Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Trump llega a frontera sur, amenaza con declarar estado de emergencia

El presidente Donald Trump habla durante su visita a la estación de patrulla fronteriza de McAllen, en Texas.
Trump ehabla durante una mesa sobre inmigración y seguridad fronteriza.
Trump ehabla durante una mesa sobre inmigración y seguridad fronteriza.

El presidente Donald Trump llegó el jueves a McAllen, Texas, en la frontera con México, donde visitó una comisaría de la patrulla de fronteras para participar en una mesa redonda sobre inmigración y seguridad fronteriza, y una reunión informativa sobre seguridad en la zona.

"Si no tenemos una barrera, una barrera muy sustancial de algún tipo, ustedes no podrán resolver este problema", dijo Trump a los asistentes a la mesa redonda, sobre la cual se exhibían paquetes de heroína en forma de ladrillo envueltos en plástico, armas confiscadas y una bolsa plástica llena de dinero.

"Solo quiero decir que tienen un amigo con esta administración y tienen un amigo conmigo. Nadie hace un mejor trabajo, nadie hace un mejor trabajo", señaló.

También hizo referencia a los demócratas y a cómo están "deteniendo" su intención de construir el muro: "Creen que es bueno políticamente; creo que es un desastre para ellos políticamente, pero no lo hago por política, lo hago porque es correcto".

Incluso, dijo que, antes de salir de Washington, ratificó su intención de controlar el crimen, las pandillas, los traficantes y las drogas.

El presidente también visitó las orillas del Río Grande, con la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen; los senadores John Cornyn y Ted Cruz, y los agentes de la Patrulla Fronteriza y Aduanas de EE.UU.

Trump viajó a McAllen, en otro esfuerzo por demostrar que existe una crisis en la zona y es preciso levantar el muro, un día después de una reunión con los líderes demócratas del Congreso y justo cuando el cierre parcial del gobierno entra en su día 20, sin que aparezcan soluciones a la vista.

En cuanto a la amenaza de declarar el estado de emergencia, el senador republicano Lindsey Graham dijo: "la negativa de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a negociar sobre la financiación de un muro fronterizo, incluso si se reabriera el gobierno, prácticamente termina el camino del Congreso hacia la financiación de un muro", dijo Graham en un comunicado.

En la tarde del jueves, Graham añadió que "es hora de que el presidente Donald Trump use los poderes de emergencia para construir Muro".

El recibimiento de Trump estuvo a cargo del vicegobernador de Texas, Dan Patrick, y del fiscal general del estado, Ken Paxton. Algunos simpatizantes del presidente republicano lo recibieron con aplausos y mensajes de apoyo, mientras Trump les estrechaba las manos y firmaba autógrafos.

Trump saluda a sus seguidos y firma autógrafos a su llegada a McAllen, Texas.
Trump saluda a sus seguidos y firma autógrafos a su llegada a McAllen, Texas.

McAllen está en el Valle del Río Grande, la zona de la frontera que registra más cruces ilegales a territorio estadounidense. De otro lado, está Reinosa, Estado de Tamaulipas, México, y allí inmigrantes centroamericanos protestan.

"¡Construye ese muro!", gritaron algunos, mientras otros manifestantes sostenían carteles en contra de dicha medida.

Inmigrantes centroamericanos protestan en el cruce fronterizo de Reynosa-McAllen.
Inmigrantes centroamericanos protestan en el cruce fronterizo de Reynosa-McAllen.

"La política que los Estados Unidos siguen bajo el liderazgo del presidente Donald Trump: consideramos que es una política que no está en conformidad con el avance y la evolución de los derechos humanos. Lo vemos como una regresión, una política o postura que es algo retrógrado, algo xenófobo, que en estos días no debería permitirse", le dijo Fortín López, organizador de protestas y activista de derechos humanos, a Reuters.

Trabajadores del gobierno de EEUU protestan por el cierre del gobierno federal afuera de la Casa Blanca.
Trabajadores del gobierno de EEUU protestan por el cierre del gobierno federal afuera de la Casa Blanca.

Mientras tanto, en Washington, trabajadores federales exigieron reabrir el gobierno para que puedan volver al trabajo y recibir sus pagos.

Antes de partir hacia Texas, Trump reiteró a periodistas en la Casa Blanca que podría declarar una emergencia nacional si no consigue un acuerdo con los demócratas. Si concreta la medida en su esfuerzo por conseguir el dinero para el muro, probablemente generará desafíos en los tribunales en breve tiempo.

El presidente estadounidense se refirió a la manera cómo los demócratas describieron su actitud durante la reunión que sostuvieron el miércoles y expresó que al escuchar la negativa a los fondos para el muro por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, "me despedí cortésmente y me fui, ¡sin golpes (en la mesa)!", escribió el jueves en Twitter.

Trump exige 5.700 millones de dólares para levantar el muro en la frontera sur y hacer frente a la inmigración ilegal y los demócratas se niegan a entregar esa cifra indicando que la seguridad fronteriza se puede alcanzar sin necesidad de esa estructura que catalogan de inefectiva y hasta inmoral.

El enfrentamiento ha dejado un cuarto del gobierno federal cerrado y miles de empleados federales sin trabajo.

El presidente viajó a Texas con los dos senadores republicanos John Cornyn y Ted Cruz.

El jueves, Trump confirmó la cancelación del viaje planeado al foro Económico mundial en Davos, Suiza, debido al cierre parcial del gobierno.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo hoy durante su conferencia de prensa semanal que el presidente tendrá que responder a sus republicanos si declara una emergencia nacional para construir un muro en la frontera con México.

También, agregó: "ni siquiera sé si el presidente quiere el muro", pues podría querer solo un debate y calificó que Trump fue "poco presidencial" en la reunión del miércoles que "fue un arreglo para que él pudiera salir".

En cuanto al tema de la frontera y el presupuesto, señaló que cree "que el presidente tendrá problemas en su lado del pasillo para explotar la situación de una manera que mejore su poder. Veamos lo que hace".

Pelosi también dijo, en su cuenta de twitter que: "cuando los demócratas tomaron la mayoría, prometimos escuchar buenas ideas, de donde sea y de quien vengan. Es por eso que votamos para aprobar el lenguaje del Partido Republicano para reabrir el gobierno que el Senado ya aprobó. Pero todavía se niegan a tomar "sí" por una respuesta".

El martes Trump se dirigió a la nación por televisión con un discurso que duró cerca de 10 minutos, en el que buscó convencer a los estadounidenses con su plan sobre el muro fronterizo, un tema esencial desde su campaña para llegar a la presidencia en 2016.

El cierre parcial de gobierno debido a la falta de un acuerdo sobre financiamiento, que comenzó el 22 de diciembre de 2018, mantiene interrumpida la operación de varias agencias federales mientras que unos 800.000 empleados no están recibiendo sus salarios.

En medio de un panorama marcado por la controversia entre el presidente y los demócratas, que son mayoría en la Cámara de Representantes, el viaje a la frontera no despierta gran entusiasmo respecto a que una solución para abrir el gobierno pueda estar cerca.

El tono con el que finalizó la charla con los demócratas el miércoles deja claro que las posturas son diametralmente opuestas: "Acabo de salir de una reunión con Chuck y Nancy, una pérdida total de tiempo. Pregunté qué sucederá en 30 días si abro las cosas rápidamente, ¿aprobarán la seguridad fronteriza que incluye un muro o una barrera de acero? Nancy dijo, NO. Dije adiós, nada más funciona!", escribió Trump en Twitter.

El propio Trump ha manifestado sus dudas respecto a que su aterrizaje en la frontera o lo que diga vaya a cambiar el parecer de los que se oponen a su plan.

Incluso, no ha descartado la posibilidad de declarar una emergencia nacional, según indicó el martes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien expresó que "ciertamente aún es una opción, algo sobre la mesa. Es algo que estamos estudiando", dijo Sanders.

Vea todas las noticias de hoy

Trump elogia a Bolsonaro y este pronostica su reelección en 2020

El presidente Donald Trump y su homólogo brasileño, Jair bolsonaro, se dirigen a la prensa en la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump elogió el martes al mandatario brasileño Jair Bolsonaro al darle la bienvenida en la Casa Blanca, diciendo que el hombre que ha sido descrito como el "Trump del Trópico" ha hecho "un trabajo muy sobresaliente".

Trump dijo que Bolsonaro había realizado "una campaña increíble" y que se sentía "honrado" de que se le hubiera comparado con su propia victoria en las elecciones generales estadounidenses de 2016.

Al iniciar una conferencia de prensa conjunta más tarde, Trump pronosticó que ambos tendrán “una fantástica relación de trabajo” y que tienen “muchos puntos de vista” en común.

Bolsonaro, por su parte, anticipó la reelección de Trump en las elecciones presidenciales de 2020, y criticó el socialismo al ser preguntado por algunos candidatos demócratas asociados con este sistema socioeconómico.

"Es un asunto interno, pero creo que Trump va a ser reelegido. (...) Más y más gente está abriendo sus ojos frente a la realidad del socialismo", dijo Bolsonaro durante la rueda de prensa con Trump en la Casa Blanca.

"Creo que todos van a repetir su voto aquí en EE.UU.", insistió.

Trump agradeció los augurios de Bolsonaro y aseguró que él piensa lo mismo.

"El crepúsculo del socialismo ha llegado a nuestro hemisferio, y espero que también haya llegado a nuestro gran país. Lo último que queremos en Estados Unidos es el socialismo", agregó el mandatario estadounidense.

En su discurso, Bolsonaro indicó que "siempre" ha sentido admiración por el país, pero que ha crecido de manera importante desde que Trump "juró el cargo".

Se esperaba que los dos mandatarios hablaran de una serie de temas durante su primera reunión, como la ampliación de las relaciones comerciales, el aumento de las inversiones privadas estadounidenses en Brasil y la salida de la crisis política actual en Venezuela.

Brasil, la nación más grande y poblada de América Latina, ha buscado convertirse en un "gran aliado no miembro" de la OTAN para facilitar la compra de armas estadounidenses y reducir las barreras a la cooperación militar y de otro tipo con Estados Unidos.

Trump dijo luego en conferencia de prensa que tiene la intención de designar a Brasil “gran aliado no miembro de la OTAN” y “quizás aliado de la OTAN” también.

En señal de amistad, los dos también intercambiaron camisetas de fútbol.

(Con información de Associated Press)

Trump recibirá a Bolsonaro en la Casa Blanca este martes

Combinación de fotos de Donald Trump y Jair Bolsonaro.

El presidente de Brasil, Jair Bolsanaro, se encuentra en Washington para reunirse el día de mañana con el presidente de Estados Unidos Donald Trump.

La razón de la visita se centra en la ideología afín del mandatario brasilero con la influencia de Estados Unidos en Latinoamérica para encarar lo que él llama “una amenaza comunista contra la democracia’’ asegura la agencia de noticias Reuters.

Por medio de un tweet del hijo del mandatario brasilero y también congresista, Eduardo Bolsanaro, se conoció la visita a la sede de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) ubicada en Langley, Virginia, cerca de Washington. “Ahora con el presidente Jair Bolsanaro y los ministros de la CIA, una de las agencias más reconocidas del mundo. Será una excelente oportunidad para conversar sobre temas internacionales de la región con técnicos y expertos de alto nivel’’ escribió el congresista.

La visita de Bolsanaro a la CIA es una decisión inusual para un jefe de Estado extranjero que no estaba en la agenda pública de su primer viaje oficial a Washington. De igual manera que Trump, la familia Bolsanaro se caracteriza por romper el protocolo usando las redes sociales haciendo pública la visita a la CIA, afirma Reuters.

Según la agencia de noticias el presidente de Brasil tenía previsto reunirse en la tarde del lunes con el exsecretario del Tesoro Hank Paulson, así como también haría declaraciones en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

La CIA no ha dado declaraciones sobre la visita del día de hoy.

EEUU y Rusia abordarán situación de Venezuela

El enviado especial del Departamento de Estado para Venezuela, Elliott Abrams.

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, se reunirá esta semana en Roma con el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, para conversar sobre el deterioro de la situación venezolana, informó el Departamento de Estado.

Según la agencia de prensa rusa Interfax, Ryabkov dijo el domingo que el principal día de conversaciones con Abrams será el martes y ambas partes buscarán un diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

Ryabkov expresó que las posiciones de Moscú y Washington son diametralmente opuestas en el tema venezolano, pero eso no es una razón para no conversar.

Abrams, señala el comunicado, aprovechará su paso por Roma para también conversar con oficiales italianos, entre ellos, el primer ministro consejero diplomático Pietro Benassi.

[Con información del Departamento de Estado y la agencia Interfax]

Legiladores de la Florida reclaman TPS para venezolanos en EEUU

TPS

Legisladores y miembros del Caucus Demócrata Hispano de Florida reclamaron este lunes el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los venezolanos, debido la "crisis humanitaria y económica" que vive ese país, y pidieron "intensificar las sanciones" al Gobierno de Nicolás Maduro.

El grupo de senadores y representantes demócratas condenó de forma inequívoca el "régimen dictatorial" de Maduro, en palabras del senador Víctor Torres, y expresó su firme respaldo a Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como jefe de Estado interino del país.

"Necesitamos acciones y no palabras" ante la "crisis humanitaria y económica" que azota Venezuela y que, de una vez, se "otorgue el TPS a los desesperados venezolanos" que se encuentran en territorio estadounidense, dijo Torres en una rueda de prensa conjunta en el Capitolio estatal.

En ese contexto, la senadora Janet Cruz, calificó de "hipocresía" el hecho de "denunciar" la "brutal represión" del régimen venezolano y, al mismo tiempo, "deportar a los venezolanos" de Estados Unidos a su país de origen.

Una acción de las autoridades migratorias estadounidense que "penaliza a los refugiados venezolanos" y que, sin embargo, se puede revertir de "inmediato" con la concesión del amparo del TPS a los venezolanos que se encuentran en este país, según Cruz.

"La Administración de Trump tiene la autoridad para proporcionar de manera inmediata el TPS a los venezolanos" en este país, apostilló la senadora.

Opinó Cruz que no se trata de un asunto partidista, de republicanos o demócratas, sino que hablamos de una "profunda crisis humanitaria" en un país donde los "niños están hambrientos" y las familias buscan desesperadamente alimentos y agua.

Por su parte, el senador Jose Javier Rodríguez expresó la "unidad" de los legisladores demócratas en torno al "Gobierno interino de Guaidó" y el respaldo a una convocatoria de elecciones para una "transición rápida hacia la democracia" en Venezuela.

Rodríguez afirmó que Venezuela sufre desde 2017 un proceso de aceleración de la "dictadura narcoterrorista que detenta el poder", y dejó claro que Florida "no hará negocios con las compañías" que pretendan comerciar con el régimen venezolano.

"El dinero de los floridanos no va a ir a parar al bolsillo de los que negocian con Maduro", aseveró Rodríguez.

El senador Carlos Guillermo Smith, de origen peruano, destacó que en los últimos cuatro años han entrado en Estados Unidos más de 70.000 venezolanos huyendo de las "condiciones brutales" que padecen en su país.

Por eso, se preguntó, en línea con lo expresado por Cruz, si "¿estamos con los venezolanos o los deportamos?"; porque, aseveró, tenemos que tomar una decisión, "actuar ya" y "no solo mostrar nuestra solidaridad y rezar" por las penurias que sufren los venezolanos.

El representante John Cortés, miembro del Caucus Demócrata Hispano, reclamó un TPS para los venezolanos, muchos de ellos profesionales, para que "puedan trabajar en EE.UU." y salgan adelante frente a "esta horrenda situación que están sufriendo".

Una situación de "abuso de poder y destrucción de la economía y ataque a los derechos humanos" que ha provocado un éxodo masivo de venezolanos, resaltó, por su parte, el congresista Richard Stark.

Stark pidió al presidente, Donald Trump, la concesión urgente del TPS a los venezolanos y "continuar las sanciones contra el régimen de Madruo todo el tiempo que sea necesario".

Refuerzan seguridad en mezquitas de Florida

Residentes en Nueva Zelanda colocan flores a las víctimas de los ataques a las mezquitas en Christchurch el 16 de marzo de 2019.

Muchas mezquitas de Florida han visto una mayor presencia policial en sus inmediaciones luego de los ataques perpetrados el viernes contra dos mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda) que se han saldado con al menos 49 personas asesinadas.

Tal como dan cuenta este sábado medios locales, los departamentos de Policía de la ciudad de Miami, del Condado de Miami-Dade y del vecino Broward, así como dependencias policiales del centro del estado han incrementado la seguridad en mezquitas y otros templos de culto, aunque no por alguna amenaza específica sino como medida de previsión.

"No queremos alarmar a todo el mundo para que sea irracional con esto, pero tienen miedo", declaró al canal del sur de Florida Local10 Wilfredo Ruiz, capellán y portavoz en este estado del Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR).

"Cada vez que permitimos que las personas que tienen esta agenda nos influyan para cambiar nuestro comportamiento, nuestra forma de pensar y la forma en que nos relacionamos, les estamos dando poder para cumplir su agenda sobre la nuestra", señaló Imam Naseeb Khan titular de la mezquita Jamaat UI Muttaqueen, en Pembroke Pines.

En los mismos términos se expresó el imán Tariq Rasheed, del Islamic Center of Orlando, quien lamentó los sangrientos ataques en Christchurch, pero aseguró que no van a cambiar la forma en que profesan su culto.

"No vamos a cambiar las maneras pacíficas de nuestra mezquita. Si cambiamos, significa que las personas malvadas han ganado", aseguró
Rasheed al diario local Orlando Sentinel, tras agregar que en las últimas horas ha recibido llamadas de solidaridad de feligreses cristianos y judíos.

Nueva Zelanda presentó hoy cargos de asesinato contra el autor de la masacre de Christchurch y anunció una reforma de su ley de armas mientras intenta rehacerse tras sufrir el peor atentado de su historia.

Brenton Tarrant, australiano de 28 años, es el presunto responsable de los ataques a la mezquita de Al Noor, cerca el Jardín Botánico, y a la aledaña Linwood, que dejaron 49 muertos y casi medio centenar de heridos, entre ellos menores.

(Agencia EFE)

Cargar más

XS
SM
MD
LG