Enlaces de accesibilidad

Cuba

Uruguay estudia emitir más tipos de visas; cubanos podrían beneficiarse

Mighrantes cubanos en Santa Rosa, Uruguay.

Por ahora la entrada legal solo es posible con visas de turismo o negocios, pero el gobierno estudia incorporar otras de trabajo, estudios y humanitarias.

El diario uruguayo El Observador reporta, citando a la directora nacional de Migración, Myriam Coitinho, que el gobierno estudiará incorporar nuevos tipos de visas al sistema, una decisión que podría beneficiar a numerosos cubanos que buscan refugio en ese país.

Durante una mesa de diálogo sobre movilidad humana, convocada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDDHH), la funcionaria reveló que está en etapa de análisis un decreto para diversificar los motivos de obtención de visas para ingresar al país.

Por el momento solo se contemplan las visas de turismo o de negocios, pero de prosperar la iniciativa se habilitarían otras opciones como estudios, trabajo o razones humanitarias.

Los requisitos están en estudio, pero se prevé que para la visa de trabajo –que se cree será la más solicitada– se pida un contrato firmado o una promesa de trabajo.

"Eso nos va a permitir ordenar los flujos migratorios", dijo Coitinho, y añadió que de esta forma se evitaría "el abuso de gente sin escrúpulos". El periódico dice que la noticia despertó aplausos y silbidos entre el público, mayoritariamente cubano.

Varios cubanos presentes en la sala del INDDHH realizaron preguntas e intervenciones, y también presentaron algunas quejas. Un tema recurrente fueron las dificultades y demoras en obtener su cédula de identidad. Sin ella, se les hace muy difícil conseguir trabajo. Muchos llegaron en enero o antes y se quejaron de que no podrán tramitar su cédula hasta agosto o septiembre.

El país sudamericano se ha convertido en un nuevo destino para cubanos que buscan emigrar y alcanzar una vida mejor.

Aprovechan que Guyana no les pide visa y de ahí atraviesan Brasil ilegalmente hasta ll a la frontera uruguaya, donde piden refugio político, lo que les facilita la entrada al país. Una vez adentro, son entrevistados por representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, a quienes deben explicar los argumentos.

Ya en diciembre de 2016 el diario montevideano El País informó que la llegada de cubanos ilegales había "colapsado" la capacidad de atención a refugiados. "La recalada de estos migrantes triplicó los pedidos de refugio que Cancillería recibe por día", indicó el reporte.

Pero las cifras de refugiados aprobados son escasas. De los más de 300 cubanos que solicitaron refugio político en 2016. Solo 23 fueron aprobados.

En los últimos días de 2017 y en las primeras jornadas de 2018 decenas de cubanos pidieron asilo en Río Branco, localidad fronteriza con Brasil, presuntamente después de pagar hasta 5.000 dólares por cabeza .

Llamó la atención de las autoridades que en todos los casos se vio a una persona cerca de los cubanos, y por allí se inició una de dos investigaciones en curso sobre tráfico de personas.

En un informe publicado a mediados de enero el sitio digital Subrayado daba cuenta de que en el 2017 habían ingresado al país 4.577 cubanos, y que la gran mayoría de estos arribos se registraron con las autoridades entre octubre y diciembre.

Por su parte el diario local El País señaló que según datos oficiales más de la mitad de los cubanos que llegan a Uruguay no lo hacen por el aeropuerto internacional de Carrasco en Montevideo. Precisaba el periódico que en los últimos dos años 1.820 entraron al país por Rivera y 686 por Chuy, ciudades que comparten calles con la localidad brasileña de Santana do Livramento y la homónima de Chuy, respectivamente

Uruguay recibe cada vez más inmigrantes de todas partes del mundo. La crisis en Venezuela hizo que en los últimos años miles de ciudadanos del país andino decidieran radicarse en Uruguay. En 2017, la cantidad de venezolanos que inmigró a Uruguay superó por primera vez a los argentinos.

Vea todas las noticias de hoy

Seguridad del Estado violenta a los detenidos del 27N hasta fracturar el dedo a una de las víctimas

Alfredo Martínez, colaborador del diario Tremenda Nota.

El periodista del medio cubano Tremenda Nota, Alfredo Martínez, dijo que las autoridades le fracturaron el dedo el miércoles cuando detuvieron a miembros del 27N.

Martínez dijo a Radio Televisión Martí que la Seguridad del Estado actuó de manera violenta y que todos los detenidos que fueron liberados salieron con una “carta de advertencia de desorden público”.

En la guagua fue "muy violento" porque muchos de los que iban ahí fueron agredidos, "a mí me arrebataron el bolso", dijo Martínez.

“Fue muy desagradable, realmente todo lo que se vivió. Una de las muchachas, creo que se llama Celia, le obligaron a quitarse el vestido en la entrevista”, dijo el periodista.

Martínez dijo que nunca recibieron una respuesta por parte de los agentes para saber por qué estaban ahí. “Nosotros preguntábamos porque estábamos ahí, porque nos estaban procesando y no nos respondían, nos mandaban a callar”.

La Seguridad del Estado le fracturó el dedo a Alfredo Martínez
La Seguridad del Estado le fracturó el dedo a Alfredo Martínez

Exigen dimisión de Díaz-Canel, Alpidio Alonso y Fernando Rojas

El gobernante Miguel Díaz-Canel junto a Alpidio Alonso, ministro de Cultura.

La organización Feministas Cuba ha puesto una petición de firmas en la red para exigir la dimisión inmediata del ministro y el viceministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso y Fernando Rojas, y del dictador designado de la isla, Miguel Díaz-Canel Bermúdez "ante su incapacidad para dialogar con la ciudadanía que reclama pacíficamente el fin de la represión policial, la corrupción y el abuso de poder".

La agresión que protagonizaron los funcionarios del Ministerio de Cultura en contra de artistas e intelectuales "es inaceptable en cualquier circunstancia o país", dice la petición en Change.org.

El Ministerio de Cultura ha demostrado ser "un órgano más represor del Estado", no una institución "al servicio de la cultura y lxs creadores cubanxs".

¡¡¡¡Basta ya de mentiras y difamación!!!, proclama la carta pública.

"Reiteramos una vez más las demandas de la sociedad civil que se reunió el pasado 27 de noviembre fuera del Ministerio de Cultura y exigimos que sean atendidas", dice la misiva.

El texto íntegro de la petición:

"Hoy venimos una vez más, a insistir en el diálogo, pero también a exigir ser escuchados, a ejercitar nuestra libertad como ciudadanos, y a celebrar la unidad, la serenidad y la perseverancia que hemos mantenido alrededor de los sucesos del 27 de noviembre de 2020. En tal sentido, manifestamos que no renunciaremos a las demandas de aquella noche, y a las que posteriormente dimos a conocer en sucesivas declaraciones.

Exigimos nuestro derecho a tener derechos. El derecho a la libertad de creación, de expresión y asociación, al disenso y a las libertades políticas. Exigimos el respeto y reconocimiento del posicionamiento independiente, y que la sociedad civil -de la que somos parte- sea reconocida como interlocutor válido, sin exclusiones.

El cese del hostigamiento, la represión, la censura, el descrédito, la difamación, la violencia policial y el odio político, los actos de repudio, o cualquier otra forma de violencia lesiva a la dignidad de la persona humana.

Que los medios de comunicación oficiales pongan freno al discurso de odio, y que favorezcan condiciones propicias para la paz, el diálogo y el respeto a las personas, independientemente de sus convicciones políticas.

Seguiremos exigiendo que, tal y como se acordó la noche del 27N, se abra un canal de diálogo verdadero e inclusivo, entre instituciones y ciudadanos. Un diálogo respetuoso de las diferencias y que considere todos los matices de nuestra realidad, que deje las ideologías a un lado y se centre en Cuba y el bienestar de los cubanos.

Además, declaramos que nos mantendremos fieles al espíritu que nos llevó, nos animó y nos sostuvo el 27 de noviembre: La protesta cívica, pacífica, propositiva, abierta al diálogo y a la negociación con el diferente, desde una postura moderada y respetuosa, a la vez que comprometida con las libertades, los derechos y el bienestar de los cubanos todos.

Apostamos por una sociedad libre, inclusiva y democrática, en que quepamos todos. Y en esta hora de turbulencias para Cuba, hacemos una invitación a todos los cubanos a no ser indiferentes ante el sufrimiento y el dolor, a no ser apáticos ante la realidad que se nos ofrece como oportunidad para el cambio, a asumir las riendas de nuestras propias vidas y conquistar un futuro mejor para todos, a aportar lo que podamos --desde la fuerza de lo pequeño-- para que haya más derechos y libertades, más diálogo y reconciliación, más prosperidad y bienestar en nuestra nación," concluyen así las feministas isleñas.

Opositor pide a cubanos en la isla y el exilio movilizarse para hacer exigencias a Biden

Angel Moya Cortesía del autor

El expreso político Ángel Moya Acosta llamó a los exiliados cubanos a movilizarse para exigirle al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, "mano dura contra el régimen comunista de Cuba".

El llamado, declaró Moya Acosta a Radio Televisión Martí, "también va dirigido a los que dentro de la isla militan en diferentes partidos y organizaciones opositoras".

Declaraciones de Angel Moya Acosta
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:41 0:00

"Es importante que los exiliados cubanos, ya sean demócratas o republicanos, exijan a la administración Biden que cualquier entendimiento con el régimen comunista de Cuba debe estar condicionado a determinadas exigencias", declaró.

Entre los condicionamientos que el opositor cree deben tenerse en cuenta, enumeró la libertad de los presos políticos "sin condiciones", el cese de la represión "política y social", así como elecciones libres y plurales "donde haya garantía a la integridad física y moral de los opositores", agregó.

Moya Acosta insistió en lo importante de "que Biden vea y sienta un exilio movilizado" y a un pueblo que dentro de la isla transita entorno a la necesidad de un cambio.

"La lucha contra el régimen comunista de Cuba, es responsabilidad de todos y es el punto común", recordó el opositor.

También su llamado fue expuesto en las redes sociales donde contó, de inmediato, con el respaldo del expreso político cubano Miguel Sigler Amaya, que desde Miami escribió:

"Moya mi hermano así se habla. El mundo es una cadena y no puede haber un solo eslabón suelto, porque todos dependemos y necesitamos los unos hacia los otros, no podemos navegar en contra de la corriente porque según el rumbo que se dirija el mundo pudiera perjudicar nuestra lucha o beneficiarnos. Por ello nuestro deber es estar pendiente de lo que ocurra y emitir el derecho a dar nuestras opiniones e ideas del lado correcto de la historia", opinó.

Moya Acosta recordó que Estados Unidos ha sido un aliado de muchos años de los demócratas cubanos.

"Para que escuchen nuestras voces tenemos que estar unidos más allá de las posiciones a favor o en contra del actual y del anterior presidente", concluyó.

Recientemente, el senador Marco Rubio, republicano por la Florida, expresó su gran preocupación de que la administración Biden regrese a las políticas de Barack Obama hacia Cuba.

Rubio dijo que hará todo lo posible para impedir cualquier nombramiento de individuos en el senado que estén a favor de ese tipo de decisiones.

Al borde del colapso hospitales cubanos, alertan médicos desde la isla

El Hospital Clínico Quirúrgico Lucía Íñiguez Landín atiende a pacientes de COVID-19 en la ciudad de Holguín. (Captura de imagen/Radio Angulo)

Los hospitales cubanos enfrentan problemas estructurales y un marcado deterioro en medio del rebrote de COVID-19 que sumó este miércoles la cifra récord de 825 nuevos casos y cuatro fallecidos.

Las limitaciones incluyen la falta de higiene y agua, el hacinamiento en extremo, la pésima alimentación, la escasez de medicamentos y utensilios médicos, además de limitaciones para acceder a la prueba PCR, dijeron desde la isla médicos entrevistados por Radio Televisión Martí.

Al borde del colapso situación en hospitales cubanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:14 0:00

La situación va rumbo al colapso total, alertó el Doctor Alejandro Raúl Pupo Casas, quien ejerció hasta el pasado mes de septiembre en el hospital Ernesto Guevara de la Serna, en Las Tunas.

“La infraestructura de los hospitales no admite una gran cantidad de pacientes y las salas nunca estuvieron preparadas para enfrentar un alza de los casos como la que está habiendo. Hay un faltante de guantes, de jeringas y hasta el algodón para inyecciones”, dijo el galeno.

En las instalaciones hospitalarias de la ciudad de Manzanillo, provincia de Granma, se están violando los protocolos por negligencia y falta de condiciones, señaló el doctor Santiago Márquez Frías.

“Hay violaciones del protocolo porque el problema es que hay hacinamiento, los pacientes que tienen que acudir al hospital porque presentan otra enfermedad corren el riesgo de contagiarse. Hay un faltante importante de reactivos, antibióticos y además faltan los productos para la desinfección”, apuntó el doctor Márquez.

El médico primario Roberto Serrano, en Songo la Maya, Santiago de Cuba, destaca que hay mucha acumulación de pacientes en las salas, donde no se respeta el distanciamiento social, que enfrentan malas condiciones y problemas con la alimentación.

“Son salas donde puede haber hasta 16 camas e incluso más y donde muchas veces hay solo un baño para una sala completa, y la alimentación es tan mala, que se rompe por esta vía los protocolos. Dios tiene que poner su mano, porque a nosotros, esto se nos ha ido totalmente de la mano”, afirmó Serrano.

Ramón Zamora, quien es traumatólogo, cuenta que hay varias embarazadas aisladas en este momento en el Hospital Materno 8 de Marzo, en la ciudad de Holguín, porque el personal de esa institución violó lo establecido al permitir el ingreso de una paciente que había sido contagiada por su esposo.

“No se siguieron los protocolos y medidas establecidas para prevenir cualquier tipo de posibilidad de riesgo de contagio del resto de las embarazadas que compartían en la misma sala”, comentó Zamora.

Desde Palma Soriano, la enfermera Niurka Carmona, que está aislada junto a su esposo bajo sospecha, tras haber tenido contacto con un contagiado, comenta que lleva seis días y no le han practicado el PCR.

“Me llamó una compañera de Higiene y Epidemiología y me dijo que si no teníamos sintomatología no se nos practicarían el PCR, relató.

La enfermera dijo que en la ciudad de Santiago de Cuba el hospital Ambrosio Grillo ya colapsó por el número de casos, y en el hospital infantil, conocido como La Colonia, hay niños sentados con falta de aire y estado febril y no tienen camas”.

"Rumbo al cambio": Piden mayor presión internacional sobre el régimen cubano (VIDEO)

“Rumbo al Cambio: Izquierda, Derecha y Uppercut”, conducido por Rosa María Payá, coordinadora de CubaDecide.

Activistas, opositores y líderes de la sociedad civil en Cuba, y políticos y parlamentarios de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos, así como de miembros de la comunidad cubanoamericana, coincidieron este miércoles en que la política exterior hacia la isla debe ejercer mayor presión sobre régimen y apoyar al pueblo en su lucha por la democratización.

El debate fue parte de la tercera emisión del ciclo de conferencias online “Rumbo al Cambio: Izquierda, Derecha y Uppercut”, conducido por Rosa María Payá, coordinadora de CubaDecide. En el evento, Dita Charanzová, vicepresidenta del Parlamento Europeo, hizo una presentación sobre el Acuerdo entre la Unión Europea y Cuba. También intervinieron, Valentina Martínez, del Partido Popular español, y la nicaragüense Edipcia Dubón, exdiputada del Movimiento Renovador Sandinista, el congresista Mario Díaz-Balart, y la expresidenta de Costa Rica, Laura Chichilla.

Payá compartió mensajes grabados de los opositores José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU); Luis Manuel Otero Alcántara, en representación del Movimiento San Isidro; José Díaz Silva, presidente del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), y los pastores Alain Toledano Valiente, Alejandro Hernández y Demetrio Asprón.

Ferrer dijo que el régimen incrementa la represión contra los activistas, artistas, manifestantes pacíficos y contra el pueblo en general, por lo que debe ser castigado por los gobiernos y organismos internacionales. Hizo un llamado al presidente estadounidense Joe Biden, a la Unión Europea y otros gobiernos democráticos a sancionar a la “tiranía” y apoyar con “programas de asistencia de manera independiente” al pueblo cubano.

Otero Alcántara dijo que con las manifestaciones recientes en la isla “se ha demostrado que la dictadura no es la única que lleva las riendas del país”, y llamó a la comunidad internacional a “apoyar a los jóvenes, a la sociedad civil”, a instaurar la democracia en el país, un objetivo que en su opinión incumbe a los cubanos todos. “Los de afuera y los de adentro, necesitamos conectarnos”, recalcó.

El joven activista señaló que el cambio, la libertad, “puede pasar mañana”, crean que el cambio ya está aquí”, pidió a la audiencia.

Por su parte, Díaz Silva hizo un llamado a apoyar la demanda de la sociedad civil de que se reforme el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, para que los reclamos de la sociedad civil independiente cubana también sean escuchados en el foro.

El pastor Toledano envió un mensaje a la comunidad internacional: “Quiero pedirles que les pongan como condición a Cuba, ante todo trato, el respeto a los derechos civiles, el respeto a la libertad de expresión, a la libertad de movimiento, de religión. Si esto Cuba no lo cumple, no vale la pena tener ningún trato con Cuba, cuando tiene a un pueblo sumido en la miseria por un ideal político”.

Otro líder religioso, el evangélico Demetrio Asprón, se cuestionó por qué no se permite una ley de culto en la isla, y llamó a mostrar al mundo la realidad de un país donde no se respetan las libertades civiles más elementales.

Mientras, el pastor Alejandro Hernández llamó a la Unión Europea a cancelar el acuerdo con Cuba, porque, afirmó, el régimen de La Habana “pisotea los más elementales derechos humanos”.

Sobre el tema, Charanzová recordó que la protección de los derechos humanos es una piedra angular del liberalismo, el partido que representa, y destacó la necesidad de que los individuos ejerzan su derecho a ser libres, a votar libre y directamente por sus gobernantes, valores que, apuntó, se contraponen a la ideología y principios del Partido Comunista de Cuba.

Sobre la posición de la Unión Europea hacia Cuba, y el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación adoptado en 2016, dijo que la estrategia de la UE “es y sigue siendo la de fomentar un cambio político en Cuba”, pero que tiene dudas sobre las intenciones del régimen cubano de dar un paso hacia adelante para respetar los derechos fundamentales de sus ciudadanos.

La parlamentaria europea subrayó que “los pilares claros y claves del acuerdo” promueven el respeto a los derechos humanos y la democracia, pero, en contradicción con el mismo, la represión se ha recrudecido en Cuba.

“La Unión Europea debe hacer frente a estos hechos, usar las herramientas a su disposición, pedir una suspensión del acuerdo para enviar un mensaje firme y claro: que no tolerará las violaciones de los derechos humanos”, afirmó.

Mantener ese acuerdo, subrayó Payá, es como recompensar al régimen cubano por seguir avasallando a los ciudadanos. El régimen cubano también es causa de sufrimiento humano en otros países de América Latina, citó el caso de Colombia y las denuncias de operaciones de injerencia del castrismo en ese país. Y el de Nicaragua, donde el dictador Daniel Ortega repite la propaganda vestida de solidaridad del régimen cubano.

Valentina Martínez, desde España, dijo que en medio de la polarización política que vive su país, y un actor político nuevo como Podemos, vinculado a las dictaduras cubana y chavista, se ha visto un cambio de rumbo en la política exterior española.

“¿Qué más se puede hacer desde los partidos europeos para cambiar esta política hacia Cuba?”, preguntó Payá.

“Lo que tenemos que hacer, especialmente desde el Partido Popular y el Partido Popular Europeo, es apoyar este empuje de la sociedad civil que se está viendo en Cuba, para que esa fuerza que está surgiendo se vea legitimizada desde afuera, y obligue al régimen a esos cambios que se están exigiendo”, respondió Martínez.

La legitimidad de esa oposición democrática tiene que ser reconocida como heroica, subrayó.

Para la nicaragüense Dubón, la realidad es que en Cuba hay presos políticos, represión violencia, lo mismo que sucede en otras naciones de Latinoamérica como en Venezuela y Nicaragua.

Chinchilla envió desde Costa Rica un mensaje de apoyo al movimiento Cuba Decide. “Apoyar las aspiraciones democráticas de los pueblos no implica ser injerencistas”, aclaró, sino “levantar nuestra voz por los que han sido silenciados por regímenes represores”, como el que gobierna Cuba.

La exmandataria costarricense dijo que confía en que las nuevas generaciones serán capaces de “alcanzar el sueño de hacer de Cuba una nación abierta al mundo, en la que se pueda vivir sin temor y en libertad”.

Sobre qué puede hacer el gobierno estadounidense para presionar al régimen cubano a ceder ante la voluntad de cambio de la ciudadanía, el congresista Díaz-Balart dijo que la política de su país debe ser la de ayudar a la causa de la libertad, a los que luchan por ella, no darle legitimidad al régimen de La Habana.

Recomendó seguir presionando a los actores de la represión, como el ejército, el Ministerio del Interior y los funcionarios del Partido Comunista, y aclaró que “no debe suspenderse la ayuda humanitaria.

Díaz-Balart recalcó la importancia de aumentar el flujo de información y “mantener a Radio Televisión Martí” para perforar la propaganda del régimen, hacer visibles las violaciones a los derechos cubanos y dar a conocer a los que luchan contra la injusticia: las Damas de Blanco, el Movimiento San Isidro, así como la historia de los que han caído en esa lucha, entre los que mencionó a Oswaldo Payá, Harold Cepero, Orlando Zapata Tamayo, entre otros.

“Tenemos que trabajar para que otros países le den la legitimidad al pueblo cubano y se la quiten a los gobernantes”, apuntó el congresista.

En representación de la comunidad cubanoamericana en el Sur de la Florida, los jóvenes Rey Anthony, director de comunicaciones de la congresista María Elvira Salazar; y Janet Hernández, activista del Partido Demócrata; la escritora Vanessa García, y el politólogo Félix Toledo, entre otros, integraron un panel que debatió sobre qué se puede hacer desde la ciudadanía y la política estadounidense para apoyar la causa de la libertad en Cuba.

Anthony resaltó que actualmente hay un número récord de cubanoamericanos en el gobierno de EEUU: 8 republicanos, 2 demócratas, 3 en el senado, 7 en la cámara baja. Dijo que es importante prestar atención a lo que está sucediendo en ambas orillas, por un lado, una administración que ha prometido revertir ciertas políticas implementadas por el expresidente Donald Trump, que llevaron a que hubiera más presión contra la dictadura. Por el otro, un aumento de la represión en la isla, pero también un aumento de “los reclamos legítimos de la población”, expresándose abiertamente contra la dictadura.

En su opinión, la postura de la comunidad cubanoamericana “debe estar unida”, tanto la del partido demócrata como la del republicano, sin hacer concesiones, y basadas en los principios de la Ley Libertad.

García dijo que el régimen busca dividir a la comunidad cubanoamericana porque es más fácil lidiar con un frente dividido, por lo que apoyó el llamado de unidad de Anthony.

Toledo celebró que la nueva generación de cubanoamericanos haya entendido la esencia de qué puede aportar a la causa de la libertad de Cuba y la recuperación de su democracia. Aconsejó a la actual administración estadounidense que no dé marcha atrás a las medidas de Trump para presionar al régimen, y que, al mismo tiempo, procure abrir las puertas a una relación diplomática en la que el pueblo cubano no se sienta aislado, sin hacer concesiones. “Hay que tener un contacto directo con el pueblo”, subrayó.

Payá recordó que, en medio de la crisis humanitaria en Cuba, el régimen es capaz de robarse la ayuda enviada desde el exterior. Biden tiene ahora la oportunidad de presionar al gobierno de La Habana para que ceda el poder al pueblo, concluyó.

Cargar más

XS
SM
MD
LG