Enlaces de accesibilidad

Economía

Vuelta a la leña en Cuba ante crisis con el gas licuado

Holguineros hacen cola para adquirir las balitas de gas licuado. (Archivo)

Al cumplirse los primeros 10 días del anuncio de la empresa Cubapetróleo de una reducción del suministro de gas licuado en el país, la crisis con el combustible se incrementa en las provincias del interior.

En la Isla de la Juventud las personas están haciendo colas desde la noche anterior, sin garantías de que alcancen el combustible, dijo a Radio Martí la residente en esa localidad Dayanis Salazar Pérez.

"Las personas están haciendo colas desde las 12 de la noche para comprar al otro día. Las colas son bastante extensas", explicó.

Crisis con distribución de gas licuado se agudiza en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

En la ciudad de Sancti Spíritus hay apagones. Una lata de carbón cuesta 50 pesos cubanos, y el saco 200, afirmó el ama de casa Yanela Lucía Reyes.

"Desde las 6 de la mañana nos hemos visto afectados con el apagón, y he tenido que cocinar con unos pedacitos de leña que he podido conseguir. Desgraciadamente no he podido cocinar más con gas", dijo Reyes.

La alternativa de utilizar los llamados "equipos de la revolución energética" en la provincia de Villa Clara es nula, porque no hay repuestos para repararlos, según informó el director de Santa Clara Visión Guillermo del Sol.

"Las colas son de cientos y cientos de personas en los puntos de gas", mientras las cocinas y otros aparatos eléctricos "están en pésimo estado", señaló Del Sol.

La ciudad de Camagüey todavía los privados están vendiendo carbón, pero muy caro, explicó Leydis Tabares. La activista teme que ante la escasez de otro tipo de combustible para cocinar, los cubanos tengan que recurrir a medidas extremas. "Vamos a tener que coger los marcos de las puertas y las ventanas como se hizo la otra vez", dijo en referencia a los años de período especial en la década del 90.

El gas licuado también escasea en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

Residentes de la capital holguinera están marcando colas hasta con 72 horas de antelación y el gas que llega es insuficiente, dijo el periodista independiente Ramón Zamora. "Solo unos pocos son beneficiados", aseveró. En cuanto al carbón, los particulares que lo venden "lo tienen a un precio tan alto" que es preferible "ir al monte" a por leña para cocinar.

Guantánamo no está vendiendo gas licuado en los últimos días y la población ya no cuenta con las ollas arroceras, expresó el comunicador Anderlay Guerra Blanco. "Lo que les queda es regresar a la leña".

Las autoridades informaron que ante la actual crisis con el gas licuado solamente podrán garantizar el suministro a los centros que presenten servicios básicos a la población. La venta a los residentes consiste en una balita de 20 libras cada dos meses, y según la disponibilidad.

Vea todas las noticias de hoy

Periodista afirma que régimen cubano mantiene multimillonaria deuda con Argentina

Cuba afirma que hizo pagos millonarios de su deuda externa

Un hecho desconocido por la opinión pública internacional, es la gran deuda que el régimen cubano mantiene con la República Argentina desde la década de los setenta.

En entrevista con nuestro corresponsal en Buenos Aires, Carlos Cabana Cal, el periodista argentino Horacio Daniel Rodríguez, quien como profesional firma con el seudónimo 'Daniel Lupa', ha investigado el tema y dijo que la deuda en cuestión se remonta al año 1974 cuando gobernaba en Argentina el presidente Héctor Cámpora, gobierno que según el autor, "fue muy beneficioso para la actividad guerrillera, para los montoneros y para el ERP" (Ejercito Revolucionario del Pueblo).

Daniel Lupa narra que el monto ascendía, para aquella época, a 5 mil 800 millones de dólares americanos por la venta de automóviles, productos químicos y en menor proporción, trigo.

Al finalizar el periodo presidencial del presidente Cámpora en 1976, los intereses ya habían incrementado el monto de la deuda a unos 6 mil 700 millones de dólares estadounidenses.

Expresa el periodista que (el régimen de) Cuba no había pagado ni un centavo, pese a que las ventas eran al contado. "Eso, andando el tiempo, se convirtió en una deuda de 7 mil 500 millones de dólares" agregó Lupa.

En la actualidad el cálculo de esa deuda del régimen de la isla con Argentina, dice Daniel Lupa, es eludido por el actual gobierno de turno en esa nación del Cono Sur, al que describe como "en la onda y simpatía del gobierno venezolano y del de Cuba".

Daniel Lupa concluye expresando que el monto, actualmente, podría llegar a los 8 mil millones de dólares, a pesar de no existir una estimación oficial, aunque afirma que la deuda de Cuba significa entre el 10% y el 14% de la deuda externa consolidada de Argentina.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:42 0:00



Desestiman reclamo de Meliá y avanza la demanda por negocios en Cuba

Hotel Sol Río de Luna y Mares en terrenos confiscados a la familia Sánchez Hill en Holguín, Cuba.

La cadena Meliá Hotels International seguirá enfrentando una demanda en España por la explotación de dos hoteles en Cuba, luego que su reclamo de que se considerara falta de jurisdicción y de competencia judicial internacional en este pleito fuera rechazado por un tribunal de Palma de Mallorca.

En esta querella legal, que no tiene relación con la Ley Helms-Burton, los descendientes del empresario cubano Rafael Lucas Sánchez Hill reclaman a la compañía hotelera al menos 10 millones de euros como indemnización por la explotación en Cuba de los hoteles Paradisus Río de Oro y Sol Río de Luna y Mares en terrenos confiscados en Holguín a la familia en 1960 por el gobierno de Fidel Castro.

Según reporta Vozpópuli la resolución del 6 de julio rechaza estas tres peticiones planteadas por la hotelera:

- que la demanda de los Sánchez Hill es un “intento encubierto” de esquivar los efectos de la normativa comunitaria relativos a la aplicación extraterritorial de la legislación adoptada por un tercer país.

- que elevasen al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) una cuestión prejudicial para que diese indicaciones sobre cómo proceder y, por último,

- que se adoptaran medidas destinadas a mantener la confidencialidad del proceso. ​

La demanda, presentada el 3 de junio de 2019 ante una corte de Palma de Mallorca donde está afincado el gigante hotelero, considera que “el carácter ilícito de dicha confiscación" es conocido por Meliá y que "durante los últimos 20 años ha hecho caso omiso a las reclamaciones de aquellas empresas y familias a costa de las que se lucra”.

Criar clarias y sembrar calabazas: la solución que propone el gobierno al hambre y la escasez

Escena captada el 18 de junio en una calle de San José de las Lajas, en la provincia de Mayabeque (Archivo/Yamil Lage/AFP).

Sembrar calabazas, incrementar la producción de clarias y tomar limonada son las propuestas más recientes que han aparecido en los medios estatales ante el serio problema de la escasez de alimentos y la casi nula producción agrícola.

"Estamos pasando hambre y a final de mes muchas veces nos acostamos sin comer, mientras que el resto de los días inventamos algo para engañar el estómago", dijeron cubanos consultados por Radio Televisión Martí.

Hace apenas una semana, en la provincia de Sancti Spiritus, el ex espía Gerardo Hernández, actual vicecoordinador de los CDR en Cuba, llamó a los cubanos a sembrar calabazas para mitigar la escasez de alimentos que afecta al país.

Que me entreguen la tierra que yo la voy a hacer producir
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00

"Es una falta de respeto", dijo Vladislav Ríos, residente en un área rural cercana a Jatibonico, en Sancti Spíritus, quien asegura que "lo que debe hacer el gobierno de inmediato, es permitir la iniciativa privada".

El funcionario dijo que si en Cuba hay cerca de 38 mil CDR y en cada uno se cosecha una calabaza, serán entonces 38 mil calabazas con las que contarían para contribuir a la alimentación del pueblo.

Ante semejantes declaraciones, Ríos dijo que solo pide que el gobierno lo deje trabajar. "Que me entreguen la tierra, que yo la voy a hacer producir y sé que hay muchas personas que quieren hacer lo mismo que yo", aseguró.

Como él hay decenas de familias que pasan hambre, dijo.

"En mi caso la mayoría de las veces no tenemos ni café cuando nos levantamos, y la leche y el pedacito de pan lo dejamos para los tres niños" agregó.

En su municipio no hay frijoles, ni se espera que en futuras cosechas los campesinos puedan lograr el grano porque la sequía este año ha hecho serios estragos. Tampoco hay arroz en los mercados agropecuarios, y el del racionamiento no alcanza para finalizar el mes, agregó.

En Alto Songo, provincia de Santiago de Cuba, también los pobladores la están pasando "muy, pero muy difícil", dijo el activista Yordanys Labrada.

"No aparece el arroz, la carne mucho menos, apenas se consiguen algunas viandas y las cosechas se han perdido por la sequía", detalló.

La escasez de alimentos nos obliga a irnos a la cama con el estómago vacío
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:29 0:00

La canasta básica que vende el gobierno nunca alcanza, por eso "hacemos caldos con los cuadritos de sustancia de pollo y le echamos alguna vianda, cuando se consigue, para engañar el estómago con algo caliente", detalló.

Según él, este 30 de junio sus hijos y su esposa no tenían nada para la comida. "Solo tomamos jugo de mango, que ahora es lo que más encuentras en los campos", precisó.

El pan es otro de los alimentos que "ayuda" en la dieta diaria de la población, pero sólo venden "una bolita" por persona, y nosotros hacemos "como hacen todos, dejarla para los niños", dijo Labrada.

Aquí en Alto Songo "la gente pasa hambre, así tengan dinero o no, porque en los mercados lo único que hay es agua y ron", añadió.

Los campos están llenos de hierbas y de marabú; nadie siembra nada, y el que tiene un pedacito de tierra lo poco que cosecha lo deja para el consumo familiar o el intercambio con otro vecino, dijo Emiliano González, residente en El Horno, municipio de Bayamo.

La solución a la escasez de alimentos requiere de aperturas
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:53 0:00

La dieta del cubano está enfocada en tres ingredientes básicos: arroz, frijoles y carne de cerdo, pero ahora con la "situación coyuntural, como dicen los del estado, vivimos con lo que aparezca", apuntó.

En el barrio de González algunos vecinos crían un cerdo, otros cosechan algún maíz, luego hacen trueques y "así vamos pasando".

El aceite vegetal, que solo se puede comprar en las tiendas en moneda convertible (las TRD), es muy difícil de adquirir en el pueblo. Por eso están usando mucho la "grasa o aceite de corojo".

En las aéreas montañosas del territorio hay plantas de corojo, y la gente por cuenta propia se va para allá a cortar los racimos. Luego lo procesan de forma artesanal y venden el aceite, que la gente lo compra para sus alimentos, agregó.

En San Andrés, provincia de Holguín, después que se acaba "la cuota" lo que nos queda es "sobrevivir con lo que aparezca", aseguró Dámaso Fernández Doimeadiós.

Allí también están usando el aceite de "corojo", porque es difícil comprar un pomo de aceite vegetal en la TRD, indica.

Las palabras "conseguir" e "inventar" son los términos que más usan los cubanos cuando llega la hora de preparar los alimentos, dijo la activista Tania Díaz, residente en Taguayabón, provincia de Villa Clara.

En su barrio, la mayoría de la gente no desayuna, almuerza y come diariamente. "Por lo general se hace una sola comida al día por la tarde y no siempre nos vamos a la cama satisfechos", precisó.

A fines del mes de junio, el diario provincial Vanguardia, de Villa Clara, publicó una nota informando que se incrementaría la producción de claria para sustituirla por jurel en las dietas que venden a la población.

Según René Peña Carrazana, director de Pesca Villa en la provincia, el plan de producción será de unas 1.200 toneladas de ese pescado. Sin embargo, la noticia no alegró a la activista.

Villa Clara anuncia incremento de la producción de clarias para la dieta
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:07 0:00

Díaz asegura que "todo el mundo rechaza ese pescado porque tiene sabor a pantano". Según Emiliano González, en Bayamo la gente come la claria "porque no les queda otro remedio: o comen eso o no comen nada".

Recordó que ciertos tipos de pescados y mariscos, como camarones y langostas, son para los que desde la oficialidad proponen al pueblo otras "alternativas".

Recientemente, dirigentes del gobierno han ofrecido como solución a la severa crisis de alimentos que azota el país la cría de jutías y avestruces, así como el consumo de limonada para paliar el hambre.

Con este último anuncio de incorporar a la dieta el pez tan rechazado por la población, González no pudo negar su molestia porque, según él, "no cabe en la cabeza de un ser humano que un pueblo pueda vivir de eso, refiriendose a la jutía, la claria, el avestruz y la calabaza.

A su criterio, la solución inmediata es dar libertad económica a los que quieran producir alimentos y "abrirse al mercado para que haya avances en el plano económico en la isla".

Experto: hacen falta "claridad y línea recta" para atraer inversiones de emigrados a Cuba

Un trabajador carga el 17 de junio en una furgoneta paquetes de compras hechas por internet en La Habana (Yamil Lage/AFP).

La renovada convocatoria a los cubanos residentes en el extranjero para que inviertan en Cuba es una apelación circunstancial con limitaciones impuestas por las reglas de juego, opinó desde La Habana el economista Omar Everleny Pérez Villanueva.

“Cuando hay una situación de crisis económica como la que se está atravesando ahora, tú apelas a cualquier resorte pero, en la práctica, cuando comienza a funcionar, entonces empiezan los cómos y los porqués?, dijo Pérez Villanueva. “Porque si no dejas que alguien traiga sus propios maletines para poner una tienda en su casa, cómo después quieres que otro cubano de España invierta en Cuba?

"Para levantar esta economía se necesitan miles de millones"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:43 0:00

Debe haber una claridad y una línea recta para atraer realmente los capitales en la magnitud que el gobierno cubano desea, indica el experto al hablar de una legislación capaz de garantizar la confianza del inversionista cubano radicado en otros países.

“Porque aquí no se trata de cuatro o cinco millones [de dólares]; para que esta economía levante se necesitan miles de millones”, subraya.

La semana pasada, el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, declaró en el programa de propaganda oficial de la televisión cubana Mesa Redonda que nada impide a los cubanos residentes en el extranjero invertir en la isla, algo que ya había dicho en Twitter el 31 de mayo de 2019.

Para Pérez Villanueva, Malmierca no ha hecho más que reafirmar algo aprobado hace tiempo. “Y yo no he visto la primera inversión todavía en ese sentido”, comentó el experto.

La Ley 118 de Inversión Extranjera de 2014, vigente actualmente, no discrimina a nadie por el origen: considera inversionista extranjero a todo el que viva fuera de Cuba y cuyo dinero tenga origen fuera de Cuba, recuerda el economista. Pero el gobierno cubano debería buscar una legislación mucho más específica al respecto.

“Y divulgarla en la próxima reunión que tendrá que haber -no sé si este año-, de Nación y Emigración”, sugiere. “Allí deberían aparecerse con cosas bastantes concretas, y una puede ser esa: no solo trabajar el tema de la ciudadanía, el valor de los pasaportes, etcétera, sino algo más sólido”.

Como han hecho Vietnam y China, indica Pérez Villanueva.

“El dinero que fue a China hace 30, 35 años, no fue ni norteamericano ni español: fueron los chinos de ultramar”, dice. “Hong Kong empezó a mover todo el dinero hasta que fue moviéndose esa economía, y en Vietnam también: les dieron tratamiento de inversionistas a todos los vietnamitas que habían estado en el exterior. Creo que Cuba tendría que ir por ahí, necesariamente, dado el volumen de la emigración tan grande que tiene”.

Internamente, hace falta resolver una contradicción que enfrentan los trabajadores por cuenta propia y los cooperativistas dentro de la isla, manifestó el experto.

“Habría que ver cuál es la voluntad [del gobierno], porque por un lado [la ley] dice que los trabajadores por cuenta propia y los cooperativistas pueden exportar, pero por otro lado dice ‘a través de las empresas estatales’; entonces dice: no hay que llegar a convertirlos en una empresa jurídica”.

Es una contradicción: ¿cómo un individuo va a poder exportar y, sin embargo, no puede crear una empresa?, se pregunta el experto, y agrega que con el reconocimiento jurídico de la empresa debería venir el derecho a importar.

“Ahí es donde está mi duda, porque realmente el comercio exterior cubano, con ese carácter monopólico que tiene, no necesariamente ha sido eficiente siempre”, comenta Pérez Villanueva. “Entonces, ¿cómo un trabajador por cuenta propia podría exportar? Bueno, primero que lo que tienen que permitirle es importar directamente, porque necesitas insumos para producir”.

Ha pasado mucho tiempo desde que la Ley de Inversiones vigente fuera aprobada en 2014, indica el economista, y todavía no hay inversiones de cubanoamericanos en Cuba, al menos oficialmente.

“Mucha gente, a través de su familia, ha montado negocios, ha aportado dinero para hacerlo; pero concretamente… me parece superinteresante si fuera real”, subraya Pérez Villanueva. “Es lo que vengo diciendo hace tiempo: se les puede dar a las remesas un fin más productivo, y no solo para consumo”.

A los cubanos residentes en otros países interesados en abrir un negocio en Cuba tal vez les convenga incorporar a sus familiares en la isla, manifiesta el experto. De esa forma estarían desarrollando a su familia y ellos mismos recibirían un dividendo, porque Cuba es una plaza “vacía” muy atractiva, donde hay que producir de todo y donde se puede establecer cualquier tipo de servicio sin mucha competencia.

“Lo que dicen [con respecto a las inversiones de cubanos residentes en el extranjero] no tiene ninguna dificultad; la realidad lo que creo es que podría ser otra”, añade.

En cuanto a que ese dinero sirva, por ejemplo, para que sus familiares en Cuba abran una tienda, los insumos inicialmente podrían aportarlos los propios familiares. “Son infinitas las posibilidades que podrían existir”, concluye Pérez Villanueva.

Alertan sobre falta de garantías para emigrados que decidan invertir en Cuba

Foto de octubre del 2018 de comensales en el restaurante Los Draquesitos, en La Habana, propiedad del emigrado Mauricio García, quien regresó a la isla tras vivir 16 años en Cataluña, España.

En una intervención el pasado jueves en el espacio televisivo estatal Mesa Redonda, el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca Díaz, expresó que “no existe ninguna limitación para que los cubanos residentes en el exterior inviertan en el país”.

Resaltan ausencia de garantías para cubanos que inviertan en la isla
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:00 0:00

Sin embargo, la actual Ley de la Inversión extranjera aprobada en el 2014 no ofrece garantías para los cubanos emigrados que estén interesados en invertir en algún sector de la economía nacional, por lo que el capital que lleven al país está en riesgo, alertan académicos y economistas entrevistados por Radio Martí.

Desde La Habana, el politólogo y economista Énix Berrio Sardá expresa que en Cuba, desde 1982, han sido creados tres instrumentos jurídicos que regulan la inversión extranjera y ninguno de ellos ofrece garantías al inversionista cubano que reside en el extranjero.

"(El emigrado que invierte) no tiene garantías de ningún tipo de que el Estado le incaute, le nacionalice (su inversión) o no le pague", afirmó.

Para Ángel Marcelo Rodríguez Pita, máster en Ciencias Sociales y exprofesor de la Universidad de La Habana, el derecho mercantil se basa en la personalidad jurídica y realmente sin una ley de empresas quienes pongan capital en la isla se colocarán en una situación muy vulnerable.

Esa ley, explica, "le daría (al inversionista) la oportunidad de adquirir una personalidad jurídica y un proteccionismo legal, un amparo, ante cualquier situación empresarial que pueda enfrentar".

Elías Amor Bravo, profesor de Economía de la Universidad de Valencia, destaca que este es otro intento desesperado de las autoridades cubanas en busca de dinero ante el delicado estado de la economía en Cuba, y agrega que los emigrados cubanos tienen muchas obligaciones para regresar como inversionistas a la isla pero ningún derecho.

De acuerdo con Amor Bravo, sobre "el cubano no residente recae un montón de deberes y obligaciones, pero no tiene derechos reconocidos en Cuba, y esto es importante que se sepa".

La economista Martha Beatriz Roque Cabello asegura desde la isla que las autoridades no respetan incluso lo que establece su propia ley y, cuando se trata de dinero y negocios, cualquier cosa es posible.

"Yo le recomendaría a todos los cubanos en el exterior que no vengan aquí a invertir en nada, porque van a perder su inversión", recalcó.

Un ejemplo de ello es el caso de Nivardo Jacinto Hernández, quien trabajó durante años en la planta procesadora de Alimentos Tysons, en el estado de Iowa y se repatrió a Cuba en el 2014 alentado por la apertura del cuentapropismo, invirtió 20.000 dólares y recibió un préstamno de 100.000 pesos por parte del Banco Nacional de Cuba.

Hernández abrió en junio del 2016 en Puerto Padre, en la oriental provincia de Las Tunas el restaurante privado La Cascada, que en poco tiempo se convirtió en el más exitoso del pueblo.

Un año después, durante un proceso considerado turbio, le fue retirada la licencia del negocio y su casa confiscada. Hoy está endeudado y perdió toda la inversión.

Cargar más

XS
SM
MD
LG