Enlaces de accesibilidad

América Latina

Documentos revelan que Venezuela gastó $440 millones para cumplir acuerdos petroleros con Cuba

Nicolás Maduro (C), Raúl Castro y Miguel Díaz Canel.

El gobierno de Nicolás Maduro ha ordenado la compra de petróleo extranjero para subsidiar a Cuba, en medio de la crisis interna que vive el país suramericano.

HOUSTON, 15 mayo (Reuters) - La petrolera venezolana PDVSA compró cerca de $440 millones de dólares en crudo extranjero y lo envió directamente a Cuba con condiciones crediticias amistosas, que a menudo implican pérdidas, según documentos internos de la empresa estatal a los que Reuters tuvo acceso.

Los envíos son los primeros ejemplos documentados de que la nación miembro de la OPEP compra crudo para abastecer a sus aliados regionales, en lugar de venderles petróleo de sus propias reservas.

Venezuela realizó las entregas con descuentos, que no se habían informado anteriormente, pese a su gran necesidad de divisas para reforzar su economía e importar alimentos y medicinas en medio de una escasez generalizada.

Las compras de petróleo en el mercado mundial para subsidiar a Cuba, uno de los pocos aliados que le quedan a Venezuela, subrayan el deterioro de su sector energético bajo el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Las adquisiciones tuvieron lugar luego de que la producción de crudo de Venezuela tocó un mínimo de 33 años en el primer trimestre de este año, parte de una baja de 28 por ciento en 12 meses.

Las refinerías de la nación están operando a un tercio de su capacidad y sus trabajadores están renunciando por miles.

PDVSA compró el crudo por hasta $ 12 por barril por encima del precio que fijaba al mismo petróleo mismo cuando lo envió a Cuba, según los precios que aparecen en documentos internos revisados por Reuters.

Pero lo más probable es que Cuba nunca pague en efectivo por los cargamentos porque Venezuela ha aceptado durante mucho tiempo bienes y servicios cubanos a cambio de petróleo, bajo un convenio firmado en 2000 por los difuntos presidentes Hugo Chávez y Fidel Castro.

PDVSA, el gobierno de Venezuela y el gobierno de Cuba no respondieron a solicitudes de comentarios de Reuters.

El gobierno venezolano había dicho anteriormente que solo importa petróleo para mezclarlo con su propio crudo pesado a fin de mejorar la calidad y crear un producto exportable, o para surtir su refinería en Curazao.

Pero cientos de documentos de PDSVA examinados por Reuters, que detallan importaciones y exportaciones entre enero de 2017 y mayo de este año, muestran que la compañía ahora está comprando crudo a precios de mercado para entregarlo a países aliados, en embarques que nunca pasan por Venezuela.

Las entregas subsidiadas están destinadas a mantener el apoyo político de Cuba, uno de los cada vez más escasos aliados de Venezuela, según diplomáticos, políticos y ejecutivos de PDVSA.

"Maduro está regalando todo lo que puede porque el respaldo de estos países, especialmente el de Cuba, es todo el apoyo político que le queda", dijo al servicio noticioso un alto funcionario del gobierno venezolano que no quiso ser identificado.

Caracas ha estado bajo una creciente presión internacional, Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá han sancionado a Venezuela por lo que consideran los intentos de Maduro de consolidar una dictadura.

Mientras Venezuela gasta en compras de petróleo, importa menos de todo lo demás que sus ciudadanos necesitan desesperadamente. Los gastos venezolanos en importaciones no petroleras se desplomaron de casi $ 46 mil millones en 2011 a $ 6 mil millones en 2017, según datos del Banco Central de Venezuela y Ecoanalítica, una organización de investigación económica con sede en Caracas entidad de investigaciones económica con sede en Caracas.

El petróleo que PDVSA adquirió para Cuba fue, según los documentos, crudo ruso de los Urales, una variedad muy adecuada para las refinerías cubanas construidas con equipos de la era soviética.

PDVSA compró crudo a firmas chinas, rusas y suizas, no con efectivo, sino con promesas de que la empresa venezolana haría más tarde otros envíos de hidrocarburos, según muestran los documentos.

Eso se suma a las ya elevadas deudas petroleras de Venezuela con empresas energéticas estatales de Rusia y China, que juntas han extendido a Caracas más de $ 60 mil millones en contratos de préstamos por crudo, apuntalando el presupuesto venezolano en medio de las decrecientes exportaciones y la caída de los precios del petróleo.

"No tiene sentido importar petróleo para mantener el flujo de exportaciones subsidiadas", dijo a Reuters el presidente de Ecoanalitica, Asdrúbal Oliveros.

PETRODIPLOMACIA

El gobierno socialista venezolano ha utilizado durante mucho tiempo el petróleo para fines políticos domésticos e internacionales, subsidiando bienes y servicios en el país y repartiendo favores en toda la región con entregas de petróleo en términos muy generosos.

El año pasado, la Organización de Estados Americanos (OEA), que incluye a la mayoría de las naciones del Hemisferio Occidental, presentó una moción para presionar a Venezuela a fin de que convocara elecciones libres, liberara a los prisioneros políticos y declarara una crisis humanitaria.

El esfuerzo fue derrotado cuando 12 países que en los últimos años han estado recibiendo envíos regulares de petróleo desde Venezuela ─cerca de una tercera parte de la OEA─ votaron en contra o se abstuvieron. Finalmente, el organismo aprobó una moción diluida que instaba a celebrar elecciones libres y justas.

Venezuela ha evitado una condena formal de la OEA "gracias al apoyo del bloque de naciones caribeñas que se han beneficiado durante años de sus programas subsidiados de suministro de petróleo y ayuda al desarrollo", dijo el 30 de abril Michael Fitzpatrick, vicesecretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, durante una charla en el Atlantic Council, un grupo de análisis de política exterior en Washington.

La mayoría de esos países son miembros del pacto comercial Petrocaribe, lanzado en 2005 por Chávez y Fidel Castro, y que otorga a 16 estados caribeños y centroamericanos suministros de petróleo y derivados en términos favorables.

A través de la representante de su oficina de prensa, Móonica Reyes, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, no quiso hacer comentarios.

La ministra de Economía de El Salvador, Luz Estrella Rodríguez, dijo a Reuters que Petrocaribe y otros pactos promovidos por Venezuela habían desempeñado un papel importante en el desarrollo de su país.

"Nuestro país está muy agradecido", dijo. "El gobierno de El Salvador, por supuesto, es un amigo y un aliado del gobierno venezolano".

El Salvador se abstuvo el año pasado sobre la moción de la OEA para condenar a Venezuela.

Venezuela también suministró combustible el año pasado a Nicaragua, la República Dominicana, Haití y Dominica, según muestran los documentos consultados por Reuters.

Los miembros de los pactos de suministro petrolero con Venezuela recibieron en total, en el último año, al menos 103,000 barriles diarios de crudo y productos refinados de PDVSA, según indican los documentos, o alrededor del 6 por ciento de las exportaciones de Venezuela.

Producción en picada, importaciones declinantes

La caída en la producción de las refinerías venezolanas también ha hecho que el país dependa cada vez más de importaciones de combustible para satisfacer el consumo interno.

Los datos internos de PDVSA revisados por Reuters muestran que Venezuela compró el año pasado alrededor de 180.000 barriles diarios de crudo extranjero y productos refinados de PetroChina, Rosneft, Lukoil, Reliance Industries y otros proveedores, un 17 por ciento más que en 2016.

Esas compañías no respondieron a solicitudes de comentarios.

Las adquisiciones totalizaron más de $ 4 mil millones, según los registros de PDVSA.

El año pasado, las compras totales de la industria petrolera, incluidos equipos y servicios, consumieron el 45 por ciento del gasto de importación total de Venezuela, comparado con el 13 por ciento en 2011, según datos de Ecoanalitica. Las importaciones energéticas totalizaron $ 5.400 millones de un total de $ 11.900 millones.

La escasez resultante de alimentos, medicinas y empleos ha ocasionado que cientos de miles de ciudadanos huyan de Venezuela. La paga de los trabajadores de PDVSA ya no puede cubrir los artículos esenciales más básicos debido al derrumbe de su moneda, el bolívar.

"El salario de un trabajador no alcanza ni para una caja de huevos", dijo a Reuters Héctor Bertis, trabajador y líder sindical de PDVSA. "Vamos al banco y nos dan 10.000 bolívares, menos de lo que cuesta un pasaje en autobús".

Vea todas las noticias de hoy

Ortega usa los recursos del Estado para mantenerse en la presidencia de Nicaragua

Daniel Ortega y Rosario Murillo, presidente y vicepresidenta de Nicaragua (Maynor Valenzuela/AFP).

Los opositores al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua afirman que el dictador usa los recursos del Estado, particularmente en las escuelas, para mantenerse en la presidencia.

Dicen que existe un culto a la personalidad a Ortega y su esposa Rosario Murillo en la enseñanza pública y en todos los niveles de la sociedad, informó la Voz de América, VOA.

Desde que el joven nicaragüense de 19 años Román Sandino se matriculó en una universidad semiprivada, comenzó a destacarse en actividades culturales, que a la par de sus excelentes notas y su capacidad bilingüe, lo hicieron aspirar a solicitar una beca completa en otra casa de estudios.

A su corta edad Román ha traducido varios libros y obtenido sus primeros ingresos.

Normalmente Román estudia los días de semana en Managua, pero asegura que tiene un tiempo extra para poder adquirir aún más conocimiento.

Recientemente escuchó que el Ministerio de la Juventud, Minjuve, una entidad controlada por el presidente Ortega, estaba ofreciendo 16.000 becas universitarias en centros privados y públicos, pero uno de los requisitos principales era escribir una carta dirigida al mandatario.

Román rechazó de forma inmediata la beca, pese a sus anhelos de superación.

"Me parece una payasada que pongan tan ridículo filtro, con claras motivaciones políticas. Si en verdad quisieran tener a los mejores (estudiantes), medirían sus habilidades y no su lealtad al partido”, dijo el joven a la Voz de América.

En un año electoral, donde la comunidad internacional mantiene altas expectativas para que se celebren unos comicios libres, transparentes y competitivos que alivien la crisis sociopolítica que vive el país, los opositores han denunciado al gobierno de Ortega de arreciar su proselitismo político, utilizando incluso a las instituciones públicas y programas sociales como forma de atraer a los votantes.

La socióloga María Teresa Blandón considera que la mayoría de los gobiernos, tanto de derecha, como de centro o de izquierda, han recurrido al control que tienen sobre los sistemas públicos de educación para hacer proselitismo político, pero advierte que “algunos lo han hecho de forma más sistemática y abusiva”, como asegura es el caso del presidente Ortega.

Blandón enfatiza que desde que Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, llegaron al poder, en la enseñanza pública y en todos los niveles se fomentó el culto a la personalidad hacia ellos.

También acusan al líder sandinista de instrumentalizar incluso los poderes del Estado, como la Asamblea Nacional para hacer campaña electoral.

Los diputados opositores afirman que en los murales de la Asamblea Nacional y en el canal parlamentario se transmite la campaña partidaria afín al gobernante Frente Sandinista, pese a que aún no se ha convocado a los comicios presidenciales.

Por su parte, el politólogo y líder de la oposición, Félix Maradiaga, valora la estrategia del gobierno como uno de los problemas más graves del “régimen sandinista”. Considera que son raíces del partido de gobierno practicadas desde la década de 1980, tras el triunfo de la revolución sandinista.

“Uno de los problemas más graves del régimen sandinista, son sus raíces profundamente arraigadas en la lógica del Estado-Partido. Esto quiere decir que el Frente Sandinista, desde sus orígenes, se interpreta a sí mismo como un aparato político-militar vanguardista, pero además dueño del Estado”, dijo Madariaga.

Policías y paramilitares asedian a defensoras de los derechos de la mujer en Nicaragua

Mujeres de Nicaragua en plena crisis política y sanitaria

Las integrantes de la Red de Mujeres contra la Violencia junto a las del Programa Feminista La Corriente, emitieron una denuncia acusando a los miembros de la policía orteguista, así como de fuerzas paramilitares, de someterlas a “intimidación, hostigamiento y asedio”, según lo publicado en el portal digital de ambas organizaciones, “Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos”.

En el comunicado, las defensoras de los derechos de la mujer relatan que “elementos policiales y parapoliciales asediaron la asamblea de la Red”, efectuada el sábado 23 de enero, “reteniendo, fotografiando y obligando a mostrar la identificación de algunas de las participantes”.

Por otra parte, en la sede del Programa Feminista La Corriente, las asistentes a un encuentro se vieron en la misma situación de asedio y acoso por parte de la policía política del presidente Ortega estando María Teresa Blandón, directora del programa en el interior del recinto.

De acuerdo con la información, estos hechos corresponden a la “campaña de asedio y hostigamiento sistemático” que se ha trazado el Estado nicaragüense para intimidar e intentar frenar la actividad de las “defensoras de derechos humanos y organizaciones feministas, así como a presas políticas excarceladas y sus familias”.

Las protestas en Venezuela

Un manifestante frente a las tanquetas de la guardia nacional durante las protestas de 2019 en Caracas. (Manaure Quintero / Reuters).

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, OVCS, registró 9.633 protestas en 2020, lo que representa un promedio de 26 manifestaciones diarias.

Esta cifra significa una disminución del 42% en comparación con 2019, cuando se registraron 16.739 protestas, un promedio de 46 protestas diarias.

El 81% del total de 2020, 7.789 manifestaciones, ocurrieron en el contexto de la pandemia.

Venezuela registró sus primeros casos de coronavirus el 13 de marzo de 2020.

“Ni la represión del régimen de Nicolás Maduro ni el COVID-19 detuvieron a la sociedad civil en la exigencia de derechos”, dijo Marco Antonio Ponce, director del OVCS.

López Obrador tiene COVID-19 y anuncia que mexicanos recibirán vacuna rusa

Andrés Manuel López Obrador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció el domingo que tiene COVID-19.

El mandatario, de 67 años, lo hizo público a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

"Lamento informarles que estoy contagiado de COVID-19. Los síntomas son leves pero ya estoy en tratamiento médico. Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos. Me representará la Dra. Olga Sánchez Cordero en las mañaneras para informar como lo hacemos todos los días", escribió.

En el caso de que la enfermedad avance e incapacite temporalmente al jefe del Estado, la Constitución establece que el cargo lo ocupe provisionalmente la secretaria de Gobernación.

El mandatario mexicano anunció también una "afectuosa" conversación con el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin.

"Lo invité a visitar México y le agradecí por la decisión de enviarnos 24 millones de dosis de la vacuna Sputnik V para los próximos dos meses" , escribió en Twitter.

Mas tensiones entre Guyana y Venezuela

El ministro de Defensa de Venezuela, Padrino López, el 11 de enero de 2021

Guyana solicitó la liberación inmediata de la tripulación de dos barcos pesqueros que asegura fueron capturados por Venezuela, menos de un mes después que el segundo extendiera su frontera marítima de forma unilateral, informó la Voz de América, VOA.

Según reseña el diario venezolano El Nacional, se trata del más reciente incidente en una disputa fronteriza que tiene un siglo y que se acentuó después que la petrolera estadounidense Exxon Mobil halló petróleo en la zona en 2015.

El ministerio de Exteriores de Guyana dijo por medio de un comunicado el sábado por la noche que Venezuela no le informó sobre las detenciones, pero confirmó reportes de que los barcos fueron abordados e incautados en aguas guyanesas el jueves por tripulantes del buque de la Marina venezolana “Hugo Chávez”.

“Guyana condena en los términos más duros posibles este acto de agresión sin sentido de parte de las fuerzas armadas de Venezuela”, expresó la Cancillería. Agregó que intentaba “cerciorarse de la situación y el bienestar de los tripulantes”, que según Guyana están detenidos en el puerto de Güiria, en el noreste de Venezuela.

La ironía de una vieja disputa territorial: Guyana más rica, Venezuela en crisis

Guyana, cuyos dos tercios de territorio reclama Venezuela como suyos, será, por lejos, el país de mayor crecimiento económico de este año gracias al petróleo.

Caracas reclama gran parte del este de Guyana como su propio territorio, una afirmación que es rechazada por Georgetown. El conflicto ha estallado en los últimos años cuando Guyana ha comenzado a desarrollar reservas de petróleo cerca del área en disputa.

"La embarcación venezolana estaba maniobrando ilegalmente dentro de la ZEE y la Zona Contigua de Guyana cuando interceptó, abordó y se apoderó de las embarcaciones pesqueras de Guyana", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana en su comunicado.

Venezuela retomó su reclamo histórico sobre la región guyanesa del Esequibo -que ocupa dos tercios del actual territorio de Guyana- tras el hallazgo de petróleo.

Guyana sostiene que las fronteras fueron demarcadas y acordadas en 1899 por una corte de arbitraje en París, una decisión que Venezuela nunca reconoció.

En diciembre la Corte Internacional de Justicia falló, a pedido de Guyana, que tiene jurisdicción en el asunto y que habrá audiencias para escuchar los argumentos de las partes, un proceso que puede llevar años y al que Venezuela se opone de todas formas.

En respuesta, el presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó en enero la nueva frontera marítima del país, que se superpone con las aguas territoriales de Guyana y afecta al territorio al oeste del río Esequibo.

El gobierno en Georgetown condenó el decreto como una franca violación de su soberanía y de las leyes fundamentales del derecho internacional.

La Marina de Venezuela interceptó en los últimos años varios navíos de investigación de Exxon Mobil y otra petrolera estadounidense, Anadarko Petroleum.

Caracas condenó las prospecciones petroleras de Guyana en aguas en disputa y las recientes maniobras navales que realizó junto a Estados Unidos.

(Con información de El Nacional y Reuters)

Cargar más

Venezuela

Más noticias de Venezuela
XS
SM
MD
LG