Enlaces de accesibilidad

Peligro de autogolpe en Venezuela


El general Henry Rangel, actual ministro de Defensa, con el presidente Hugo Chávez.

El diario brasileño O Estado de Sao Paulo la atribuye gran probabilidad a un complot militar y afirma que Brasil no puede ignorar la grave hora que viven los venezolanos.

Debido a que el empeoramiento de la salud del presidente Hugo Chávez ha elevado las probabilidades de que “no cuente con las condiciones físicas necesarias para disputar las elecciones de octubre”, el peligro de que los chavistas pretendan retener por la fuerza el poder son grandes, según el diario brasileño O Estado de Sao Paulo.

El periódico destaca los resultados de encuestas de acuerdo con las cuales ninguna figura del gobierno excepto Chávez tendría posibilidades de derrotar al candidato único de la oposición, Henrique Capriles, en los comicios del 7 de octubre.

“Para un movimiento político que se apoderó del Estado—dice--, lo agigantó y transformó en un instrumento para el ejercicio arbitrario del poder, sólo que bajo la fachada de un régimen constitucional y democrático, esa es una perspectiva aterrorizante. Para algunos (chavistas) inaceptable”.

Luego recuerda que el general Henry Rangel, jefe de la cúpula de las Fuerzas Armadas (hoy ministro de Defensa), dijo "con todas las letras", en entrevista de prensa, que en caso de victoria de la oposición, el pueblo y los militares se rebelarían.

Al mismo tiempo, señala, “el presidente venezolano propaga la idea de que la oposición, con ayuda de los Estados Unidos, planea promover la convulsión social para justificar un golpe de estado”.

A tenor con esta hipótesis, el diario indica que ya Chávez formó en Venezuela “un comité civil-militar”, y ordenó al servicio de inteligencia vigilar a gobernadores de la oposición, a lo que se suma una reciente reunión que habría tenido lugar en La Habana entre oficiales de la alta cúpula venezolana y dirigentes del régimen cubano.

“Los participantes de la reunión habrían discutido la hipótesis de emplear las Unidades de Protección al Presidente, fuerzas especiales directamente ligadas a Chávez, entrenadas y/o formadas por cubanos, para realizar actos de provocación que serían atribuidos a la oposición y justificarían una intervención militar”, apunta el periódico.

Ante tal eventualidad, advierte que “llegó la hora de que Brasil” haga saber claramente a Chávez y a los suyos “que no se quedará quieto y pasivo si hubiese, bajo cualquier justificación, un intento de golpe o autogolpe para evitar el transcurso normal del proceso electoral, ya de sí muy comprometido por las arbitrariedades del régimen chavista”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG