Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Declaración de Bogotá: escritores condenan al régimen cubano

De izq. a der. los escritores Rafael Vilches, Luis Pérez de Castro, Armando de Armas y Faisel Iglesias,

Un grupo de seis escritores cubanos que participan en varias actividades literarias en la Universidad Sergio Arboleda, en Bogotá, Colombia, emitió este lunes una condena al régimen cubano por la persecución y el hostigamiento de las autoridades contra creadores libres en Cuba.

El texto, bajo el título Declaración de Bogotá, aparece bajo la firma de los escritores Ángel Santiesteban-Prats, Armando de Armas, Armando Añel, Faisel Iglesias, Luis Pérez de Castro y Rafael Vilches Proenza.

La iniciativa se basa en el acoso de la Seguridad del Estado a escritores y artistas que se expresan contra el sistema imperante en Cuba desde 1959 y reza así en uno de sus párrafos:

“Ante el recrudecimiento de las actividades represivas del régimen vigente en la Isla, las cuales incluyen el secuestro de varios creadores en territorio cubano -casos de los escritores Víctor Manuel Domínguez, Roberto Quiñones Haces, Henry Constantín Ferreiro, Ileana Álvarez y Francis Sánchez, del escritor y activista LGTB Pedro Manuel González Reinoso y del músico Gorki Águila-, a quienes se les ha impedido viajar fuera de Cuba en los últimos 12 meses teniendo incluso sus documentos en regla y sus permisos y pasajes de avión ya pagados; y del escritor Ángel Santiesteban, que el 27 de abril pasó 24 horas en un calabozo de La Habana bajo falsas acusaciones de la policía política, que buscaba impedir su asistencia a la edición de este Festival Vista en la Universidad Sergio Arboleda, de Bogotá”.

Por los firmantes se trata del ya mencionado Santiesteban-Prats, novelista, escritor de relatos cortos y autor del blog Los hijos que nadie quiso, una bitácora de fuerte contenido crítico contra el régimen cubano; también está Armando Añel (residente en Miami) poeta y narrador y organizador del Festival Vista, de Literatura Independiente.

También firman la carta los escritores (residentes en la isla) Rafael Vilches y Luis Pérez de Castro, así como los cubanso residentes en Miami y Puerto Rico, el novelista Armando de Armas y el abogado Faisel iglesias, respectivamente.

La experta en Redes sociales, Idabel Rosales, imparte un taller sobre esta importante herramienta a los escritores cubanos en la feria del Libro de Bogotá.
La experta en Redes sociales, Idabel Rosales, imparte un taller sobre esta importante herramienta a los escritores cubanos en la feria del Libro de Bogotá.

Santiesteban-Prats, que acaba de cumplir una condena de 5 años de cárcel por cargos que le fueron imputados y luego desestimados incluso por parte de los que incialmente le acusaban, ha sido víctima de citaciones policiales y acoso por parte de agentes del orgen.

Recientemente santiesteban dio a conocer que padece cáncer y para su tratamiento ha recibido el apoyo de un grupo importante de médicos en el exilio en Miami, pero las autoridades cubanas le negaban el derecho a salir.

Este 27 de abril, en el mismo aeropuerto de La Habana, con el boleto a Colmbia, el novelista y hoy disidente del régimen, fue detenido por la Seguridad del Estado y le imputaban cargos de los que luego aseguraron se trataba de "una equivocación". Finalmente el escritor pudo asistir a la Feria del Libro en Colombia.

Además de condenar la “escalada represiva contra los escritores y artistas alternativos residentes en Cuba”, el texto de la carta enviada a Martí Noticias incluye la solicitud de “la solidaridad, en forma de firmas, de todos aquellos escritores y artistas cubanos, y de otros países, capaces de sensibilizarse con sus colegas retenidos por la fuerza en la Isla”.

En la foto de arriba (de izq. a der.) Armando Añel, Ángel​Santiesteban, Idabell Rosales y Armando de Armas.

Referente al caso de Santiesteban, ya en Bogotá, y luego de 10 años sin salir de la isla, el Pen-Club de Escritores Cubanos en el Exilio ha hecho varias cartas de declaración de condena así como de solicitud de ayuda al Pen Internacional, y del que su actual presidente José A. Albertini aseguró que no han recibido la reacción esperada.

¿Tibieza en el pen Internacional?

En una carta de “pedido de apoyo, que se le solicitó al PEN Internacional para la causa de Ángel” y enviada el pasado 21 de marzo -asegura Albertini- la señora Emma Wadsworth-Jones (Encargada de programas de Asia y Américas. PEN International) habría respondido con una pregunta “What kind of assitance do you thing we could provide at this stege?/ ¿Qué clase de ayuda crees que podríamos proporcionar en este momento?”.

Albertini asegura que las gestiones para una declaración pública de apoyo por parte del Pen Internacional se iniciaron el 13 de marzo y luego le siguieron un par de misivas de insistencias más, sin que mediara respuesta.

En octubre de 2017 el Pen-Club de Escritores Cubanos en el Exilio protestó por la decisión del Pen Internacional de “presentar ante sus delegados de más de noventa países -en su Congreso número 83-la propuesta de un PEN Habana, representado por los escritores cercanos al oficialismo Antón Arrufat y Reinaldo Montero.

El 23 de agosto de ese 2017 el director del PEN-Internacional, Carles Torner, había comunicado a los miembros en Miami que luego de dos años, el trabajo con Arrufat “estaba llegando a buen puerto”. Reinaldo Montero –dramaturgo y novelista cubano con diversos premios bajo la política cultural de la revolución cubana- asistió al mencionado congreso en representación de la futura membresía con sede en La Habana.

Arrufat, luego de varias solicitudes de entrevistas por parte de Martí Noticias, declinó ofrecer información sobre los preparativos del grupo en La Habana.

Martí Noticias contactó con la oficina del Pen Internacional en Londres, les ha dejado una solicitud de entrevistas y ha quedado a la espera de una reacción.

A continuación reproducimos el texto íntegro de la DECLARACIÓN DE BOGOTÁ:

Los escritores cubanos reunidos en la ciudad de Bogotá, participantes en el Primer Festival Vista de Colombia:

Teniendo en cuenta la situación de acoso, amenazas y persecución en que desarrollan su labor los artistas y escritores de la Isla que no comulgan con la ideología oficial o simplemente trabajan de manera alternativa

Ante las continuas violaciones a los derechos de asociación y movimiento de los creadores independientes

Ante el recrudecimiento de las actividades represivas del régimen vigente en la Isla, las cuales incluyen el secuestro de varios creadores en territorio cubano --casos de los escritores Victor Manuel Domínguez, Roberto Quiñones Haces, Henry Constantín Ferreiro, Ileana Álvarez y Francis Sánchez, del escritor y activista LGTB Pedro Manuel González Reinoso y del músico Gorki Águila, a quienes se les ha impedido viajar fuera de Cuba en los últimos 12 meses teniendo incluso sus documentos en regla y sus permisos y pasajes de avión ya pagados; y del escritor Ángel Santiesteban, que el 27 de abril pasó 24 horas en un calabozo de La Habana bajo falsas acusaciones de la policía política, que buscaba impedir su asistencia a la edición de este Festival Vista en la Universidad Sergio Arboleda, de Bogotá,

Conociendo, además, que la lista de creadores cubanos secuestrados por la dictadura en los últimos meses es más amplia (los nombres relacionados en esta declaración son solo los más conocidos o aquellos que en su momento han tenido más impacto mediático),

Acordamos:

a) Condenar la escalada represiva contra los escritores y artistas alternativos residentes en Cuba

b) Exigir al régimen cubano que respete el derecho de los escritores y artistas a crear en libertad, de conformidad con la Declaración Universal de los Derechos Humanos

c) Emprender una campaña internacional de denuncia que dificulte a la dictadura la implementación impune de sus violaciones

d) Pedir la solidaridad, en forma de firmas, de todos aquellos escritores y artistas cubanos, y de otros países, capaces de sensibilizarse con sus colegas retenidos por la fuerza en la Isla

La presente declaración continuará acumulando firmas de adhesión en las próximas semanas para luego circular en todos aquellos medios informativos que se hagan eco de ella, y será propuesta a la comisión de derechos humanos en Ginebra.

Somos conscientes de que, tras 60 años en el poder, el régimen vigente en Cuba ha tejido una vasta red de compromisos y apoyos a nivel internacional, en virtud de una ideología totalitaria. Pero no podemos permanecer impasibles ante el abuso de todo un Estado contra creadores cuyo único "pecado" ha sido pensar con cabeza propia y crear en consecuencia, en un país cuyas instituciones y leyes responden prioritariamente a los intereses del Partido Comunista y sus dirigentes.

Bogotá, Colombia. 30 de abril de 2018.

Firmas: Ángel Santiesteban-Prats. Armando de Armas. Armando Añel. Faisel Iglesias. Luis Pérez de Castro. Rafael Vilches Proenza.

El artista detrás de Yesapín, un animador que muestra la Cuba real con un poco de sátira

La forma de ser de los cubanos y el complicado día a día en la isla sirven a Víctor Alfonso, animador y guionista "por cuenta propia", para crear caricaturas que se han vuelto virales por reflejar una Cuba sarcástica, desenfadada y real.

Sus videos animados se vuelven "viral a la cubana": pasan de mano en mano para ser vistos en móviles y computadoras, la forma de propagar los contenidos en uno de los países más desconectados del mundo.

La forma de ser de los cubanos y el complicado día a día en la isla sirven a Víctor Alfonso, animador y guionista "por cuenta propia", para crear caricaturas que se han vuelto virales por reflejar una Cuba sarcástica, desenfadada y a veces pesimista, pero muy real.

"Me debo al entorno que me rodea y trato de convertirlo en algo universal", dijo a Efe Alfonso, 'padre' de "Yesapín García", una niña que habla como adulta, y de "Willy y Filly", dos jóvenes que conversan sobre temas cotidianos en una zona wifi.

Para este arquitecto convertido en animador autodidacta, el camino hacia su verdadera vocación fue "muy lento", mucho más por vivir "en provincia" y lejos de La Habana, centro de la creación audiovisual en la isla.

"Empecé con un grupo de amigos en Santa Clara (centro) de una manera muy ingenua", recuerda Alfonso, que vivió en Cienfuegos (centro-sur) hasta que se mudó a la capital hace dos años.

Así, dándose "cabezazos", el joven creador se convirtió en "hombre orquesta", encargándose de todo el proceso y hasta las voces de varios personajes de "Dany y el Club de los Berracos", una serie de seis episodios de media hora sobre tres adolescentes cubanos, que viven situaciones "con las que se puede identificar cualquiera".

Estos "muñequitos de palo", de una estética básica, pusieron a Alfonso y su productora "La Casita del Lobo" en el mapa de la animación cubana actual, deudora de pioneros como Tulio Raggi y Juan Padrón, el mayor referente del joven director.

"Los personajes de Padrón hablan como habla el cubano, aunque él ha logrado lo que yo no he podido: ser un poquito más decente", bromea Alfonso, que le dio voz en "Lavando Calzoncillos" a una ama de casa de mediana edad que se "machaca" con las tareas del hogar mientras su marido trabaja.

Contar la Cuba real, la razón del éxito del animador "viral" Víctor Alfonso
Contar la Cuba real, la razón del éxito del animador "viral" Víctor Alfonso

Su repentina popularidad llegó en 2014 con "Pez peleador", un breve diálogo entre dos niños que "se convierte en una discusión de adultos donde al final la niña explota con una 'mala palabra'".

Los cubanos se apropiaron del airado "¿Y esa p...?" como versátil y criollo recurso para expresar queja, protesta y sorpresa, a pesar de que en la isla la palabra tiene connotaciones vulgares por referirse al órgano sexual masculino.

La niña, bautizada como "Yesapín García", en guiño a la frase que la hizo famosa, se volvió "viral a la cubana": el vídeo pasó de mano en mano para ser visto en móviles y ordenadores, la forma de propagar los contenidos en Cuba, uno de los países más desconectados del mundo.

Yesapín ha sido responsable incluso de mantener a Alfonso en el camino de la animación.

"Me desilusioné un tanto de la animación. Me dije: no vale la pena, y en eso Yasmany (Concepción) me llama y me dice que tiene un pequeño negocio (en Miami) de recargas de móviles (a Cuba) llamado Islacel y quiere un personaje para hacerle promoción", cuenta Alfonso.

Ahora Yesapín vive "un nuevo comienzo" en Miami y narra a sus casi 10.000 suscriptores en YouTube y 28.000 seguidores en Facebook su vida de emigrada, aunque su creador nunca haya viajado a Estados Unidos.

"No sé cómo se vive allí. Nunca he estado en Miami. Es un trabajo en conjunto, donde Yasmany me da información de cómo vive el cubano en Miami y así construimos los guiones", señala Alfonso, que colabora estrechamente con su colega Harold Díaz-Guzmán "El Muke" y un equipo en Santa Clara "sin el que no existiría Yesapín".

En ese tono, Alfonso creó también a "Willy y Filly" para "hacer catarsis", dar voz a las preocupaciones de la mayoría de los isleños y contar cómo es la dinámica de los cientos de puntos públicos wifi donde los cubanos comienzan a asomarse a internet.

"No tenía que esforzarme mucho para crear las historias de Willy y Filly. Con Alejandro Rodríguez, el otro guionista, fue divertirnos y hablar de lo que no tratan los medios oficiales", agregó sobre la serie de cinco capítulos que publicó en asociación con "El Toque", uno los medios alternativos más visibles de Cuba.

Para el animador -que ya se inicia en la acción real con el corto "Cositas malas" y el guión de un largometraje- su éxito radica en que "las personas se identifican con sus personajes".

"El éxito está en el guion. Si voy a estar cinco meses trabajando - y eso es poco tiempo - la historia tiene que estar buena, para que la gente vea el material, le guste, lo siga y lo copien. Que lo pirateen, yo estoy de acuerdo", concluyó.

Reconocido crítico Gerardo Mosquera respalda #00Bienal de La Habana

Promocional de la alternativa #00BienalDeLaHabana, convocada por los artistas Luis M. Otero y Yanelis Núñez.

“Deseo ahora expresar mi apoyo a la Bienal de La Habana 00, cualquier iniciativa cultural que venga de la base, de los propios artistas, debe ser bienvenida”, expresó el curador de arte Gerardo Mosquera.

El crítico, curador e historiador del arte, el cubano Gerardo Mosquera, mostró en un video su apoyo a la #00Bienal de La Habana, el evento que los artistas Luis Manuel Otero y Yanelis Núñez intentan realizar entre 5 y el 15 de mayo próximo.

La #00Bienal de La Habana es un evento alternativo que convocaron en agosto de 2017 la pareja de artistas Otero y Núñez ante la decisión de las autoridades cubanas de suspender el evento oficial de la XIII edición de la Bienal de La Habana

Mosquera, de 73 años de edad, fue fundador de la Bienal de La Habana y miembro del comité organizador en sus tres primeras ediciones. En 1989 renunció a tal responsabilidad ante la represión y censura que el gobierno cubano imponía a los artistas entonces.

Desde 1990 salió de la isla y en ese mismo año recibió la prestigiosa beca de la Fundación Guggenheim. Entre los trabajos más importantes del también profesor se encuentra su experiencia como curador adjunto en el Nuevo Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York entre los años 1995 y 2009.

En un video publicado en el canal de YouTube de la bienal alternativa, Mosquera manifestó su solidaridad con quienes realizan este tipo de gestos artísticos.

“Deseo ahora expresar mi apoyo a la Bienal de La Habana 00. Cualquier iniciativa cultural que venga de la base, de los propios artistas, debe ser bienvenida”, indicó el crítico.

Mosquera explicó el sentido de un evento al margen de la tutela oficial en Cuba como algo que “descentraliza la cultura, la dinamiza, la vuelve más fresca. Y esto lo digo no solo con respecto a Cuba, sino en cualquier lado”, aseguró.

Finalmente, el también ensayista y autor de numerosos artículos de arte, dio sus parabienes a quienes se han embarcado en tan difícil travesía: “Deseo el mayor éxito a los organizadores de la Bienal 00”.

En una entrevista ofrecida a Martí Noticias, la curadora Yanelis Núñez explicó que los organizadores del evento se guardaban el derecho de no revelar los nombres de algunos de los participantes foráneos debido a las posibles presiones de la Seguridad del Estado y las instituciones oficiales en Cuba.

Participación numerosa

Hasta la fecha los realizadores de la #00Bienal han publicado seis ediciones de un boletín con información sobre los artistas y las obras que los respaldan. A continuación, les ofrecemos un listado parcial de artistas cubanos y extranjeros que han confirmado su participación:

Cubanos:

Raúl Meriño Recio (La Habana, 1987), Amaury Pacheco del Monte (Matanzas, 1969), Iris Ruiz (La Habana, 1980), Reynier Leyva Novo (La Habana, 1983), Yasser Castellanos YACR (Cuba, 1974), Ariel Maceo (La Habana, 1986), Armando Cuspinera (México, 1994), (Serones) Antonio Álvarez Zayas - Tony (La Habana, 1990) Alejandro Pablo García Alarcón - Paolo (Isla de La Juventud, 1987), Marcel Márquez (La Habana, 1985), Héctor Trujillo (La Habana, 1986), María Matienzo (La Habana, 1979), Italo René Expósito (Cuba), Jorge Luis Marrero (La Habana, 1970), David León (La Habana, 1988), Yuri Obregón (La Habana, 1979) y Yanarys Valdivia Melo (Ciego de Ávila, 1987)

También han confirmado su participación la realizadora audiovisual Yaíma Pardo La Red (Camagüey, 1979), Martha Margarita Benítez (Cuba), Yanier H. Palao (Holguín, 1981), Arian (Cuba), Eliécer Rodríguez Alemeida (Cuba), Arian (Cuba), Yasser Castellanos (Cuba), Celia & Yunior (Cuba), Coco Social Club (Cuba), Gabriel Coto (Cuba), Lester Dubé (Cuba), El Sexto (Cuba), Fernando Reyna Escalona (Cuba), Jesús Hernández Güero (Cuba), Happy Zombie (Cuba), Henri Eric Hernández (Cuba), Yimi Konclase (Cuba), Hamlet Lavastida (Cuba), Marcel Márquez (Cuba), Yoenis Eloy Mayeta (Cuba), Adonis Milán (Cuba), David de Omni (Cuba), Yulier P. (Cuba), Nonardo Perea (Cuba), Iris Ruiz (Cuba), Sam 33 (Cuba), Francis Sánchez (Cuba), José Ernesto Alonso Serones (Cuba), Alein Somonte (Cuba), Luis Trápaga (Cuba), Héctor Trujillo (Cuba), Yahiron Villalobo (Cuba) y Lía Villares (Cuba).

Extranjeros:

Yesica Suárez (Colombia, 1993), Alicia Torres (Valencia, 1993), Gabriel Coto (Argentina, 1973), Gerardo Stübing (Valencia, 1957), Marisol Maza (México, D.F., 1979), Antonio Más (España, 1969), Svetlana Biedarieva (Ucrania), Yvelin Buenrostro (México), unx Pardo Ibarra (Colombia), Keyezua (Angola), Oscar Salamanca (Colombia), Alicia Torres (España) y Julián Yunda Yepes (México).

Filmes cubanos premiados en Festival de Málaga

Cartel del filme "Los buenos demonios".

La película cubana "Los buenos demonios", dirigida por Gerardo Chijona, conquistó numerosos premios en el XXI Festival de Cine en Español de Málaga.

El filme, producido por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) le valió el premio de mejor actor de reparto, a Vladimir Cruz; el de mejor guion, para Daniel Díaz Torres y Alejandro Hernández, y el de mejor música, para Edesio Alejandro.

La película, contada a partir de la historia de Tito, un joven de 23 años, que comete "actos terribles", promete contar "la realidad cubana de hoy, tal y como es. Sin adornos. Y sin lamentos".

Además de Cruz, reconocido por su papel de David en el filme "Fresa y Chocolate", en el filme participan los actores Carlos E. Almirante, Isabel Santos, Yailene Sierra y Enrique Molina.

En el festival el Jurado Joven de la Sección Oficial de Largometrajes otorgó el premio a Sergio & Serguéi, de Ernesto Daranas por "haber sorprendido positivamente y por la originalidad del guion, que consigue reflejar las injusticias de la sociedad cubana. Además de la gran labor de producción y la excelente fotografía".

El filme de Daranas, que cuenta la historia de un radioaficionado cubano que se conecta con un astronauta ruso en el espacio, también ganó el Premio SIGNIS de la Asociación Católica Mundial para la Comunicación.

[Con información de festivaldemalaga.com]

Lorenzo García Vega sigue tensando sus cuerdas literarias

Lorenzo García Vega, escritor cubano, lee tras una persiana en su casa de Miami. Tomado de un video facilitado por Pedro Portal.

Queda leer a Lorenzo, leerlo en Cuba o ser leído por los cubanos en la isla, que han padecido esa ausencia.

Ante la posibilidad de perder su ‘patria literaria’ el escritor cubano Lorenzo García Vega (Matanzas 1926 - Miami 2012) se inventó Playa Albina, un recodo de Miami que supo dibujar al pie de la mesa hasta los últimos momentos de su vida.

Ahora la editorial Almenara nos alumbra con –probablemente- uno de sus últimos títulos, Rabo de Anti-nube (Diarios 2002-2009), con edición y prólogo del ensayista y poeta cubano Carlos A. Aguilera.

Un outsider, un tipo incómodo, Lorenzo fue Premio Nacional de Literatura en Cuba en 1952 con la novela Espirales del cuje.

Diez años después de abandonar Cuba saltó sobre la yugular del grupo en que creció como escritor, con su desgarrador relato Los años de Orígenes (Monte Ávila Editores, 1978) y hasta la fecha, pasando luego por Cuaderno del Bag Boy (Ed. Casa Vacía, 2016) no hizo más que escribir y reescribir cada paso hacia adelante y hacia atrás en su camino desde y para la escritura.

El diarismo de García Vega en este otro tomo de sus memorias pasa de la acidez de haber tomado rumbo hacia un túnel donde se sabía solo, sin grupo generacional y escribiendo contra todas las modas, enfocado en una narrativa de autodestrucción, pero también como una especie de cronista encubierto de todo lo que iba modificando con sus propias lecturas.

Fechado en marzo de 2009, en la boca misma del libro, Lorenzo apunta en Rabo de Anti-nube: “Esto, este diario, viene a ser la temperatura del Agua Bendita. Deberá ser un mediador implacable”.

"Rabo de Anti-nube", (Diarios 2002-2009). Ed. Amenara.
"Rabo de Anti-nube", (Diarios 2002-2009). Ed. Amenara.

Visto así, la descripción, las precisiones de Lorenzo en las siguientes seiscientas páginas vuelven a dibujar la cartografía de sus obsesiones, como si reescribiera sobre sus anteriores obsesiones.

Para este poeta obstinado en alargar cada encuentro con el lector, la vejez, la destrucción del cuerpo y las distancias con cualquier roce o asomo familiar son un principio para seguir escribiendo.

En este tomo no son sino los sueños esa brújula que lleva al escriba a dinamitar cada frase. Sueña para escribir -¿no habría sido al revés?-, y relata que un día antes del 20 de mayo de 2009 se le habrían aparecido algunas aproximaciones para lo que podría servir en su escritura: fotos, fantasmas, luces difusas y la huella de que se siente lejos de todo. Al despertar, escribe:

“Noche, ¿cómo diríamos?, otra de esas noches de mayo, ¿cómo diríamos?, pescuezos mochos. Por decir algo. Un apagón de ceniza, por decir algo. Me voy a acostar, tengo los ojos congestionados, y las sombras de las doce de la noche”.

El camino recorrido

García Vega salió de Cuba en 1968, y desde entonces vivió en España, Venezuela, Nueva York y finalmente Miami, ciudad-laboratorio y aposento final a la que llamó Playa Albina.

El territorio Lorenzo está en una esquina de la Comala literaria de Juan Rulfo, la Yoknapatawpha de William Faulkner y los territorios soñados como Santa María y Macondo, de Juan Carlos Onetti y García Márquez, respectivamente.

Playa Albina es su reposo para una escritura otra, pero también su propio campo de turbaciones.

"Los años de Orígenes", de Lorenzo García Vega. Monte Ávila Editores, 1978.
"Los años de Orígenes", de Lorenzo García Vega. Monte Ávila Editores, 1978.

En una pregunta sobre Playa Albina, del ensayista Jorge Luis Arcos en 2008, la definió así:

“Muchas veces, junto a un pozo, aparecen Barberán y Collar, dos aviadores españoles que murieron trágicamente, después de haberse fijado en el imaginario cubano. Esto fue en la década del treinta. Pero ¿quién sigue recordando eso?"

"La noche, la noche la estoy sintiendo "afuera", y esto mientras estoy metido dentro de la casa. ¿Cómo es todo eso? Hay unos ruidos carmelitas, y el recuerdo de unos feísimos muebles carmelitas del tiempo de mi infancia. Pero ¿cómo podré narrar eso? No sé, pero eso me está persiguiendo".

"Nunca dejo de tener miedo. Debe ser que la muerte está cerca”.

Desde el trabajo manual de empujar carritos de compra en un supermercado Publix en Miami, García Vega también empujó su escritura hacia el abismo que vendría con su muerte.

En el prólogo a El oficio de perder (Renacimiento, Sevilla, 2005), el ensayista y narrador Antonio José Ponte se enfoca en la imposibilidad de Lorenzo por hilar una historia lineal, de origen y fin:

“A Lorenzo García Vega, como a cualquier otro memorialista, lo frenan ciertos escrúpulos. ¿Cómo un lenguaje, el del hoy en el que se escribe, puede saber lo que pasó en otro lenguaje, el correspondiente a un día lejano? O, para decirlo en la hermosa fórmula de Bousanquet citada por Robbe-Grillet que García Vega cita: se trata de “un paisaje en el que no tengo ya medios de penetrar, pero en el que hago llover tiempo".

"Cuaderno del bag boy", de Lorenzo García Vega. Editorial Casa Vacía , 2016.
"Cuaderno del bag boy", de Lorenzo García Vega. Editorial Casa Vacía , 2016.

"Memorialista perdedor, amén de los escrúpulos gremiales atormentan a García Vega otras cautelas. Declara ser asaltado por desniveles que le imposibilitan toda continuidad, confiesa su incapacidad para revisar lo ya escrito: 'La chapucería que hago es lo único que sé hacer”. Y puede, en suma, considerarse perdedor por no dar con la forma adecuada'”.

"Rostros del Reverso", de Lorenzo García Vega. Monte Ávila Editores, 1977.
"Rostros del Reverso", de Lorenzo García Vega. Monte Ávila Editores, 1977.

Junto a Ponte, también co-director del portal Diario de Cuba, es bueno significar que otros dos ensayistas y poetas de un mismo tiempo generacional literario se han interesado en la obra de García Vega y son Aguilera –su prologuista en Almenara- y Pablo de Cuba, que junto a Duanel Díaz dirige la editorial Casa Vacía y quien obtuvo el Cuaderno del Bag Boy y lo publicó 2016.

Aguilera, sicalíptico como es prácticamente en cada acercamiento que hace a un fenómeno literario que le interese, reinterpreta así una zona de la obra de García Vega como pocos lo han hecho:

“No se puede hablar de la literatura de LGV y no hablar de lo fecal, de su visión extrema y coprolálica de la vida, de su discurso escatológico".

"Y no solo lo digo por sus constantes alusiones a la mierda, a lo que se excreta, a la fecalidad… (como ya sabemos, en muchos lugares la mierda ni siquiera es algo negativo, y para la antigua alquimia era el preámbulo del oro, la nigredo que podía transmutar en aurum philosophicum)”.

Queda leer a Lorenzo, leerlo en Cuba o ser leído por los cubanos en la isla, que han padecido esa ausencia en una gama tan amplia que va desde la poesía, el ensayo, la narrativa de ficción hasta estas traídas y llevadas memorias.

La obra de García Vega comprende entre otros, los siguientes títulos: el compendio de memorias El oficio de perder (2004), y los diarios Rostros del reverso (Monte Ávila, 1977); también Ritmos acribillados (1972), Collages de un notario (1992), Espacios para lo huyuyo (1993), Poemas para penúltima vez (1948-1989) (1991), Vilis (1998), No mueras sin laberinto (primera antología de su obra publicada en la Argentina, 2005), Cuerdas para Aleister (2005) y Devastación del Hotel San Luis (2007).

Esta reseña está acompañada de un breve video donde Lorenzo lee un texto dedicado a su amigo Armando Pinto. Agradecemos la gentileza del fotógrafo Pedro Portal por facilitar este material audiovisual.

Lorenzo García Vega lee un texto en su casa de Miami
please wait

No media source currently available

0:00 0:06:14 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG