Enlaces de accesibilidad

Cuentapropismo

"Voy a liquidar mi licencia": la agonía del sector privado ante la reapertura

El cartel del "cerrado" en la paladar Nelson's Café en La Habana.

El gobierno cubano anunció este martes que el próximo 18 de junio comenzará la primera etapa de desescalada en todas las provincias y municipios del país, excepto en La Habana y Matanzas, pero cuentapropistas entrevistados por Radio Televisión Martí concluyen que se encuentran desamparados y que, sin ayuda financiera, no podrán reabrir sus negocios.

El cuentapropismo una de las víctimas mas golpeadas por la pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

La hoja de ruta para la reapertura del país tras la pandemia, expuesta por las autoridades cubanas, no contempla una estrategia que permita abrir los negocios y crear empleos de manera sostenible, lamentó el máster en Ciencias Sociales, Ángel Marcelo Rodríguez Pita, que lleva varios años ofreciendo asesoramiento a los cuentapropistas.

"La mayoría de los cuentapropistas siente mucha incertidumbre y sabe que no hay respaldo para sus negocios", dijo el experto quien asegura que los sectores más vulnerables dentro del trabajo privado, no tendrán otra opción que cerrar sus negocios.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:23 0:00

Autoridades cubanas han recomendado a los emprendedores que se dedican a la modalidad de renta de hostales y habitaciones en la Habana, que deben apostar por ofrecerle el servicio a los nacionales, debido a la ausencia de turistas extranjeros, opción que no es viable, según la rentadora de Nuevo Vedado, Rebeca Monzó.

La también bloguera dice que los cubanos que tienen dinero prefieren hospedarse en hoteles y no en casas particulares, por lo que descarta el remedio ofrecido por las autoridades.

"Yo voy posiblemente a liquidar mi licencia. Aquí no va a venir turismo", dijo Monzó.

Vladimir Regueiro, viceministro primero de Finanzas y Precios, reconoció que con la pandemia se han afectado los ingresos de más de 26 mil arrendadores de viviendas, más de 500 negocios de Airbnb y más de 52 mil transportistas.

El alquiler de habitaciones era uno de los negocios más rentables del cuentapropismo.
El alquiler de habitaciones era uno de los negocios más rentables del cuentapropismo.

Pedro Acosta que junto a su familia administra la paladar Doña Cecy, en el Casino Deportivo, dice que gracias a las remesas que recibe han logrado soportar el cierre del restaurante, pero la mayoría no ha tenido esa suerte.

"Hay personas que ya jamás podrán volver a abrir sus negocios. Algunos han tenido que vender sus medios de producción para poder subsistir", dijo Acosta.

La famosa paladar "La Guarida" cerrada por el coronavirus. ADALBERTO ROQUE / AFP
La famosa paladar "La Guarida" cerrada por el coronavirus. ADALBERTO ROQUE / AFP

Desde el municipio Plaza, Pedro Luis García, que vende libros cuenta que hasta ahora solamente le aliviaron el pago de la licencia y hace tres meses que no gana un centavo.

"Yo no me siento respaldado por nadie ni por nada. Estamos viviendo un limbo y a la deriva sin un respaldo económico. Estamos completamente desamparados", declaró el comerciante de libros.

Un reparador de colchones en La Habana. YAMIL LAGE / AFP
Un reparador de colchones en La Habana. YAMIL LAGE / AFP

Antonio Font, es bicitaxista en Centro Habana, y como muchos de sus compañeros de trabajo, no estaba preparado para esta crisis. Ellos lo han perdido todo: "La gente está en una situación bastante caótica y crítica. Esto ya más nunca es igual, esto va a ser un destrozo".

En Caibarién, Villa Clara, Rafael González operaba un restaurante de 20 sillas, y la pandemia lo dejó sin dinero y sin recursos no tiene esperanza de recuperarlo.

El comerciante se pregunta de dónde van a sacar los recursos para arrancar nuevamente sus negocios "si todo es ilegal, si prácticamente todos los negocios han sobrevivido gracias a la bolsa negra".

Y en Santa Clara, Yoel Espinosa Medrano, quien opera una cafetería que está cerrada, expresa que ante la falta de un mercado mayorista para ellos, será muy difícil regresar a la normalidad.

"Se está viviendo una mayor persecución contra los cuentapropistas, Si la policía te ve en la calle con un bulto, te para y en la mayoría de los casos, te lo decomisan", afirmó Espinosa.

Vea todas las noticias de hoy

Choferes privados se niegan a trabajar bajo restricciones desventajosas

Un taxista privado espera por pasajeros en Bauta, Artemisa. (AP/Ramón Espinosa)

Aunque el transporte intermunicipal fue reactivado en la primera fase de reapertura en Cuba, con excepción de La Habana, las restricciones establecidas para esta etapa han provocado que muchos transportistas privados -que cubren cerca del 80 por ciento del servicio- no se incorporen a trabajar porque solamente pueden llevar la mitad de los pasajeros en los autos y camiones, entre otras limitaciones, mientras que los costos y los impuestos no han tenido variación.

Cubanos entrevistados por Radio Martí en varias zonas del país expresan que las dificultades continúan en el sector, y alertan que las nuevas limitaciones también disparan los casos de corrupción.

Alertan que restricciones a transportistas privados disparan casos de corrupción
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

En Mayabeque, el Coordinador de Coalición de Transportistas de Cuba (C3) Esteban Hernández, dijo que la mayoría de los cuentapropistas siguen sin entrar en servicio porque “nadie quiere trabajar y que la actividad deje pérdidas”.

El gobierno, agregó, no tomó en consideración el precio de las reparaciones, el costo del combustible, y si los choferes violan lo establecido pueden ser multados y la única forma de impedirlo es sobornando con altas sumas de dinero a los inspectores.

"Esta limitación ocasiona una disminución sensible en los ingresos de los transportistas, que lamentablemente no permite sufragar los gastos que tienen (...) mientras los inspectores están ahora recuperando lo que dejaron de ganar" en multas, aseguró Hernández.

En La Coloma, en Pinar del Río, el transporte estatal es casi inexistente y se ven pocos privados trabajando, señaló el residente de esa localidad Dagoberto Martínez. "Entramos en la fase uno pero continuamos con el problema, porque el transporte sigue fallando, y el transporte estatal no da abasto", subrayó.

Jorge Bello, periodista de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, en Güira de Melena, provincia de Artemisa, dijo que otro problema es que el flujo mayor de transporte es hacia la capital, y allí todavía no se puede entrar, y ya en el territorio hay choferes que han sido multados con 3 mil pesos por violaciones de las regulaciones. También pueden perder sus licencias, añadió.

La población de Los Arabos, en Matanzas, depende de la movilidad hacia otros pueblos para ir a trabajar y buscar alimentos y productos de aseo, pero con las restricciones a los privados "se reduce al mínimo la posibilidad de que ellos presten ese servicio".

Lo únicos que tienen transporte para moverse en la localidad "son los dirigentes", afirmó.

Y en Guantánamo las restricciones afectan también a los cocheros, y sobre todo a los camioneros, quienes se niegan a trabajar bajo las actuales restricciones.

Se sabe que hay que proteger a las personas, pero no pueden trabajar de gratis, concluyó el activista de la Unión Patriótica de Cuba, Henry Couto Guzmán.

"Los puntos de embarque están saturados de personas que necesitan viajar, pero los camioneros no quieren trabajar así, porque no les da la cuenta. Esa es la realidad", concluyó.

Por el momento, los transportistas privados podrán laborar únicamente dentro de sus provincias, y hasta tanto se determine el pase a la segunda fase de la recuperación solo se permite el 50 por ciento de la capacidad en los vehículos. Las transportaciones de rutas regulares entre provincias se restituirán en la segunda etapa.

El Ministerio de Salud Pública dijo este lunes, en su reporte correspondiente al 28 de junio, que ocho nuevos casos de coronavirus fueron diagnosticados en La Habana, para un total de 2,340 contagiados hasta el momento.

Sindicalistas reciben amenazas tras interesarse por condiciones de trabajo de los cuentapropistas

Un hombre transporta frutas para vender en La Habana, el 22 de junio de 2020. (Yamil Lage / AFP).

La sindicalista Yorsikelin Sánchez Perdigón fue citada el pasado viernes en Sancti Spíritus e intimidada por la Seguridad del Estado luego de realizar una encuesta a ciudadanos residentes en su municipio.

En declaraciones a Radio Televisión Martí, la activista explicó que cumplía con un acuerdo de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) de encuestar a trabajadores, jubilados y cuentapropistas sobre el impacto que ha tenido en ellos las medidas tomadas por el gobierno para evitar el avance del coronavirus.

Seguridad del Estado en Sancti Spíritus cita e intimida a una sindicalista
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:53 0:00

Según la sindicalista la policía política le quitó las planillas de la encuesta y la intimidó para que no siguiera sus labores en las calles.

"Hay mucho descontento en la población y las autoridades lo saben; por eso el gobierno y la policía se sienten amenazados hasta por un papel", dijo.

Sánchez Perdigón agregó que las autoridades saben que los sindicatos independientes "están trabajando muy fuerte" con los ciudadanos y en especial con muchos de los que aún laboran con el gobierno, pero sienten el descontento y por eso intentan frenar la labor de la ASIC.

"Sabemos que se están negando a pertenecer a la CTC (Central de Trabajadores de Cuba), y queremos conocer sus problemas", aseguró.

Por razones similares el sindicalista independiente Carlos Javier Gómez Guevara, de Cienfuegos, también ha recibido citas y amenazas policiales, dijo Iván Hernández Carrillo, coordinador general de la ASIC.

El incidente más reciente contra Gómez ocurrió el viernes en el hospital de Santa Clara. Lo detuvieron y le confiscaron el teléfono porque "imaginaron" que estaba tomando fotos e indagaba con empleados del hospital sobre las condiciones en que realizan el trabajo, relató Hernández Carrillo a Radio Televisión Martí.

Hernández Carrillo dijo que con la encuesta que realizan quieren saber la dimensión real de los trabajadores por cuenta propia que "han quedado en total abandono por parte del Estado" en estos tres meses de cuarentena.

Trabajadores por cuenta propia un sector duramente golpeado en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

Recordó que los cuentapropistas pagan sus impuestos, pero el gobierno no les ha garantizado ningún tipo de respaldo y muchos ya han perdido sus negocios por la decisión estatal de cerrarlos.

Ellos están en total abandono, "al punto de no tener ni para el sustento de sus familias, y la insatisfacción que hay a nivel de país va creciendo cada día", concluyó Hernández Carrillo.

Cuentapropistas podrán exportar, pero por mediación del Estado

Clienta valorando la ropa de tienda Clandestina, uno de los negocios privados más exitosos de la isla.

La Habana anunció el jueves que los dueños de negocios privados en Cuba podrán exportar sus productos, siempre que lo hagan a través de entidades del gobierno.

La medida, divulgada con muy pocos detalles es, una fórmula que no apunta hacia lo que verdaderamente se necesita en la isla, dijeron a Radio Televisión Martí entendidos en estos asuntos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:00 0:00


Según dijo ante la Televisión Cubana el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, el sector privado podrá exportar sus productos al extranjero.

“La idea es que, tanto las cooperativas como los trabajadores por cuenta propia, puedan exportar a través de empresas estatales especializadas, para lo que no tenemos que esperar a que estos últimos tengan personalidad jurídica”, dijo el funcionario quien hizo un llamado a fortalecer los mecanismos locales de diversificación de bienes y servicios de exportación.

En su podcast Ventana 14 la periodista y directora de 14ymedio, Yoani Sánchez comentó que el anuncio parece cumplir un viejo anhelo del sector privado pero en realidad mantiene la dependencia de los privados a una entidad gubernamental.

Una apreciación que reforzó el emprendedor cubano Ángel Rodríguez Pita quien se refirió a la ineficacia del gobierno.

La exportación de productos, no es lo que más urge a los llamados cuentapropistas cubanos. En la isla lo que se necesita es la importación de forma directa, sin el control del gobierno, indicó el experto.

El gobierno cubano había anunciado en octubre del año pasado que se autorizaba algunas importaciones siempre bajo el férreo control empresas estatales.

La propuesta de importar sólo autoriza el mecanismo a través de una decena de empresas del gobierno, propiciando así una nueva entrada de divisas para el Estado por concepto de importación.

Cuentapropistas se enfrentan a multas, registros y decomisos

Una cola para comprar alimentos frente a un mercado de La Habana. (AP/Ramón Espinosa)

En los últimos meses el régimen ha incrementado los decomisos, registros y acciones de la policía, de los inspectores y de otros organismos del Estado contra el sector privado de la economía.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00



La persecución contra el "acaparamiento", “la especulación y el "enriquecimiento ilícito” no distingue entre un carretillero, el dueño de un restaurante, los miembros de una cooperativa agropecuaria, o un vendedor de piezas de autos.

Operativos policiales contra los que cometen delitos relacionados con el robo de alimentos e insumos de todo tipo son aplaudidos y divulgados por los medios de prensa oficiales.

El periódico Granma, vocero del único partido, ha reiterado que a “tales conductas reprochables se impondrá el rigor del Código Penal. La comida destinada al pueblo no puede ser acaparada".

Podría parecer que, efectivamente, las autoridades cubanas han decidido poner coto a la galopante corrupción que reina en la nación desde hace muchos años pero el abogado Esteban Hernández, asesor de la independiente Coalición de Cuentapropistas de Cuba, C3, dijo a Radio Televisión Martí que todo “no es más que una estrategia para confundir a la ciudadanía”.

La propaganda comunista atribuye al colectivo de los trabajadores por cuenta propia las carencias y el desabastecimiento de las tiendas, ...


“El gobierno está tratando de hacer creer que son estos problemas de corrupción y de desvío de recursos los que están afectando a la población en la satisfacción de sus necesidades”. La propaganda comunista atribuye al colectivo de los trabajadores por cuenta propia las carencias y el desabastecimiento de las tiendas, encubriendo la ineficiencia del sector estatal y la crisis financiera que atraviesa el país”.

Hernández apuntó que “el origen de la malversación parte de los propios almacenes, empresas y organismos estatales. Son precisamente los dirigentes, funcionarios y empleados públicos los que venden a personas que realizan actividades económicas particulares”.

En ese sentido, el economista Germán Manuel González Rodríguez, manifestó a nuestra redacción que el sistema cubano tiene una vocación totalitaria y la estatización de toda la actividad económica comenzó desde 1959. En la agricultura alrededor del 85 por ciento de las tierras fueron intervenidas. En 1968 la llamada “ofensiva revolucionaria” eliminó toda la pequeña y mediana empresa industrial y de comercio”.

la clase gobernante no quiere comercio mayorista para que un emprendedor pueda fundar una industria o una entidad de servicio ...


“Después ha tenido que aflojar. Cuando el Período Especial en la década de los 90s. Más adelante entre el 2011 y 2013 se relajó de nuevo el férreo control gubernamental pero la política es que no haya actividad privada”, indicó González y agregó: “la clase gobernante no quiere comercio mayorista para que un emprendedor pueda fundar una industria o una entidad de servicio. Lo obliga a robar los recursos al único que los posee, que es el Estado.”

“En determinadas etapas se tolera. Ahora se aprovecha la situación creada por el COVID 19 y se han cortado cosas que todo el mundo sabía que existían, es decir fábricas de pintura que se utilizaron para pintar La Habana o chiqueras cuyos cerdos se vendían en el mercado legal. Es decir el florecimiento de la esfera privada se ha segado”.

Asimismo recordó el economista que en Cuba no hay ninguna forma de hacer absolutamente nada, ni siquiera de vivir, sin robarle al Estado porque es el dueño de todo”.

Al respecto subrayó Esteban Hernández: “no está permitida la importación a los trabajadores independientes y tampoco hay un mercado en el cual puedan comprar los medios o materias primas destinados a mantener sus negocios”.

“Por otro lado”, aseguró el abogado, “está la incapacidad de los responsables estatales para acopiar y distribuir los productos del campo por falta de transporte o gestión para su comercialización”.

los componentes para hacer producir la tierra como semillas, fertilizantes, pesticidas, etc. no llegan a manos de los campesinos ...


“Es una contradicción, que mientras a algunos campesinos se les echa a perder sus cosechas por esas limitaciones, a otros que intentan llevarlas al mercado directamente, los detenga la PNR, les confisque la mercancía y los multen”, acotó. “Entre tanto, los componentes para hacer producir la tierra como semillas, fertilizantes, pesticidas, etc. no llegan a manos de los campesinos que se ven obligados a comprarlos a sobreprecio en el mercado negro pues son sustraídos por los dirigentes que los controlan para enriquecerse ellos mismos”.

“Se ha creado una situación bastante compleja, continuó el abogado, porque estas producciones están destinadas a satisfacer la demanda de la población, de carne de puerco, de piezas de repuesto o de otros servicios. Hoy todo está paralizado porque el acoso realmente es muy fuerte y constante”, resaltó.

En medio de la crisis económica que vive la Isla, aun antes de la propagación del COVID19, muchos especialistas han sugerido estimular una «clase media» de propietarios como una de las premisas en materia económica y social.

a autorización de actividades económicas privadas no es un derecho del ciudadano, sino un consentimiento permitido ...


El diario Granma dio respuesta el 6 de mayo a estas propuestas “Cuba debe ser creación heroica y riesgosa, sí, ni calco ni copia, pero de manera tal que el socialismo pueda seguir siendo la meta difícil de nuestra historia”. Por tanto la autorización de actividades económicas privadas no es un derecho del ciudadano, sino un consentimiento permitido y supervisado constantemente por el poder político. González recalcó que “los juicios televisados son una violación del derecho procesal en cualquier lugar del mundo civilizado”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG