Enlaces de accesibilidad

Cuba

Yoani Sánchez: La vigilancia vecinal en tiempos del coronavirus

Un hombre en triciclo y con nasobuco recorre una calle de La Habana. (Yamil Lage/AFP)

El coronavirus ha servido para incrementar en Cuba un mal que lamentablemente ha gozado de muy buena salud con la “revolución”: la vigilancia no policial, sino vecinal, dice la directora del diario digital 14ymedio, Yoani Sánchez.

“Se ha redoblado muchísimo la vigilancia porque, además de la vigilancia epidemiológica, las autoridades están intentando frenar el desvío de recursos, el mercado negro, las redes informales de compra y venta, debido al gran desabastecimiento, a la falta de suministros de la red estatal que fomenta muchas de esas prácticas ilegales”, comenta Sánchez en su tradicional podcast Ventana 14.

En medio de esta situación, las autoridades les han dado carta blanca a los vigilantes de barrio para que informen quién entra y sale a qué casa con una bolsa, con qué productos; quién tiene contactos en el mercado informal, indica la periodista.

“Así que están en su salsa por estos días esos que dicen: ‘Revolucionario que es revolucionario no tiene nada que esconder’; esos mismos que en nombre de una ideología se sienten con el derecho de irrespetar el espacio de otros”, subraya.

No es nada nuevo que esa clase de personas estén por todas partes mirando, reportando, informando, añade Sánchez, y reconoce que en el lugar donde vive, un edificio de 14 plantas en pleno centro de La Habana, esa sensación de vigilancia podría ser incluso un poco menor de lo que se vive en los pueblos pequeños del interior de la isla.

“Allí donde todos los vecinos se conocen, donde a la tendencia humana al chismorreo se suma la impunidad ideológica o política con la que han actuado por décadas estos vigilantes; imagínense: si en la ciudad se siente esa presión, se siente ese control, qué queda para los pequeños pueblitos donde no hay manera de hacer algo que no sea visto por esos ojos atentos que todo lo miran, todo lo reportan, todo lo delatan”, comenta la directora de 14ymedio.

En una nota que publica en la edición del lunes bajo el título de “Día 33 al 38: Siempre hay un ojo que te ve”, Sánchez cuenta que ella y su esposo, el jefe de redacción de 14ymedio, Reinaldo Escobar, debieron salir a hacerle rosca a una pieza de tubería necesaria para reparar un salidero en su apartamento, y al regreso sintieron el peso de la vigilancia vecinal.

Reinaldo Escobar y su esposa Yoani Sánchez. (Archivo/Reuters/Desmond Boylan)
Reinaldo Escobar y su esposa Yoani Sánchez. (Archivo/Reuters/Desmond Boylan)

“Al llegar al edificio, un vecino apostado en los bajos miró con ojos inquisidores lo que traíamos, algo habitual en él, que lleva años husmeando quién entra y sale de nuestra vivienda o qué contiene la bolsa con la que regresamos del mercado”, escribió la periodista. “Se trata de una vigilancia tan permanente y sin tapujos que hasta bromeamos y advertimos a nuestros visitantes”.

El individuo es un jubilado “de una mentalidad muy autoritaria” que forma parte del ejército de personas cuya vida gira alrededor de vigilar a otros y estar pendientes de lo que hacen, advierte.

“Gente que considera la intimidad un nicho de individualismo que no debe permitirse”, apunta Sánchez. “Son esos que desconfían de cuando cerramos la puerta, nos quedamos en silencio y nos refugiamos en nuestro interior, porque allí no pueden alcanzarnos ni hurgar en nuestros pensamientos”.

Vea todas las noticias de hoy

OPS anuncia que COVID-19 disminuye en las Américas, incluyendo Cuba

Viviendas en cuarentena por coronavirus en una calle de La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini/File)

Los contagios por el coronavirus han ido disminuyendo en las Américas y está en su mejor momento en más de un año y en general gran parte de las islas del Caribe ha registrado una mejora, incluyendo Cuba, que por meses ha sido escenario de un importante brote, dijo este miércoles la Organización Panamericana de la Salud, OPS, según AP.

La Habana anunció el 20 de octubre detalles de la reapertura y flexibilización de las medidas por el azote del COVID-19, que mantuvo a la capital cubana como epicentro de la crisis sanitaria durante meses tras la apertura de fronteras en noviembre de 2020.

El gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, dijo en una conferencia de prensa en ese momento con medios estatales que el relajamiento casi total de las restricciones responde a que “en las últimas 11 semanas hay una reducción paulatina del número de casos positivos a la covid-19”.

Las cifras oficiales, que no es posible comprobar de manera independiente, arrojan un promedio de "100 casos diarios”, y los casos graves y críticos, así como los fallecidos, "se han reducido considerablemente", afirmó el funcionario.

El día anterior el ministro de Turismo, Juan Carlos García Granda, anunció que, a partir del 7 de noviembre, la cuarentena no será un requisito obligatorio para los viajeros que arriben al país.

La medida, que antecede a la reapertura de las fronteras nacionales prevista para el 15 de noviembre, relaja un protocolo implementado para controlar la importación de casos de coronavirus que tuvo una explosión tras la entrada de turistas y viajeros internacionales en diciembre pasado.

Sin embargo, algunas de las islas más pequeñas, como Barbados y Anguila, aún están reportando su mayor cantidad de casos y muertes por COVID-19, dijo la OPS.

Hasta ahora cerca del 44% de la población de América Latina y el Caribe ha completado la inmunización, principalmente a través de donaciones de dosis efectuadas por naciones desarrolladas, la compra bilateral de vacunas y el mecanismo de las Naciones Unidas COVAX.

Pero la situación podría retroceder nuevamente si se relajan las medidas sanitarias por las fiestas de fin de año. En el mismo encuentro con medios, funcionarios de la OPS atribuyeron la mejora de la situación en la región a la implementación de medidas sanitarias como el distanciamiento social, el uso de mascarillas y a la vacunación contra el coronavirus.

Se trata del doble en comparación con el porcentaje de agosto, pero lejos aún de las expectativas de los expertos.

"Tenemos razones para estar optimistas, pero debemos permanecer vigilantes", expresó Jarbas Barbosa, el subdirector de la OPS, en conferencia de prensa virtual. "En toda América del Norte, del Centro y del Sur, las infecciones y muertes están disminuyendo, con unas pocas excepciones".

Durante meses las Américas han sido el epicentro mundial de la pandemia, con varios de sus países entre los más afectados, entre ellos Estados Unidos y Brasil. No obstante, en la última semana la región ha reportado poco más de 800.000 casos nuevos de COVID-19 y cerca de 18.000 muertes, las cifras más bajas en más de un año.

Entre las excepciones mencionadas por Barbosa aparecen Paraguay, donde se han duplicado los casos en los últimos días, y Belize, que ha registrado un fuerte repunte de las muertes.

Aún más de la mitad de la población queda por vacunar y en países como Guatemala, Nicaragua y Haití, menos del 20% de la gente ha completado la inmunización.

La Organización Mundial de la Salud fijó como meta que antes de fin de año todos los países del mundo lleguen al 40% de la población totalmente vacunada, algo que por ahora no parece como una certeza para Latinoamérica, donde la desigualdad en el acceso a la inmunización ha sido uno de los principales obstáculos.

Su colega Ciro Ugarte, director de emergencias en salud de la OPS, recordó que aún en condiciones de alta vacunación en países europeos, por ejemplo, se ha observado un repunte de casos "debido a ese optimismo mayor de la población" que lleva al relajamiento de las medidas.

OCDH envía "mensaje urgente" por amenazas del gobierno cubano a manifestantes del 15N

Cubanos protestan contra el gobierno, el 11 de julio, en una calle de La Habana. (Twitter)

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) denunció este miércoles la represión anticipada y anunciada por parte del gobierno cubano hacia los manifestantes de la Marcha Cívica por el Cambio convocada para el 15 de noviembre próximo.

La organización expresó en un comunicado su preocupación por la orden e incitación del gobierno cubano hacia a estudiantes y otros civiles para que repriman con "palos y otros objetos contundentes" la protesta pacífica.

"Hemos sido testigos de la peligrosa demostración de odio entre ciudadanos que promueve el gobierno, al orientar a las personas armarse con palos para reprimir a otros que decidan sumarse a la manifestación pacífica", dijo Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH.

En respuesta, la organización hizo un llamado a gobiernos y organizaciones internacionales para que le den un seguimiento al evento. "Existe un peligro real para la integridad física de los convocantes, que ya han recibido citaciones amenazas, y para cualquier ciudadano participante", alegó González Raga.

Asimismo, la organización responsabilizó al gobierno de Miguel Díaz-Canel del posible escenario violento que podría ser causado después de este "llamado de alerta", tal como sucedió el 11 de julio, cuando miles de cubanos salieron a las calles a pedir el cese de la dictadura y los cuerpos policiales respondieron con detenciones arbitrarias, acoso y amenazas a aquellos que participaron.

"El régimen cubano está amenazando a los convocantes y ya hay dos casos de expulsión de sus centros de trabajo. Posiblemente, se esté preparando para retener a los activistas en sus casas, como demuestran los 2.592 sitios de viviendas documentados en lo que va de año y para reprimir a los participantes", señaló González Raga.

La marcha tendrá réplicas en al menos 42 ciudades en todo el mundo según indican algunos grupos de exiliados cubanos en el exterior. Algunas de las ciudades que dirán presente son: Barcelona, Londres, Washington D.C., Lisboa, Santiago de Chile, Buenos Aires, Montevideo, entre otros. Algunas manifestaciones pacíficas se realizarán el mismo 15 de noviembre, mientras otras serán efectuadas los días 13, 14 y 20, como era la fecha principal.

"Les dan palos para que golpeen": cubanos alertan sobre activación de grupos paramilitares para reprimir el 15N

Jóvenes cubanos reclutados para reprimir a los manifestantes del 11J. Alertan que lo mismo podría suceder el 15N. (Yamil Lage/AFP)

Se intensifican los preparativos gubernamentales en todo el país para reprimir a los manifestantes que intenten participar en la marcha cívica convocada para el 15 de noviembre, dijeron cubanos de la isla a Radio Televisión Martí.

En Pinar del Río, José Rolando Cásares, miembro de la Mesa del Consejo por la Transición Democrática en Cuba, afirmó que pese a la represión estatal la intención es salir el 15 de noviembre.

“Hay empresas estatales aquí en la cabecera provincial, como la de comunicaciones (ETECSA), que están preparando al personal para responder violentamente en contra de los participantes en la marcha. Como dijera el mal llamado presidente Díaz-Canel, la orden de combate está dada”, afirmó el opositor.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:18 0:00

Desde Jatibonico, en la provincia de Sancti Spíritus, Vladimir Ríos Cruz alertó que ya fueron convocados, para reprimir a los posibles manifestantes del 15N, los trabajadores de la fábrica de tabaco torcido de exportación en la localidad de Arroyo Blanco.

El representante del partido comunista en ese centro laboral realizó una reunión donde "convocó a todas las personas que laboran en la fábrica a entrarle a tranca a todo el que salga a manifestarse el 15N", dijo Ríos Cruz.

"Tienen en un saco un tolete de marabú para cada uno de los miembros de esa fábrica de tabaco”, explicó el activista.

El periodista independiente espirituano Adriano Castañeda comentó que, incluso, se está preparando a personas con problemas de conducta para reprimir a los cubanos que marchen.

“Centros de Trabajo y colectivos estudiantiles están realizando ejercicios para neutralizar con violencia física a cubanos el 15 de noviembre, utilizando palos y cabillas”, contó el comunicador.

Fernando Vázquez Guerra, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en la provincia de Camagüey, expresó que allí ya está en marcha el plan de las autoridades para intentar reprimir a los participantes en la marcha cívica.

“Se están reuniendo con los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y centros de trabajo y, en lugares públicos como parques, estos ya están siendo vigilados permanentemente”, advirtió el activista.

Daineris Moya García, activista que reside en Palma Soriano, provincia de Santiago de Cuba, reportó que allí ya han sido activados en los barrios los grupos de civiles organizados como paramilitares conocidos como Brigadas de Respuesta Rápida.

“Les dan palos para que golpeen. El objetivo de esto es el amedrentamiento de la población, para que las personas entren en pánico y no salgan a la calle el 15N”, aseguró Moya García.

Este martes, en el espacio televisivo Mesa Redonda, Rogelio Polanco Fuentes, Jefe del Departamento Ideológico del Partido Comunista de Cuba, dijo que la marcha convocada “nunca fue auténtica, ni cívica”, y la calificó de “acto de subordinación a la hegemonía yanqui”. Al respecto, el activista Pedro Acosta, uno de los miembros del Consejo para la Transición Democrática en Cuba, respondió:

“Sacar ayer al ideológico del partido para justifica el carácter terrorista de la marcha es el colmo del cinismo y el colmo de la desvergüenza de este gobierno. Ellos van a llenar la avenida del Prado con simpatizantes para dar golpes contra una marcha pacífica. Eso es terrorismo de Estado”, concluyó el activista.

Más de 600 cubanos siguen en prisión por manifestarse el 11J

Agentes de civil arrestan violentamente a los manifestantes el 11 de julio en La Habana.

Al menos 1,175 personas fueron detenidas en Cuba por manifestarse pacíficamente el 11 de julio, y de ellas 612 permanecen aún en prisión, según las denuncias recibidas por Cubalex hasta las 12:00 PM de este martes, 26 de octubre.

Entre los manifestantes que siguen encarcelados se cuentan 15 menores de 18 años de edad.

Un total de 502 manifestantes fueron excarcelados, añade el reporte de la consultoría jurídica independiente, que lleva el conteo de los detenidos, desaparecidos, liberados y enjuiciados a raíz del estallido social que sacudió Cuba en julio pasado.

"Ayúdanos a compartir, detrás de cada número hay personas,hay familias", pidió Cubalex en sus redes sociales.

Desde el 11 de julio, Cubalex y el Grupo de Trabajo Justicia 11J monitorean la represión desatada por el régimen cubano tras las protestas. Ambas organizaciones buscan dar orientación legal a las familias de los detenidos y visibilidad a sus casos.

Laritza Diversent, directora de Cubalex, expuso el lunes en una audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que varios de los detenidos por manifestarse el 11J denunciaron actos de tortura y malos tratos. La abogada también destacó los casos de grupos vulnerables, como jóvenes, afrodescendientes, mujeres y miembros de la comunidad LGBTIQ+.

"Si bien estos grupos no representan la mayoría de las detenciones, el tipo de represión cometida contra ellos ha sido desproporcionado, provocando un impacto ejemplar en sus comunidades, particularmente contra quienes pertenecen a grupos de la sociedad civil percibidos como críticos con el gobierno", señaló Cubalex en un comunicado.

El 15N tendrá réplicas en al menos 42 ciudades del mundo

Un hombre grita durante un mitin de solidaridad con los manifestantes en Cuba, en el barrio de La Pequeña Habana en Miami, Florida, Estados Unidos el 14 de julio de 2021. REUTERS / Marco Bello

La Marcha Cívica por el Cambio, convocada en Cuba por la plataforma Archipiélago para el próximo 15 de noviembre, tendrá réplicas en al menos 42 ciudades en todo el mundo, según han anunciado en redes sociales distintas agrupaciones de exiliados cubanos y simpatizantes con la causa de la democratización de la isla.

La plataforma Archipiélago, encabezada por el dramaturgo Yunior García y otras organizaciones de la sociedad civil cubana como el Consejo para la Transición Democrática en Cuba, el grupo de artistas e intelectuales 27N y el Movimiento San Isidro han manifestado que saldrán a las calles por la libertad de los presos políticos, en especial los del 11J, el fin de la violencia, el respeto a los derechos de todos los cubanos y para encontrar solución a los problemas por vías democráticas y pacíficas.

Las amenazas del gobernante Miguel Díaz-Canel incitando, tal como hizo el 11 de julio a las masas a enfrentarse a los manifestantes con lo que tengan a mano y las fotos que circulan en las redes sociales que muestran a sus seguidores con palos y fusiles, no han logrado desanimar a los organizadores y la respuesta de los cubanos de “ultramar” no se ha hecho esperar.

Barcelona, Londres, Washington D.C., Lisboa, Santiago de Chile, Buenos Aires y Montevideo son algunas de estas 42 ciudades que, hasta el día 25 había confirmado su participación. En varias, las marchas está pensado realizarse los días 13, 14 y 15 de noviembre y otras mantienen la fecha original del 20N.

La activista Daniela Rojo, una de las promotoras, ha propuesto que, quienes decidan incorporarse a la Marcha Cívica por el Cambio, tanto en Cuba como en otras partes del mundo, lo hagan vestidos de blanco como símbolo visible del propósito fundamental de la convocatoria a la No-Violencia y que el régimen ha ordenado atacar con las "Brigadas de Violencia Rápida", como la sociedad ha rebautizado a los paramilitares de las llamadas Brigadas de Respuesta Rápida.

La idea original de convocar la marcha para el 20 de noviembre tuvo que alterarse cuando el régimen respondió anunciando maniobras militares del 18 al 20 por el Día de la Defensa.

Luego al adoptarse el 15N, el régimen declaró ilegal la marcha; ha comenzado a detener, amenazar y cortar las comunicaciones a los organizadores en la isla y la Fiscalía Nacional les advirtió que de persistir en marchar serían procesados por varios delitos.

Varios organizaciones internacionales han alertado sobre la vulnerabilidad de los ciudadanos que decidan salir a las calles ese día y gobiernos como el de Estados Unidos y España han instado al régimen de Cuba a respetar el derecho a la manifestación.

Cargar más

XS
SM
MD
LG