Enlaces de accesibilidad

La comunidad internacional preocupada por situación en Venezuela


Venezuela protestas

Oscar Arias, Premio Nóbel de la Paz, legisladores estadounidenses y varios gobiernos latinoamericanos preocupados por la represión en Venezuela.

Diversos países e instituciones internacionales expresaron su preocupación por la crisis en Venezuela. Las marchas de protesta en varios estados del país, que causaran la muerte de tres jóvenes el pasado 12 de febrero, dejaran un saldo de varios heridos y más de un centenar de detenidos, han despertado la alarma de diferentes naciones.

Legisladores de EE UU sobre la situación en Venezuela

El senador republicano por la Florida, Marco Rubio, declaró en un comunicado de prensa que el mundo debe despertar a lo que está pasando en Venezuela, donde el gobierno ha desatado una ola de represión sin precedentes, en la que han sido encarcelados e incluso asesinados venezolanos inocentes, en particular los jóvenes. Venezolanos valientes que aspiran solamente a un futuro mejor dictado por un orden democrático que merecen la solidaridad del pueblo estadounidense.

El senador Marco Rubio hizo la petición a la Casa Blanca y al Senado para que sea condenada la represión violenta de los grupos vinculados a la represión, y para que se apruebe la Ley Global de Derechos Humanos, que pueda “contrarrestar las amenazas contra las libertades individuales en lugares como Venezuela “.

La Congresista republicana por la Florida Ileana Ros-Lehtinen, Presidenta del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, hizo la siguiente declaración en referencia a los reportes de tres muertos y varios heridos en las protestas de estudiantes contra el régimen de Maduro.

“Estoy profundamente entristecida por las muertes trágicas de estudiantes que participaron en las protestas en Venezuela demandando el respeto a los derechos humanos básicos y por los principios democráticos. Las tácticas represivas de Maduro han socavado los derechos y la dignidad del pueblo venezolano, y ahora estos jóvenes valientes han sido víctimas de este gobierno dictatorial”.

La congresista añadió que “las muertes pudieran haber sido evitadas, si el régimen no hubiera seguido con la implementación de políticas económicas desastrosas y socavando instituciones democráticas como la prensa independiente".

Por su parte el congresista Mario Diaz-Balart declaró que “hoy en día, el pueblo de Venezuela ha protestado contra la corrupción, la escasez de alimentos, el alza en las tasas de criminalidad y el desempleo, la alarmante erosión de los derechos humanos y la sociedad civil. Lamentablemente, los matones de Maduro han respondido a estos valientes manifestantes con violencia y encarcelamiento, dejando algunos gravemente heridos o muertos”.

"Insto a la comunidad internacional a reafirmar su compromiso con las libertades básicas que están bajo brutal asalto en Venezuela, y estar junto al pueblo venezolano que exige instituciones democráticas, libres de corrupción, para apoyar su derecho a vivir libres de la opresión”.

El legislador demócrata por el sur de la Florida Joe Garcia, destacó en su página digital estar "sumamente preocupado por la violencia que persiste contra los manifestantes en Venezuela". y pide "al Gobierno de los EE.UU. y a la comunidad internacional que condenen las agresiones del gobierno venezolano sobre los principios democráticos universales, y recuerdo el Presidente Maduro que el mundo está vigilando sus acciones y las voces de la disidencia no serán silenciadas tan fácilmente".

.
“La situación que se vive ‘en un país hermano’ como es Venezuela ‘nos preocupa’ y es seguida ‘con cautela y prudencia’ por Panamá”, expresó el canciller panameño Francisco Álvarez de Soto, según reportó la agencia EFE este viernes 14 de febrero.

Álvarez de Soto hizo referencias a las protestas y la reacción de las fuerzas policiales, aunque se refirió a ello como asuntos internos hizo votos por “la paz, la tolerancia y el diálogo en ese país”, apuntó EFE.

En ese orden el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU exigió el viernes a Venezuela que enjuicie a los responsables de ataques contra manifestantes antigubernamentales, que dejaron esta semana tres muertos en Caracas, indicó un cable de AFP.

Los autores de esos actos "deben ser enjuiciados" y "sancionados con las penas adecuadas", afirmó en Ginebra el portavoz del Alto Comisionado, Rupert Colville. "Estamos especialmente preocupados por informaciones sobre ataques contra manifestantes por parte de grupos armados que actúan con impunidad. También nos preocupa que la situación pueda desencadenar más estallidos de violencia (...)", afirmó Colville ante la prensa.

El jueves el expresidente costarricense y premio Nobel de la Paz 1987 Óscar Arias criticó la “indiferencia" de los Gobiernos latinoamericanos y organismos regionales sobre la situación de Venezuela y los instó a pronunciarse al respecto. "He sido crítico en el pasado y lo vuelvo a ser ahora, de la indiferencia con que los gobiernos democráticos ven lo que está sucediendo en Venezuela, donde hay un irrespeto flagrante a los derechos humanos", declaró Arias a los periodistas tras reunirse con parte de la comunidad venezolana residente en Costa Rica.

Una nota firmada por José Miguel Vivanco, director de Humans Right Wacht (HRW) hace referencia directa a la censura y la inculpación al movimiento opositor interno: "Lo que Venezuela no necesita ahora son autoridades que usen como chivos expiatorios a opositores políticos o cierren medios de prensa porque no les gusta la cobertura que hacen", indicó en clara alusión a lo que considera la eminente detención de Leopoldo López y las acusaciones contra la también opositora, la diputada María Corina Machado.

El presidente uruguayo José Mujica, en cambio, ofreció su "más firme apoyo y solidaridad" al gobierno de Nicolás Maduro, pero resaltó que defiende "fervientemente" la libertad de expresión, en un comunicado difundido el viernes por su Cancillería.

La administración del izquierdista Mujica es un fuerte socio comercial de Venezuela en el Mercado Común del Sur (Mercosur), junto a Argentina, Brasil y Paraguay.

El Gobierno de Costa Rica deploró hoy la violencia ocurrida en los últimos días durante una serie de protestas en Venezuela y expresó su esperanza de que la situación se solucione a través del diálogo."El Gobierno de Costa Rica sigue con atención los hechos que acontecen en la hermana República Bolivariana de Venezuela, y deplora las manifestaciones de violencia, del pasado 12 de febrero, que han causado luto y dolor entre los venezolanos", indicó la Cancillería costarricense en un comunicado divulgado este viernes.

"El Gobierno de Costa Rica sigue con atención los hechos que acontecen en la hermana República Bolivariana de Venezuela, y deplora las manifestaciones de violencia, del pasado 12 de febrero, que han causado luto y dolor entre los venezolanos", indicó la Cancillería costarricense en un comunicado.

Agregó que en relación con los hechos de violencia, que han dejado al menos tres muertos, más de 60 heridos y 69 detenidos, es pertinente que las autoridades venezolanas "investiguen y determinen las responsabilidades por las víctimas y heridos". "Costa Rica, respetuosa de los asuntos internos de los países hermanos, expresa su preocupación de que pueda exacerbarse un clima de confrontación que perturbe la paz y la estabilidad de Venezuela".

Además, expresó su "esperanza de que los recientes sucesos puedan encontrar vías de solución por el camino del diálogo y del entendimiento".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG