Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Trump recuerda a las víctimas del comunismo

Peter Fechter, primer joven que muere intentando cruzar el muro de Berlín

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió un mensaje este jueves 7 de noviembre, en conmemoración del Día Nacional de las Víctimas del Comunismo.

En el comunicado que publica el sitio digital de la Casa Blanca, se recuerdan a los más de 100 millones de personas que fallecieron por todo el mundo debido a la represión de los regímenes comunistas.

Trump afirma que en una jornada como esta se renueva el compromiso de ayudar a garantizar un futuro de paz y prosperidad basadas en los principios básicos de la democracia: libertad, justicia y profundo respeto por el valor de cada vida humana.

Recuerda el presidente que el Día Nacional de las Víctimas del Comunismo coincide con las celebraciones por el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, cuando hombres y mujeres con determinación “pusieron las contundentes palabras del presidente Ronald Reagan en una acción trascendental, derribando ese símbolo del totalitarismo”.

Y termina diciendo que se debe de salvaguardar las libertades que fomentan la paz y construir un futuro libre de los males del comunismo.

El Departamento de Estado, en su cuenta de Twitter compartió el mensaje presidencial.

Vea todas las noticias de hoy

Trump sobre juicio político: "Tengo una gran confianza en el Senado"

El presidente Donald Trump se dirige a la prensa en el Foro de Davos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el miércoles que tiene confianza en el Senado de su país con respecto al juicio político que se ha abierto en su contra y cuyas reglas fueron aprobadas esta madrugada, mientras él se encuentra en Suiza asistiendo al Foro Económico Mundial de Davos.

"Tengo una gran confianza en el Senado", dijo Trump al detenerse ante la prensa interesada en obtener sus comentarios sobre el juicio político que empezó este martes, el mismo día en que él se dirigia a la audiencia del Foro de Davos del "boom económico" que atraviesa Estados Unidos.

Mientras en esa alocución no hizo ninguna mención, ni siquiera indirecta, a la situación política en Washington, Trump declaró este miércoles a periodistas suizos que el Senado "hará lo que tenga que hacer".

De manera más extensa, Trump se refirió al "impeachment" (proceso de destitución) en una breve conferencia de prensa ante de abandonar Davos, en la consideró que "lo que está pasando es terrible para nuestro país... hay que volver a nuestros negocios".

Varias veces llamó "mentirosos" y "corruptos" a sus acusadores, así como a una de la parte de la prensa crítica.

"Hay gente que gana precios por reportajes hechos sobre mí, y luego resulta que todo es totalmente mentira", dijo.

Trump defendió en su comparecencia a su abogado y exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, uno de cuyos socios ha asegurado que Trump "sabía todo" sobre sus esfuerzos para presionar a Ucrania a investigar al exvicepresidente de EEUU, Joe Biden, con fines electorales.

Según Trump, la prensa y la oposición política están maltratando
a Giuliani y éste no se lo merece.

Sostuvo que si Giuliani no forma parte de su equipo legal (del "impeachment") es porque "en algún momento, si toda esta vergüenza continúa, podría ser llamado como testigo y podría haber un conflicto (de interés)", pero agregó que debe quedar claro que "él está en mi equipo".

"Yo no he cometido ningún crimen", recalcó una y otra vez Trump, quien llamó a la actual situación el resultado de "una cacería de brujas".

Antes de hablar con la prensa, Trump se reunió en privado con el presidente de Irak, Barham Salih, con el que se anticipaba que abordaría la cuestión de la presencia de tropas estadounidenses en su país, que es una de las piezas centrales de las tensiones que se viven en Oriente Medio y que involucran a Irán.

Trump solo tenía en su agenda reunirse con líderes políticos de esa región en el día y medio pasado en Davos.

En la víspera lo hizo con el primer ministro paquistaní, Imran Khan, cuyo gobierno se ha ofrecido a mediar entre EEUU e Irán.

Comienza en el Senado juicio político al presidente Trump

El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, habla el martes ante el pleno del Senado en la primera sesión del juicio político al presidente Donald Trump.

La primera jornada senatorial del tercer juicio político contra un presidente en la historia de Estados Unidos comenzó a sesionar el martes en el Capitolio en Washington.

Preside el juicio político el Juez Principal de la Corte Suprema de Justicia, John Roberts. De un lado están los demócratas de la Cámara de Representantes, el equivalente a la fiscalía en una corte judicial, y del otro los abogados del presidente Donald Trump.

Los primeros presentan los dos cargos esgrimidos contra Trump: presunto abuso de poder y presunta obstrucción de una investigación de la Cámara. El equipo legal de Trump, que quiere forzar un voto para absolverlo inmediatamente, debe demostrar que los cargos son falsos y que no satisfacen los requisitos constitucionales para destituir a un presidente de Estados Unidos.

El cargo de presunto abuso de poder se basa en que supuestamente Trump intentó valerse de los poderes del Ejecutivo para que su homólogo de Ucrania investigara al hijo del ex vicepresidente Joe Biden, con lo que se beneficiaría en las próximas elecciones de noviembre si Biden termina siendo el candidato demócrata a la Casa Blanca.

El presidente del Senado, el republicano Mitch McConnell, al presentar la propuesta de las reglas de procedimiento (Foto: Reuters).
El presidente del Senado, el republicano Mitch McConnell, al presentar la propuesta de las reglas de procedimiento (Foto: Reuters).

En su intervención inicial, el presidente del Senado, el republicano Mitch McConnell, presentó la propuesta de las reglas de procedimiento que deben regir el juicio político.

Pese a haber anticipado que cada parte tendría 24 horas en dos días para presentar sus argumentos, McConnell propuso que sean ocho horas cada día hasta llegar a 24 en tres días, un cambio inesperado que se atribuye a la presión de senadores republicanos “moderados”.

Sin embargo, la propuesta de McConnell no garantiza la entrada de nuevos testigos en las sesiones del Senado, como quieren los demócratas. Se necesitan 51 votos para aprobarla, y 53 de los 100 senadores son republicanos.

El congresista demócrata Adam Schiff en otro momento de su intervención el martes ante el Senado (Foto: Reuters).
El congresista demócrata Adam Schiff en otro momento de su intervención el martes ante el Senado (Foto: Reuters).

En su intervención, poco después del mediodía, el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, dijo que así como sería injusto no permitirle a un acusado poner a consideración de los jueces todas las pruebas que lo exoneren de un cargo, también es injusto impedirle a un fiscal que presente todas las evidencias incriminatorias.

"¿Por qué este juicio tendría que ser diferente a todos los demás? La respuesta es que no debe ser diferente”, declaró Schiff.

Se rumora que el líder McConnell ya tiene los votos para anular este juicio político, dijo Schiff, y dirigiéndose a los senadores añadió: “Ahora, la mayoría de los estadounidenses creen que no habrá un juicio político justo y que el Presidente será absuelto; […] vamos a demostrarles que están equivocados y que el Presidente puede ser hallado culpable si las pruebas que presenta la Cámara son suficientes”.

Uno de los abogados del Presidente Trump, Pat Cipollone, acusó a Schiff de “elaborar una versión fraudulenta” de las llamadas telefónicas entre el Presidente Trump y el mandatario ucraniano. La información fue filtrada selectivamente, servidores públicos fueron amenazados de que se les acusaría si no colaboraban, y todavía hay evidencia que aún no hemos podido ver, declaró.

“Los argumentos contra el Presidente no son solo falsos: son ridículos”, dijo el abogado del Presidente, Pat Cipollone (Foto: Reuters).
“Los argumentos contra el Presidente no son solo falsos: son ridículos”, dijo el abogado del Presidente, Pat Cipollone (Foto: Reuters).

