Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Trump llega a frontera sur, amenaza con declarar estado de emergencia

El presidente Donald Trump habla durante su visita a la estación de patrulla fronteriza de McAllen, en Texas.
Trump ehabla durante una mesa sobre inmigración y seguridad fronteriza.
Trump ehabla durante una mesa sobre inmigración y seguridad fronteriza.

El presidente Donald Trump llegó el jueves a McAllen, Texas, en la frontera con México, donde visitó una comisaría de la patrulla de fronteras para participar en una mesa redonda sobre inmigración y seguridad fronteriza, y una reunión informativa sobre seguridad en la zona.

"Si no tenemos una barrera, una barrera muy sustancial de algún tipo, ustedes no podrán resolver este problema", dijo Trump a los asistentes a la mesa redonda, sobre la cual se exhibían paquetes de heroína en forma de ladrillo envueltos en plástico, armas confiscadas y una bolsa plástica llena de dinero.

"Solo quiero decir que tienen un amigo con esta administración y tienen un amigo conmigo. Nadie hace un mejor trabajo, nadie hace un mejor trabajo", señaló.

También hizo referencia a los demócratas y a cómo están "deteniendo" su intención de construir el muro: "Creen que es bueno políticamente; creo que es un desastre para ellos políticamente, pero no lo hago por política, lo hago porque es correcto".

Incluso, dijo que, antes de salir de Washington, ratificó su intención de controlar el crimen, las pandillas, los traficantes y las drogas.

El presidente también visitó las orillas del Río Grande, con la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen; los senadores John Cornyn y Ted Cruz, y los agentes de la Patrulla Fronteriza y Aduanas de EE.UU.

Trump viajó a McAllen, en otro esfuerzo por demostrar que existe una crisis en la zona y es preciso levantar el muro, un día después de una reunión con los líderes demócratas del Congreso y justo cuando el cierre parcial del gobierno entra en su día 20, sin que aparezcan soluciones a la vista.

En cuanto a la amenaza de declarar el estado de emergencia, el senador republicano Lindsey Graham dijo: "la negativa de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a negociar sobre la financiación de un muro fronterizo, incluso si se reabriera el gobierno, prácticamente termina el camino del Congreso hacia la financiación de un muro", dijo Graham en un comunicado.

En la tarde del jueves, Graham añadió que "es hora de que el presidente Donald Trump use los poderes de emergencia para construir Muro".

El recibimiento de Trump estuvo a cargo del vicegobernador de Texas, Dan Patrick, y del fiscal general del estado, Ken Paxton. Algunos simpatizantes del presidente republicano lo recibieron con aplausos y mensajes de apoyo, mientras Trump les estrechaba las manos y firmaba autógrafos.

Trump saluda a sus seguidos y firma autógrafos a su llegada a McAllen, Texas.
Trump saluda a sus seguidos y firma autógrafos a su llegada a McAllen, Texas.

McAllen está en el Valle del Río Grande, la zona de la frontera que registra más cruces ilegales a territorio estadounidense. De otro lado, está Reinosa, Estado de Tamaulipas, México, y allí inmigrantes centroamericanos protestan.

"¡Construye ese muro!", gritaron algunos, mientras otros manifestantes sostenían carteles en contra de dicha medida.

Inmigrantes centroamericanos protestan en el cruce fronterizo de Reynosa-McAllen.
Inmigrantes centroamericanos protestan en el cruce fronterizo de Reynosa-McAllen.

"La política que los Estados Unidos siguen bajo el liderazgo del presidente Donald Trump: consideramos que es una política que no está en conformidad con el avance y la evolución de los derechos humanos. Lo vemos como una regresión, una política o postura que es algo retrógrado, algo xenófobo, que en estos días no debería permitirse", le dijo Fortín López, organizador de protestas y activista de derechos humanos, a Reuters.

Trabajadores del gobierno de EEUU protestan por el cierre del gobierno federal afuera de la Casa Blanca.
Trabajadores del gobierno de EEUU protestan por el cierre del gobierno federal afuera de la Casa Blanca.

Mientras tanto, en Washington, trabajadores federales exigieron reabrir el gobierno para que puedan volver al trabajo y recibir sus pagos.

Antes de partir hacia Texas, Trump reiteró a periodistas en la Casa Blanca que podría declarar una emergencia nacional si no consigue un acuerdo con los demócratas. Si concreta la medida en su esfuerzo por conseguir el dinero para el muro, probablemente generará desafíos en los tribunales en breve tiempo.

El presidente estadounidense se refirió a la manera cómo los demócratas describieron su actitud durante la reunión que sostuvieron el miércoles y expresó que al escuchar la negativa a los fondos para el muro por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, "me despedí cortésmente y me fui, ¡sin golpes (en la mesa)!", escribió el jueves en Twitter.

Trump exige 5.700 millones de dólares para levantar el muro en la frontera sur y hacer frente a la inmigración ilegal y los demócratas se niegan a entregar esa cifra indicando que la seguridad fronteriza se puede alcanzar sin necesidad de esa estructura que catalogan de inefectiva y hasta inmoral.

El enfrentamiento ha dejado un cuarto del gobierno federal cerrado y miles de empleados federales sin trabajo.

El presidente viajó a Texas con los dos senadores republicanos John Cornyn y Ted Cruz.

El jueves, Trump confirmó la cancelación del viaje planeado al foro Económico mundial en Davos, Suiza, debido al cierre parcial del gobierno.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo hoy durante su conferencia de prensa semanal que el presidente tendrá que responder a sus republicanos si declara una emergencia nacional para construir un muro en la frontera con México.

También, agregó: "ni siquiera sé si el presidente quiere el muro", pues podría querer solo un debate y calificó que Trump fue "poco presidencial" en la reunión del miércoles que "fue un arreglo para que él pudiera salir".

En cuanto al tema de la frontera y el presupuesto, señaló que cree "que el presidente tendrá problemas en su lado del pasillo para explotar la situación de una manera que mejore su poder. Veamos lo que hace".

Pelosi también dijo, en su cuenta de twitter que: "cuando los demócratas tomaron la mayoría, prometimos escuchar buenas ideas, de donde sea y de quien vengan. Es por eso que votamos para aprobar el lenguaje del Partido Republicano para reabrir el gobierno que el Senado ya aprobó. Pero todavía se niegan a tomar "sí" por una respuesta".

El martes Trump se dirigió a la nación por televisión con un discurso que duró cerca de 10 minutos, en el que buscó convencer a los estadounidenses con su plan sobre el muro fronterizo, un tema esencial desde su campaña para llegar a la presidencia en 2016.

El cierre parcial de gobierno debido a la falta de un acuerdo sobre financiamiento, que comenzó el 22 de diciembre de 2018, mantiene interrumpida la operación de varias agencias federales mientras que unos 800.000 empleados no están recibiendo sus salarios.

En medio de un panorama marcado por la controversia entre el presidente y los demócratas, que son mayoría en la Cámara de Representantes, el viaje a la frontera no despierta gran entusiasmo respecto a que una solución para abrir el gobierno pueda estar cerca.

El tono con el que finalizó la charla con los demócratas el miércoles deja claro que las posturas son diametralmente opuestas: "Acabo de salir de una reunión con Chuck y Nancy, una pérdida total de tiempo. Pregunté qué sucederá en 30 días si abro las cosas rápidamente, ¿aprobarán la seguridad fronteriza que incluye un muro o una barrera de acero? Nancy dijo, NO. Dije adiós, nada más funciona!", escribió Trump en Twitter.

El propio Trump ha manifestado sus dudas respecto a que su aterrizaje en la frontera o lo que diga vaya a cambiar el parecer de los que se oponen a su plan.

Incluso, no ha descartado la posibilidad de declarar una emergencia nacional, según indicó el martes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien expresó que "ciertamente aún es una opción, algo sobre la mesa. Es algo que estamos estudiando", dijo Sanders.

Vea todas las noticias de hoy

Pompeo se reunirá el 31 de mayo con Merkel tras suspender visita anterior a Berlín

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, habla en el Departamento de Estado en Washington, DC

La canciller alemana, Angela Merkel, recibirá el próximo día 31 en Berlín al secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, con quien tenía previsto reunirse el pasado 7 de mayo, pero cuya entrevista fue suspendida a última hora por "asuntos acuciantes".

En una rueda de prensa ordinaria, la viceportavoz del Gobierno alemán Martina Fietz precisó que Merkel y Pompeo se reunirán al mediodía en la Cancillería para abordar las relaciones bilaterales y también asuntos internacionales.

En relación con la situación en Irán, la portavoz subrayó que la canciller reiterará ante Pompeo la opinión del Gobierno alemán de que todo lo relativo a Teherán solo puede solucionarse "de forma pacífica, consensuada y a través del diálogo".

Agregó que en términos generales tanto Europa como Estados Unidos comparten los mismos objetivos, no solo en lo que respecta al programa nuclear iraní sino también en lo que se refiere al papel de Teherán en la región o en cuanto a su programa de misiles.

Por eso, para Europa la mejor solución sigue siendo el acuerdo nuclear con Irán para descartar un armamento de ese país, apuntó la viceportavoz.

En ese sentido, Fietz aseguró que si Irán cumple "completamente con sus compromisos" en el marco del llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), Alemania hará todo lo que esté de su parte por mantenerlo en pie.

Antes de su reunión, está previsto que Merkel y Pompeo, que también se entrevistará con su homólogo alemán, Heiko Maas, se dirijan a la prensa.

Después de suspender su visita a Berlín, en medio de la imposición de nuevas sanciones de Estados Unidos a Irán, Pompeo realizó una "visita sorpresa" a Irak, donde según informaciones de la parte iraquí se reunió con el primer ministro, Adel Abdelmahdi, y con el presidente de la República, Barham Saleh.

Merkel recibirá a Pompeo recién llegada de Estados Unidos, a donde viajará la semana que viene por invitación de la Universidad de Harvard, en Boston, donde el jueves será investida doctora honoris causa y pronunciará un discurso en el acto de graduación.

Ese mismo día se reunirá con el gobenador de Massachussetts, Charlie Baker, así como con representantes del Centro de Estudios Europeos de la Universidad de Harvard y estudiantes alemanes.

EEUU acusa a Assange de espionaje y otros 18 cargos

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, llega a la corte de Westminster tras ser arrestado en Londres. (Archivo)

El país presentó este 18 nuevos cargos, entre ellos uno por espionaje, contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, sobre quien ya pesaba una acusación por conspiración para infiltrarse en ordenadores gubernamentales por parte de la Justicia, informaron medios de comunicación locales.

Los nuevos cargos fueron presentados este jueves por un gran jurado del estado de Virginia, que le acusa ahora además de espionaje y de publicación de documentos altamente clasificados, lo que podría suponerle una condena de hasta 170 años, según el diario The Washington Post.

La fiscalía sostiene que Assange pudo cometer un acto de espionaje al colaborar con agentes de inteligencia para obtener y distribuir información secreta, una conducta que la defensa del acusado ha justificado en reiteradas ocasiones alegando que es parte de su labor periodística.

"Julian Assange no es un periodista. Nuestro departamento se toma en serio el papel de los periodistas en nuestra democracia", declaró el secretario adjunto del fiscal general, John Demers, en un comunicado.

La fiscalía ya presentó cargos contra Assange en abril por conspirar con la exsoldado Chelsea Manning, que en 2010 filtró al portal WikiLeaks más de 700.000 documentos clasificados, para intentar descifrar las claves de acceso de equipos del Gobierno con los que acceder a dicha información para dificultar su posible identificación.

Assange se enfrenta a una posible pena de cinco años de prisión por esta primera acusación.

La nueva acta de acusación señala que Assange conspiró con Manning para obtener y divulgar documentos confidenciales de defensa nacional, incluidos cables y reportes del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán. Añade que sus acciones representaron un “riesgo muy grave” para Estados Unidos.

El activista se encuentra bajo arresto desde el pasado 11 de abril, cuando las autoridades británicas procedieron a su detención en el interior de la embajada de Ecuador en el Reino Unido, donde permanecía asilado desde el 19 de junio de 2012.

Ecuador puso fin al asilo de Assange después de que el fundador de Wikileaks demandara a las autoridades de ese país después de que Quito le impusiera un protocolo de convivencia en la embajada.

Desde entonces, Assange se encuentra en poder de la justicia británica, que lo ha condenado por violación de medidas cautelares en 2012, y a la espera de ser extraditado bien a EEUU, que lo requiere por la difusión de cientos de miles de documentos secretos, o a Suecia, por agresión sexual a dos mujeres.

(Con información de EFE y Associated Press)

Pelosi pide a familia y asistentes de Trump que intervengan "por el bien del país"

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante su conferencia de prensa semanal.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo el jueves que el mandatario Donald Trump tuvo "una rabieta" durante una reunión con líderes demócratas del Congreso y que deseaba que su familia o su personal realice una "intervención" por el bien del país.

Pelosi acusó a Trump de obstruir la justicia, lo que, según ella, es una falta que puede originar un juicio político, reportó Reuters.

"Nuevamente, rezo por el presidente de Estados Unidos. Deseo que su familia, su gobierno o su personal hagan una intervención por el bien del país", dijo Pelosi a periodistas.

La presidenta de la Cámara baja había acusado el miércoles a Trump de "encubrimiento" por las investigaciones relacionadas con la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, poco antes de que él la recibiera en la Casa Blanca.

Los comentarios irritaron a Trump y lo llevaron a salir de una reunión sobre infraestructura luego de solo tres minutos, posiblemente hundiendo las probabilidad de alcanzar una ley sobre el sector.

Pelosi dijo que Trump ha establecido un patrón impredecible y en un momento incluso bromeó sobre la cláusula constitucional que habla sobre el proceso para reemplazar al jefe del ejecutivo, reportó Associated Press.

Pelosi dijo que Trump ha establecido un patrón impredecible.
Pelosi dijo que Trump ha establecido un patrón impredecible.

"Quizás quiera tomar un sabático", dijo. Cuando se le preguntó si estaba preocupada por el bienestar de Trump, ella contestó: "Lo estoy".

Trump dijo que era imposible trabajar en la legislación mientras los demócratas continuaran sus investigaciones "falsas" sobre él.

En su conferencia de prensa semanal del jueves, Pelosi siguió a la ofensiva, insistiendo en que Trump era incapaz de abordar asuntos legislativos complejos.

La legisladora agregó que la Casa Blanca está "rogando" que los demócratas inicien un juicio político, con la idea de que esto les ayudaría políticamente.

El líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo que el comentario de Pelosi fue "irresponsable".

"Creo que las acciones de la presidenta (de la Cámara) Pelosi fueron irresponsables. Ha tenido programado durante varias semanas para tener reuniones de seguimiento con el presidente para hablar sobre infraestructura, para llegar a una solución. Pero, ¿qué hace antes de la reunión? Programa una conferencia especial de la mayoría para hablar sobre juicio político. Sale antes a los micrófonos y dice que el presidente está encubriendo algo. Y el mismo día, la presidenta (de la Cámara) cuestionó el juramento de todos los republicanos a la Constitución. Esto es irresponsable", dijo McCarthy, según un reporte de la Voz de América.

"(Trump) no hizo nada diferente, excepto exactamente lo que dijo que haría - que se reuniría, y llegaría a una solución", añadió.

Previamente, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo a CNN que era "descabellado", "una locura" que los demócratas pensaran que Pelosi podía acusar a Trump de "encubrimiento", tal como lo hizo antes de la reunión del miércoles.

“Es muy difícil tener una reunión en la que se acusa al presidente de Estados Unidos de un crimen y una hora después te presentas y actúas como si nada hubiera ocurrido", dijo Sanders a reporteros afuera de la Casa Blanca.

(Con información de Reuters, Associated Press y Voz de América)

Un tornado y ríos crecidos dejan víctimas fatales en Missouri

Un auto dañado por el tornado en Jefferson City, Missouri.

Un tornado destruyó varios inmuebles en la capital de Missouri mientras una tormenta azotaba el estado durante la noche, matando al menos a tres personas e hiriendo a casi una veintena más, informaron las autoridades el jueves.

El Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos confirmó que un tornado grande y destructivo cruzó Jefferson City poco antes de la medianoche.

"En todo el estado, los servicios de emergencia de Missouri respondieron una vez más con rapidez y buena coordinación mientras buena parte del estado lidiaba con unas condiciones extremadamente peligrosas que dejaron gente herida, atrapada en casas y que trágicamente causaron la muerte de tres personas", dijo el gobernador, Mike Parson.

La agencia de Seguridad Pública del estado confirmó que los tres decesos ocurrieron en la zona de Golden City, en el condado de Barton, y que varias resultaron heridas en la zona de Carl Junction, en el condado de Jasper.

El mal tiempo vino de Oklahoma, donde los socorristas luchaban por rescatar a la gente de las aguas torrenciales.

Esta semana se han producido tornados y lluvias torrenciales en partes de las Planicies del Sur y el centro-norte de Estados Unidos.

El daño abarcó alrededor de un área de tres millas en Jefferson City, dijo el teniente de la policía local, David Williams. Alrededor de 20 personas fueron rescatadas por el personal de emergencia, y aunque no hubo informes de personas desaparecidas, las autoridades planearon realizar el jueves inspecciones puerta por puerta, agregó.

Williams dijo que se habían recibido varios avisos de personas atrapadas en sus casas. "Es una situación caótica ahora mismo", añadió. "Necesitamos que la gente que no está afectada se mantenga alejada de esas zonas".

"Es una situación caótica en este momento", dijo Williams.

El Servicio Nacional de Meteorología precisó que el tornado se movió por Jefferson City con dirección nordeste a 64 kilómetros (40 millas) por hora. La ciudad tiene una población de 40.000 habitantes y se encuentra unos 209 kilómetros (130 millas) al oeste de St. Louis.

Un tornado pasó a unas pocas millas de Joplin, Missouri, en el octavo aniversario de un tornado catastrófico que mató a 161 personas en la ciudad. El nuevo tornado causó algunos daños en la localidad de Carl Junction, unos 6,44 kilómetros (4 millas) al norte del aeropuerto de Joplin.

En el este de Oklahoma, dos barcazas se soltaron de sus amarras y bajaron a gran velocidad por el crecido río Arkansas, sembrando la alarma río abajo ante el riesgo de que chocaran contra una presa. Las autoridades localizaron las barcazas el jueves por la mañana, atrapadas en las rocas del río.

La Patrulla de Caminos de Oklahoma dijo que las barcazas aún estaban atadas entre sí y que los equipos de emergencia estaban trabajando para asegurarlas.

Premian a cubanoamericanos exitosos para combatir prejuicios contra hispanos

César Alvarez, uno de los premiados.

La organización FACE, creada hace 37 años para combatir los prejuicios hacia los exiliados cubanos, entregó este jueves sus premios anuales a tres cubanoestadounidenses que han demostrado que "vale la pena que los Estados Unidos reciban a inmigrantes de todas partes del mundo".

Así lo señaló a Efe Aida Levitan, que está al frente de Facts About Cuban Exiles (FACE), antes de una ceremonia en la que dominó el mensaje de que éste es un país de inmigrantes que no puede cerrarse a la llegada de otros y que la mejor arma contra los prejuicios hacia los latinos es publicitar sus éxitos y aportaciones.

Recibieron los premios FACE 2019 César Álvarez, presidente senior del despacho de abogados Greenberg Traurig; Carlos Álvarez, exjugador profesional de fútbol americano y después dedicado a la abogacía y la mediación, y Mike Fernández, presidente de la firma de inversión en empresas de salud MBF Heathcare Partners.

El primero recibió el premio a la excelencia profesional y de negocio, el segundo el premio a la excelencia profesional y deportiva y el tercero el premio a la excelencia empresarial.

Levitan señaló que la organización que preside, creada para ayudar a los cubanos que llegaron a este país a partir de la revolución de 1959, cobra más sentido en una época como la actual donde hay "un creciente prejuicio hacia los hispanos".

Como ejemplo de que los prejuicios existen todavía en Florida, aunque no haya ya carteles que digan "No Negros, No cubans, No Dogs", como los que había en algunos lugares de Miami cuando en 1960 llegó César Álvarez, el presidente senior de una de las diez principales firmas legales del país contó una anécdota reciente.

Le compró hace un mes un carro a su hijo en Palm Beach, a unas 70 millas al norte de Miami, y cuando fue a pagar con un cheque el vendedor le dijo que solo aceptaban un cheque de caja del banco.

En principio, el vendedor le dijo que eran normas de la casa pero después se le escapó que era porque venían "de Miami". "Si yo fuera rubio y me llamara Smith, eso no me habría pasado", dice Álvarez.

Mike Fernández, que salió de Cuba cuando tenía 13 años y vía México llegó a Nueva York, donde empezó a estudiar y luego se alistó en el Ejército, recuerda que en esa época el Gobierno ayudaba mucho a los que recién llegaban.


"Hoy la puerta no es de bienvenida", dice Fernández, que se ha destacado por sus acciones filantrópicas, que en el caso de los inmigrantes se centran en ayudarles con los trámites legales para conseguir quedarse en el país.

"Viene a buscar lo mismo que nosotros, libertad y una vida mejor para sus hijos", subraya.

Fernández no cree que sean positivas las políticas antiinmigrantes, porque precisamente "Estados Unidos es un país de inmigrantes" y cree que a los "votantes blancos" les da cierto "miedo e inseguridad" ver que ellos van siendo menos y los otros más.

A juicio de este empresario, la mejor manera de acabar con los prejuicios es resaltar y divulgar la "contribución positiva" de los hispanos al país.

Subraya que en poca partes se dice que los inmigrantes contribuyen a la economía de Florida con 60.000 millones de dólares en impuestos al año ni tampoco se sabe que hay 318.000 empleadores inmigrantes que dan trabajo a "un millón de ciudadanos americanos".

César Álvarez dice que lo que siempre ha ayudado a combatir los prejuicios son los éxitos, son "la única cosa que cambia la mente".

"Si haces algo bueno en esta comunidad es cuando cambia la mentalidad", dice.

Su hermano menor, Carlos Álvarez, que cuando jugaba fútbol americano era conocido como "la cometa cubana", dijo que conoció la discriminación siendo niño porque "los cubanos eran una cosa nueva en Florida".

A su juicio es un "gran error" no integrar a los inmigrantes en un país donde han hecho "grandes beneficios" y las "grandes innovaciones, las mentes más brillantes" han venido de afuera.

Lleguen con una alta preparación o con poca, "todos quieren venir aquí a triunfar" y eso es algo positivo para el país, dijo.

(Con información de EFE)

Cargar más

XS
SM
MD
LG