el experto, es fundamental desvirtuar mitos como aquellos que señalan que las vacunas introducen un chip, causan esterilidad o generan complicaciones.

“Esta información que todos conocemos como la infodemia es clave que la controlemos”, dice Mendoza, al tiempo que hace un llamado a que la población se informe con fuentes claras y verídicas.

VOA Covid-19 América Latina (cuándo será endémico?
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:50 0:00

“El proceso de vacunación no es un proceso nuevo… existe hace muchos años... Ya lo hemos demostrado que, si vacunamos (...) más del 70 por ciento de nuestra población, disminuye de manera importante la circulación”, reitera el secretario general de la Asociación Colombiana de Infectología.

Para el doctor Álvarez, los aprendizajes en estos casi dos años de pandemia han sido muchos, incluso la desmitificación de medidas que no tienen mucha utilidad. Para él, aspectos complementarios de las vacunas son el uso de la mascarilla, el lavado de manos, la buena ventilación de espacios cerrados y el distanciamiento social.

El doctor Mendoza afirma que una medida clave sería exigir el carné de vacunación entre la comunidad.

¿Qué esperar con ómicron al acecho?

El doctor Mendoza explicó a la VOA que la nueva variante “ómicron no ha demostrado mayor virulencia con respecto a la variante delta, la predominante actualmente”.

“No se evidencia una mayor transmisibilidad. Sí una mayor facilidad de contagiarse, lo que nos alerta muchísimo, pero no se ha demostrado una mayor virulencia, una mayor mortalidad o una mayor complicación”. Sin embargo, dice que en los pacientes que sí tienen algunas comorbilidades es probable que se generen complicaciones.

Aciertos y desaciertos en la región

El doctor Álvarez explica que debemos tener cuidado con la comparación de los países, en cuanto al manejo de la pandemia, pues señala que depende la situación particular de cada país y resalta “la capacidad de resiliencia de la región”.

Para Álvarez, la mayoría de países están aumentando a una tasa importante la cobertura de vacunación, lo que cataloga como uno “de los logros de la región”.

Explica que la expectativa de vacunación en Argentina, Colombia y Brasil, hasta Perú, es parecida. Pero Chile tiene la mayor ventaja: “Es un ejemplo en el mundo su tasa de vacunación”. El doctor Mendoza coincide, y a la vez resalta de estos países el incentivo a la población para que logre la inmunización.

Doctor Carlos Arturo Álvarez (VOA)
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

Álvarez también resalta el esfuerzo de obtener cama de cuidado intensivo y capacidad diagnóstica en países como Argentina y Colombia.

“No podemos comparar países de nuestra región con los países que tienen recursos ilimitados como pasa en Europa, solo para tener el contexto, en la compra de vacunas, por ejemplo”, aclara el asesor de la presidencia de Colombia.

En cuanto a los sistemas de salud, el doctor Álvarez explica que se ha mostrado la fragilidad de algunos de ellos y la fortaleza de otros. En este sentido, resalta el sistema de salud como el colombiano y el chileno.

“En este manejo la pandemia, la fortaleza del sistema salud, por ejemplo, ha permitido que las personas que se enferman realmente tengan muy poco gasto de bolsillo. ¿Qué es el gasto de bolsillo? Es que tanto la gente tiene que pagar por la atención y en eso, desafortunadamente en algunos países de la región, ese gasto es muy alto como el caso de Perú, de México”, dice el doctor Álvarez.

Para el coordinador de estudios del COVID-19 ante la OMS, a la hora de revisar el trabajo de los países hay que tener en cuenta qué tanta gente se ha contagiado y se ha vacunado.

En el caso del doctor Mendoza, aunque resalta las estrategias de vacunación gratuitas e intensivas en algunos países de la región y el acceso a las mismas, incluso en momento donde apenas se estaba conociendo la inmunización en el mundo, las desventajas están representadas en “la disparidad en accesar a la vacuna” y hace énfasis en el hecho de que algunos migrantes no pudieron acceder a la inmunización desde el comienzo del proceso, por ejemplo, en Colombia.

Las políticas públicas

Álvarez sostiene que los líderes en la región deberían conectarse tanto como sea posible para trabajar de conjunto en soluciones de alcance regional y local, donde la política y la ciencia deberían marchar juntas.

“Desafortunadamente en algunos países de la región cambiaron dos, tres, cuatro o cinco veces el ministro de Salud, por ejemplo. Creo que eso hace la diferencia esa continuidad y esa cercanía entre la parte técnica y la parte política que creo debe estar de la mano para situaciones como éstas que estamos viendo”, opina el doctor Álvarez.

Para el doctor Mendoza, se puede continuar con las medidas de prevención sin llegar a los cierres: “Tenemos que aprender a convivir con COVID-19 porque es la nueva normalidad que tenemos. No va a desaparecer. Hacer cerramientos intensivos de regiones no va a hacer que esto desaparezca”.

Henry Mendoza Ramíres Sec. Salud Colombia (VOA)
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:09 0:00

El secretario general de la Asociación Colombiana de Infectología también señala que “no hay que politizar la pandemia, (ni) que se deba manejar desde las campañas políticas”, pero sí es un tema “que debemos desde el Estado de gobierno”.

Sugiere que los gobiernos mantengan un diálogo con los productores de vacunas y de ese modo aprovechar las posibilidades de producirlas en la región para que sean más económicas, hacer alianzas entre los países que tienen avances tecnológicos adecuados fundamentales con los productores de vacunas.

Entonces, ¿qué nos espera?

Este virus va a seguir, no se va a ir, dicen los médicos. “Lo que va a hacer es que cambiemos de una situación epidémica o pandémica a una situación endémica. ¿Qué significa esto? Que el virus sigue, pero ya no impacta a los sistemas de salud de tal manera que haya que hacer medidas extremas como los mismos confinamientos”, expone Álvarez.

Según la OPS, más de 100 millones de casos de COVID-19 se registraron en las Américas desde el inicio de la pandemia.

La variante ómicron ya se notificó en 18 países y territorios americanos: Argentina, Bermudas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guadalupe, Guayana Francesa, Islas Caimán, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, San Martín, y Trinidad y Tobago.

Vuelve el confinamiento: China confina a 13 millones en la ciudad de Xian por brote de COVID-19

Trabajadores de la salud en China.

El aumento de las infecciones por COVID-19 en la ciudad china de Xian llevó a las autoridades a confinar a sus 13 millones de habitantes, y muchos tramos de las carreteras lucían inquietantemente vacíos el jueves, mientras las personas hacían fila para tomarse la prueba de detección del virus.

El recuento diario de infecciones de transmisión nacional con síntomas confirmados en la ciudad del noroeste, famosa por sus guerreros de terracota enterrados con el primer emperador de China, ha aumentado durante seis días seguidos desde el 17 de diciembre.

La situación eleva el recuento de casos locales a más de 200 durante el período del 9 al 22 de diciembre, una cifra inferior que muchos brotes fuera de China. Aún no se ha encontrado ninguna infección por ómicron en Xian, capital de la provincia noroccidental de Shaanxi.

Pero en consonancia con la postura de Pekín de que no se puede permitir que se propague ningún brote, Xian está restringiendo el movimiento de las personas y las salidas de la ciudad.

Las personas que desean dejar la ciudad deben dar negativo antes de la salida y obtener la autorización de los empleadores o las autoridades locales.

La ciudad suspendió los servicios de autobuses de larga distancia y prohibió los viajes fuera de la ciudad en taxis y automóviles alquilados en plataformas de transporte. Además, colocó policías en las salidas de las vías para disuadir los viajes que las autoridades consideran innecesarios.

A partir del jueves, cada hogar puede enviar solo una persona a comprar artículos de primera necesidad cada dos días, mientras que otros no pueden irse a menos que tengan trabajos esenciales.

