Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

Congreso de EEUU aborda las fachadas de las reformas en Cuba

Carlos Quesada, Carlos Martínez de la Serna y John Suárez fueron los invitados a la audiencia de un panel de la Cámara sobre derechos humanos en Cuba.

Compañías privadas como Western Union podrían estar colaborando con el régimen cubano para criminalizar la labor de activistas de derechos humanos, dijo el jueves en el Capitolio de Washington un panelista invitado a la audiencia Derechos Humanos en Cuba: mas allá de la fachada de las reformas.

Las violaciones que estaría cometiendo la firma Western Union atropellan el derecho a la privacidad de los activistas cubanos, declaró Carlos Quesada, director del Instituto Internacional de Raza, Igualdad y Derechos Humanos.

Carlos Quesada, director del Instituto Internacional de Raza, Igualdad y Derechos Humanos.
Carlos Quesada, director del Instituto Internacional de Raza, Igualdad y Derechos Humanos.

El régimen de La Habana ha cambiado de estrategia en sus esfuerzos para controlar la información, y no se puede descartar que use sus versiones domésticas de redes sociales para hacer lo mismo que hicieron los chinos al prohibir Facebook y otras plataformas en China, dijo por su parte John Suárez, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre.

Es bueno subrayar que Cuba sigue gobernada por un régimen comunista que no respeta la propiedad privada, y que los cubanos todavía son expropiados cuando les va muy bien en los negocios, sin contar que los inversionistas occidentales pueden terminar en la cárcel, añadió Suárez.

John Suárez es el director ejecutivo del Centro Para una Cuba Libre.
John Suárez es el director ejecutivo del Centro Para una Cuba Libre.

La criminalización de las actividades de los opositores pacíficos, la falta de reconocimiento legal de sus agrupaciones y las dificultades para ejercer el periodismo independiente a pesar de los espacios que se han abierto en internet, fueron algunos de los temas discutidos en la audiencia.

”La situación de los derechos humanos en Cuba es grave y puede caracterizarse como una guerra de desgaste entre el gobierno y activistas independientes de la sociedad civil”, manifestó Quesada.

Suárez, Quesada y Carlos Martínez de la Serna, del Comité de Protección para los Periodistas, fueron los tres invitados a comparecer el jueves ante el Subcomité de Seguridad Civil y Comercio del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

Quesada dijo también que una de las principales amenazas para los disidentes es la nueva Constitución, que las autoridades hostigan, torturan psicológicamente, detienen e interrogan tanto a los activistas de derechos humanos como a sus familiares, y puso el ejemplo de los que son arrestados durante toda una semana sin que se les presenten cargos ni les permitan asesoría jurídica.

Carlos Martínez de la Serna, del Comité de Protección de Periodistas, fue uno de los tres panelistas invitados.
Carlos Martínez de la Serna, del Comité de Protección de Periodistas, fue uno de los tres panelistas invitados.

A pesar de algunos síntomas de flexibilidad durante la última década, y de que internet ha abierto nuevos espacios para el periodismo independiente, las condiciones para la prensa en Cuba siguen figurando entre las peores en el hemisferio occidental, aseguró Martínez de la Serna.

Suárez habló de los Decretos 349 del año pasado, que restringe y controla la creación artística, y el 68 de este año, que declara ilegal el trabajo de proyectos independientes como el diario digital 14 y Medio solo porque su sitio de internet se aloja fuera del país.

Artistas del Movimiento de San Isidro, en La Habana, protestan contra la imposición del Decreto 349 (FACEBOOK).
Artistas del Movimiento de San Isidro, en La Habana, protestan contra la imposición del Decreto 349 (FACEBOOK).

“Los precios de internet han caído en alguna medida, y el acceso ha mejorado, pero la paradoja es que [el gobierno] está cambiando de estrategia”, declaró Suárez. “Antes la estrategia era racionar el acceso, y ahora es controlar la información que pueden conseguir mediante internet; por eso han pasado este nuevo decreto que va a hacer más difícil consultar información [en sitios de internet] fuera del país”.

Manifestó que, a largo plazo, no se siente optimista sobre Facebook y otras plataformas similares, porque “ellos tienen sus propias versiones domésticas que han creado con la ayuda de los chinos, y sabemos que los chinos ya han proscrito Facebook y otras plataformas en China, así que pudiera ocurrir lo mismo en Cuba”.

El congresista cubanoamericano de Nueva Jersey Albio Sires es el presidente del Subcomité de Seguridad Civil y Comercio del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.
El congresista cubanoamericano de Nueva Jersey Albio Sires es el presidente del Subcomité de Seguridad Civil y Comercio del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

El presidente del Subcomité, el congresista cubanoamericano de Nueva Jersey, Albio Sires, dijo que, como sus colegas saben, el tema de los derechos humanos en la isla donde nació y desde donde vino a Estados Unidos cuando apenas tenía 11 años es profundamente personal para él.

Francis Rooney, el republicano de más alto rango en el Subcomité, recordó que el gobierno de La Habana califica de mercenarios a los defensores de los derechos humanos y las libertades civiles en la isla y que, según la OEA, Cuba es el único país del hemisferio occidental con cero garantías de libertad de expresión.

Respondiendo una pregunta del congresista republicano de la Florida Ted Yoho sobre la eficacia de las transmisiones a Cuba de Radio y Televisión Martí, Suárez respondió que las transmisiones de onda corta de Radio Martí son críticas para burlar el control informativo del régimen.

“El gobierno puede interferirlas hasta cierto punto, pero no tan completamente como pueden hacer con internet, que en casos extremos pueden bloquear por completo”, dijo.

El panelista recordó cómo uno de los fundadores del movimiento de derechos humanos en Cuba, Ricardo Boffil, decía que las transmisiones de Radio Martí marcaron un antes y un después en el movimiento opositor cubano por el impacto que tuvo para ellos poder escuchar “las voces de otros activistas transmitidas hacia la isla”.

Yoho quiso saber cuál método funcionaba mejor para romper el bloqueo informativo del régimen, y al mencionar el envío de memorias digitales y CD’s además de las transmisiones, Suárez respondió que no se trataba de escoger entre unas y otras vías, sino de usarlas todas.

Vea todas las noticias de hoy

Filipetti: Nuevas restricciones a alojamientos en Cuba beneficiarán al cubano de a pie

La subsecretaria adjunta para Cuba y Venezuela en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Carrie Filipetti. (Imagen de Roberto Koltún).

La subsecretaria adjunta para Cuba y Venezuela en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Carrie Filipetti, brindó detalles de las nuevas sanciones que prohíben a los estadounidenses alojarse en los hoteles de la isla y comprar tabaco o alcohol para traer de vuelta a su país.

Previamente, la administración Trump había prohibido alejarse en hoteles que pertenecen al ejército, pero ahora la prohibición se extiende a toda propiedad en manos del Estado.

La funcionaria explicó que el Departamento de Estado hacía pública su nueva lista de alojamientos prohibidos que incluía a 433 propiedades, todas afiliadas al régimen cubano. Las empresas de viaje y turismo sujetas a jurisdicción estadounidense no podrán hacer reservaciones en estas propiedades.

En una conferencia de prensa telefónica, la subsecretaria adjunta Filipetti señaló que la política de EEUU sobre el alojamiento en Cuba tiene el objetivo de beneficiar a los cuentapropistas.

“El régimen usa las ganancias de sus hoteles y las industrias de ron y tabaco para financiar su aparato de seguridad represivo que golpea, tortura y encarcela a ciudadanos cubanos y para apoyar al régimen ilegítimo de Nicolas Maduro, esencialmente tratando a Venezuela como una colonia", dijo la funcionaria diplomática.

"Queremos que los que consideran viajar a Cuba estén al tanto de que su dinero financia la represión y cae en manos de un régimen rico”, declaró Filipetti.

En ese contexto, expresó que afortunadamente existe una alternativa: los cuentapropistas que manejan los alojamientos privados de pequeña escala o en sus hogares.

Asimismo, opinó que "las políticas arbitrarias y caprichosas" del régimen impiden que estos emprendedores cubanos alcancen su verdadero potencial, creen empleos y cuiden a sus familias, señalando además que estos son algunos de los cubanos de a pie que la política de la administración busca ayudar mientras le niega recursos al régimen.

El gobierno del presidente Trump también amplió las restricciones de viaje a Cuba, donde el turismo de los estadounidenses ya está prohibido, al eliminar la autorización que permitía a sus ciudadanos "asistir u organizar reuniones profesionales o conferencias en Cuba", algo que ahora solo se permitirá en casos excepcionales, bajo petición.

Además, el Departamento del Tesoro prohibió a los estadounidenses que visiten Cuba traer de vuelta "productos de alcohol o tabaco de origen cubano".

El anuncio de las nuevas sanciones se realizó mientras el presidente Trump se reunía en la Casa Blanca con miembros de la Brigada 2506, o sea veteranos de los combates en Bahía de Cochinos.

Trump recibe hoy a exiliados cubanos de la Brigada de Asalto 2506

Donald Trump visitó el Museo de Bahía de Cochinos en Miami el 25 de octubre de 2016. REUTERS/Jonathan Ernst

La oficina de prensa de la Casa Blanca informa que el presidente Donald Trump tiene previsto hablar hoy a las 11 de la mañana para honrar la gesta y la memoria de los combatientes que lucharon en Bahía de Cochinos (Playa Girón).

El abril de 1961 Estados Unidos apoyó una invasión militar de exiliados cubanos que intentó derrocar por las armas a la naciente dictadura cubana, liderada por Fidel Castro. Los cubanos desembarcaron por la Bahía de Cochinos, en la costa sur.

Radio Martí dará cobertura en directo a este importante evento, a las 11 de la mañana.

Como parte de su primera campaña presidencial, el 25 de octubre de 2016 Trump visitó la sede del grupo anticastrista Brigada de Asalto 2506 en Miami.

"No los defraudaré", dijo entonces Trump a un nutrido grupo de exiliados cubanos y agradeció el apoyo de la Brigada de Asalto 2506.

El apoyo de este grupo de exiliados cubanos al entonces aspirante republicano fue significativo puesto que en 55 años no habían tomado partido en unas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

En 2017 el presidente Trump se reunió en privado en la Oficina Oval con seis cubanoamericanos veteranos de Bahía de Cochinos: Esteban Bovo, Félix Ismael Rodríguez, Roberto Pichardo, Jorge Gutiérrez, Vicente Blanco y Julio González Rebull.

En la reunión con los integrantes de la Brigada 2506 participó el senador republicano de origen cubano Marco Rubio.

"Difícil encontrar un artículo de la Declaración Universal de DDHH que Cuba no viole"

Carrie Filipetti, Subsecretaria Adjunta para Cuba y Venezuela, en los estudios de Radio Televisión Martí.

En una conferencia virtual de la Fundación Panamericana para el Desarrollo para analizar la candidatura de Cuba al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, los panelistas coincidieron que sería difícil encontrar un artículo de la Declaración Universal de Derechos Humanos que Cuba no viole.

La subsecretaria adjunta para Cuba y Venezuela en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Carrie Filipetti, dijo que la comunidad internacional no puede seguir haciéndose la ciega al hecho de que el régimen cubano no cumple los estándares originales del Consejo de Derechos Humanos.

“Hay 30 artículos en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Sería difícil encontrar uno que no viole el régimen cubano. Esto debería indignarnos. Esto debería enfurecernos. Este no debería ser el tipo de comportamiento que resulte en una votación en el propio organismo que se encarga de proteger estos derechos internacionales”, declaró la funcionaria.

Refiriéndose al apoyo de Cuba al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, calificó de absolutamente ridículo que un país con este historial espantoso en derechos humanos y cuya reputación actual es exportar ese récord, sea considerado por muchos estados miembros para un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:30 0:00

Asimismo dijo que si el régimen cubano quiere volver al organismo, la comunidad internacional debe insistir en que defienda los derechos humanos.

Por su parte, la periodista independiente Camila Acosta dijo desde Cuba que es cínico que un país como Cuba entre en el Consejo de Derechos Humanos.

“Un país que además no ha ratificado los dos principales documentos creados por Naciones Unidas y es el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Pero no esto, también Cuba ha violado pactos o tratados internacionales que ha firmado y ratificado, por ejemplo, la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Cuba firmó y ratificó esta convención. Sin embargo, en la práctica se evidencia que la viola constantemente,” expresó Acosta.

También participó desde la isla el opositor Manuel Cuesta Morúa quien señaló que 12 años lleva el gobierno cubano con intermitencias sentado en el organismo y que es casi un decano de los derechos humanos en el mundo, justamente cuando es uno de los estados más depredadores de los derechos de sus ciudadanos.

“Si el gobierno cubano es electo al Consejo de Derechos sin resistencia de los países y las organizaciones democráticas estaríamos convalidando un gobierno que cínicamente reconoce en la Constitución aprobada en 2019 alrededor de 40 derechos… y sin embargo el gobierno cubano los viola", declaró Cuesta Morúa.

En octubre, la Asamblea General de la ONU elegirá a 15 nuevos miembros para el consejo de 47 países, que fue fundado en 2006 para que trate situaciones de derechos humanos de todo el mundo.

Trump defiende ante ONU derecho de Cuba, Venezuela y Nicaragua a luchar por su libertad (VIDEO)

Trump hace su discurso en un video transmitido ante el pleno de la Asamblea General de la ONU. (Rick BAJORNAS / UNITED NATIONS / AFP)

El presidente Donald Trump reiteró este martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas que su Administracion respalda los esfuerzos de los pueblos de Cuba, Nicaragua y Venezuela por su libertad.

“Estamos defendiendo al pueblo de Cuba, Nicaragua y Venezuela en su justificada lucha por la libertad”, dijo Trump en su discurso ante el pleno del 75° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, que este año sesiona a distancia por las restricciones derivadas de la pandemia de coronavirus.

Trump destacó, además, los acuerdos alcanzados por su administracción con los gobiernos de México, Guatemala, Honduras y El Salvador sobre inmigración, en un intento de contener el flujo ilegal de personas por su frontera Sur.

El presidente estadounidense centró su mensaje pregrabado, de siete minutos de duración, en China y el COVID-19. Trump exigió que la ONU responsabilice a China por la pandemia.

"75 años después del final de la Segunda Guerra Mundial y la fundación de las Naciones Unidas, estamos una vez más comprometidos en una gran lucha global. Hemos librado una feroz batalla contra el enemigo invisible, el virus de China, que se ha cobrado innumerables vidas en 188 países. (...) Debemos responsabilizar a la nación que desató esta plaga en el mundo: China", subrayó.

En su discurso, criticó también el papel de la OMS en el control de la pandemia.

“El gobierno chino y la Organización Mundial de la Salud, que está prácticamente controlada por China, declararon falsamente que no había evidencia de transmisión de persona a persona. Más tarde, dijeron falsamente que las personas sin síntomas no propagarían la enfermedad", subrayó.

El presidente aseguró que Estados Unidos "derrotará al virus" y pondrá punto final a la pandemia.

Rubio y Menéndez presentan ley para combatir el tráfico de médicos cubanos y restablecer programa de visas a galenos

Un centenar de médicos cubanos recibe instrucciones en Nairobi, Kenia, el 11 de junio de 2018.

Los senadores estadounidenses de origen cubano, el republicano Marco Rubio y el demócrata Bob Menéndez, presentaron el proyecto de ley Combatir la Trata de Médicos cubanos.

“Este nuevo proyecto de ley busca fortalecer la rendición de cuentas por la trata de personas del régimen cubano y la explotación de médicos, enfermeras y otros cubanos que son profesionales de la salud a través de las tildadas ‘misiones médicas’ al extranjero”, precisaron en un comunicado de prensa.

La legislación “reafirma el compromiso de EE.UU. de defender los valores democráticos y los derechos humanos en Cuba. La ley también restablece el Programa de Libertad Condicional para los Médicos Profesionales, suspendida bajo la administración del presidente Barack Obama para permitir que los médicos cubanos elegibles y sus familiares directos vengan a los Estados Unidos”.

“Me enorgullece unirme al senador Menéndez para presentar este importante proyecto de ley, el cual destaca cómo las llamadas ‘misiones médicas’ al extranjero violan los derechos humanos de los médicos cubanos y también restablece el Programa de Libertad Condicional para los Médicos Profesionales suspendido por la administración del ex-presidente Obama”, dijo Rubio.

“A través de las 'misiones médicas' al extranjero, que son una estafa diplomática, el régimen cubano ha perfeccionado el arte de la explotación humana patrocinada por el Estado mientras se enriquecen ilegalmente. EE.UU. debe respaldar a los profesionales de la salud de Cuba que están sujetos a condiciones de trabajo deplorables, a confiscación de sus documentos legales de identidad y una remuneración reducida", subrayó Rubio.

Elementos claves de la legislación:

  • Requiere un nuevo informe anual por parte del Departamento de Estado, el cual documente las condiciones en cada país donde Cuba ha desplegado ‘misiones médicas’ al extranjero. Incluyendo una determinación sobre si tales condiciones califican como formas graves de trata de personas según las víctimas.
  • Restablece el Programa de Libertad Condicional para los Médicos Profesionales que finalizó en enero del 2017, a fin de permitir que los cubanos profesionales de la salud que son elegibles y su familia inmediata vengan a los Estados Unidos.
  • Expresa que los cubanos profesionales de la salud están sujetos a la trata de personas patrocinada por el Estado y pide que el personal médico cubano sea totalmente compensado por su trabajo.
  • Reconoce la evidencia de que el despliegue de médicos por parte del régimen cubano durante la pandemia del COVID-19, así como a través del programa Mais Médicos en Brasil entre el 2013 y 2018, constituyen trata de personas y documenta las preocupaciones del Relator Especial de la ONU sobre las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas.
  • Requiere que tanto los Departamentos de Estado y de Salud como el Departamento de Servicios Humanos implementen un enfoque equilibrado para abordar el rol de la Organización Panamericana de la Salud en el programa Mais Médicos, exigiendo transparencia y rendición de cuentas, evitando el apoyo futuro a las misiones médicas cubanas y asegurando que la OPS tenga los fondos necesarios para responder a la pandemia del COVID-19 y otras necesidades de salud en la región.

Cargar más

XS
SM
MD
LG