Enlaces de accesibilidad

Mundo

Trump, Kim y el Nobel de la Paz: la diplomacia que entienden los "imperios del mal"

Donald Trump y Kim Jong Un en la televisión.

Por primera vez, Corea del Norte realmente está moviendo ficha. Reagan lo entendió: con los regímenes totalitarios y soberbios el apaciguamiento no funciona: solo dan frutos la máxima presión y la búsqueda de la paz con la necesaria dosis de fuerza.

Que la candidatura del presidente Donald Trump para el premio Nobel de la Paz suscrita esta semana por 18 legisladores estadounidenses se materialice en 2019 (las nominaciones para 2018 cerraron en febrero) es solo una posibilidad considerando las tendencias del comité noruego y la volátil conducta del régimen nocoreano.

Un premio al mandatario podría ser también mal visto entre muchos activistas por la paz, quienes señalarían el lenguaje de "furia y fuego" de Trump hacia el dictador norcoreano Kim Jong-un, a quien apodó "cohetico" y advirtió que estaba en una "misión suicida" en 2017.

Pero los partidarios dicen que las tácticas de Trump fueron parte de un enfoque de "paz " del tipo que resultó exitoso para el presidente Ronald Reagan cuando se enfrentó a la Unión Soviética.

En la práctica la política de máxima presión y paz a través de la fuerza del presidente estadounidense, aunque no comulgue con los patrones históricos del Nobel, parece haber rendido los mejores frutos hasta la fecha de la política de Washington hacia el peligro norcoreano, mucho más prometedores que los de una política de concesiones y apaciguamiento.

El ejemplo clásico de los resultados de la inutilidad del apaciguamiento frente a un régimen soberbio y totalitario fue el Pacto de Münich mediante el cual los jefes de gobierno de Gran Bretaña y Francia, Arthur Neville Chamberlain y Édouard Daladier, aprobaron en 1938 la anexión a Alemania de los Sudetes (pertenecientes a Checoslovaquia) debido a que la mayor parte de sus habitantes eran de habla alemana. Ningún representante de Checoslovaquia estuvo presente ni fue consultado.

El Pacto solo sirvió para envalentonar a Hitler, quien no solo se anexó los Sudetes, sino toda Chequia, y luego llevó las fronteras del Tercer Reich por el oeste hasta la mitad de Francia y por el este hasta Stalingrado.

No es la primera vez que Pyongyang manifiesta un compromiso de poner fin a su programa de armas nucleares y misiles de largo alcance. Incluso con Estados Unidos. En 1994 el expresidente Jimmy Carter, Premio Nobel de la Paz 2002, acreedor a los acuerdos de Camp David para la paz entre Egipto e Israel, se ofreció al presidente Bill Clinton para mediar con Pyongyang.

Carter no vaciló en endulzarle el oído al Gran Líder Kim Il Sung, abuelo del actual Kim. Dijo que era un hombre vigoroso e inteligente, reverenciado por su pueblo, y que no veía en Corea del Norte ninguna nación fuera de la ley.

Al final, el presidente número 39 logró un compromiso del Gran Líder y Glorioso Camarada. O más bien, lo compró. Kim cerraría su programa nuclear a cambio de unos $ 4 mil millones de EE.UU. en reactores nucleares de agua ligera, $100 millones en combustibles y ayuda alimentaria. A Clinton le pareció un buen acuerdo. ¿Resultado? Dinero de los contribuyentes estadounidenses que se fue por el caño.

Al llegar a la Casa Blanca Trump encontró un programa nuclear norcoreano mucho más avanzado y un líder joven y ensoberbecido.

La víspera de Año Nuevo Kim había asegurado que su país estaba en las etapas finales del desarrollo de un misil balístico intercontinental (ICBM) capaz de portar una ojiva nuclear miniaturizada y alcanzar territorio estadounidense.

El cohete fue ensayado en julio de 2017, y no casualmente, el Día de la Independencia de los Estados Unidos (Uno más perfeccionado fue lanzado el 28 de julio; la instalación exitosa de la miniojiva fue reportada en agosto por el Washington Post).

Mientras tanto, las escaramuzas verbales fueron subiendo de tono y las maniobras militares de ambas partes tornándose más amenazantes para la paz global, con una excepción: en mayo, Trump le lanzó un par de zanahorias al ego de Kim, indicando durante el programa Face the Nation de CBS que le parecía un tipo inteligente, y luego en una entrevista que sería un honor reunirse con él en las condiciones apropiadas.

Cuatro días después del primer ensayo norcoreano de un ICBM, en la cumbre del G20 en Hamburgo, Trump dio un paso clave: persuadir al presidente chino, Xi Jinping, de que Beijing tenía que incrementar sus esfuerzos para frenar el programa atómico norcoreano, y no solo en el ámbito político y diplomático. Como rezaba uno de los lemas de campaña de Bill Clinton: “Es la economía estúpido”.

Aunque la diplomacia estadounidense y la testarudez y la belicosidad de Kim consiguieron que en agosto los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, incluyendo a Rusia y China ─protectores tradicionales de Corea del Norte─ acordaran nuevas sanciones financieras, estas continuarían siendo poco más que simbólicas a menos que Beijing, vecino y patrocinador histórico de la dinastía, se decidiera a aplicar a fondo su palanca económica sobre un régimen que depende del gigante de al lado para varias necesidades básicas, entre ellas las energéticas.

Un reportaje publicado este año por el diario británico Financial Times detalla cómo Beijing excedió incluso los límites de las sanciones de la ONU:

“Las estadísticas oficiales chinas muestran que el promedio mensual de exportaciones de petróleo refinado a Corea del Norte en enero y febrero fue de 175,2 toneladas, apenas el 1,3 por ciento del promedio de 13,552.6 toneladas enviadas mensualmente en la primera mitad de 2017. Las sanciones de la ONU marcan como límite una reducción del 89 por ciento”.

“Las exportaciones de carbón chinas a Corea del Norte también se redujeron a cero por tres meses hasta fines de febrero, luego de alcanzar un promedio mensual de 8.627 toneladas en el primer semestre de 2017”.

“La media mensual de envíos de acero en los primeros dos meses de este año fue de 257 toneladas, muy por debajo de un promedio de 15.110 toneladas por mes en el primer semestre de 2017”.

“Asimismo, el flujo de vehículos de motor chinos se secó, con solo una unidad exportada al país aliado en el mes de febrero, según muestran los datos oficiales”.

Fotos del encuentro del Secretario de Estado Mike Pompeo y el dictador coreano Kim Jonh-un
Fotos del encuentro del Secretario de Estado Mike Pompeo y el dictador coreano Kim Jonh-un

Más que todas las gestiones diplomáticas, el cambio de retórica y la disposición de Trump a reunirse con Kim, los auspicios estadounidenses de la “fraterna” cumbre intercoreana en Panmunjom (el presidente de Corea del Sur, Moon Jae in fue el primero en proponer el Nobel de la Paz para Trump) fue la “palanca económica china” la que motivó la súbita epifanía de Kim: su viaje en tren a Beijing; su estrechón de manos con Moon; su propuesta de verse las caras con Trump; su entrevista con el jefe de la CIA y ahora Secretario de Estado, Mike Pompeo; sus garantías de que la clausura de las instalaciones nucleares y de misiles será internacionalmente supervisada y, al cierre de esta nota, la inminente liberación de tres estadounidenses presos en el Gulag norcoreano.

Por primera vez en décadas, Corea del Norte realmente está moviendo ficha.

Todavía es muy temprano para saber si Trump ganará el Nobel de la Paz. El Washington Post cree que el comité noruego podría concedérselo para enviar un mensaje, como lo hizo con su antecesor Barack Obama en 2009, a menos de nueve meses de su investidura. Una firma investigadora de probabilidades británica le otorga dos de tres. Además, nadie confiaría en alguien que es capaz de mandar a envenenar a su medio hermano.

Pero lo que sí parece evidente es que los “imperios del mal” de este mundo solo se aprovechan de las blandenguerías, y solo buscan la paz ─o explotan─ bajo máxima presión.

Vea todas las noticias de hoy

La comunidad mundial y la dictadura en Bielorrusia

Manifestante arrestado por militares en Bielorrusia el 8 de noviembre de 2020. (AFP).

La dirigente opositora de Bielorrusia, Svyatlana Tsikhanouskaya, hizo un llamado a la Unión Europea y a EEUU para que sean “más valientes y fuertes” en ayudar a poner fin a la disputa de poder con el dictador Alyaksandr Lukashenko, quien ha estado en el poder desde 1994.

El 27 de enero, durante un intercambio verbal por la Internet, con varios ministros de la Unión Europea, Tsikhanouskaya exhortó al bloque de 27 naciones a que apresure la aprobación de su cuarto Proyecto de Sanciones sobre Lukashenko y sus aliados, que llame a realizar una investigación internacional por abusos a los derechos humanos y que se designe a los responsables como terroristas.

Durante su participación “en línea” desde Lituania, donde se encuentra refugiada desde las elecciones del 9 de agosto en Bielorrusia, elecciones que dice que le fueron robadas por Lukasehenko, Tsikhanouskaya dijo que la respuesta internacional ha sido muy tímida y sin los resultados esperados.

La declaración de victoria en las elecciones, por parte de Lukashenko, provocó protestas continuadas que hizo que decenas de miles de opositores tomaran las calles en demanda de la renuncia del dictador.

Las fuerzas de seguridad del dictador han hostigado y atacado a los manifestantes, arrestando a miles y “empujando” a la mayoría de los dirigentes de oposición a abandonar el país para no ser encarcelados.

Varios manifestantes pagaron con la vida los ataques policiales y algunas organizaciones de derechos humanos mantienen que existen evidencias de torturas, a las que fueron sometidos algunos de los detenidos.

Lukashenko rehusa negociar con la oposición, que demanda su renuncia y la realización de nuevas elecciones internacionalmente supervisadas.

La Unión Europea, EEUU, Canadá y otros países, rehusaron reconocer a Lukashenko, de 66 años de edad, como el legítimo presidente de Bielorrusia y le aplicaron severas sanciones, junto con sus antiguos colaboradores en el gobierno, como respuesta a la falsificación y robo de votos, así como por el maltrato a que sometiera a la población que demanda su renuncia.

Amnistía Internacional denuncia que Bielorrusia castiga a las víctimas de tortura

Arrestos de manifestantes en Minsk el 15 de noviembre de 2020. (AP Photo).

Un nuevo informe de Amnistía Internacional revela cómo las autoridades de Bielorrusia han utilizado el sistema judicial de instrumento para castigar a las víctimas de tortura en lugar de a quienes la perpetran, como parte de una represión generalizada y brutal de la disidencia tras las protestas posteriores a las elecciones.

La organización ha descrito la búsqueda de justicia en el país como “imposible”, y ha instado a la comunidad internacional a tomar medidas activas para brindar justicia a las víctimas y exigir responsabilidades a los perpetradores.

A pesar de que las autoridades bielorrusas han admitido haber recibido más de 900 denuncias por abusos cometidos por la policía desde el principio de las protestas en agosto de 2020, no se ha iniciado ni una sola investigación penal contra los agentes encargados de hacer cumplir la ley.

En cambio, se han abierto cientos de investigaciones penales contra personas que se manifestaban de forma pacífica, muchas de ellas víctimas de tortura y malos tratos.

“Desde que empezaron las protestas posteriores a las elecciones en Bielorrusia, los grupos de derechos humanos han recopilado evidencias de la tortura de cientos de personas que se manifestaban pacíficamente, y han documentado la muerte de al menos cuatro de ellas. Hemos pedido reiteradamente investigaciones eficaces para llevar a las personas responsables ante la justicia, pero no se puede esperar mucho de un sistema que no sólo protege a la policía con el anonimato, sino que además fomenta la intimidación y la violencia contra víctimas y testigos”, ha afirmado Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central.

Diario chino advierte que Hong Kong tendría que dejar atrás cualquier noción de democracia occidental

Guardias de seguridad arrastran al legislador pro democracia Ray Chan durante una reunión legislativa el 8 de mayo de 2020 en Hong Kong.

Un periódico respaldado por China advirtió este martes que Hong Kong tendría que dejar atrás cualquier noción de democracia "occidental", lo que sugiere que el gobernante Partido Comunista Chino, PCCh, planea reforzar aún más su control sobre la vida política de la ciudad en medio de una represión en curso, informó Radio Asia Libre, RFA.

En un artículo titulado "Dejando atrás el mito de la democracia occidental: elecciones consultivas para cumplir con la Ley Básica", el periódico Ta Kung Pao, respaldado por el PCCh, sugirió que en el futuro se podría implementar un proceso "consultivo" con incluso menos participación pública.

Dijo que el método actual de elegir al director ejecutivo de la ciudad aún podría resultar en la elección de un candidato con opiniones políticas no aprobadas por Beijing.

Actualmente, el director ejecutivo de Hong Kong es seleccionado por un comité electoral de 1.200 que alguna vez fue abrumadoramente pro-Beijing.

Pero una victoria aplastante para los partidos a favor de la democracia en las elecciones del Consejo de Distrito de 2019 puede haber hecho sonar las alarmas entre los líderes chinos, ya que los Consejos de Distrito, que alguna vez fueron abrumadoramente pro China, están representados en el comité.

Cuando se le preguntó sobre el artículo el martes, la directora ejecutiva Carrie Lam no pareció descartar la posibilidad de un proceso aún más controlado para elegir al director ejecutivo.

Lam dijo que la redacción actual de la Ley Básica de la ciudad no permitía tal proceso, pero no negó que fuera una posibilidad.

"Hong Kong ... es directamente responsable ante el Gobierno Popular Central, sin importar qué método se utilice al final", dijo. "Entonces ellos finalmente decidirían [sobre el método]".

El mandato de Lam en el cargo termina en poco más de un año, y ha aumentado la especulación entre los políticos pro China sobre el método que Beijing finalmente decidirá para elegir a su sucesor.

En otro posible indicador de la determinación de Beijing de tomar un control más completo sobre Hong Kong, la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del PCCh anunció el nombramiento de un aliado clave del secretario general Xi Jinping para encabezar el brazo disciplinario del partido en la oficina, lo que sugiere una posible purga de funcionarios de alto rango.

Shi Kehui, de 59 años, encabezará la rama de la oficina de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria (CCDI), que encabeza la campaña anticorrupción de Xi, que según los analistas políticos generalmente tiene como objetivo a funcionarios que no están directamente vinculados a la propia facción de Xi dentro del partido.

Vietnam: represión y mordaza antes del Congreso del Partido Comunista

Blogueros vietnamitas Pham Chi Dung, Nguyen Tuong Thuy y Le Huu Minh Tuan durante juicio en ciudad Ho Chi Minh. (2021 STR / Agencia de Noticias de Vietnam / AFP).

La represión del gobierno vietnamita contra los disidentes ha sido implacable antes del importante Congreso del Partido Comunista que comenzará el 25 de enero, dijo Human Rights Watch.

Durante este XIII Congreso del Partido, reuniones que se celebran cada cinco años desde 1986, los funcionarios establecerán nuevos planes y seleccionarán el politburó, la dirección del partido, el líder de la asamblea nacional y el presidente y primer ministro del país.

“El Partido Comunista de Vietnam se está preparando para el boato de su congreso mientras envía a personas a prisión por publicar sus puntos de vista y opiniones en Facebook, como lo hacen millones en todo el mundo todos los días”, dijo John Sifton, director de Asia de Human Rights Watch. “A pesar de toda su propaganda sobre una 'era de independencia, libertad y felicidad , el gobierno vietnamita solo está interesado en el silencio y el servilismo de sus ciudadanos".

El 20 de enero, las autoridades juzgaron a Dinh Thi Thu Thuy por artículos y publicaciones en Facebook que critican al partido y al gobierno. Había sido arrestada en abril de 2020 y acusada de “realizar propaganda contra el estado” en virtud del artículo 117 del código penal de Vietnam. Después de un juicio superficial, un tribunal de Hau Giang la declaró culpable y la condenó a 7 años de prisión .

El 5 de enero, en un juicio que duró menos de seis horas, un tribunal de Ciudad Ho Chi Minh dictaminó que los destacados blogueros Pham Chi Dung, Nguyen Tuong Thuy y Le Huu Minh Tuan eran culpables de realizar propaganda contra el estado. Los tres estaban asociados con la Asociación de Periodistas Independientes de Vietnam, fundada en julio de 2014 para promover la libertad de los medios y la democracia.

El tribunal sentenció Pham Chi Dung a 15 años de prisión. Nguyen Tuong Thuy y Le Huu Minh Tuan recibieron sentencias de 11 años cada uno. Cada uno tendrá que cumplir tres años adicionales en libertad condicional después de completar sus términos de prisión.

En octubre, la policía arrestó a Pham Doan Trang, un destacado disidente que cofundó la Liberal Publishing House para publicar libros de no ficción de autores vietnamitas sobre diversos temas sociales y políticos.

En junio, la policía arrestó a otros tres colaboradores de la Editorial Liberal: una ex presa política, Can Thi Theu, y sus hijos Trinh Ba Phuong y Trinh Ba Tu. Los cuatro fueron acusados de realizar propaganda contra el estado.

El XIII Congreso del Partido determinará los próximos líderes nacionales para un país de más de 96 millones de habitantes. El congreso no es democrático ni transparente.

Los ciudadanos vietnamitas tienen prohibido discutir candidatos para los cuatro puestos principales de secretario del partido, primer ministro, presidente y presidente de la Asamblea Nacional, todos los cuales fueron designados como "ultrasecreto" (tuyet mat) en virtud de una decisión firmada por el primer ministro Nguyen Xuan. Phuc en diciembre.

"Los gobiernos preocupados deben hablar en apoyo de los valientes disidentes de Vietnam y ampliar sus llamados a reformas democráticas", dijo Sifton.

Miles de manifestantes protestan en Rusia para la liberación de Alesky Navalny

Miles de manifestantes protestan en Rusia para la liberación de Alesky Navalny
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:09 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG