Enlaces de accesibilidad

Deportes

¿Volverán los contratos de 10 años en Grandes Ligas?

Derek Jeter y Alex Rodriguez.

La posibilidad de que algún jugador de béisbol de Grandes Ligas logre firmar un contrato de 10 años de duración la hemos debatido dentro de la comunidad deportiva de Radio Martí y en general pensamos que si bien se pudiera llegar este año a lograr alguno de esa especie entre los llamados “super estrellas” como Manny Machado y Brice Harper, esos contratos están en el mismo camino de extinción que el desaparecido pájaro dodo.

Esos contratos en realidad son una anomalía histórica y de ellos ha habido muy pocos.

El año 2001 fue la temporada inaugural con dos contratos de 10 años. El primero fue el que rompió el mercado cuando los Rangers de Texas firmaron a Alex Rodríguez por 10 años y $252 millones. El recuerdo de ese contrato opaca la memoria de otro del mismo año y por el mismo tiempo aunque más lógico y racional. Los Yanquis firmaron a Derek Jeter por 10 años y $189 millones.

Desde Rodríguez y Jeter ha habido pocos contratos similares. Albert Pujols y Miguel Cabrera firmaron algo parecido en 2012. Pujols firmó por 10 años y $240 millones y Cabrera por una extensión de 8 años por $248 millones y dos extensiones de $30 millones cada una. Estamos hablando de $308 millones y esa cantidad nos comienza lucir irracional hasta que nos encontramos con el contrato suicida de los Marlins con Giancarlo Stanton de 13 años y $$325 millones.

Giancarlo Stanton.
Giancarlo Stanton.

Si analizamos hoy los contratos de Pujols y Cabrera nos lucen irracionales e imprácticos y se han convertido en el modelo de lo que no se debe hacer en este negocio por un equipo que no quiera hipotecar su futuro.

Ahora si comparamos a los dos candidatos de hoy en hacer posible otro contrato de este tipo, veremos que Pujols tenía 32 años y Cabrera 33 cuando firmaron. Machado y Harper cuentan con 26 años cada uno, hay 6 años menos que Pujols y 7 que Cabrera. Unos cuantos años más de “garantía”. Quizás algún equipo decida tirarse al agua con ellos.

Ahora Jim Crane, el dueño de los Astros de Houston considera que los contratos de 10 años seguirán la vía de los dinosauros.

Crane declaró MLB.com, “Yo creo que los equipos están muy enfocados en el valor (real) y algunos de los detalles que se están comentando acerca de acuerdos con Harper y Machado, yo pienso que serán acuerdos a largo plazo pero yo creo que no veremos muchos otros acuerdos de 10 años en este negocio porque los análisis de ahora son muy buenos y la mayoría de esos acuerdos nunca trabajan”.

El acuerdo más largo de esta temporada hasta este momento es de Patrick Corbin de seis años con los Nacionales. El único de esa duración.

Ya vimos por Jim Crane lo que piensan los dueños de equipos y los dueños de equipos son los que deciden pagar ese tipo de contrato.

Vea todas las noticias de hoy

Tres púgiles cubanos pelean este viernes en Miami

El cubano Yuniesky González sale de favorito para ganar su pleito en Miami. Foto del autor.

Los boxeadores cubanos Yuniesky González, Neslán Machado e Isaac Carbonell regresarán esta noche (viernes 4 de diciembre), al ring, durante un cartel que tendrá por sede al hotel Intercontinental en la ciudad de Miami, en la Florida.

González, quien pesó el jueves 173 libras, irá en busca del título vacante de la FEDELATIN de la Asociación Mundial de Boxeo en el peso súper mediano.

El récord profesional de Yuniesky es bastante bueno (19-3-15 KO) . Se preparó fuerte en Miami con miras a salir victorioso ante el colombiano de Barranquilla Alex Theran (22-4-15 KO).

El vueltabajero González sale de favorito para salir airoso ante Theran en los súper medianos, división que tiene a 9 púgiles cubanos profesionales, lista que encabeza el peleador de Villa Clara David Morrell, actual campeón interino de la Asociación Mundial de Boxeo.

El púgil de Santa Clara Neslán Machado (16-0-8 KO) combatirá en el peso pluma ante el mexicano de Monterrey Ángel Antonio Contreras (10-2-6 KO). Favorito Machado para seguir invicto.

Finalmente el zurdo cubano de 26 años de edad Issac Carbonell (1-0) se enfrentará a Salomé Flores Torres (0-1) , de El Salvador, en pelea pactada a 4 rounds en el peso semi completo.

En lo que resta del mes de diciembre varios púgiles de la mayor isla de las Antillas verán acción, entre ellos el ex campeón mundial en el peso crucero Yoan Pablo Hernández, quien ahora incursiona en la división de los pesos completos.

El campeón mundial Yordenis Ugás declara "Todos Somos San Isidro"

Yordenis Ugás, campeón de peso welter de la WBA.

El boxeador cubano y campeón del mundo Yordenis Ugás dio su apoyo a los artistas del Movimiento San Isidro en La Habana y dijo que su gran anhelo es ver al pueblo cubano salir a las calles a reclamar su libertad.

El pugilista escribió este lunes en Twitter que “ser cobarde una vez es terrible. Pero ser un cobarde toda la vida no tiene justificación”, y publicó una imagen que dice, "Todos Somos San Isidro".

“Hablamos aquí (en Estados Unidos), porque aquí conocemos el verdadero sentido de la vida y la libertad. Mi país (Cuba) siempre tendrá en mí una voz humilde, pero firme y alta.”

El pasado domingo, Ugás publicó un video que lo muestra en las calles de la Pequeña Habana, en Miami, dando su respaldo al Movimiento San Isidro y expresando su deseo de ver una Cuba en libertad.

"Estoy orgulloso de la gente que me agradeció y me expresaron respeto por estar ahí", dijo en Twitter.

"Quítate el miedo y súmate, cubano, no tengan miedo", declaró Ugás mientras cantaba junto a otros exiliados cubanos en la Calle Ocho sobre su orgullo de ser cubano.

En un mensaje anterior, Ugás declaró: El día que el pueblo de Cuba salga a las calles a reclamar su derecho, no solo será el día mas feliz de mi vida, sino que ese día espero estar en Cuba y participar de las protestas. Viva Cuba Libre".

Yordenis Ugás es el actual campeón mundial regular del peso welter y vive exiliado Estados Unidos desde 2010.

Olvidado el legado de Bobby Maduro

Beisbolito y los Sugar Kings.

Desafortunadamente este es un caso donde el protagonista ha sido abandonado y traicionado por dos grandes fuerzas.

La primera y más fuerte, es la dictadura imperante en Cuba, esa que abolió la pelota profesional en el año 1961. Un régimen que ha borrado su nombre a pesar de haberle robado entre tantas cosas, un estadio que junto a su socio Miguel Suárez construyó y que hasta el día de hoy permanece como una de las piezas de arquitectura mas visitadas en la isla.

La segunda es nada más y nada menos que el organismo al cual Bobby Maduro respetó, representó y le dio tantos triunfos: Las Grandes Ligas de Béisbol.

Bobby Maduro
Bobby Maduro

La pelota cubana fue testigo de inmensos caballeros de béisbol. Cuando uno lee un artículo de Andrés Pascual titulado “Los que no salían al terreno”, nos damos cuenta de las grandezas de personas como Abel Linares, Emilio De Armas, Ciso Camejo, El Dr. Julio Sanguily, Alfredo Pequeño, Merito Acosta y muchos otros.

Dentro de ese grupo surgió Roberto “Bobby” Maduro, un hombre que vivió la pelota cubana en su mejor momento y también en su peor existencia. Pero el amor a su familia y las circunstancias existentes del momento lo llevaron a marcharse de su patria, perder una fortuna y en el camino abrir nuevas fronteras que con el pasar del tiempo cambiarían el destino del mejor béisbol de la tierra.

Proveniente de una familia adinerada con intereses en seguros, ingenios azucareros, propiedades y transporte, Bobby creció con un inmenso amor al deporte. Educado en Estados Unidos y graduado de la prestigiosa Universidad de Cornell, hablaba el idioma inglés perfectamente. Todo esto unido a una gran visión que implementó en su faceta de dueño de equipos lo ayudó tremendamente en su trayectoria beisbolera.

Entre sus grandes logros está el anteriormente mencionado estadio en la barriada del Cerro a un costo de cerca de dos millones de dólares. “El Gran Estadio de La Habana” se convirtió en el terreno de béisbol fuera de EEUU mas codiciado y famoso del mundo.

A través de los años Bobby realizó su sueño de hacerse propietario de equipos. Primero compró una participación en el Club Cienfuegos de la liga invernal cubana, más conocida como el Champion, y más tarde obtuvo El Havana Cubans donde Joe Cambria y Merito Acosta habían salido victoriosos durante cinco temporadas en la Liga Internacional de La Florida.

Eventualmente transfirió el equipo a la Liga Internacional, la cual era mas fuerte y lo bautizó como Los Havana Sugar Kings. Esta novena logró inmortalizarlo.

Durante todo este tiempo su énfasis fue el de mejorar el béisbol de la isla. Así se unió a la famosa academia de niños, “Los Cubanitos”; una escuela de enseñanza y entrenamiento del juego, fundada por Mako Pérez y donde Maduro fue su máximo patrocinador y promotor. Esta liga cubría la isla completa y contaba con mas de 4,000 pequeños que no solo practicaban el deporte pero recibían ayuda en sus estudios.

Es de destacar que a pesar de no haber sido de los fundadores de “La Serie del Caribe”, si fue la figura que mas empujó y aportó por que fuera un éxito en la primera edición de ésta. Según el inigualable locutor Felo Ramírez, en dos ocasiones que el torneo estuvo a punto de no llevarse a cabo, Bobby le garantizó a la prensa cubana que él conseguiría los fondos como de hecho lo hizo.

Su gran momento llegó cuando sus queridos “Sugar Kings” ganaron la pequeña serie mundial frente a los Minneapolis Millers. Irónicamente con esa victoria culminaba su faena triunfal, pero al mismo tiempo veía esfumarse su gran ilusión de lograr establecer una franquicia profesional en Cuba.

Despojado de todas sus pertenencias en su tierra, marchó a Estados Unidos. Allí todo el trabajo y esfuerzo de años se vino abajo. Primero sus adorados “Sugar Kings” fueron relocalizados en New Jersey y más tarde a Jacksonville donde tristemente llegaron a su fin.

A pesar de todas las dificultades Bobby jamás dejó de trabajar por el béisbol. Invirtió hasta el último centavo que poseía y después solicitó préstamos a los bancos para tratar de continuar su jornada.

Ya establecido en Miami como exiliado siguió abogando por la pelota. Se creó una versión de Los Cubanitos donde estuvieron al frente Rafael Avila, Emilio Cabrera, Patato Pascual y otros. Se abrieron academias por entusiastas como Alfonsito Rodríguez, Vicente López, Julio “Jiquí” Moreno, Pipíolo Marcote, Angel Hernández y muchos más.

Su resumé y conexiones con las Grandes Ligas lo llevaron a nombrarlo como intermediario entre las ligas de invierno de Latinoamérica y la pelota organizada.

Aquí logró que permitieran que los peloteros cubanos desterrados pudieran jugar en esas ligas, que hasta ese momento solo aceptaban atletas del país. Miguel De La Hoz comenta que “Gracias a la iniciativa de Bobby Maduro muchos de nosotros podíamos jugar el año entero y al mismo tiempo fortalecer las ligas invernales”.

También asistió al crecimiento de la pelota amateur en esas naciones y donde recomendó que los equipos de Grandes Ligas abrieran academias en cada país.

Propuso que Los Dodgers de Los Angeles emplearan a Rafael Ávila como scout y entrenador y como dice el refrán “el resto es historia”. El triunfo de Rafael ratificó la visión de Bobby. Hoy día vemos como la pelota dominicana a contribuido a Las Grandes Ligas.

Fue instrumental en que volviera a reanudarse “La Serie Del Caribe” a pesar de que Cuba no podía competir y lo logró. En el año 1970 comenzó la segunda parte de dicho torneo y para su satisfacción uno de sus amigos, Carlos “Patato” Pascual, dirigiendo al equipo representante de Venezuela se llevó el galardón.

Su último proyecto lo llevó a organizar La Liga Inter-Americana. Esta contaba con equipos en Miami, Puerto Rico, Venezuela, República Dominicana y Panamá. Desafortunadamente su confianza en las promesas de otros y los problemas de visas a jugadores extranjeros llevaron la liga a una efímera existencia.

Treinta y cuatro años después de su fallecimiento, la figura de Bobby Maduro es motivo de admiración dentro del deporte.

Tristemente nunca ha sido reconocido por los dirigentes del Béisbol Profesional y mucho menos por la gerencia del Salón de Los Inmortales en Cooperstown.

El invicto cubano JJ Romero peleará esta noche en EEUU

Jorge de Jesús Romero. (Foto perfil de Twitter)

El prospecto Jorge de Jesús Romero es uno de los pocos peleadores cubanos que va a terminar el 2020 con tres peleas profesionales realizadas en EEUU.

Muchos púgiles de diferentes países no pelearán en el año en el cual la pandemia prácticamente paralizó el mundo, y el boxeo no ha sido la excepción.

Romero (18-0-12 KO) combatirá hoy viernes 20 de noviembre ante el argentino de Lomas de Zamora Facundo Eduardo Ased (9-3-5 KO), en pelea pactada a 8 rounds en el peso súper gallo, que tendrá por sede a Media Plus Studios, en la ciudad que progresa, Hialeah, estado de la Florida.

El pegador habanero sale de amplio favorito para ganar ante Ased, quien después de archivar 9 éxitos en forma consecutiva, perdió sus últimas tres peleas ante Joseph Aguirre, Ángel Aponte y el cubano Alexei Collado en diciembre del pasado año.

Este cartel constará de 11 combates en el cual intervendrán peleadores de 10 países y que tendrá de promotor a M&R boxing(Laura Ching) y de matchmaker a Melvin Rivas, el hombre encargado de puntualizar los detalles de cada una de las 11 peleas.

El entrenador cubano Morito Fernández Jr llevará a casi la mitad de sus pupilos a este cartel boxistico.

“Pito” Abreu no lo puede creer!!! fue elegido MVP, Jugador Más Valioso de la Liga Americana (VIDEO)

José "Pito" Abreu. Charles LeClaire-USA TODAY Sports via Reuters.

El pelotero cubano José “Pito” Abreu fue elegido American League Most Valuable Player (Jugador Más Valioso de la Liga Americana).

El primera base de los Chicago White Sox celebró junto a sus familiares más cercanos que se encontraban junto a él.

Su equipo ha inundado las redes con comentarios elogiosos de este gran pelotero, de quien destacan también su calidad humana.

José Abreu se convierte en el cuarto jugador en la historia de los White Sox (quinta vez) en ganar el premio, uniéndose a Frank Thomas (1993-94), Dick Allen (1972) y Nellie Fox (1959).

El exjugador del equipo de Los Elefantes de Cienfuegos lloró de emoción al conocer el veredicto que lo consagra como uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos.

Abreu, quien ganó el Novato del Año en el 2014, es el tercer pelotero cubano que recibe el galardón, uniéndose a José Canseco (1988) y Zoilo Versalles (1965).

Cargar más

XS
SM
MD
LG