Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Trump honra a más de 100 millones de víctimas del comunismo

En el Día Nacional de las Víctimas del Comunismo, la Casa Blanca dio a conocer un mensaje firmado por el Presidente Donald Trump que honra la memoria de más de 100 millones de personas perseguidas y asesinadas por regímenes totalitarios comunistas.

El texto, en el cual el Presidente reafirma el compromiso de EE.UU. con quienes "buscan la paz, la prosperidad y la libertad en todo el mundo", fue publicado el 7 de noviembre:

"Desde la Revolución Bolchevique de 1917 en Rusia, hemos sido testigos de los efectos de la tiránica ideología comunista: angustia, represión y muerte. El comunismo subordina los inherentes derechos humanos al supuesto bienestar de los demás, resultando en el exterminio de la libertad de religión, de la propiedad privada, de la libertad de palabra y a menudo... hasta de la vida.

Entre estos horrores se cuentan los ucranianos que murieron por la hambruna creada en el Holodomor; los rusos, en las purgas del Gran Terror; los camboyanos víctimas de los Campos de la Muerte; y los berlineses a quienes les dispararon mientras trataban de escapar hacia la libertad.

Las víctimas de estas y muchas otras atrocidades son testimonio silencioso del hecho innegable de que el comunismo, y la búsqueda de él, siempre serán destructivos para el espíritu humano y la prosperidad de la humanidad.

Hoy recordamos a todos aquellos a quienes les fueron negadas las bendiciones de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad, bajo opresivos regímenes comunistas.

Sentimos el dolor de las insoportables pérdidas que tantos han padecido bajo el comunismo y renovamos nuestro compromiso de continuar avanzando en la causa de la libertad y las oportunidades para todos".

[A partir de un mensaje presidencial publicado por la Casa Blanca]

Vea todas las noticias de hoy

Nominada de Biden para ONU enfrenta interrogatorio sobre China en audiencia de confirmación

Linda Thomas-Greenfield, nominada por el presidente Joe Biden como embajadora ante la ONU, en la audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el 27 de enero de 2021. Greg Nash/Pool via REUTERS

Linda Thomas-Greenfield prometió que si es confirmada por el Senado contrarrestará la agenda de China y practicará la diplomacia de "pueblo a pueblo".

WASHINGTON DC - Los legisladores estadounidenses expresaron el miércoles su preocupación por la creciente influencia de China en las Naciones Unidas durante su interrogatorio a la nominada del presidente Joe Biden ante la ONU, la exembajadora Linda Thomas-Greenfield, tratando de asegurarse de que ella rechazará enérgicamente la "influencia maligna" de Beijing.

"A pesar de que Estados Unidos es, con mucho, el mayor donante de las Naciones Unidas, el Partido Comunista de China está intentando reformar la ONU para que sirva a sus necesidades", dijo el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, James Risch, en la inauguración de audiencia de confirmación de Thomas-Greenfield. "Y ha tenido algunos éxitos en ese sentido", aseguró.

Los senadores republicanos y demócratas interrogaron repetidamente a la retirada diplomática, veterana de 35 años en el Departamento de Estado, sobre un discurso que pronunció en 2019, luego de su jubilación. La atención se centró en la inversión de Estados Unidos y China en África. Varios senadores la criticaron por ser blanda con Beijing.

Thomas-Greenfield explicó especialmente una invitación que aceptó de la Universidad Estatal de Savannah, un instituto de educación superior históricamente de mayoría negra, con el que tuvo una relación de largo tiempo. El evento se desarrolló en el Instituto Confucio de la universidad, que es financiado por el gobierno chino.

“Acepté la invitación como respuesta a la universidad”, explicó Thomas-Greenfield. "Realmente lamento haber aceptado esa invitación y haber tenido mi nombre asociado al Instituto Confucio".

La postura firme sobre China

Sin embargo, la exdiplomática rechazó las acusaciones de algunos senadores de que ha sido blanda con China, diciendo que ha hablado sobre el comportamiento de Beijing a lo largo de su carrera, incluyendo lo que llamó los "objetivos de desarrollo parasitarios y egoístas" de China en África.

"Y veo que lo que están haciendo en la ONU socava nuestros valores, socava lo que creemos", dijo a los miembros del Comité de Relaciones Exteriores del Senado. "Están socavando nuestra seguridad, están socavando a nuestra gente y debemos trabajar contra eso".

Sobre el trato de China a los musulmanes minoritarios de etnia uigur, Thomas-Greenfield lo calificó como un "genocidio", tal y como denunció la Administración Trump el pasado 19 de enero, a escasas horas de dar paso al nuevo gobierno.

“Absolutamente”, le dijo al senador Marco Rubio. "Lo que está pasando con los uigures es terrible y tenemos que reconocerlo por lo que es".

Este mismo miércoles el recién estrenado secretario de Estado, Antony Blinken, se refirió en duros términos a lo que sucede en China contra la comunidad musulmana.

“Mi determinación sigue siendo que se cometió un genocidio contra los uigures", dijo el alto diplomático, al responder que EE. UU. tiene interés en cooperar con China en temas de la lucha contra el cambio climático, pero lo sucedido contra la población musulmana de la provincia de Xinjian sigue siendo condenable.

Thomas-Greenfield, que sirvió como diplomática estadounidense en Kigali, Ruanda, en abril de 1994, fue enfática.

"Viví, experimenté y presencié un genocidio en Ruanda", dijo al hablar sobre las atrocidades cometidas contra los uigures. “Entonces, sé cómo se ve y cómo se siente. Esto se siente así, solo tenemos que llamarlo por lo que es". Dijo que si es confirmada, adoptará una postura firme sobre China en las Naciones Unidas.

"Sabemos que China está trabajando en todo el sistema de la ONU para impulsar una agenda autoritaria que se opone a los valores fundamentales de la institución: los valores estadounidenses", dijo la exembajadora. “Su éxito depende de nuestra continua retirada; eso no sucederá bajo mi supervisión".

Abordar los desafíos de Oriente Medio

Los legisladores tocaron fugazmente los largos y catastróficos conflictos que la ONU está tratando de resolver en Yemen y Siria.

Yemen es el mayor desastre humanitario del mundo y millones de personas están al borde de la hambruna. Siria está a punto de alcanzar el sombrío hito de una década de guerra civil que ha creado 5,5 millones de refugiados y ha desplazado internamente a otros 6 millones de personas que viven en la pobreza y la inseguridad.

Blinken al referirse hoy a la crisis en Yemen, adelantó que actualmente la administración Biden analiza cuál sería el mejor modo de “llevar ayuda a las personas, que se sienten tan desesperadas”, pero asegurándose de no ser una interferencia en el país.

Incluso Irán, que es un tema de conversación favorito de muchos en el Capitolio, también fue mencionado de pasada, a pesar de estar en la agenda de No Proliferación del Consejo de Seguridad de la ONU.

Thomas-Greenfield se hizo eco del recientemente juramentado secretario de Estado Antony Blinken, diciendo que la nueva administración haría todo lo posible para asegurarse de que Teherán no tenga acceso a un arma nuclear.

El único país de Medio Oriente sobre el que se interrogó en profundidad a la diplomática fue Israel, y qué haría para proteger al aliado de Estados Unidos en las Naciones Unidas,
donde a menudo recibe duras críticas por su trato a los palestinos.

"No hace falta decir que Israel no tiene un amigo más cercano que Estados Unidos, y lo reflejaré en mis acciones en las Naciones Unidas", dijo.

La administración Biden ha sido clara en el tema del conflicto israelí-palestino desde que asumió el poder. "Bajo la nueva administración, la política de Estados Unidos será apoyar una solución de dos estados mutuamente convenida, en la que Israel viva en paz y seguridad junto con un estado palestino viable", dijo el martes el embajador Richard Mills, en una reunión virtual de alto nivel del Consejo de Seguridad.

Linda Thomas-Greenfield creció durante la era de los derechos civiles en el estado de Louisiana. Se graduó de una escuela secundaria segregada y fue a la Universidad Estatal de Louisiana, que tuvo que ser obligada a aceptar estudiantes negros por orden judicial.

[Con la colaboración de Margaret Besheer, corresponsal de VOA en la ONU.]

EEUU emite alerta sobre posibles actos de terrorismo interior

Miembros de la Guardia Nacional se ocuparon de la custodia del Capitolio tras los sucesos del 6 de enero en Washington, y mantuvieron sus labores hasta la toma de posesión de Joe Biden el 20 del mismo mes.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo que aunque no hay evidencia de una trama que llevara a un fraude electoral, los disturbios violentos han continuado.

WASHINGTON - El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) emitió el miércoles un boletín que alerta sobre la posibilidad de actos violentos por parte de personas motivadas por sentimientos antigubernamentales después de la elección del presidente Joe Biden.

En el comunicado David Pekoske, actual secretario interino de DHS, no menciona una amenaza en particular, pero dijo que en la actualidad “existe un entorno de mayor amenaza en Estados Unidos que probablemente persista durante las próximas semanas”, e indicó que consultó con fuerzas policiales y agencias de inteligencia antes de emitir su alerta sobre la posibilidad de extremismo violento por grupos nacionales.

Pekoske precisó también que, “no tiene ninguna información que indique una trama específica y creíble”, en referencia a las acusaciones de fraude electoral que tanto el expresidente Donald Trump como sus seguidores han puesto de manifiesto.

“La información apunta a que ciertos extremistas violentos motivados ideológicamente que objetan el ejercicio de la autoridad gubernamental y la transición presidencial, así como otras quejas alentadas por narrativas falsas, podrían seguir movilizándose para incitar a la violencia o cometerla”, dice el boletín.

En el despacho, el DHS informa que “los disturbios violentos han continuado en los últimos días y seguimos preocupados de que las personas frustradas con el ejercicio de la autoridad gubernamental y la transición presidencial, así como otras quejas percibidas y causas ideológicas alimentadas por narrativas falsas, puedan seguir movilizando una amplia gama de ideologías”.

El gobierno federal suele advertir a las policías locales por medio de boletines y avisos sobre las perspectivas de violencia vinculadas con alguna fecha o evento, como el 4 de julio, cuando Estados Unidos celebra el Día de la Independencia.

Pero este boletín, emitido a través del Sistema Nacional de Avisos sobre Terrorismo, tiene la particularidad de que introduce al gobierno de Joe Biden en el debate sobre la manera de describir o caracterizar actos motivados por ideologías políticas y sugiere que considera la violencia con el fin de revertir la elección como algo afín al terrorismo.

La redacción del breve documento indica que los funcionarios de seguridad nacional ven un hilo conector entre los actos recientes de violencia motivados por quejas contra el gobierno, sea por las restricciones del COVID-19, los resultados de la elección de 2020 o el uso de la fuerza por la policía. También destaca los actos de violencia racista como los ataques a hispanos en Texas en 2019, así como la amenaza que significan los extremistas motivados por organizaciones terroristas extranjeras.

La situación sigue tensa desde que partidarios del entonces presidente Donald Trump irrumpieron en el Capitolio para impedir la certificación del triunfo electoral de Biden por parte del Congreso. El Departamento también menciona alborotos violentos en “días recientes”, en aparente alusión a sucesos en Portland, Oregon, vinculados con grupos anarquistas.

El pasado 6 de enero, mientras el Senado se preparaba para validar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, una turba penetró de modo violento en el Capitolio, lo que resultó en 5 personas fallecidas, entre ellas una mujer y un policía.

Trump enfrenta un juicio político, acusado de incitar a la insurrección, aunque el proceso cuenta con la fuerte oposición de los republicanos en el Senado.

Con información de AP

EEUU: Ley de Prevención del Trabajo Forzoso Uigur en China

Marco Rubio, senador republicano de origen cubano. (Andrew Harnik / AFP).

Los senadores estadounidenses Marco Rubio y Jeff Merkley reintrodujeron la Ley de Prevención del Trabajo Forzoso Uigur en China.

Este proyecto de ley bipartidista garantizará que los bienes fabricados con trabajo forzoso en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, XUAR, no ingresen a Estados Unidos, dijo Rubio en un comunicado.

A principios de año, el Departamento de Estado emitió un informe acerca de que el Partido Comunista de China está cometiendo crímenes de lesa humanidad y genocidio contra uigures y otras minorías musulmanas en Xinjiang.

“Dado que el Partido Comunista de China está cometiendo abusos atroces de los derechos humanos contra los uigures y otras minorías musulmanas, incluido el genocidio y los crímenes contra la humanidad, no hay excusa para hacer la vista gorda. En su lugar, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para detenerlos", dijo Rubio.

“Este proyecto de ley es un paso importante en esa dirección. Mi Ley bipartidista de prevención del trabajo forzoso uigur garantizaría que el PCCh no se beneficie de sus abusos al impedir que los productos elaborados con trabajo forzoso entren en nuestras cadenas de suministro", concluyó el senador por la Florida.

Biden habla con Putin por primera vez desde que asumió la presidencia

El presidente de EE.UU., Joe Biden conversó el lunes 26 de enero con su par ruso Vladimir Putin, anunció la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, conversó el martes con su homólogo ruso Vladimir Putin sobre el aún vigente tratado de armas nucleares, la detención del disidente Alexei Navalny y el futuro de las relaciones bilaterales entre ambas naciones.

Según anunció la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una comparecencia pública, ambos líderes discutieron la posible extensión del Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, conocido como New START, "por cinco años”.

Además, acordaron que sus equipos trabajen “urgentemente para completar esa extensión” antes del 5 de febrero, confirmó luego la administración Biden en una declaración escrita.

De confirmarse el acuerdo el próximo mes, sería un paso adelante que da Biden respecto a su predecesor, el expresidente Donald Trump, que no pudo llegar a un acuerdo parecido con el gobierno ruso, debido a los desacuerdos entre ambos gobiernos.

Según trascendió, los mandatarios acordaron explorar discusiones sobre la estabilidad estratégica en cuanto al “control de armas y temas de seguridad emergentes”.

Igualmente, informó la Casa Blanca, Biden recalcó “el firme apoyo de Estados Unidos a la soberanía de Ucrania”, y sobresalieron los temas del envenenamiento del disidente ruso Alexei Navalny, el hackeo reciente a SolarWinds -una empresa estadounidense desarrolladora de programas informáticos- y los informes de que el Kremlin ofrece "recompensas" por la muerte de soldados estadounidenses en Afganistán.

Agregó que fue ventilado el tema de la interferencia “en las elecciones estadounidenses de 2020” y que los mandatarios “acordaron mantener una comunicación transparente y consistente en el futuro”.

El diario la Gaceta de Rusia, citando a fuentes del Kremlin, dijo que en la conversación Biden y Putin “consideraron oportunidades de cooperación en la lucha contra la pandemia de coronavirus, así como en otras áreas, incluidas las comerciales y económicas”.

La Casa Blanca advierte al gobierno de Nicolás Maduro (VIDEO)

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante una rueda de prensa en la residencia presidencial, el 26 de enero de 2021.

La Casa Blanca reiteró que "perseguirá" a quienes se vean involucrados en actos de corrupción o cometan violaciones de los derechos humanos en el país latinoamericano.

La administración del presidente Joe Biden advirtió este martes al gobierno de Venezuela que no dejará pasar por alto las corruptelas ni las violaciones de los derechos humanos que se comentan allí, y adelantó que "perseguirá" a quienes cometan este tipo de crímenes.

"El objetivo último del gobierno es apoyar una transición pacífica y democrática de Venezuela, a través de unas elecciones libres y justas", declaró la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante una rueda de prensa.

Para ello, agregó, Washington "perseguirá a individuos implicados en corrupción, violaciones de derechos humanos".

El objetivo último del gobierno es apoyar una transición pacífica y democrática"
Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca

La funcionaria, que había sido preguntada inicialmente sobre si el nuevo presidente planea mantener la protección a los migrantes venezolanos en EE. UU. firmadas por el presidente Donald Trump el día antes de que acabara su mandato, apuntó que el nuevo gobierno buscará reforzar la "vía diplomática multilateral" como forma de presión con el objetivo de alcanzar "una salida democrática".

En cualquier caso, Psaki recalcó que la Administración Biden "se centrará en hacer frente a la crisis humanitaria" que atraviesa el país y que, de acuerdo con la ONU, ha llevado a más de 5,4 millones de venezolanos a abandonar su país.

Jen Psaki en rueda de prensa en la residencia presidencial
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:25 0:00

El comentario de la nueva portavoz del Gobierno se produjo poco después de que el Senado confirmará a Anthony Blinken como nuevo secretario de Estado.

Durante su audiencia de confirmación ante el Senado, celebrada hace una semana, Blinken adelantó que la Administración Biden no planea dejar de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela ni a la Asamblea Nacional como la "única institución elegida democráticamente".

Además, el nuevo jefe de la cartera de Exteriores ha defendido la estrategia de imponer sanciones, pero ha abogado por revisar este mecanismo para garantizar que se aplican "más eficazmente”.

“Necesitamos una política efectiva que restaure la democracia en Venezuela”, argumentó hace una semana Blinken durante su audiencia de confirmación ante el Senado.

Cargar más

XS
SM
MD
LG