Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Trump podría salir del hospital este lunes; secretaria de prensa de la Casa Blanca con coronavirus

El presidente Donald Trump saluda a simpatizantes desde un vehículo afuera del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, en Bethesda, Maryland, el domingo.

El presidente Donald Trump podría recibir el alta de su convalecencia por COVID-19 este lunes si sus síntomas siguen mejorando y se mantiene activo, con una saturación de oxígeno en sangre adecuada y sin fiebre.

Así lo dijo el domingo Brian Garibaldi, uno de los miembros del equipo médico del hospital militar en el que se encuentra el mandatario. El presidente "está listo para volver a un horario de trabajo normal", señaló por su parte a la cadena Fox News el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows.

Las autoridades dijeron que Trump estaba ansioso por ser liberado después de pasar tres noches en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, según un reporte de la agencia de noticias Associated Press.

Garibaldi señaló que si Trump mantiene su actividad y movilidad y se mantiene sin problemas respiratorios podría ser dado de alta este lunes.

El cuerpo médico que atiende al presidente Trump reveló el domingo que su nivel de oxígeno en sangre había bajado repentinamente dos veces en los últimos días, y que le dieron un esteroide que normalmente solo se recomienda para los muy enfermos, agregó AP.

El plan es que esté fuera de la cama todo lo posible para que tenga movilidad, dijo Garibaldi, tras confirmar que la salud de Trump está evolucionando muy bien, y que podría ser dado de alta el lunes para continuar el resto de su tratamiento en la Casa Blanca.

Trump salió temporalmente este domingo del Walter Reed para saludar por sorpresa y desde un auto a los simpatizantes que se han concentrado en las cercanías del complejo. Con mascarilla y las ventanas cerradas, apareció en uno de los vehículos blindados de su comitiva presidencial y saludó a sus partidiarios, quienes aplaudieron y ovacionaron al mandatario.

El contagio alcanzó a la secretaria de prensa de la Casa Blanca Kayleigh McEnany, quien anunció este lunes que ha dado positivo al coronavirus.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Kayleigh McEnany. (AP/Jacquelyn Martin)
La secretaria de prensa de la Casa Blanca Kayleigh McEnany. (AP/Jacquelyn Martin)

McEnany dijo en un comunicado que no presenta síntomas de la enfermedad hasta ahora, y que continuará trabajando de manera remota mientras cumple su período de cuarentena.

Vea todas las noticias de hoy

Barrett asume como jueza de la Corte Suprema; se fortalece por décadas la mayoría conservadora

Amy Coney Barrett, magistrada en la Corte Suprema de Estados Unidos, en su juramentación el 26 de octubre de 2020.

El Senado de Estados Unidos confirmó este lunes en la noche, a ocho días de las elecciones presidenciales, a Amy Coney Barrett como nueva jueza del Tribunal Supremo, consolidando así la mayoría conservadora en la corte más importante del país.

Barrett fue confirmada con 52 votos en favor -todos de senadores republicanos- y 48 en contra -todos los demócratas y la conservadora Susan Collins.

Barrett, de 48 años, juró su cargo vitalicio esta misma noche en un acto en la Casa Blanca en el que también participó el presidente Donald Trump.

La confirmación de Barrett llega tras un apresurado y polémico proceso que se inició el 18 de septiembre pasado con la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg a los 87 años.

Barrett fue nominada por Trump días después, el 26 de septiembre, antes de que Ginsburg fuese incluso sepultada.

Los republicanos aprovecharon así su control sobre el Ejecutivo y sobre el Senado para decantar aun más a su favor el Supremo, que ahora queda con seis magistrados conservadores y tres progresistas, lo que marca el futuro de la corte para las próximas décadas.

El presidente Trump en la ceremonia de juramentación
El presidente Trump en la ceremonia de juramentación

Trump, de hecho, ha logrado confirmar a tres jueces para el Supremo en sus cuatro años en el poder: Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Barrett.

Los conservadores consideran además que la confirmación de Barrett como una "victoria histórica" para quienes se oponen aborto.

El senador cubanoamericano Marco Rubio ha dicho que a partir de ahora, "la izquierda radical" no podrá usar el Tribunal Supremo para legislar. El tribunal será solo para juzgar, y no para cambiar la voluntad de la Legislatura, explicó Rubio en un comunicado de prensa.

El congresista Mario Díaz-Balart, también de origen cubano, aplaudió la decisión tomada por el Senado de Estados Unidos:

"La jueza Amy Coney Barrett ha demostrado ser una férrea defensora del Estado de derecho que respeta diligentemente la Constitución. Su confirmación es un paso histórico hacia una mayor salvaguarda de los principios fundamentales de nuestra democracia".

El senador Ted Cruz de Texas, y de familia cubana, dijo que la mayoría republicana en el Senado "cumplió con su promesa de seleccionar a jueces conservadores que respetan la Constitución" y las ideas de los autores de dicho documento.

Marco Rubio pide a Trump un ajuste migratorio para los venezolanos

El presidente Donald Trump saluda al senador Marco Rubio en Miami. Foto Archivo

El senador Marco Rubio, republicano por Florida, instó al Presidente Donald Trump a que ajuste por decreto el estatus migratorio de miles de ciudadanos de Venezuela que radican en EEUU y que detenga sus deportaciones.

El legislador de ascendencia cubana envió una carta el primer mandatario, solicitando que ejerza su autoridad constitucional y otorgue lo que se conoce como Salida Forzada Diferida (DED) a los ciudadanos venezolanos elegibles que se encuentran actualmente en EEUU.

“A falta de aprobación del TPS por parte del Secretario de Seguridad Nacional, debemos asegurarnos de que no estamos deportando a personas a un país en que el régimen ilegítimo de Maduro y sus fuerzas de seguridad cometen asesinatos extrajudiciales, desapariciones y torturas de políticos oponentes ”, escribió Rubio, copatrocinador en 2019 de un anteproyecto sobre el llamado Estatus de Protección Temporal (TPS) para los Venezolanos.

“Felicito el liderazgo mantenido por su administración en apoyo al presidente interino Juan Guaidó mientras él sigue recorriendo su país en circunstancias extraordinariamente difíciles, y en muchos aspectos catastróficas, causadas por el régimen del narcoterrorista Nicolás Maduro. Como sabe, he abogado para que su administración apruebe el TPS a fin de que los ciudadanos venezolanos que se encuentran en Estados Unidos no tengan que regresar a Venezuela hasta que se restablezca la democracia”, puntualizó el presidente del Subcomité senatorial de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, Crimen Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Globales de la Mujer.

En la misiva Rubio recuerda al mandatario que el mes pasado, la Misión Independiente de Investigación del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre la República Bolivariana de Venezuela, en un informe encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planeado y ejecutado desde 2014 graves violaciones de derechos humanos, algunas de las cuales, incluidos asesinatos arbitrarios y el uso sistemático de la tortura, constituyen crímenes de lesa humanidad .

“Me alarma saber que al menos 188 venezolanos, algunos de los cuales al parecer no tenían antecedentes penales, fueron expulsados de Estados Unidos en el año fiscal 2020. Sin embargo, no está claro cuántos de estos individuos, si es que hubo alguno, fueron finalmente deportados”, manifestó el senador, que mencionó que el DED proporciona una suspensión administrativa temporal de expulsión para ciudadanos de países designados por el presidente, e históricamente se ha implementado en casos de desastres naturales, guerras e incluso "conflictos civiles generalizados".

El DED no otorga estatus de conformidad con la ley federal de inmigración, pero permite que una persona trabaje legalmente en el país durante la duración de la designación.

En la Florida, se intensifica la competencia para ganar las elecciones presidenciales

El presidente Trump en Pensacola, Florida, el 23 de octubre de 2020 (Mandel Ngan / AFP).

La revista Politico reporta que los republicanos en la Florida están saliendo de las trincheras en masa para votar en persona en las elecciones presidenciales, fenómeno que está reduciendo la gran ventaja obtenida por los demócratas en las boletas enviadas por correo.

Las elecciones son el 3 de noviembre, pero numerosos Estados ofrecen la alternativa de votar antes, en persona o por correo.

Politico dice que los demócratas siguen con una ventaja grande de 387 mil votos, pero esa cifra es 21% menos a lo que existía tres días antes.

Teniendo en cuenta que hay 10 días mas para votar, los republicanos ven la esperanza de alcanzar a sus rivales.

El presidente Trump votó el sábado en West Palm Beach, Florida. Un poco mas al sur, el expresidente Barack Obama habló ante sus partidiarios para alentarlos a votar por Joe Biden.

Ambos conocen bien al electorado. Trump ganó la Florida en el 2016. Obama ganó el Estado en 2008 y 2012.

Pide Obama en Miami que Florida repita la votación del 2008 y el 2012 (FOTOGALERIA)

Desde una tribuna en el parqueo de los predios del campo norte de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), en el área de Biscayne Bay, el ex presidente Barack Obama pidió a los floridanos que votaran por Joe Biden, quien fuera su vicepresidente durante los dos términos.

Una tribuna fue improvisada en la zona de parqueo del centro universitario y decenas de autos con unos 500 simpatizantes escucharon el discurso del ex presidente por unos 40 minutos.

Obama en el Campo Norte de FIU hace campaña por Joe Biden
Obama en el Campo Norte de FIU hace campaña por Joe Biden

Obama comenzó el discurso pidiendo los votos para los candidatos demócratas locales, como las congresistas federales Federica Wilson, Debbie Mucarsel-Powell y Debbie Wasserman Schultz, que enfrentan en algunos casos fuertes rivales republicanos como el alcalde del condado Carlos Gimenez. Expresó su apoyo a la Comisionada de Agricultura de Florida Nikki Fried, que tiene que ir a las urnas para mantenerse en el cargo.

Recordó Obama que en dos ocasiones ganó los 28 votos electorales de la Florida, y ahora pedía similar victoria, pues en el 2016 la candidata demócrata Hillary Clinton perdió el estado floridano ante el actual mandatario Donald Trump.

Dijo que en 10 días se realizará “la votación más importante en la historia de nuestras vidas” y pidió ir a votar adelantado y no esperar al último día; y en caso de haberlo hecho, ayudar entonces a familiares y amigos a ir a las urnas.

Criticó las políticas de Trump y calificó de “reality show” las actividades del mandatario. Puso en duda las políticas de la Casa Blanca en relación a la lucha contra la pandemia del COVID-19 y puso como ejemplo la labor del gobierno de Corea del Sur.

Alabó la labor de Biden como vicepresidente, y dijo que el ahora candidato hizo que él fuera mejor presidente durante esos ocho años en la Casa Blanca.

En este discurso, los aplausos, vítores o exclamaciones de aprobación eran apagados por los cláxones de los autos, que se han convertido en esta campaña electoral en un elemento de los mítines del Partido Demócrata en el sur de la Florida.

Las congresistas Debbie Mucarsel-Powell, Federica Wilson y la comisionada Nikki Fried, compartieron el podio con el ex mandatario.

En su recorrido por el condado, Obama se detuvo en la sede del Sindicato de Maestros del condado Miami-Dade, en Miami Springs.

EEUU sanciona a centro de investigación de Rusia por ciberataques

Hackers rusos trataron de irrumpir en las webs de think tanks conservadores de EE.UU.

El Secretario de Estado Norteamericano Michael R. Pompeo dio a conocer, a través de un comunicado de prensa, una nueva sanción emitida contra “las actividades cibernéticas malignas de los actores rusos en nombre del Gobierno de la Federación Rusa”.

“Hoy”, ha dicho Pompeo, “designamos una institución de investigación del gobierno ruso directamente relacionada con el malware destructivo y potencialmente mortal Tritón, también conocido como TRISIS y HatMan, de conformidad con la Sección 224 de la Ley de lucha contra los adversarios estadounidenses mediante sanciones”.

en 2017 paralizó las operaciones de una planta petroquímica de Oriente Medio.

Tritón es un malware concebido con el propósito de penetrar y manipular sofisticados sistemas de seguridad de las industrias, sobre todo, aquellos sistemas creados con el fin de detener los procesos de producción industrializados en caso de que peligre la vida humana.

La sanción impuesta al Centro de Investigación Estatal de la Federación Rusa, FGUP Instituto Central de Investigación Científica y Mecánica es, según el comunicado del Departamento de Estado, “una institución de investigación controlada por el gobierno ruso responsable de construir herramientas personalizadas que permiten ataques del malware Tritón, destaca la amenaza que representa el gobierno ruso para la ciberseguridad y la infraestructura crítica”.

quienes actúan a través del malware también han escaneado y sondeado instalaciones estadounidenses

De acuerdo con lo que expresa el comunicado, un ciberataque con el malware Tritón en 2017 paralizó las operaciones de una planta petroquímica de Oriente Medio. Además, señala que “quienes actúan a través del malware también han escaneado y sondeado instalaciones estadounidenses”.

“Aunque el gobierno ruso afirma que actúa con responsabilidad en el ciberespacio”, afirma Pompeo, “continúa participando en actividades peligrosas y maliciosas que amenazan la seguridad de Estados Unidos y de nuestros aliados”.

“No cejaremos en nuestros esfuerzos por responder a estas actividades utilizando todas las herramientas a nuestra disposición, incluidas las sanciones”, concluyó el secretario de Estado.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG