Enlaces de accesibilidad

Mundo

Svetlana Tijanovskaya habla con la VOA sobre el rol de la mujer y la necesidad de elecciones justas en Bielorrusia (VIDEO)

Entrevista a Svetlana Tijanovskaya realizada por la Voz de América
please wait

No media source currently available

0:00 0:13:03 0:00

Entrevista a Svetlana Tijanovskaya realizada por la Voz de América

En entrevista con la Voz de América (VOA), la líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanovskaya, rechaza la idea de una intervención o ayuda occidental inminente, afirmando en la conversación que el pueblo bielorruso tiene la responsabilidad de lo que está sucediendo y ellos resolverán los problema por sus propios esfuerzos.

Los bielorrusos vienen protestando desde las pasadas elecciones presidenciales del 9 de agosto, en las que el presidente Alexander Lukashenko se impuso para un sexto mandato en disputa.

Desde el lunes 10 de agosto el país está viendo una crisis política con manifestaciones populares, huelgas obreras y cierres de frontera. Los manifestantes afirman que las elecciones fueron manipuladas, una acusación que Lukashenko ha negado.

La candidata opositora tras ser llevada a una comisaría policial, escapó de Bielorrusia hacia Lituania con sus hijos después de las elecciones.

A continuación, la entrevista a la opositora que hiciera en inglés y ruso para la VOA.

Voz de América (VOA): ¿Cree que ha derrotado a Lukashenko y que la mayoría de la gente en Bielorrusia votó por usted el 9 de agosto? Las autoridades bielorrusas afirman que Lukashenko ha ganado. ¿Qué evidencia tiene de su liderazgo?

Svetlana Tijanovskaya (ST): Toda la gente que está en las calles ahora, y la evidencia de que el Lukashenko no ganó, y toda la gente que fue a la votación para elegir.

VOA: ¿Qué tan realista es eso, que Lukashenko se siente a la mesa de negociaciones con usted?

Svetlana Tijanovskaya: Es realista porque las autoridades no tendrán una salida a esta situación. La única salida a esta crisis política son las negociaciones.

VOA: Algunos dicen que no tienes ningún plan o estrategia. Si es así, ¿qué es?

Svetlana Tijanovskaya: Nuestro plan es absolutamente claro. Es la organización de nuevas elecciones, justas y transparentes.

VOA: ¿Cree que a Lukashenko se le debería permitir participar en las nuevas elecciones presidenciales?

Svetlana Tijanovskaya: No. Entonces, como nuestras elecciones son absolutamente libres, claras y transparentes, todas las personas pueden participar en estas elecciones. Entonces, Lukashenko es un ciudadano de nuestro país, así que físicamente puede. Pero si tiene el derecho moral de participar es una gran pregunta.

VOA: Este fin de semana, vimos más y más mujeres salir a protestar. ¿Cuál es tu mensaje para ellos?

Svetlana Tijanovskaya: Estoy muy orgullosa de que las mujeres estén jugando un papel importante en estas manifestaciones, en esta supuesta revolución. Porque nuestras mujeres demostraron que las mujeres juegan un gran papel en la vida cotidiana. Y tal vez los inspiramos para este movimiento porque tuvimos que pararnos en lugar de nuestros hombres. Entonces, mientras se paran frente a sus hombres y al lado de sus hombres, es maravilloso. Y no creo que el mundo haya visto nunca una demostración semejante de mujeres vestidas de blanco.

VOA: Sus compatriotas protestan en las calles de Bielorrusia, las ciudades. Estás en Vilna, Lituania. ¿Por qué te fuiste del país?

Svetlana Tijanovskaya: Tenía grandes razones para dar este paso. No puedo hablar de esto ahora. Quizás en algún momento en el futuro hablaré de toda mi historia, pero ahora, no puedo comentarla.

VOA: ¿Fue presionado o amenazado?

Svetlana Tijanovskaya: Lo siento, no puedo comentar.

VOA: Si supiera en mayo, lo que sabe ahora, ¿lo habría hecho de nuevo?

Svetlana Tijanovskaya: Sabes, he estado pensando mucho en esto y, por supuesto, tuve un gran estrés durante toda esta campaña electoral. Y muchas veces, estaba dispuesto a dar un paso atrás porque no estaba seguro de tener la fuerza suficiente para continuar. Pero ahora veo que es muy importante para los bielorrusos. Este año es extremadamente importante para la historia de Bielorrusia. Ya que por fin nos hemos despertado y estamos dispuestos a luchar por nuestros derechos. Así que ahora creo que sí, volvería a hacer esto.

VOA: ¿Debería Rusia o cualquier otro país occidental participar en las negociaciones entre usted, el consejo de coordinación y Lukashenko?

Svetlana Tijanovskaya: Sabes, tengo que admitir que esta crisis política que tiene lugar en nuestro país es absolutamente un asunto interno. Y nosotros, el pueblo bielorruso, tenemos la responsabilidad de lo que está sucediendo. Y creemos que tenemos que resolver este problema por nosotros mismos. Pero si sucede, algún día necesitaremos (la) ayuda de otros países, ayuda para organizar esto, tal vez en la mediación de estas negociaciones. Así que, por supuesto, cualquier país que quiera ayudarnos con esta pregunta está invitado".

Tras responder las preguntas en inglés, Tijanovskaya pasó a responder otras en ruso para el Servicio Ruso de la VOA.

Svetlana Tijanovskaya: Tenemos un plan de negociaciones sólido. En primer lugar, comenzaremos las negociaciones cuando [las autoridades] liberen a todos los presos políticos, que son inocentes y aún se encuentran en cárceles bielorrusas. Será la primera señal de que El gobierno está listo para hablar. Pero nosotros estamos listos para comenzar a comunicarnos con ellos sobre otros asuntos también. Les pedimos que lo hagan lo antes posible, para que Bielorrusia no se caiga en un crisis política y económica más profunda.

Sabes, estamos muy preocupados de que las autoridades estén preparando algunas provocaciones que serán presentadas como si fueran las provocaciones que nosotros, por la mayoría, escenificamos. Sí, estamos preocupados por eso. Pero preguntamos la gente de Bielorrusia no les responda. Les decimos que se vayan, si ven que pasa algo".

Servicio ruso de la VOA: ¿Qué tan difícil es para usted estar aquí y ver a todas esas mujeres bielorrusas tomar las calles en su país?

Svetlana Tijanovskaya: Sí, es difícil para mí, porque quiero estar junto a ellos. ¿Y sabes por qué? Porque no siento completamente la atmósfera. Estar aquí, creo que da miedo y ellos tienen miedo, pero la gente que está ahí dice que está inspirada. Dicen que los manifestantes tienen niveles de felicidad increíblemente altos. Salen a la calle y se sienten libres, se sienten unidos y están muy felices de hacerlo. Pero lo vemos aquí es diferente, pensamos que tienen miedo. Pero es todo lo contrario. Por eso me gustaría estar entre ellos, pero, lamentablemente, es imposible en este momento.

Servicio ruso de VOA: ¿Tienes miedo por ellos? ¿O crees que son más o menos seguros? Fueron ellos quienes prácticamente desarmaron a la policía antidisturbios.

Svetlana Tijanovskaya: Tengo miedo por las mujeres bielorrusas, porque no sabemos con quién estamos tratando. No queremos que nuestras mujeres sean arrebatadas de las calles. Espero que no se vayan tan bajo, pero somos una fuerza así ... Nosotras, las mujeres de Bielorrusia, somos una fuerza así ... Temo por ellas, pero son muy fuertes.

Servicio ruso de la VOA: El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, habló recientemente con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, por quinta vez desde que se llevaron a cabo las elecciones presidenciales en Bielorrusia. Se anunció que Lukashenko volará para reunirse con Putin en Moscú en los próximos días. ¿Por qué y en qué estado estará allí?

Svetlana Tijanovskaya: El señor Putin tiene que entender que, si hace algo contra nosotros, los bielorrusos, dañará gravemente la relación entre los pueblos ruso y bielorruso. Y como somos naciones aliadas, se nos considera casi hermanos, no beneficia ni a Bielorrusia ni a Rusia.

El servicio ruso de la VOA: ¿Qué tipo de apoyo adicional podrían proporcionar los Estados Unidos y la Unión Europea al pueblo bielorruso en esta situación?

Svetlana Tijanovskaya: En primer lugar, necesitamos el apoyo moral de nuestros países vecinos, así como una cobertura global del problema en todo el mundo. Creemos que esta crisis política en Bielorrusia es un asunto interno y estamos dispuestos a resolverlo. nosotros mismos. Pero si en algún momento necesitamos la ayuda de otros países en las negociaciones, estableciendo un diálogo entre las autoridades y el pueblo, por supuesto, daríamos la bienvenida a cualquier país, incluidos nuestros vecinos, para organizar tales conversaciones.

Vea todas las noticias de hoy

El "Díaz-Canel Sin**o" de los ucranianos y los opositores a Putin (II)

El gobernante de Cuba, Miguel Díaz-Canel junto a Vladimir Putin en la residencia del Presidente ruso en las afueras de Moscú (Foto: Alexander Nemenov/AFP).

Un insulto contra Vladimir Putin se ha convertido en canto y en popular consigna política, del mismo modo en que dentro y fuera de Cuba muchos emplean la frase que alude al gobernante cubano en rechazo al régimen comunista. Segundo artículo de una serie.

A mediados de agosto pasado, durante las prácticas de las tropas ucranianas para el desfile por el 30 aniversario del Día de la Independencia, que se celebra el 24 de agosto, los soldados marcharon por la calles de Kyiv, la capital de Ucrania, cantando el estribillo que se ha vuelto popular en el país, “Putin ju---o”.

La cadencia marcial compara al presidente ruso Vladimir Putin con el glande del miembro genital masculino, nombrado en su manera más vulgar. Varios videos de los ensayos del desfile con los uniformados cantando, se hicieron virales y el propio jefe del ejército ucraniano reconoció el derecho de los soldados a entonar el canto acompañado de los redoblantes. La revista Newsweek hacía mención del canto de las tropas ucranianas en las prácticas para celebrar la independencia y la prensa oficialista rusa comparaba a los soldados ucranianos con los Talibanes.

Sergio Borschevsky, ex diplomático ucraniano y miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Escritores de Ucrania, dijo a Radio y Televisión Martí que sin duda se trata de una expresión soez, que llama a las cosas por su nombre y una frase adecuada para referirse al presidente ruso. Borschevsky estuvo destinado en la embajada de Ucrania en La Habana de 1994 a 1997.

Una expresión soez, que llama a las cosas por su nombre ...


Durante los convulsos meses iniciales del 2014, tras la huida del entonces presidente ucraniano Víctor Yanukovich a Rusia, en medio de las revueltas del Euromaidan, la victoria de la Revolución de la Dignidad y la ocupación rusa de Crimea, las críticas de los ciudadanos ucranianos iban directas al mandatario ruso.

Los fanáticos del club de fútbol Shaktar (Mineros) de la ciudad de Donetsk, salieron a las calles a finales de marzo del 2014 cantando el lema, difundido siete años después más allá de los estadios y arenas deportivas, al punto de que tiene una entrada especial en Wikipedia.

“Hay que ver cuándo y en qué condiciones surgió. Fue proclamada por primera vez el 30 de marzo de 2014 por los hinchas del club de fútbol "Metalist" de Járkiv, después de su match con "Shajtar" de Donetsk. Es decir, por la gente simple y no por políticos o periodistas. Después se difundió ampliamente, no solamente en Ucrania, sino en varios países, incluso entre los opositores rusos”, explicó el diplomático desde Ucrania.

“Debo confesar que en aquel entonces una sola frase de dos palabras me pareció demasiado corta y escribí una balada que fue difundida por "Ukrinform", la Agencia estatal de información de Ucrania. Y ¿por qué tanta popularidad? Porque Putin es lo que es”, constató Borschevsky.

En julio del 2014, el diario The Washington Post hacía referencia al insulto de los ucranianos cuando el entonces ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Andriy Deshchytsia, frente a la embajada rusa en Kyiv, usó la frase junto a varios manifestantes. El video del canciller ucraniano y los manifestantes cantando fue titular en varios países.

El diario estadounidense tradujo la expresión en inglés como “Di--head” y no faltaron las protestas de diputados rusos y funcionarios de la cancillería moscovita. Días después, la edición digital de la revista The Atlantic reproducía un artículo de la periodista Daisy Sindelar, de Radio Europa Libre/Radio Libertad (RFE/RL) explicando que la mala palabra se había convertido en un lema político, comparable al “Yes we can” (Si podemos) de la campaña presidencial de Barack Obama en el 2008 o a la histórica arenga francesa “Vive la Révolution”.

“Conozco personalmente a Andriy Deschytsia, ex-ministro de Asuntos Exteriores, quien acompañó esta expresión, junto con la multitud cerca de la embajada rusa. Andriy fue vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores, cuando yo trabajaba de subdirector de la Primera dirección territorial. Actualmente Andriy es embajador en Polonia. Es una persona culta e inteligente. Pero... Putin es lo que es”, comentó Borschevsky, quien laboró en la cancillería ucraniana hasta el 2007, cuando se retiró por diferir de la política de Yanukovich.

Para el presidente de la Alianza de Traductores de Kyiv, la frase ha logrado un propósito, si se tiene en cuenta el malestar generado entre las altas personalidades del Kremlin, así como en la prensa oficialista rusa.

El canto, según se puede ver en varias publicaciones de YouTube, se ha entonado en Japón, Brasil y hasta por mariachis mexicanos poniendo acento mexicano a la tonada rebelde. Tampoco falta en los partidos internacionales de fútbol donde interviene la selección ucraniana, y se escucha desde las tribunas, persistentemente, como un grito desafiante.

Una sola frase de dos palabras me pareció demasiado corta...


Cuando en junio y julio de este verano del 2021 se disputaron en varias ciudades europeas los partidos de fútbol de la pospuesta Copa Europea 2020, en cada partido donde intervenía la selección ucraniana, se escuchaba gritar desde las gradas, a todo pecho, el "Putin ju--o". Así fue en Bucarest cuando los ucranianos se enfrentaron a Macedonia y Austria. En ese entonces, parlamentarios rusos amenazaron con represalias a las entidades deportivas ucranianas y con prohibir la entrada de fanáticos ucranianos a los estadios europeos para futuros encuentros. Igual fue la reacción de la prensa rusa controlada por el Kremlin.

En la opinión Borschevsky, gran conocedor del idioma español y reconocido traductor de importantes autores como Lope de Vega, Calderón de la Barca, Sor Juana Inés de la Cruz, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar, Camilo José Cela, Alejo Carpentier, Octavio Paz, Isabel Allende y Jorge Luis Borges, las expresiones empleadas por cubanos y ucranianos para referirse a Díaz-Canel y a Putin son una forma de lucha contra el totalitarismo.

“La mayor parte de mi vida viví en la Unión Soviética y en el código penal de la URSS, así como el de la República Socialista Soviética de Ucrania. Existían artículos que establecían encarcelamiento por diferentes delitos políticos como calumnia contra el régimen político-social existente. Pero ¿dónde está ahora la URSS? Se jodió la bicicleta, como se dice en Cuba. Si queremos vivir en un mundo democrático, debemos luchar contra gobiernos totalitarios. No hay otro remedio”, explicó el escritor y diplomático ucraniano.

Exmandatarios de IDEA declaran "firme rechazo" a la dictadura cubana y apoyan derecho del pueblo a manifestarse

Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA).

Exjefes de Estado y de Gobierno que integran el foro internacional no gubernamental Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) repudiaron este jueves en una declaración la decisión del régimen cubano de prohibir la Marcha Cívica prevista para el 15 de noviembre.

Los firmantes señalan que “la negativa del gobierno dictatorial de Miguel Díaz-Canel, viola el derecho de sus ciudadanos a reunirse y manifestarse en medio de las penurias que ha traído aparejada la crisis sanitaria en la isla por la pandemia de COVID-19.

“El derecho de reunión es parte esencial de la experiencia de la democracia. El pluralismo político, como su columna vertebral, sólo es posible sostenerlo mediante la garantía de dicho derecho, de la libertad de pensamiento y expresión, del derecho de asociación, y del libre ejercicio de los derechos sin discriminación”, subraya la declaración.

Los miembros de IDEA, entre los que se encuentran los expresidentes Luis Alberto Lacalle (Uruguay), Oscar Arias (Costa Rica), José María Aznar (España), Jorge Tuto Quiroga (Bolivia), Andrés Pastrana (Colombia), Felipe Calderón y Vicente Fox (México), entre otros, sostienen que la proscripción del derecho de reunión, como lo hace el gobierno cubano, es “inadmisible” en una democracia.

La pandemia, añaden los signatarios, no justifica “restricción alguna de la libertad de expresión” por parte de los gobiernos.

“Expresamos nuestro firme rechazo a la dictadura imperante en Cuba y ofrecemos nuestro respaldo moral a su pueblo, sufriente bajo un régimen totalitario indigno de la civilización”, concluye la declaración.

Áñez, Navalny y Mujeres Afganas, finalistas del Premio Sájarov 2021

Detención de Jeanine Áñez, expresidenta interina de Bolivia

Como cada año, hoy, 14 de octubre, el Parlamento Europeo (PE) dio a conocer los nombres de los tres finalistas al Premio Sájarov 2021, que se concede a luchadores por la libertad de expresión, de conciencia y por los derechos humanos en todo el mundo.

Los tres seleccionador por el PE para optar por el prestigioso premio este año son la expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, el líder opositor ruso Alexei Navalny y el grupo denominado Mujeres Afganas.

Jeanine Áñez, cuya nominación fue respaldada, entre otros, por el líder opositor cubano Guillermo “Coco” Fariñas y la organización defensora de los derechos humanos en Cuba “Damas de Blanco”, presidida por Berta Soler, ocupó la presidencia interina de Bolivia en noviembre de 2019, tras las elecciones realizadas por Evo Morales y que fueron declaradas fraudulentas.

A pesar de haber convocado a elecciones en el período dictado por las leyes bolivianas y reconocido la victoria de Luis Arce, del partido creado por Morales Movimiento al Socialismo (MAS), Áñez fue detenida el 13 de marzo de 2021, y permanece en prisión, acusada de “terrorismo, sedición y conspiración”.

Alexei Navalny, quien se presentara a elecciones denunciado la “corrupción del gobierno de Vladimir Putin”, fue envenenado en 2020 durante un viaje realizado a Siberia, y para recuperarse debió pasar varios meses hospitalizado en Berlín, desde donde regresó a Moscú tras su mejoría y fue arrestado a su arribo al aeropuerto moscovita. Juzgado y sentenciado a dos años de cárcel, Navalny aún permanece en prisión.

Mujeres Afganas, un grupo de once mujeres nominadas “por su valentía para luchar por la igualdad y los derechos humanos”, tras haber perdido el terreno conquistado cuando el régimen de los talibanes se reinstauró Afganistán, está integrado por: Shaharazad Akbar, Mary Akrami, Zafira Ghafari, Palwasha Hassan, Freshta Karimi, Sahraa Karimi, Metra Mehran, Horia Mosadik, Sima Samar, Habiba Sarabi y Anisa Shaheed.

El Premio Sájarov, creado en 1988 en honor de Andrei Sájarov, reconocido físico y opositor de la era soviética, cuenta con una dotación de 50, 000 euros y el pasado año recayó sobre la oposición bielorrusa, enfrentada al gobierno de Lukashenko.

Varios cubanos han sido merecedores del galardón que rinde homenaje a individuos y organizaciones que trabajan en defensa de los derechos humanos: en 2002, el fundador del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá Sardiñas (1952-2012); en 2005, el grupo Damas de Blanco, y en 2010, el opositor Guillermo Fariñas.

Los ganadores serán dados a conocer el próximo 21 de octubre y la ceremonia de entrega se realizará el próximo 15 de noviembre en Estrasburgo, Suecia.

Recuerdan a Borrell que “el deber de la UE" es con la sociedad civil en Cuba, no con el régimen

Josep Borrell. JOHANNA GERON / POOL / AFP)

La opositora cubana Rosa María Payá, líder de la plataforma Cuba Decide, presentó este martes junto a los eurodiputados Leopoldo López Gil, del PP; José Ramón Bauzá, de Ciudadanos y Herman Tertsch, de VOX, una declaración ante el Parlamento Europeo en la que se pide al organismo regional la suspensión de la cooperación y el diálogo con el régimen de La Habana debido a “la sistemática violación de las obligaciones y los compromisos pactados”.

Durante su intervención, Payá dijo respaldar una declaración que “apoya el derecho del pueblo cubano a vivir en democracia” y que “le dice a la UE lo que tiene que hacer. Hay que activar la cláusula de suspensión de ese acuerdo. No actuar en este momento es tender la mano al régimen”, aseguró la opositora cubana.

Herman Tertsch dio lectura a una declaración conjunta de los tres europarlamentarios, recordando que en el acuerdo bilateral de la UE con Cuba consta de una cláusula de suspensión en el caso de no cumplirse con lo conveniado y que esa cláusula de suspensión debe ser aplicada de facto.

Diputados de la UE, junto a Rosa María Payá, hablan en el Parlamento Europeo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:55 0:00

Dirigiéndose directamente al Alto Representante para la Política Exterior Josep Borrell el eurodiputado de VOX, acusó al régimen de Miguel Díaz-Canel de haberse “enriquecido con los fondos de la UE, que han financiado los caprichos de la dictadura”.

La exigencia al Alto Representante de la UE fue una constante en la comparecencia de Tertsch, quien también pidió que la Delegación de la UE en La Habana ofrezca “toda la asistencia posible a las personas perseguidas por el régimen”.

Por su parte, el eurodiputado Leopoldo López Gil dijo que en la declaración resaltan "los valores de la UE, el respeto a los derechos humanos. Los presos políticos cubanos nunca van a quedar solos”.

La declaración lanza un reclamo, al solicitar al régimen de Díaz-Canel “liberar de inmediato a todas las personas detenidas por ejercer sus derechos fundamentales”.

Entre las peticiones realizadas por los eurodiputados se encuentran el de cesar “de inmediato la violencia y permitir la entrada y acceso sin restricciones de los diputados del Parlamento Europeo a Cuba.

(Con reporte desde Nueva York de Carmen María Rodríguez para Radio Martí)

Los premios Nobel Maria Ressa y Dmitry Muratov no son sólo periodistas: son campeones de la democracia

El Premio Nobel de la Paz 2021 fue concedido a los periodistas Dmitry Muratov de Rusia (izquierda) y a Maria Ressa de Filipinas por su lucha por la libertad de expresión. 2021 Mikhail Metzel/AP Images, (c) 2019 Aaron Favila/AP Images

La decisión del Comité Noruego del Nobel de conceder el Premio Nobel de la Paz a los periodistas Maria Ressa, filipina y Dmitry Muratov, ruso, es una inyección de ánimo para los innumerables periodistas que han sido despedidos, demandados, atacados y salvajemente trolleados en su trabajo en todo el mundo.

Pero más que eso, es el reconocimiento del papel fundamental que desempeña el periodismo en la defensa de los derechos humanos y la democracia en un momento en que los gobiernos autocráticos los están socavando enérgicamente. Las empresas de medios sociales también han desempeñado un papel peligroso.

Ressa, antigua reportera de investigación de la CNN, cofundó el sitio de noticias Rappler, con sede en Manila. Ella y su equipo de periodistas han apuntado al gobierno abusivo del presidente filipino, Rodrigo Duterte, sacando a la luz asesinatos a gran escala como parte de la "guerra contra las drogas" de su gobierno, así como la corrupción gubernamental.

Ressa no sólo se enfrentó a la administración de Duterte. También fue una de las primeras periodistas en reconocer los peligros que Facebook suponía para las democracias de todo el mundo. En Filipinas, Facebook ofrece datos gratuitos a través de su aplicación móvil, por lo que para gran parte de la población Internet sólo existe en Facebook. Como resultado, gran parte del discurso online está manipulado por los partidarios de Duterte, que difunden peligrosas informaciones falsas sobre sus rivales políticos. "Facebook es ahora el mayor distribuidor de noticias del mundo y, sin embargo, se ha negado a ser el guardián", advirtió Ressa.

Como resultado, Ressa -y Rappler- fueron objeto de una despiadada campaña de odio en línea, que incluyó ataques misóginos. Facebook fue uno de los principales vectores de esta violencia, según un estudio realizado en marzo por el Centro Internacional de Periodistas.

En junio de 2020, Ressa fue condenada por difamación criminal y recibió una "sentencia indeterminada" de hasta seis años. Ella y sus colegas han sido acusados, detenidos o condenados en múltiples casos de difamación y el gobierno también inició una investigación sobre los impuestos y las finanzas de Rappler.

El panorama se oscurece en Rusia. El compañero de Ressa, Dmitry Muratov, es cofundador y redactor jefe del periódico moscovita Novaya Gazeta, cuyos reportajes han sacado a la luz las violaciones de los derechos humanos, la corrupción y el abuso de poder del gobierno de Vladimir Putin.

El personal de Novaya Gazeta se enteró del anuncio del premio un día después de conmemorar el 15º aniversario del asesinato de su colega Anna Politkovskaya. Politkovskaya pasó años documentando las torturas y asesinatos en Chechenia.

El premio llega en un momento en el que las autoridades rusas han intentado destripar los medios de comunicación independientes del país, como parte de su esfuerzo más amplio por paralizar la sociedad civil y sofocar las voces críticas.

A principios de la década de 2000, expulsaron a la televisión independiente. En años más recientes, editores y reporteros de mentalidad independiente se vieron obligados a abandonar los principales medios de comunicación debido a la toma de control de la redacción y la propiedad por parte de personas vinculadas al Kremlin. Estos reporteros fundaron nuevas e interesantes plataformas de información independiente.

Ressa y Muratov reconocieron que son los representantes de los periodistas no reconocidos que trabajan en condiciones cada vez más hostiles. En una entrevista, Muratov dijo: "Esto no es mérito mío. Esto es Novaya Gazeta. Es por los que murieron defendiendo el derecho de la gente a la libertad de expresión".

Muratov sabe que las filas de los que dicen la verdad se han reducido considerablemente. Según el Comité para la Protección de los Periodistas, el número de periodistas asesinados en represalia por su trabajo se duplicó con creces en 2020. Al menos 83 gobiernos de todo el mundo han utilizado la pandemia de Covid-19 para justificar la violación del ejercicio de la libertad de expresión, según Human Rights Watch.

El último ataque de Rusia contra los periodistas consiste en etiquetarlos como "medios de comunicación agentes extranjeros", algo que resulta tóxico en Rusia. Horas después del anuncio del Premio Nobel, Rusia designó al medio de investigación Bellingcat y a otros nueve periodistas como "agentes extranjeros".

Cargar más

XS
SM
MD
LG