Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Aumento de migrantes en la frontera con México reaviva el debate en Washington

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, habla con la prensa durante una gira de una delegación de legisladores republicanos a la frontera entre EE. UU. y México, en El Paso, Texas, el 15 de marzo de 2021.

Republicanos y demócratas en EE. UU. se culpan mutuamente por la última crisis migratoria.

WASHINGTON - Miles de niños no acompañados que cruzan la frontera mexicana hacia Estados Unidos han reavivado rápidamente el polémico debate sobre inmigración en Washington, con republicanos y demócratas en desacuerdo sobre quién es el culpable de lo que ambos partidos describen como una crisis.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, llevó a un grupo de legisladores republicanos a la frontera el lunes para condenar las políticas del presidente demócrata Joe Biden que, según McCarthy, han abierto la frontera a la inmigración ilegal sin restricciones.

“La seguridad de nuestra nación y nuestra frontera es ante todo responsabilidad de nuestro presidente”, dijo McCarthy a los periodistas en El Paso, Texas. “No tenía por qué suceder. Esta crisis es creada por las políticas presidenciales de esta nueva administración. No hay otra forma de reclamarlo que como una crisis fronteriza de Biden".

Al asumir el cargo en enero, Biden detuvo la construcción del muro fronterizo defendido por el expresidente Donald Trump y ha avanzado lo que dice que son políticas de inmigración más humanitarias.

Menores en la frontera

La administración de Biden no ha llegado a calificar la afluencia de migrantes, incluidos casi 30.000 niños no acompañados solo en febrero, como una crisis, y ha preferido llamarlo un desafío.

Pero Biden y sus ayudantes han tenido dificultades para evitar que miles de migrantes guatemaltecos, hondureños y salvadoreños empobrecidos viajen en una peligrosa travesía por México hacia lo que creen que será una vida más segura y próspera en Estados Unidos.

Durante el fin de semana, el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. dijo que durante los próximos 90 días, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) ayudaría a procesar la gran cantidad de niños migrantes no acompañados.

"Nuestro objetivo es asegurar que los niños no acompañados sean transferidos al HHS (Salud y Servicios Humanos) lo más rápido posible, de acuerdo con los requisitos legales y en el mejor interés de los niños", dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en un comunicado.

Los niños se mantienen en instalaciones improvisadas en la frontera, ya al 94% de su capacidad, antes de que puedan ser enviados a familiares que ya viven en EE. UU. o a familias examinadas que estén dispuestas a cuidarlos o adoptarlos.

Un “sistema roto”

El domingo, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo a los periodistas que “la administración Biden está tratando de arreglar el sistema roto que les dejó la administración Trump. La administración de Biden tendrá un sistema basado en hacer el mejor trabajo posible, entendiendo que se trata de una crisis humanitaria".

Trump intervino con sus pensamientos sobre inmigración en la reciente Conferencia de Acción Política Conservadora, afirmando que Biden "quiere que todo se vaya al infierno".

“Cuando dejé el cargo hace solo seis semanas, habíamos creado la frontera más segura en la historia de Estados Unidos”, afirmó Trump, ignorando el aumento en el número de cruces ilegales durante sus últimos meses en el cargo.

“A la nueva administración le tomó solo unas pocas semanas convertir este logro sin precedentes en un desastre humanitario y de seguridad nacional autoinfligido al eliminar imprudentemente nuestra frontera, las medidas de seguridad, los controles, todas las cosas que implementamos”, argumentó Trump.

¿Trabajo conjunto?

A principios de marzo, McCarthy le pidió a Biden una reunión sobre inmigración en la frontera y dijo que se sentía "obligado a expresar una gran preocupación por la forma en que su administración está abordando esta crisis, pero con la esperanza de que podamos trabajar juntos para resolverla".

McCarthy dijo que no había recibido respuesta del presidente.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, rechazó la afirmación de los republicanos de que la nueva administración había adoptado una política de "fronteras abiertas".

"Eso es absolutamente incorrecto", dijo la semana pasada. “La frontera no está abierta”. Y este lunes confirmó lo anunciado por Mayorkas.

El gobierno anterior nos dejó un sistema desmantelado e imposible de trabajar. Vamos a hacer todo lo que podamos para resolverlo”, aseguró la portavoz.

Roberta Jacobson, coordinadora de la Casa Blanca para la frontera sur, reconoció la semana pasada que el aumento de migrantes puede haber sido impulsado por la creencia de que sería más fácil ingresar a Estados Unidos con Biden.

"Ciertamente creo que la idea de una política más humana podría haber llevado a la gente a tomar esa decisión", dijo a los periodistas. "Pero quizás lo más importante, definitivamente llevó a los contrabandistas a expresar desinformación sobre lo que ahora es posible".

Nuevas leyes

Los legisladores en Washington han estado estancados durante años por las políticas de inmigración. Además de lidiar con el dilema actual en la frontera, esta semana los demócratas de la Cámara de Representantes están tratando de promover dos leyes de inmigración.

Se establecería un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que fueron traídos a EE. UU cuando eran niños y que han vivido, asistido a la escuela y trabajado en el país desde entonces.

La Cámara también está considerando na medida en la que un trabajador migrante en la industria agrícola podría obtener un estatus temporal para permanecer en EE. UU. con una opción eventual para convertirse en residente permanente.

Los demócratas apoyan firmemente ambos proyectos de ley y también los aprobaron en 2019. Sin embargo, incluso si se vuelven a aprobar, su destino en el Senado políticamente dividido es incierto, en el mejor de los casos.

Vea todas las noticias de hoy

Marcos Berríos, el único candidato latino a ser astronauta en NASA: “Sueño con participar en la próxima misión a la Luna”

Marcos Berríos, astronauta

En entrevista con la Voz de América, el puertorriqueño de 37 años confiesa que, desde que iba a la escuela, siempre quiso ser astronauta. Ahora es el único candidato latino, entre 12.000 aspirantes, para formar parte del nuevo equipo de astronautas de la NASA.

MIAMI, EE. UU. — Cuando Marcos Berríos estudiaba en la escuela de Guaynabo, en Puerto Rico, ya soñaba con ser astronauta. “Me inspiraba ver las fotos de las estrellas y de los planetas. Quería viajar hacia esos lugares porque pensaba que eso era lo que hacían los astronautas, viajar por el universo”, explicó el joven ingeniero de 37 años durante una entrevista con la Voz de América.

Ahora ha sido seleccionado por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) para ser uno de los candidatos a astronauta de la agencia espacial. Él, sin embargo, es el único latino escogido entre 12.000 aspirantes.

“Me siento muy emocionado, aunque he de reconocer que estos días han sido bien difíciles porque hemos tenido que mantener un secreto”, confesó Berríos “un poco nervioso y ansioso, pero encantado de tener la oportunidad”.

No sabe exactamente qué fue lo que vio el comité de selección de la NASA en él para que formara parte de esta lista, entre los que hay “doctores, científicos o atletas mundiales”. “Me han hecho esa pregunta varias veces y no sé cómo contestar. Cuando sepa te dejo saber”, dijo sonriendo.

Con todo, sabe que él ya se ha convertido en un modelo a seguir para muchos hispanos al poder llegar a la NASA y, quizás, poder viajar al espacio algún día. “Estoy súper orgulloso por eso”, dice.

En su época de estudiante, Berríos siempre se “pasaba buscando en internet a científicos boricuas o hispanos” y “leía las historias de aquellos que sí habían logrado lo que querían hacer en la ciencia, en las matemáticas y en la NASA”. “Eso a mí me inspiró un montón, y si yo puedo hacer eso para los jóvenes de hoy en día, pues estaría encantado”, afirma satisfecho.

Es licenciado en ingeniería mecánica del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en inglés), tiene una maestría en ingeniería mecánica y un doctorado en aeronáutica y astronáutica de la Universidad de Stanford y es graduado de la Escuela de Pilotos de Prueba Navales de Estados Unidos en Patuxent River, Maryland. También ha acumulado más de 110 misiones de combate y 1,300 horas de tiempo de vuelo a bordo con 21 tipos de aeronaves distintas.

Ahora que está a punto de embarcarse en uno de los proyectos más ambiciosos para cualquier ingeniero aeroespacial, el joven recuerda que “ser astronauta no es algo que se pueda hacer con simplemente ir a la universidad”.

“Siguiendo mi amor a la ciencia, a la ingeniería y a la aviación pude lograr estar aquí hoy”, sostiene.

Tanto su madre, que fue su profesora de matemáticas en la escuela superior, como el resto de su familia también han sido clave para formarse como profesional desde la base y alcanzar este hito. “Sabían que si quieres llegar a donde estamos hoy, los estudios es el primer paso para llegar, ellos (mi familia) sabían lo que tenía que hacer”, recuerda.

Reconoce que cuando estudiaba en la escuela de Puerto Rico, matemáticas era la materia que más le apasionaba, aunque tenía serios problemas con el inglés. “Se me hacía difícil comunicarme efectivamente en inglés en la forma escrita, o sea, escribiendo ensayos o documentos técnicos”, comenta.

Pese a eso, dice convencido de que salir de su zona de confort, esforzarse y superar las barreras idiomáticas es la única vía de salida para poder prosperar. “Simplemente con la práctica y con ponerte en situaciones que no sean tan cómodas es la única forma de poder mejorar”, agrega.

Sueña en poder ser parte de la misión que vuelva a enviar seres humanos a la Luna. “Llevo varios años con una carrera de ingeniería, pero también como piloto en la Guardia Nacional, y quiero contribuir al desarrollo de los vehículos nuevos y eso es lo que a mí me motiva ahora para trabajar en la NASA”, cuenta a la VOA.

El aspecto de la movilidad es una de las cosas que más le fascinan. También, los viajes que se están preparando para enviar turistas al espacio.

“Hay viabilidad, lo estamos viendo todos los días con las tecnologías nuevas que se están desarrollando. Hoy no podemos predecir cómo se van a mover las cosas en cinco o diez años, pero creo que van a ser muy buenas”, pronostica.

Tiene un largo camino por recorrer. Sabe que su nombre puede acabar apareciendo en los libros de ciencias, pero él prefiere no pensar mucho en eso.

“¿Te gustaría hacer historia en la NASA?”, le preguntamos. “Lo que me gustaría es pasar los próximos dos años de entrenamiento y ayudar al equipo a llegar a la Luna de nuevo”, concluye.

¿Cuáles son las reacciones a la restitución del programa "Permanecer en México"? (VIDEO)

Mexico Border Reunion

Este lunes vuelve a entrar en vigor la medida del anterior gobierno estadounidense, en virtud del cual los solicitantes de asilo en EE. UU. están obligados a esperar la resolución de sus casos en México.

CIUDAD JUÁREZ, MÉXICO — Miles de migrantes siguen llegando a la frontera sur de Estados Unidos. Uno de ellos, José Chávez, cuenta desde Ciudad Juárez que lo último que quiere después de haber pasado dificultades y peligros, es “quedarse en México”, en alusión a la orden de un juez que, desde el lunes 6 de diciembre, obliga a quienes cruzan la frontera para solicitar asilo a esperar en México por sus audiencias procesales.

“Siempre tengo miedo, como este lugar es bastante peligroso por las noticias que se escuchan y yo tengo miedo salir a trabajar”, dijo a la Voz de América Chávez.

La orden judicial obligó a la restitución de los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés), más conocido como el programa Permanecer en México, y tiene a la Casa Blanca, a miles de migrantes y a entidades humanitarias ante una nueva encrucijada.

“El hecho es que esta Administración no sólo está reimplementando el programa que ha sido fallido, porque ha puesto a migrantes y refugiados en peligro, sino que ahora también se expande, hacia otras comunidades como la haitiana y la brasileña”, lamentó ante la VOA Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos.

La postura de la Casa Blanca

Sin embargo, tras la orden judicial, el actual secretario del departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS), Alejandro Mayorkas, criticó el programa, que fuera instaurado bajo la Administración del republicano Donald Trump.

Al llegar a la presidencia en enero pasado, el presidente Joe Biden prometió emprender una reforma inmigratoria, basada en mecanismos más humanos y viables.

“Esta Administración está abordando problemas de larga data que han plagado nuestro sistema de inmigración durante décadas para lograr el cambio sistémico necesario. El MPP no ayuda a lograr este objetivo", sentenció Mayorkas en una declaración en octubre pasado.

Alrededor de 70.000 solicitantes de asilo han estado sujetos a la norma, que una vez que entre nuevamente en vigor el próximo lunes, se aplicará en ciudades limítrofes con Texas, Arizona y California.

Desde la oposición, en la parte republicana, las críticas a la administración demócrata se han enfilado en calificar de "crisis humanitaria", lo sucedido en la frontera sur, con la masiva afluencia de migrantes, procedentes principalmente de los países del llamado Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala).

Vaticinio: ¿una crisis?

Aunque los nuevos términos del acuerdo firmado entre México y Estados Unidos refuerzan la atención humanitaria -incluida la salud- y las medidas de seguridad; los refugios ya no dan abasto con la demanda de ayuda.“El regreso de campamentos de refugiados (...) no van a tener agua potable, medicina, comida, ni apoyo legal en condiciones deplorables”, señaló García, el director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos.

Para los activistas, la preocupación aumenta al estar activo también el Título 42, una norma implementada en marzo de 2020 tras la declaración de la pandemia de coronavirus, y que, según ellos, deja sin derecho a pedir asilo a los inmigrantes.

“Es falso esto de que las personas tienen acceso a una corte, porque es muy difícil encontrar abogado, y es muy difícil pelear tu caso cuando no sabes, cuando no tienes la seguridad para ti, ni para tu familia”, declaró Linda Rivas, directora para las Américas en el Centro de Defensa de Inmigrantes.

Está previsto que Washington asigne 22 jueces para tratar de acelerar estos casos en un plazo de 180 días.

México esgrime razones humanitarias

En consecuencia, las autoridades mexicanas han determinado una temporada de gracia "temporal" a aquellos inmigrantes que lleguen a la nación azteca en busca de asilo.

“El Gobierno de México, por razones humanitarias y de manera temporal no retornará a sus países de origen a ciertas personas que esperarán en México su proceso ante cortes estadounidenses”, dijo en un video divulgado el viernes Roberto Velasco, jefe de la Unidad para América del Norte de la Secretaría de relaciones Exteriores mexicana.

La decisión fue tomada tras la promesa de la Casa Blanca de atender “las preocupaciones de carácter humanitario” de los solicitantes, explicó el funcionario.

[Con la colaboración de Luis Felipe Rojas, desde Miami, y Celia Mendoza, desde Nueva York.]

Fauci: ómicron podría ser menos peligrosa que delta; se necesitan más estudios

El médico Anthony Fauci. (AP/Alex Brandon).

El doctor Anthony Fauci dijo el domingo que, aunque la variante ómicron del coronavirus se está propagando rápidamente por Estados Unidos, los primeros indicios dejan entrever que podría ser menos peligrosa que la delta, que sigue impulsando un repunte en las hospitalizaciones.

Fauci, principal asesor médico del presidente Joe Biden, declaró en el programa “State of the Union” de la cadena CNN que los científicos necesitan más información antes de llegar a conclusiones sobre la gravedad de ómicron.

Reportes de Sudáfrica, donde surgió y se está convirtiendo en la variante dominante, muestran que las tasas de hospitalización no han aumentado a un ritmo alarmante.

“Hasta ahora, no parece que tenga un grado de severidad muy grande”, señaló Fauci. “Pero tenemos que ser realmente cuidadosos antes de hacer cualquier determinación de que es menos grave, o de que realmente no provoca una enfermedad grave, en comparación con la delta”.

Fauci señaló que el gobierno de Biden está sopesando retirar las restricciones de viaje a los extranjeros que desean entrar a Estados Unidos procedentes de varios países africanos, las cuales fueron impuestas mientras la variante ómicron se propagaba por la región. El secretario general de la ONU, António Guterres, ha criticado esas medidas, denunciando que representan un “apartheid de viajes”.

“Con suerte podremos retirar esa prohibición en un periodo de tiempo bastante razonable”, dijo Fauci. “Todos nos sentimos muy mal por las dificultades que están enfrentando no sólo Sudáfrica, sino las otras naciones africanas”.

La variante ómicron había sido detectada en aproximadamente una tercera parte de los estados de Estados Unidos hasta el domingo, incluyendo en el noreste, en el sur, en las Grandes Llanuras y en la costa oeste. Wisconsin y Missouri han sido de las últimas entidades en confirmar casos.

Sin embargo, la delta sigue siendo la variante dominante, representando más del 99% de los casos e impulsando un alza en las hospitalizaciones en el norte del país. Se han enviado equipos de la Guardia Nacional para ayudar a los hospitales abrumados en el oeste de Nueva York, y el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, emitió una orden de emergencia que requiere que cualquier hospital que enfrente una capacidad limitada para atender pacientes reduzca los procedimientos programados que no son urgentes.

Las autoridades estadounidenses siguieron pidiendo a la gente que se vacune contra el COVID-19 y reciba la dosis de refuerzo, y que también tome medidas como portar mascarillas cuando esté con extraños en interiores, haciendo notar que todo lo que sirve para protegerse contra la variante delta también sirve contra otras variantes.

Incluso si ómicron resulta ser menos peligrosa que delta, sigue siendo problemática, declaró la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga de la Organización Mundial de la Salud, en el programa “Face The Nation” de la cadena CBS.

“Incluso si tenemos una gran cantidad de casos que son moderados, algunos de esos individuos requerirán ser hospitalizados”, señaló. “Necesitarán ingresar a terapia intensiva y algunas personas morirán... No queremos ver que eso pase, aunado a una situación ya de por sí difícil en la que delta está circulando a nivel global”.

Luego de dos años de que surgió el brote, el COVID-19 ha provocado la muerte de más de 780.000 estadounidenses, y actualmente hay unos 860 fallecimientos diarios a consecuencia de la enfermedad.

(Con información de AP y VOA)

¿Qué necesitas saber sobre los nuevos requisitos para viajar a EEUU?

A principios de la próxima semana, Estados Unidos comenzará a exigir a todos los viajeros internacionales entrantes que realicen una prueba de COVID-19, tomada un día antes de su vuelo al país, independientemente de su nacionalidad o estado de vacunación.

Las últimas medidas implementadas incluyen el presentar una prueba negativa del virus tomada 24 horas antes de embarcarse en el vuelo, la regla se extiende incluso para los ciudadanos estadounidenses que regresan del extranjero.

SAN FRANCISCO, EEUU — Con cambios casi diarios en la ofensiva para combatir el COVID-19, ante la llegada de la nueva variante ómicron a EE. UU., las preocupaciones e interrogantes en torno a los requisitos anunciados por la Casa Blanca para entrar al país son muchas.

Sin embargo, el presidente Joe Biden ha insistido en que las medidas más estrictas “proporcionan un grado adicional de protección a medida que los científicos continúan estudiando la variante ómicron".

Por su parte la Asociación de Viajes de EE. UU. ha explicado que espera que la ventana de un día sea solo temporal, "hasta que se sepa más sobre la variante".

Mientras eso sucede los viajeros se preguntan: ¿a quienes afectan las medidas? ¿cuándo inician? ¿qué pruebas de detección del COVID-19 son aceptadas para entrar a EE. UU? ¿qué datos incluyen? o ¿qué pasa si el pasajero tuvo covid?

Estas y otras preguntas en cuanto al cambio de política para viajeros internacionales que entrarán en vigor el lunes 6 de diciembre te las responde la Voz de América.

¿A quienes afecta? ¿Cuándo entra en vigor?

Un punto clave a esta pregunta es que todo viajero que venga hacía EE. UU. desde el extranjero debe estar completamente inoculado – con las vacunas aceptadas y aprobadas por la Organización Mundial de la Salud - y debe traer consigo una prueba negativa obligatoria de COVID-19, tomada el día antes de la salida del vuelo de origen del pasajero a Estados Unidos.

Por ejemplo, si un pasajero tiene programado el vuelo a Estados Unidos, a cualquier hora, un domingo, necesita que su prueba negativa sea extendida en cualquier momento del sábado.

La nueva regla sustituye la anterior que permitía que la prueba tuviera una vigencia de hasta tres días antes de ingresar a territorio estadounidense.

Así que, a empacar junto a los papeles de viaje, la prueba negativa seas o no ciudadano estadounidense.

Otro punto clave es que el requerimiento de la prueba aplica para todo pasajero mayor de 2 años, sin embargo, para los más pequeños no aplica el requerimiento de las vacunas. Los menores de edad están exentos del requisito de las vacunas por el momento, al igual que los ciudadanos estadounidenses por decreto presidencial.

Ojo con el tema de los usos horarios o los vuelos con escalas, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las 24 horas antes incluye la salida del vuelo con destino a EE. UU. "o el primer vuelo de una serie de conexiones reservadas en el mismo itinerario".

Pero, ¿qué pasa si tienes un vuelo de conexión a través de territorio estadounidense?

Las autoridades de salud señalan en su sitio web oficial que los nuevos requisitos también aplican a las personas que solo hacen conexiones a través de EE. UU., así que toma en cuenta este otro punto clave: debes presentar también una prueba negativa independientemente de si EE. UU. es el destino final o una conexión con otro país.

¿Qué pruebas de detección del COVID-19 son aceptadas para entrar a EEUU?

En cuanto al tipo de pruebas de detección del COVID-19 que son aceptadas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), explican que puede ser una prueba de antígeno o una prueba de amplificación de ácido nucleico (conocida como NAAT).

Los expertos en salud del Servicio Nacional de Salud explican que las pruebas de antígenos son más sencillas, todo lo contrario, a la conocida como PCR.

Así que una de las recomendaciones de los expertos para aquellos que van a viajar y quieren un resultado rápido es hacerse la prueba de antígenos, que es más sencilla y se puede realizar en muchas oficinas médicas usando un hisopado nasal o de garganta.

Un aspecto clave en este interrogante es que, independientemente de la prueba, los lineamientos de los CDC son claros al ordenar a las autoridades migratorias que la prueba que será aceptada “debe estar autorizada para su uso por la autoridad nacional pertinente” del país en donde se administra la prueba.

En cuanto a cómo se debe presentar la documentación que certifique que un viajero es negativo por covid, las autoridades de salud estadounidenses indican que puede ser tanto impresa o electrónica y debe incluir los siguientes datos:

  • Tipo de prueba de detección (se debe indicar si es una prueba NAAT o una prueba de antígeno).
  • Entidad que emite el resultado.
  • Fecha de recolección de la muestra.
  • Información que identifique a la persona (nombre completo y al menos otro identificador, como la fecha de nacimiento o el número de pasaporte).
  • Resultado de la prueba de detección (que debe ser negativo).

Y finalmente una nota para los que se preguntan: ¿qué hacer si tuvieron covid?

Según los CDC las personas que se han recuperado de COVID-19 pueden continuar dando positivo hasta 3 meses después de la infección.

Para estos casos las autoridades en salud señalan que “puede viajar con los resultados positivos de la prueba viral”, y una carta que certifique que el pasajero se recuperó del COVID-19 en los últimos 90 días.

Esta documentación debe ser avalada por un proveedor de atención médica (como clínicas o hospitales públicos o privados) o un funcionario de salud pública donde conste que se lo autorizó a viajar.

SIP e IDEA Internacional piden a Biden incluir la libertad de prensa en la Cumbre por la Democracia

El presidente Joe Biden, anfitrión de la Cumbre de las Democracias

La Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, e IDEA Internacional exhortaron al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, que incluya la discusión sobre las libertades de prensa y expresión en la Cumbre por la Democracia que se celebrará la próxima semana en forma virtual entre líderes de 110 países.

En una carta enviada al presidente Biden, Jorge Canahuati, presidente de la SIP, y Kevin Casas Zamora, secretario general de IDEA Internacional (Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral), expresaron su beneplácito por la iniciativa de la Cumbre, que se celebrará de manera virtual entre el 9 y 10 de diciembre.

Expresaron que en muchos países las libertades de prensa y expresión están bajo asedio por parte de "regímenes anti-democráticos y fuerzas totalitarias".

Canahuati y Casas Zamora destacaron que las libertades de expresión y de prensa son valores esenciales de la democracia, tal como figuran en la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, en casi todas las constituciones de los países americanos y en los documentos de la SIP: la Declaración de Salta sobre Principios de Libertad de Expresión en la Era Digital, suscrita en 2018, y la Declaración de Chapultepec, de 1994.

Líderes del gobierno, la sociedad civil y el sector privado de 110 naciones participarán en la Cumbre. El objetivo de Biden es establecer una agenda para la renovación democrática y examinar las mayores amenazas a las que se enfrentan las democracias.

La agencia de noticias EFE informó que los Estados Unidos invitó a numerosos gobiernos aliados a los que considera democracias, como España, Francia, Israel, Pakistán, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, México, Ecuador, República Dominicana, Perú, Paraguay y Uruguay. Sin embargo, informó que no fueron invitados Bolivia, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador. Según el gobierno de EE.UU., estos países padecen "algunos desafíos" en materia democrática.

La SIP resalta que varios de los países no invitados de América Latina obtuvieron las puntuaciones más bajas en el Índice de Chapultepec 2021. Este ranquin de la SIP mide el desempeño de las libertades de expresión y de prensa en los contextos legales, judiciales y de violencia en cada país, además de analizar el impacto que estas variables tienen para la democracia.

Cargar más

XS
SM
MD
LG