“Los argumentos [contra el Presidente] no son solo falsos: son ridículos”, dijo. “Le pedimos [a Schiff] documentos por los que todavía estamos esperando, y aun así viene aquí a aleccionar al Senado. ‘Tenemos evidencia abrumadora para hacerle un juicio político al Presidente de Estados Unidos, dijo Schiff, y luego viene aquí y dice: Necesitamos más evidencia”, insistió el abogado de Trump.

El líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, presentó una enmienda que obligaría judicialmente a la Casa Blanca a entregar todos los documentos relativos al caso. De acuerdo con el jefe de corresponsales de CBS News en la Casa Blanca, Major Garrett, la propuesta tiene “cero” probabilidades de ser aprobada.

Los cuatro senadores que aspiran a la candidatura demócrata en los comicios presidenciales de noviembre, Michael Bennet (Colorado), Amy Klobuchar (Minnesota), Bernie Sanders (Vermont) y Elizabeth Warren (Massachusetts), suspendieron sus respectivos actos de campaña para asistir al juicio político en el Capitolio.

El Presidente Donald Trump habla el martes en Davos, Suiza, con el presidente de la FIFA Gianni Infantino (Foto: Reuters).
El Presidente Donald Trump habla el martes en Davos, Suiza, con el presidente de la FIFA Gianni Infantino (Foto: Reuters).

Mientras tanto, el Presidente Trump hablaba en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, donde dijo que gracias a la pujanza económica bajo su gobierno el sueño americano es ahora mayor, mejor y más fuerte que nunca.

En cuanto al tema del calentamiento global, el Presidente anunció que Estados Unidos suscribirá un acuerdo internacional para plantar un billón de árboles, pidió rechazar a los “perennes profetas del apocalipsis” y dijo que “no es tiempo de pesimismo”.

Estados Unidos aplica nuevas medidas contra el régimen de Maduro

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, durante su discurso anual a la nación ante la Asamblea Nacional Constituyente, en Caracas, el 14 de enero del 2020.

El gobierno de Estados Unidos decidió el martes incluir 15 aeronaves de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en su lista negra, como parte de las sanciones que Washington ha tomado recientemente contra el régimen de Nicolás Maduro.

Al presentar la nueva medida contra el gobierno chavista, Estados Unidos aseguró que las aeronaves de la estatal PDVSA han operado de manera "insegura y poco profesional cerca de la aviación militar estadounidense, mientras se encontraban en el espacio aéreo internacional", indicó un comunicado el Departamento del Tesoro.

El ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Salvador Quevedo.
El ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Salvador Quevedo.

De acuerdo con el Tesoro, los aviones de PDVSA también han servido para transportar a altos funcionarios del régimen, quienes están incluidos en una lista negra, entre ellos el ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Salvador Quevedo, para participar en una reunión de la OPEP en los Emiratos Árabes Unidos.

Por su parte, el Departamento de Estado declaró que Estados Unidos y sus aliados democráticos en todo el mundo continúan comprometidos con el pueblo venezolano y el categórico rechazo a las acciones dictatoriales del régimen de Maduro. "Trabajando juntos, apoyamos la restauración pacífica de la democracia, la estabilidad económica y las leyes en Venezuela", indicó el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

Las aeronaves incluidas en la lista negra son las siguientes: YV3360, modelo y marca: Dassault Falcon 200EX; YV2040, Dassault Falcon 900B; YV2726, Dassault Falcon 900; YV2485, Dassault Falcon 900EX; YV2486, Dassault Falcon 900EX; YV2565, Bombardier Learjet 45; YV2567, Bombardier Learjet 45; YV1118, Bombardier Learjet 45; YV2734; Bombardier Learjet 45; YV2716, Bombardier Learjet 45; YV2738, Bombardier Learjet 45; YV2739, Bombardier Learjet 45; YV2763, Beech 1900D y YV2762, Beech 1900D; YV2869, Beech 1900D.

Estados Unidos impuso sanciones a PDVSA el año pasado. La más reciente medida impide que los estadounidenses realicen transacciones que involucren a las aeronaves.

(Esta nota fue complementada con un reporte de la agencia Reuters)

EEUU y Colombia acusan a Nicolás Maduro de dar apoyo a grupos terroristas

El presidente de Colombia, Iván Duque (izq) y el secretario de Estado, Mike Pompeo (der). (Raul Arboleda/AFP)

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo este lunes en la Tercera Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, que la reunión anterior, celebrada en junio, demostró que hay voluntad de trabajar por la libertad en el continente.

"El esfuerzo de hoy es una continuación de ese trabajo", dijo Pompeo en su discurso de apertura. "Hace tan sólo un año, a pocos metros de este lugar, terroristas del ELN ejecutaron un sangriento ataque en los terrenos de esta academia policial, matando y lesionando a docenas de prometedores cadetes. La ceremonia que realizamos hace pocos momentos con miembros de las familias de las víctimas fue realmente emocionante".

Pompeo recordó que en ese atentado fallecieron jóvenes de Colombia, Ecuador y Panamá. "Nosotros tenemos que luchar contra el terrorismo donde sea que se encuentre".

En ese contexto, el secretario de Estado dijo que es necesario luchar contra las redes que dan apoyo a los terroristas. "Por ejemplo, está el régimen de Maduro, el cual ha dado refugio a simpatizantes de grupos terroristas como el ELN y los disidentes de las FARC".

"Estos grupos tienen que deponer las armas y el régimen de Maduro tiene que rendir cuentas por darles apoyo", subrayó Pompeo.

También agradeció a las personas presentes en la reunión por apoyar a Juan Guaidó, la Asamblea Nacional y al pueblo de Venezuela en su lucha por la democracia y prosperidad.

Hizbulá, el grupo terrorista apoyado por Irán, tiene refugio en Venezuela bajo Maduro, advirtió Pompeo. "Es inaceptable", dijo.

Pompeo explicó que Estados Unidos eliminó al general iraní Qasem Soleimani y aumentó la presión económica sobre Irán, y está alentado por la cooperación de otras naciones en la lucha contra Hizbulá. Argentina, Paraguay y Honduras han sancionado al grupo, y en Perú continúa el juicio a un operativo de Hizbulá, Mohammed Hamdar.

Asimismo, dijo, el gobierno de Argentina congeló los bienes del Barakat y la policía en Brasil arrestó a su líder, Assad Ahmad Barakat.

Hoy, Estados Unidos aplaude al presidente colombiano Iván Duque por haber declarado a Hizbulá como una organización terrorista, afirmó Pompeo.

Pompeo añadió que se deben tomar más acciones contra las redes financieras de los terroristas y cumplir con las obligaciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU. También recalcó la importancia de seguir mejorando los sistemas de compartir información sobre actividades terroristas.

"Nuestralizar a terroristas es una prioriodad de seguridad nacional del presidente Trump", dijo el secretario de Estado.

En esta tercera reunión ministerial, el presidente Duque denunció la presencia en Venezuela de células de Hizbulá. "Hemos visto la presencia de células de Hizbulá en países como Venezuela, con la anuencia y la connivencia de la dictadura de Nicolás Maduro".

Al encuentro en Bogotá asisten representantes de más de 20 países americanos, entre ellos Juan Guaidó.

"Trump quiere que la región se beneficie de la prosperidad de EEUU"

El cubanoamericano Mauricio Claver-Carone, asesor de la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump desea que América Latina se beneficie de la prosperidad de Estados Unidos y fomente fuertes lazos económicos y de inversión bilaterales en lugar de apostar por unas relaciones con China que solo dejarán en la región con "dependencia, deuda y corrupción".

Así lo afirmó en una entrevista con la agencia de prensa Efe, Mauricio Claver-Carone, principal asesor de Trump para América Latina y director para la región del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., al término de una gira por Suramérica en la que reafirmó el apoyo de su país a las "transiciones" que se viven en la zona.

"América Crece", iniciativa estadounidense para ayudar a proyectos de inversión privada en sectores energéticos y de infraestructuras, sería el instrumento clave para esta difusión de "la prosperidad" que Claver-Carone impulsó durante su viaje.

Claver-Carone, de origen cubano, no dudó en mostrar el "inequívoco" apoyo de EE.UU. a Ecuador y Bolivia, un "modelo para la región" por su camino desde la "oscuridad hacia las democracias abiertas", y su satisfacción por el éxito de las políticas de "máxima presión" sobre Venezuela y la labor de Juan Guaidó como presidente encargado.

Pregunta: ¿Cuáles han sido los objetivos de este viaje por Ecuador, Bolivia y Perú?

Respuesta: Obviamente las prioridades para este viaje son las dos transiciones que se han estado llevando a cabo desde el radicalismo, el socialismo del siglo XXI, hacia las democracias, el estado de derecho y la transparencia... y ahora la ardua labor hacia la prosperidad económica(...) estas transiciones democráticas son un modelo para los pocos países que quedan dentro de ese radicalismo, Venezuela y Nicaragua, de ver cómo se puede virar esa página y buscarse un futuro más abierto, próspero y democrático.

P: Su viaje tiene un mensaje económico a una región que siente que Estados Unidos le ha dado la espalda. ¿Es así?

R: Esta administración ha lanzado la primera iniciativa de crecimiento económico de la región en décadas, "América Crece". El punto es que EE.UU. es la economía más dinámica y de ella se deberían beneficiar, primero, el pueblo de los EE.UU., y en segundo lugar, nuestros vecinos, que deberían ser nuestros primeros y principales socios. "América Crece" aporta herramientas para que el sector privado se reincorpore a la inversión en la región, que es donde nuestros valores son más compartidos, como la democracia, los derechos humanos y los mercados libres, y queremos fomentar eso.

Trump, cuando piensa en "América Primero", es que nos encantaría que toda la producción de sus empresas se lleve a cabo en los EE.UU. y el empleo se cree allí, pero si no se puede, la producción no debería ir a China, sino al sur. Que los ejes comerciales sean de oeste a este, porque para nuestra seguridad nacional, y este es un tema de seguridad nacional, esos nexos comerciales son más estables, y confiables, esa es una cadena natural que queremos fomentar, ese es el propósito de "América Crece".

P: ¿Y para la región qué implica exactamente esa postura?

R: Ecuador, Boliva y Perú han tenido relaciones comerciales "innaturales" con China y sería bueno que se refuercen sus relaciones con los EE.UU., porque al fin y al cabo, lo visto de China son los peores hábitos del pasado. Dependencia, deuda y corrupción, eso es lo que ha traído al Hemisferio Occidental, cosas del siglo XX que fue un siglo perdido para América Latina.
Queremos que se enfoquen nuevos tratos en la transparencia, la prosperidad y los libres y justos mercados, que es lo que EE.UU. siempre ha ofrecido.

En Ecuador, Correa hipotecó y ató las manos del país por regalar el petróleo y su producción natural a cambio de unas deudas con condiciones francamente imposibles. Nosotros ofrecemos una página hacia adelante, una puerta hacia el siglo XXI de mercados, transparencia y herramientas para poner el capital del sector privado que no sea manejado por la política sino por intereses comerciales.

P: ¿Y entonces a qué se debe la percepción de que EE.UU. fue el que se aisló y alejó de la región?

R: ¿Percepción respecto a cuando? América Crece es la primera iniciativa regional de los EE.UU. desde 1991... Trump ve la región como sus aliados y vecinos. Él se queja del gasto de recursos de los EE.UU. en sitios lejanos, como Siria, y dice, con nuestros vecinos, que tienen nuestros valores, ¿porque esos recursos no los usamos aquí?

Trump ha recalibrado eso, y eso hacemos, por eso nos hemos dedicado tanto a eso. Venezuela es la primera vez desde la Guerra Fría que un tema de la región es un asunto de seguridad nacional...eso es recalibrar, porque por tres décadas lo recursos económicos, militares o inteligencia se habían enfocado en Medio Oriente y Asia.

P: Bolivia, a cuya presidenta ustedes dan su apoyo y que es interina, afronta unas próximas elecciones. ¿Cómo valoran el proceso electoral en ese país?

R: Es un proceso muy abierto. Por primera vez en más de 15 años vemos transparencia en Bolivia. Trabajan con nosotros, con ONGs, organismos internacionales, para que ese proceso sea abierto y sin nada que esconder, todo lo contrario a lo que había hecho Evo Morales. El potencial de Bolivia es increíble, pero la política se impuso al potencial. (...). En corto tiempo mira lo que cambió el país, los valores entre el pueblo y el gobierno y nosotros son similares, ahora son uno de nuestros grandes aliados.

P: Se tendrá que votar en mayo. ¿Y si ganara nuevamente el Movimiento al Socialismo (MAS), que es el partido mayoritario en ese país? ¿Cómo verían ese posible triunfo?

R: El gobierno de EE.UU. no interviene en las políticas internas de Bolivia, ese es un asunto soberano. Sí apoyamos estándares para todos: de transparencia, democracia, y de proteger en contra del fraude y la corrupción. Por mi observación, el MAS tiene sus problemas como todos, pero si es obvio que hoy en día Evo es una anomalía. En Bolivia la democracia florecerá sin los caudillismos del pasado. Deseamos que todas las fuerzas democráticas se desarrollen para que no se repita ese pasado.

P: Se cumple un año de la asunción de Juan Guaidó como "presidente interino" de Venezuela, ¿Qué balance se puede hacer de este año, que no tuvo muchos avances? ¿Se pudo hacer algo mejor?

R: Estoy en desacuerdo con ese análisis, en el sentido de que desde que asumió Guaidó, y nosotros adoptamos la política de presión máxima, hemos visto más avances y más presión sobre la dictadura que lo visto en los últimos 12 años. Vemos un régimen aislado, la coalición por la democracia es la más grande de la historia moderna, se está creando un sistema de sanciones, hay una presión económica inmensa sobre el régimen y seguimos viendo el sentir popular donde no hay encuesta que deje de señalar que Guaidó es la figura política más importante y querida de Venezuela.

Vemos una oposición más unida que nunca, y pese a los altos y bajos, los últimos ataques contra Guaidó han reforzado esa alianza a pesar de los esfuerzos de soborno y violencia. Los éxitos se pueden definir. La trayectoria seguirá y vendrán más acciones. Tenemos una política de presión máxima, pero no estamos ni cerca de donde podría llegar esa presión. Seguiremos así encaminados hasta que haya elecciones libres, democráticas, pacíficas, lo que no es imposible (...) Maduro desconfía de las Fuerzas Armadas y teme que van a volver a cumplir con la Constitución, por eso quiere extinguirlas y aprovechar para que las milicias las reemplacen (...) eso es vergonzoso, y las Fuerzas Armadas deberían ver el ejemplo civil de las Fuerzas Armadas de Bolivia para defender su democracia.

P: La presión económica en Venezuela también va pareja a la crisis migrante. ¿Qué se puede hacer en este sentido?

R: Los hechos demuestran que el éxodo es culpa de Maduro, el mal manejo y la ingobernabilidad. Empezó antes que se pusieran las sanciones de presión máxima, y no va a mejorar, y no importa qué hagamos, hasta que Maduro salga del poder y se permitan unas elecciones y una transición democrática. Venezuela no tiene razón para estar en crisis, tienen todos los recursos del mundo y debería ser uno de los países más exitosos de la región. Nosotros tenemos claro, como lo tiene claro el pueblo venezolano, que hasta que Maduro no salga del poder esa situación no se va a aliviar. Por eso mantendremos la presión al régimen y los individuos que causan daño.

(Entrevista de la agencia de prensa Efe)

Cargar más

XS
SM
MD
LG