Las imágenes de video transmitidas en vivo por la policía de tránsito en las redes sociales mostraron que algunos tramos de la carretera en Xian estaban casi desiertos.

La ciudad ha lanzado múltiples rondas de pruebas de PCR.

Una estudiante de una universidad local dijo que hizo fila al aire libre durante aproximadamente una hora mientras nevaba, con el fin de dar una muestra para una prueba de COVID-19.

"El gimnasio cubierto no es lo suficientemente grande y la demanda de exámenes es enorme", dijo la estudiante, que solo dio su apellido, Zhu. "Se instalaron sitios temporales en un campo de deportes al aire libre".

LONGi Green Technology Co, el mayor fabricante de silicio solar monocristalino del mundo, dijo que la producción en sus fábricas en Xian no se había visto afectada.

Todos los vuelos nacionales con Xian programados para el jueves han sido cancelados,

Las fábricas han cumplido con los requisitos de desinfección y prevención de virus establecidos por las autoridades de Xian, y los trabajadores ahora están en "gestión cerrada", dijo LONGi a los inversores en una plataforma en línea respaldada por la bolsa de valores de Shanghai.

Catering de XiAn dijo que la prohibición de la ciudad de comer en restaurantes afectaría su desempeño financiero, mientras que XiAn Tourism advirtió de un impacto "relativamente grande" en las operaciones en el corto plazo.

Todos los vuelos nacionales con Xian programados para el jueves han sido cancelados, según muestran los datos de la firma de servicios de datos de vuelos Variflight, aunque hay boletos de salida para el viernes todavía disponibles, según las aplicaciones de reserva de viajes en línea.

¿Está preparada Latinoamérica para enfrentar la variante Ómicron?

Vacunación en Brasil. El incremento de casos de COVID-19 en Sudáfrica y el descubrimiento de una nueva variante, ómicron, ha puesto en alerta a la región. (AP/Bruna Prado, File)

Mientras los científicos hacen un llamado a la paciencia, con miras a la espera de mayor información sobre la variante ómicron, los países latinoamericanos intensifican sus jornadas de vacunación y fortalecen los cuidados para evitar su propagación en la región.

BOGOTÁ — Gobiernos de Latinoamérica toman medidas para encarar la nueva amenaza impuesta por la variante ómicron, mientras a la par buscan que más ciudadanos se vacunen en una región donde todavía persiste el rechazo a la vacuna y muchos no han recibido la primera dosis contra el COVID-19.

Así afirman expertos epidemiológicos consultados por la Voz de América, quienes señalaron que durante estos dos años de pandemia los gobiernos latinoamericanos fortalecieron los sistemas de salud, implementaron mecanismos de bioseguridad, flexibilizaron y aumentaron las jornadas de vacunación entre sus habitantes.

De acuerdo con el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Colombia, Carlos Álvarez, Latinoamérica en general está en un momento de baja transmisión, es decir, que no está en pico, sino en valle.

No obstante, admite, que ómicron es una variante del COVID-19 que genera preocupación porque tiene mutaciones que podrían mostrar una alta transmisibilidad y, en teoría, podrían afectar la efectividad de las vacunas. Sin embargo, subrayó que hay que esperar mayor información de la OMS.

“Nadie está seguro, hasta que todos estemos seguros”

Sin embargo, recalcó que así los gobiernos estén preparados, lo más importante es que el público entienda que la única medida para mitigar esta situación y futuras mutaciones del COVID, está en la vacunación, pero acompañada del uso de mascarillas y lavado de manos.

El epidemiólogo Julián Fernández Niño, del Ministerio de Salud de Colombia, sostiene que el mensaje clave es que estos esfuerzos que hacen países con capacidad de vigilancia como Sudáfrica, donde se reveló el hallazfo de la nueva variante, son esfuerzos que debemos orientar a la toma de decisiones, desde una perspectiva de salud global, incrementando la equidad en la aplicación de vacunas.

A su vez hizo un llamado a todos a tener en cuenta que “nadie está seguro, hasta que todos estemos seguros” y que las bajas coberturas de vacunación son el caldo de cultivo para la generación de estas nuevas variantes del COVID-19.

Álvarez, de la OMS en Colombia, sostiene que “siempre hay que tener un llamado de precaución, porque efectivamente si las dinámicas de la transmisión son altas y se pierde la efectividad de la vacuna, ómicron podría generar una situación de complejidad".

Cifras oficiales indican que Latinoamérica en general tiene una cobertura por encima del 50% de vacunación y eso sin lugar a dudas hace que haya menor riesgo que en otras regiones del mundo como África. "Sin embargo, depende mucho de lo que sepamos de la efectividad de las vacunas", explica Fernández.

"No podemos tomar medidas basadas en el cierre de vuelos, dado que aquellos lugares en donde se detectan las variantes, no necesariamente, son aquellos lugares donde circula”, valora Fernández.

Chile, el país con más vacunados

“En esta carrera por detener el avance del COVID-19 en la región, Chile encabeza las estadísticas con un mayor número de personas vacunadas con al menos una dosis y con inmunización completa”, explicó Baquero.

Hasta el 25 de noviembre, de acuerdo con las cifras de Statista.es, Chile tenía una cobertura del 87% en personas vacunadas, al menos con una dosis y del 83% completamente inmunizadas.

El promedio de vacunación está alrededor del 53%, con extremos como Chile y Cuba, rondando el 83% de la población vacunada con el esquema completo, hasta cifras mucho menos esperanzadoras, señaló el experto.

Guyana, por su lado, cerraba el grupo de 23 países, con el 50% para usa sola dosis y 34% para esquema completo.

Argentina con una cobertura de esquema completo del 65 % y con al menos una dosis 80%, versus Brasil que tiene 63% en esquema completo y 77% con una dosis”, relató.

Ecuador tiene el 62% y el 76% con una dosis, Costa Rica 63% y 76% igualmente, y países como Colombia 48% y el 72%, al menos con una dosis. Estascifras -expone- son superiores incluso a países como Alemania que tienen una cobertura del 71%, al menos con una dosis y sin embargo tiene una cobertura con esquema completo del 68%.

Estados Unidos tiene una cobertura del 58% con el esquema completo y de al menos una dosis con el 69%, acotó.

El experto señaló que Bolivia, por ejemplo, tiene un 33% con esquema completo y un 40% al menos con una dosis, pero hay países como Haití que tienen menos del 1% de vacunación con al menos una dosis.

"Esos son los temas que hay que reforzar, revisar y mirar, porque recordemos específicamente que las poblaciones no vacunadas son más susceptibles, aumenta la mortalidad y las complicaciones de los pacientes y aumenta la posibilidad de generar nuevas variantes”, explicó.

“Comparando por tamaño de la población, los países más atrasados en la vacunación son Paraguay y Bolivia", especificó Álvarez, al aclarar que la relación se establece respecto al tamaño de la población de cada país.

Según el experto, la mortalidad oscila cerca de los 2.000 casos por millón de habitantes, con las excepciones de Perú y México donde es más alto. Perú está por encima de 6.000 casos por millón, mientras que México alcanza los 3.000.

Fortalezas y debilidades de Latinoamérica

El epidemiólogo Roberto Baquero cree que las fortalezas de la región para enfrentar el COVID-19 y a sus variantes pasan por cómo se trabaje y por el mecanismo COVAX, una iniciativa de la OMS para proveer de vacunas a países con más dificultades.

“La rapidez y el fortalecimiento de los mecanismos de vigilancia epidemiológica en todos los países, con respecto a los tiempos anteriores de la pandemia, son una fortaleza importante y el apoyo por los acuerdos bilaterales con países de origen posibilitan la transferencia de mecanismos en la detección temprana de las personas afectadas y el seguimiento de los pacientes”, acotó el experto.

En cuanto a la debilidades, Baquero indica que más impactan a Latinoamérica y el Caribe son de carácter económico y cultural, y se reflejan en la resistencia a la vacunación que tienen los ciudadanos en algunos países de la zona.

Otros, como Carlos Trillos, explican que la capacidad para enfrentar a ómicron en la región se soporta en la vigilancia genómica.

“Aquí que hay que hacer una vigilancia activa en aeropuertos, tomar muestras aleatorias a personas que van entrando a los países para hacer vigilancia genómica y detectar oportunamente este tipo de variantes”, comentó.

La agencia de Salud de Brasil (Anvisa), que ya confirmó tres casos de la variante ómicron en Brasil, tendrá la responsabilidad de hacer el seguimiento secuencial a esta situación, explicó Trillos.

¿Qué ha aprendido la región durante la pandemia?

Los países de Latinoamérica y el Caribe ajustaron las políticas públicas para fortalecer los sistemas sanitarios y funcionaron, es decir, los encierros y las limitaciones de movilidad para preparar los servicios sanitarios a respuestas en Unidades de Cuidados Intensivos.

“Aprendimos a tener respuestas muy rápidas y a la flexibilización de oferta de Unidades de Cuidados Intensivos, además, se aprendió el fortalecimiento de los sistemas de vacunación”, dice Baquero.

Álvarez, de la OMS, señaló que los países entendieron la necesidad de ampliar la capacidad de atención en diagnóstica, sobre todo en áreas remotas. Mejoraron la capacidad hospitalaria y el manejo médico, y la población aprendió las medidas de autocuidado para evitar la transmisión del virus.

A su vez, recalca, ampliaron la capacidad de camas en cuidados intensivos. No obstante, advierte, sigue existiendo situaciones de inequidad y se mantienen las diferencias entre zonas rurales y urbanas.

“Más que entrar en miedo o pánico, hay que hacer las cosas que nos corresponden y en este caso es vacunarnos, y que las personas que tienen más riesgos se apliquen el refuerzo y seguir con las medidas de bioseguridad”, explicó.

Vacunas y abordaje entre países

Lo mismo que en el resto de países de Latinoamérica y el Caribe, el gobierno busca blindar a Colombia impulsando la vacunación y reforzando el autocuidado y el rastreo activo para evitar medidas estrictas como el confinamiento, refirió el ministerio de Salud de Colombia.

Entre las medidas, el viceministro de Salud de Colombia, Luis Alexander Moscoso, señaló que los gobiernos de Ecuador y Colombia trabajan en reuniones de vigilancia epidemiológica y cifras, con miras a fijar protocolos y lineamientos que permitan reabrir la frontera de manera segura, ante la amenaza de ómicron.

De acuerdo a un comunicado de prensa de la entidad, a la fecha 24.420.606 ciudadanos tienen su esquema de vacunación completo; 35.600.000 recibieron una primera dosis y 1.363.564 se aplicaron la dosis de refuerzo. En Colombia, esto representa un 69% de ciudadanos con una dosis y el 46% completamente inmunizados.

¿Preparada la región para enfrentar la nueva variante?

El epidemiólogo de la Universidad del Rosario de Colombia, Roberto Baquero, relató que Latinoamérica está preparada para atender a la aparición de ómicron.

“La experiencia en la curva de aprendizaje que tuvo la región con el COVID-19, desde el 2020 hasta ahora, nos ha permitido prepararnos para el control epidemiológico, para mirar las alternancias de las medidas de cierre y protección, uso de mascarillas, cierres de fronteras, cierres de aeropuertos, la solicitud de pruebas PCR, y el fortalecimiento de los sistemas de salud", dijo.

"Creo, sin temor a equivocarme, que a pesar de la pobreza, la inequidad y en algún momento la indisciplina social, sí estamos preparados para responder”, agregó Baquero.

Cargar más

XS
SM
MD
LG