Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Trump cancela cumbre con líder norcoreano

Combo de fotografías que muestra al líder norcoreano, Kim Jong-Un y el presidente estadounidense Donald Trump.

El presidente Donald Trump canceló el jueves la cumbre con el líder norcoreano Kim Jong Un prevista para el 12 de junio en Singapur, debido, dijo, a la "ira tremenda y abierta hostilidad" en una reciente declaración de Corea del Norte.

Trump dijo en una carta a Kim difundida el jueves por la Casa Blanca que, dada esa declaración, le parecía "inapropiado, en este momento, realizar esta reunión planificada desde hace tiempo".

"La cumbre de Singapur, para el bien de ambas partes, pero en detrimento del mundo, no tendrá lugar", afirmó Trump en la misiva.

El presidente dijo que los norcoreanos hablan de sus capacidades nucleares, "pero las nuestras son tan colosales y poderosas que ruego a Dios que nunca haya que usarlas".

La suspensión de la histórica cumbre se produce después de días de creciente tensión y nerviosismo entre ambas partes.

"Nosotros no suplicaremos a Estados Unidos por diálogo y tampoco nos molestaremos en persuadirles si no se quieren sentar con nosotros. Si Estados Unidos se reúne con nosotros en una habitación o nos encuentra en un enfrentamiento nuclear depende totalmente de su decisión", señaló hoy la vicecanciller de Exteriores de Corea del Norte, Choe Son-hui.

La semana pasada, Pyongyang había amenazado con cancelar la cumbre, la primera de la historia entre los dos países, debido lo que consideró como presiones de la Casa Blanca para imponerle un modelo de desnuclearización "unilateral", y Trump reconoció el pasado martes su posible retraso.

La cita entre Kim y Trump hubiese sido la primera entre los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte tras casi 70 años de confrontación iniciada con la Guerra de Corea (1950-1953) y más de un cuarto de siglo de fallidas negociaciones.

Reacciones

El Gobierno de Corea del Sur convocó el jueves una reunión de seguridad de urgencia del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), tras el anuncio de cancelación de la cumbre de Trump y Kim Jong-un.

Un portavoz presidencial anunció que el presidente surcoreano Moon Jae-in convocó una reunión de urgencia del NSC para tratar la decisión de Washington, en la que participan la canciller, Kang Kyung-wha, el Ministro de Unificación, Cho Myung-gyon, o el titular de Defensa, Song Young-moo.

El Gobierno surcoreano dijo hoy que está "intentando descifrar" los motivos que han llevado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a cancelar la esperada cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

"Estamos intentando descifrar las intenciones del presidente Trump y el significado exacto de las mismas", explicó el portavoz presidencial surcoreano, Kim Eui-kyeom, en declaraciones difundidas por la agencia de noticias Yonhap.

El secretario general de la ONU, António Guterres, se mostró hoy "muy preocupado" por la cancelación de la reunión prevista para el 12 de junio en Singapur entre los presidentes de Estados Unidos y Corea del Norte.
"Urjo a las dos partes a continuar su diálogo y a encontrar el camino que permita la desnuclearización de la península coreana", afirmó Guterres al inicio de una conferencia pública en la Universidad de Ginebra.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo el jueves que no están dadas las condiciones para celebrar una "cumbre exitosa" con el líder norcoreano.

En una comparecencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Pompeo explicó que la delegación no recibió respuesta de Corea del Norte para celebrar reuniones preparatorias ante la esperada cumbre, que iba a celebrarse en Singapur.

"No hemos podido llevar a cabo los preparativos entre nuestros dos equipos que habrían sido necesarios para tener una cumbre exitosa", afirmó Pompeo.

(Con información de AP, EFE y Redes Sociales)

Vea todas las noticias de hoy

Biden celebra los resultados de la Cumbre del G7 y la presencia de EEUU en el escenario internacional

El presidente Joe Biden en la cumbre del G7 el 13 de junio de 2021. (Brendan Smialowski / AFP).

El presidente Joe Biden declaró este domingo al cierre de la cumbre de líderes del G7 en Inglaterra que el encuentro presencial de tres días ha resultado "extraordinariamente colaborativo y productivo" para desarrollar medidas que combatan la pandemia e impulsen la economía global.

"Estados Unidos vuelve a estar en la mesa", afirmó Biden en una rueda de prensa.

El mandatario estadounidense recalcó la relevancia del compromiso adquirido por el G7 de donar mil millones de vacunas contra el coronavirus a países en desarrollo y el acuerdo para impulsar una tasa mínima para las grandes corporaciones.

Biden, que el lunes participa en la cumbre de la OTAN en Bruselas y el miércoles se reúne en Ginebra con el presidente ruso Vladímir Putin, sostuvo que la cumbre del Grupo de los siete países democráticos mas avanzados del mundo ha servido para "restablecer la credibilidad estadounidense" entre sus socios internacionales.

"Todos los que estaban en la mesa han comprendido la gravedad de los retos a los que nos enfrentamos, así como la responsabilidad de nuestras democracias de dar un paso adelante y ser útiles al resto del mundo. De eso trata el G7", esgrimió en su primera intervención ante la prensa como presidente de EEUU en el extranjero.

La Casa Blanca indicó que una de las metas de Biden en este periplo es fortalecer el multilateralismo.

Biden aseguró que los planes sanitarios acordados por los miembros del grupo -el Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Japón, Canadá y la Unión Europea, además de Estados Unidos- contribuirán a acabar con esta pandemia y "anticipar la próxima cuando llegue".

El mandatario estadounidense dedicó espacio de su intervención a abordar el reto que representan las prácticas "anticomerciales" de China y la necesidad de adoptar una "estrategia común y coordinada" en ese terreno con el resto de socios del G7.

Las medidas que se adopten ahora determinarán "si las democracias podrán competir" con gobiernos "autocráticos" como el de Pekín en el siglo XXI, dijo Biden, quien lamentó que en la declaración final de las anteriores cumbres del Grupo de los Siete no se llegara a mencionar a China.

Celebró, en ese sentido, que los líderes reunidos en Cornualles, Inglaterra, hayan pactado una "alternativa democrática" al proyecto "One Belt, One Road" (Una ruta, un cinturón) que inició Pekín en 2013 con el objetivo de impulsar infraestructuras que faciliten nuevos corredores comerciales para unir China con Europa, África y otras partes de Asia.

Cuestionado por sus expectativas antes de la reunión con Putin esta semana y las perspectivas de que mejore su relación con Moscú, Biden advirtió de que "no se puede garantizar que vaya a cambiar la actitud de una persona".

"Los autócratas tienen un enorme poder y no tienen la necesidad de responder a los ciudadanos", dijo el presidente estadounidense.

El comunicado final del G7 ha destacado como prioridad la lucha contra la pandemia:

Poner fin a la pandemia y preparar para el futuro; impulsando un esfuerzo internacional intensificado, comenzando de inmediato, para vacunar al mundo mediante la administración de tantas vacunas seguras a tantas personas como sea posible y lo más rápido posible. Los compromisos totales del G7 desde el inicio de la pandemia prevén un total de más de dos mil millones de dosis de vacunas, y los compromisos desde que nos reunimos por última vez en febrero de 2021, incluso aquí en Carbis Bay, prevén mil millones de dosis durante el próximo año. Al mismo tiempo, crearemos los marcos adecuados para fortalecer nuestras defensas colectivas contra las amenazas a la salud mundial: aumentando y coordinando la capacidad de fabricación mundial en todos los continentes; mejorar los sistemas de alerta temprana; y apoyar a la ciencia en una misión para acortar el ciclo para el desarrollo de vacunas, tratamientos y pruebas seguros y efectivos de 300 a 100 días.

Biden convence a socios del G7 para lanzar plan de infraestructuras que compita con China

Líderes del G7 reunidos.

El presidente Joe Biden, convenció a los líderes socios del G7, quienes están reunidos en Cornwall, Inglaterra, para lanzar un gran plan de infraestructuras que compita con la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, informó la agencia española de noticias EFE.

La iniciativa llamada "Build back better for the world" se creó con la intención de"responder a las necesidades tremendas de infraestructuras en los países de ingresos medios y bajos", informó la Casa Blanca en un comunicado de prensa.

Según el comunicado, el plan tendrá un alcance global, desde América Latina y el Caribe hasta África y el Indo-Pacífico.

El ambicioso plan pretende ser una alternativa al proyecto chino "One Belt, One Road", que busca reavivar la conocida Ruta de la Seda mediante la actualización de “infraestructuras y telecomunicaciones para mejorar la conectividad entre Asia y Europa”, señala EFE.

La Casa Blanca detalló que la Administración actual tiene como objetivo complementar las inversiones en infraestructura nacional en el "Plan de empleo" y crear nuevas oportunidades que permitan demostrar la competitividad laboral de los Estados Unidos en el extranjero así como también crear empleos en el país.

Amor es amor: Cómo llegó a ser un derecho en Estados Unidos el matrimonio entre personas del mismo sexo

Celebración frente al Tribunal Supremo de Estados Unidos en Washington después de que el Tribunal declarase legal el matrimonio entre personas del mismo sexo. Foto: AP / Jacquelyn Martin / Archivo.

La decisión de 2015 del Tribunal Supremo de Estados Unidos que garantiza el derecho a nivel nacional al matrimonio entre personas del mismo sexo, marca un importante hito en el camino hacia la igualdad de derechos para las personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, cuir e intersexuales (LGBTQI+). El fallo se dio tras muchos años de activismo por parte de individuos, organizaciones y legisladores cuyo trabajo cambió sentimientos, mentalidades y, con el tiempo, la legislación.

Las encuestas de opinión pública denotan una creciente aceptación de los derechos LGBTQI+ (en inglés) entre los estadounidenses, en particular del matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Todos tienen derecho a la dignidad y la igualdad, sin importar quienes sean, a quienes amen o cómo se identifiquen”, dijo el presidente Biden.

El cambio llegó, pero no de la noche a la mañana

En 2004, Massachusetts se convirtió en el primer estado en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Otros 37 estados y la capital de la nación, la ciudad de Washington, lo legalizaron también. La decisión del Tribunal Supremo garantizó que los matrimonios realizados en cualquier estado del país sean considerados matrimonios legales. Las parejas gais reciben los mismos beneficios federales que las parejas heterosexuales y tienen derecho a protección bajo la ley.

Ann Sorrell, a la izquierda, y Marge Eide, una pareja desde hace 43 años, se abrazan después de intercambiar votos matrimoniales en Ann Arbor (Michigan) en junio de 2015 tras el fallo del Tribunal Supremo de EE. UU. que anuló la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país. (© Paul Sancya/AP Images).
Ann Sorrell, a la izquierda, y Marge Eide, una pareja desde hace 43 años, se abrazan después de intercambiar votos matrimoniales en Ann Arbor (Michigan) en junio de 2015 tras el fallo del Tribunal Supremo de EE. UU. que anuló la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país. (© Paul Sancya/AP Images).

Sin embargo hace un siglo una amplia aceptación de los derechos LGBTQI+ era impensable. La primera organización de derechos gay en Estados Unidos, la Sociedad para los Derechos Humanos (Society for Human Rights), no se formó sino hasta 1924 y un año después fue clausurada debido a las presiones políticas. Las leyes que prohibían la actividad homosexual fueron rechazadas gradualmente, comenzando con el estado de Illinois en 1962. La Asociación Americana de Psiquiatría consideró a la homosexualidad como una enfermedad mental hasta 1973.

El primer cambio importante ocurrió en junio de 1969 con la incursión policial contra un bar gay de Nueva York, llamado Stonewall Inn, causando manifestaciones. Cientos de manifestantes se reunieron, inspirando a grupos de activistas. Cada mes de junio las manifestaciones de Stonewall se conmemoran con desfiles del orgullo gay en ciudades que van desde Nueva York hasta Viena y Shanghái.

Actualmente cientos de organizaciones estadounidenses de activistas luchan por leyes y políticas que apoyen a la comunidad LGBTQI+. Hay activistas que ayudan a jóvenes sin hogar, de los cuales un 40 por ciento se identifica como LGBTQI+, y hay activistas que apoyan a las familias LGBTQI+ para que reciban los mismos derechos de inmigración que otras familias y para que los refugiados LGBTQI+ que huyen de la persecución encuentren asilo en Estados Unidos.

Apoyo externo a la comunidad LGBTQI+

El movimiento goza de un creciente apoyo de miembros familiares y “aliados” heterosexuales que defienden los derechos de sus amigos y seres queridos LGBTQI+. La organización familiar PFLAG, la organización de familiares y aliados más grande de la nación, ha defendido la causa desde hace casi cinco décadas.

“Ser aliado puede ser algo tan simple como decir ‘el chiste que me acabas de contar sobre un gay no es cómico’”, dijo el rabino David M. Horowitz, expresidente del consejo nacional de PFLAG. Dentro de su tarea de apoyo, los miembros de la organización se comunican con representantes del gobierno para impulsar cambios tales como leyes que eviten los crímenes motivados por el odio.

Emociones fuertes en Indianápolis tras la decisión de 2015 del Tribunal Supremo. (© Michael Conroy/AP Images).
Emociones fuertes en Indianápolis tras la decisión de 2015 del Tribunal Supremo. (© Michael Conroy/AP Images).

“Cuando hablamos con miembros del Congreso, logramos que cambien de parecer”, dijo Horowitz, cuya hija se identificó como lesbiana la noche antes de su graduación universitaria. El venir de un lugar con amor y familia ayuda a los miembros de PFLAG a influir en los líderes. “Es muy difícil estar enojado con una persona que ama a un hijo o hija de uno”, dice Horowitz.

La organización Campaña de Derechos Humanos (Human Rights Campaign, en inglés) tiene un largo antecedente. A partir de 1980 más de un millón y medio de miembros y partidarios han encabezado campañas para eliminar la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo y la inmigración de personas seropositivas con VIH. En 2013 la campaña acogió a sus dos primeros miembros internacionales y jóvenes activistas provenientes de fuera de Estados Unidos y que sirven como “ojos y oídos” en las comunidades de las que provienen.

Valores familiares

En un profético ensayo publicado en la revista New Republic en 1989, el escritor y bloguero conservador Andrew Sullivan pidió la igualdad en el matrimonio para las personas LGBTQI+. Sullivan argumentó que legalizar el matrimonio gay “favorecería la cohesión social, la seguridad emocional y la prudencia económica. Para decirlo brevemente, no es el rechazo a los valores familiares. Es una ampliación de esos derechos”.

“Me complace mucho ver los avances que hemos logrado”, dijo Seth Adam, exvicepresidente de Comunicaciones de GLAAD, una organización que vigila las representaciones LGBTQI+ en los medios informativos. “Este ha sido el resultado de más de 50 años del trabajo de los activistas”.

“La igualdad matrimonial es un hito, no es la línea de llegada”, agregó.

Una versión previa de este artículo fue publicada el 23 de junio de 2016

Cubanoamericano candidato al cargo de secretario de la Marina de los Estados Unidos

Carlos del Toro, nominado para dirigir la Marina de Estados Unidos.

La Casa Blanca informó en un comunicado que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tiene la intención de nominar al cubanoamericano Carlos del Toro al cargo de secretario de la Marina.

El cubanoamericano nacido en La Habana es un comandante retirado de la Marina estadounidense con casi 40 años de experiencia en seguridad nacional y operaciones navales, elaboración de presupuestos y adquisiciones, señaló la Casa Blanca.

En en el transcurso de su carrera de 22 años en la Marina de los Estados Unidos, ocupó puestos importantes como el de Asistente Ejecutivo del Director de Análisis y Evaluación de Programas en la Oficina del Secretario de Defensa; Primer oficial al mando del destructor de misiles guiados USS Bulkeley; y Asistente especial del director y subdirector de la Oficina de Gestión y Presupuesto, antes de fundar SBG Technology Solutions, Inc.

Del Toro también ha apoyado programas militares que abordan estudios estratégicos y de políticas, especialmente cuando finalizó una Maestría en Estudios de Seguridad Nacional de la Escuela de Guerra Naval y otra Maestría en Asuntos Legislativos de la Universidad George Washington.

Él emigró a los Estados Unidos con su familia en el año 1962 bajo la figura de refugiados.

Se crió en Nueva York y se educó en la escuela pública para después obtener una licenciatura en ingeniería eléctrica en la Academia Naval de los Estados Unidos en Annápolis.

Joe Biden: vamos a “vacunar al mundo”

El presidente Joe Biden.

El Presidente, Joe Biden dijo este viernes en relación con la lucha en contra del COVID-19 que Estados Unidos ostenta el liderazgo en el mundo en el esfuerzo por erradicar la pandemia.

Biden expresó que su país conoce de primera mano las tragedias de esta pandemia y que“hemos tenido más muertes en Estados Unidos que en cualquier otra parte del mundo: casi 600.000 de nuestros conciudadanos estadounidenses: madres, padres, hijos, hijas, hermanos, hermanas, abuelos”.

Agregó el demócrata que EEUU ha tenido más muertes por COVID-19 que en la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Vietnam y el 11 de septiembre juntos.

Según Biden en Estados Unidos se ha vacunado al 64 por ciento de los adultos con al menos una inyección. “Hace solo cuatro meses y medio, estábamos únicamente en el 5 por ciento con una inyección”.

Fue necesario un esfuerzo hercúleo por parte de “nuestro gobierno para gestionar uno de los mayores y, yo diría, más complicados desafíos logísticos de nuestra historia. Fue necesario el ingenio de los científicos, basado en décadas de investigación, para desarrollar una vacuna. Se necesitó toda la capacidad de las empresas estadounidenses para fabricar y distribuir vacunas las 24 horas del día.

Y como resultado, según dice Biden, “tenemos el menor número de muertes diarias desde el primer día de esta pandemia. Nuestra economía se está recuperando. Nuestro programa de vacunación ya ha salvado decenas de miles de vidas, y ese número aumenta cada día. Y ha permitido a millones, millones de estadounidenses, volver a vivir sus vidas”.

Y desde el principio de mi presidencia, hemos tenido claro que tenemos que atacar este virus también a nivel mundial. Se trata de nuestra responsabilidad, nuestra obligación humanitaria de salvar tantas vidas como podamos, y nuestra responsabilidad para con nuestros valores.

Estados Unidos ha asumido compromisos transformadores para reforzar la salud mundial; compromisos cuando era presidente Bush, como PEPFAR, que cambió la lucha mundial contra el VIH/SIDA.

Biden dijo que “nuestro programa de vacunación ha ayudado a la economía estadounidense a empezar a recuperarse de la peor crisis económica en un siglo”.

Aseguró el mandatario que igual que la economía estadounidense se está recuperando, “a todos nos interesa que la economía mundial empiece a recuperarse también. Y eso no ocurrirá a menos que consigamos controlar la pandemia en todo el mundo”.

Biden dijo que “hoy estamos dando un paso importante que potenciará la lucha mundial contra esta pandemia. Bajo mi dirección, Estados Unidos comprará 500 millones de dosis adicionales a Pfizer, la vacuna de Pfizer, que donaremos a casi 100 países de ingresos bajos y medios. Ellos serán los beneficiarios”.

“Estos 500 millones de vacunas comenzarán a enviarse en agosto, tan rápido como salgan de la línea de producción. Doscientos millones de estas dosis se entregarán este año, en 2021, y 300 millones más se entregarán en la primera mitad de 2022.

Los trabajadores estadounidenses producirán ahora vacunas para salvar vidas de personas en África, Asia, América Latina y el Caribe. “Personas que nunca conocerán y que nunca han conocido en lugares que nunca han visitado y que probablemente no tendrán la oportunidad de hacerlo, pero vidas salvadas igualmente gracias al liderazgo estadounidense y al arduo trabajo y los valores de los trabajadores estadounidenses”.

Esta contribución de Estados Unidos es la base de los esfuerzos adicionales coordinados para ayudar a “vacunar al mundo, vacunar al mundo”.

El gobierno británico, el primer ministro, ha liderado una fuerte campaña para que la gente se vacune en todo el Reino Unido, “y estoy agradecido de que hagan su propia y generosa donación”.

Mañana, los países del G7 anunciarán el alcance total de “nuestro compromiso, “nuestro”, refiriéndome al G7. Y quiero dar las gracias a todos mis socios del G7 por haber hecho el esfuerzo de reconocer nuestra responsabilidad para afrontar el momento. Espero con interés trabajar con mis homólogos en estos esfuerzos en los próximos días y mucho más”.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG